5 remedios caseros contra el ataque de hongos

Los hongos son siempre un peligro para cualquier cultivador de cannabis. Y si en crecimiento son peligrosos, en floración lo son mucho más. Pensemos que en la fase de crecimiento podemos tratar a una planta con cualquier tipo de fungicida. Y en el peor de los casos, si se tratase de un hongo letal como el fusarium y nos mate la planta, siempre estaremos a tiempo de comenzar un nuevo cultivo. Lógicamente conseguiremos plantas de menor tamaño, pero al menos tendremos una cosecha decente.

En cambio cuando los hongos atacan en floración, ya se deben evitar usar productos químicos, pensemos que después pueden terminar en nuestros pulmones. Y si el ataque es severo, puede hacernos incluso tirar la cosecha. Y ya será tarde para volver a intentar germinar alguna semilla o plantar un esqueje, el otoño cada vez está más cerca y las condiciones idóneas para el cultivo de cannabis disminuyen. Pero también existe la posibilidad de recurrir a remedios caseros, naturales y a su vez muy efectivos.

Caldo Bordelés

Es uno de los remedios más antiguos, inventado por los agricultores de la región de Burdeos, Francia, de ahí su nombre. Se trata de una mezcla de sulfato de cobre, hidróxido de calcio y agua. Los ingredientes no son sencillos de conseguir como los siguientes remedios, pero es un fungicida muy potente. Para su preparación, mezcla 10 gramos de sulfato de cobre y 20 gramos de hidróxido de calcio por cada litro de agua. Pulveriza ligeramente las hojas de las plantas para prevenir y combatir principalmente el mildiu y la botrytis.

Purín de ortigas

Además de ser un excelente abono con alto contenido en nitrógeno, hierro, calcio, fósforo y silicio entre otros, el purín de ortigas es también un buen fungicida. A su eficacia contra determinados hongos, se une la protección que ejerce contra mosca blanca, pulgón o araña roja. Para su preparación es necesario recolectar la ortiga antes de la floración. En 10 litros de agua macera 1 kilo de ortigas frescas durante unos 10 días, removiendo cada 2 días el macerado. Una vez filtrado, diluye de medio a un litro de este purín en 10 litros de agua y úsalo pulverizado sobre las hojas .

Cola de caballo

La cola de caballo es una plantas muy común y una gran aliada, ya que ayuda a prevenir el ataque de hongos como el mildiu, la botrytis o el oídio. Además fortalece el sistema celular de las plantas y tiene un gran contenido en nutrientes. Usa la misma elaboración que para elaborar el purín de ortiga y la misma dosis, siempre pulverizado sobre la planta y evitando hacerlo en las horas de máximo sol y altas temperaturas.

Ajo

El ajo puede tiene propiedades fungicidas, insecticidas, nematicidas y antibióticas. Es eficaz para el tratamiento y la prevención de ataques de hongos como la botrytis, el pytium o el damping off (podredumbre en semilleros). Además ahuyenta algunas plagas. Para elaborar una maceración de ajo, machaca 100 gramos de ajo y mézclalo con 10 litros de agua. El inconveniente es que a las dos semanas de haberlo preparado, ya no lo podremos usar. Siempre es preferible prepararlo en el momento en que se vaya a usar.

Ácido láctico

Como sabemos, la leche tiene un gran contenido en ácido láctico, además de aminoácidos y sales ricas en nutrientes. Para preparar éste fungicida casero, mezcla 0,8 litros de agua con 0,2 litros de leche desnatada. Añade para terminar 20 gramos de bicarbonato sódico, que además tiene un gran poder desinfectante y cicatrizante. Aplícalo directamente sobre las hojas de la planta en dosis moderadas ya que es muy fuerte. Usalo dos días seguidos, siempre evitando las horas de calor. Después úsalo cada 15 días a modo de preventivo, y cada semana en caso de ataques.

  • Tengo hongos en mi planta de marihuana las hojas se secan y mueren veo la tierra con moho ya tiene cogollos pero se está muriendo que producto cacerola le pongo

  • Más Artículos
    Austria, famosa pastelería AÏDA lanza brownie de cáñamo
    >