5 razones por las que la tintura de cannabis puede ser tu mejor amiga

Una tintura de cannabis es un fácil sistema para extraer los principios activos de la planta por medio de la maceración en alcohol. A diferencia de otras extracciones no requiere ningún tipo de habilidad especial, no es peligrosa, y no es costosa ya que tampoco se necesitan materiales especiales como mallas, tubos de extracción…

Extracción básica: la tintura de cannabis, también llamada Green Dragon o Dragón Verde, es posiblemente la extracción más fácil de hacer, simplemente se necesitan cogollos, alcohol y días de macerado.

Actúa rápido: administrado vía oral y sublingual, proporciona unos efectos más rápidos que los comestibles. También entregan un pico y una subida constante durante más largos períodos de tiempo.

Fácil dosificación: la administración gota a gota permiten una dosificación a medida de cada uno. Siempre comenzando por dosis bajas y esperando un tiempo prudencial para comprobar los efectos.

Fácil de llevar encima: en pequeños botes de vidrio oscuro con gotero, se pueden llevar en cualquier lugar. Las tinturas de cannabis tampoco huelen lo que huele la hierba, por lo que son más discretas.

Múltiples propiedades: obviando los efectos psicoactivos, el cannabis tiene más de 50 beneficios reconocidos, incluyendo el tratamiento de enfermedades desde muy comunes y muy raras.

Hacer una tintura de cannabis es muy sencillo, sólo se necesitan unos gramos de cogollos o restos de manicura, y cualquier bebida alcohólica como brandy, ron, vodka, whisky, orujo, ginebra…jamás se emplean alcoholes de farmacia para uso externo ya que no suelen ser aptos para uso interno.

Unos 8 gramos de hierba por cada 100ml de alcohol es una buena e importante proporción. Se trituran los cogollos, me meten en un bote, se rellena con el alcohol, cerramos, y agitamos enérgicamente. Durante un mes, iremos agitando todos los días, siempre manteniendo el bote en un lugar oscuro.

Pasado el mes, tendremos un alcohol oscuro en el que los tricomas se habrán disuelto. Queda colarlo y llenar pequeños botes con gotero que se pueden adquirir en cualquier farmacia. También se puede dejar unos días más en un bol y tapado con un paño limpio para evaporar el alcohol.

Como decíamos, la administración gota a gota permite ajustar las dosis a los efectos que se busquen. Usar según qué variedades también es interesante, los efectos de una tintura de variedades sativas son más alegres y cerebrales que los de las índicas, más narcóticas y relajantes.

  • Más Artículos
    El cannabis y los ojos rojos: ¿a qué se debe y cómo evitarlo?
    >