Buscar

Chile - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 112 vistas

El avance del cannabis medicinal está posicionando a las empresas dedicadas al cultivo, extracción y comercialización de productos en el comercio mundial. El crecimiento es tal que la bolsa de Canadá, país en el que tienen sede los principales gigantes de la industria, ha visto movimientos pocas veces registrados.

La legalización del cannabis trae consigo un negocio millonario, del que nadie quiere quedar fuera. Solo en Estados Unidos podría alcanzar los 80.000 millones de dólares para 2030.

América Latina, la tierra prometida para todo tipo de cultivos, también quiere ser parte de este comercio, a pesar de que las regulaciones impuestas en la mayoría de las naciones aún siguen siendo restrictivas. Uno de los países que se está dando cuenta de la oportunidad es Chile, quien no es ajeno a esta realidad desde que existen la Fundación Daya y Mamá Cultiva, organizaciones que trabajan con pacientes. Ahora, el angosto país del Cono Sur comienza a recibir a varias empresas que ya están aterrizando en el país.

En enero se hizo oficial la llegada de la tercera firma canadiense a Chile. Se trata de Khiron, quien debutó en el país para competir en el mercado medicinal, procurando un aterrizaje seguro al asociarse con Dayacann, titular de la primera licencia de cultivo de marihuana medicinal en el país, y con la Fundación Daya, principal promotor del uso de tratamientos alternativos a base de cannabis.

Se trata del más reciente movimiento en la industria local, que desde el segundo semestre del año pasado se transformó en terreno fértil para los líderes del mercado mundial, los canadienses. La primera en llegar fue el más grande del mundo en el rubro, Canopy Growth, que en agosto se instaló con su filial Spectrum Cannabis Chile y una inversión de 10 millones de dólares, según informó Pulso.

Cifras significativas para el naciente mercado legal de marihuana en Chile, el cual se desarrolló con un pujante mercado global como telón de fondo. En Canadá, tanto el consumo medicinal como el recreativo, que se legalizó el año pasado llevando incluso a periodos de escasez, se traducirá en ventas por 4.340 millones de dólares en 2019, según estimaciones de Deloitte.

Pero este año los focos de la industria verde estarán puestos en Estados Unidos, donde el mercado de cannabis totalizará más de 50.000 millones este año, de acuerdo a la consultora Cowen, que además elevó sus pronósticos para 2030 desde 75.000 millones a 80.000 millones de dólares.

Chile y las oportunidades que brinda la escena local

Aunque en Chile el mercado no experimenta la euforia de América del Norte, la llegada de grandes corporaciones da cuenta de las oportunidades que brinda la escena local.

Khiron apuesta por conseguir en los próximos 45 días las autorizaciones para su funcionamiento en el país. Y formar así un equipo de 10 personas con el que empezar a vender sus productos a más tardar en 2020. “No queremos simplemente entrar con contratos de distribución. Esperamos que en el corto plazo se consiga la autorización que le permita a este mercado autoabastecerse de la materia prima para el desarrollo de medicamentos”, comentó al portal Pura Noticia desde Colombia el vicepresidente de regulaciones de la compañía, Juan Diego Álvarez.

Las ambiciones de Chile podrían ir más allá del autoabastecimiento. En la Fundación Daya -que junto a Dayacann trabajan con Knop para producir Cannabiol-, su director de planificación, Nicolás Dormal, asegura que “tenemos que avanzar hacia la exportación. Tiene un clima idóneo en la zona central para producir, con muchas horas de luz en el verano que ofrecen costos de producción mucho más bajos en relación a Estados Unidos o Canadá”. Y alienta: “Chile tiene el potencial para ser líder mundial tanto de la materia prima como de productos terminados”

Por Rama

0 209 vistas

El consumo de cannabis en el trabajo o empleo es un secreto a voces para muchas personas. La propia alienación que genera realizar una misma tarea, en un mismo sitio, cinco días a la semana (en el mejor de los casos) sólo parece soportable con un cigarro de marihuana. Por lo menos así sucede en casi todos los ámbitos laborales. Incluso en el tuyo, contigo, o con quien tienes en este momento a tu lado.

Ocurre en Chile, donde un estudio reciente dio cuenta de que el consumo de droga entre los trabajadores de ese país aumentó en los últimos años. La sexta edición de la investigación “¿Tu empresa da positivo?” indicó que la droga que presentó mayor presencia entre los trabajadores fue la marihuana con un 50%.

De acuerdo con el escrito, el consumo de drogas entre los trabajadores de Chile aumentó de un 14,9% a un 20,4%. Entre las sustancias más consumidas se encuentra la marihuana con un 50%, seguida de la cocaína con un 22,41%.

“No obstante, si uno analiza las cifras, año tras año, principalmente el consumo que ha subido es el de la marihuana. Esto tiene mucha relación con los estudios poblacionales de Senda, cuando uno ve aumento de consumo de marihuana en adolescentes, por ejemplo. Este aumento se refleja en la sociedad y en el trabajo”, sostuvo al periódico El Mostrador Patricio Labalut, gerente general de Global Partners, empresa que llevó a cabo la investigación.

Labalut indica que también faltan medidas para disminuir el consumo de drogas en los espacios de trabajo puesto que éste puede generar accidentes laborales que se pueden evitar con una prevención adecuada.

“En muchos países de Latinoamérica se están haciendo cosas para disminuir estos factores de riesgo. En Brasil, por ejemplo, está exigiendo un testeo de pelo en conductores profesionales, mientras que en nuestro país, solo firmamos una declaración de no consumo de drogas para obtener o renovar una licencia profesional”, argumentó Labalut, uno de los que disfruta de la monotonía.

Cannabis para el relax

En México también sucede. Incluso algunos albañiles de la región de Victoria admitieron fumar marihuana para el ‘relax’ o para aguantar la jornada. El secretario general de la Unión de Obreros en el Ramo de la  Construcción, Lorenzo Balderas Castillo consideró que legalizar la marihuana no beneficia ni perjudica a los albañiles.

No obstante, comentó que se trata de un tema delicado del que no se debería opinar a la ligera, y aunque admitió que algunos albañiles sí la fuman durante su jornada laboral eso no significa que se esté a favor de esa propuesta que impulsan muchos diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y que ya tiene un proyecto de ley que espera ser debatido en el Congreso.

El sindicalista dijo que entre los  trabajadores de la industria de la construcción hay obreros que  acostumbran fumarse un cigarrillo de marihuana, pero dicen que lo hacen para relajarse o para aguantar la jornada laboral, y es gente que seguirá con esa costumbre legalicen o no la marihuana.

“Todos sabemos que algunos la pueden fumar, como fuman un cigarro, pero yo no veo que eso sea una adicción sino una costumbre”, puntualizó, y dijo que las autoridades tendrían que poner atención a que los menores no tengan al alcance esa droga, en el caso de que se apruebe su uso lúdico.

“Yo pienso que ese sería el riesgo, de que llegue a manos de los que ahora no la tienen a su alcance, por eso es importante el tema de los menores de edad porque a lo mejor ellos ahora están bien, pero no sé qué pasaría si estuviera disponible y a su alcance”, finalizó.

Por Rama

1 78 vistas

La coyuntura política chilena con respecto a la marihuana no da pasos sino zancadas. Y cada vez que la militancia se reúne se suceden hechos significativos. Días atrás, la Fundación Daya presentó el libro “Relatos de pacientes usuarios del cannabis medicinal”, un compendio con las historias de las madres y los niños que emplean aceite de cannabis, aún en la ilegalidad. El evento sirvió para reclamar por la legalidad de los cultivadores solidarios, principal eslabón del cannabis medicinal. Este lunes, el Senado inició la tramitación para la despenalización del uso medicinal de la marihuana.

A la sesión asistieron las fundaciones Mamá Cultiva y Daya, además del ministro de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, quien se declaró a favor del proyecto de ley que se está tramitando. La iniciativa, que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados, permite el autocultivo de la planta, para que sea usada de manera medicinal con el fin de tratar enfermedades crónicas.

La sesión duró algunas horas y la iniciativa no fue votada este lunes, pero el presidente de la comisión de Salud del Senado, Guido Girardi, afirmó que espera que el debate quede zanjado durante este mes para que luego el proyecto pase a la Sala de la Cámara Alta. Y señaló: “es importante que quede claro que no es un proyecto para legislar por la cannabis recreacional, es sólo para el tema de la cannabis como uso terapéutico, como uso médico”.

Otra de las esquirlas del encuentro organizado por la Fundación Daya  fue la declaración de uno de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de Chile, Lamberto Cisternas, quien horas antes de la sesión del Senado -en la que participó- opinó que “tenemos una tendencia a criminalizar las cosas y eso no es bueno para la comunidad”.

Cisternas fue invitado por la Comisión de Salud del Senado a exponer su postura como juez sobre la modificación al Código Sanitario que -de transformarse en la Ley de Cultivo Seguro- permitirá a pacientes de diversas enfermedades tener plantas de cannabis en su casa sin ser perseguidos por la fiscalía.

El magistrado apoya la iniciativa con fines terapéuticos, “si alguien quiere seguir una línea de medicina alternativa y tomar algún producto que sea beneficioso, con algún respaldo, por supuesto, de tipo médico o de experiencia, yo creo que debe permitírsele hacerlo”.

Acá el gran punto es que la Ley 20.000 sanciona el tráfico y, en ese sentido, “nosotros como jueces tenemos que generarnos la convicción de que esa persona lo que pretende al cultivar es traficar, pero cuando nos enfrentamos a casos donde queda claro que el propósito es terapéutico, nosotros hemos anulado esas condenas. En esos casos, ha sido claro que se trataba de un consumo personal o con fines medicinales que no caen en el tipo penal que nosotros debemos sancionar”, agregó.

Certificación médica con requisitos

“Lo que ahora pretende el proyecto de ley es que la persona pueda estar premunida con una certificación médica, con ciertos requisitos que le permitan acreditar ante la policía, el Ministerio Público y el tribunal que su consumo obedece a una prescripción del tipo médico”, adelantó.

“La cannabis, a lo menos, tomada como una medicina de la experiencia produce el resultado de que hay ciertas personas que les ha ido bien, que han aminorado sus dolores, sin recurrir a otras drogas que siendo medicinales son mucho más duras, provocan acostumbramiento y son mucho más caras”, recalcó.

Y finalizó: “En alguna medida pareciera que el Estado confiara poco en la capacidad de decisión de las personas y tenemos una cierta tendencia a criminalizar las cosas y de penalizarlas en demasía, y me parece que eso no es bueno para la comunidad. Hay cosas que no se solucionan sancionando”.

Por Rama

0 112 vistas

La Fundación Daya presentó este jueves un libro muy esperado, en el que se recogen las historias que dan cuerpo a la organización y, por que no, al elemento más fuerte de la militancia cannábica chilena: las madres de los niños con epilepsia que iniciaron un reclamo que se expandió por toda América. La otra pata fuerte, siempre invisible, es la de los cultivadores, hacedores de la sustancia que amalgama el pedido de justicia.

En la presentación del libro “Relatos de pacientes usuarios del cannabis medicinal” los usuarios de cannabis medicinal reclamaron “seguridad y dignidad” en el cultivo personal de marihuana, una técnica permitida en Chile pero que no goza de protección legal total, ya que puede ser incautada por la Policía a pesar de disponer de una receta médica que autorice su uso.

En ese contexto, Ana María Gazmuri, fundadora y directora de Daya, recordó que el próximo 7 de enero el Senado iniciará el debate sobre la reforma del Código Sanitario para garantizar un “autocultivo seguro”. 

“El uso médico del cannabis les ha permitido (a los enfermos) mejorar su calidad de vida, pero aún falta que puedan transitar este proceso con dignidad y seguridad. Por eso urge la aprobación de esta ley para que miles de pacientes que en la actualidad emplean esta planta dejen de temer ser criminalizados”, afirmó Gazmuri. La reforma pretende reconocer a la prescripción médica “como autorización suficiente que evite la incautación de las plantas de marihuana en caso de recibir una denuncia”, según explicó Gazmuri.

La norma, conocida como Ley de Cultivo Seguro, espera la aprobación de la cámara alta, tras ser aprobada por la Cámara de Diputados con 121 votos a favor y solo seis en contra -de un total de 155 miembros- en mayo del año pasado.

“No se trata de la puerta de entrada a la legalización de la marihuana, como algunos pretenden hacer creer, sino de entregar dignidad a los usuarios de cannabis medicinal que hoy corren el riesgo de que sus plantas sean incautadas, interrumpiendo sus tratamientos y afectando severamente su bienestar”, explicó Gazmuri.

Mamá Cultiva, prioridad los niños enfermos

Paulina Bobadilla, fundadora de Mamá Cultiva, una asociación de madres con hijos enfermos que recurren al cannabis para tratarlos y que también se expandió a Argentina, afirmó que “todos los pacientes que recurren a esta planta no encuentran respuesta en la medicina tradicional”. La mujer recordó que a la primera puerta a la que tocó fue “la sociedad médica”, pero que esta “solo quiere seguir con su modelo de negocio”.

“Sus tiempos (en la industria médica) son eternos, nuestro dolor es ahora”, agregó Bobadilla, quien también defendió la aprobación de la Ley de Cultivo Seguro. “En cada crisis piensas que tu hijo se irá, y además de este dolor tenemos que estar pendientes de que no nos denuncien o de que no nos incauten las plantas, que nos aportan bienestar. Hemos pasado de ser solo cuidadoras a ser madres otra vez”, añadió.

Con referencia al libro, Gazmuri resumió: “Tiene la finalidad de sacar a la luz la realidad de miles y miles de pacientes en Chile. Solo en la Fundación Daya se atienden a 25.000 personas y hoy en día el autocultivo, que se lleva a cabo desde hace 5 años y medio, es una práctica extendida que cuenta con un acompañamiento médico y excelentes resultados”.

Por Rama

0 656 vistas

Casi todos los procesos liberadores en el planeta cannábico han necesitado antes un proceso de normalización. Como ocurre con todos los procesos en la política, nadie alza su mano antes de estar convencido. Y, a la inversa, aquellos intentos que no terminan de concretarse, o quedan en el camino, se dan por la falta de apoyo social que el tema exige, aunque se trate del uso medicinal.

En Chile hay numerosas variables que hacen pensar en un final feliz. A saber: el aumento del consumo y la prevalencia y la caída de la percepción de riesgo, son algunos de los factores presentes tanto en Latinoamérica, como en Chile. Los estudios que ha realizado el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) y también el Instituto Nacional de la Juventud, (Injuv), establecen que los patrones de consumo han aumentado.

Esto originó que la sociedad haya cambiado su mirada respecto al cannabis, lo que implica que los usuarios ya no creen que la marihuana es dañina para sus cuerpos, y frente a países del propio continente donde ya está legalizada, se plantea la necesidad de revaluar la ley que la prohíbe.

Chile no prohíbe el consumo de cannabis, pero sí tiene penalizado su cultivo y el tráfico; un panorama similar al que reinaba en Uruguay antes de la ley sancionada en 2013. Sin embargo, la estadística de condenados por delitos relacionados con drogas entre 2010 y 2014 se reduce casi un 23%.

La sociedad civil ha hecho su parte: diversas organizaciones pro cannabis plantearon un proyecto de ley que se conoció como Ley Cultiva Seguro. El fin de la iniciativa es permitirle a los usuarios terapéuticos cultivar marihuana para complementar sus tratamientos. La norma, de tratarse o no, es un fiel reflejo de lo que indica el titular de este artículo: que la sociedad chilena comenzó a educarse sobre el tema y a considerar la posibilidad de legislar en favor de la marihuana. Sin lugar a dudas, el trabajo realizado por Mamá Cultiva ha sido un faro para muchas personas.

“No me causa problemas”

El último estudio de Senda muestra “un aumento en el consumo de marihuana en ambas poblaciones (general y escolar), y una disminución en la percepción del riesgo en ambas”, según señaló José Marín, jefe de estudios del organismo. Según ese relevamiento, un 28,6% de la población consume marihuana, aunque cabe destacar que estos mismos estudios ven alterados sus resultados una vez que el uso se hace legal y los consumidores pierden la vergüenza o el temor de reconocerse cannábicos.

“Hay un aumento del porcentaje de la población tanto en el ámbito escolar como en el adulto, que cree que la marihuana no es dañina y dicen ‘no me causa problemas con la familia, ni en el colegio y tampoco en el tabajo”, señala Marín, quien aporta, además, una variable de clase: “nosotros decimos que la droga genera desigualdad, si bien se consume parejo entre todos los grupos sociales, hay un mayor daño en el nivel socioeconómico más bajo”.

Habrá que ver que pasa durante 2019.

Por Rama

0 74 vistas

El diputado del Partido Liberal (PL) de Chile, Vlado Mirosevic, hace cuatro años que pide la redención de la planta de cannabis para “quitar el negocio al crimen organizado”. Sin embargo, el proyecto de ley que presentó en el congreso de su país ha dormido cuatro años en un cajón de la Comisión de Salud de la Cámara. Una polémica declaración de un comandante en jefe del Ejército, quién aseguró que hay oficiales que compran armas por la vía legal y después las dan por perdidas para venderlas a grupos de narcotraficantes ha reanimado el debate.

En una entrevista concedida al programa Marca Registrada, el cabildero señaló los ejes para la despenalización de la marihuana que pretende para su país. Vlado Mirosevic dijo que “esta noticia le da la posibilidad al proyecto de ser reimpulsado porque en el período pasado no tuvimos consenso político para avanzar en algo central: quitarle el negocio a los narcotraficantes y al crimen organizado“.

Consultado sobre las connivencias entre las agencias de seguridad y el crimen organizado, el legislador recordó el caso de un cargamento de cocaína que fue encontrado en un container del Ejército enviado a Suiza.

“Mientras haya prohibicionismo hay un mercado negro, y frente al mercado negro lo que hay es crimen organizado, pero el crimen organizado no está solo, requiere de complicidad y de protección institucional”, afirmó, y agregó que “la democracia está en juego cuando un negocio ilegal como la venta de drogas llega a ser tan poderoso que es capaz de comprar a cualquiera”.

El diputado explicó que disponen de dos opciones: despenalizar el autocultivo y establecer un monopolio del Estado, como se aplicó en el caso de Uruguay. “Presentamos la primera propuesta, pero estamos abiertos”, aclaró.

Además, hizo énfasis en que regular un mercado que hoy es ilegal “te permite establecer restricciones desde el punto de vista de la salud pública”, considerando que hoy no se tiene conocimiento sobre qué están consumiendo realmente los consumidores de marihuana.

“En distintas poblaciones de Chile lo que escucho es un tremendo temor y preocupación por la venta de drogas. El narcotráfico está íntimamente ligado con que esto se trate de un mercado negro y con la política de prohibición, y la verdad es que no hay ningún país en el mundo en que la prohibición haya sido un éxito”, remarcó en Radio Cooperativa.

La guerra contra las drogas ha sido ineficaz

El parlamentarista citó el ejemplo de Estados Unidos, que “emplea recursos multimillonarios en su guerra contra las drogas y, sin embargo, el consumo sigue aumentando, la venta sigue aumentando y la violencia sigue aumentando”.

“No es invento nuestro. Todo indicaría, según expertos, economistas y muchos ex presidentes del mundo, de izquierda y derecha, que pareciera ser que la mejor manera es regular este mercado”, señaló.

El legislador que integra el Frente Amplio valoró la iniciativa paralela que busca despenalizar solo el uso medicinal de la sustancia, pero indicó que, “si bien es un avance, no se hace cargo todavía de la principal preocupación, que es cómo combatir el narcotráfico”.

Por Rama

0 161 vistas

Chile, tal vez el país donde mejor se cultiva en el Cono Sur de América, busca reinstalar en la agenda la discusión en torno a la despenalización del cannabis. La semilla está plantada desde 2014, con un proyecto de ley presentado por el diputado liberal Vlado Mirosevic que ahora fue apoyado por otros 18 cabilderos de la oposición al gobierno de Sebastián Piñera. Cabe recordar que Chile fue el primer país de la región en desarrollar un cultivo estatal con fines medicinales en la comuna de La Florida, en Santiago.

La declaración en apoyo a la iniciativa del Partido Liberal, que hoy duerme en la Comisión de Salud de la Cámara, surgió tras los dichos de un comandante en jefe del Ejército, llamado Ricardo Martínez, quien aseguró que hay oficiales que compran armas por la vía legal y después las dan por perdidas para venderlas a grupos de narcotraficantes.

“Hoy nos mueve un sentido de urgencia a propósito de las últimas declaraciones conocidas por la opinión pública en relación a la venta de armamento de guerra del Ejército de Chile hacia bandas criminales asociadas al narcotráfico. Esto es un reflejo más del resultado de una política de prohibicionismo total, el cual ayuda a generar un mercado negro que para su funcionamiento requiere también bandas de microtraficantes, dominio territorial, corrupción y una eventual penetración en instituciones y otros efectos colaterales, sobre todo en barrios y poblaciones”, dice el documento firmad por los diputados.

Entre los firmantes se encuentran legisladores de casi todos los partidos de la oposición: Mirosevic, Tucapel Jiménez (PPD), Giorgio Jackson (RD), Miguel Crispi (RD), Carlos Abel Jarpa (PR), Víctor Torres (DC), Marcela Hernando (PR), Gabriel Boric (MA), Marcelo Schilling (PS), Tomás Hirsch (PH), Alejandro Bernales (PL), Pablo Vidal (RD), Catalina Pérez (RD), Claudia Mix (Poder), Gonzalo Winter (MA), Raúl Florcita Alarcón (PH), Natalia Castillo (RD) y el senador frenteamplista Juan Ignacio Latorre (RD).

“Frente al fracaso rotundo y evidente de esta política prohibicionista, el Estado y la sociedad en su conjunto son quienes realmente quieren disminuir las consecuencias del microtráfico. Mientras exista prohibición, habrá mercado negro, y mientras haya mercado negro, habrá criminalidad organizada, y mientras haya criminalidad organizada, habrá corrupción institucional”, dice el escrito.

Autocultivo contra el narcotráfico

Además de apoyar el proyecto de Mirosevic, los legisladores declararon que, a través del autocultivo, “rompemos la cadena de un mercado que hace tremendamente ricos y tremendamente poderosos a los narcotraficantes”. Además, se sustenta en el principio de “reconocer libertades y derechos fundamentales a aquel que siendo consumidor no puede ser entendido como un delincuente”.

Entre los impulsores de la idea recordaron que quien ha liderado también esta agenda durante años anteriores es el expresidente Ricardo Lagos, el que ya en 2014 se manifestó a favor de “legalizar todas las drogas” como medida para disminuir el narcotráfico, la criminalidad y la violencia. Luego de esas declaraciones, el exmandatario se declaró a favor de legalizar la marihuana con fines recreacionales, aduciendo que podía llegar a ser tan adictiva como el alcohol y el cigarrillo. Incluso, puntualizó que se debe tratar al adicto como un enfermo y se le debe proveer de drogas, si no, este puede llegar a cometer crímenes para conseguirla.

Por Rama

0 165 vistas

La exposición de cannabis más importante del Cono Sur americano vuelve a abrir sus puertas a partir de este viernes. Expoweed 2018 vuelve al parque O’Higgins de la capital chilena con sus stands y charlas, mientras que Joe Vanconcellos y Villa Cariño le pondrán ritmo a la cita. El evento se realiza pocos días después que un estudio demostrara que el consumo de marihuana en trabajadores chilenos se triplicó en dos años y que el consumo de drogas en general trepó de 10 a 14%.

La feria durará hasta el domingo 2 de diciembre y contará con más de 100 puestos donde los asistentes pueden encontrar todo lo necesario para cultivar en su casa, publicaciones relacionadas con el tema y hasta productos de cosmética y belleza natural.

El viernes, a las 7 PM, será el turno del trap de Drefquila, mientras que el sábado será bien bailable con las cumbias de Guachupé (cerca de las 6 PM) y Villa Cariño (7 PM, aproximadamente). El domingo cerrarán la feria dos consagrados: Quique Neira (cerca de las 6 PM) y Joe Vasconcellos (alrededor de las 7 PM).

Desde hace una semana, la revista Cáñamo de Chile, organizadora de la Expoweed regala por correo entradas para acceder a la tradicional feria que el año pasado tuvo 20.000 visitantes. El ticket en el lugar costará desde 11.000 pesos chilenos (unos 14 euros). El espacio llamado La Cúpula será el escenario del “Cáñamo forum”, un espacio de conversación con charlas y debates, como el que sostendrán el domingo, a eso de las 4 PM, los diputados Vlado Mirosevic y Marisela Santibáñez sobre la regulación de la cannabis en Chile.

Como siempre, la oferta se completa con una zona con food trucks, en el sector poniente de la feria, con hamburguesas, chorrillanas y helados artesanales, entre otras cosas para comer. También habrá una zona especial donde los niños podrán quedarse, jugar y dibujar guiados por monitores.

Estudio

El Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) de Chile estableció a través de un estudio que el consumo de cannabis en el país se ha triplicado, especialmente en la población masculina entre 18 y 34 años, segmento que incluye a un importante porcentaje de personas activas laboralmente.

A esto se suma lo revelado en el estudio Global Partners, que indica que el consumo de drogas en trabajadores pasó de 10% a 14,9% en dos años. Según informa El Mercurio, esta tendencia al alza se debe a factores como la normalización del consumo, el aumento de la oferta y la baja percepción de riesgo.

En los testeos periódicos a los trabajadores, “el doping positivo se ha incrementado a lo menos tres veces”, aseguró el psiquiatra Rolando Chandía, académico de la Universidad de Chile y director de la Clínica Alfa Adicciones.

El profesional advirtió que en las campañas de prevención de consumo de marihuana “se ha dejado de lado lo que ocurre en el ámbito laboral, con todas las consecuencias que ello implica”, agregando que “la normalización del consumo está presente entre los trabajadores.

Por Rama

2 164 vistas

El desarrollo del cannabis medicinal en Chile tiene un nombre propio, el de la Fundación Daya. La institución fundada por Ana María Gazmuri fue la impulsora del primer cultivo medicinal público, que se realiza en la comuna de La Florida, en Santiago, desde 2015. Desde el 9 de noviembre, la fundación también cuenta con el primer centro médico familiar y cannábico del país, ubicado en la comuna de Quilpué, en la región de Valparaíso.

El establecimiento atiende integralmente a pacientes aquejados de múltiples enfermedades, tratándolos con medicamentos basados en la planta y cuenta con ocho especialistas en terapias alternativas que fueron capacitados por Daya. La formación corrió por parte del doctor Carlos Valenzuela, miembro del Comité Médico-Científico de Fundación Daya, y quien se encuentra acreditado por The Medical Cannabis Institute, de Estados Unidos.

“Básicamente fueron dos meses en que observaron y atendieron monitoreados por nosotros, para luego ya en marzo empezar a trabajar autónomamente”, comentó Valenzuela, quien sostuvo que “fuimos capacitando sobre la visión y misión de la organización, además de la metodología que utilizamos con nuestros pacientes”. “Estamos muy emocionados como Daya Quilpué en tener estos ocho nuevos colaboradores. En el camino se ha ido sumando mucha gente con ganas de colaborar, y tener este grupo es un paso gigante”, agregó.

Fernanda Pérez, enfermera de Fundación Daya Quilpué, aseguró que la apertura del centro médico “es relevante para la salud chilena, ya que implica un avance legal y reconocimiento de la medicina cannábica en el país”. El principal desafío del centro será “promover una salud con una mirada más compasiva que la tradicional, integral y comunitaria”, según Valenzuela.

“Con esto que ha realizado Fundación Daya Quilpué se demuestra el gran trabajo que están haciendo. Con esto se ven los frutos del compromiso, dedicación y amor con que se han entregado a esta misión. Agradecemos a todo el equipo de Quilpué por su constante trabajo para entregar alivio y alegría a tantos que lo necesitan”, comentó por su parte la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri.

La asesoría a los pacientes contempla los siguientes pasos:

  • A) Evaluación clínica del paciente y de susceptibilidad de realizar terapia cannábica.
  • B) Educación integral sobre propiedades medicinales de la cannabis, sobre las características de la planta y el contexto chileno.
  • C) Asesoría y talleres para elaboración de la medicina por el propio paciente, desde la etapa de cultivo y la elaboración de preparados en base a cannabis.
  • D) Prescripción médica, dosificación y monitorización de terapia.
  • E) Acompañamiento permanente al paciente y sus familias con talleres y visitas a domicilio.

Fundación Daya comenzó a funcionar en 2015 y desde ese momento ha atendido a más de 2000 pacientes a los que no sólo se los diagnostica sino que también se los trata médicamente, se les instruye en la mejor forma de cultivar las plantas para fabricar sus propias medicinas, tanto en formato de aceites, tinturas, ungüentos o inhalación mediante vaporización. Además, dice presente en todas las convocatorias sobre cannabis medicinal que se realizan en Chile y trabaja en conjunto con la Universidad de Valparaíso, la Farmacopea chilena y Knop Laboratorios.

Por Rama

0 103 vistas

“Es mejor que las benzodiazepinas, que pueden ser eficaces pero son muy adictivas y es muy difícil quitárselas a los pacientes.”

La reciente visita de Ethan Russo, quien fuera integrante del staff de GW Pharmaceuticals, a Chile podría resultar más que provechosa para el laboratorio que elabora el fármaco a base de CBD Epidiolex. El neurólogo, que también participó en la creación del Sativex, fue uno de los oradores del seminario que en octubre organizó la Fundación Daya y allí precisó más detalles acerca de la droga que sirve paras tratar convulsiones de la epilepsia en casos críticos.

Según el científico, Epidolex tiene menos efectos colaterales que otras drogas, “aunque no se ha probado en casos menos severos de epilepsia”. “Es mejor que las benzodiazepinas, que pueden ser eficaces pero son muy adictivas y es muy difícil quitárselas a los pacientes. Habitualmente deben hacerlo incrementando sus dosis, sin ellas no pueden dormir y si ya se acabó la razón por la que estaban ansiosos, igual siguen necesitándolas“, agregó y destacó que los cannabinoides son efectivos para tratar la ansiedad.

Son numerosos los estudios que avalan la eficacia del Epidiolex y es por ello que Chile, un país donde ya había ingresado el Sativex, pero que también tiene una pelea muy fuerte por el desarrollo de la medicina en su modo natural, comenzaría a recibir en pocas semanas un producto similar.

Así lo confirmó Ana María Gazmuri, directora ejecutiva de Fundación Daya, quien además especificó que los nuevos productos tendrán diferentes concentraciones de CBD y THC, equivalentes al Epidolex.

Por Rama

0 119 vistas

Apunten esta fecha: viernes 30 noviembre de 2018. Es el día que el rap freestyle y el sector cannábico se unen como pareja de hecho, para compartir experiencias durante muchos años y apoyarse mutuamente, en lo bueno y en lo malo.

La ceremonia tendrá lugar en Expoweed Chile, en Santiago, la feria cannábica más importante de latinoamérica, en la que se va a desarrollar la final nacional chilena del campeonato internacional de rap freestyle 420 Backyard Battle.

Al banquete están invitados varios de los mejores freestylers de Chile, ganadores todos ellos de las competiciones más importantes como Red Bull o Batalla de Maestros: Pepe Grillo, Stigma, Drose, Tom Crowley, Acertijo o Adesong. Es posible que no te suenen de nada, y también es posible que no dejes de oírlos a partir de ahora. La calidad y talento de estos y otros artistas de su mismo nivel y lo atractivas que son sus intervenciones, está originando que las grandes masas se interesen por una actividad callejera y underground, que parecía destinada a grupos muy reducidos.

Poco a poco empezamos a ver marcas y eventos, que se animan a programar batallas de freestyle y hacen apuestas como la que están haciendo Expoweed y 420 Backyard Battle, que suman fuerzas para crear una propuesta cultural que une a dos sectores con mucho en común y con mucho que aportarse mutuamente. La repercusión de esta feria y la calidad de la competición, va a dar como resultado una relación con un futuro muy prometedor. Estamos seguros de que va a haber un antes y un después de esta fecha.

El menú estará compuesto por suculentas batallas cocinadas a fuego lento, en las que los freestylers tendrán que rapear a partir de temáticas cannábicas. Los entrantes serán ingeniosas improvisaciones y selectas puestas en escena. De primer plato no puede faltar la creatividad y mucho “flow”, acompañado de poesía urbana y exquisitas metáforas envenenadas sutilmente. Como plato principal tendremos hip hop y altas dosis de ingenio. De postre nos deleitarán con la magia de sus métricas y recursos lingüísticos, reservados para las grandes citas.

El ganador tendrá como premio viajar a Madrid el 20 de abril (día internacional de la marihuana), para competir con los ganadores de México y España respectivamente, en la final internacional del evento.

La competición, creada por 420 Backyard, reunió el año pasado a más de 750 freestylers de España y para esta segunda edición han tirado la casa por la ventana y han incluido Chile y México como países invitados. Es muy probable que añadan más países a su competición y que en un futuro próximo veamos una relación muy sólida y constructiva para todas las partes.

Por nuestra parte solo podemos desearles lo mejor. ¡Su propuesta nos encanta!

¡Vivan los novios!

Canal Youtube 420 Backyard

https://www.youtube.com/c/420backyard

Perfil de Instagram

https://www.instagram.com/420backyardbattle

0 233 vistas

En Indonesia las fuertes leyes antidrogas pueden dar con un ciudadano chileno en prisión por la posesión de unas semillas de cannabis.

El 12 de Julio, en la terminal del indonesio aeropuerto internacional de I Gusti Ngurah Rai, un chileno procedente del aeropuerto de Kuala Lumpur de 34 años de edad, fue detenido por portar 5 de semillas de cannabis.

Cuando el equipaje del ciudadano chileno fue radiografiado, se encontró un paquete de semillas de cannabis que adquirió en Amsterdam.

“El trabaja como arquitecto y viajero. Cuando el funcionario de aduanas examinó su bolsa naranja, encontraron un paquete de la marca “The Bulldog Seeds” y habían cinco semillas en él con un peso de tres gramos y un folleto llamado Blueberry 240” dijo el funcionario Syarif.

Syarif estima que cada semilla puede producir 50 gramos por lo que las semillas podrían dar un total de 250 gramos y “que podrían ser consumidas por 1.000 personas si un gramo lo consumen cuatro” conjeturó el funcionario.

El ciudadano chileno dijo que las semillas se debían haber enviado desde Amsterdam a un amigo, pero se le olvidó hacer el envío. Ahora podría enfrentarse a una pena de 5 a 15 años de prisión por las fuertes leyes antidrogas que rigen en este país asiático.

Las personas que viajen a ciertos destinos deben tener en cuenta, que lo que en unos países puede pasar casi desapercibido para las autoridades, en otros sin en cambio, pueden ser motivo de fuertes penas. Informarse correctamente de las leyes que rigen en esta materia en los países donde se piensa viajar es un muy buen consejo para no tener luego que lamentarse.

0 315 vistas
Foto: revista Cáñamo Chile

El actor chileno protagonista de la teleserie “Perdona Nuestros Pecados” es entrevistado por la revista Cáñamo Chile y opina sobre las drogas legales e ilegales en su país.

“Si yo pago por mi salud, por mi educación, pago por transitar por las carreteras.  Si este país está convertido en un mall, yo en esas condiciones debería tener derecho a usar marihuana”, dice. El actor se encuentra en uno de sus mejores momentos profesionales gracias a la teleserie “Perdona Nuestros Pecados” en la que es el protagonista encarnando al alcalde Ernesto Möller.

La revista Cáñamo en su edición chilena entrevista César Caillet sobre su opinión sobre legalizar la marihuana y el roll del Estado en temas como la salud de la población.

El actor y también abogado, cree que hay que avanzar más sobre el tema de la legalización del cannabis en Chile y además ampliarlo a otras sustancias actualmente ilegales.

“Yo en general soy de aprobar todas las drogas. Pero tampoco quiero que se malentienda. Si hay un weon vendiendo pitos a menores se debe ir preso. Yo estoy hablando de consumos de personas adultas. El alcohol, el café, el azúcar también son drogas. Pero el papá Estado se ha puesto de acuerdo que esas drogas sí se pueden consumir legalmente. Todos tenemos un tío Lucho que se toma unos copetes y que para algún matrimonio se pone chistoso. Eso a nadie le sorprende, nadie lo cuestiona. Sin embargo, si alguien en esa misma fiesta se fuma un pito, a esa persona se le cuestiona.  Es más. Nunca he visto en los noticieros que alguien que consume marihuana mata de cinco hachazos en la cabeza a su mujer. En cambio, con el consumo de alcohol si sucede eso“.

El actor que probó por primera vez la hierba a los treinta años después de un parón profesional y, a la espera de comenzar a seguir trabajando en televisión, le contó a la revista Cáñamo: “Pasó un tiempo bien largo antes de que me llamaran para participar en mi cuarta teleserie. Y en ese rato me di cuenta que no tenía nada que hacer y hace años que no experimentaba esa sensación.  Los primeros días fue rico, pero después no era tan entretenido. Así que me puse a fumar pitos con mis amigos, sin ningún prejuicio. Hice clic altiro con los caños. Del primer al último caño, el de ahora. Para mí la marihuana tiene multipropósito, si me quiero inspirar, relajar. Si quiero comer algo dulce, bajonear, si quiero ver una película como el Viaje de Chihiro. Para después del deporte. Por eso me parece tan absurdo que esté prohibida“.

También sobre el roll del estado con el tema de la salud de los chilenos, Cesar Caillet cuestiona la posición de éste. “No creo que el Estado de Chile realmente esté preocupado de mi salud. Porque si lo estuviera, la gente no tendría la jubilación que tiene. No habría asociados costos a la salud.  Tampoco veo campañas donde nos adviertan la forma en que nos alimentamos. Porque como vamos, ni teniendo el sistema de salud suizo nos salvamos. Además, el tema de la salud está en manos del empresariado como la mayoría de las cosas importantes de este país. Entonces si al Estado no le importa mi salud, ¿por qué le preocupa que consuma marihuana? Si yo pago por mi salud, por mi educación, pago por transitar por las carreteras.  Si este país está convertido en un mall, yo en esas condiciones debería tener derecho a usar marihuana. Debería poder tener una planta en mi casa“, dice a Cáñamo.

0 7.211 vistas

En este vídeo, vemos a un periodista que cubre un evento pro cannabis en Chile y termina pidiendo la legalización con la multitud.

La manifestación estaba en la Plaza de Armas de Santiago de Chile. “Estos son los muchachos que se han congregado acá en Plaza de Armas para exigir más derechos en torno al Cannabis sativa”, dice el periodista al principio de la transmisión.

El reportero se mete de lleno en la concentración y entre los jóvenes manifestantes. El humo de la marihuana rodea al periodista al que le va cambiando la cara según le van llegando las bocanadas de humo de cannbais y comienza a tener actitudes extrañas.

Al periodista del medio chileno, Pablo Zúñiga se le escucha y ve en el vídeo decir “estoy feliz”, y comienza a reírse de forma descontrolada. Al final del vídeo se puede ver al reportero uniéndose al grupo y gritando: “Legalización, legalización”. No cabe decir que este vídeo ha “corrido como la espuma” y se ha convertido en viral gracias a las redes sociales.

1 249 vistas

Chile ya tiene su primer fitofármaco elaborado cien por cien en Chile, el cannabiol, a base de cannabis.

Chile ya cuenta con el Cannabiol, un fármaco a base de cannabis elaborado en el país y que servirá para tratar los dolores crónicos producidos por enfermedades neurológicas o el cáncer.

Esta semana ya se puso a disposición de los pacientes en una farmacia de la capital chilena. En un acto simbólico, se entregaron a tres pacientes con dolores crónicos muestras del Cannabiol, fitofármaco cien por cien chileno, tanto en la elaboración como de la materia prima.

Este nuevo producto ha sido producido por el laboratorio Knop, especialista en medicina homeopática y fitoterápica.

En 2016, Chile autorizó la venta del fármaco Sativex elaborado de la planta del cannabis.

El nuevo Cannabiol se ha producido gracias a un proyecto de la Fundación Daya y a 15 municipios que consiguieron un permiso especial del Instituto de Salud Pública chileno (ISP).

Cerca de 2.500 personas de estas poblaciones enmarcadas en el proyecto tendrán acceso a este medicamento y se han inscrito, otros 200 ciudadanos con autorización del ISP para su adquisición.

El medicamento debe ser recetado por un médico

El precio de este nuevo fitofármaco será de 75 dólares y podrá ser adquirido primero en farmacias Knop antes de llegar a todas las demás. El ISP dio autorización para comercializar 3.600 unidades de 30 ml cada una.

El elemento del cannabis utilizado fue obtenido de una plantación de 6.400 plantas en la localidad de Quinamávida al sur de la capital de Santiago y propiedad de la fundación Daya.

En Chile, se permite el consumo privado pero no la venta de marihuana y el Congreso chileno está debatiéndose el uso y el autocultivo personal de cannabis.

0 238 vistas

En Chile inauguran el Instituto de Cultivo Cannabico. Este instituto es el primero de estas características que se centra en la planta del cannabis y en el que sus alumnos conocerán y aprenderán de primera mano a cultivar sus plantas medicinales.

Tenemos el agrado de contarles que hemos abierto junto a un grupo multidisciplinario de profesionales y técnicos el primer Instituto de Cultivo Cannabico del Mundo.

Asi es, ITCHA es el primer instituto de cultivo horticola aplicada en el mundo.

El objetivo del Instituto Técnico de Cultivo Hortícola Aplicada “ITCHA” es formar profesionales del cultivo de todo tipo de hortalizas, pero hemos puesto especial énfasis en el cultivo de la planta cannabis. Creemos necesario educar a todo tipo de personas u organizaciones sobre un cultivo en conciencia y responsable, en aras de contar con un producto de alta apreciación para el uso medicinal curativo y otros usos como la investigación y el uso cosmético.

En este sentido, la educación integral en ciencias de cultivo que impartimos está enmarcada dentro de la legislación vigente y además tiene una proyección clara hacia las necesidades de personas y organizaciones que necesitan cultivar y obtener un producto maximizado de cualquier hortaliza, y en particular nos caracterizamos por aportar con conocimientos científicos sobre el cultivo de cannabis principalmente para uso medicinal. Nuestra intención es educar a niños y adultos en técnicas de cultivo, llegar a organizaciones públicas y privadas para ofrecerles convenios especiales de estudio, formar cultivadores que puedan trabajar a su vez con organizaciones y en especial con fundaciones u otras instituciones de ayuda a personas con distinto tipo de enfermedades y también aportar con cultivadores de rango para que aporten en el área de la investigación, siempre enmarcados en la legislación vigente.

La profesionalización del cultivador en ITCHA se adelanta a los cambios que la sociedad requiere y que la ley está llamada a abordar y reglar.

Nuestros docentes están listos para formar cultivadores de alta categoría y para esto ya están a disposición de personas u organizaciones los cursos de capacitación con distintas duraciones que se impartirán en fechas que comienzan ya este mes y que duran hasta el mes de febrero. Y en el mes de Marzo abrimos la primera carrera técnica de cultivo de la planta cannabis en el continente y en el mundo ya que no hay un proyecto similar de este nivel de educación que haya partido antes que nosotros. Los dejamos cordialmente invitados a conocer nuestro Instituto visitándonos en Maturana #9 o bien en nuestra pagina web www.itcha.cl o en el fan page del instituto y en particular invitarlos a que tomen los cursos de verano o la carrera que inicia en Marzo. Las matriculas son gratuitas y tenemos importantes beneficios para nuestros alumnos. Los esperamos,

 

 

0 195 vistas

Esta semana se reunieron en Chile y durante el 3º Seminario Internacional del Cannabis Medicinal en Santiago, decenas de científicos que aseguraron que el uso de cannabis medicinal es “seguro, eficaz y de escasos efectos adversos”. También aseguraron los investigadores que sigue pesando sobre el cannabis “el mito de la adicción” que “sigue sin estar comprobado”, dijo a la Agencia EFE Gisela Kuester, directora de la Fundación Daya.

En Chile, el uso de cannabis medicinal esta legalizado desde el 2015 y ya se cultiva y se distribuye a pacientes en el país. De hecho el año pasado se cosecho una plantación de 6.000 plantas y se distribuyeron sus cogollos a más de 4.00 pacientes con cáncer, epilepsia y dolor crónico.

En el encuentro internacional de cannabis medicinal acudieron investigadores científicos españoles, norteamericanos, colombianos, argentinos, uruguayos, bolivianos y por supuesto chilenos. Todos los profesionales reunidos estuvieron de acuerdo en facilitar el acceso a estos cultivos y a sus productos derivados.

“Debería existir la opción de adquirir fármacos a un precio justo y accesible, a un precio ético, o contar con agrupaciones de cultivadores regulados, con experiencia, para satisfacer así una demanda”, dijo Gisela Kuester que en la actualidad es la máxima eminencia en Chile de la investigación con esta planta además de dirigir la Fundación Daya.

La Fundación Daya en la actualidad esta realizando el primer ensayo clínico con cannabis en Sudamérica con el fin de saber la eficacia de la sustancia contra el dolor oncológico de 200 pacientes chilenos.

Otro “gran reto” según dijo a EFE el científico español Manuel Guzmán será investigar si el cannabis además de ayudar con el dolor producido por la terrible enfermedad, es capaz también de ayudar a frenar la progresión del cáncer. Otro aspecto sobre el cannabis que explicó Guzmán es que los cannabinoides del cannabis pueden usarse como neuroprotectores, ya que encajan en los receptores de las células “como una llave que se introduce en una cerradura” e imitan su comportamiento para ayudarlas a funcionar.

Más de 200.000 pacientes utilizan el cannabis medicinal en Chile, país de latinoamericano, que consume más consume cannabis recreativo y con una ley que ampara el cultivo de la planta para “su consumo personal”.