Buscar

República Checa - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 119 vistas

De acuerdo con un nuevo estudio, la despenalización de la marihuana en la República Checa no ha tenido ningún efecto en la edad media de inicio de los que consumen la planta.

En el 2010, la República Checa despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de cannabis y otras drogas. Un estudio que se publica el Diario Internacional de Políticas de Drogas , y publicada online antes de su impresión por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos , ha descubierto que este cambio en la ley no ha tenido ningún efecto sobre la edad de inicio del consumo de marihuana.

Para el estudio, los investigadores utilizaron “datos de la encuesta del 2012 para examinar el efecto del cambio de la política del cannabis sobre la edad de inicio de su uso.” Se estima que “el efecto por el cambio de la política utilizada de un marco de riesgo proporcional no afecta a la transición del primer uso de cannabis”

Después de examinar los datos, se encontró que el cambio de política con el cannabis “no afectó a la transición del primer uso de cannabis”.

Los investigadores concluyen afirmando; “No encontramos ninguna evidencia de que la despenalización del cannabis afecte a la edad de aparición en su uso”.

Haga clic aquí para el estudio completo.

0 401 vistas

Cerveza. La popularidad de la cerveza de cáñamo no deja de crecer en Europa. Cada vez más supermercados y vinotecas en Alemania y República Checa, en concreto, venden dicha cerveza, lo que no sorprende mucho; son dos países muy conocidos por su afición a la cerveza. Pero ¿es esa la única razón por la que la popularidad de la cerveza de cáñamo crece en estos países?

Después de todo, el cannabis y el alcohol comparten una relación turbulenta. La investigación demuestra que el alcohol aumenta la concentración de THC en el flujo sanguíneo y, por lo tanto, muchas personas sienten que el alcohol y el cannabis son una combinación impredecible que a menudo no funciona bien.

Por otra parte, cada vez más gente empieza a apreciar la combinación de cáñamo y cerveza. El cáñamo contiene poco o nada de THC, la sustancia psicoactiva que se encuentra en el cannabis. Sin embargo, enriquece la cerveza con el sabor del cannabis y parece que esa combinación gusta mucho.

Una combinación perfecta

La cerveza no combina bien con todo, entonces ¿por qué está la cerveza de cáñamo tan buena?

Uno de los ingredientes principales en el proceso de fabricación de la cerveza es el lúpulo, una planta con un sabor, y aroma, fuerte y dulce. El lúpulo es un aditivo esencial para el proceso de elaboración de la cerveza; enriquece el sabor y proporciona el esperado sabor amargo de la cerveza.

El lúpulo está estrechamente relacionado con el cannabis
El lúpulo está estrechamente relacionado con el cannabis

Botánicamente, el lúpulo y el cannabis están estrechamente relacionados y los métodos de cultivo de las dos plantas también son sorprendentemente similares. El lúpulo y el cannabis son las dos especies de plantas dioicas. En la producción de cannabis, sólo se utilizan las flores de la planta hembra, y lo mismo se aplica al sector del lúpulo; sólo se utilizan las flores lúpulo hembra en la industria cervecera. Al igual que con el cannabis, las semillas de lúpulo son no deseadas y ambas plantas pueden añadir maravillosos sabores a la cerveza.

No es de extrañar que los cerveceros hayan experimentado con el cáñamo durante mucho tiempo. En Alemania y en la República Checa, esos experimentos se están acercando a la madurez.

Países europeos cerveceros

No resulta extraño que la popularidad de la cerveza de cáñamo vaya en aumento en Alemania y en la República Checa, ya que estos dos países consumen la mayor cantidad de cerveza de Europa. En la Edad Media, Alemania fue el primero en profesionalizar la fabricación de cerveza, un proceso que anteriormente sólo se había confiado a los monasterios y abadías. Alemania siempre mantuvo su posición de liderazgo y los datos dicen que el estado federal de Baviera, por sí solo, alberga el 40% de las fábricas de cerveza de Europa. Alemania también se encuentra situado en una posición alta en la lista de países por consumo de cerveza per cápita: 107 litros por habitante y año.

Cerveza de cáñamo - Sensi Seeds
El cáñamo también puede ser un ingrediente de la cerveza

La República Checa tampoco es un peso ligero. De hecho, se ha clasificado por delante de Alemania en esta lista, en primer lugar, con 144 litros por habitante y año. La famosa cerveza pilsner se elaboró por primera vez en la República Checa y lo hizo Plze?ský Prazdroj (Pilsner Urquell) de quien recibió el nombre la cerveza. Prazdroj y Urquell significa “fuente original” y la marca se considera la madre de todas las pilsners. Los que creen que el Oktoberfest alemán es el único gran festival de la cerveza del mundo se equivocan. El Festival de la Cerveza Checo se celebra en Praga todos los años y nunca dura menos de 17 días. Este festival también se lleva a cabo fuera de la República Checa, en Alemania, Rusia (Moscú) y, en 2013, incluso en los EE.UU. (Chicago y Nueva York).

En lo que se refiere a la afición por el cannabis, ambos países obtuvieron un resultado alto también. Según el Informe Europeo sobre Drogas de 2016, el 24,8% de los jóvenes europeos (15-34 años) consumieron cannabis el año pasado. En Alemania, la cifra es ligeramente inferior al 23,1% y en la República Checa, es superior al 28,7%. Por lo tanto, la popularidad de la cerveza de cáñamo parece estar relacionada con ¡algo más que el amor por la cerveza!

Los precursores de la cerveza de cáñamo

Resumiendo, tiene sentido que la primera cerveza de cáñamo elaborada comercialmente procediese de estos países. Ocurrió en Alemania antes de que la Ley del Opio restringiese el uso del cáñamo. Cuando, en 1996, el gobierno alemán volvió a permitir el uso del cáñamo, la Bier-Company de Berlín empezó a elaborar Turn, una cerveza enriquecida con extracto de cáñamo. En 2001, la famosa fábrica de cerveza bávara Weissenohe hizo su propio intento, poniendo Cannabis Club Sud en el mercado, una cerveza de cáñamo que puso el listón alto y que no pasó desapercibida para el público de la cerveza en general. En 2005, la República Checa hizo lo mismo con Konopi y Valley Beer, entre otras.

Lee más sobre la cerveza de cáñamo y sobre cómo puedes elaborarla tú mismo.

Cerveza de cáñamo - Sensi Seeds
Hanfblüte de Appenzeller Bier

El tabú del cáñamo va desapareciendo

Las cervezas de cáñamo se venden bien en los supermercados y vinotecas de Europa Central. Sensi Seeds sospecha que esto también tiene que ver con la creciente aceptación de los aspectos medicinales y recreativos del cannabis y del cáñamo. Gracias a todos los avances que se están produciendo en todo el mundo, el cannabis es cada vez más habitual para el público general. Y los productos de cáñamo también empiezan a ser cada vez más aceptados. El tabú está desapareciendo y esta tendencia se está introduciendo en el mundo de una de las bebidas alcohólicas más consumidas a nivel mundial.

Cannafest 2016

La cerveza de cáñamo suele beberse durante uno de los mayores festivales del cannabis de Europa: Cannafest en Praga. Este año, Cannafest se celebra del 11 al 13 de noviembre en el recinto ferial Expo Prague Holešovice, y ¡Sensi Seeds estará una vez más allí! ¿Por qué no nos cuentas después qué cerveza de cáñamo te gusta más?

Por Martijn

1 215 vistas

La República Checa es un país de Europa Central sin litoral, y con una población de alrededor de 10,5 millones de habitantes. En la República Checa, el cannabis se ha utilizado a lo largo de toda su historia y actualmente cuenta con algunas de las leyes relativas al cannabis más progresistas del mundo, aunque estas leyes han sido puestas a prueba en más de una ocasión.

Historia del cannabis en la República Checa
La República Checa (históricamente conocida como Bohemia) cuenta con abundantes pruebas arqueológicas y botánicas del uso temprano del cannabis, principalmente en forma de granos de polen. Las investigaciones realizadas en las llanuras del este de Bohemia, en 2008, indican que el Cannabis/Humulus ya estaba presente en el registro de polen 2.250 años antes del presente (AP). Entre el 2250 y 1000 AP, el polen de Cannabis/Humulus estuvo presente en niveles bajos durante la mayor parte del registro, aunque hay varios períodos en los que, al parecer, estuvo ausente, quizás debido a las fluctuaciones ambientales.

2.-Cannabis-in-Czech-Republic-250x218
La ciudad medieval de Žatec, donde se han realizado excavaciones arqueológicas que demuestran la evidencia del consumo de cannabis

Humulus (lúpulo) es el pariente más cercano del cannabis, y sus granos de polen suelen resultar difíciles de distinguir. Sin embargo, otros factores, más allá del propio polen, indican que el cannabis fue el cultivo principal presente en los registros, y que el cultivo comenzó en serio en la zona en torno a los siglos IX o X de la EC.

El Fuerte de la Alta Edad Media situado en Libice nad Cidlinou, en Bohemia Central, es un importante yacimiento arqueológico, y se cree que es uno de los asentamientos más antiguos de la República Checa. Se han hallado macro restos de varias plantas, entre los que se incluyen cannabis, adormidera y lino, entre las ruinas que datan del siglo IX EC. Otro yacimiento de la Alta Edad Media ubicado en Žatec, al noroeste del país, ha proporcionado más pruebas de macro restos de cannabis y de polen. En este caso, el cannabis fue mucho más abundante durante los siglos IX y X, y ya había comenzado a disminuir en los siglos XI y XII, ya que la producción de cereales comenzó a intensificarse.

El uso de cannabis en la medicina checa
Es posible que, al principio, el uso del cannabis se limitara a las materias textiles, la comida y a la extracción de aceite, ya que el biotipo local es el cáñamo con un bajo contenido en cannabinoides. En la Baja Edad Media, el uso del cannabis en la medicina se generalizó mucho más. Las variedades con un mayor contenido en cannabinoides se introdujeron desde Asia a través de Europa del Este, pero la farmacopea de la época, sin duda, también utilizó el cáñamo local.

3.-Cannabis-in-Czech-Republic-250x359
La diosa Mokoš del panteón eslavo es una “deidad femenina” y protectora de la cosecha de cáñamo

En torno a 1596, un herbario (libro de Botánica sobre plantas medicinales) influyente escrito por el médico italiano Mattioli volvió a imprimirse en checo en las imprentas de Praga. Este herbario, famoso por la calidad de las ilustraciones de sus grabados, describe claramente la planta de cannabis y sus diferentes usos. El cannabis se utilizaba, ampliamente, en Bohemia y sus alrededores para tratar la fiebre, los forúnculos, la sinusitis y el dolor de oído, entre muchas otras dolencias comunes.

En la década de 1950, se publicaron los resultados de treinta años de observaciones en un sanatorio para tuberculosos en Jince, Bohemia Central (entonces parte de Checoslovaquia). La semilla de cáñamo se ha utilizado, de forma amplia, como tratamiento para la tuberculosis, y con frecuencia permitido que los individuos afectados se recuperasen por completo cuando se les administra como único alimento o medicina. Se cree que esto se debe a la adecuada proporción de aminoácidos encontrados en la proteína del cáñamo. La investigación posterior realizada en la Universidad de Olomouc, Moravia (junto con Bohemia y Silesia Checa, Moravia es uno de los territorios checos tradicionales, sin embargo, en general se acepta ‘Bohemia’ para referirse a los tres, sobre todo en un contexto histórico) proporcionó algunas de las primeras pruebas modernas de las propiedades bactericidas del cáñamo.

El cannabis en el folclore de la República Checa
En las investigaciones dedicadas al estudio de la tuberculosis y realizadas en lo que hoy es Eslovaquia, se utilizaba cannabis cultivado en el propio país para tales fines. Eslovaquia sigue siendo un centro de cultivo de cáñamo, y ha proporcionado parte de la información que tenemos sobre las tradiciones populares en las que se usaba cáñamo en la zona. La proximidad y la cercanía sociopolítica de las dos naciones a día de hoy, implica que las tradiciones celebradas en Eslovaquia probablemente se conocían, aunque no necesariamente se seguían, en la propia Bohemia.

Los pueblos eslavos que pueblan la actual República Checa y Eslovaquia (al igual que muchos países vecinos) comparten una cultura viva de tradiciones populares que en muchos casos persiste hasta nuestros días. En el panteón eslavo, la diosa Mokoš se considera una ‘deidad femenina’ y protectora de las mujeres, que se asocia con el agua, y las ocupaciones tradicionalmente femeninas, tales como el hilado, el tejido, y el destino (suerte o destino se asocia con el tejido en muchas culturas, incluida la griega y la nórdica). Como una ofrenda a Mokoš, las mujeres, tradicionalmente, tiraban semillas de cáñamo en el agua con la esperanza de obtener su favor y protección.

4.-Cannabis-in-Czech-Republic-600x398
En la cercana Eslovaquia, en el Día Hromnice (Candelaria) los vecinos de los pueblos disfrutan de un día de descanso y de paseos en trineo para que la próxima cosecha de cáñamo sea más abundante (© Skitelnice)

En Budča, Eslovaquia, la celebración del Día Hromnice, (la Candelaria, que se celebra en todo el mundo eslavo) el 2 de febrero se caracteriza por ser un día de descanso que se pasa en compañía de familia y amigos tirándose en trineo por las colinas. Se creía que esta costumbre hacía que el cáñamo creciese más alto y en abundancia.

En Bohemia, se consideraba que realizar determinadas actividades traía mala suerte, como por ejemplo tejer, la trilla, la costura, o moler el grano, durante determinadas celebraciones importantes, en días como Navidad, el Día de San Lucia, el Día de Reyes y el Día de los Santos Inocentes. La creencia era que al hacerlo se enojaba a los espíritus de los antepasados ​​muertos, y como consecuencia, después se obtenía una mala cosecha de cáñamo, lino o maíz.

Incluso los checos de Nebraska, una comunidad fundada en 1963 para representar a la población étnica Checa y Eslovaca que habían comenzado a emigrar en gran número durante la década de 1860, todavía utilizan el cáñamo y el lino (entre otros textiles) para producir los coloridos kroje (trajes) ​​que visten durante los festejos tradicionales.

Uso cultural del cannabis en la República Checa
En la Antigua Chequia, la palabra para referirse al cannabis era kanopia. La mayoría de los demás países de los alrededores, y los del sur y el este, utilizaban palabras parecidas, todas procedentes de la raíz de la palabra escita (se cree que es kanap o kanab) que nos proporciona palabras más modernas para el cannabis, entre las que se incluye la griega (kannabis) y la del Inglés Moderno ‘cannabis’, tomada directamente del latín. Los checos, los eslovacos, los silesianos y muchos otros pueblos de Europa Central, y los Balcanes, comparten rasgos culturales y lingüísticos comunes, y se les conoce de forma colectiva como los eslavos o los pueblos eslavos.

Históricamente, los pueblos eslavos han habitado el centro, el este y el sudeste de Europa, por lo menos, desde el siglo VI (algunos creen que descienden de las poblaciones neolíticas locales). Su patria ancestral se discute, pero su propagación ha llegado tan al norte como Escandinavia (donde se entremezclan con las culturas vikingas) y el norte de Rusia, hasta el sur de la Península Arábiga y Siria, y hasta el este de Mongolia, e incluso partes de China. Como su ámbito cultural es tan amplio, han intercambiado ideas y prácticas culturales con una amplia gama de pueblos dispares a largo de los siglos, incluyendo muchas culturas con tradiciones, duraderas y venerables, de uso del cannabis, como las del Cáucaso y las de Asia Central.

5.-Cannabis-in-Czech-Republic-250x167
Para este día, se siguen elaborando las tradicionales prendas de vestir checas, complejas y ornamentadas, con fibra de cáñamo

Entonces, no es de extrañar que las costumbres eslavas en las que se usa el cáñamo tienen mucho parecido con las que se encuentran en el centro y el norte de Asia, incluso hasta los patrones de colores brillantes, geométricos entrelazados en la ropa de cáñamo tradicional que siguen elaborando algunas comunidades. El cáñamo es una parte integral de la cultura del tejido que sigue siendo una fuente de orgullo para muchos eslavos en la República Checa, Eslovaquia y otros países. El hilado y el tejido de productos textiles a base de cáñamo y de lino en el hogar, junto con el arduo trabajo manual asociado con la producción de la fibra, estaba presente en todo el mundo eslavo hasta hace muy poco. El procesamiento manual del cáñamo ha desaparecido, siendo reemplazado por el procesamiento a máquina, pero persistió en algunas zonas hasta mediados del siglo XX.

Es muy poco probable que las prácticas relacionados con el cannabis desapareciesen en algún momento por completo. La cultura moderna del uso de cannabis no puede sostenerse sin base, y su aceptación social y familiaridad generalizada entre muchos checos ha hecho que las tasas de consumo sean muy superiores a la mayoría de los otros países europeos, durante décadas. Sin duda, cultivar una planta o dos en el balcón es una práctica común por parte de las mujeres mayores, que todavía utilizan cannabis en los remedios caseros tradicionales, como pomadas y tés.

Legislación, arrestos y sentencias relativas al cannabis en la República Checa
Hasta 1962, no había ninguna ley oficial de drogas en Checoslovaquia. El país fue miembro fundador de la Sociedad de Naciones, y fue signatario de la Convención Internacional del Opio de 1925 revisada, que prohibió de manera efectiva el comercio internacional demarihuana y hachís, aunque los términos del tratado no requerirían que se promulgase una legislación en Checoslovaquia, ya que en aquel momento no existía comercio internacional, por lo menos, no a ningún nivel importante.

La ley de 1962 dictaminó la ilegalidad del cannabis, pero no fue hasta 1993 cuando la, recientemente independiente, República Checa puso en vigor un nuevo conjunto de leyes, diseñadas para que el país se ajustase a los términos de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961. La ley de 1993 también especificaba que el consumo de cannabis sería considerado un delito menor, pero que la venta, el tráfico y el cultivo serían todos considerados delitos penales. Sin embargo, no establecía límites para lo que constituía la posesión personal, y una cláusula ambigua que se refiere a ‘cantidades superiores a pequeñas’ causó ha causado una gran incertidumbre.

En 2009, la legislación cambió de nuevo. Ahora, los límites personales se definieron como 15 gramos de marihuana o 5 gramos de hachís. También se especificaba que los individuos que cultivasen hasta cinco plantas que tuviesen un contenido de 0,3 %, o superior, en THC sería acusados de un delito menor. Cultivar más de cinco plantas seguiría siendo un delito, a menos, por supuesto, que las plantas contengan menos del 0,3 % de THC. Sin embargo, aunque no se han introducido más cambios oficiales a la ley, se ha informado en varias ocasiones de que los límites se ignoran sistemáticamente, y los individuos pueden ahora ser arrestados y acusados por posesión, por tan poco como un gramo de marihuana o hachís.

6.-Cannabis-in-Czech-Republic-250x188

En 2013, entró en vigor el cambio más reciente. Este cambio legaliza el cannabis medicinal, pero ha sido muy criticado, ya que no logró establecer regulaciones razonables para el cultivo que permitan que emerja una industria. Se especificaba que durante el primer año, el cannabis medicinal tendría que importarse (ilegal según la Convención Única, e imposible en la práctica). Tampoco consiguió establecer sistemas eficaces de licencias para los aspirantes a cultivadores domésticos. Dieciocho meses más tarde, los checos siguen sin poder acceder al cannabis medicinal.

El cultivo de cannabis en la República Checa
Como consta en los registros de polen, desde hace siglos, siempre se ha cultivado cannabis en la República Checa, con fluctuaciones en la intensidad producidas como consecuencia de los cambios socioeconómicos o políticos. En respuesta a las campañas contra el cannabis de los años 1920 y 1930, la cultura del cultivo de cannabis disminuyó notablemente, y a pesar de la aprobación de una legislación que protegía a los agricultores que cultivan cáñamo en 1999, la industria no se ha recuperado. Un período breve de renovación de la actividad se produjo inmediatamente después del cambio en la ley, pero rápidamente cayó a niveles de prohibición, cuando quedó patente que los equipos de procesamiento y recolección no cumplían con los requisitos.

No está claro exactamente cuánta tierra se dedica al cultivo de cáñamo industrial en la actual República Checa. En el momento álgido después de la prohibición, en torno a 2006, se cree que la extensión del cultivo llegaba hasta 1.700 hectáreas, pero esta cifra se había reducido a 200 hectáreas en 2010, y desde entonces ha habido pocos indicios que demuestren ningún tipo de crecimiento de la industria.

Por otra parte, el cultivo de cannabis con fines medicinales y recreativos es cada vez mayor. Los Grow Shops son abundantes, y parece que hay una cultura del cultivo, a pequeña escala y personal, que vive un gran momento. A pesar de esto, las leyes relativas al cultivo siguen siendo un tanto restrictivas, y los cultivadores pueden ser arrestados.

El tráfico de cannabis en la República Checa
Apenas existe tráfico de cannabis en la República Checa, debido a sus buenos niveles de producción nacional. Sin embargo, las bandas de traficantes internacionales se han aprovechado de las políticas relativamente tolerantes de la nación, y durante los últimos quince años, más o menos, la República Checa se ha convertido en un centro del tráfico de cannabis. En primer lugar, las bandas vietnamitas están implicadas en el cultivo a gran escala y el tráfico de cannabis, mientras que las bandas rusas, checas y eslovacas también participan en el comercio. La mayoría del cannabis destinado a la exportación se venderá en Alemania, donde existe una gran demanda interna.

En 2012, las autoridades checas incautaron la cantidad récord de 563 kg de cannabis, y se detectaron un total de 218 sitios de cultivo. Las cifras generales de plantas incautadas también ha aumentado durante los últimos años, con 90.091 plantas incautadas en 2012, 62.817 en 2011, y 64.904 en 2010. Parece que el tráfico de cannabis a gran escala no sólo es cada vez mayor, sino que también está cada vez más especializado, y resulta más rentable.

Comprar y consumir cannabis en la República Checa
Es fácil adquirir una buena cantidad de cannabis en la mayoría de los centros urbanos. En Praga, hay varios bares y clubes conocidos por vender, con discreción, cannabis “bajo el mostrador”. En general, la adquisición de cannabis no conlleva ningún gran riesgo de detención o acoso policial, y si el consumo es discreto (y preferentemente no traspasa los límites del propio hogar) no debería haber ningún motivo de preocupación.

7.-Cannabis-in-Czech-Republic-250x150Es recomendable evitar a los vendedores callejeros, que no sólo suelen estar bajo vigilancia policial, sino que además es más probable que vendan productos de calidad inferior. En algunas partes de Praga, los vendedores callejeros son habituales, tal y como ocurre en Ámsterdam. En su lugar, se aconseja asegurarse el suministro, tal vez preguntando en un bar o club local, donde puede haber vendedores locales o simpáticos lugareños que te presten su ayuda. Por lo general, parece que los precios oscilan entre 25 €- 55 € por un octavo de onza (3,5 g), y a no ser que se compre a los vendedores callejeros, suele ser de gran calidad.

Por Seshata

0 367 vistas

La República Checa es un país joven, que tras convertirse en estado soberano, adoptó leyes liberales en lo relativo a las drogas. En repetidas ocasiones, dichas políticas liberales se han visto comprometidas, pero las últimas modificaciones han supuesto un gran avance, aunque parece que su aplicación demuestra ahora que son menos progresistas de lo esperado en un principio.

Aspectos legales relativos al consumo, posesión y cultivo de cannabis

Posesión y consumo de cannabis

En 1993, la recién formada República Checa aprobó un conjunto progresista de leyes de drogas que legalizaban la posesión y el consumo de drogas, al mismo tiempo que penalizaban la producción y la venta. Más tarde, con el fin de adecuar la legislación nacional a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes, se introdujo una enmienda en la ley, en 1999, que criminalizaba la posesión de “cantidades más grandes que las pequeñas”.

Czech-1-250x161
La República Checa tiene una gran cultura del cannabis muy desarrollada (© pirati.cz)

La enmienda recibió numerosas críticas, ya que no especificaba en qué consistían dichas cantidades y no hacía ninguna distinción entre sustancias. El resultado fueron años de sentencias inconsistentes, en los que los delitos o infracciones relacionados con la marihuana solían acarrear sanciones equivalentes, o incluso más graves, que con las drogas “duras”.

Finalmente, en el período comprendido entre 2009-2010, se revisó el Código Penal y se puso en marcha una nueva enmienda fundamental (467/2009 Coll), que diferenciaba el cannabis de las demás sustancias y establecía los límites para la posesión de pequeñas cantidades en 15 gramos o cinco plantas de cannabis, un cambio legislativo que fue aclamado como una victoria histórica a favor de la liberalización de la política de drogas en todo el mundo.

Tras la introducción de dicha modificación, la posesión de 15 gramos, o menos, se sanciona con una multa de un máximo de 15.000 CZK (547 €). Para cantidades superiores a 15 gramos, la posible condena máxima consiste en una pena privativa de libertad de un año. Sin embargo, en la práctica, en muy pocas ocasiones se aplican penas privativas de libertad en los casos de simple posesión.

Cinco años más tarde y siguen en vigor las mismas leyes, por lo que el sueño que compartían muchos de una nueva utopía del cannabis que rivalizaría con Ámsterdam en sus días de gloria nunca se materializó, y hay indicios preocupantes de que la tendencia a favor de la liberalización está empezando a revertirse. En agosto de 2013, el Tribunal Constitucional checo dictaminó que la aplicación de la enmienda 467/2009 Coll era inconstitucional. Los límites de posesión son, como consecuencia, inválidos hasta que la nueva legislación pueda redactarse, y se ha debatido la posibilidad de bajar el límite de posesión de cannabis a 10 gramos.

Venta de cannabis

Czech-2-250x377
La escena checa del cannabis tiene una presencia bien definida y ha producido muchas marcas populares (© crazbabe21)

La venta de cannabis en la República Checa siempre ha estado tipificada como delito, y se castiga con entre uno y cinco años de prisión, que pueden ampliarse a un máximo total de dieciocho años de prisión, en el caso de que existan circunstancias agravantes. En la práctica, raramente se imponen sentencias tan largas por delitos relacionados con el cannabis.

La venta de pequeñas cantidades de cannabis puede ser ignorada, o tolerada ,hasta cierto punto, aunque no es la política oficial. En Praga y otras zonas urbanas importantes, hay varios bares y tiendas que suministran pequeñas cantidades de cannabis, bajo el mostrador, a sus clientes, o que tienen “distribuidores” regulares que no pertenecen oficialmente al sector.

Sin embargo, los activistas de los establecimientos tipo coffeeshop esperaban ver resultados de las políticas de liberalización de 2010 que no han llegado a producirse, y varios de los puntos de venta no oficiales han sufrido redadas y sido cerrados por la policía durante los últimos años.

Cultivo de cannabis

Desde la reforma de 2010, el cultivo de cannabis se ha despenalizado siempre que el número de plantas sea cinco o inferior. El cultivo de un número mayor de plantas es un delito penal y se considera producción, por lo tanto está sujeto a sanciones equivalentes a las que se imponen por delitos de distribución.

El cultivo de cannabis está muy extendido en la República Checa, y en la práctica, la mayoría de los pequeños cultivos nacionales corren muy poco riesgo de sufrir una acción penal, incluso si se supera el límite de cinco plantas, siempre que no haya circunstancias agravantes. Sin embargo, las autoridades checas cada vez tiene más problemas para controlar el aumento de grandes cuartos de cultivo a gran escala, a menudo explotados por bandas organizadas vietnamitas cerca de la frontera alemana. El estilo intensivo de producción de cannabis a gran escala está, estrechamente, relacionado con los productos de baja calidad que suelen contener altos niveles de moho o residuos de fertilizantes.

En respuesta al aumento del cultivo de cannabis relacionado con bandas organizadas para la venta, las autoridades checas han intentado, torpemente, tomar medidas drásticas contra la venta del equipo utilizado para cultivar cannabis. En 2012, la Corte Suprema de la República Checa dictaminó que los puntos de venta ya no podían vender ninguno de los artículos necesarios para llevar a cabo un cultivo “desde la semilla hasta el porro”, ya que se consideraba que “se inducía a los clientes a cometer un delito”.

Esta redacción ambigua generó críticas inmediatamente, pero los propietarios de las tiendas en general acataron la resolución, por lo general sólo mediante la suspensión de la venta de uno o dos de los artículos importantes relacionados con el cultivo, tales como semillas, libros de cultivo, u otra parafernalia. A pesar de cumplir la ley, la decisión de la Corte Suprema motivó que el destacado legislador antidrogas Jakub Frydrych, jefe de la Agencia Nacional de Drogas Checa (APN), iniciase una ofensiva importante contra las tiendas de cultivo, cerrando unas cincuenta tiendas en una sola operación en noviembre de 2013. Se realizaron por lo menos diecinueve arrestos, y en el momento de redactar este artículo, no parece que la situación legal haya mejorado.

Cannabis medicinal en la República Checa

Hasta hace muy poco, la República Checa no tenía leyes que regulasen el cannabis medicinal en su legislación, aunque, de forma anecdótica, parece que el uso medicinal se ha considerado como atenuante en algunos casos de cultivo a pequeña escala.

Sin embargo, dos enmiendas fundamentales introducidas en el Código Penal en 2013 supusieron un gran avance para la legislación del cannabis medicinal en Europa. Estas enmiendas (50/2013 Coll. y 221/2013 Coll.) permitían la compra y el consumo legal de cannabis medicinal a los pacientes en posesión de una receta válida, y establecían directrices sobre las dosis, la gama de indicaciones y las restricciones de edad. Se consideraba que la “compra legal” de cannabis consistía en adquirirlo de una fuente nacional con licencia oficial o en importarlo legalmente del extranjero.

Czech-3-250x141
La escena checa del cáñamo es muy importante, y los alimentos, textiles y cosméticos a base de cáñamo son cada vez más populares (© A. Currell)

Actualmente, los pacientes a los que se ha recetado legalmente cannabis medicinal en la República Checa no tienen una fuente doméstica con licencia oficial de la que obtener su medicina, y sólo pueden importar a través de canales legales (aunque esto ocurre raramente, si es que ocurre), o, simplemente, comprar su medicina de forma ilícita. Aunque las leyes que regulan las licencias y tasas administrativas entraron en vigor en marzo de 2014, no se han emitido licencias hasta el momento, a pesar de que existe un gran interés.

Por lo tanto, a pesar de los bombos y platillos iniciales, las leyes de la República Checa que regulan el cannabis medicinal se han quedado muy lejos de las amplias repercusiones previstas.

Cáñamo industrial en la República Checa

La República Checa tiene una pequeña, pero importante, industria del cáñamo industrial, que comenzó a florecer después de un sentencia histórica en 1999 que reconocía las capacidades tecnológicas y bioenergéticas de la planta. Históricamente, el cáñamo se ha cultivado en la región que hoy es la República Checa desde hace miles de años, aunque la tradición se interrumpió en el siglo XX con la expansión de la campaña de desinformación dirigida por los Estados Unidos contra el cáñamo y el cannabis.

Cuando la legislación cambió por primera vez, los agricultores volvieron a cultivarlo con entusiasmo en sus campos y obtuvieron unos años de cosechas abundantes. Sin embargo, una década más tarde la industria empezó a presentar problemas, pasando de un máximo de 1.700 hectáreas cultivadas en 2006, a una reducción de la producción total a apenas 200 hectáreas en 2010.

Sin embargo, la industria del cáñamo checa no muestra signos de desaparecer. Cuenta con una subcultura activa que asegura que los festivales anuales del cáñamo sean numerosos y muy concurridos, y el tipo y la gama de productos disponibles aumenta cada año. En el Festival Evolution del año pasado, un importante evento anual de estilo de vida alternativo, los vendedores comentaron que las semillas, la cerveza y el té de cáñamo se encuentran entre los artículos más populares que se ofrecían, y que los productos para el cuidado de la piel y los tejidos de cáñamo son también cada vez más populares.

Los partidos políticos de la República Checa y el cannabis

Partido Social Demócrata Checo

Czech-4-250x200
Jakub Frydrych, el legislador antidrogas responsable de la espectacular represión sobre las tiendas de productos destinados al cultivo en 2013 (© idnez.cz)

El ČSSD es el mayor partido político de la República Checa, y lidera la actual coalición. Según un análisis realizado por el Central European Journal of Public Policy, el ČSSD normalmente enfoca el tema de la política de drogas desde un punto de vista de la protección de las libertades civiles, y como tal, por lo general, está a favor de la liberalización. Sin embargo, el analista señaló que algunos miembros del partido han expresado una “desaprobación simbólica” de las drogas.

ANO 2011

Fundado por el segundo hombre más rico de la República Checa, ANO 2011 se presenta a sí mismo como un “movimiento” político de ciudadanos más que un partido, y ha intentado evitar ser etiquetado como de izquierdas o derechas, prefiriendo en su lugar centrarse en los temas por los que han optado, como acabar con la corrupción y mejorar las condiciones de vida en todos los ámbitos. Mientras que el partido no parece tener una postura oficial sobre las drogas, algunos de sus miembros han participado activamente en los intentos por conseguir que los pacientes puedan disponer del cannabis medicinal.

Unión Demócrata Cristiana – Partido Checoslovaco Popular

El KDU-ČSL es uno de los partidos que se manifiesta más en contra de las drogas de la República Checa, y su mayor representación se encuentra en las regiones católicas conservadoras de Moravia del Sur. El KDU-ČSL se inclina hacia expresar más abiertamente “la desaprobación simbólica” de las drogas que otros partidos, y es más probable que adopte la utilización de métodos represivos para combatir el consumo de drogas. En contadas ocasiones, alguno de sus miembros ha expresado su apoyo a las estrategias de reducción de daños.

Partido Democrático Cívico

El SAO también tiende hacia una postura contraria a las drogas, y es posible que adopte métodos represivos para controlar el consumo de drogas, pero también es más probable que apoye las estrategias de reducción de daños que el KDU-ČSL.

Por Seshata

 

 

0 348 vistas

La legalización de la marihuana con fines terapéuticos ha fracasado en la República Checa por los altos precios del cannabis importado, que la hacen inaccesible a amplios sectores de la población.
El gobierno checo quiere impulsar el cultivo local de mariguana tras fracasar la legalización de esa droga para fines terapéuticos debido a los altos precios del cannabis importado.
La ley de legalización, aprobada en 2012 y vigente desde fines de 2014, pretende facilitar el uso de la mariguana para fines médicos mediante su venta controlada en farmacias.

El objetivo es que los pacientes que la necesitan puedan acceder al cannabis a precios razonables, pero las vigentes restricciones al cultivo obligan a importar el cáñamo índico, lo que ha disparado su precio a niveles inalcanzables para la mayoría de los enfermos.

Un gramo de flor de marihuana seca importada asciende a casi 11 euros, por lo que una dosis mensual de 30 gramos, la máxima que puede recetar el médico, sube hasta los 330 euros, un tercio del sueldo medio en el país centroeuropeo.

“Queremos lograr un precio más bajo comparado con lo importado”, explica a Efe Stepanka Cechova, portavoz del ministerio de Sanidad en Praga. Expertos y representantes de los pacientes afectados siguen reivindicando que la mariguana llegue legalmente y esté al alcance de todos los bolsillos.

Denuncian que, más de dos años después de la legalización y pocos meses desde que empezara su comercialización efectiva en farmacias, no se ha conseguido nada de lo que buscaba la ley. “No se ha logrado el objetivo”, reconoce Viktor Mravcik, director del Centro de Seguimiento Nacional de Drogas y Drogodependencia de la Oficina del Gobierno.

“Se creó un marco legal, por el cual es posible una medicación a base de cannabis, pero en la práctica no tiene lugar”, añade. Los iniciadores de la ley de legalización buscaban responder a necesidades de una población muy concreta y numerosa.

Tenían, además, el respaldo de los médicos y neurólogos checos, entre los que existe un consenso sobre la eficacia de la mariguana para combatir males como los dolores crónicos neurológicos, la inapetencia y polineuropatías en pacientes con SIDA. También es útil como paliativo en casos de tumores o como lenitivo contra dolores neuropáticos, entre otras aplicaciones.

En el proceso legislativo se fijó un sistema de receta electrónica, para evitar abusos y que la policía pueda controlar fácilmente la comercialización de la droga. Pero han seguido vigentes las sanciones al consumo recreativo y al cultivo de la mariguana.

A esas restricciones se opone la organización Legalizace.cz, que aboga por la liberalización total de este estupefaciente. La falta de recursos económicos ha llevado a muchos de los potenciales usuarios a expresar su profunda decepción, mientras utilizan vías ilegales para suministrarse las dosis.

Al alto precio se suma el rechazo del Instituto Estatal para Control de Fármacos a subvencionar la marihuana a través del seguro médico. “Para fijar la cobertura de la seguridad médica es indispensable que la eficacia del preparado, en comparación con otros fármacos, sea clínicamente significativa. Por el momento no existen esas pruebas”, declaró a Efe Lucue Sustková, portavoz de ese instituto.

Esa respuesta no convence a los afectados, algunos de los cuales creen que los obstáculos a los esfuerzos por facilitar el cannabis a quienes los necesitan estarían relacionas con intereses de empresas multinacionales farmacéuticas que desean frenar el desarrollo de esta terapia.

Es el caso de Zdenek Majzlik, un jubilado que cuida de su hija Martina, de 47 años y enferma de esclerosis múltiple. La dosis mensual de cien gramos de su hija supondría un desembolso de unos mil euros, muy superior a su pensión.

“Habría que asegurar unas condiciones para que el coste fuera una décima parte del sueldo mínimo, como es el caso de Israel”, señala. Tras experimentar con otros remedios, Mejzlik considera que el cáñamo índico es la salida más eficaz a ciertas dolencias que sufre su hija, como los espasmos musculares.

Martina debe fumar cinco cigarros de marihuana al día para evitar las contracciones musculares que le impiden realizar las funciones más básicas. Para ello, la familia cultiva ocho plantas, suficientes para recoger cada año, a mediados de otoño, los dos kilos de flores de marihuana que garantizan la dosis de Martina.

0 399 vistas

La Facultad Farmacéutica de la Universidad Carolina de Hradec Králové figura entre los interesados en cultivar marihuana para fines terapéuticos, lo que posibilitará la nueva ley a partir de abril.

El decano de dicho ente, Tomáš Šimůnek, resaltó que la Universidad es capaz de garantizar todos los requisitos necesarios.

“Cada cultivador debe cumplir las condiciones de extensión de la sala de cultivo, tener personal formado y lo más importante es que debe garantizar el control de la calidad y el alto nivel de la reproducción de las plantas cultivadas”, dijo.

Šimůnek agregó que la Universidad no piensa implantar el cultivo con fines comerciales y que produciría solo la cantidad necesaria para cubrir los gastos.

Teóricamente, los remedios hechos de cannabis se pueden comprar en farmacias checas desde hace un año. Pero en realidad, los clientes no pueden adquirirlos, ya que las farmacias pueden utilizar solo el cannabis importado, y este aún no ha podido llegar al país debido a obstáculos burocráticos.

Otro problema es el alto precio del cannabis para fines curativos. Un gramo de marihuana importada sale a unos 11 euros. Šimůnek estima que la marihuana cultivada por la universidad podría venderse a la mitad de esa suma.

gajdacek_jaromirx
Jaromír Gajdáček

El jefe de las aseguradoras de salud, Jaromír Gajdáček, incluso aboga por la legalización del cultivo casero de marihuana en pequeña escala.

“Estoy convencido de que la mejor y más razonable variante es tolerar que la gente pueda cultivar la marihuana en unas dos macetas en casa para uso propio”, señaló.

Los médicos checos pueden prescribir el cannabis para paliar los síntomas del cáncer, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer, entre otras, a partir del año 2013.

Fuente Radio Praha

0 239 vistas

Este año la República Checa ha aprobado una ley que legalizará el uso médico del cannabis el próximo 1 de abril, fecha en la que entrará en vigor, pero manteniendo estrictas restricciones a su cultivo, venta e importación. Para la mayoría de los pacientes la solución sigue siendo cultivar su propia planta. Se estima en 20.000 los que cumplirían los criterios para un tratamiento con cannabis, pero no tienen la oportunidad de obtenerlo legalmente – normalmente hasta ahora la policía hace la vista gorda a estos cultivadores que en teoría podrían sufrir penas de prisión. Enfermos y médicos expertos culpan la injerencia del Ministerio de Salud que se ha opuesto ferozmente durante mucho tiempo a la legalización del uso médico del cannabis. “Hay un consistente esfuerzo por parte del Ministerio de Salud para que la ley no entre en vigor”, dijo el Dr. Tomas Zabransky, asesor en materia de drogas de la ONU y de la UE.

El ministerio niega un bloqueo deliberado al acceso al cannabis medicinal, pero pocos cuestionan las trabas que sus políticas han levantado para que los pacientes no puedan acceder legalmente al cannabis. El Ministerio de Salud prohibe que las compañías de seguros de salud cubriesen el costo del cannabis medicinal, y fija la cantidad máxima permitida por enfermo a 30 gramos por mes, cantidad que Zabransky dice es a menudo lamentablemente escasa para proporcionar un remedio efectivo. El gobierno también permite importaciones de sólo cuatro tipos de cannabis obtenidas sólo de los Países Bajos, producida por la empresa Bedrocan a un costo de unos 10 dólares (7’50 EURos) por gramo – prohibitivo para la mayoría de los pacientes en un país donde el salario mensual medio es de 1.300 dólares (950 EURos) y la pensión media de 500 dólares (370 EURos).

Associated Press del 15 de noviembre de 2013.

Fuente IACM

0 297 vistas

República Checa.- En el país centro europeo ya es legal vender el psicoactivo con receta médica solo a las personas que sufren de cáncer y otras enfermedades.

En República Checa ya es legal adquirir marihuana, solo a personas que sufran enfermedades como la psoriasis, cáncer, la esclerosis múltiple o el Párkinson. La marihuana será importada de Israel o los Países Bajos.

El medio de comunicación Russia Today indicó en su edición que la ley no estipula la cobertura del seguro médico del tratamiento con la sustancia, que en dicho país se conoce como cannabis.

Aunque en los primeros meses sea importada de los Países Bajos, posteriormente los médicos y autoridades analizarán si existe una gran demanda, en caso sea así expedirán algunas licencias para ponerlas a cultivo con los agricultores del país.

Fuente Trome

0 378 vistas

La República Checa, antes conocida como Bohemia (sí, como la famosa Bohemian Rhapsody) está verdaderamente a la altura de su nombre. En la Wikipedia, un ” bohemio “se define como una persona enamorada de las artes, que tiende a ser socialmente avant-garde y dispuesto a vivir fuera de la estructura normal de la sociedad.

Entender la historia de la República Checa, debe venir como un shock para nadie, que el estado hippie por única vez de Bohemia ahora puede legalmente vender marihuana medicinal en las farmacias, la Republica Checa una vez fue un estado comunista del antiguo bloque.

La marihuana con receta se convirtió formalmente legal este lunes después de largo fin de Semana Santa, antes era prácticamente imposible creérselo (estado ex-comunista) y ahora la mayoría de las farmacias del Estado de la Unión Europea de 10, 5 millones de habitantes puede venderla

Praga fue la primera ciudad en  importar cannabis de Israel y Países Bajos desde hace un año hasta que el Instituto Estatal para el Control de Drogas se inició la expedición de licencias a productores locales por un máximo de cinco años.

El instituto también determinará el área de cultivo y organizará las licitaciones para la compra de marihuana a los agricultores .

Miembro de la UE desde el 2004, la República Checa ofrece normas algunas de ellas de las más liberales de acceso a las drogas blandas de Europa .

Las personas pueden tener hasta 15 gramos (0.53 onzas) de marihuana o cultivos de hasta cinco plantas de cannabis con riesgo sólo de una pequeña multa, un enfoque que a menudo atrae a los fumadores de otros países como la vecina Polonia, donde se aplican leyes bastante más duras.

Un informe nacional del 2011 sobre estupefacientes, dijo que  un 16,1 por ciento de los checos de 15-34 años admitieron haber consumido marihuana en ese año , frente al 20,3 por ciento del año anterior.

0 363 vistas

Republica Checa.- Consumo de cannabis entre los jóvenes checos disminuye , según el informe anual del Observatorio Nacional de Drogas y Toxicomanías, el nivel de consumo de drogas entre la población empieza a estabilizarse. Sin embargo, en comparación con otros países europeos, el nivel de consumo de drogas en la República Checa sigue siendo uno de los más altos, a pesar de que la marihuana pierde popularidad.

En 2010, el grupo de edad de 15 a 34 años que usaba marihuana y hachís era más del 20%, en el 2011, registró una disminución de esa cifra en un 4% hasta el 16,1%. “Podemos decir que hemos logrado un milagro en números asociados al consumo de cannabis que empieza a declinar, -. comentó el Coordinador Nacional sobre Drogas Indro Voborzhil -. El hecho es que los jóvenes ya no están tan atraídos por el olor de la marihuana, según los expertos, es el resultado de la prevención Esto nos lleva al hecho de que la cantidad de personas que usan drogas blandas está comenzando a estabilizarse “.. “La situación es estable, – dijo el fundador de” Drop In “John Dowd -. En años anteriores, sólo podíamos ver el aumento del consumo de drogas blandas, llegar a la sustancia en particular no era un problema, era el sentir la experiencia de su uso Esta demanda fue, según las estimaciones actuales.. , el registro actual es del 16% de fumadores habituales de marihuana, no experimentadores “.

“En el pasado reciente, hemos llegado a una especie de pico imaginario, cuando la gente tenía que conseguir la suficiente experiencia. Pasamos la cima, y, por supuesto, ahora hay una disminución. Las drogas blandas se consumen menos, y esto es debido a influencias socioculturales. Ejemplo, el uso de la marihuana no era tan popular como antes, “- dijo el jefe del Centro Nacional de Monitoreo de Drogas y Toxicomanías, Mravchik, autor del informe Victor. Sin embargo, no todas las conclusiones del Observatorio Nacional de las Drogas y las Toxicomanías evidencian una vida ordenada en los jóvenes. Datos alarmantes sobre el consumo de alcohol y cigarrillos entre jóvenes checos, dos tercios de los adolescentes beben regularmente alcohol, el ocho por ciento de los estudiantes son clasificados como fumadores empedernidos (11 o más cigarrillos al día).”En primer lugar, el problema de la población es el tabaco y el alcohol. También hay que mencionar el uso de drogas ilícitas – dijo Mravchik. – El hecho de que los jóvenes checos beban demasiado, es debido a la falta de campañas dirigidas a la prevención.

Fuente konoptikum.cz

1 203 vistas

República Checa.- La marihuana se pondrá en venta en las farmacias checas en el transcurso de este año aunque su uso medicinal no estará cubierto por la póliza, anunció el viernes el ministro checo de Salud, Leos Heger.

El cannabis “no es más que un tratamiento facultativo que las aseguradoras no pueden subvencionar”, declaró Heger en una entrevista radiada.

El presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, promulgó ayer una ley que legaliza el uso de marihuana para el tratamiento médico.

Ya en 2013 será posible adquirirla con receta médica en las farmacias checas, siempre y cuando el importe de la compra no supere 1.500 coronas mensuales, o unos 80 dólares.

Los médicos consideran que el cannabis y sus derivados son bastante eficaces en el tratamiento de varias enfermedades, entre ellas, esclerosis múltiple, Parkinson y sida. También se usa para aliviar algunos dolores crónicos y cáncer.

Fuente Ria Novosti

0 524 vistas

República Checa.- Ayer el Senado checo (Сámara alta del Parlamento) votó a favor de la legalización de la marihuana para su uso con fines médicos.

A favor votaron 67 de los 74 senadores presentes, en contra votaron solamente dos legisladores.

El proyecto de ley supone inicialmente la importación de cannabis cultivado en los Países Bajos o en Israel. Posteriormente, este será sustituido por marihuana de producción checa, pero su cultivo será permitido estrictamente a los poseedores de una licencia estatal.

La venta de marihuana ayudará, en particular, a los que sufren de eccema y convulsiones.

Fuente LaVozdeRusia

1 299 vistas

Republica Checa.- Iniciativa de un  grupo en Facebook, que  suman cerca de 10 mil personas, han presentado un candidato a la presidencia de la República Checa, Vladimir Franz, se complace en apoyar la idea de sus partidarios. Para la participación oficial por primera vez en las elecciones que se celebrarán en 2013, Franz debería tener al menos 50 mil firmas.

Vladimir Franz nació 25 de mayo 1959 en Praga. Vladimir – tiene una personalidad  muy versátil, obtuvo un doctorado en derecho, enseña en el Departamento de Teatro dela Universidadde Praga, es conocido como un compositor y diseñador, además de ser un el líder post-moderno no oficial dela República Checa.

En primer lugar, Vladimir es muy reconocible, con su rostro completamente tatuado y con un cuerpo con el 90% cubierto de tatuajes

¿Por qué la marihuana está en la lista  prohibida de plantas peligrosas?, pero ¿no hay plantas venenosas como el lirio del valle, dedalera, o los ojos de gallo que con grandes cantidades puede llevarte a la muerte?, entonces ¿ahora debería ser necesario tipificar como delito la posesión de sal? “- dijo Vladimir en su video blog. –

“No es que yo realmente quiera ser presidente, pero si lo fuese, entonces lo haría con eficiencia del 100 por ciento. El Presidente debe dar esperanza y fe en el futuro y tal vez yo sería capaz de proporcionar esto.” Valdimir Franz

Videos Vladimir   Vladimir

 

 

0 2.194 vistas

Praga, 13 abr (PL) República Checa modificó una ley que permitirá a varias empresas cultivar marihuana desde el año próximo para elaborar cosméticos, productos dermatológicos y analgésicos, se conoció hoy.

 La norma, que recibió el visto bueno del gremio médico, el Parlamento y expertos, otorga un plazo de un año a las firmas interesadas para que consigan los permisos necesarios a fin de sembrar la planta, reseñó el diario Právo.

Contempla, además, la creación de una entidad estatal encargada de monitorear el cultivo del cannabis que estará adscrita a la agencia controladora de fármacos.

Según el rotativo, los pacientes recetados con medicamentos elaborados con la hierba estarán inscritos en registro, al cual tendrá acceso la policía.

Las autoridades esperan un gran interés para obtener las licencias porque en el país existen varios cosméticos e incluso una existe una crema contra enfermedades de la piel y los dolores con una cantidad ínfima de marihuana.

De acuerdo con Právo, muchos empresarios aguardan por la ley para lanzar al mercado otros productos de ese tipo.

 

Fuente PrensaLatina

0 309 vistas

Un grupo de diputados checos solicitó al gobierno que tramite una ley para permitir el uso terapéutico del cannabis.

“No se trata de liberalizar el uso de la marihuana sino de legislar su uso terapéutico”, declaró en rueda de prensa el diputado conservador, y antiguo alcalde de la capital, Pavel Bem.

La República Checa engrosará previsiblemente este año el número de países dela Unión Europea(UE) que permiten esa sustancia en la medicina.

El proyecto de ley prevé la creación de una agencia que controle el cultivo e importación, y que deberá obligatoriamente mediar en la distribución “para asegurar los precios bajos”, precisó Jindrich Voboril, coordinador nacional antidroga del gobierno.

Se prevé que habrá entre 3 y 10 cultivadores oficiales de la sustancia, que estarán bajo una “severa supervisión” para evitar que suministren al mercado negro, añadió el experto.

También se creará una receta electrónica, accesible a la policía, para evitar abusos, recordó asimismo Voboril.

En el proyecto se excluye el uso del cannabis para niños y jóvenes.

“Creo que se podrá aprobar (la ley) durante este año, para que entre en vigor en 2013”, auguró la presidenta dela Cámarabaja, Miroslava Nemcova.

Las legislaciones que sirvieron de modelo para este proyecto de ley fueron la israelí, la holandesa y la canadiense.

Existe consenso entre los médicos y neurólogos del país centroeuropeo de que la marihuana ayuda a paliar dolores crónicos neurológicos, así como la desnutrición severa e inapetencia y polineuropatías en pacientes de SIDA.

También se quiere administrar esta sustancia como paliativo a los afectados por tumores cancerígenos, o como lenitivo contra dolores neuropáticos, entre otros usos.

 

Fuente LaNueva

0 175 vistas

República Checa.- Un comité del gobierno en la República Checa está trabajando en una ley para legalizar la marihuana médica en esa nación de Europa del Este.

Los expertos del país han propuesto que la marihuana sería importada o producida localmente por los agricultores que estén registrados y autorizados para tal cultivo, que actualmente es ilegal, informóla Associated Press.

El grupo también propuso el lunes que todos los pacientes de marihuana medicinal deben estar registrados con el gobierno.

El nuevo borrador del proyecto sobre la marihuana está programada para completarse en diciembre. Podría convertirse en ley en la República Checael próximo año si es aprobado por el Parlamento y la rama ejecutiva del gobierno.

“A finales de este año vamos a presentar al Parlamento una enmienda de ley sobre las sustancias adictivas para mover la marihuana de la lista de sustancias prohibidas en la lista de aquellas que pueden ser prescritas”, dijo el viceministro de Salud, Martín Plíšek en septiembre, los informes Chris Johnstone en  CzechPosition.com .

Cerca de 8.000 ciudadanos checos han firmado una petición en Internet de apoyo a la legalización del cannabis medicinal, con el argumento de que la marihuana es legal para esos usos en una serie de países de Europa y parte de los Estados Unidos.

La marihuana es la droga más popular en la República Checa, la nación ya despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de marihuana para uso personal y el cultivo de un número limitado de plantas a principios de 2010. Pero la posesión sigue siendo punible, la policía podrá imponer multas.

Las autoridades dela República Checasuelen permitir a una persona poseer pequeñas cantidades de marihuana sin tener que pagar multas. La gente también puede tener hasta cinco plantas en el país para su uso personal en un jardín de interior o al aire libre.

Alemania respondió a la ley de despenalización con la intensificación de las búsquedas de los ciudadanos checos en la frontera y algunos observadores predicen que la legalización de la marihuana medicinal podría aumentar las tensiones con los países vecinos como la República Checaen Europa.

 

Fuente Tokeofthetown

Traducción La Marihuana

0 931 vistas

La República Checa está en el camino de la legalización de la marihuana medicinal. El Ministerio de Salud dijo la semana pasada que planea eliminar la marihuana de la lista de sustancias prohibidas y permitir que sea prescrito por los médicos.

A finales de este año vamos a presentar al Parlamento una enmienda de ley  sobre las sustancias adictivas y quitar de la lista de sustancias prohibidas la marihuana para que se pueden prescribir, dijo el viceministro de Salud Martin Plíšek.

La marihuana medicinal ya cuenta con el apoyo político en la República Checa, país que liberalizó su legislación sobre drogas el año pasado. Bajo esa ley, la posesión de pequeñas cantidades de marihuana y el cultivo de un pequeño número de plantas esta despenalizado. Destacados políticos dan su  respaldo a la marihuana medicinal, Miroslava Nemcova de los demócratas Civil, que es presidente de la cámara baja del parlamento, el presidente del Partido de Asuntos Públicos Radek John y otros prominentes miembros del partido. 

Aunque la República Checa está viendo un auge cada vez mayor de la marihuana casera, con tiendas de crecer, incluso en los pueblos más pequeños, el Viceministro Plisek dijo que preferiría que la marihuana fuese importada para uso médico en lugar de depender de una industria local que podría ver como la marihuana se desvía hacia el mercado de recreo.

“Debemos tomar medidas para asegurarse de que no se produzcan abusos masivos sin receta médica”, agregó.

El ministerio también debe determinar qué tipo de sistema de distribución deben configurar, el modelo israelí, donde el Estado está otorgando la licencia granjas de marihuana medicinal, es un sistema muy comentado

 

Fuente HawaiiNewsDaily

 Traducción Lamarihuana.

 

0 1.912 vistas

La primera tienda legal de drogas será abierta dentro de poco tiempo en la calle Seifertova en Praga, anuncia Právo.

Formará parte de la cadena polaca Amsterdam Shop, que vende diferentes productos que contienen marihuana y otras drogas sintéticas cuyos efectos se parecen a los de la pervitina, por ejemplo.

La normativa checa prohíbe vender y distribuir cualquier tipo de drogas. Sin embargo, Amsterdam Shop parece haber encontrado un vacío en las leyes polacas y checas. Vende sus productos como artefactos coleccionables, que no están destinados al consumo.

Dos de estas tiendas ya funcionan en las ciudades moravas de Olomouc y Ostrava. Las autoridades checas son indefensas, por el momento, según afirma en el periódico el coordinador nacional de la lucha antidrogas, Jindřich Vobořil.

Un equipo de expertos del Gobierno prepara una enmienda para prohibir la venta de estos productos. Se prevé que estará lista a fines de marzo. Sin embargo, puede tardar meses en que sea aprobada por el Parlamento y entre en vigor, advierte Právo.

 

Fuente RadioCZ