7 plantas que ayudarán a mantener las plagas alejadas del cultivo

Cuando se cultiva cannabis en exterior, siempre se debe tener en cuenta que es el hábitat de muchos insectos.

Araña_roja

Cuando se cultiva cannabis en exterior, siempre se debe tener en cuenta que es el hábitat de muchos insectos. La gran mayoría son inofensivos o beneficiosos para las plantas. Pero una pequeña minoría se sentirán atraídos por una variedad tan suculenta como la que cultivamos. Llega a ser muy complicado que una planta de exterior no sufra en algún momento alguno de estos ataques sin el uso de algún tipo de preventivo. Muchos de ellos como el neem o la tierra de diatomeas son productos naturales e inofensivos para nosotros o nuestras mascotas. Pero en nuestro post de hoy te proponemos una manera todavía más natural de mantener alejados a los insectos más perjudiciales, y es mediante el cultivo combinado de cannabis y plantas aromáticas.

AJO

Con ajos se puede hacer un insecticida realmente eficaz para prevenir y hasta tratar plagas de gusanos, pulgones, microácaros e incluso araña roja en sus inicios. Para ello tritura cuatro o cinco dientes de ajo hasta hacer una pasta. Añádelos en una botella junto con medio litro de agua y alcohol de farmacia. Agita con energía la botella durante unos minutos, y deja macerar unos cinco días antes de usar. También se pueden plantar próximos a las plantas de cannabis, su olor ahuyenta a determinados insectos.

AJENJO

También conocido como hierba santa o artemisa amarga. Es una planta herbácea, muy amarga y que posee propiedades importantes como digestivo contra las flatulencias y la falta de apetito. También para tratar problemas hepáticos o la artrosis entre otros. Contiene un compuesto llamado absintina que impide el crecimiento de otras plantas a su alrededor. Cuando se sitúan bordeando un cultivo, evitan el paso de pequeños insectos que pretendan alcanzar las plantas desde el suelo.

ALBAHACA

Además de ser indispnesable en la cocina italiana, sus compuestos tienen acción insecticida y repelente. Necesitas unos 200 gramos de hojas o flores de albahaca trituradas, que maceraremos en una botella con 1 litro de agua durante unos cinco días. Prevendrá el ataque de ácaros, mosca blanca, gusanos y pulgones. También resulta interesante su cultivo próximo a las plantas por su poder para atraer a todo tipo de plagas, lo que en gran medida ayudará a que no las molesten demasiado.

TOMILLO

El tomillo ya se empleaba en la antigüedad. En la Grecia antigua se usaba como planta medicinal para curar heridas. En la Edad Media se usaba además para el tratamiento del asma o la disnea. En la actualidad se continúa usando además por sus propiedades digestivas, antibióticas y antisépticas. Por la gran presencia en alcoholes y aceites esenciales, en concreto de carvacrol, resulta un buen repelente para insectos como la mosca blanca o los trips. Se pueden plantas en macetas por todo el cultivo.

TAGETE PATULA

Más conocido como clavel de moro, damasquina o flor copete, es una planta originaria de América tropical. De sus vistosas flores se extrae un compuesto que se emplea como tinte en la industria textil. También se usa por sus aceites esenciales para la fabricación de perfumes. Este aceite además tiene efectos antimicóticos para el tratamiento de la candidiasis y en el tratamiento de infecciones por hongos. Sus raíces secreatan una sustancia que inhibe el mecanismo por el cual las orugas detectan una planta, por lo que es interesante plantarlas por todo el cultivo.

BORRAJA

Se trata de una planta originaria de Egipto y Siria muy apreciada en la gastronomía. También tiene propiedades diuréticas, sudoríficas, antiestrés y emoliente de la piel. Sus flores son de color azul y poseen una elevada toxicidad que funcionan como repelente de orugas, por lo que se puede cultivar cerca de nuestras plantas de cannabis. Florece en invierno y sirve de cobijo para numerosos insectos como mariquitas o avispitas.

MANZANILLA

La manzanilla o camomila es una hierba perenne originaria de Europa. Con sus flores se hacen infusiones que poseen propiedades digestivas. También se emplea como calmante, para tratar el insomnio y el estrés, y como antiinflmatorio de uso externo. En los cultivos equilibra y mejora la fermentación del abono o compost, facilitando a otras plantas la absorción de nutrientes. Como insecticida es útil contra plagas de pulgón. Para ello maceta las plantas enteras con agua durante cinco-siete días.

Más Artículos
7 variedades muy fáciles de cultivar
>