Buscar

Colombia, - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 193 vistas

Ya todos saben que entre los países que lentamente van despenalizando el cultivo de cannabis para fines medicinales, Colombia es quien tiene el mejor de los panoramas. Sus condiciones climáticas, que aseguran un verano eterno, convierte a sus tierras en ideales para la producción de cannabis.

Ya lo eran para el café, el commoditie más famoso en su portafolio de productos. Así, el modelo de negocio del cultivo más tradicional también puede trasladarse a la marihuana.

El café colombiano es producido por agrofranquicias que venden el total de su producción al Estado para que este lo comercialice.

La compañía canadiense Mandara Pharma se centra en la construcción de una economía sostenible para la era del posconflicto con un gran enfoque en las comunidades. “Queremos crear un modelo de agrofranquicias de cannabis en Colombia”, dijo su CEO Jeremy B. Desai al periódico local La República, en una entrevista donde adelantó que la firma invertirá 20 millones de dólares para continuar con la operación en el terreno medicinal.

Mandara Pharma tiene una amplia cartera de productos: farmacéuticos, cosméticos, consumibles, industriales, de construcción, textiles y fibra. Todos son producidos y se adhieren a estrictos estándares internacionales. Actualmente, la empresa tiene muchos productos en desarrollo que estarán disponibles luego de las aprobaciones de las autoridades reguladoras.

La Ley 1787, sancionada en 2016, ha creado un caldo de cultivo favorable para el desembarco de numerosas empresas, gracias a que se creó un marco regulatorio que permitió “el acceso seguro e informado” al uso médico y científico de este producto y sus derivados dentro del territorio nacional.

No ajenos a esto, los empresarios del sector han visto en Colombia una oportunidad para no solo impulsar su negocio, sino también apoyar a los agricultores colombianos. Al menos esta fue la idea con la que entró al país la compañía canadiense Mandara Pharma.

Desai destacó la creación de un modelo de franquicias en asociación con los agricultores colombianos. Dicha metodología de trabajo le ha permitido a la compañía establecer sus operaciones principales en Colombia.

Consultado sobre cómo está funcionando el modelo de agrofranquicias, el hombre relató que “el proceso inicia con el cultivo del producto, donde los agricultores locales cosechan y secan el cannabis medicinal. Luego, el producto llega a la planta procesadora, donde se completa la extracción, refinamiento y producción de nuestros productos farmacéuticos e industriales”.

Posteriormente, “esos productos ingresan a la etapa de investigación clínica, donde trabajamos con los más altos estándares de calidad para ofrecer productos innovadores y seguros a nuestros consumidores”, continuó.

Y finalizó: “Mandara Pharma está desempeñando un papel fundamental en la construcción de una economía sostenible para el posconflicto al trabajar con las asociaciones de agricultores”.

De la mano de las Asociaciones

“Nuestra compañía se distingue de los competidores por su compromiso de desarrollar más estos programas para el futuro beneficio del país”, afirmó Desai, “Para ello, la compañía trabajará de la mano con asociaciones de agricultores para proporcionar conocimientos, genética, semillas y asesoramiento técnico para sostener y producir cultivos de cannabis de grado farmacéutico rentables”.

La empresa está desarrollando 17 hectáreas de cultivo en Roldanillo, Valle del Cauca, donde cultivan cannabis de grado farmacéutico en invernaderos ubicados en la superficie.

Además, cuenta con 14 hectáreas en Popayán, en el hermoso valle del Cauca. “Estamos desarrollando este sitio con la Universidad de Popayán, que operará un campus satélite para investigación, capacitación, desarrollo de productos, micropropagación y cultivo de cannabis”, agregó.

“Hemos invertido cerca de 2 millones de dólares en Colombia durante los primeros tres meses de operación y planeamos invertir otros 10 millones o 20 millones en 2019”, concluyó.

Por Rama

0 114 vistas

Willdimar Mira es el gerente general de Kannabyte, una empresa colombiana que incorporó la tecnología Blockchain para respaldar el proceso de siembra, cosecha, procesado y comercialización (exportación) del cannabis medicinal producido en ese país. Diario Bitcoin un sitio especializado en este moderno sistema de pagos, le entrevistó.

Es que la tecnología Blockchain se considera en la actualidad uno de los aportes tecnológicos más importantes de cara a la cuarta revolución industrial. Por sus garantías para la seguridad, transparencia, inmutabilidad, economía y velocidad en el procesamiento de operaciones.

Uno de los sectores que tiene mucho auge es el de la comercialización del cannabis medicinal. Actualmente son muchos países que ya cambiaron sus marcos regulatorios para permitir la comercialización de este producto para fines médicos y recreativos, lo cual abrió nuevas áreas de negocio para empresas interesadas en la producción y comercialización de esta planta y sus derivados.

Kannabyte tiene sede en Medellín, lugar donde también tiene su cultivo de marihuana para producir estrictamente para uso medicinal. De acuerdo con información publicada en la página web de la compañía, esta iniciativa aprovecha las bondades que ofrece Colombia de cara a la producción de cannabis, ya que en el país es mucho más económico y rentable producir la planta para luego comercializarla que hacer esto en EEUU o en Canadá, lugares donde los costos son mucho más elevados.

Kannabyte quiere exportar desde Colombia

La intención de Kannabyte es exportar las plantas y productos derivados producidos en territorio colombiano a países como Canadá, México e Israel.

Mira explica que “a raíz de la legalización del cannabis medicinal en gran cantidad de países en diferentes continentes, y a la luz de este gran paso para Colombia nace Kannabyte, de la mano de un grupo de emprendedores que ven en este mercado una gran oportunidad de negocio debido a las ventajas que tiene nuestro país, como lo son las condiciones climáticas y horas de exposición solar, abundantes fuentes hídricas, gran conocimiento agrónomo sobre las diferentes especies de cannabis y mano de obra de bajo costo. Todo esto se traduce en costos de producción un 80% menores en comparación a otras naciones como Canadá o EEUU.

“Uno de los desafíos tiene que ver con vencer los estigmas del narcotráfico que el país arrastraba desde la década de los 90, posicionando a Kannabyte como una empresa sólida y transparente, que opera al margen de la ley y no está asociada con ningún tipo de actividad delictiva”, relata,  “Es allí donde decidimos utilizar Blockchain, tecnología que sería aplicada en primera instancia para garantizar la trazabilidad de todo el proceso productivo, y llevar seguimiento estricto e inmutable desde la siembra, crecimiento de las plantas, hasta su entrega al cliente final (flor seca o aceite de alta pureza)”.

Aún existen obstáculos

Consultado acerca de los obstáculos que todavía detienen la marcha del cannabis en Colombia, Mira opinó que “Uno de los ejemplos más puntuales lo podemos encontrar en la banca, quienes argumentan que a la legislación le hace falta subsanar algunos baches para evitar el lavado de activos. Incluso han llegado a negar la apertura de cuentas a algunas empresas, generando un sesgo prohibitorio impulsado por la falta de información y desconocimiento del tema”.

“En este orden de ideas, entendiendo que Kannabyte debe responder a sus compromisos comerciales con proveedores y gastos operativos, sumado a la dificultad que implica operar con bancos tradicionales al trabajar en la industria del cannabis, también estamos abiertos al uso de criptomonedas además del dinero en efectivo, para garantizar que la empresa continúe evolucionando de forma saludable”, agregó.

En palabras de su creador, Kannabyte integra blockchain a sus operaciones dándole “un código o dirección a cada una de las semillas utilizadas en el proceso de cultivo, el cual le acompañará durante toda la cadena productiva. De este modo se podrá visualizar, programar y controlar sistemas de riego adecuados para cada planta, así como la cantidad producida, tipo de fertilizantes utilizados, manicura, correctivos, cosecha, entre otros”.

Garantizando claridad y transparencia

“Todo esto garantiza claridad y transparencia en nuestros productos”, continúa, “pudiendo identificar fallas en algún proceso y retroalimentando la red blockchain con datos que nos ayuden incluso a prever errores que puedan poner en riesgo los cultivos o la fabricación de derivados. Esto nos permite entregar a cada cliente un producto de alta calidad, que genera confianza y se acomoda a sus necesidades dependiendo del uso o tratamiento medicinal para el cual se preparó”.

“De manera estratégica hemos decidido concentrar la oficina del área de desarrollo tecnológico en el Centro para la Cuarta Revolución Industrial con sede en Medellín, y desde allí, el equipo fundador de Kannabyte ha trabajado fuertemente para crear un aplicativo llamado KannaTracking. Este básicamente es un blockchain privado y desarrollada con Hyperledger, que nos ayudará a llevar a cabo toda la trazabilidad del proceso productivo del proyecto, y que más adelante también servirá para recibir y realizar pagos con criptomonedas si el cliente así lo desea”, finalizó.

Por Rama

0 61 vistas

Los objetivos legalizadores en México resonarían en Colombia, pero también en Canadá. Es que la compañía con sede en Vancouver, PharmaCielo, pretende ser la proveedora del país azteca, al menos en lo que refiere a productos medicinales derivados del cannabis. Cannabis que se cultiva en gran medida en Colombia.

Fue el pasado 25 de enero que PharmaCielo firmó contrato con Mino Labs, una compañía farmacéutica de México para exportar el aceite extraído de cepas patentadas y flores secas con cannabidiol (CBD), componente de la marihuana que no causa efectos psicotrópicos. Se espera que la empresa mexicana inicie la venta, distribución y comercialización en el cuarto trimestre del 2019.

La alianza, que pretende satisfacer la tendencia de uso de productos cannábicos medicinales en el país centroamericano, fue explicada por Manuel Cosme Odabachian, CEO de Mino, un laboratorio con 20 años de experiencia: “Nuestro experimentado equipo de ventas ha percibido la creciente demanda de productos de cannabis de calidad medicinal tanto de farmacias como de médicos a través de todo el país”.

Desde noviembre del año pasado el gobierno mexicano en cabeza de López Obrador explora la posibilidad de legalizar el consumo recreativo de marihuana para mitigar los efectos del narcotráfico. Este debate, refrendado con el proyecto de ley presentado ante el Parlamento por Olga Sánchez Cordero, en la actualidad Secretaria de Gobernación de México (una suerte de jefe de gabinete), abrió muchas posibilidades de comercializar productos como los de PharmaCielo.

David Attard, CEO de la compañía pretende “identificar un camino estratégico para generar un impacto económico positivo en cualquier país en el que decidamos ingresar”, esto a partir de la experiencia en México y la oportunidad de negocio que existe en el momento. El país centroamericano es la puerta de entrada al resto del mundo para los productos de cannabis medicinal que elabora PharmaCielo.

Además, en el momento del lanzamiento a bolsa de la compañía, hace una semana, Attard aseguró que “2019 será un emocionante año para los accionistas de PharmaCielo. Hemos construido una plataforma con la sofisticación y la escala para rápidamente convertirnos en un proveedor con valor agregado de insumos de cannabinoides a algunas de las organizaciones más grandes del mundo. La compañía ya está produciendo aceites de cannabis de grado medicinal, está bien capitalizada y tiene oportunidades de ingresos a corto plazo, tanto en Colombia como en las jurisdicciones internacionales”.

Potencial en Colombia

Los expertos además ponen de relieve que este buen comportamiento que muestra el potencial de la industria, también resalta la oportunidad que tiene Colombia para el desarrollo de cultivos de cannabis a gran escala, además de la capacidad humana para desarrollar sus derivados. 

“El mercado del cannabis medicinal tiene un gran potencial para Colombia, que cuenta con un marco regulatorio muy sólido y mucho más avanzado que otros países. Las exportaciones pueden llegar a superar las generadas por otras industrias maduras como son las flores o incluso el café”, aseguró Jon Ruiz.

Cabe recordar que durante los últimos meses, han sido una gran cantidad de sectores los que han mostrado interés en experimentar con productos derivados del cannabis, como fue el caso de Marlboro, o incluso Coca-Cola, que aunque aseguró que de momento no empezará a comercializar estas bebidas, las tendrá en el radar. 

Por Rama

0 136 vistas

Colombia lo tiene todo para ser la tierra prometida. Su verano eterno hace a las tierras del café un lugar fértil para todo tipo de cultivos, desde arándanos a cannabis. Esa fue precisamente la transformación que transitó una empresa familiar a la que un viaje a Canadá le cambió todos los planes.

Seducidos por la gran posición que ganó el arándano en el mercado internacional de la fruta, Paola y Andrés Castañeda comenzaron a producirlo, allá por el año 2015. No estaban errados. En ese momento, los arándanos, considerados como una de las ‘súper frutas del siglo XXI’, se hicieron famosos gracias a sus grandes propiedades nutricionales y antioxidantes, dentro del boom de una alimentación saludable, que conquistó y se expandió en mercados como el del Reino Unido, y de allí hacia el mundo. Luego, con el avance de los estudios mundiales también se descubrió que esta fruta era ideal para la salud cerebral y la disminución del alzhéimer, abriendo aún más el espectro del mercado. 

“Sondeamos las oportunidades y encontramos que tenía un alto potencial de crecimiento, así que utilizamos el mejor material vegetal traído directamente desde Oregon (Estados Unidos), y paralelamente iniciamos el proceso de acercamiento para la venta de arándanos, con uno de los principales mayoristas ubicado en Bogotá”, comentó Andrés Castañeda a la revista Portafolio de Colombia.

Durante 2016, estos especialistas en finanzas, que hasta ese momento habían estado en el sector petrolero, perfeccionaron el concepto del producto, se acercaron al mercado objetivo y comenzaron con las campañas de marketing, con el desarrollo de marca.

“Esta fase supuso también un acercamiento a pequeños productores, a través de la compra de sus productos, y el diseño de la estrategia logística. Nos convertimos en un punto de convergencia de muchos emprendimientos que no superaban una hectárea de área de cultivo y que estaban ubicados en la Sabana de Bogotá”, resaltó Andrés Castañeda. 

Cannabis medicinal mejora la calidad de vida

El horizonte de Paola y Andrés era prometedor, pero no más que el del cannabis. En un viaje que uno de los fundadores de la empresa hizo a Canadá, conoció los testimonios de pacientes que afirmaban haber tenido un mejoramiento en su calidad de vida al tratar diversas patologías con la marihuana. De allí nació la nueva de emprendimiento orientado hacia la producción de cannabis medicinal.

A eso le siguió el proceso para el licenciamiento del cultivo, que fue orientado por el experto Miguel Cervantes, quien aportó su experiencia de más de diez años en cannabis. Sumado al equipo técnico que han ido formando y su experiencia en la industria agrícola, avanzan con miras a un prometedor mercado nacional e internacional. 

Ya recibieron una primera propuesta por parte de una compañía canadiense, pero se dieron cuenta que no solo era inversión lo que estaban buscando, sino un aliado estratégico con quien pudieran desarrollar un proyecto real y capaz de ayudar a los pacientes que requieren un producto específico con altos estándares de calidad. Fue entonces cuando conocieron a los empresarios Camilo Villalba y Patricio Villalba, y se inició una nueva era para la compañía, buscando consolidar su proyecto y llevarlo a otro nivel. 

Objetivo Bolsa de Valores de Canadá

Con sus nuevos socios estructuran un negocio para llevar la empresa a la Bolsa de Valores de Canadá, junto al reconocido empresario publicitario Christian Toro (actual Chief Executive Officer de la compañía), abriendo con esto el mercado internacional, en una nación que para esa época se preparaba para darle legalidad incluso al consumo recreativo del cannabis.

Hoy, Blueberries S.A.S. -un nombre que parece pensado especialmente para los cultivadores Old School- está cerca de listarse en una de las bolsas más reconocidas de Norteamérica, que la convertiría en una empresa de cannabis medicinal con operaciones en Colombia con presencia en la Canadian Securities Exchange (CSE). “El mayor reto será cambiar la percepción del cannabis como sustancia psicoactiva, para que lo reconozcan más por sus extraordinarias propiedades medicinales”, finalizó Camilo Villalba.

Por Rama

1 120 vistas

La construcción de cinco bodegas y una inversión inicial de 3 millones de dólares es todo lo que necesitaba la empresa de bandera colombiana Pideka para comenzar sus operaciones en un país que, por condiciones naturales, un historial de lucha contra el crimen organizado que se sustenta en el narcotráfico y una militancia activa se acerca cada vez más amistosamente al cultivo de cannabis.

A pesar de ser una tierra en la que es verano casi todo el año, condición por demás favorable para la siembra de cualquier planta, Pideka es pionera en el cultivo indoor de cannabis medicinal. Se trata de una firma con 20 años de experiencia en investigación y desarrollo de diferentes variedades de cannabis para uso medicinal. Su producción es única y de vanguardia en Colombia por tratarse del primer cultivo con condiciones de luz y humedad ciento por ciento controladas.

“Controlar todas condiciones de temperatura y humedad para garantizar las condiciones de producción y composiciones específicas para el tratamiento de enfermedades como la epilepsia, dolores crónicos, enfermedades autoinmunes y para tratamiento paliativo de enfermedades como el cáncer”, dijo Denis Contri, responsable de la producción e investigación científica, cuando fue consultado sobre los objetivos de Pideka.

El propio Contri tiene más de 20 años de experiencia en el cultivo del cannabis, como recolector de semillas autóctonas de Colombia, México y Tailandia, pero también desarrollando variedades, además de asesorar técnicamente, capacitar personal y otras tareas. En Pideka es el encargado de dirigir los procesos productivos, y desarrollar los protocolos de control y seguridad laboral de la compañía.

Tal rigurosidad permite a la compañía asegurar la estandarización y seguridad de la siembra de las plantas rigurosamente seleccionadas y la producción de compuestos con diferentes concentraciones y variedades de planta de alta calidad, brindando a los usuarios una gran experiencia y mejores condiciones de bienestar. Es la manera más genuina de garantizar el éxito.

“Esta técnica de cultivo nos ayuda a controlar situaciones desafiantes para condiciones óptimas de crecimiento medicinal, por ejemplo, la humedad o los hongos. Nuestro objetivo es superar los estándares internacionales actuales proporcionando cannabis medicinal de alta calidad y derivados a empresas extranjeras y nacionales con licencias para fabricar o comercializar dichos productos”, agregó.

Primera cosecha del 2019

La primera cosecha de producción está estimada para el primer semestre de 2019, pero la empresa ya vendió la futura producción en su totalidad a diferentes laboratorios e inversionistas que apostaron por la calidad superior de la compañía.

Entre las proyecciones para 2019, Pideka espera contar con cinco bodegas de 1.200 metros cuadrados a finales de este año completando una inversión global cercana a los 15 millones de dólares y la generación de más de 100 nuevos empleos.

En la actualidad, y a partir de la Ley 1787 del 2016 aprobada por el Congreso de la República, la industria de cannabis medicinal en Colombia tiene permitido el uso de la planta de marihuana con fines medicinales.

La reglamentación para la fabricación, uso de semillas y cultivo finalizó hace cerca de un año y hasta el último mes existen unas 230 empresas con licencia para producirla y su producción se ha extendido a 15 departamentos del país.

Por Rama

1 186 vistas

Carne de cerdo, aceite de palma o piña. Esos son los clásicos cultivos que han movido el amperímetro productivo en Colombia en las últimas décadas. Sin embargo, existen otros que escalan a gran paso en los años recientes. El aguacate hass, las flores pasifloras, las orquídeas, la tilapia (un pez) y, principalmente, el cannabis son algunos de esos. Se espera que los negocios en torno a la marihuana alcancen los 1.000 millones de dólares y las licencias se podrían duplicar en el transcurso del año entrante.

A Colombia le ocurre lo que a Uruguay le está empezando a pasar ahora. El enfoque estrictamente medicinal de la legislación del país cafetero ha orientado las inversiones para ese lado, gracias a una ordenada administración y promoción pero, sobre todo, a las capacidades agrícolas de un país donde es verano todo el año. Así, y desde que el Congreso de la República aprobara en 2016 el marco legal para reglamentar el uso del cannabis con fines terapéuticos, Colombia ha entrado en el foco de inversionistas, principalmente canadienses, como uno de los países más potenciales para desarrollar este negocio en América Latina y el Caribe.

Henry Muñoz es el fundador de Medical Extractos y Cannabis Colombian Lawyers, una firma que en 2019 tendrá cultivos en San Carlos y Rionegro en la frondosa región de Antioquia. El hombre dijo al portal Agronegocios que la suya “y otras empresas proyectan ventas iniciales en 2019 alrededor de 7 millones de dólares. Se esperan negocios para Colombia cercanos a los 1.000 millones de dólares en 2019 y que, en 2020, las ventas se dupliquen y alcancen números superiores a 2.000 millones de dólares”.

No todo es exportación. De acuerdo con las proyecciones de algunas de las principales empresas de este sector, solo a nivel nacional hay un mercado superior a tres millones de personas que requieren productos medicinales con base en esta planta, por lo cual, el crecimiento de los cultivos ha crecido y ya se ha extendido en 15 departamentos.

Muñoz cree que el potencial del cultivo en Colombia se debe a “la vocación agrícola, por lo que se puede convertir en una despensa internacional de cannabis medicinal. El recurso humano también es importante, pues sabemos trabajar las flores y otros cultivos para alimentos, lo que con una buena capacitación e intercambio no sólo de tecnología, si no de conocimiento, con empresas y profesionales de países que ya tienen experiencia en los grandes cultivos industriales legales, pronto podremos estar cumpliendo los más altos estándares de calidad requeridos por la industria y especialmente por los pacientes, porque esto se trata de darle a los pacientes una medicina de la más alta calidad y cumpliendo todas las normas de sanidad”.

70 licencias otorgadas en Colombia

Hasta el momento, se han otorgado 230 licencias, divididas en 84 para cultivo no psicoactivo, 71 para transformación de productos derivados, 57 para cultivo psicoactivo y 18 para semillas para siembra. No obstante, el interés de empresarios colombianos y extranjeros ha hecho que para 2019 este número se pueda duplicar o triplicar, según proyecciones de Medical Extractos, una de las compañías con mayor potencial en esta área.

Pero a Colombia comienza a pasarlo aquello que ha frenado el desarrollo en Uruguay: los bancos. Así lo cree el empresario: La principal dificultad que ha entregado el sector es la organización financiera de las empresas, ya que algunos bancos no han permitido la apertura de cuentas o el ingreso de divisas desde el extranjero. Los bancos deben entender que el dinero del cannabis medicinal es legal en Colombia y no les debe dar miedo abrir las puertas a esta nueva industria que mueve millones de dólares cada año”.

Los mismos obstáculos en ambos extremos de Sudamérica.

Por Rama

0 61 vistas

El título puede parecer alarmista, sin embargo, es el inicio de una buena noticia para la firma canadiense Blueberries Medical (BMC), próxima a listar sus acciones en el mercado de valores de Canadá. Así, la firma sigue los pasos de su colega Khiron Life Sciences, que lo hizo a mediados de año en la Bolsa de Toronto (Canadá).

Los fundadores y socios de BMC son Paola Castañeda Lozano, Andrés Castañeda Lozano, Camilo Villalba Gómez y Patricio Villalba Gómez, ejecutivos con trayectoria ejecutiva en el sector petrolero, entre otros, que ahora buscan obtener mayores fuentes de financiación alternativa en el Canadian Stock Exchange (CSE), una de las bolsas de valores de Norteamérica.

La inversión del primer año del proyecto se estima en nueve millones de dólares canadienses (6,8 millones de dólares) y la firma apuesta a exportar a mercados como el italiano, que según proyecciones de ‘Prohibition Partners’, en ‘The European Cannabis Report July 2018’, superará en el 2029 la cifra de 8.500 millones de dólares en demanda de productos a base de cannabis medicinal. Además de Colombia e Italia, la compañía prevé colocar ventas en Canadá, Alemania y México, a través de sus filiales Marketing World Wide y Madre Terra.

La empresa originalmente nació como un cultivo de arándanos, pero abrió la línea de cannabis medicinal bajo la dirección del publicista Christian Toro. BMC tiene sus cultivos en Guatavita (Cundinamarca) y prevé a partir del segundo semestre de 2019 sacar su primera cosecha comercial. También cuenta con terrenos en el municipio de Cogua, también en Cundinamarca, que serán destinados a expansión.

La proyección inicial de negocio de BMC se focaliza en extractos y suplementos dietarios, donde busca convertirse en proveedor de aceite de cannabis, con las certificaciones requeridas por las industrias farmacéutica, alimentaria y cosmética y la meta de ventas anuales al 2020 es de cerca de 20 millones de dólares y en el 2021 unos 50 millones de dólares.

Con autorización para producir semillas

La firma ya posee autorización del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), como productor de semillas seleccionadas, y con informe positivo de esta entidad, se preparan a recibir el correspondiente aval como unidad de evaluación agronómica. La inversión también atrae al empleo, como sucede en Canadá mismo: en la primera etapa, BMC genera 70 empleos entre directos e indirectos, pero prevé a finales del 2019 contratar ingenieros, operarios, especialistas en extracción, médicos, cultivadores expertos, consultores, desarrolladores de producción y especialistas en mercadeo y bolsas de valores.

El vicepresidente de operaciones de Blueberries, Camilo Villalba Gómez, dijo que uno de los objetivos del negocio es cambiar la percepción del cannabis como sustancia psicoactiva para que sea reconocida más por sus propiedades terapéuticas.

Las condiciones locales juegan en favor de BMC si se tiene en cuenta que América Latina tiene una población cercana a los 650 millones de habitantes, climas diversos, fuerza laboral agrícola calificada y políticas hacia la legalización. Colombia, en particular, está ubicada cerca del Ecuador y cuenta con un ciclo solar de 12 horas que se produce durante todo el año, lo que permite cosechas durante 365 días. Además, la geografía montañosa proporciona diferentes pisos térmicos, que permiten el cultivo en varios climas.

Por Rama

0 335 vistas

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) aprobó las primeras cinco variedades de cannabis medicinal a la empresa Medcann, en un hecho histórico que fue celebrado por la firma que conduce Jon Ruiz, la cual espera comenzar a exportar en junio del año próximo. Es la primera vez que el ICA da luz verde a especies psicoactivas.

El propio Ruiz concedió una entrevista a la revista Portafolio, en la que aseguró que la empresa ya se comenzó a “preparar para la siembra del primer cultivo comercial, que esperamos que sea a finales de este año o principios de enero y, ya en abril, tener la primera cosecha para que en mayo se hagan las primeras extracciones de aceite y así comenzar el proceso de exportación en mayo o junio del año que viene”.

“Hemos ampliado la finca a 89 hectáreas, porque de alguna forma nosotros somos el único proyecto que tiene previsto el cultivo al aire libre, ya que entendemos que el mundo va a demandar mucho volumen. De hecho, con la legalización en Canadá, ya se está hablando de una falta de producto”, amplió.

El mercado canadiense es el gran destino de las flores colombianas, una región donde a las seis de la mañana es de día y a las seis es de noche todos los días del año. Así, mientras Canadá se ve obligado al uso de lámparas artificiales e invertir mucho dinero en consumo energético, “en Colombia, por estar en el Ecuador, la estabilidad nos la da gratis la naturaleza, por lo que no tenemos ese gasto. Además, acá la falta de agua no es el problema, sino manejar el exceso de esta, mientras que en California tienen que conectarse al acueducto y eso cuesta mucha plata”, según describe Ruiz.

“Un gramo de flor seca nos cuesta producirlo, a nosotros particularmente, cerca de un centavo de dólar, mientras en países como Canadá ese mismo gramo puede estar por encima del dólar con cincuenta, por puro consumo de agua o de luz”, completa.

Alemania , un mercado muy interesante

Canadá no es el único mercado que pretende cubrir Medcann. Según su presidente, “Alemania es un mercado potencialmente interesante, porque es el primer país que ha metido el consumo de cannabis en el sistema de la seguridad social para paliativo de dolores, centrado en el adulto mayor y, por tanto, está muy necesitado de volumen”. “Reino Unido acaba de abrirse también; en España ya se está hablando del tema; Japón está abierto y Australia también. Hay ya muchos mercados desarrollados con altos márgenes que ya tienen la posibilidad de importar. Acabo de tener una conversación con un colega peruano que también me estaba comentando que allá se está creando el marco regulatorio, en Ecuador igual y en Argentina ya se puede importar, porque lo tienen regulado”, agregó.

El proyecto Medcann comenzó con 10 hectáreas, “pero viendo cómo ha reaccionado un mercado como el canadiense, tenemos que estar preparados para crecer y, por tanto, tenemos la capacidad de crecer hasta 89 hectáreas, que es la finca que tenemos comprometida para comprar. Las inversiones van encaminadas a eso, a asegurar la propiedad, a construir una planta de estación y a garantizar que tenemos el capital para empezar a sembrar el área que nos vienen demandando los cliente”, cerró Ruiz.

Por Rama

0 101 vistas

Las puertas de la Feria Internacional del Cannabis Medicinal abrirán el viernes y los organizadores esperan, para esos días, una asistencia superior a las 9.000 personas. La ciudad de Medellín acoge a 150 expositores y 42 conferencistas internacionales y nacionales especializados en el sector cannábico.

La Expomedeweed se reúne por tercera vez con el objetivo de mostrar los avances en la materia con participación y exposiciones de conferencistas nacionales e internacionales de gran reconocimiento. La feria tiene un enfoque académico, científico y comercial, como también la apertura de espacios para estudiantes, profesionales, investigadores y médicos interesados en la temática que concita el interés nacional y mundial.

Además, anunciaron que tendrá, además, una zona franca en el Jardín Botánico de Medellín, para promover el intercambio comercial de los productos de cannabis medicinal.

Feria Internacional del Cannabis Medicinal, un gran ambiente

Entre los expositores están confirmados Collin Bell, cofundador, coinventor y director de crecimiento en Growcentia, la empresa matriz de Mammoth Microbes; Denis Contri, con más de 20 años de experiencia en el cultivo del cannabis, recolector de semillas autóctonas de Colombia, México y Thailandia. Además, Contri es socio cofundador de PIDEKA SAS; empresa colombiana con licencias de cultivo y fabricación de derivados de cannabis.

Francesca Brivio, quien padece mastocitosis sistémica, una rara enfermedad que produce pérdida de peso. Fundó la organización Gotas de Esperanza en Perú a partir de su relación con el cannabis; Guisseppe Javier Di Raimondo Ortiz, abogado mexicano especializado en ciencias penales; Inés Cano, Lorena Beltrán,  representante legal y presidenta de la Fundación Luna Valentina; Luisa Fernanda Ospina Medina, activista, empresaria, conferencista internacional y líder del movimiento cannábico en Mexico. En 2017 fundo la empresa Mexicannabis, dedicada a la investigación y al desarrollo de proyectos de impacto social. Creadora y directora de CannabiSalud, primer simposio de cannabis medicinal para profesionales de la salud en Mexico.

Natalia Tangarife Velásquez, microbióloga y bioanalista que trabaja con cannabis medicinal; Ryan Douglas, ex director de cultivo de Canopy Growth; Paul Stanford, activista del cannabis en Estados Unidos durante más de 40 años. Asistió a su primer evento de cannabis en 1978, cuando tenía 18 años, y cuando tenía 25, recogió firmas de la petición para liderar la votación de 1986 sobre la iniciativa de la marihuana en Oregon. La segunda vez en la historia de Estados Unidos que un estado votó para legalizar la marihuana. En 1996, comenzó a producir y presentar un programa semanal de televisión por cable en Portland llamado Cannabis Common Sense.

También estarán Santiago Acosta, Andrés Mauricio Correa, Francisco Álvarez, G iovanni Areiza Madrid, Jorge Cervantes, Leticia Cuñetti, Nishan Karassik, Wilson Semanate y Joseph Rosado, Nicolás Barra.

I Congreso Mundial de Cannabis Medicinal

Al mismo tiempo se realiza el primer Congreso Mundial de Cannabis Medicinal, que recibe el nombre de Cannaworld Congress, un evento de carácter académico y comercial que crea espacios de comunicación e intercambio de conocimiento, saberes y cultura entre los actores interesados en el Cannabis, dándole al mismo un enfoque académico, medicinal y comercial.

Es el miércoles y jueves en el Salón Antioquia del Hotel Intercontinental de Medellín, Salón Antioquia.

Por Rama

0 155 vistas

Aquellos que recorren congresos, ferias y exposiciones de América Latina saben bien que el podio de mejores anfitriones está ocupado por México, Perú y Colombia. La hospitalidad de estas tres culturas y la variada oferta geográfica a pocos kilómetros convierte a esos tres países en un destino ideal para trabajar. Ni hablar de la comida.

Unos 1.500 expertos en cannabis terapéutico e industrial lo saben y es por eso que serán parte del tercer congreso de la materia, que tendrá lugar en Bogotá, entre el 16 y el 18 de noviembre. Habrá mucho papelillo por cortar, dado que allí se expondrán los últimos avances con respecto a los usos de la planta en todas sus facetas no recreativas. La sede será la Universidad ECCI, con espacio para más de 4.000 asistentes, y el Congreso es parte de la Expo Bogotá Cannabis

“Buscamos contribuir con la difusión de temáticas respecto a los beneficios del cannabis en el ámbito medicinal, Generar un espacio de interlocución para productores, proveedores, investigadores y académicos que estén incorporados en la industria del Cannabis Medicinal, Crear una red en torno al Cannabis Medicinal y sus beneficios, Afianzar la confianza en nuestra producción local con altos estándares de calidad”, dijo el gerente de la compañía, Iván Blanco, en un comunicado de prensa.

Entre los invitados se destacan el científico español Mariano García de Palau, director médico de Kalapa Clínica, uno de los doctores más reconocidos y especializados en tratamiento con cannabinoides como tratamiento paliativo y coadyuvante.

Otra es la doctora colombiana Paola Pineda, médica cirujana y especialista en derecho médico, con máster en VIH. Paola se interesó en el cannabis medicinal luego de ver su efectividad en personas con enfermedades crónicas que no respondían a tratamientos alopáticos. Actualmente trata a más de 1.000 pacientes con cannabis medicinal y se desempeña como directora científica del grupo Curativa.

De Estados Unidos llegan Heather Krug, quien supervisa las instalaciones de pruebas médicas en Colorado; el director de Asuntos Gubernamentales Daniel Sparks, quien ha participado activamente en el desarrollo de la industria del cannabis desde las primeras etapas del programa médico en Colorado; y Stephen Goldman, director técnico de laboratorios de cannabis Phytatech/Eviolabs en Denver, Colorado.

El grupo de oradores lo cierran los locales Juan Carlos Restrepo, médico cirujano que trabaja con cannabis; Andrés Felipe Molano Guarín, microbiólogo industrial; y César Ariza, ingeniero agrónomo. También disertará el español Janosch Willem Kratz, coordinador de investigación y desarrollo del equipo de Kalapa. En la actualidad, Restrepo desarrolla un proyecto que incluye la formación de un laboratorio de innovación y desarrollo en plantas medicinales con énfasis en Cannabis y sus sub-tipos.

La jornada académica la completarán charlas acerca de las novedades legislativas en este campo, la genética del cannabis, el auge empresarial y posibles proyectos de emprendimiento para universitarios e investigadores, entre otros temas.

El evento toma relevancia debido a que la Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes otorgó a Colombia el 44% de la producción mundial para fines medicinales, según puntualizaron los organizadores.

Por Rama

0 293 vistas

Desde que el ex presidente de México Vicente Fox hizo público en 2013 que parte de su dinero iría a parar a una empresa cannábica canadiense, se ha convertido en una suerte de los principales lobistas del mercado cannábico y su Centro Fox, un importante think tank de la materia. En una entrevista al periódico La República de Colombia, dijo que ese país “tiene la gran oportunidad de convertirse en el líder en cannabis medicinal”. 

El ex mandatario, incluso, se reunió con el presidente Iván Duque para hablar sobre la industria. De seguro el líder colombiano paró la oreja, dado que sólo en, ahora, 10 Estados de Estados Unidos el mercado legal de cannabis moverá 11.000 millones de dólares en este 2018. O sea, un tercio de las exportaciones totales de Colombia la pasada temporada. La apertura legal al uso terapéutico de la planta llegó con el gobierno pasado, el de Juan Manuel Santos, y ya motivó a empresas como la canadiense Khiron Life Sciences a desembarcar allí para comercializar sus productos a partir del próximo año. La firma, además, contrató a Fox para integrar la junta directiva.

“Nace una nueva industria, un nuevo sector económico. Hay un cambio de paradigma profundo, hasta hoy en la mayoría de nuestros países esta industria la dominó el crimen organizado. El cambio paradigmático es que ahora está en manos de empresarios, de agricultores, productores y se vuelve una empresa legal, fiscal que a los gobiernos les conviene mucho”, dijo el Fox en la entrevista.

“Colombia estará en el mapa de esta nueva industria a la altura de Canadá o inclusive mas allá”, aseguró el representante de la empresa que ya pisa fuerte en el mercado peruano, en el chileno, en Canadá y próximamente en México.

El mexicano entiende que el mercado colombiano está formado por gente que necesita medicinas de este tipo. “Es un mercado de probablemente tres millones de personas que quieren atención, en un sistema de clínicas y quieren atenderse con productos de alta calidad y resultados comprobados”, aseveró.

Colombia recibe mucha inversión en industria del cannabis medicinal

“Se está volcando mucho capital, mucha inversión sobre la industria porque está comprobándose que es una buena inversión económica, en una industria sólida que está totalmente regularizada”, continuó, “No va a terminar volviendo al mismo derrotero de drogas y consumo, esto es totalmente otra cosa. Colombia tiene la gran oportunidad de convertirse en el líder en atracción de capital, inversión, en innovación, tecnología y productos. Es dar una solución de salud a los pacientes, entonces es otro mundo y ese dinero se está aprovechando para investigación, desarrollo, que avanza a pasos agigantados”.

Fox también reveló que “el presidente Duque precisamente fue claro: ‘en la parte médica no tienen que convencerme y ese camino lo vamos a apresurar y le vamos a dar solidez en los controles y en las regulaciones’, pero está en su mente clara que eso camina”.

Finalmente, regaló un análisis del mercado regional: “Creo que la entrada al mercado es por la vía medicinal, en la otra (la recreacional) falta y todo el mundo está esperando la experimentación que la vamos a ver en Canadá, que la estamos viendo en algunos estados de la Unión Americana, en Portugal, que lo vemos en Uruguay y por tanto más rápido y de manera más colectiva se están moviendo los países o los Estados a la parte médica y que ya está garantizada”.

Por Rama

0 166 vistas

La firma canadiense Chemis International firmó una carta de intención para hacerse con los activos de la colombiana La Finca Interacviva-Arachna Med,  o como todos le llaman, La Finca. Para ello piensan desembolsar un total de 10,3 millones de dólares que abarcarán la compra total de la startup que, entre otras cosas, fabrica tres productos cosméticos que cuentan con los permisos del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), del país latinoamericano.

La empresa vendedora, a su vez, tiene varias relaciones comerciales de manufactura y un capital de trabajo de 1,9 millones de dólares. El total que posibilitará la transacción se aportará mediante una combinación de efectivo y la entrega de una parte accionaria de Chemesis International. Chemis tiene una integración vertical que comprende cultivo, fabricación, distribución y venta minorista dentro del mercado del cannabis medicinal y en la actualidad opera en la isla de Puerto Rico y el Estado de California, en Estados Unidos.

Los fundadores de la firma colombiana son una ingeniera industrial de la Universidad Nacional (de 33 años) y un lingüista del mismo centro universitario (45 años), que dejaron sus profesiones hace una década para dedicarse a gestar el proyecto, inicialmente de manera artesanal. Sin embargo, formalmente operan desde abril del 2016, cuando crearon la empresa ante la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB).

El acuerdo fue confirmado es de un comunicado de prensa en el que  Chemesis International celebra quedarse con el 100% de La Finca, que tiene acceso a 5.000 hectáreas funcionales de cultivo al aire libre mediante un modelo que permite asociaciones con 2.000 agricultores, quienes a través de cooperativas conforman su paquete de tierras.

La Finca, miembro de la Asociación para la Promoción del Cultivo del Hemp

La Finca “es un miembro fundador de la Asociación para la Promoción del Cultivo del Hemp, una entidad sin fines de lucro que se concentra en brindar educación y promover la expansión de las plantaciones de cannabis, al tiempo que garantiza el crecimiento de cultivos de alta calidad a través del asesoramiento técnico”, dice el escrito.

Asimismo, “La Finca cuenta con una asociación con la Universidad Nacional de Colombia para desarrollar variedades de semillas que mejoren el rendimiento de la biomasa y las flores, al tiempo que acortan los ciclos de cultivo. También con la Universidad Distrital Francisco José de Caldas en aspectos educativos del cultivo de la planta con fines medicinales. La universidad ofrece educación a distancia, así como instrucción en clase para educar a los agricultores sobre los cultivos de cannabis, asegurando que sean capaces de producir cultivos de alta calidad”.

“Chemesis continúa su expansión en el mercado latinoamericano, una región que, según la compañía, está preparada para el crecimiento y expansión internacional”, dijo el CEO de Chemesis, Edgar Montero.

“Con la adquisición de La Finca, la compañía adquirirá un activo en un país que está desarrollando su industria de cannabis para su distribución en todo el mundo. Continuamos ejecutando nuestro plan de negocios que está enfocado en generar un crecimiento a largo plazo en mercados clave en todo el mundo”, que sabe mover entre 7.700 y 12.000 millones de dólares anuales y en el próximo lustro crecería al 18%

Por Rama

1 256 vistas

El Presidente colombiano, Iván Duque, ha puesto en marcha un decreto que prohíbe portar pequeñas cantidades de cannabis a sus ciudadanos y en contra de la Corte Constitucional que expresó lo contrario.

Con esta medida, el cuerpo policial tiene vía libre para registrar a los ciudadanos y confiscarles la sustancia que porten además de multarlos por la infracción. En Colombia y desde los años noventa, está autorizada el porte de pequeñas cantidades de marihuana y cocaína, así lo estableció la Corte Constitucional.

El Presidente de Colombia dijo que era una forma de proteger a los más jóvenes de los traficantes de drogas callejeros. Aunque voces opositoras advierten de que es una restricción de las libertades personales de los ciudadanos colombianos.

No todos están de acuerdo con el decreto

El portavoz del “Colectivo Sí a la Dosis Personal“, Eduardo Vélez, que defiende la legalización del cannabis para los adultos, dijo que la medida abriría la puerta a un mayor abuso por parte de la uniformada. “Nadie va a dejar de fumarse un cacho porque se emite un decreto”, dijo Vélez posteriormente a que el Presidente firmase la medida.

También en 1994, el Tribunal Constitucional prohibió la prisión para los consumidores de drogas y autorizó el porte de pequeñas cantidades para uso personal y porque el gobierno de la nación no debe inmiscuirse en el derecho de las personas al “libre desarrollo de su personalidad”.

Expertos de la ley están estudiando si esta nueva medida del presidente colombiano contraviene el fallo del Tribunal Constitucional. El decreto no habla de encarcelar a los usuarios de cannabis, pero si permite a la policía multar a las personas que lleven encima pequeñas cantidades de cannabis.

El presidente aseguró que es una forma de ayudar a “proteger los derechos de los niños”. Se exponen a los consumidores y pequeños traficantes en los espacios públicos.

0 147 vistas
Macfoto

El jueves de esta semana, día 23 de agosto, se ofrecerá una conferencia sobre las regulaciones del cannabis en Colombia.

Será este jueves 23 de agosto, cuando la firma Muñoz Abogados, tiene previsto la organización de una conferencia que buscará informar y explicar las regulaciones legales que ofrece el mercado e industria del cannabis medicinal en Colombia. El evento o conferencia se hará en el Club del Comercio de Bogotá, que esta emplazado en la calle 62 #5-88, y su horario será desde las 8:00 a.m. a las 12:00 m.

La firma de abogados especialista en el estudio de las cuestiones legales que surgen de las nuevas regulaciones relacionadas con el uso terapéutico del la planta, ha evidenciado la existencia de un mercado potencial en este sector, aunque muchos emprendedores no se han atrevido a incursionar en esta nueva industria por el desconocimiento de estas nuevas regulaciones legales y también por la falta de personal cualificado que estudie este tema tan amplio y variado.

Durante el evento o conferencia varios y distintos temas serán abordados en diferentes aspectos para que los inversionistas o empresas que puedan estar interesados puedan introducirse en este nuevo sector o industria. Se explicará e informará sobre cuestiones como la constitución de la persona jurídica que puede ejercer esta actividad económica; como son los requisitos para el solicitante de licencias a las entidades encargadas para este fin; también los retos que se encontrarán en este nuevo mercado, además, los temas y cuestiones de propiedad intelectual producidos en el desarrollo de esta futura gran industria.

1 388 vistas

Asocolcanna es la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis y que incluye a las más importantes y representativas en este sector. El objetivo de la asociación es promover, proteger y orientar el desarrollo de actividades agrícolas e industriales con la planta del cannabis. Estos días, la Asocolcanna ha celebrado la decisión del Banco Agrario Colombiano de apoyar el desarrollo de estas industrias colombianas.

El Banco Agrario se ha comprometido apoyar el desarrollo de esta agroindustria colombiana que quiere diversificar la oferta de productos colombianos tanto para la demanda interna del país como haciendo un especial esfuerzo para la exportación, uno de los objetivos del Gobierno.

El Presidente Ejecutivo de Asocolcanna, Dr. Rodrigo Arcila Gómez, ha dicho que las ventajas y los beneficios para el país apostando por el desarrollo de esta industria son múltiples y por eso celebra el apoyo del Banco Agrario.

En una entrevista en Colombia.com el Dr. Arcila resalta la importancia de este apoyo, dado que el Gobierno colombiano se ha comprometido con un claro marco legal, permitiendo avanzar con la investigación y la realización de estudios clínicos en Colombia. Además de crear un valor agregado desde el primer eslabón de la cadena hasta el último.

Rodrigo Arcila dice todos los inversionistas nacionales y extranjeros han creído en la apuesta del Gobierno en esta industria. En la actualidad, se están montando infraestructuras y maquinarias para la producción y proceso del cannabis, además de la preparación de sus derivados.

Colombia esta demostrando estar preparada para el momento histórico que le ha tocado vivir, e instituciones económicas como el Banco Agrario, con el Ministro Luis Guillermo Zuluaga Londoño y su Presidente Luis Enrique Dussán López, que han demostrado y están demostrando el compromiso de la entidad con el desarrollo del sector privado y con el bienestar futuro de los ciudadanos colombianos y de todo el mundo.

Colombia esta llamada a ser un importante actor mundial en la industria legal del cannabis, “invitamos a las demás instituciones del sector financiero para que depositen su confianza en esta industria de dedicación exclusiva para el desarrollo medicinal y científico, así como al Gobierno del Presidente Duque para que se siga avanzando y consolidando de manera definitiva esta promisoria industria”    

 

0 332 vistas
Sumergible río. Foto: Fuerzas Militares

¿Cómo funciona el semisumergible que transportaba marihuana por el río Caguán?

Ricardo Hurtado Chacón, comandante de la Fuerza Naval del Sur aseguró que es muy posible que hayan más sumergibles de este tipo en los ríos del país.

La semana pasada anunciaron el descubrimiento de una nueva forma o modalidad de transportar la marihuana por parte de los narcotraficantes en los ríos del sur de Colombia. El contraalmirante de la marina de Colombia Ricardo Hurtado Chacón habló con Wradio sobre este tema.

A la pregunta de la periodista ¿cómo así los narcotraficantes están usando el semi-sumergibles en los ríos del sur colombiano y no solo en los mares? El alto militar contestó:

                              Si, tuvimos una operación muy interesante, en un puesto de control de la infantería de marina y los hombres de la armada nacional y en una operación conjunta llamada Omega. Bien, vieron una lancha pasar algo muy sospechosa, le hicieron el alto y ellos no quisieron detenerse, entonces comenzó una persecución y los perseguidos se echaron a tierra dejando la lancha sola. Los agentes la requisaron y le pusieron un perro antinarcóticos y se levantaron todas las tablas, no encontraron nada. Uno de los agentes vio como la flotabilidad de la lancha, el alto de la embarcación, no era muy normal y decidió lanzarse al agua e inspeccionarlo por debajo. Y, encontró unos tubos de cemento muy sospechosos, sacaron la lancha y se descubrió un artefacto que nosotros denominamos… tipo parásito.

                               Por su forma decimos que es un tipo torpedo, es un cilindro de cinco metros de largo que termina en dos puntas y aproximadamente unos 80 centímetros de diámetro, que en la cámara central tenía unos 792 kilos de marihuana. Es muy curioso, aquí lo importante es la innovación de los bandidos, porque no es muy fácil colocar este cilindro porque el tiene una flotabilidad y podría sacar o voltear el bote. Entonces comenzaron a poner unos pesos y contrapesos de manera que no se volcase y que no levantase mucho el bote y tampoco lo hundiera. Absoluta espectacular el ingenio de esta gente, pero afortunadamente nuestra gente supo descubrirlo.

La periodista le pregunta viendo la imagen del torpedo tan grande, ¿cómo pudieron transportarlo por los ríos, sabiendo que la profundidad no tienen la misma profundidad que el mar y donde se están fabricando estos artilugios para el contrabando? A lo que el alto militar contesta:

“bueno, en este momento estamos en una estación de lluvias por lo que el nivel de las aguas de los ríos esta alto y en esa parte puede estar por encima de los ocho o nueve metros de profundidad, por lo que la navegación con esos artefactos no es tan complicada. Es más, estamos en muchas partes en alerta naranja y amarilla por desborde de los ríos. Entonces, en estos momentos eso no es un problema. Donde los están construyendo en una cosa que tenemos que averiguar precisamente por nuestros organismos de inteligencia, con todas las fuerzas y la policía nacional para identificar donde los están construyendo. Esta fabricado con hierro y tiene tres cámaras, en las dos puntas tenía arena para ponerle peso y en la central es donde tenía el alijo de marihuana. Tenemos que investigar más porque ésto es completamente nuevo. Hemos encontrado varios de estos tipo parásitos en buques mercantes que tienen destino Europa, pero en los ríos es la primera noticia que tenemos nosotros. Necesitamos poner en marcha todas las investigaciones para saber donde los están haciendo.”

Y, ¿esta marihuana qué destino tenía? pregunta la periodista.

    “Bueno, esa es una región de tránsito de marihuana hacia Brasil, normalmente esta droga se cultiva en el Cauca, tipo cripy, que en Brasil tiene casi el mismo valor que el kilo de cocaína, entonces es sumamente rentable la marihuana tipo cripy, digamos una hierba de mucha más calidad de normal y su precio es bastante elevado.”

Al localizar este hallazgo, ¿ustedes creen hay mas artefactos de éstos navegando por los ríos del sur del país? “Si, es muy posible y ya estamos actualizando nuestras técnicas de inspección de las naves y precisamente y pasamos un reporte a todas nuestras unidades de inspección para prever este tipo de modalidad” concluyó el comandante en jefe de la fuerza naval del sur de Colombia

1 637 vistas

El presidente Juan Manuel Santos apuesta por convertir a Colombia en uno de los mayores productores mundiales de cannabis medicinal del mundo. Esta nueva entrada al mercado legal del cannabis del país latinoamericano puede atraer una gran multitud de beneficios, tanto económicos como los producidos por una industria boyante. Esta nueva industria que ya se está anclando al país, producirá muchos puestos fijos de trabajo ayudando a la economía de ciertas zonas o regiones que necesitaban un empujón económico.

Hace dos años, se aprobó una ley que legalizaba la marihuana medicinal para uso doméstico y de exportación. La medida también busca que esta nueva industria legal sea capaz de arrebatar su producción al mercado negro e ilegal y así transformar a Colombia en un importante de productos de esta planta para fines medicinales o farmacéuticos.

A los granjeros que quieran entran en este nuevo mercado regulado y productivo de cannabis, se les está ofreciendo la posibilidad de acabar con sus cultivos ilegales y entrar en el proyecto de cannabis medicinal. En Colombia ya se han ofrecido más de treinta licencias de producción de cannabis, siendo prácticamente, la nación con más concesiones otorgadas para este fin. Colombia pronto podría convertirse en el país mayor productor de marihuana medicinal y legal.

Por ahora, el estado colombiano permite la producción de semillas y flores solo para investigación, no para la producción comercial de cannabis medicinal. El jefe del Fondo Nacional de Narcóticos de Colombia, Andrés López, dijo que estaba trabajando en la regulación de esta nueva industria.

Según se lee en Reuters, productores colombianos estiman que una 5ª parte del mercado mundial podría valer $ 40 mil millones al año, un importante impulso económico que podía ser la producción para el país. “Colombia está apostando por la diversificación de las exportaciones, de su cartera y esta es una de las formas más agresivas”, dijo Rodrigo Arcila, director de la asociación de productores de cannabis.

Esta nueva industria del cannabis medicinal en Colombia no busca comercializar la flores de la planta, busca producir productos como cremas, aceites o productos de laboratorio para prescripción médica.

En los próximos años, Colombia y sin ninguna duda, se convertirá en uno de los actores principales en el mundo de esta nueva industria del cannabis medicinal que está comenzando a despegar.

    0 183 vistas

    EXPOMEDEWEED, la Feria Internacional del Cannabis Medicinal lo invita a su tercera versión; reuniremos nuevamente saberes y cultura para todos los actores del sector cannábico. Nuestro enfoque académico, científico y comercial habilita espacios para estudiantes, profesionales, investigadores y médicos interesados en la temática. La Feria contará con zona franca para promover el intercambio comercial.

    El año pasado tuvo un gran éxito de afluencia