Buscar

altria - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 445 vistas

El fabricante de cigarrillos Marlboro, Altria Group Inc, está en conversaciones con el productor canadiense de cannabis Cronos Group Inc sobre la posibilidad de realizar una posible inversión, dijo la compañía canadiense Cronos Group ayer lunes y recogiendo la información la agencia Reuters.

Cronos Group confirmó este lunes que se encontraba “involucrado en conversaciones sobre una posible inversión” del gigante del tabaco Altria Group, fabricante de Marlboro. También el comunicado agregaba que “no se había llegado a un acuerdo por ahora con respecto a ninguna transacción de este tipo, y agregó que no existía garantía de que las conversaciones condujesen a una inversión u otra transacción que involucre a las compañías”

La noticia de la posible inversión o adquisición por parte de Altria en Cronos es posterior a la de principios de este año que decía que Altria había considerado comprar una participación en  Aphria, otro productor de cannabis canadiense.

Un acuerdo entre las dos compañías marcaría una de las combinaciones más grandes entre la industria del tabaco convencional y el sector de la marihuana en auge. Esta emergente industria del cannabis ha despertado el interés de varias de las principales empresas de consumo que monitorean esta industria en busca de amenazas disruptivas y posibilidades de productos de mayor crecimiento.

Las industrias del tabaco y alcohol apuntando al cannabis

Las industrias de cannabis, tabaco y alcohol han pasado más tiempo cortejándose entre sí durante el año pasado. Tanto la industria del alcohol como la del tabaco están analizando el cannabis para determinar si puede compensar las bajadas de ventas de cigarrillos y cerveza.

Después del anuncio de conversaciones entre las dos compañías, las acciones del Grupo Cronos aumentaron un 11% y las de  Altria subieron un 1,6%.

0 171 vistas

Anteriormente conocido como Philip Morris Companies Inc., Altria está actualmente en conversaciones para adquirir una participación minoritaria en Aphria Inc. , una compañía de cannabis con sede en Ontario que fabrica productos derivados del aceite de cannabis.

La multinacional del tabaco Altria, que posee marcas tan emblemáticas como Marlboro, esta en conversaciones para la adquisición de una participación en la compañía canadiense de cannabis Aphria. Los detalles de la inversión por parte de la multinacional del tabaco no han trascendido todavía, según informaron múltiples fuentes al Globe & Mail, pero si se buscaría la mayoría accionarial de la adquirida.

Al conocerse la noticia las acciones de la canadiense Altria escalaron un 0,8% en la tarde del miércoles, mientras que las acciones de Aphria ganaron un 13% en Toronto.

Altria en boca de su portavoz rehusó hacer comentarios sobre rumores, contestó a la CNBC. La compañía estadounidense también tiene una gran participación en la industria del alcohol de la mano de Anheuser-Busch.

Con estos rumores de compra, la multinacional del tabaco se sumaría a los grandes movimientos de grupos internacionales de otras industrias y sectores que buscan tomar posiciones en un mercado, que en los próximos años va a ser de los más importantes en cuanto a generación de dividendos.

0 182 vistas

No hace muchas semanas, nos llegaba la noticia de que grandes compañías de la industria del alcohol como Constellation Brands, Molson Coors o también Heineken de la mano de Lagunitas, entraban en la industria del cannabis con bebidas con THC infundido o tomando posiciones accionariales en empresas de este sector.

Parece que estas no van a ser las únicas empresas del alcohol que quieren un trozo de esta gigantesca industria, otras como  la británica Diageo Plc, los fabricantes de Crown Royal whisky, Johnnie Walker y Guinness, también está buscando oportunidades en la venta de bebidas de cannabis en el nuevo mercado legal canadiense.  De Canadá, Breakthru Beverage Group, el mayor distribuidor canadiense de bebidas alcohólicas de marcas premium de licores, vinos y cervezas, han anunciado la ejecución de una carta de intención para una sociedad exclusiva para representar los productos especializados de CannTrust a los consumidores adultos canadienses para uso recreativo.

Adolphus Busch V, el tataranieto del fundador de Anheuser-Busch, la mayor productora de cerveza del mundo, está invirtiendo en la industria de la hierba legal con una nueva compañía de vapeo de marihuana llamada ABV Cannabis. El heredero de la marca de bourbon Jim Beam, Ben Kovler, es el máximo accionista de la canadiense Green Thumb Industries en Canadá. La pregunta sería, ¿por qué estos sucesores de la industria del alcohol entran en el mercado del cannabis legal?

Aunque, parece que no solo las grandes compañías o corporaciones de la industria del alcohol van a ser las únicas que puedan estar interesadas en entrar en este nuevo mercado legal que se se abre en Canadá o Estados Unidos. Las compañías de tabaco, por su historial y logística, también parece que tiene todas las “papeletas” para ser la nueva industria que buscará tomar posiciones en el cannabis.

Curiosamente y por ahora, aún no hemos visto tomar posiciones en el sector del cannabis por parte de esta otra poderosa industria tabaquera, aunque esto puede cambiar un día de estos, ya que esta industria del humo con nicotina posiblemente es la más parecida y preparada a la del cannabis.

¿En el punto de mira de la Industria del tabaco?

Si tuviésemos que analizar el porqué la industria del cannabis podría estar en el punto de mira de la industria del tabaco, habrían ciertos puntos y cuestiones que nos harían apuntar en esa dirección. Por ejemplo, el negocio del cannabis es complementario al negocio del tabaco. A nadie se le escapa que los datos o cifras económicas de la industria del tabaco son cada vez mas bajas. Las alarmas sobre la salud por el consumo de este producto esta en todas partes y los temores en este sentido no disminuyen, todo lo contrario, cada vez son mas fuertes y eso también esta haciendo que los consumidores cada vez piensen más en dejar este hábito.

También, el consumo entre la gente más joven y base de su futuro negocio, esta disminuyendo, de hecho y en comparación con el cannabis, estos jóvenes consumidores piensan que el cannabis no están dañino para su salud como el tabaco. Por lo tanto, esta industria del cigarrillo puede ver en el consumo del cannabis legal una salida para un mantenimiento de su negocio. Las cifras económicas que se barajan sobre el consumo de marihuana son multimillonarias y esto no ha hecho más que empezar.

Otra cuestión que hace que se piense que las compañía tabacaleras pueden ser la próxima industria que apueste por el cannabis, es la búsqueda de nuevos nichos de mercado. Los vaporizadores o dispositivos de vapeo, como el IQOS de Philip Morris, es una muestra de como estas empresas están buscando nuevas formulas y mercados para implementar su facturación, el cannabis es otro nicho de mercado que por ahora y por su estatus de ilegalidad hasta la fecha ha estado y está muy virgen.

La industria del tabaco es muy poderosa

Otro dato que no se escapa, es que esta gigantesca industria del tabaco es muy poderosa económicamente y están dispuestos, además de preparados, a entrar en nuevos mercados a golpe de millonarias sumas de dinero. En este sentido, el sector del cannabis también maneja grandes cifras económicas y lo más importante, no dejan ni dejarán de crecer mucho más.

La industria del tabaco si sabe hacer algo muy bien es el marketing con las marcas. En la industria del cannabis, las marcas van a ser un factor muy importante y las compañía de tabaco en este campo son verdaderos especialistas. Por lo tanto en este sentido de promoción y lanzamiento, también sería un punto muy fuerte para declinar el interés por esta nueva industria cannabica.

La industria del tabaco también tiene un gran dominio y artillería en todo lo relativo a la abogacía, pleitos, legalidad y todas esas cuestiones legales y burocráticas que para esta industria le es familiar. Una industria que prácticamente desde sus comienzos siempre ha estado metida de lleno en estas luchas entre abogados y administraciones, y no sería un inconveniente sino todo lo contrario, su especializado historial en este tipo de guerrilla con corbata. Por lo tanto, el cabildeo o las reglamentaciones van en el ADN de estas empresas.

Especialistas en logística y distribución

Si hay algo que domina la industria del tabaco, eso es la logística y la distribución de sus productos en una amplia red de comercios especializados. Aquí otra vez, volvemos a ver a las compañías de tabaco como unos especialistas en el campo de la distribución y para el cannabis, esta logística es muy importante.

Por todo estos temas y muchos más, el “Big Tobacco” ,se piensa, entre los gurús de estas industrias, que posiblemente va a ser la nueva industria que va a querer tomar posiciones con el sector profesional del cannabis.

 

Para la industria del tabaco la mirada hacia el cannabis no es una novedad

Tampoco sería la primera vez que enfocan el punto de mira esa dirección. Simon Langelier, un veterano de 30 años en Philip Morris International ficho por la multinacional del tabaco británica Imperial Brands para entrar en su junta directiva. Muchos pensaron en ese momento que podría ser un guiño a la entrada u observación de este sector del cannabis por parte de la tabacalera británica. El Sr. Langelier era el presidente de una empresa de extractos de cannabis medicinal, Pharmacielo, y lógicamente la multinacional del tabaco se podía beneficiar de su experiencia en esta nueva industria y de sus años en Philip Morris. De hecho, el presidente de Imperial Brands, Mark Williamson, dijo en un comunicado que la empresa se beneficiaría de las “adyacencias de consumo más amplios”.

Ya en el verano de 2014, se investigó minuciosamente millones de paginas de documentos anteriormente secretos, que las compañías tabacaleras habían tenido interés en esta industria.

Desde 1970

Por lo menos desde la década de 1970, las compañías tabacaleras se han interesado por la marihuana y la legalización de la marihuana al verla como un potencial producto potencial y a la vez como una posible competencia,” escribieron  Rachel Ann BarryHeikki Hiilamo y Stanton Glantz, en un artículo que se publicó en 2014 el Milbank Quarterly, que se centraba en la salud de la población y la sanidad.  A medida que la opinión pública cambió y los gobiernos comenzaron a relajarse con las leyes relativas a la criminalización de la marihuana, las empresas tabacaleras modificaron sus estrategias de planificación corporativos para preparar la futura demanda de los consumidores”.

En muchos sentidos, el mercado de la marihuana de 2014 se parece al mercado del tabaco antes de 1880, antes de que los cigarrillos fueron producidos en masa mediante la mecanización y comercializados mediante marcas nacionales y medios de comunicación modernos”, escribieron. La legalización de la marihuana se abre al mercado de las grandes empresas, incluidas las empresas de tabaco, que cuentan con los recursos financieros, la tecnología de diseño de productos para optimizar su salida en el mercado “. Los autores de los textos lo titularon así: Esperando el momento oportuno: La Industria del Tabaco y legalización de la marihuana.

Grandes compañías como Marlboro Philip Morris saca sus tentáculos

Y no nos olvidemos que Philip Morris, ya en 2016, apareció en un comunicado de la agencia Reuters que decía que esta multinacional del tabaco había invertido 20 millones de dolares en una empresa israeli para poner en marcha de un vaporizador que proporcionaba dosis exactas de cannabis para uso médico.

Leonid Bershidsky del medio norteamericano Bloomberg ya escribía hace tres años “Si la marihuana recreativa cada vez está mas legalizada más allá de los cuatro estados donde está permitido actualmente, las empresas tabacaleras estarán perfectamente posicionadas para capturar este gran mercado”

Ellas ya tienen los sistemas de distribución, máquinas de marketing, instalaciones industriales para hacer cigarrillos de marihuana y un paquete de cannabis para uso en vaporizadores, diseños patentados para los mismos vaporizadores, laboratorios de investigación y, por último pero no menos importante, los recursos en efectivo.”

En estos días, a falta de concretarse, ha llegado la noticia de que Altria, o lo que es lo mismo Marlboro Philip Morris, ha invertido la cifra de 1.800 millones de dólares en la compañía canadiense de cannabis Cronos Group.

La industria del refresco, ¿también esperando su momento?

Si parecía que las bebidas infundidas con THC podían ser un nuevo maná, o por lo menos un nuevo y gran nicho de mercado para las compañías cerveceras o industrias del alcohol, nos llegó hace muy poco otra noticia que también va a escribir muchas lineas. La noticia de la que se hacía referencia Bloomberg hace unas semanas decía que la gigantesca compañía y toda omnipresente Coca-Cola, podía ser la nueva empresa “monstruo” que quiere acariciar el mercado del cannabis.

Si así es, Coca-Cola Co. parece que podría estar interesada en bebidas infundidas con el cannabinoide no psicoactivo llamado cannabidiol o más conocido como CBD. La compañía con sede en la ciudad estadounidense de Atlanta, informaba Bloomberg Televisión, parece que ha entablado conversaciones con la canadiense Aurora Cannabis Inc para el desarrollo de bebidas con un ingrediente muy especial.

Estamos observando de cerca el crecimiento del CBD no psicoactivo como ingrediente de las bebidas funcionales para el bienestar en todo el mundo”, dijo el portavoz de Coca-Cola, Kent Landers, en un comunicado enviado por email a Bloomberg News. “El espacio está evolucionando rápidamente. No se han tomado decisiones en este momento “

Las farmacéuticas ya usan la planta del cannabis y sus cannabinoides

GW Pharmaceuticals es la compañía británica que esta detrás del Epidiolex, un medicamento que es una solución oral de cannabidiol extraído de la planta del cannabis y que se receta para algunas enfermedades y varios tipos de grave epilepsia infantil además de combatir sus espasmos. También otros fármacos como el Nabiximols, más conocido como Sativex, es un preparado farmacéutico derivado del cannabis. Este medicamento utiliza el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) en su composición y se utiliza para combatir los espasmos musculares producidos por la esclerosis múltiple. Este medicamento pertenece a la farmacéutica española Almirall.

Otro medicamento y de otra farmacéutica es el Marinol, aunque este sería el nombre comercial de una forma sintética de tetrahidrocannabinol llamado dronabinol.

En los próximos meses vamos a ver como muchas mas farmacéuticas no van a querer perderse la carrera con los productos químicos y a la vez naturales que puede proporcionarles la planta del cannabis para mejora y creación de sus fármacos. Por eso, el grueso de estas industrias aún esta preparando su estrategia de desembarco en relación o bien con la industria del cannabis o bien con la planta en si. Estaremos muy atentos a sus movimientos.

Para cuando también, la industria de los cosméticos

La industria de la cosmética ya está utilizando el cannabis o sus extractos para el cuidado exterior de nuestro cuerpo, como serían los tratamientos y cuidados de la piel. Cada vez y mucho más, el cannabis esta presente en los tratamientos y productos de belleza, y comienza a ser un producto muy importante para estas empresas y sus productos. Por eso no es de extrañar que firmas o compañías de este sector ya se han interesado también en esta nueva industria legal.

Por ahora, los movimientos con esta industria de la cosmética han estado más centrados en la creación de nuevas empresas que en la adquisición de ya existentes, pero ya hay rumores de grandes firmas solicitando información en esta dirección. Y es que el cannabis causa furor entre los amantes de la belleza. En países como EEUU, Israel o Canadá, el uso para los cuidados de la piel esta en auge, de hecho hay muchos productos que utilizan ingredientes del cannabis.

Después del consumo de cannabis medicinal y recreativo, llega la cosmética y el uso dermatológico. En la revista Quartz se publico un articulo con Robert Dallavalle un prestigioso doctor universitario que explicaba las generosas bondades del THC y CBD para la psoriasis, de hecho ya existen laboratorios como One Cannabis Word que fabrican productos o cremas con estos ingredientes. También Vertly Balm tiene varios productos de belleza con cannabis.

Por lo tanto y en breve, escucharemos movimientos de compra y entrada de esta industria cosmética en la industria del cannabis legal.

 

Muchas industrias y sectores interesados en el cannabis legal

Cuantas grandes compañías de distintos sectores están interesadas o interesándose en el nuevo mercado legal del cannabis que se está abriendo en todo el mundo. Si metemos en el saco del interés a las industrias de las bebidas alcohólicas, las industrias de las bebidas de sodas o de refrescos, las industrias del tabaco, las industrias de la cosmética, las industrias farmacéuticas, las industrias de las energías limpias o poco contaminantes, las industrias de nuevos materiales respetuosos con el medio ambiente, la industria del cultivo, la industria de la alimentación, la industria textil y por supuesto la industria de la salud, la pregunta sería ¿Qué industria es la que no está interesada?

Por Mac

0 1.726 vistas

La semana pasada una de las compañías tabacaleras más grandes del mundo, Altria Group, o lo que es lo mismo, Marlboro Philip Morris USA, acordó invertir 1.800 millones de dólares en la compañía canadiense de cannabis Cronos Group, informó la CNN.

La Compañía Cronos Group tiene su sede en Ontario y hasta la fecha es la mayor apuesta de la gran industria del tabaco en la emergente industria del cannabis. Con esta gran inversión, el gigante del tabaco se haría con el 45% de la empresa canadiense, ampliable al 55% en los próximos cinco años.

El acuerdo entre las dos compañías, haría que Cronos pasase a ser el socio exclusivo de Altria en las posibles inversiones y oportunidades internacionales en esta industria emergente.

Con este importante desembarco de la compañía tabacalera en la industria del cannabis, Altria Group seguiría los pasos de otras grandes compañías del alcohol que también hicieron grandes desembolsos económicos en esta industria. El caso de Constellation Brands con su apuesta de 4.800 millones el verano pasado en Canopy, marcó también el desembarco de las multinacionales de la bebida.

El Presidente y CEO de Cronos, Mike Gorestein, dijo en un comunicado de prensa, “Altria es el socio ideal para Cronos Group, ya que proporciona los recursos y la experiencia que necesitamos para acelerar significativamente nuestro crecimiento estratégico”

Por otro lado, Mike Gorestein, en entrevista con Marijuana Business Daily “Esto demuestra que toda la industria es viable y una gran oportunidad de crecimiento”. “Esto es importante para todos”

Con esta gran asociación, Cronos Group, podrá disponer de grandes recursos económicos para poder invertir en operaciones internacionales.

Las grandes inversiones son un gran revulsivo en la nueva industria

Estas noticias de nuevos y grandes inversores accediendo a la industria del cannabis, serán un gran revulsivo para otras firmas o compañías que estén estudiando entrar. De hecho, Matt Bottomley, de la compañía canadiense de inversiones, Canaccord Genuity, dijo “Creemos que una inversión de esta magnitud otorga legitimidad general a la industria en general y debería representar un catalizador positivo para el sector”.

Otras compañías tabacaleras como Imperial Brands o Pixus International ya habían hecho incursiones económicas invirtiendo en la industria cannabica, pero no de la magnitud e importancia de la apuesta de Altria Group.

El Presidente de Altria, Howard Willard, a su vez dijo en un comunicado “Invertir en nuestro socio exclusivo de la industria emergente de cannabis global, Cronos Group, representa una nueva oportunidad de crecimiento para Altria”. “Creemos que el excelente equipo de administración de Cronos Group ha creado las capacidades necesarias para competir a nivel mundial, y esperamos poder ayudarles a darse cuenta de su importante potencial de crecimiento“.

Las acciones de Cronos se habían disparado un 30% a finales de la semana pasada.

0 479 vistas

A medida que más estados norteamericanos y paises legalizan la marihuana, hay un interés creciente en un extracto de cannabis: el cannabidiol, también conocido como CBD.

Se comercializa como un compuesto que puede ayudar a aliviar la ansiedad y, quizás, ayudar a aliviar dolores y dolores también.

Parte del atractivo, al menos para las personas que no quieren drogarse, es que el CBD no tiene los mismos efectos que alteran la mente como el THC que no contiene y que es el componente psicoactivo de la planta.

“Mis clientes están comprando CBD para aliviar el estrés”, dice Richard Ferry, gerente minorista de Home Grown Apothecary en Portland, Oregón, donde el uso recreativo de marihuana es legal según la ley estatal.

Otra razón por la que Ferry escuchó a los clientes sobre el uso de CBD: “¡La suegra está en la ciudad y solo quiere relajarse!”

“El CBD ha tenido mucho revuelo”, dice Ferry, mientras muestra una serie de productos de CBD, que incluyen cápsulas y botellas de aceite líquido que los usuarios se ponen debajo de la lengua con un gotero.

Para una estimación, la industria del CBD se ha duplicado en tamaño en los últimos dos años, y ahora vale $ 200 millones. Pero con esta popularidad, la exageración pudo haberse adelantado a la ciencia.

“Hay mucha confusión sobre cómo funciona el CBD y qué hace exactamente”, dice Ferry.

Los investigadores ahora intentan determinar los efectos del CBD.

“Creo que hay muy buenas evidencias que sugieren que el CBD podría ser un tratamiento eficaz para la ansiedad y la adicción” y otros trastornos, dice la doctora Esther Blessing , psiquiatra e investigadora de la Universidad de Nueva York. “Pero necesitamos ensayos clínicos para investigar”.

Hasta ahora, la evidencia del efecto antiansiedad de la sustancia proviene de la investigación con animales y de estudios en humanos muy pequeños y a corto plazo que sugieren que el CBD exhibe propiedades antiinflamatorias y ansiolíticas .

Estos hallazgos preliminares despertaron el interés de Blessing. Por ejemplo, señala un estudio de 2011 de unas pocas docenas de personas, algunas de las cuales tenían trastorno de ansiedad social, a quienes se les pidió que hablaran frente a una gran audiencia. Los investigadores compararon los niveles de ansiedad en las personas después de tomar CBD, en comparación con aquellos que recibieron el placebo o nada en absoluto. (Los participantes no sabían si les habían dado el medicamento o el placebo).

¿Y qué encontraron los científicos? “Las personas que tomaron CBD informaron significativamente menos ansiedad” en comparación con aquellos que recibieron el placebo, dice Blessing. “Es realmente interesante.”

Es preciso realizar ensayos clínicos con CBD

Ahora, con fondos de los Institutos Nacionales de Salud, Blessing y un grupo de colaboradores están a punto de comenzar un ensayo clínico para evaluar si el CBD puede ayudar a las personas con trastorno de estrés postraumático que también tienen un trastorno por consumo de alcohol moderado o severo.

Durante el estudio, 50 participantes sanos recibirán 400 miligramos de CBD por día o un placebo. El objetivo es ver si los participantes que toman CBD terminan bebiendo menos y si esto conduce a una mejora en los síntomas de TEPT. Los participantes recibirán un CBD de grado farmacéutico, que es más confiable en fuerza y ​​pureza que los suplementos que están actualmente disponibles para la venta al público.

Otro ensayo clínico de Fase 2 (para probar la eficacia y los efectos secundarios) está explorando si el CBD podría ayudar a prevenir la recaída en los consumidores de opioides al reducir el ansia por el medicamento. El estudio está dirigido por Yasmin Hurd , una neurocientífica que dirige el Addiction Institute en Mount Sinai School of Medicine.

Hurd ha estado tratando de reunir a otros científicos para estudiar los efectos del CBD y los beneficios potenciales en el tratamiento del abuso de sustancias .

Puede parecer contradictorio que un componente de la marihuana pueda ser útil para tratar la adicción a otra droga. Pero Blessing dice que usar CBD es muy diferente de usar marihuana. Aunque el CBD se extrae del cannabis, no conduce a una percepción y cognición alteradas.

“Las drogas pueden no ser psicoactivas y aún así tener un efecto en el cerebro”, dice Blessing. “El CBD tiene un efecto sobre el cerebro, pero parece afectar el cerebro de maneras posiblemente medicinales”. 

Los resultados del estudio Blessing pueden tardar en verse unos años. Mientras tanto, la semana pasada, un panel de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomendó la aprobación del primer CBD de calidad farmacéutica, llamado Epidiolex , para tratar los trastornos convulsivos graves en los niños . Esto podría abrir la puerta a más investigaciones para aprobar su uso en otros trastornos.

El Dr. Robert Carson es un neurólogo pediátrico de la Universidad de Vanderbilt que ha evaluado la efectividad de los suplementos de CBD en niños con convulsiones. Él dice que los suplementos pueden ser beneficiosos para estos niños. Sin embargo, dice, si la FDA sigue los consejos de su panel asesor y aprueba un medicamento de CBD de grado farmacéutico, eso abriría una nueva opción de tratamiento al ofrecer una dosis constante y de alta calidad de CBD.

“Una de las advertencias principales que les digo a mis pacientes que usan un suplemento de CBD es que no podemos garantizar lo que contiene”, explica Carson. “No podemos garantizar su consistencia”.

Los suplementos no están regulados tan estrictamente como los productos farmacéuticos, y pueden variar ampliamente de una botella a otra o de una marca a otra.

El CBD sigue estando en la Lista I de sustancias controladas

Y hay otro problema al que se enfrentan los usuarios potenciales: aunque los suplementos del CBD están ampliamente disponibles para la venta, una oscura locura legal rodea los extractos de marihuana. Incluso si usted vive en un estado donde el consumo de marihuana es legal, la Agencia Federal para el Control de Drogas aún clasifica el extracto de CBD como sustancia de la Lista 1 , la categoría más restringida de la DEA. Según la agencia, “los medicamentos del Anexo I, las sustancias o los productos químicos se definen como medicamentos sin uso médico actualmente aceptado y con un alto potencial de abuso”. 

Los defensores del uso de CBD en el tratamiento de dolencias esperan que los hallazgos de los estudios en curso ayuden a cambiar esa forma de pensar sobre su clasificación legal y sus posibles beneficios.

1 195 vistas

Aelis Farma es una compañía francesa de biotecnología que desarrolla un medicamento que va dirigido al cerebro para tratar el abuso del cannabis y otras afecciones.

Aelis Farma está desarrollando una nueva clase de medicamentos conocidos como inhibidores específicos de señalización (SSi) que tratan los síntomas conductuales del abuso de cannabis. El tratamiento bloquea la actividad del receptor endocannabinoide  CB1 .  Se sabe que CB1 media en los efectos conductuales del consumo de cannabis.

La mayoría de los medicamentos dirigidos al receptor CB1 inevitablemente activan muchas otras vías de señalización celular no relacionadas, lo que a menudo conduce a efectos secundarios. La tecnología de Aelis podría superar este obstáculo al imitar la acción de la pregnenolona, ​​un esteroide que activa solo una de las vías de CB1 para reducir específicamente el comportamiento relacionado con la adicción al cannabis. Los receptores CB1 están muy extendidos y están involucrados en muchas enfermedades diferentes . Debido a esto, Aelis ve el potencial de su tecnología para tratar una variedad de condiciones, desde la psicosis hasta el retraso mental, trastornos metabólicos y enfermedades de la piel.

La creciente legalización del cannabis con fines medicinales parece ir de la mano del interés en focalizar sus mecanismos de acción celular en el tratamiento de la enfermedad. Desde una perspectiva puramente científica, hay una cierta elegancia en el enfoque de SSI de Aelis para atacar al receptor CB1 al mismo tiempo que elude los efectos secundarios comunes de los fármacos GPCR.

En colaboración con la Universidad de Columbia , recientemente Aelis recibió $ 3.3M  del NIDA (Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU.) Para comenzar los primeros estudios clínicos de Fase I que prueban su tecnología SSi en el tratamiento del abuso de cannabis. Habrá que esperar los resultados con gran interés.

0 177 vistas

Uno de los investigadores de un estudio sobre los posibles beneficios de aceite de cannabis en la epilepsia infantil quiere investigar cómo su consumo afecta a la calidad de vida de los niños.

El Dr. Richard Huntsman, un neurólogo pediátrico y profesor de la Universidad de Saskatchewan, dirige el estudio de aceite de cannabis junto con el Dr. Richard Tang-Wai, un epileptólogo pediátrica de la Universidad de Alberta.

El objetivo principal de su estudio es conocer si el aceite de cannabis concentrado puede ser utilizado con seguridad en niños con epilepsia. Pero también quieren ver si ayuda a controlar las convulsiones y a mejorar la vida de los niños, dijo a la cadena canadiense CTV News Channel.

“Para mí, me siento como un padre, tener una mejor calidad de vida sería tan importante como el control de las convulsiones, por lo que es algo que realmente queremos ver”, dijo.

El estudio primero debe reclutar a 30 niños entre las edades de uno a 10 con epilepsia severa en Saskatoon, luego posteriormente en otros lugares de Canadá..

El equipo se centrará en los niños con las formas más graves de epilepsia que no respondan a los tratamientos habituales o que incurran en importantes efectos secundarios con los tratamientos habituales, subrayó Hunstman. Algunos de estos niños tienen de 50 a 300 ataques al día, y sus habilidades básicas para vivir y su desarrollo han retrocedido a causa de su condición.

Huntsman dice que los padres de muchos de sus propios pacientes le dicen que ya se están dando a sus hijos aceite de cannabis para ayudar a controlar su epilepsia, a pesar del hecho de que el uso del medicamento para esta condición no se entiende bien.

“En este momento hay muy poca investigación sobre el consumo de cannabis para el tratamiento de la epilepsia”, dijo. “Hay algunos pequeños estudios que se han realizado, revisiones retrospectivas, que parecen sugerir que hay algunos niños con epilepsia severa … que responden al aceite de cannabis”.

El aceite de cannabis (extracto de cáñamo) no contiene THC (tetrahidrocannabinol o) el compuesto psicosctivo que da a los fumadores de marihuana un “alto” o “coloca”. En cambio, contiene una forma concentrada de cannabidiol o CBD, otro compuesto del cannabis clave que muchos creen que ayuda a controlar la epilepsia.

“Parece que tiene un efecto sobre ciertos receptores de neurotransmisores en el cerebro”, dijo Huntsman del cannabidiol. “Esa es una de nuestras teorías sobre cómo funciona.”

Muchos padres de niños con epilepsia consiguen el aceite de los productores de marihuana medicinal con licencia aquí en Canadá o lo obtienen de los EE.UU., a pesar de las leyes contra la importación de marihuana o cualquiera de sus derivados.

Huntsman dice que algunos de los padres de sus propios pacientes le dicen que sus niños han mejorado desde que comenzaron a usar el aceite.

“Es algo que estoy escuchando bastante a menudo en mi clínica. No estamos seguros de por qué es así. ¿Podría ser sólo el cannabidiol? ¿Podría ser las cantidades muy pequeñas de THC? No estamos seguros “, dijo.

Huntsman dice que va hacer una investigación con los niños de siete meses para completar el estudio. Los niños serán supervisados ​​por un equipo de expertos en neurología pediátrica, farmacología, análisis clínicos bioquímicos, psicología y de bioestadística. Él y su equipo entonces esperan tener datos disponibles para su presentación en el próximo año o año y medio.

El estudio está siendo financiado con el apoyo de la Fundación del Hospital de Niños de Saskatchewan y la Fundación de Investigación de Salud de Saskatchewan, entre otros.

La información sobre cómo inscribirse en este estudio se puede encontrar en ClinicalTrials.gov

Al mismo tiempo, los investigadores del Hospital de Toronto para Niños Enfermos están empezando su propio estudio sobre el uso de extractos de cannabis para el tratamiento de los niños con epilepsia severa.

Ese estudio inscribirá a 20 niños de uno a 18 años con síndrome de Dravet, una forma rara y debilitante de epilepsia que comienza en la infancia. La condición, causada por una mutación genética, representa alrededor del uno por ciento de todos los casos de epilepsia.

En diciembre de 2015, la Sociedad Canadiense de Pediatría emitió una declaración advirtiendo a los padres contra el uso de la marihuana medicinal para el tratamiento de condiciones de salud de sus hijos.

El comunicado decía que, si bien el cannabis es cada vez más utilizado para tratar enfermedades de ciertos niños “, se carece de evidencia sobre el efecto global sobre ellos.

0 321 vistas

Actualmente hay ocho estados de Estados Unidos, incluyendo California, donde el uso de la marihuana, tanto recreativo como medicinal es totalmente legal. Muchos más permiten el uso de la marihuana medicinal; y es un hecho que más estados legalizarán el uso recreativo en el futuro. El 60% de los estadounidenses y el 70% de los canadienses sienten que debe ser legal.

Es una gran razón por la que los acciones de bolsa de Canopy Growth Corp . (TSX: CGC) han aumentado de forma exponencial en los últimos tres años, hasta casi un 500% sobre una base anual. Todo el mundo en Bay Street está hablando de los valores de CGC por una buena razón; tiene el potencial de ser un jugador dominante en el cultivo y distribución de marihuana en Canadá y en otros paises.

Durante mucho tiempo se ha tenido la creencia de que tan pronto como el gobierno federal de Estados Unidos legalice el uso recreativo de la marihuana y lo elimine de la misma Lista 1 de sustancias que incluye la heroína y el LSD, las grandes tabacaleras se meterán en la fabricación y venta de cannabis para el mercado recreativo.

Han evitado públicamente discutir la idea, preocupados por el potencial retroceso de los gobiernos federales, estatales y municipales que ya se oponen a sus productos de tabaco..

Pero es una posibilidad muy real.

“[La industria legal productos de la marihuana de EE.UU.] es tan importante ahora que las compañías de productos de consumo no pueden ignorarla”, dijo Ken Shea, analista de Bloomberg Intelligence . “Es una oportunidad muy atractiva para las compañías de tabaco.”

¿Por qué analistas creen que Philip Morris International Inc. es la compañía de tabaco ideal para comprar Canopy Growth Corp?

Philip Morris fue escindida de Altria Group Inc. en el 2008, por lo que cada compañía podría centrarse en sus mercados particulares, Altria en los EE.UU. y Philip Morris fuera de los EE.UU. Su empresa canadiense se combina con América Latina, uno de los cuatro segmentos que operan en todo el mundo. Juntos generaron US $ 7 mil millones en el tercer trimestre finalizado el 30 de septiembre, que se compara con los US $ 5.200 millones en ingresos Q3 de 2016 de Altria en los EE.UU.

Algunos hablan de que las dos empresas se recombinan para ahorrar en I + D, etc., pero eso es sólo hablar en este momento. Mientras tanto, Altria genera casi $ 19.000 millones de dólares anuales por la venta de cigarrillos en los EE.UU., y Philip Morris está bloqueada fuera del mercado.

Entrar en el negocio de cannabis les permitiría diversificar lejos de un producto que está muriendo lentamente a uno que está esperando en el área de ejecución listo para el despegue. El cannabis lúdico va a generar ingresos mucho mayores que los de cualquier tabaco sin humo o de vaporizadores que tienen la esperanza de hacer.

Sólo habría una pega en esta idea.

Philip Morris no cultiva tabaco. Se lo compra a los productores y luego lo utiliza en la producción de cigarrillos. Canopy Growth cultiva cannabis y vende directamente a los clientes, aunque no produce el cigarrillo de marihuana para el usuario final ( no producen aceites de cannabis como parte del proceso de producción), existiendo algunas lagunas en una operación de integración vertical entre los dos.
Aunque podrían ser cuestiones que pueden ser fácilmente resueltas.

Al final, Canopy Growth va a seguir requiriendo mucho dinero si quiere ser un actor global en este negocio. En este momento, “compra venta de valores” y ofertas de créditos bancarios cubren los costes de expansión; sólo para el cultivo, pero si se quiere participar en el enorme mercado al sur.

Philip Morris podría no comprar Canopy Growth Corp, pero sin duda se debe tener en cuenta.

Por Will Ashworth

0 102 vistas

La industria del cannabis legal en los EE.UU. puede crecer hasta los $ 50 mil millones en la próxima década, una expansión de más de ocho veces su tamaño actual, los proveedores de marihuana legal ganarán nuevos clientes y también a los usuarios del mercado ilícito, según un nuevo informe.

La legalización de uso recreativo en California, donde ya se permite su uso médico, estará en las urnas en el mes de noviembre, y la aprobación de esta medida por sí sola podría triplicar el tamaño de la industria legal y actual de $ 6.000 millones en toda la nación, de acuerdo con un informe del 10 de Cowen & Co. analistas difundido el lunes.

En total, los votantes de nueve estados votarán sobre el cannabis en noviembre de este año, cinco de ellos para legalizar el uso para los adultos y cuatro para permitir su uso médico.

El cannabis ya es legal para uso recreativo en Alaska, Colorado, Oregon, Washington y el Distrito de Columbia, y está permitido por razones médicas en 25 estados. El pronóstico de Cowen asume la legalización federal de la marihuana, una medida que tiene más del 50 por ciento del apoyo popular.

 “La prohibición del cannabis ha estado en vigor durante más de 80 años, pero las mareas apoyan su legalización claramente”, dijeron los analistas.

La expansión de la industria

La industria en expansión afectará a las grandes empresas a pesar de que el panorama competitivo actual se compone en gran parte de nuevas empresas más pequeñas. Debido a que la planta es todavía ilegal por parte del gobierno federal, las grandes empresas se han negado a participar.

La marihuana legal sería una gran oportunidad para la industria tabacalera, dijo Cowen. La tecnología de vapor o vaping – una técnica popular para la ingestión de tabaco y cannabis – es una parte esencial del futuro que es menos combustible y que dependen del sector del tabaco. Empresas como Altria Group Inc. y Reynolds American Inc. ya tienen experiencia en el vapor y en las tecnologías del cultivo de cosechas, así como la familiaridad tratando con marcos regulatorios complejos.

Las empresas tabacaleras pueden compensar con aproximadamente una quinta parte de la industria del cannabis antes de 2036, la adición de más del 20 por ciento de sus ingresos, y casi duplicar el crecimiento subyacente del tabaco, dijeron los analistas.

Para los fabricantes de bebidas alcohólicas, la marihuana legal es más una enemiga que una amiga. El consumo de alcohol ha disminuido en los últimos cinco años, especialmente en los hombres, mientras que el consumo de cannabis ha aumentado. El número de bebedores que también usa la marihuana también se incrementa, y el número de consumidores de cannabis que beben ha disminuido, dijo Cowen.

Por tanto los posibles ganadores y perdedores, la magnitud de los cambios venideros son inusuales, dijeron los analistas.

                  “Una tasa de crecimiento anual de ingresos del 24 por ciento, a 10 años es difícil de encontrar en productos básicos de consumo, en particular uno con un punto final de $ 50 mil millones más”, dijo Cowen.

0 3.645 vistas

Aunque la ley federal hace que todo el sector sea ilegal, muchas propietarios de tiendas de marihuana, productores y minoristas en EEUU temen a algo completamente diferente: las grandes tabacaleras.
Hoy en día, la mayoría de las operaciones de en el ámbito marihuana recreativa legales son pequeñas, limitadas a un solo Estado y controladas siempre para que no se conviertan en grandes operaciones por los reguladores que quieren mantener una estrecha vigilancia sobre esta industria de rápido crecimiento. Sin embargo son esos pequeños comerciantes los que: luchan por conseguir préstamos bancarios para su expansión, a menudo producen un producto de forma diferente y, a veces no tienen idea alguna de cómo equilibrar la oferta y la demanda de sus cultivos. Vamos que en definitiva son los que se lo curran.

Pues bien, muchos de ellos temen que las compañías de tabaco, con sus bolsillos llenos de dinero, larga experiencia tratando con la dura regulación del gobierno, y sus relaciones con generaciones de agricultores, acaben por acaparar el mercado de la marihuana. En las convenciones de negocios sobre marihuana y en conversaciones privadas, en muchas ocasiones, parece que todo el mundo ha escuchado el rumor acerca de que Big Tobacco podria entrar en este mercado.
“Creo que hay un montón de paranoia y rumores sobre que están comprando almacenes y firmando acuerdos secretos”, dijo Chris Walsh, editor de Marijuana Business Daily.

No es sólo la paranoia: Las compañías de tabaco han hablado en privado acerca de entrar en el negocio de la marihuana.

El verano pasado, investigadores estudiaron minuciosamente, a través de más de 80 millones de páginas de documentos previamente secretos, que las grandes tabacaleras habian tenido mucho interés en la marihuana.

Por lo menos desde la década de 1970, las compañías tabacaleras se han interesado por la marihuana y la legalización de la marihuana al verla como un producto potencial y a la vez como una posible competencia,” escribieron Rachel Ann Barry, Heikki Hiilamo y Stanton Glantz, en un artículo publicado en junio 2014 el Milbank Quarterly, el cual se centra en la salud de la población y las políticas sanitaria. “A medida que la opinión pública cambió y los gobiernos comenzaron a relajarse con las leyes relativas a la criminalización de la marihuana, las empresas tabacaleras modificaron sus estrategias de planificación corporativos para preparar la futura demanda de los consumidores”.

“En muchos sentidos, el mercado de la marihuana de 2014 se parece al mercado del tabaco antes de 1880, antes de que los cigarrillos fueron producidos en masa mediante la mecanización y comercializados mediante marcas nacionales y medios de comunicación modernos”, escribieron. “La legalización de la marihuana se abre al mercado de las grandes empresas, incluidas las empresas de tabaco, que cuentan con los recursos financieros, la tecnología de diseño de productos para optimizar su salida en el mercado “.

Los investigadores titularon su sus escritos: Esperando el momento oportuno: La Industria del Tabaco y legalización de la marihuana.

descarga (24)Hoy en día, los portavoces de Altria Group (MO) y R. J. Reynolds (RAI) dijeron que sus empresas no tienen planes de entrar en el mercado de la marihuana. Altria es el nuevo nombre de Philip Morris(Una de las mayores tabacaleras de E.E.U.U.).

Jeffrey Friedland, director ejecutivo de la inversión y el desarrollo del cannabis en la empresa internacional INTIVA, dijo que es poco probable que las compañías de tabaco consideren seriamente a la marihuana como un producto. Sin embargo, el archivo de documentos de tabaco, puesto a disposición del público tras la liquidación de tabaco nacional 1998, muestran que las compañías de cigarrillos analizaban periódicamente a la marihuana como la vez una amenaza potencial y uno de sus posibles de productos, incluyendo la combinación de marihuana con los cigarrillos mentolados.

Friedland dijo: “No van a hacer nada hasta que tenga una ley del Congreso y sea legal.”

Las compañías de tabaco ya se enfrentan a una regulación del gobierno rígido y probablemente les preocupe que mudarse al mercado de la marihuana les traiga un escrutinio adicional.

La idea de la marihuana en la industria masiva y mundialmente, al igual que el tabaco, va en contra de la actitud cultural de muchos expertos de la industria de la marihuana, especialmente los que perfeccionaron sus cepas específicas y técnicas de cultivo. Para ellos, la marihuana es más que un producto, y es difícil aceptar que su labor de amor hacia la planta, se sustituida por un consumo masivo, homogeneizado y sin la relación personal-productor-usuario que muchas tiendas de marihuana en Colorado se esfuerzan por mantener.

Puesto que la marihuana legalizada por el Estado sigue siendo aún un mosaico de normas, pocas empresas están operando en más de un solo Estado.

El cofundador Kevin Sabet de SAM dijo que los estadounidenses serían muy ingenuos si pensaran que las empresas tabacaleras no tratarían de utilizar las mismas técnicas que se utilizan tanto en el mercado a los niños con la marihuana.

La elección de un presidente conservador podría alterar radicalmente los esfuerzos sobre la legalización de la marihuana.
La administración del presidente Barack Obama en general ha adoptado un enfoque de no intervención en los estados que han legalizado la marihuana recreativa, pero eso podría cambiar rápidamente.

También esta la otra posibilidad: Nuestro próximo presidente podría abrir la puerta más ampliamente a la legalización, empujando la Administración de Alimentos y Medicamentos para eliminar a la marihuana de la lista, como una sustancia controlada de la Lista 1.

Mientras tanto, dijo Friedland las empresas tabacaleras probablemente están adoptando un enfoque de esperar y ver.

Finalmente, Friedland dijo que hasta que no llegue el momento en que se apruebe la casi total legalización, las industrias del tabaco se quedaran observando y sin actuar, por miedo a posibles represalias del gobierno o de algún estado.

0 563 vistas

Cada vez son más amplios los sectores de la opinión pública que, a día de hoy, ven el cannabis con buenos ojos. Las empresas del sector del cannabis están desarrollando estrategias para fortalecer, aún más, su imagen positiva, lo que podría hacer que la aceptación total esté cada vez más cerca. Las empresas convencionales también se están dando cuenta de su valor y están buscando formas de rentabilizarlo.

¿Disfrazar o explotar la subcultura del fumador de cannabis?

La mercadotecnia (marketing) del cannabis parece estar “dirigiéndose hacia el público más general”, principalmente, de dos formas. En primer lugar, los intereses empresariales que se dedican únicamente al cannabis están adaptando, cada vez más, su estrategia comercial para dirigirse a un público más amplio y heterogéneo. En segundo lugar, las grandes empresas convencionales, de renombre, que tradicionalmente no han tenido nada que ver con el cannabis, están empezando a reconocer su valor y rentabilidad en el mercado actual, y lo han incorporado a sus gamas de productos y estrategias de mercado.

Mainstreamization-1-200x224
Los miembros de la industria del cannabis cada vez intentan distanciarse más del estereotipo del porrero (© Don Hankins)

Curiosamente, las técnicas parecen tomar caminos, un tanto, divergentes entre los dos campos. En el primer campo, el de los dispensarios para los nuevos ricos y las grandes empresas del sector del cannabis, la tendencia es distanciar a la empresa anunciada de todas las connotaciones negativas de la subcultura del fumador de cannabis o porrero. En el segundo, la tendencia consiste en insertar alusiones, muy descaradas, a esa misma subcultura en el texto y en las imágenes, para aumentar la apariencia de relajado, fresco y urbano que se asocia, de otro modo, a las empresas menos convencionales, aunque la mayoría de la veces, no van más allá de personificarlo en un adolescente, sacando la lengua a su crítico progenitor.

¿Necesitan los dispensarios un cambio de imagen?

Durante los primeros años de la revolución del cannabis legal que se está produciendo en los EE.UU., muchos dispensarios y negocios relacionados abrazaron la subcultura del porrero que, a día de hoy, están intentando quitarse de encima. Pero llevará tiempo, y esfuerzo, renovar por completo la cara de la industria. El típico equipo de ventas suele seguir coincidiendo con el estereotipo y suenan las mismas canciones, de hip hop y reggae, en homenaje al cannabis en cada punto de venta. Los productos se anuncian con la ayuda de chicas pechugonas a las que les encantan los cogollos, fotografiadas en poses seductoras mientras se enrollan alrededor de las vitrinas presentando los últimos productos, o se pavonean ante los asistentes de las distintas ferias, saludando en voz baja y ofreciendo dabsen los clavos más novedosos.

Mientras que algunos miembros de la comunidad más amplia del cannabis vieron con recelo estos aspectos de la escena desde el primer momento, la mayor parte (mayoritariamente los jóvenes y varones) del grupo demográfico, formado por los consumidores de cannabis, no veía ninguna razón para oponerse. Después de todo, a muchos hombres jóvenes a los que les gusta el cannabis también les gustan las mujeres atractivas y la música relacionada con la hierba. Sencillo, ¿no? O tal vez no: a medida que la tolerancia, la aceptación del cannabis y el consumo del mismo son cada vez más amplios, algunos aspectos de lo que fue la pancarta de la contracultura, bajo la que se congregaba un grupo reprimido, se han convertido en un recordatorio embarazoso de por qué le resultó tan difícil a la industria que la tomasen en serio durante tanto tiempo, y las demandas de cambio son cada vez más insistentes y clamorosas.

Los responsables de acercar el sector del cannabis al público general

Mainstreamization-2-200x66
Cannabrand es una agencia de marketing que cree en acercar la industria del cannabis “al público más general”

Estas demandas de cambio han preparado el camino para que surja una nueva generación de empresas de mercadotecnia específica del cannabis, que dirijan la cara pública de la industria en una dirección considerada más aceptable para las masas. Cada vez más, la narrativa de estas empresas relaciona el consumo de cannabis con la gente normal: el ejecutivo trabajador, los padres que se dedican al cuidado de sus hijos a tiempo completo, las personas mayores, los sanos y respetables, con el fin de convencer al público, más general, de que el cannabis puede ser, para todo aquel que lo quiera o lo necesite, más que el reino de los jovenzuelos desmotivados y descontentos, de veinte y pico, retratados por el movimiento de la prohibición.

En esta nueva narrativa, las mujeres tienen las mismas probabilidades de consumir productos de cannabis que los hombres, así que ya no es aceptable tratar a las mujeres, descaradamente, como un objeto. La mentalidad del “conecta, sintoniza, abandona” tampoco es bienvenida y se sustituye por individuos interesados en ser reconocidos como trabajadores y contribuyentes para la sociedad. Los representantes de la industria del cannabis han desempolvado los trajes, planchado sus corbatas y relegado las sudaderas y zapatillas Nike al fondo del armario, para bien o para mal.

En Denver, Colorado, en la actualidad hay varias empresas que se dedican al arte de la mercadotecnia del cannabis para el público más general: Cannacorp, THC Media Group, Colorado Marijuana Marketing, y Cannabrand, siendo esta última, al parecer, la empresa de mercadotecnia del cannabis “líder del mundo”.

El cambio de imagen puede suscitar polémica

Cannabrand, una agencia dirigida por un grupo de mujeres, se ha manifestado de una forma, particularmente, clara con respecto a la necesidad de un cambio de imagen de todo el sector, una postura que ha causado un cierto grado de polémica e incluso les ha hecho perder algún cliente importante. Después de que la agencia fuese citada en el New York Times por comparar algunos dispensarios de Denver con “las clínicas de abortos clandestinas” y con un “lugar de reunión de porreros”, la cadena de dispensarios recién rebautizada como Mindful (anteriormente Gaia Plant Based Medicines) decidió romper su relación con el grupo, a pesar de que su cambio de imagen había sido realizado por Cannabrand.

Mainstreamization-3-200x150
Cannabrand generó polémica al afirmar que los dispensarios parecían “clínicas de abortos clandestinas” y un “lugar de reunión de porreros” (© marichica88)

Varios grupos de activistas, también, han manifestado que les parece una caracterización injusta del movimiento popular del cannabis, presentada en afirmaciones como “estamos eliminando a los porreros”, una postura criticada por ser excluyente, elitista, y por suponer una falta de respeto hacia muchos activistas incondicionales que han dedicado su vida, y renunciado a su libertad, con el fin de llevar a la industria a los niveles más respetables que disfruta hoy, y sin los cuales, simplemente, no existirían empresas como Cannabrand.

Sin embargo, a pesar del disgusto generalizado que los comentarios de la agencia suscitaron en la industria, ha encontrado un eco, amplio y claro, en otros equipos. Cannabrand está ahora más ocupada que nunca, y se está preparando para lanzar una campaña, a nivel nacional, titulada “Destigmatize to legalize” (Elimina el estigma para legalizar), que tiene como objetivo cambiar la mentalidad del bando, cada más reducido, que está a favor de la prohibición.

Mientras tanto, las empresas convencionales recurren al cannabis

Mientras que la incipiente industria del cannabis resuelve, gradualmente, la mejor manera de presentarse ante el público más general, varias empresas convencionales de renombre han estado resolviendo la mejor manera de sacar el máximo rendimiento de la nueva situación social del cannabis, con el fin de aumentar su propio atractivo para ciertos grupos demográficos. Para estas empresas, una táctica común consiste en apelar al gran grupo demográfico de gente que está interesada en la cultura del cannabis, pero que no se sumerge totalmente en ella, y quizás es todavía, un poco, reticente a sumergirse, completamente, en ella debido a los estereotipos negativos con los que se le sigue asociando.

Este aspecto de la mercadotecnia o estrategia comercial del cannabis no suele utilizarse con las empresas que realmente se dedican a cultivar o dispensar cannabis, debido a que el cannabis sigue siendo ilegal bajo la ley federal. En cambio, su atención se centra en el cáñamo, la forma no psicoactiva del cannabis que se cultiva por su fibra y semillas, y se utiliza para producir una gran variedad de productos, entre los que se incluyen productos para el cuidado de la piel, alimentos y ropa. Sin embargo, hay indicios de que algunas grandes empresas están desarrollando estrategias, a largo plazo, para ponerlas en marcha cuando el cannabis, inevitablemente, se legalice bajo la ley nacional e internacional.

The Body Shop

Aunque gran parte de los últimos pasos hacia adelante en la aceptación social del cannabis se han dado al otro lado del Atlántico, en los EE.UU., un muy buen ejemplo de la creciente comerciabilidad del cannabis y del cáñamo proviene de la empresa británica The Body Shop, que ha desarrollado una presencia global masiva desde sus humildes comienzos en una tienda de Brighton, en 1976. Como siempre ha sido una firme defensora de las cuestiones sociales y ambientales, por ejemplo, prestando apoyo a Greenpeace en la década de 1980, y se ha regido bajo los principios del comercio justo, adquiriendo productos de los pequeños productores del mundo en desarrollo, puede que no resulte sorprendente que la compañía empezase a promocionar los productos de cáñamo a finales de los 90, productos que, en el año 2000, constituían alrededor del 4% de sus ventas anuales de mil millones de dólares.

Mainstreamization-4.-200x170
La gama de cáñamo del Body Shop es un buen ejemplo de cómo la publicidad abierta del cannabis resulta cada vez más aceptable

Al principio, la gama de productos era sencilla, y su publicidad también (con etiquetas de hojas de cannabis poco definidas, y una publicidad bastante neutral). Actualmente, la gama de productos se ha ampliado, y la estrategia comercial es algo más audaz. En general, el etiquetado se ha mantenido igual desde que aparecieron los primeros productos, pero se ha añadido, sutilmente, un jabón con una cuerda con la forma de una hoja de cáñamo, y las alusiones, no tan sutiles, a la cultura del cannabis en su propaganda en Internet marcan un cambio gradual en la estrategia.

En la sección de su página web dedicada al cáñamo, el título de la página dice “Moisture high for the very dry” (Un subidón de hidratación para los que están secos). Más abajo, “Get your hands on the good stuff” (Hazte con un material del bueno) es la exhortación para aquellos que puedan estar interesados en comprar los mencionados jabones, con forma de hoja de cáñamo colgada de una cuerda de fibra de cáñamo. Un poco después nos presentan “Three dope facts about hemp” (Tres datos estimulantes sobre el cáñamo), que culminan al asegurar al lector que otros clientes “had a high time with hemp body care” (tuvieron un subidón con los productos corporales de cáñamo). Inofensivo y divertido para la mayoría. Sin embargo, para algunos (sobre todo los que creen que el cáñamo y el cannabis psicoactivo deben tratarse por separado en el discurso público), es la evidencia de que las grandes empresas no tienen escrúpulos en lo que respecta a la explotación de la cultura del cannabis con el fin de obtener un beneficio.

Sin embargo, merece la pena tener en cuenta que se ha dado un impulso, relativamente, importante al prestigio global de los productos para la piel de cáñamo con la promoción de su gama. La empresa también realizó varios esfuerzos a nivel político para promover la aceptabilidad del cáñamo, por ejemplo, escribiendo a la DEA para expresar su preocupación por las modificaciones legales pendientes. La fundadora Anita Roddick declaró: “Insto encarecidamente que no se adopten dichas regulaciones equivocadas. Serían perjudiciales para nuestro negocio y se equivocan en lo que respecta a la naturaleza misma del cáñamo, una de las plantas más útiles y beneficiosas de la naturaleza”.

Cerveza y marihuana, la combinación clásica

Tampoco es de extrañar que, ante la explosión de la elaboración de cerveza artesanal en los EE.UU., algunas empresas se subieran al carro de la conocida relación entre el cannabis y el lúpulo, y se pusieran a elaborar cervezas artesanales interesantes y aromatizadas con flores o semillas de cáñamo. La mayoría de estas cervecerías artesanales son empresas pequeñas, dirigidas por personas que sienten pasión por su negocio, y en cierta medida, la subcultura de la cerveza artesanal se superpone a la subcultura del cannabis, así que podemos esperarnos cervezas de cáñamo extravagantes con nombres y etiquetado caprichosos.

Mainstreamization-5-200x133
La venta de “Joint Effort” de Red Hook está prohibida en otros estados debido a su uso abierto de jerga del cannabis

De las diversas cervezas de cáñamo que se ofrecen hoy en día, entre las marcas que más destacan, se incluyen O’Fallon Hemp Hop Rye Amber Ale, Humboldt Brown Hemp Ale, y “Joint Effort” de Redhook Brewery, que viene adornada con el eslogan impreso “A dubious collaboration between good buds” (“Una colaboración sospechosa entre buenos colegas”, jugando con la palabra inglesa bud que significa cogollo y colega). Curiosamente, “Joint Effort” sólo puede venderse en Oregón debido a su uso abierto de la jerga relacionada con el cannabis, que no sigue las regulaciones de la Agencia de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco (TTB) y la convierte en ilegal a nivel nacional.

Se han llegando a comercializar, de manera similar, cervezas que no contienen cáñamo, pero que tienen un aroma que recuerda al cannabis, como Sweetwater 420 y la magníficamente llamada Dark Horse “Smells Like Weed”. Irónicamente, siempre y cuando en realidad no contengan cáñamo, los fabricantes de cerveza son libres de comercializarlas como les apetezca, de acuerdo con las regulaciones de la TTB.

Las grandes empresas del sector del alcohol y del tabaco

Sin duda, los grandes sectores de la industria que tienen más experiencia en la fabricación de productos controvertidos, dirigidos a un público más amplio, son las grandes tabacaleras y las multinacionales de las bebidas alcohólicas. De hecho, algunos detractores comparan el acercamiento al público más general de la estrategia comercial del sector del cannabis con la publicidad del tabaco, y se están haciendo predicciones nefastas sobre niños arrastrados por el irresistible atractivo del cannabis, que se convierten en víctimas de sus consecuencias arruinando sus vidas.

Mainstreamization-6-200x113
Las grandes marcas de tabaco llevan considerando entrar en el mercado del cannabis desde los años 70

No obstante, varias corporaciones tabacaleras están estudiando hacer una incursión en la industria del cannabis cuando sea el momento oportuno, y hay indicios de que las compañías de las bebidas alcohólicas también quieren sacar su tajada. Las investigaciones publicadas recientemente sugieren que Philip Morris (ahora Altria), British American Tobacco, y RJ Reynolds (ahora Reynolds American) han estado considerando la fabricación de cigarrillos de cannabis desde 1970. Asimismo, parece ser que Altria y Reynolds American han registrado nombres de dominio de sitios web que incluyen las palabras “cannabis” y “marihuana”.

La magia de atraer a las masas

Por último, la estrategia comercial lo es todo para atraer al público. Para aquellos que ya están a favor del consumo y de la legalización de cannabis, la publicidad dirigida al “público más general” ayuda a crear una imagen de un producto, cada vez más aceptable, y refuerza la creencia del público en su valor y credibilidad. Para los que tienen una doble opinión con respecto al cannabis, el nuevo estilo de publicidad puede cambiar su postura hacia la aceptación.

Incluso para aquellos que están, firmemente, en contra del consumo de cannabis, una estrategia comercial que evite cualquier mención de los aspectos más desagradables de la “cultura del porrero” (y en su lugar represente a una persona trabajadora, sana e inteligente, y sobre todo, gente normal que resulta que disfruta tomándose una galleta medicinal después un día duro en la oficina) puede ayudar a tranquilizar las preocupaciones y, en algunos casos, puede incluso cambiar la mentalidad de la gente del todo.

Por Seshata

1 2.706 vistas

Analistas de Wall Street argumentan que las grandes tabacaleras pronto tendrán que contestar preguntas sobre la marihuana.

Los departamentos de investigación mas destacados de Wall Street, han evitado hasta ahora conversaciones sobre la legalización de la marihuana, ya que esto no afectaba a las acciones sobre las que trabajaban. Las compañías de tabaco también han sido herméticas respecto al tema.

Sin embargo el equipo de investigación de tabaco estadounidense de los  mercados de capitales(RBC), piensa que la actual corriente de  legalización de la marihuana, va a a obligar a las grandes tabacaleras
a responder preguntas sobre esto.

He aquí un extracto de una investigación que ha empezado a difundirse ahora:

Dialogo sobre el crecimiento de la marihuana

Durante las elecciones del pasado noviembre, Oregon, Washington Dc y Alaska juanto a Colorado y Washington legalizaron el uso lúdico de la  marihuana. Hoy en día hay 27 estados que, como Washington DC, han legalizado la marihuana en alguna de sus formas o que directamente la han despenalizado.

Unos cuantos estados más están planeando legalizarla el año próximo. Hoy, por primera vez en la historia(de acuerdo con el centro de investigación PEW(Centro de investigación que brinda información sobre problemáticas, actitudes y tendencias que caracterizan a los Estados Unidos y el mundo.)), la mayoría de los
estadounidenses creen que la marihuana debería ser legal, un tema posiblemente crítico  para las elecciones de 2016.

Con este rápido cambio de visión sobre la marihuana en estados unidos, nosotros pensamos que es sólo cuestión de tiempo que los analistas empiecen a hacer preguntas sobre cómo encajará todo esto en la escena mundial. Y mientras todas las directoras de tabacaleras con las que hemos hablado se han mostrado reticentes a mencionarse sobre el tema.

Creemos que la legalización de la marihuana federal en estados unidos probablemente llevará a las tabacaleras a reconsiderar este espacio. Y por “reconsiderar este espacio”, los analistas entienden que la grandes tabacaleras como Reynolds American, Lorillard, y Altria necesitaran empezar pronto a controlar los costes/beneficios.

He aquí algunos datos de RBC sobre la marihuana:

“La marihuana es ahora legal en alguna de sus formas, o esta despenalizada en 27 estados y Washington DC” “Mas de la mitad de la población adulta de estados unidos piensa que la marihuana debería ser legal, el nivel mas alto de la historia.”

“Millennials ha sido uno de los conductores claves hacia la legalización de la marihuana, con el 69% de la población que cree que la droga debería ser legalizada. Un dato importante es que las nuevas generaciones están cada vez más a favor de su legalización”

Los puntos segundo y tercero , son cruciales ya que significan que cada vez hay más políticos ‘amigos de la marihuana’ que serán votados para la legislación de la marihuana.

0 814 vistas

Investigadores israelíes tienen la intención de evaluar los posibles efectos anti-tumorales  del canabinoide cannabidiol  (CDB) en pacientes con cáncer.

Los investigadores del Centro Médico Hassadah  en Jerusalén llevarán a cabo una fase II de ensayos clínicos  para evaluar el impacto del CDB como tratamiento único en pacientes con cáncer que no han respondido a las terapias convencionales.

Los participantes en el ensayo recibirán terapia con CDB por un período de ocho semanas.
Los datos documentan la potente actividad contra el cáncer  de diversos cannabinoides – incluyendo el THC  , CDB , y CBG  – tanto en cultivo y en animales remontandose a mediados de la década de 1970  . Hasta la fecha, sin embargo, prácticamente no existen ensayos clínicos reproduciendo estos resultados en sujetos humanos.

En agosto, el proveedor farmacéutico Insys Terapéutica anunció  que había recibido la designación de fármaco huérfano para crear una formula patentada de CDB para tratamiento del glioblastoma, una forma difícil de tratar, agresiva de cáncer cerebral.

El CDB orgánico permanece clasificado  bajo la ley federal como una sustancia controlada.

0 583 vistas

Cuando James Howler creó su chicle de marihuana infundida en el 2009, el empresario de Colorado tuvo problemas para encontrar una sociedad que legalmente difundiera sus dulces de marihuana medicinal.

Ahora, cinco años más tarde, los capitalistas de riesgo de la ciudad de Nueva York quieren ducharlo con dinero por una participación en su Cheeba Masticables y un punto de apoyo en una industria de la marihuana que opera ahora con $ 2.600 millones en casi la mitad del país.

Con la marihuana medicinal legal en 23 estados y en Washington, DC, y la marihuana recreativa legal en Colorado y el estado de Washington, el mercado de la marihuana tiene un gran potencial y la gente con el uniforme a rayas ha tomado nota.  A medida que las empresas de marihuana son más sofisticadas y rentables están atrayendo la atención de inversores y empresas.

El aprovechamiento de la revolución verde, sin embargo, trae retos únicos para los empresarios y mandamases corporativos. Unidos pueden haber resistido a la ley federal, que considera la marihuana ilegal para cualquier propósito, sino que han impuesto sus propias y complicadas largas listas de reglamentos destinados a mantener el cannabis firmemente bajo control y, en algunos casos, mantener a los gigantes corporativos a raya.

Pero con tanto dinero en juego, los expertos de la industria dicen, es sólo cuestión de tiempo antes de que los gigantes corporativos, miren el mercado y agarren su parte, también.

“Si los líderes de estas empresas no están mirando el espacio de cannabis, entonces no están haciendo su trabajo”, dice Chris Walsh, editor de la marihuana Business Daily, una publicación especializada con sede en Denver. “Miles de millones de dólares están aquí, y un ejecutivo de negocios con experiencia no va a pasar por alto una industria de mil millones de dólares en la que podrían posicionarse para aprovechar.”

Gigantes corporativos

Si el grupo de 200 ejecutivos que abarrotaban la conferencia de la marihuana en la Cumbre de vinos y licores, el 5 de junio en Denver era una indicación de que la industria del alcohol está prestando atención.

“Algunos lo ven como una amenaza, y otros están interesados ​​en formar parte de la industria”, dice Emily Pennington, editor de Wine & Spirits diario , una publicación online que fue sede de la cumbre. “De cualquier manera, lo están mirando muy de cerca.”

Brown-Forman, la empresa propietaria de Jack Daniels Tennessee Whisky y Finlandia Vodka, mencionó la legalización de la marihuana en su informe anual del 2014, como una amenaza potencial a su cuota de mercado. La empresa señaló que las preferencias del consumidor pueden cambiar debido a varios factores, entre ellos “la legalización potencial del consumo de marihuana de manera más generalizada en los Estados Unidos.”

La mayoría de las empresas tabacaleras más importantes, exploraron las posibilidades de la marihuana en los años 1970, cuando la legalización federal parecía posible, ahora niegan cualquier interés.

“La marihuana sigue siendo ilegal bajo la ley federal, y las compañías de Altria no tiene planes de vender productos a base de marihuana,” dice Brian May, portavoz de Altria, la empresa propietaria de la tabacalera Philip Morris Latina.

Él dijo que no podía especular sobre lo que la empresa podría hacer si el gobierno federal levantase la prohibición de la marihuana. La compañía tomó acciones legales en el 2010 para reclamar dos dominios de nombres, AltriaCannabis.com y AltriaMarijuana.com, de alguien ajeno a la empresa que los había comprado. May dice que era una medida para proteger su marca registrada.

RJ Reynolds Tobacco también dice que no está interesado en la marihuana.
“No tenemos ninguna intención de tener participación alguna en lo que respecta a la marihuana”, dice el portavoz David Howard. “No tenemos ningún interés en esa industria.”

Pero la tabacalera Japan Tobacco International firmó un acuerdo en diciembre del 2011 con Ploom, el fabricante con sede en San Francisco de un dispositivo de fumar con tamaño de bolsillo que calienta el tabaco, la nicotina y vaporiza sin producir humo, para comercializar el producto fuera de los Estados Unidos. Aunque la compañía mantiene su dispositivo exclusivamente para el tabaco, la última versión, llamada Pax, es popular entre los usuarios de marihuana.

Al menos dos empresas farmacéuticas, AbbVie y GW Pharmaceuticals, ya producen medicamentos que contienen ingredientes activos de cannabis. GW afirma que es una compañía farmacéutica tradicional que no está incursionando en lo que llama el “artesanal” empresa business.The marihuana medicinal fabrica Sativex, un medicamento cannabinoide para el tratamiento de la espasticidad en la esclerosis múltiple.

“Nuestro negocio es muy diferente. Nuestro enfoque a los cannabinoides como agentes terapéuticos es muy diferente que el movimiento pro marihuana medicinal”, dice Stephen Schultz, vicepresidente de relaciones con inversionistas de GW Pharmaceuticals“La medicina real ha sido diseñada y desarrollada utilizando la ciencia apropiada para una necesidad terapéutica particular. Está dirigido a través de ensayos clínicos que producen una clara comprensión de lo que hace y no hace un medicamento y la dosificación adecuada. Ninguna de esas cosas se encuentra en la marihuana medicinal “.

Si algunos gigantes corporativos están olfateando alrededor de estos mercados emergentes, no han entrado en la vía publica.

BARRERAS

No es que ellos no quieran, dice Walsh. “Es porque hay varias grandes barreras controlando lo que hacen.”

Las leyes y regulaciones que difieren no sólo de un estado a otro, sino de pueblo a pueblo son ineficientes, por no mencionar potencialmente ilegales, para que las grandes empresas entren en el mercado federal, dice.

“Definitivamente creo que vamos a ver empresas ordinarias entrando en el espacio del cannabis, pero no va a suceder hasta que haya un cambio a nivel federal”, dice Walsh.
Algunos estados no permiten que los no residentes abran o tengan inversiones en acciones de empresas de marihuana.

Colorado, que cuenta con más de 1.300 empresas de marihuana con licencia, obliga a los inversores en la marihuana haber vivido en el estado por lo menos dos años. El propietario, operador y todos los empleados deben ser residentes del estado. Los residentes no estatales pueden prestar dinero, pero no pueden tener una participación de capital, dice el portavoz del Departamento de Ingresos Natriece Bryant Colorado. El Estado promulgó los reglamentos específicamente para mantener a las grandes multinacionales a raya, dice Bryant.

article-new_ehow_images_a05_eb_9s_make-work_-make-million-dollars-800x800“Queríamos asegurarnos de que era un sistema cerrado que realmente podríamos envolver la cabeza y las manos alrededor”, dice el representante de Colorado. Jonathan Singer, demócrata de Longmont que estaba sentado en el grupo de trabajo que elaboró ​​el reglamento. “Si usted tiene inversión exterior, ¿se puede realizar un seguimiento de donde provienen esos dólares? Usted quiere asegurarse de que ninguno de los elementos criminales se esté infiltrando en la industria de la marihuana.”

“Esto no es sólo un elemento proteccionista para mantener el dinero en Colorado. Es también para mantener al gobierno federal fuera de Colorado”, dice Singer. “El gobierno federal es muy claro y podría entrar si se encuentra (la industria de la marihuana) contribución de empresas criminales.”
Cantante reconoce que sin la inversión exterior y no teniendo acceso a préstamos bancarios, la industria de la marihuana del estado le está resultando difícil crecer.

La mayoría de los bancos asegurados por el gobierno federal han optado por quedarse fuera de la industria debido a la inseguridad jurídica acerca de si las transacciones para empresas de marihuana podrían considerarse como lavado de dinero. Eso significa que las empresas de marihuana tienen poco acceso a préstamos para pequeñas empresas o incluso a cuentas de nómina.

Con los bancos fuera de la foto, por ahora, la mayor parte del apoyo financiero para el crecimiento en la industria de la marihuana ha venido de capital de riesgo, inversionistas y préstamos privados.
“Hemos tenido banqueros de la ciudad de Nueva York pidiendo un recorrido por las instalaciones y quieren saber cómo pueden invertir”, dijo Ralph Morgan, director de operaciones de O.penVAPE, que se especializa en la extracción de aceite de cannabis purificado de marihuana y produce un vaporizador personal que vaporiza el aceite para ser inhalado. Productos O.penVAPE se venden en Colorado, California, Washington, Oregon y Arizona.

“Hay un montón de gente de dumping con toneladas de dinero para la industria”, dice Howlerde de Cheeba Masticables . “No hay dinero de por medio, y es por eso las grandes cantidades de dinero está llegando.”

CRECIENTE CREATIVA

Con sede en Boulder Cheeba Masticables sigue siendo una pequeña empresa, la producción es de 12.000 piezas de cortadas a mano, que se venden por alrededor de $ 12 cada uno. Pero después de unos años en el negocio de comestibles de marihuana, la compañía ha desarrollado el reconocimiento de su nombre en todo el país y quiere ampliar.

Hasta el momento, Cheeba masticables ha optado por un crecimiento lento y constante sin inversores o préstamos bancarios, dice Leslie. Es el mayor fabricante de comestibles en el país, dice.

Los inversores se han acercado, dice Howler. Algunos especuladores ofrecen empresas fantasmas o planes para llevar al público la empresa, dice Howle “Solo me gritan ‘vagos’ a mí” dice.

Un fabricante de casi cualquier otro producto podría simplemente aumentar la producción, crear un plan de distribución y enviar sus pedidos en todo el país.

No marihuana. El cannabis sigue siendo ilegal bajo la ley federal, un producto de cannabis no puede ser transportado a través de líneas estatales. Los estados donde la marihuana es legal tienen configuraciones reguladoras totalmente divergentes. Así Cheeba masticables tuvo que ser creativa. Creció con licencias de su marca para los fabricantes que ya tienen licencia para operar en California y Washington.

“Uno tiene que ser lo suficientemente ágil como para cumplir con los estándares en todos los estados. Además de eso, las leyes cambian constantemente,” dice Leslie.Tienes que tener esta capacidad de adaptación. No vas a encontrar una industria como esta.”

La industria, que dice “se está creando en sí justo en frente de nuestros ojos.”

one_billion_dollars2En última instancia, una vez que América empresarial piense que la industria de la marihuana es segura, las empresas bien establecidas serán objetivos de adquisición, dice Steve Berg, director financiero de O.penVAPE.

“En virtud del éxito que hemos tenido y la poderosa marca que hemos desarrollado, constantemente recibimos consultas de personas y empresas que buscan pareja,” dice Berg.
Ninguno ha venido de las grandes farmacéuticas, las grandes tabacaleras o Big Alcohol, “pero sentimos que podemos sentirlas por ahí”, dice.

“¿Cómo no podría ser de otro modo? Esta es una nueva industria que está creciendo muy, muy rápidamente”, dice Berg. “Cualquier división de desarrollo de negocios que tiene alguna similitud tiene que tener sus ojos puestos en esta pelota.”

Jefe de operaciones de O.penVAPE, Ralph Morgan, que trabajó en las ventas de dispositivos médicos antes de que él y su esposa, se intrigasen por el lado médico del cannabis, decidió abrir un dispensario en Colorado, dice que no hay nada de misterioso en la industria de la marihuana.
“Todas las reglas de negocio regulares se aplican a la industria de la marihuana – fiscalidad, regulación, recursos humanos”, dice Morgan. “Es sólo un widget diferente.”

Morgan dice que los negocios de marihuana recreativa son un ajuste natural para la industria del alcohol, que ya está acostumbrada a la regulación estatal por estado.

Productos de marihuana “podrían hacerse y se distribuirían de una manera similar,” dice Morgan. “La industria del alcohol ha hecho un buen trabajo en la creación de marcas.”

Trip Keber, quien hace cuatro años fundó Dixie Elixires para hacer bebidas, chocolates y cremas con marihuana infundida, dice que él también ha tenido consultas de banqueros de inversión, fondos de cobertura y de capital riesgo. Y en las conferencias, ha respondido a preguntas de ejecutivos de la industria del alcohol.

“Hace cuatro años, no pude conseguir a nadie que me devolviese mis llamadas”, dice Keber.“Ahora las cosas han cambiado. Somos demasiado grandes para ignorarnos.”

LOS PROFESIONALES DE LA NUEVA DE MARIHUANA

Una de las mayores señales de que la industria ha madurado es la afluencia de profesionales de primer nivel – abogados, contadores, ejecutivos de la publicidad – dispuestos a aceptar trabajos en las empresas de marihuana, dice Berg. La legalización completa en Colorado y Washington fue un acontecimiento decisivo para muchos profesionales de negocios, que luego podían sentir que era seguro unirse a la industria, dice Berg.

“Uno de los grandes temas o tendencias en la industria legal de cannabis es la profesionalización de la industria”, dice Berg“Los profesionales están cruzando por encima de las industrias más convencionales porque ven un montón de oportunidades y una gran cantidad de desafíos.”

Como esos profesionales entrando en el mercado, dice Berg, que ha visto grandes avances en el control de calidad y en la normalización de los sistemas y procesos de fabricación.

Keber, un ex empresario puntocom que vendió su empresa y se trasladó a Colorado en 2002, comenzó a explorar las posibilidades de la industria de la marihuana hace siete años. Un ex Washington, DC, residente que una vez estuvo internado en la conservadora Heritage Foundation, Keber vestía trajes de negocios en las reuniones. Los otros empresarios de marihuana pensaban que era un narco, dice.

“Fui a estas reuniones clandestinas porque las personas no querían que usted supiese dónde estaba su cultivo de marihuana. Nadie entendía lo que era legal o ilegal. Eran claramente los días del Salvaje Oeste”, dice Keber“Una cosa que entiende claramente: Si tomáramos las prácticas tradicionales de los negocios y lo aplicaramos a esta comunidad desorganizada, se transformaría.”

Cuando creó Dixie elixires, buscó profesionales de primer nivel, entre ellos científicos de alimentos y herbolarios.

Ahora entre ellos es Joe Hodas, 44 años, que hasta hace un año era socio de una agencia de publicidad en Colorado. La agencia creó el logotipo de Dixie.

Hodas, padre de tres hijos que se describe como el “chico por excelencia de la familia media” agonizó sobre si debe dejar su trabajo de tipo convencional para Dixie. Se preguntó si la industria podría sobrevivir, si la empresa tenía suficiente capitalización y si los federales podría cerrarla y echarlo.

“No hay riesgo para todo con esta industria, pero no creo que habrá otra oportunidad en mi vida para ser parte del nacimiento de una industria”, dice. “Voy hacerlo bien ahora o nunca.”
Unos meses más tarde en la Cumbre Económica de cannabis, se sorprendió al encontrarse a sí mismo en una mesa con los ejecutivos de queso, nueces y fabricantes de chocolate. “Más gente quiere que se comprometan en este negocio”, dice.

bank (1)Los cambios en las actitudes sociales hacia la marihuana llamaron la atención del abogado Barry Peek hace unos años. Peek, un abogado laboral hizo unas conferencias y luego reunió a un grupo de tres o cuatro abogados en su bufete para estudiar las cuestiones relacionadas con la medicina marihuana. Llegó a la conclusión de que la marihuana médica llegaría a ser un gran negocio y debía tratar el nuevo negocio, Peek dice, la gente necesitará asesoramiento legal.

Cuando el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo firmó la ley de marihuana medicinal del estado el 5 de julio, la firma de Peek estaba ya preparada.

“Estamos aconsejando a los clientes sobre la manera de maniobrar a través de los reglamentos”, dice Peek. “Tenemos un bufete de abogados de servicio completo, así que si hay una empresa que tiene que entrar en el negocio, podemos manejar asuntos corporativos, asuntos fiscales, temas de uso del suelo, lo que necesiten.”

El interés en Nueva York está muy extendido, de los agricultores en el norte de Nueva York que tienen tierras ociosas que podrían cultivar marihuana a los médicos que quieren dispensarla, dice Peek.

“Va a ser un sector en crecimiento en la comunidad legal”, dice Peek. “Y una vez que las empresas más pequeñas obtengan un punto de apoyo y sean rentables, éstas se compraran por las grandes empresas.”

Publicado en UsaToday

4 4.443 vistas

 

Nixon estaba en la Casa Blanca , la “guerra contra las drogas” estaba en su apogeo, sin embargo, las grandes tabacaleras estaba estudiando en secreto la posibilidad de pasarse al cannabis.

Documentos recientemente descubiertos de las empresas tabacaleras archivos en UC San Francisco muestran que las principales empresas de la industria del cigarrillo investigadas pensaban unirse al negocio de la marihuana a finales de 1960 y principios de 1970.

Las empresas estaban conducidas entonces por el mismo cambio de actitud del público, y que ahora está empujando a la legalización de todo el país.

Una empresa incluso le preguntó a un funcionario federal antinarcóticos en secreto el investigar la marihuana por parte del gobierno.

“Pedimos que no haya publicidad de ningún tipo,”  escribió  uno de los vicepresidentes de Philip Morris a finales de 1969 a Milton Joffee, jefe de ciencias de la droga en la oficina de narcóticos del Departamento de Justicia. “Vamos a proporcionarle los resultados de manera confidencial y solicitaremos que no se identifique públicamente donde se ha hecho el trabajo.”

Joffee respondió que Philip Morris podría examinarlo en Food and Drug Administration de  su solicitud al gobierno. “No me siento en algún bar para mantener la confidencialidad que usted solicita”, escribió.

Los documentos, descubiertos por investigadores de la salud pública, se dieron a conocer el martes en el Milbank Trimestral , una revista política sanitaria. Ellos no sólo arrojan nueva luz sobre la época de Nixon, además aparecen cuando algunos analistas de Wall Street y defensores de la salud dicen que las compañías de tabaco pueden volver a estar considerando el creciente mercado de la marihuana legalizada.

“Los problemas de las empresas tabacaleras que exploraron todavía siguen hoy”, dijo Stanton Glantz, director del Centro para la Investigación sobre el Control del Tabaco y Educación la Universidad de California San Francisco . “En lo único que se equivocaron es que pensaron que la legalización iba a pasar mucho antes.”

La legalización parecía estar en el aire en la década de 1970, aunque Nixon firmemente se opuso a ella. Hizo caso omiso de la recomendación de una comisión presidencial en 1972 para despenalizar la posesión para uso personal.

11 estados hicieron precisamente éso entre el 1973 y 1977. Jimmy Carter fue elegido para la Casa Blanca en 1976 en una plataforma que incluía la despenalización de la marihuana. Las vistas cambiaron dramáticamente en la década de 1980, sin embargo, el presidente Reagan supervisó una dura represión que incluyó el encarcelamiento de miles de delincuentes no violentos.

Las empresas tabacaleras dicen que los documentos recién descubiertos ya no son relevantes.

“Nuestras empresas no tienen ninguna intención en vender productos de marihuana”, dijo David Sylvia, portavoz de Altria Group Inc., la compañía matriz de Philip Morris. “No hacemos nada relacionado con la marihuana en absoluto.”

Las negaciones de la compañía también fueron enfáticos en 1971, cuando Joseph Cullman, presidente de la junta directiva de Philip Morris, declaró que la marihuana no estaba nada en el radar de las empresas. Un manuscrito nota del presidente de la compañía en ese momento, George Weissman, sugiere lo contrario.

La colaboración con la marihuana de Philip Morris con el Departamento de Justicia, escribió, estamos destinado a explorar la “competencia potencial” y “un producto potencial.”

Otra nota de Philip Morris  ésta no firmada, expuso a los ejecutivos la justificación de la investigación sobre la marihuana.

“Estamos en el negocio de relajar a las personas que están tensas y proporcionarles una “camioneta” a las personas que están aburridas o deprimidas”, dijo. “La única amenaza real para nuestro negocio es que la sociedad vaya a encontrar otros medios para satisfacer esas necesidades.”

Funcionarios de la compañía dicen que no saben lo que finalmente llegó del proyecto, tampoco el personal del Departamento de Justicia o del Instituto Nacional de Abuso de Drogas. No hay archivos que se puedan encontrar en los Archivos Nacionales.

Pero el proyecto hizo temblar claramente a otras empresas tabacaleras.

Una nota interna de un ejecutivo de la Tobacco Co. estadounidense informó que su equipo sabía poer una “fuente fiable” de que a Philip Morris “se le había concedido un permiso especial para crecer, cultivar y hacer extractos de marihuana … y que Philip Morris instó al personal de la agencia estatal al secreto “.

Además en British American Tobacco, empresa de tabaco y segunda más grande del mundo, los documentos muestran el esfuerzo en una investigación confidencial etiquetada “Proyecto Pot” y que fue lanzado en Gran Bretaña.

Fuente CTNow

 

Tel Aviv, Israel.- “El Cannabis inhalado mejora la calidad de vida, mitiga la actividad de la enfermedad y provoca aumento de peso”

La inhalación de cannabis aumenta la calidad de vida, mitiga la actividad de la enfermedad y promueve el aumento de peso en sujetos con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), según datos de ensayos clínicos publicados en la revista científica digestión.

Los investigadores en el Centro Médico Chaim Sheba en Tel Aviv, Israel, evaluaron la eficacia del cannabis inhalado con receta  entre los pacientes con EII de larga duración, tales como la enfermedad de Crohn.

Los investigadores informaron: “Después de tres meses de tratamiento, los pacientes reportaron una mejoría en la percepción de salud general, funcionamiento social, capacidad de trabajo, el dolor físico y la depresión de la escala esquemática de percepción de la salud mostró un mejor  resultado. Los pacientes tenían mayor peso durante el tratamiento y un aumento del promedio en el IMC (índice de masa corporal). ”

Llegaron a la conclusión, que “tres meses de tratamiento con cannabis inhalado mejoraba la calidad de vida en las mediciones, el índice de actividad de la enfermedad y provocaba aumento de peso y del IMC en pacientes de larga duración con EII.”

Se estima que 6.000 israelíes se suministran con el cannabis cultivado localmente con fines terapéuticos, como parte de un programa de gobierno limitado.

Datos de la encuesta publicada en agosto en el Diario Europeo de Gastroenterología y Hepatología informaron que se estima que un tercio de los pacientes con colitis y la mitad de los sujetos con enfermedad de Crohn reconocen haber consumido cannabis para mitigar sus síntomas de la enfermedad .

Más recientemente, los datos del ensayo clínico publicado en septiembre en el Diario de la Asociación Médica Israelí informó que el consumo de cannabis se asocia con una reducción de la actividad de la enfermedad de Crohn y cirugías relacionadas con la enfermedad.

Investigadores del Centro Médico Meir en Israel estan actualmente evaluando la seguridad y la eficacia del cannabis inhalado en pacientes con enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa en un estudio doble, controlado con placebo, de acuerdo con un resumen  del gobierno federal de los EE.UU. web clinicaltrials.gov .

Fuente NORML