Buscar

Connecticut - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 56 vistas

El nuevo y entrante gobernador de Connecticut, Ned Lamont (Demócratas), dijo la semana pasada que planea hacer de la legalización de la marihuana una prioridad máxima en 2019.

“Será una de las prioridades que tenemos”, dijo Lamont cuando se le preguntó sobre la legalización del cannabis para adultos. “Es algo que apoyaría, y no quiero que el mercado negro controle la distribución de marihuana en nuestro estado. Creo que es una mala manera de actuar. Canadá, Massachusetts, otros lo están haciendo ”.

Lamont señaló que “eso va a llevar a aplicar algunas cosas. Mientras tanto, hacemos cumplir las leyes de Connecticut “.

A principios de este año, el Comité Conjunto de Asignaciones de Connecticut  votó 27 a 24 para aprobar el Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes 5394 , que habría legalizado la marihuana para todos los mayores de 21 años. Desafortunadamente, la medida no avanzó más antes de que finalizara la sesión legislativa, pero dio una clara señal de que los legisladores están dispuestos a considerar seriamente el tema. Anteriormente en 2017 también se insto.

Si Connecticut legaliza la marihuana el próximo año, se convertiría en el onceavo estado en hacerlo, siguiendo a Michigan que aprobó una iniciativa de legalización durante las elecciones de este mes.

0 70 vistas

En Connecticut piden que para combatir la mortal epidemia de opiáceos  se apruebe la marihuana medicinal como analgésico alternativo

Personas adictas a los opiáceos y familiares de fallecidos por sobredosis de opiáceos ofrecieron testimonio  esta semana a funcionarios estatales para que aprueben el cannabis medicinal como analgésico alternativo que podría ayudar a detener la mortal epidemia de opiáceos en Connecticut.

“Mi pasión e impulso para lograr esto se debe a mi experiencia personal luchando contra la drogadicción farmacéutica únicamente con el cannabis”, dijo Cody Roberts de Seymour a la Junta de Médicos del estado, La Junta es el organismo que debe aprobar que condiciones entran en el programa estatal de cannabis medicinal. Roberts testificó que perdió ocho amigos el año pasado por sobredosis de opiáceos, y que el mismo ha sido adicto.

“Después de perder tantos amigos, no puede evitar pasar innumerables noches de luto, tratando de descubrir por qué y qué podría haber hecho para prevenir estas muertes sin sentido”, dijo Roberts. “Fui a la cárcel. Fui a rehabilitación. Traté de suicidarme dos veces “, dijo acerca de su experiencia con los opiáceos, y agregó que la marihuana “me salvó la vida”.

Los expertos federales contaron más de 42,000 muertes relacionadas con opiáceos en 2016, y el número de muertes por opiáceos en Connecticut aumentó a casi mil el año pasado.

James Preston, bombero en Windham (Connecticut), dijo que le recetaron una variedad de analgésicos opiáceos. “Yo era como un zombi”, dijo Preston, de 57 años, sobre su vida con narcóticos. “Estaba pensando en correr hacia un árbol … Me sentí inútil”.

Preston dijo que le rogó a su médico “por algo diferente”, aunque terminó haciendo y usando su propio aceite de marihuana. “Empecé a mejorar”, recordó Preston, con la voz temblorosa. “Podría subirme a un camión de bomberos en este momento y hacer mi trabajo. … Sé que si no fuera por el aceite de cannabis, no lo hubiera logrado “.

Will Moffett, otro residente de Hartford, dijo que a su hermana le recetaron OxyContin hace tres años. “Mi hermana ha tenido 10 sobredosis en el último año”, dijo Moffett, quien explicó que ha usado marihuana todos los días en su propia batalla exitosa para evitar las drogas duras.

“Necesitamos desesperadamente en Connecticut un tratamiento alternativo para el dolor”, dijo Gerry Craig, de 64 años, un residente de Shelton que padece una condición espinal debilitante. Dijo que la marihuana medicinal le ha permitido reducir significativamente su dependencia de los analgésicos opiáceos. “Si funciona para mí, puede funcionar para cualquiera”, dijo Craig mientras testificaba desde su silla de ruedas y añadió “Necesitamos desesperadamente en Connecticut un tratamiento alternativo para el dolor”

Ampliación de condiciones médicas para tratamiento con cannabis medicinal

La Junta de Médicos recomendará la osteogénesis imperfecta a la lista de condiciones aprobadas para el tratamiento con marihuana medicinal y está planeando votar para aprobar la enfermedad degenerativa progresiva del disco de la columna vertebral.

Si lo recomienda el panel de médicos, una condición debe ser aprobada por el comisionado estatal de protección del consumidor y el comité de revisión de reglamentaciones de la legislatura antes de que un paciente con ese trastorno pueda ser certificado como el programa estatal de marihuana medicinal.

Connecticut ya enumera 22 condiciones médicas calificadas para la certificación de cannabis medicinal y otras seis condiciones para menores de 18 años.

0 107 vistas

El estado de Connecticut  ya permite el uso medicinal y el Gobernador se opone a la medida legalizadora del uso recreativo.

Connecticut se está preparando para un debate sobre la legalización de la marihuana recreativa.

El presidente Pro Tempore del Senado de Connecticut, el demócrata Martin Looney, quiere introducir un proyecto de ley que permitiría a los residentes usar la marihuana con fines recreativos. Si la medida es aprobada, Connecticut se uniría a sus estados vecinos de Nueva Inglaterra como Massachusetts y Maine, donde ya pasaron en votación iniciativas en este sentido en noviembre. Ocho estados norteamericanos ya han legalizado la marihuana recreativa.

“Parece que hay una tendencia nacional que se mueve en esa dirección”, dijo Looney.

Pero el gobernador Dan Malloy, también demócrata, se opone al proyecto de ley, argumentando que el estado no debe promover el uso de la marihuana. El Sr. Malloy ha aprobado medidas de despenalización por posesión y ya se permita el uso de la marihuana medicinal.

“No creo que la gente de Connecticut quiera dispensarios de arriba abajo en las calles”, dijo el gobernador en diciembre.

El Sr. Looney reconoció la oposición del gobernador y dijo que todavía tiene que empezar a preparar el terreno para la legalización.

“Tengo la esperanza de que podamos hacerle cambiar de opinión, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que podría ser una fuente de ingresos muy importante,” dijo el Sr. Looney.

Connecticut se enfrenta a un déficit presupuestario de $ 1.500 millones. La legalización estima el líder del Senado podría generar $ 50 millones en ingresos anuales si Connecticut adopta la misma estructura de impuestos que Colorado.

Becky Dansky, asesor legislativo para el Marijuana Policy Project, un grupo de investigación y promoción, dijo que la proximidad de Connecticut a Massachusetts podría ejercer como presión sobre los legisladores para considerar la legalización.

“¿De verdad quiere que todos en su estado, además de todo el mundo en Nueva York conduzca a través de su estado para ir a gastar su dinero en otro lugar?”, Dijo Dansky.

Los líderes republicanos en la Cámara Legislativa dijeron que el nuevo impuesto sobre los ingresos no justificaría las desventajas de la legalización.

“No vendemos nuestra alma sólo por llenar nuestras arcas,” dijo Len Fasano, el Senador republicano presidente pro tempore.

Presidente de la Cámara demócrata Joe Aresimowicz dijo que quiere debatir los méritos de la legalización con el publico, las agencias gubernamentales, y los legisladores.

“Como un entrenador de fútbol, ​​trato con muchos jóvenes que han sido afectados negativamente por las drogas y las toxicomanías. Así que no tengo problemas con eso “, dijo el Sr. Aresimowicz. “Pero para la marihuana recreativa en su conjunto, estaría abierto a tener esa discusión. No estoy totalmente encerrado en una u otra posición “

1 352 vistas

Fairfield County, Connecticut, EEUU.- – Ya es legal comprar marihuana en Connecticut, siempre y cuando se tenga una receta para usarla.

Sólo los pacientes que sufren  enfermedades debilitantes pueden tener recetas de marihuana medicinal, de acuerdo con la ley que se firmó el pasado mes de mayo.

Algunas de las condiciones que se califican como debilitantes incluyen el cáncer, glaucoma, SIDA o el VIH, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia, síndrome de emaciación, enfermedad de Crohn, post-traumático, así como otras condiciones médicas, tratamientos y enfermedades.

“Con una cuidadosa regulación y control de seguridad, esta ley permitirá que un médico y un paciente decidan lo que es mejor para el paciente”, dijo el gobernador Dannel Malloy cuando se aprobó la ley

La ley, en un momento dado, no permitirá más de 10 productores certificados en todo el estado. Una vez que los productores estén operando, sólo los farmacéuticos certificados como distribuidores autorizados serán capaces de almacenar y vender marihuana, y sólo a partir de esos proveedores. Según la oficina del gobernador, tendrá que pasar cierto tiempo antes de que cualquiera de esos proveedores estén funcionamiento.

Http :/ / newcanaan.dailyvoice.com 

Fuente Cannabis Now Magazine

1 320 vistas

Connecticut, EEUU.- Dannel Malloy, gobernador de Connecticut, firmó la ley que permite el uso legal de la marihuana para la medicina, por lo que ahora ya son 17 los estados que permiten este tipo de uso en Estados Unidos.

“Durante años hemos escuchado de muchos pacientes con enfermedades crónicas que se someten a tratamientos como quimioterapia o radiación y a quienes se niega el uso paliativo que les daría la marihuana médica”, afirmó Malloy.

En un comunicado, Malloy se encargó de aclarar que previo a la sanción de esta ley, el estado se encargó de tomar medidas para asegurarse que no existirán abusos de esta sustancia en los individuos que realmente la necesitan.

El paciente que necesite adquirir marihuana medicinal, deberán obtener un certificado médico en el que se especifique que padecen una ‘enfermedad debilitante’ como cáncer, glaucoma, VIH, mal de Parkinson, esclerosis múltiple o epilepsia.

Las farmacias que la venderán, además, deberán tramitar una licencia especial.

“Con una cuidadosa regulación y candados, esta ley permitirá que un doctor y su paciente decidan lo que sea en el mejor interés del paciente”, declaró Malloy.

Eso sí, el gobernador de Connecticut no especificó cuál es el origen de dicha marihuana.

 

Fuente El Vocero Hispano

1 270 vistas

Connecticut, EEUU.- Después de más de diez horas y media de acalorado debate, el Senado de Connecticut ha permitido el uso de la marihuana medicinal.

Esta decisión se produce casi dos semanas después que la Cámara de Representantes de TC aclaró el uso de Marihuana medicinal.

Ahora el proyecto sólo espera la aprobación del gobernador Daniel Malloy, que, después de la aprobación de la Cámara, dijo que lo aprobaría, siempre y cuando el Senado lo apruebe también.

Ahora estamos esperando a ver si cumple su palabra. El proyecto de ley de marihuana medicinal fue aprobado en el Senado demócrata por una votación de 21 votos a favor y 13 en contra. Ahora Malloy, también demócrata, es el último obstáculo en el camino para su aprobación. Vamos a publicar una actualización, no iba a vetar la ley.

 

Fuente: The Boston Herald

 

2 206 vistas

Connecticut, EEUU.- La medida fue aprobada después de que la demócrata Nancy Wyman Vicegobernadora rompió el empate en la votación.

Mientras que los opositores del proyecto de ley, dijeron que envíaban el mensaje equivocado, los defensores dijeron que la legislación ayudará a los jóvenes detenidos por posesión de marihuana a evitar su registro de antecedentes penales que podría dañar sus posibilidades de encontrar un buen trabajo o ingresar a la universidad.

“Se pone en peligro los futuros proyectos de estos jóvenes”, dijo el senador Eric Coleman, demócrata de Bloomfield, co-presidente del Poder Judicial de la Asamblea General del Comité. “Despenalizar el uso y la posesión de pequeñas cantidades de marihuana es el mejor camino y  el mejor interés para los jóvenes cuyo juicio no puede ser completamente maduro.”

Líder de la Mayoría del Senado Martin Looney, demócrata de New Haven, hizo hincapié en que los legisladores no legalizaron la marihuana.

“No estamos imponiendo el uso de drogas ilegales. Estamos firmemente desaprobando su uso, pero estamos tratando de realinear su castigo más apropiado “, dijo, y agregó que el Estado debe concentrar sus recursos escasos de justicia penal en los delincuentes peligrosos.

En el marco del proyecto de ley, la posesión de menos de medio gramo de marihuana ya no sería un delito menor. Por el contrario, daría lugar a una multa de $ 150 para una primera infracción y una multa de entre $ 200 a $ 500 por delitos posteriores. Los menores de 21 años se enfrentarían a una suspensión del carnet de conducir de 60 días sin licencia, similar a la pena actual por posesión de alcohol.

Bajo la ley actual, la posesión de marihuana es un delito menor, punible con una pena de cárcel la más grande posible y multas entre $ 1,000 por una primera ofensa y $ 3,000 por los delitos posteriores.

El proyecto de ley también requiere que cualquier persona de 18 años o menor que sea sorprendido con menos de media onza irá a los tribunales del estado para menores.

Durante el debate, el senador Toni Boucher, R-Wilton, un declarado oponente de cualquier esfuerzo por legalizar la marihuana, convenció a la mayoría de los demócratas para introducir nuevas enmiendas en el proyecto de ley y exigir que alguien que sea localizado tres veces con menos de media onza deba buscar tratamiento. Boucher expresó su preocupación sobre los efectos potenciales para la salud del uso de la marihuana. Dijo que había sido impulsado por las familias que habian perdido hijos por la adicción a las drogas y por eso se oponía al proyecto de despenalización.

“Cuando hacemos esto, y se ha demostrado en otros estados que han pasado por este camino, no es tanto un aumento en el uso y el aumento de la delincuencia”, dijo Boucher, quien también se opone a otro proyecto de ley que legalizaría completamente el uso médico de marihuana. La suerte de que la legislación sigue estando en duda aun se enfrenta  a un aplazamiento el miércoles.

Líder de la Minoría del Senado John McKinney, republicano de Fairfield, dijo que se opuso a la legislación basada en la experiencia personal. Contó la historia de su hermana mayor, Lucie, que se convirtió en adicto a las drogas en la década de 1980, fue a rehabilitación de drogas y ha estado limpio y sobrio desde entonces.

McKinney dijo que la marihuana llevó a su hermana para el consumo de cocaína y otras drogas.

“Para mí, una política que reduce la gravedad del consumo de drogas es un mal”, dijo. “No creo que deberíamos abandonar.”

McKinney dijo que ya hay opciones para los jóvenes para limpiar sus registros de un cargo de posesión de marihuana. Pueden solicitar la condición de delincuente juvenil, un programa que con el tiempo borra la condena del expediente de una persona joven. Los adultos también tienen la oportunidad de aplicar para un programa similar llamado acelerado de Rehabilitación.

Poco después de que el proyecto de ley aprobado, el gobernador demócrata Dannel P. Malloy, un ex fiscal, instó a la Cámara de Representantes para aprobar el proyecto de despenalización antes de que termine la sesión. Lo llamó por “sentido común” la reforma al sistema de justicia penal.

Malloy dijo que el estado hace “más daño que bien cuando procesar a las personas que son capturados con marihuana – sin necesidad que se les estigmatiza de una manera que no se hubiera ocurrido con el consumo de alcohol.”

 

Fuente Lamarihuana

 

0 127 vistas

Hartford, EEUU.- – Legisladores de Connecticut están analizando legalizar el uso de la marihuana en pequeñas cantidades como uso medicinal.

La Asamblea General del Comité Judicial se prepara para una audiencia hoy para analizar las propuestas a la polémica decisión, de despenalizar la utilización de menor cantidad de la droga.

Una de las leyes que propone el Gobernador, Dannel P. Malloy, es que se reconocerá como infracción a quien posea menos de una onza de marihuana. Actualmente es considerado como un delito menor.

Otra de las propuestas de los legisladores es considerar como infracción a quien posea instrumentos o parafernalia en la utilización de la droga.

Se espera que durante la reunión se escuchen testimonios que permitirían a médicos de Connecticut recetar marihuana para propósitos medicinales, para ciertos pacientes. Malloy ha ofrecido tomar en consideración una de las propuestas.

 

Fuente Impre

 

0 177 vistas

Se ha recorrido un largo camino en EEUU desde que la marihuana fue despenalizada por primera vez en Oregon en 1973. Aquí hay un desglose estado por estado:

Legalización de la marihuana (10): Colorado, Washington , Oregon, Alaska , California, Maine, Massachusetts, Michigan, Nevada ,  Vermont  (también Washington, DC )

Despenalización de la marihuana (13): Connecticut, Delaware , Illinois , Maryland , Minnesota, Mississippi,Missouri *, Nebraska, New Hampshire , Nueva York, Carolina del Norte, Ohio, Rhode Island

Legalización de la marihuana medicinal (32): Alaska, Arizona, Arkansas , California, Colorado, Connecticut, Delaware, Florida , Hawai, Illinois , Maine, Maryland , Massachusetts, Michigan, Minnesota *, Missouri,   Montana , Nevada, New Hampshire , New Jersey, Nuevo México, Nueva York *, Dakota del Norte ,  Ohio *, Oklahoma , Oregón, Pensilvania *, Rhode Island, Utah, Vermont, Washington, Virginia Occidental * (también, Washington, DC)

* No está permitido fumar

Legalización de la marihuana medicinal – Sólo aceite CBD (17): Alabama, Georgia, Indiana, Iowa, Kentucky, Louisiana . Mississippi, Missouri, Carolina del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Texas , Utah, Virginia, Wisconsin, Wyoming.

Legalización del cáñamo (36): Alabama, Alaska, Arkansas, California, Colorado, Connecticut, Delaware, Florida, Hawai, Illinois, Indiana, Kentucky, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Montana, Nebraska,Nevada,  New Hampshire, Nuevo York, Carolina del Norte , Dakota del Norte, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Tennessee , Utah, Vermont, Virginia, Washington,  Virginia Occidental, Wisconsin, Wyoming

Ciudades que han legalizado la marihuana (5): Breckenridge, CO; Denver, CO; Portland, ME ; South Portland, ME; Washington DC

Ciudades que han despenalizado o descriminalizado la marihuana (46): Albuquerque, NM ; Allentown, PA ; Ann Arbor, MI ; Athens, OH ; Atlanta, GA ; Bellaire, OH; Berkeley, CA; Berkley, MI; Chicago, IL; Columbia, MO;  Dayton, OH; Detroit, MI; East Lansing, MI ;  Ferndale, MI; Flint, MI; Grand Rapids, MI; Houston, TX; Huntington Woods, MI; Jackson, MI;  Kansas City , MO; Keego Harbor , MI; Logan, OH;  Miami, Florida; Milwaukee, WI ; Monona, wi;Mount Pleasant, MI; Nueva Orleans, LA; Newark, OH;  Nueva York, NY ; Orlando, FL ; Lancaster, PA; Filadelfia, PA ; Pittsburgh, PA ; Pleasant Ridge, MI; Portage, MI; Port Huron, MI; Roseville, OH; Saginaw, MI ; Universidad estatal, PA; Santa Fe, NM ; San Luis, MO ; Tampa, FL ; Toledo, OHWichita, KS ; York, PA 

Las ciudades que han hecho del arresto de marihuana la menor des prioridad (12): Eureka Springs, AR; Fayetteville, AR ; Hailey; CARNÉ DE IDENTIDAD; Kalamazoo, MI; Oakland, CA; San Francsico, CA ; Santa Barbara, CA; Santa Cruz, CA; Santa Mónica, CA; Seattle, WA; Tacoma, WA; Tampa, FL; West Hollywood, CA

Para información específica sobre cada estado, vaya aquí

0 130 vistas

En un estudio realizado de cinco estados norteamericanos que han despenalizado la marihuana, se descubre que la despenalización  no aumenta las tasas de uso entre los jóvenes en ningún estado, y conduce a una disminución masiva de los arrestos por drogas.

“Varias organizaciones de profesionales de la salud pública apoyan la despenalización del cannabis debido a los efectos adversos de las detenciones relacionadas con el cannabis y las consecuencias legales, particularmente en los jóvenes”, comienza el resumen del estudio, publicado por el International Journal of Drug Policy . “Buscamos examinar las asociaciones entre la despenalización del cannabis y las detenciones y el consumo de cannabis en cinco estados que aprobaron medidas de despenalización entre los años 2008 y 2014: Massachusetts (despenalizado en 2008), Connecticut (2011), Rhode Island (2013), Vermont (2013) y Maryland (2014) “.

Los datos sobre   arrestos por posesión de cannabis se obtuvieron de las estadísticas federales de delincuencia; los datos sobre el consumo de  cannabis  se obtuvieron a partir de las encuestas de la Encuesta sobre Conducta de Riesgo Juvenil (YRBS), años 2007-2015. Usando un marco de regresión de “diferencia en la diferencia”, los investigadores “compararon las tendencias en los estados de despenalización con las de los estados que no adoptaron cambios importantes en las políticas durante el período de observación”.

Según el estudio, la despenalización se asoció con una reducción del 75% en la tasa de arrestos relacionados con las drogas para jóvenes con efectos similares observados en arrestos de adultos. La despenalización “no se asoció con ningún aumento en la prevalencia de consumo de cannabis  en el pasado, 30 días en  general o en cualquiera individualmente de los estados de despenalización”.

El estudio concluye afirmando que; “La despenalización del  cannabis  en Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Vermont y Maryland dio lugar a una gran disminución en  los  arrestos por posesión de cannabis tanto para jóvenes como para adultos, lo que sugiere que el cambio de política tuvo su consecuencia prevista. Nuestro análisis no encontró ningún aumento en la prevalencia del consumo de cannabis entre los jóvenes   durante el período de observación “.

El estudio completo, realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington , la Universidad Estatal de Ohio , la Universidad de Illinois y la Escuela de Medicina de Virginia del Este , se puede encontrar haciendo clic aquí .

1 788 vistas

En un estudio reciente, por ejemplo, los investigadores encontraron que los hombres y las mujeres que consumían marihuana a diario tenían aproximadamente un 20% más de sexo durante las últimas cuatro semanas que sus pares que se abstuvieron de consumir cannnabis.

Todavía no está claro exactamente cómo el cannabis podría aumentar el deseo sexual o la libido, pero las teorías abundan.

“Las personas que usan marihuana pueden tener más relaciones sexuales porque se presionan menos cuando están bajo sus efectos, por lo que no tienen la misma ansiedad de rendimiento que las que están sobrias”, sugirió la terapeuta sexual Amanda Pasciucco, que ejerce en Connecticut, donde el uso médico es legal. “Una pequeña cantidad de marihuana también puede ayudar a aumentar su capacidad de comunicar sus preferencias a su pareja”.

El terapeuta sexual Lawrence Siegel señaló que, en particular, el delta-9-tetrahidrocannabinol, el cannabinoide THC, parece apuntar a una parte de nuestro cerebro asociada con la excitación sexual, al menos en las mujeres.

“El sistema endocannabinoide natural de nuestro cuerpo es clave para regular cosas como el placer, el dolor, la relajación y la homeostasis. Cuando los cannabinoides del cannabis lo activan, puede dejar a los usuarios relajados con un mayor placer y disminución del dolor”, explicó Peter Barsoom, fundador de una compañía llamada 1906, que tiene como objetivo devolver el cannabis a la corriente principal. “Esto puede llevar a un aumento de la excitación y hacer que el sexo sea aún más agradable. Para otros, la razón es el aumento de las sensaciones placenteras que pueden surgir con el cannabis. Este efecto puede hacer que el sexo se sienta aún más agradable”.

Aunque algunas personas experimentan una mayor ansiedad al usar marihuana, otras encuentran que tiene el efecto opuesto. “Cada persona tiene un maquillaje único tanto psicológico como físico, y para que el cannabis ayude a mejorar la sexualidad, debes encontrar el tipo que te funcione”, explicó el sexólogo Nick Karras, autor de “The Passionate High: Una guía para usar Cannabis para mejor Sexo y Creatividad”. “Recomiendo experimentar con una pequeña cantidad de cepas índica, cepas sativas y un híbrido de ambas para ver qué funciona mejor”.

0 137 vistas

El 1 de enero de 2018, el estado más grande y poblado de EEUU, California, legalizó el uso de marihuana con fines recreativos. Aunque este no es el primer estado que legalizó la marihuana, las acciones de California son un hito para la industria del cannabis y, en general, para la legislación del cannabis de EE. UU.

Igual de importante es la legalización de la marihuana asociada a los grandes impuestos: 15% de impuestos sobre todos los productos de cannabis (recreativos y médicos) más impuestos y tarifas locales adicionales.

La legalización de la marihuana ha abierto la puerta a una enorme y nueva fuente de ingresos para todo Estados Unidos. Haga clic en la imagen a continuación para ver los ingresos de una de las industrias de más rápido crecimiento.

Estados con marihuana medicinal y recreativa legal

Han pasado más de 20 años desde que California fue el primer estado en el que la marihuana medicinal se hizo legal. La ley 215 de 1996 fue votada por los residentes durante las elecciones de noviembre de ese año, y en materia de legalización, los residentes de California dieron 5.389.915 votos “sí” y 4.301.960 votos del”no”. Ahora en 2018, más de la mitad de los estados permite el uso médico de marihuana.

A continuación se muestra una tabla que muestra las ganancias de la venta de cannabis con fines medicinales de algunos estados:

Arizona

$ 406.7 millones

Minnesota

$ 9.6 millones

Connecticut

$ 50 millones

Montana

$ 31.8 millones

Delaware

$ 7.1 millones

New Hampshire

$ 7.2 millones

Florida

$ 17.4 millones

Nueva Jersey

$ 37 millones

Hawai

$ 17.2 millones

Nuevo México

$ 54.2 millones

Illinois

$ 91.1 millones

Nueva York

$ 40.9 millones

Michigan

$ 633 millones

Rhode Island

$ 60.2 millones

0 174 vistas

Según un estudio federal de los Estados Unidos realizado por la Oficina Nacional de Investigación Económica y la Universidad de Washington, la despenalización del cannabis reduce los arrestos relacionados con las drogas y no está relacionado con un aumento en el consumo de cannabis entre los jóvenes.

Los investigadores examinaron el impacto de la despenalización del cannabis en las detenciones y su consumo entre los jóvenes en 5 estados que se despenalizaron entre 2008 y 2014: Massachusetts (2008), Connectitut (2011), Rhode Island (2013), Vermont ( 2013) y Maryland (2014). Los datos sobre el consumo de cannabis se obtuvieron a través de la  Encuesta de comportamiento de riesgo juvenil ( Youth Risk Behavior Survey, YRBS ), mientras que los datos sobre las detenciones se recopilaron mediante estadísticas federales.

El estudio señala que, si bien “varios expertos en salud pública han expresado su apoyo a la despenalización u otras medidas de liberalización, otros han expresado oposición debido a las preocupaciones sobre las consecuencias. potencialmente inesperadas, a saber, el aumento en la prevalencia del consumo de cannabis y los problemas relacionados, especialmente entre los jóvenes. ”

Después de analizar los datos, los investigadores concluyeron que la ”  despenalización del cannabis en Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Vermont y Maryland resultó en una gran disminución en los arrestos relacionados con las drogas entre jóvenes y adultos, lo que sugiere que la política de [despenalización] ha tenido los efectos deseados. Nuestro análisis no encontró un aumento en la prevalencia del consumo de cannabis entre los jóvenes durante nuestro período de observación. ”

“Por el contrario, las tasas de consumo de cannabis disminuyeron después de la despenalización, aunque se necesitan más estudios para determinar si estas asociaciones están relacionadas. Estos hallazgos son consistentes con la interpretación de que las políticas de despenalización pueden cumplir los efectos esperados y que las consecuencias involuntarias a corto plazo son mínimas. “

1 172 vistas

El cannabis se extendió por todo el mundo a través de los viajes y su uso como fibra. En toda Europa, la planta se usaba para tratar tumores y tos, además de recreativamente. En el siglo XVI, el cáñamo era uno de los principales cultivos en Inglaterra. En 1533, Enrique VIII ordenó a los agricultores cultivar cannabis o enfrentarse a una multa. Durante este siglo, los médicos García de Orta y Li Shih-Chen descubrieron nuevos usos para la planta: mejora del apetito y como antibiótico.

En el siglo XVII, el cannabis había llegado a América del Norte. Se cultivó en Jamestown y otras colonias para su uso en ropas, materiales de construcción y velas. En 1619, la Asamblea de Virginia aprobó una ley familiar que obligaba a cada agricultor a cultivar cáñamo. Leyes similares  se aprobarían en Massachusetts y Connecticut, y la planta se aceptó como moneda de curso legal en Virginia, Pennsylvania y Maryland.

Durante este tiempo, “Anatomy of Melancholy” de Robert Burton recomendó el uso del cannabis como mejora y tratamiento de los trastornos de salud mental. En el siglo XVIII, dos farmacopeas adicionales enumeraban muchas propiedades medicinales del cannabis. “The New England Dispensatory” y “Edinburgh New Dispensatory”  enumeran la planta como un tratamiento para el dolor y la inflamación de la piel y de la tos, respectivamente.

El gran propulsor del cannabis en occidente

A pesar de la inclusión del cannabis en muchos textos médicos fue William Brooke O’Shaughnessy quien popularizó la planta en occidente. Como cirujano y profesor en el Colegio Médico de Calcuta en el siglo XIX, el irlandés O’Shaughnessy estaba realizando experimentos  sobre cannabis indica en animales, niños y adultos. Señaló los efectos analgésicos, además de su capacidad para relajar los músculos. Los pacientes con enfermedades reumáticas, cólera, tétanos e hidrofobia fueron tratados con cannabis bajo su cuidado. Aunque no era necesariamente un tratamiento verdadero para algunas de estas afecciones, O’Shaughnessy notó que ofrecía esperanza y eliminaba algunos de los efectos emocionales negativos de la enfermedad.

Justo antes de la Guerra Civil estadounidense, la tercera edición de U, S. La farmacopea enumera el extracto de cáñamo. El U.S. Dispensatory también lo hace, agregando cannabis medicinal. Se sabía que era intoxicante, sí, pero también analgésico e inductor del sueño. El cáñamo fue recomendado para una variedad de problemas de salud, desde neuralgia y convulsiones hasta depresión y la gota. A finales del siglo XIX, la investigación del Dr. JR Reynolds mostró una mejoría en tics, migrañas, asma y dismenorrea.

En el cambio de siglo, el uso del cáñamo disminuyó medicinalmente gracias a la introducción de opiáceos y al desarrollo de la jeringa. Aún así, medicamentos como Chlorodyne, una combinación de cannabis y morfina para tratar problemas estomacales, crecieron en popularidad. Además de eso, los remedios caseros y las curas de aceite de serpiente a menudo incluían cannabis, además de otras drogas y medicamentos.

Cuando comenzó la guerra contra las drogas, el cannabis estaba prohibido , lo que dejaba a los pacientes que lo usaban por razones médicas, a menudo sin suerte. En la década de 1970, se desarrollaron extractos y medicamentos sintéticos de cannabis para ayudar a tratar las náuseas asociadas con el uso de la quimioterapia para el cáncer y las enfermedades autoinmunes. Otros se usaron para tratar el glaucoma también.

En 1996 California legalizaría el cannabis medicinal para uciertas afecciones como el VIH / SIDA y el cáncer.  En la actualidad, la investigación sobre el cannabis esta increíblemente restringida en muchos lugares, aunque los increíbles resultados de las investigaciones están cambiando ese rumbo en beneficio de la humanidad.

1 194 vistas

Las leyes estatales norteamericanas que reducen los delitos menores por tenencia de marihuana de violaciones delictivas a civiles (también conocidas como despenalización) están asociadas con grandes reducciones en detenciones relacionadas con las drogas y no están vinculadas a un repunte del consumo de cannabis entre los jóvenes, según datos publicados por investigadores de la Universidad de Washington. Oficina Nacional de Investigación Económica.

Los investigadores examinaron las asociaciones entre la despenalización del cannabis, las detenciones y el consumo de cannabis en cinco estados que aprobaron medidas de despenalización entre los años 2008 y 2014: Massachusetts (despenalizado en 2008), Connecticut (2011), Rhode Island (2013), Vermont (2013) y Maryland (2014). Los datos sobre el consumo de cannabis se obtuvieron de encuestas estatales sobre la Conducta de Riesgo Juvenil (Youth Risk Behavior Survey, YRBS); los datos del arresto se obtuvieron de las estadísticas federales del crimen.

Los autores informaron: “La despenalización del cannabis en cinco estados entre los años 2009 y 2014 se asoció con grandes e inmediatas disminuciones en los arrestos relacionados con las drogas tanto para jóvenes como para adultos. … La fuerte caída en las tasas de arrestos sugiere que la implementación de estas políticas probablemente y según lo previsto cambiaron el comportamiento de la policía”.

Además, informaron: “La despenalización no se asoció con un mayor consumo de cannabis, ni en conjunto ni en ninguno de los cinco estados analizados por separado, ni se observaron efectos retardados en un análisis de latencia, lo que permitió la posibilidad de un período de dos años de demora en el impacto de la política. De hecho, el análisis de latencia sugirió un posible efecto protector de la despenalización “. En dos de los cinco estados evaluados, Rhode Island y Vermont, los investigadores determinaron que la prevalencia del consumo de cannabis en jóvenes disminuyó después de la promulgación de la despenalización.

Los investigadores concluyeron: “La implementación de la despenalización del cannabis probablemente lleve a una gran disminución en el número de arrestos entre los jóvenes (y también entre los adultos) y no vemos evidencia de aumentos en el consumo de cannabis entre los jóvenes. Por el contrario, las tasas de uso de cannabis disminuyeron después de la despenalización, aunque se necesitan más estudios para determinar si estas asociaciones son causales. Estos hallazgos son consistentes con la interpretación de que las políticas de despenalización probablemente tengan éxito con respecto a sus efectos previstos y que sus consecuencias involuntarias a corto plazo sean mínimas “.

Trece estados norteamericanos actualmente imponen la despenalización parcial o total. Nueve estados adicionales se han movido posteriormente para legalizar completamente el uso de marihuana por parte de adultos

1 131 vistas

Los estados norteamericanos que legalizaron la marihuana para uso médico vieron un promedio de caída del 15% en las ventas de alcohol, dice un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Connecticut y la Universidad Estatal de Georgia 

En el estudio, los investigadores utilizaron los datos “de compras de bebidas alcohólicas en los supermercados, tiendas especializadas, ventas de farmacos o gran distribución en los condados de Estados Unidos entre 2006-2015 para estudiar el vínculo entre las leyes de marihuana medicinal y el consumo de alcohol y centrándose en resolver el debate entre los posibilidad de sustitución o complementariedad entre el cannabis y el alcohol “. Para ello, observaron las diferencias en el tiempo de aplicación de las leyes sobre la marihuana entre los estados y descubrieron que estas dos sustancias son sustitutas.

“Los condados ubicados en estados con leyes de marihuana medicinal (MML) redujeron las ventas mensuales de alcohol en un 15 por ciento”, afirma el resumen del estudio. “Nuestros hallazgos son sólidos para el análisis de condados fronterizos, fechas efectivas de placebo para MML en los estados tratados y pruebas de falsificación con ventas de lápices y bolígrafos”.

El estudio completo, publicado por  SSRN , se puede encontrar haciendo clic aquí.

0 4.021 vistas

Recientemente neurocientíficos han demostrado un mecanismo de tolerancia a la marihuana y demuestran que incluso los usuarios de marihuana a largo plazo pueden devolver rápidamente la tolerancia a las condiciones normales.

La investigación de Deepak Cyril D’Souza de la Facultad de Medicina de Yale ha demostrado cómo funciona el cannabis y cuánto tiempo llevará volver a la normalidad. Esta última pieza de la investigación es una colaboración entre las organizaciones de prestigio como Grupo de Investigación del Sistema de Salud Esquizofrenia y Neurofarmacología de Connecticut, Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, New York University Langone Medical Center, la Escuela Médica de Harvard y el Hospital General de Massachusetts.

Durante mucho tiempo, los usuarios de marihuana se han estado quejando de la cantidad necesaria y cada vez mayor para obtener un efecto similar. En comparación con los opiáceos, la sobredosis mortal de marihuana es prácticamente imposible y debes quemar unas docenas de kilos de marihuana en un poco espacio de tiempo, lo cual es simplemente imposible. Si bien los fumadores pueden aumentar gradualmente la cantidad de marihuana consumida, no es una regla y puede quemarse la misma cantidad todos los días y aún así “colocarse”

La investigación se realizó en hombres de entre 18 y 35 años que eran “adictos a la marihuana”. Los investigadores utilizaron un escáner PET para explorar y observar el cannabinoide del receptor CB1, que se activa por el tetrahidrocannabinol (THC) psicoactivo contenido en la marihuana. Con la ayuda de un escáner CT, los investigadores pudieron determinar exactamente dónde se encuentran los receptores CB1 en el cerebro y qué tan densamente se distribuye.

Los científicos descubrieron que “en los consumidores crónicos de cannabis, el número de receptores CB1 está disminuyendo en la mayoría de las regiones del cerebro. El aumento en el número de receptores CB1 ocurre después de 2 días de abstinencia y dura más de 4 semanas “.

En otras palabras, los fumadores de marihuana tienen menos receptores CB1 en el cerebro que los no fumadores, pero el número de estos receptores aumenta en dos días para volver a los niveles normales después de cuatro semanas de abstinencia.

Los fumadores de marihuana tenían aproximadamente un 20% menos de receptores cannabinoides CB1 que en el grupo de control. Independientemente de cuánto consume una persona cannabis, el aumento en el número de receptores CB1 ocurrió después de aproximadamente dos días. Después de cuatro semanas de abstinencia, las exploraciones PET no mostraron diferencias entre los adictos a la marihuana y los que nunca probaron la marihuana.

En conclusión, si se está planeando una interrupción en el uso de marihuana, se recomienda al menos un descanso de un mes para “limpiar” el cerebro y permitir que los receptores de cannabinoides vuelvan a la normalidad.

0 293 vistas

Los Chiles o guindillas y el cannabis producen una sustancia que reacciona con el sistema inmune de los ratones y reduce la inflamación en el intestino

Los científicos creen que pueden ayudar a desarrollar nuevos tratamientos para la diabetes tipo 1 y la enfermedad de la colitis intestino.

Al ingerir guindillas estas interactúan con el mismo receptor en el estómago, dicen los nuevos hallazgos, y así calman el intestino, descubrieron científicos de la Universidad de Connecticut.

A los ratones que se les proporcionó guindillas y el fármaco de la clase B mostraron menos inflamación en sus intestinos. También, los investigadores descubrieron que algunos ratones fueron capaces de revertir la diabetes tipo 1 alimentándolos con guindillas o chile.

Se encontró que este producto natural y picante interactúa con un receptor llamado TRPV1, que se encuentra en el intestino, esófago y páncreas. Cuando se une al receptor se crea un compuesto llamado anandamida, que es químicamente similar a cannabinoides que se encuentran en la marihuana.

Fue este compuesto el que llama al sistema inmune de los ratones a calmarse, al reducir la inflamación, lo mismo que sucede cuando fueron alimentados directamente con anandamida.

La reducción de la inflamación en el páncreas podría ayudar en el tratamiento de la diabetes debido a que el páncreas es responsable de mantener los niveles de insulina y glucosa en el cuerpo. Las personas con diabetes tienen demasiada glucosa en su sistema y el páncreas no es capaz de regularlo.

El cerebro también crea anandamida cuando los receptores en el cerebro reaccionan a las personas que consumen cannabis.

El profesor de inmunología y medicina de la Universidad, Pramod Srivastava, dijo: “Esto le permite imaginar formas en que el sistema inmunológico y el cerebro puede hablar el uno al otro”. “Ellos comparten un lenguaje común” abriendo interrogantes sobre la relación entre el sistema inmune, el intestino y el cerebro.

En la actualidad se están llevando investigaciones para ver si la anandamida se puede utilizar para tratar varios trastornos en los intestinos, como la colitis.

El profesor Srivastava y su equipo también investigarán cómo el cannabis afecta a la inflamación intestinal a ciudadanos de los Estados Unidos donde se ha legalizado la marihuana medicinal. “Estoy esperando trabajar con la autoridad de salud pública en Colorado para ver si se ha producido un efecto sobre la gravedad de la colitis entre los usuarios habituales de productos de cannabis comestible”.

“Si los datos epidemiológicos muestran un cambio significativo, lo harían un caso comprobable de que la anandamida u otros cannabinoides podrían utilizarse como fármacos terapéuticos para tratar ciertos trastornos del estómago, páncreas, intestinos y colon.”