Buscar

bolivia - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

1 357 vistas
cannabis

Simón Heredia, que pertenece a la asociación Jampi Q’umir (Medicina Verde) y que esta impulsando la despenalización del cannabis, ha pedido que Bolivia legalice el uso de la planta para uso terapéutico.

Los grupos que luchan para que se legalice el cannabis en el país llevan trabajando más de un año reuniéndose con las familias de niños con enfermedades crónicas como epilepsia y esclerosis múltiple, ya que esas personas con estas enfermedades son las que más sufren.

En la actualidad, esta asociación boliviana tiene 30 integrantes. “Cada día se suman más personas, queremos llegar a la mayor cantidad de familias”, dijo Heredia.

La asociación esta trabajando para solicitar que el Gobierno implemente políticas públicas de salud a través de legalizar el uso de marihuana para la atención de las necesidades de los ciudadanos vulnerables.

“Con la despenalización del consumo del cannabis las personas pueden acceder a una medicina económica y sin efectos secundarios”, dijo.

Aseguró “que 5.000 pacientes podrían acceder a esta medicina económica”.

Son muchos los pacientes que ante su ilegalidad deben proveerse de cannabis en el “mercado negro”. Acuden a intermediarios o se ponen en contacto con personas que fabrican el “aceite de cannabis”, dijó.

Menos sufrimiento

Simón Heredia también dijo que una gran mayoría  de los casos atendidos son de niños epilépticos y con cáncer. Pese a que su uso esta castigado por la Ley 1008, los padres de familia tienen que buscar o fabricar el aceite o extracto.

Cuando una madre tiene un hijo con más de 90 convulsiones diarias, esta obligada a buscar a los “intermediarios” para acceder a la “medicina” que ayuda a paliar las convulsiones de su hijo.

Una de las representantes de la Asociación Boliviana de Personas con Esclerosis Múltiple, Tomasa Portugal, aseguró que con el el aceite de cannabis el dolor se reduce en gran parte.

“En Uruguay ya está legalizado, sería bueno que aquí se legalice. Deben tomar en cuenta que para nuestra enfermedad no existe una cura, lo único que podemos hacer es calmar nuestro dolor”, manifestó.

“Muchos temen al narcotráfico, dicen que si se despenaliza la marihuana habría jovenes fumando, pero acaso no es algo que se ve en este momento. No sería más importante quitar todo eso al narcotráfico y que se beneficie el Gobierno”, comentó  Heredia.

1 490 vistas

Colombia es el más reciente país en flexibilizar el consumo de la marihuana. El presidente de ese país, Juan Manuel Santos, promulgó un decreto que reglamenta la exportación, comercialización y consumo del cannabis para usos medicinales y científicos. Aunque una ley permitía aquello desde 1994, no había sido reglamentada, cosa que finalmente ocurrió esta semana. La tenencia y cultivo de esa planta con motivos personales también están permitidos en ese país.

Otros 11 países de las Américas están en una situación similar, en la que se ha despenalizado la tenencia de la marihuana para uso medicinal y personal y, en algunos casos, se permite incluso su cultivo y su venta.

Antes de Colombia, Canadá hizo el anuncio de legalización, y se sumó a la ola de legislaciones o decisiones judiciales que despenalizan el consumo en otros países como Uruguay, México, Chile, Argentina, Costa Rica, Brasil, Paraguay, Ecuador, Jamaica y algunos estados de Estados Unidos.

Son decisiones correctas. La marihuana es, según numerosos estudios, más benigna que el alcohol, por ejemplo, y, por sus rasgos, suele mantener a la persona que la consume en un estado de tranquilidad, no de excitación.

La despenalización de las drogas blandas se ha demostrado positiva para reducir el hacinamiento en las cárceles, la actividad de las bandas de narcotraficantes, los enfrentamientos y la violencia generada por la represión al tráfico, etc. El consumo, según los estudios preliminares, no ha aumentado, y el efecto positivo ha sido que la sociedad ha podido debatir con más libertad sobre este tema.

Este diario ha mantenido como línea editorial la necesidad de despenalizar el consumo no solamente de las drogas blandas, como el cannabis, del que hablamos hoy, sino del resto. La enorme violencia que engulle a países como México, Honduras y Guatemala, y que también se vive en Bolivia, se explica en el accionar de las bandas de narcotraficantes que, al tener un negocio tan lucrativo entre manos, enfrenta con extrema violencia cualquier intento de reducir ese negocio. Pero si el tráfico fuera legal, los precios bajarían y ya no habría el aliciente que motiva a los traficantes.

La visión conservadora y retrógrada que al respecto tiene el Ministerio de Gobierno de Bolivia, y en general todo el oficialismo, coloca a Bolivia en contracorriente respecto del resto del continente. No solamente no se avanza hacia la despenalización, sino que el anteproyecto de una nueva ley de lucha contra las drogas agrava aún más el espíritu ya excesivamente represor de la actual Ley 1008. Lamentable.

3 291 vistas

Argentina.- La Marcha Mundial de la Marihuana se celebra desde 1999 en más de 200 ciudades de todo el mundo, el primer fin de semana de mayo

Buenos Aires, Bariloche, Comodoro Rivadavia, Córdoba, El Bolsón, La Plata, La Rioja, Mar del Plata, Mendoza, Neuquén, Obera, Rosario, San Fernando del Valle de Catamarca, San Luis, San Miguel de Tucumán, San Salvador de Jujuy

La Marcha Mundial de la Marihuana se celebra desde 1999 en más de 200 ciudades de todo el mundo, el primer fin de semana de mayo.

En un momento histórico para la democracia argentina, casi todo el arco político, incluido el Gobierno Nacional, presentaron sus proyectos para reformar la ley de drogas.

Luego de 23 años de políticas de drogas que
fracasaron en sus objetivos, expandieron el narcotráfico y generaron un tendal de víctimas, el debate por la despenalización ya está en el Congreso y miles de argentinos en más de 20 ciudades en simultáneo reclamarán por la despenalización de la tenencia de drogas y el cultivo de cannabis que termine con la judicialización de los usuarios; la promoción de políticas de salud, prevención y reducción de daños y; sobre todo, por una nueva ley de drogas más humana, justa y eficaz.

• Por el inmediato fin de las detenciones y procesos penales a cultivadores no comerciales de cannabis.

• Por el urgente cese de las detenciones y procesos penales a los usuarios por tenencia de drogas.
• Por la autorización estatal de los usos medicinales e industriales del cannabis y su investigación científica.

• Por el reconocimiento del Estado a las asociaciones por los derechos de usuarios y cultivadores de cannabis, proscriptas por la Inspección General de Justicia.

• Por la regulación del acceso a las semillas de cannabis, el único modo que tienen los usuarios para poder cultivar su propia marihuana. 
• Por una ley de atención pública, universal y gratuita de los problemas de salud asociados al uso de drogas, basada en políticas de reducción de daños.

• Por el cese de la discriminación a los usuarios de drogas y el respeto por sus Derechos Humanos.

¡DESPENALIZACIÓN YA!
NO MAS PRESOS POR PLANTAR

 

Fuente Tiempopyme

5 4.434 vistas

La Paz, Bolivia.- El gobierno boliviano abrió hoy la posibilidad de legalizar la marihuana para enfrentar al narcotráfico como pretende hacerlo Uruguay, pues considera que fracasó la lucha antidrogas a través de la interdicción.

 El gobierno boliviano abrió hoy la posibilidad de legalizar la marihuana para enfrentar al narcotráfico como pretende hacerlo Uruguay, pues considera que fracasó la lucha antidrogas a través de la interdicción.

“Algunos países latinoamericanos están viendo la posibilidad de analizar otras alternativas frente al tema antidrogas, porque la lucha contra el narcotráfico mediante la interdicción ha fracasado en el mundo. Estados Unidos y las Naciones Unidas lo saben”, afirmó la ministra de Comunicación, Amanda Dávila.

Agregó que esta propuesta es una opción a la interdicción de las drogas.

Según la portavoz gubernamental, la interdicción radical generaría violencia entre las fuerzas especiales dedicadas a la lucha contra el narcotráfico y las bandas criminales dedicadas a la fabricación y tráfico de drogas.

El gobierno uruguayo ha anunciado la “legalización regulada y controlada” de la marihuana en ese país para combatir el narcotráfico.

Además, ha prometido plantear esta estrategia de lucha contra este delito en varios foros internacionales, con el argumento de que el modelo vigente en la lucha contra el narcotráfico ha fracasado.

Dijo que en la actualidad hay una gran discusión con los líderes mundiales sobre la posibilidad de tomar otro camino alterno a la interdicción.

Para la ministra boliviana, uno de los caminos es el que está asumiendo Uruguay, por eso “vamos a ir avanzando en la legalización de la marihuana, porque la interdicción y la represión a las bandas criminales lo que provoca es más violencia”, aseveró.

En ese marco, dijo que si bien en Colombia se ha reducido la violencia por el narcotráfico, todos estos grupos de narcotraficantes se trasladaron a Argentina, México, Brasil y otros países donde es posible este movimiento.

“Si hay el tema de la violencia en la lucha contra el narcotráfico, se debe a que es una actividad ilegal que provoca el chantaje, que provoca el aumento de los precios, la delincuencia, que provoca absolutamente todo.

“Es una lucha fracasada, por lo tanto, si es así fracasada, muy poco tienen que decir quienes han apuntalado este sistema de lucha contra las drogas”, indicó.

Respecto al incremento de las plantaciones ilegales de coca, la ministra de Estado aseguró que los porcentajes son mínimos en comparación con otros países productores de la región.

 

Fuente Spanish.People

0 2.154 vistas

La Paz, Bolivia.- El jefe de la Oficina Nacional de Información de Naciones Unidas en Bolivia, Robert Brockmann, desmintió hoy un supuesto informe de esa organización sobre la producción de marihuana en el país andino.

En declaraciones al programa “El Pueblo es Noticia”, de la red estatal Radio Patria Nueva, el funcionario precisó que varios medios bolivianos replicaron una nota falsa publicada en un diario de El Salvador y tomada de un portal en internet.

Según Brockmann, en ningún estudio de ONU se asevera que Bolivia ocupa el primer lugar en Suramérica en la producción de ese estupefaciente.

Asimismo precisó que ninguno de los matutinos locales que reprodujeron la noticias consultaron a su despacho en La Paz.

Antes, la La Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (UNODC) desmintió un presunto informe publicado en la prensa boliviana, que asegura que Bolivia lidera la producción de marihuana en Sudamérica.

“No es cierta ninguna de las aseveraciones, hechos, nombres ni cifras contenidos en ese presunto informe atribuido a la Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito”, añade el documento.

En esa dirección, afirma enfáticamente que no existe ninguna iniciativa para cuantificar los cultivos de marihuana en el continente americano.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, expresó su indignación por los titulares de algunos medios impresos que aseguraron que “Bolivia es el mayor productor de marihuana”.

Llorenti desmintió esa información basado en un informe de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas.

La ONU, por el contrario, alabó que en el periodo 2003-2009, en particular, las incautaciones de cannabis en el Estado Plurinacional de Bolivia aumentaron de manera constante, de 8,5 toneladas en 2003 a mil 937 toneladas en 2009.

 

Fuente PrensaLatina

0 939 vistas

 La Organización de Naciones Unidas reveló que el cultivo de marihuana en Bolivia aumentó de 8,5 toneladas en 2003 a 1.937 toneladas en 2009.

 Una medición dela Oficina de las Naciones Unidas contrala Drogay el Delito (UNODC) estableció que Bolivia lidera la producción de marihuana en Sudamérica y que esta aumentó de 8.5 toneladas en2003 a1,937 toneladas en 2009.

“Esto representó un incremento de 228 veces durante un período de seis años, lo que equivale a aumentos consecutivos anuales de 147%. En 2008, la producción fue la tercera más alta reportada por un solo país en todo el mundo, y en 2009 fue superior a las mayores cantidades alcanzadas durante2008 anivel mundial”, destacala ONU.

En tanto, el viceministro boliviano de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, reportó hoy que de enero a julio de 2011 se decomisaron 369.7 toneladas de marihuana y 13.8 de cocaína –la mitad peruana– en 6,668 operativos.

Asimismo, informó que se destruyeron 2,815 fábricas de ese tipo de droga, 3,469 pozas de maceración de coca, ocho laboratorios de cristalización de cocaína y siete de reciclaje.

Además, fueron detenidos 1,797 ciudadanos bolivianos, 47 peruanos, 34 colombianos, 26 brasileños, 20 españoles, nueve chilenos, seis mexicanos, cinco polacos, cinco venezolanos, cinco paraguayos, cuatro argentinos, tres ecuatorianos, dos italianos, dos israelíes, un alemán y un estadounidense.

 

Fuente Peru21

1 833 vistas

Por detrás de Afganistán y Marruecos

Asimismo, Bolivia se mantiene como el tercer productor de coca del mundo tras Colombia y Perú

Narcotraficantes brasileños ya están operando en Santa Cruz, en el este de Bolivia. El Comando Vermelho, de Río de Janeiro, y el Primer Comando de la Capital (de Sao Paulo), dos poderosas organizaciones criminales, operan en la región. Asimismo, el Centro Latinoamericano de Investigación Científica (Celin) informó que Bolivia se convirtió en el tercer mayor productor de marihuana detrás de Afganistán y de Marruecos, y que el consumo de la droga aumentó en un 26% entre 2005 y 2007 en el país andino. Un sobre de marihuana cuesta 10 bolivianos (U$S 1,5) y un kilo 2.000 bolivianos

Fuente LaGaceta

0 984 vistas

En 10 años, el nivel de producción pasó de 3 a más de 2.000 t

Bolivia_cbbaBolivia es el tercer productor de marihuana en el mundo, después de Afganistán (Asia central) y Marruecos (África del norte). El gobierno de Evo Morales reconoció esta realidad.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, informó que en el 53º período de sesiones de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), en Viena (Austria), se informó de la situación.

“Somos el tercer país del mundo después de Afganistán y Marruecos, por ser el país donde más cantidad de esa droga se ha secuestrado”, informó Cáceres.

El 2009, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) destruyó 1.937 toneladas del alucinógeno. Entre enero y el 13 de marzo de este año, se destruyeron 423 toneladas de la droga en el país.

Entre el 2000 y el 2010, la producción de marihuana creció de 3 a más de 2.000 toneladas, según la FELCN.

En Marruecos se ha descubierto que esta planta crece en unas 134.000 hectáreas, mientras que en Afganistán se destinaron en unas 70 mil hectáreas.

Cáceres informó que la JIFE destacó el nivel de incautación de marihuana.

La FELCN reforzará el combate al alucinógeno

fuerza especialEl director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Félix Molina, informó que intensificarán labores para identificar y destruir plantaciones de marihuana.

“Sin descuidar el combate a la cocaína, pondremos especial énfasis en la lucha contra la marihuana”, afirmó el jefe policial.

Bolivia fue ubicado, por los niveles de destrucción, en el tercer lugar de países productores de esta droga.

En los valles de Cochabamba y La Paz se cultiva esta planta que, después de ser cosechada, es secada para su comercialización.

Fuente Larazon

4 1.234 vistas

BANDERA BOLIVIA REVES ERBOLEsa bandera no es la nuestra.

¿O de qué otra forma podemos explicar que la Policía haya izado una bandera tricolor verde, amarillo y roja en su propio retén? Sí, ocurrió en el Distrito Policial Nº 2 Modulo Vino Tinto, en la ciudad de La Paz.

Las malas lenguas dicen que dos paquitos de ojos achinaditos (y no precisamente por sus rasgos aymaras) decidieron aplaudir los pasos que tomó la justicia en Argentina, donde se legalizó el uso de la marihuana, yerba, bayer, pasto, María Juana, yerba-buena, canabis, mota, porro, Mery Jane, toke o canuto.

Por tal motivo, decidieron levantar la bandera de la cultura reggae y, por ende, también de la rastafari, cuyos colores son inversos a nuestra bandera boliviana. En síntesis es una bienvenida para echarle un jalecito. Desde LMP los apoyamos, porque es mil veces mejor que andar en el Bosquecillo de Pura Pura, como algunos malos efectivos de la Unidad de Polivalentes, quienes con sus celulares filmaban improvisados cortos XXX con las parejitas que iban por esos parajes solitarios para descartucharse.

¡¡Bien por nuestra cana!!, nuestra canabis.

Fuente Lamalapalabra

0 231 vistas
exterior cannabis

El Estado, según la llamada Nueva Constitución Política del Estado, protege a la coca originaria y ancestral como patrimonio cultural, recurso natural renovable de la biodiversidad de Bolivia, y como factor de cohesión social, que en su estado natural no es estupefaciente y su revalorización, producción, comercialización e industrialización se regirán de acuerdo a ley.

Siguiendo el ejemplo multicultural, Jamaica debería constitucionalizar la marihuana, como muchos países asiáticos el opio. Así se convierten como Bolivia en un Estado cocalero y así cada país puede tener un arbusto jurídico-simbólico cultural.

Pero fuera de lo anterior, la cuestión se presenta mucho más compleja. Morales anunció en el trópico cochabambino la legalización del cultivo de la hoja de coca y la necesidad de apoyo para obtener más de dos tercios para viabilizar las reformas legales en la futura Asamblea Plurinacional legislativa. Como vemos, una ley suplantará la actual Ley 1008 para reglamentar la cuestión cocalera.

Así, los cocaleros chapareños son la nueva clase privilegiada del país. Incluso entre los mismos cocaleros bolivianos existe discriminación que favorece solamente a los chapareños. Por ejemplo, los cupos destinados a la venta son de diez taques para los productores de La Paz y cinco para los del departamento de Cochabamba. El taque, que consta de 50 libras, es la unidad de venta en el mercado de Villa Fátima, en La Paz, en tanto que en Sacaba la medida mínima es el “paquete” de 100 libras. Por este hecho, los productores de coca de los Yungas paceños se sienten discriminados en virtud del trato preferencial que se da a los productores del trópico cochabambino, dice una nota del matutino La Prensa titulada: “Gobierno revela contrabando de hoja de coca a la Argentina” de 11 de octubre del presente año.

Recordemos que la coca yungueña tiene realmente un contenido de identidad cultural y la hoja del Chapare es ilegal, según la Ley 1008, pero Morales pretende autorizar y legalizar la producción de 30.000 hectáreas de cocales del Chapare.

La coca se vende en mercados populares, en pulperías mineras, y ahora se exporta a la Argentina. Sabemos que la coca que sirve para “acullicar” (consumir) es la que proviene de los Yungas de La Paz, y no así la del Chapare, que tiende a tener un sabor picante, no apto para el consumo tradicional.

Asimismo, sabemos que la legalización del cultivo de 30.000 hectáreas de coca no justifica el consumo tradicional, ya que el excedente está destinado al narcotráfico. Pero la cocacracia hace oídos sordos ante este aspecto.

Este asunto tan serio involucra a toda la humanidad, ya que desde los consumidores hasta los productores conviven con un vicio que produce serios efectos en la salud como en las relaciones sociales de millones de personas que son adictas.

El negocio lucrativo del narcotráfico juega con autoridades como si lo hiciera con peones en un tablero de ajedrez. Así, por la prohibición de la droga, ésta ha llegado a elevarse y superar los precios de cualquier producto de primera necesidad o de otros vicios.

Es un hecho que la prohibición eleva el precio de las sustancias narcóticas, y esto repercute en la economía y comportamiento de los productores (que buscan privilegios de parte del Estado), de los comerciantes (que recurren a medios criminales para el transporte y la venta) y los adictos (que necesitan de recurso para la compra).

David Friedman se cuestionaba: ¿La prohibición de las drogas aumenta o disminuye el crimen? Y decía que tenemos que suponer que un adicto cometerá una serie de crímenes para conseguir su vicio. La demanda de drogas es inelástica, eso significa que aumentos fuertes en su precio causarán reducciones pequeñas en su demanda. Por consiguiente, es lógico pensar que con una demanda inelástica de drogas y la consiguiente prohibición de drogas, se producirá más violencia en la sociedad ya que el adicto cometerá una serie de crímenes para financiarse en cuanto suba el precio de la sustancia. Si el precio de la droga es alto, se debe a que está prohibida; también debemos considerar que la principal causa de mortalidad en los consumidores se debe a la baja calidad de la droga, droga barata, muy común dentro de los mercados ilegales. Los pobres nuevamente son los más afectados.

Seguir leyendo Lostiempos

3 819 vistas


Por José Brechner

…es preferible la despenalización de todas las drogas, para consumo personal, teniendo estricto control y supervisión sobre su venta y distribución, ofreciendo apoyo psicológico y médico a sus dependientes, a que éstas sigan siendo manejadas por las mafias

“Si los adultos desean tomar chances con la marihuana, es su problema” -Ronald Reagan
Siguiendo parcialmente los pasos de México, que en agosto pasado despenalizó el uso en pequeñas cantidades de marihuana, cocaína, heroína, éxtasis y metanfetamina, la Argentina despenalizó la posesión de marihuana para uso personal. Otros países que están considerando hacer lo mismo son Brasil y Colombia.

La ley argentina contiene vacíos sujetos a interpretación subjetiva, porque no especifica cuál es la cantidad considerada aceptable para consumo individual. No se permite su utilización si afecta a terceras personas, pero no aclara si éstas deben estar en lugares públicos, y no habla del derecho al cultivo para uso privado, entre otras falencias.

Si no se contempla esos aspectos, la medida queda en un espacio confuso, dejando demasiado margen de elucidación para definir qué es permisible o no.

Si se quiere evitar el tráfico ilegal de marihuana, que es el verdadero problema detrás de la planta, ya que el consumo de cannabis nunca mató a nadie, debe autorizarse su cultivo sin fines de lucro. De lo contrario, las mafias seguirán controlando su mercantilización, al tiempo que ofertan otras sustancias indiscutiblemente peligrosas.

La marihuana que se comercializa en Argentina, Brasil y Uruguay, proviene del Paraguay. Es de pésima calidad, viene prensada en ladrillos, con hojas, ramas y semillas incluidas. Los campesinos, por ignorancia, y para obtener mayores ganancias, mezclan plantas de distintas especies, hembras con machos, sanas y podridas, que producen efectos atípicos, sin importarles si contienen hongos, bichos o cualquier organismo perjudicial a la salud. Sus compradores obviamente no pueden quejarse a los proveedores ni pretender obtener algo mejor.

En Estados Unidos la marihuana ha sido despenalizada en 13 estados,  y es legal para usos médicos en California, donde se vende al público en los “Green Bars” (Bares Verdes), que se están expandiendo.

En esos locales se puede obtener más de 300 variedades diferentes de cannabis, que ha sido cultivada por agrónomos expertos, logrando productos de alta calidad, con características psicodélicas propias a su especie.

La marihuana es una flor inofensiva que no causa complicaciones, si no hay que ejecutar actividades que requieren de responsabilidad y concentración mental.

Se elimina del organismo en cinco días, sin síndrome de abstinencia. Caso muy diferente al de la cocaína, heroína y las anfetaminas que no se desprenden con facilidad del cerebro adicto.

En Bolivia, la cocaína sigue siendo la fuente de ingresos ilegales más grande y rentable. Existen poblaciones enteras que se dedican a su elaboración y tráfico, en complicidad con el gobierno de Evo Morales.

Su permisividad ha dado lugar a la apertura de tugurios donde se vende abiertamente, en forma de clorhidrato, para aspirar por la nariz, o de sulfato, para fumar, conocido como “crack”, que es más tóxico y adictivo, causando secuelas físicas y mentales devastadoras. Sus dependientes son capaces de cualquier cosa para obtenerlo.

No se debe colocar en el mismo saco a las sustancias psicotrópicas naturales con las fabricadas en laboratorios, porque sus efectos psicofísicos y derivaciones sociales son completamente distintos. Una cosa es la marihuana, los hongos mágicos, la ayahuasca, el peyote y otras plantas que ayudan a la expansión de la conciencia y la elevación espiritual, que la cocaína, heroína y las drogas de diseñador que hunden en la oscuridad y el vicio.

No obstante, es preferible la despenalización de todas las drogas, para consumo personal, teniendo estricto control y supervisión sobre su venta y distribución, ofreciendo apoyo psicológico y médico a sus dependientes, a que éstas sigan siendo manejadas por las mafias.

En México los violentos cárteles de la droga obtienen 30.000 millones de dólares anuales por la venta de narcóticos a los Estados Unidos, y 5.000 millones por comercializarlos en su país. Los gobiernos de las naciones bolivarianas, las FARC, los terroristas islámicos, y la economía negra, se sustentan con el tráfico de las drogas ilegales.

Fuente Lostiempos

6 8.205 vistas

La marihuana, la cocaína y la base de cocaína son las tres drogas ilegales que más se consumen en Bolivia, siendo la de mayor ascenso la primera por su costo y fácil accesibilidad en el mercado.
El estudio titulado “El uso indebido de drogas en estudiantes universitarios de Bolivia”, revela que la marihuana tiene mayor prevalencia de consumo en las ciudades de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Tarija y El Alto y en un menor porcentaje en Sucre, Santa Cruz, Trinidad y Cobija.
También que en el país se consumen, aunque en menor cantidad, los medicamentos estimulantes y tranquilizantes, los cuales tienen mayor prevalencia de consumo en Sucre, Oruro, Potosí, Santa Cruz, Cochabamba y el Alto.

Según la responsable de Salud Mental, Prevención y Rehabilitación de Drogodependientes del Servicio Departamental de Salud, Sedes, Tatiana Salinas, la marihuana se ha convertido, en los últimos cinco años, en la droga más consumida, particularmente en jóvenes, quienes acceden al producto pagando mínimamente diez bolivianos.

“Los mercados de drogas ilegales en Bolivia”, otro estudio realizado por el Centro Latinoamericano de Investigación Científica, Celin-Bolivia, revela que la marihuana tiene diferentes costos, dependiendo la calidad y la cantidad. Un sobre de diez bolivianos se llama “diego”, derivado de (10 gramos). La que tiene un costo de 20 bolivianos se llama “ventón” o “levez”, también “brete” (caja de fósforo). Asimismo, revela que la de 100 bolivianos se llama “gamba”. El “pedazo” es el equivalente a 150 ó 200 bolivianos, dependiendo de la calidad.

“Si es ‘pepuda’ o sea que tiene mucha pepa disminuye la calidad, en cambio puro ‘cogollito’ (no hojas desmenuzadas) es mejor”, dice el documento de investigación al agregar que las variedades más comercializadas son el “punto rojo” y “golden Tiquipaya”.

Los productores de la marihuana venden el kilo entre 120 a 150 bolivianos, que equivale a una bolsa de nylon negra. A su vez los distribuidores llegan a comercializar la misma en 300 bolivianos, con una ganancia de 150 bolivianos.

“Cuando se realiza mayor control, el precio sube, muchas veces el comercializador empieza invitando y luego comienza la venta. También sube de precio en época de lluvias, porque es más difícil hacer secar y tienen que utilizar un horno”, agrega el documento.
Salinas, por su lado, asegura que no existe un estudio que determine exactamente cuántas personas y entre qué edades son las mayores consumidoras, no sólo de la marihuana, sino de otras drogas ilícitas que hay en el mercado boliviano.
Sin embargo, estudios realizados a diferentes sectores, muestran que el consumo de la marihuana es el que predomina, seguido del clorhidrato de cocaína y base de cocaína.

Consumo

El estudio “Uso indebido de drogas en universitarios de Bolivia”, es el que se aproxima a la realidad del nivel de consumo de drogas ilícitas en el país.
En ese marco, se muestra, por ejemplo, que en La Paz el consumo de prevalencia por mes de marihuana alcanza al 4.1 de cada cien universitarios, mientras que por prevalencia por año llega a 6.6 y por vida (vale decir alguna vez) a 16.5 personas por cada cien.
En el caso del clorhidrato de cocaína, la cifra es menor. Por ejemplo, por vida apenas alcanza a 2.5 por cada cien universitarios encuestados por el Celin.
A diferencia de la anterior, el consumo de base de cocaína en La Paz, sube a 3.
Cochabamba es otro de los departamentos donde existe considerable cantidad de consumo de marihuana. Por ejemplo, la prevalencia por vida es 14,7 por cada cien universitarios, cifra altísima si se compara con la cocaína que llega a 2 y la base de cocaína que alcanza a 3.
En el estudio, llama la atención Sucre, ciudad que por los datos, es donde más universitarios consumen marihuana. El índice de prevalencia de vida es de 17.3 por cada cien. Sin embargo, las cifras de consumo de cocaína y base de cocaína son menores comparados con La Paz y Cochabamba.
En Oruro y Tarija el índice de consumo alcanza a 13.8 y 14 por cada cien universitarios respectivamente.
En el caso de Santa Cruz, la marihuana no muestra un mayor consumo que en el resto de los departamentos. Por ejemplo, por prevalencia de vida alcanza a 7.6, cifra muy similar a la de Trinidad y Cobija. Lo que llama la atención, en la capital oriental es el consumo de clorhidrato de cocaína que llega a 3.5 y base de cocaína a 3.
Otro hecho llamativo es el que ocurre en Potosí. De acuerdo a los estudios, la prevalencia de consumo de marihuana llega al 14.7, mientras de cocaína 3.5 y base de cocaína 4.8, cifras relativamente altas, sobre todo de las dos últimas drogas, respecto al resto de los departamentos.

Fuente Opinion

0 171 vistas
Provincia de Jujuy

El gobierno de la provincia de Jujuy, en el norte de Argentina, sigue adelante con un controvertido proyecto que instalará un mega cultivo a pocos kilómetros de la caliente frontera con Bolivia. Para ello, el propio gobernador Gerardo Morales firmó una alianza con la compañía Green Leaf Farms International, al tiempo que sigue persiguiendo y encarcelando a los cultivadores artesanales que proveen de aceite a cientos de niños con epilepsia.

La iniciativa es difícil de creer en un contexto de guerra contra las drogas encarado por la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich. Es decir, la misma oficina que reprime el cultivo y se ufana de realizar grandes allanamientos y detenciones por tenencia de drogas, por otro lado permite la producción en masa a una empresa extranjera.

La noticia, leída con demasiado optimismo, dice que el ministerio de Seguridad autorizó el lunes el primer centro de elaboración de cannabis medicinal de Argentina. El visto bueno para el establecimiento que funcionará en Jujuy y será administrado por una empresa estatal y otra estadounidense fue publicado en el Boletín Oficial. En el lugar se realizarán estudios científicos, medicinales y terapéuticos.

“Tener la autorización del Ministerio de Seguridad de la Nación implica que el proyecto de la provincia de Jujuy es seguro en términos de prevención por cualquier evento delictivo que pudiera producirse”, afirmó a Télam Gastón Morales, presidente de la empresa jujeña Cannabis Avatãra S.E, que está asociada a la estadounidense Green Leaf Farms International y, claro, hijo del gobernador, en un país que por decisión del propio presidente Mauricio Macri, aliado de Morales, tiene prohibida la contratación de familiares directos de los funcionarios en las distintas órbitas del Estado. 

El requerimiento del gobernador de esa provincia, Gerardo Morales, se efectuó en agosto pasado, y fue entonces cuando Seguridad instruyó a Gendarmería Nacional para que inspeccionara las instalaciones de la “Finca El Pongo”, situada sobre la Ruta Provincial 1, cerca de la localidad de Perico. A pocos minutos de la capital provincial y a, aproximadamente, dos horas de La Quiaca, en la caliente frontera con Jujuy.

“A partir de un exhaustivo análisis técnico realizado por especialistas de la fuerza federal, se concluyó que el establecimiento contaba con las normas de seguridad necesarias y que cumplía con las pautas legales impuestas a nivel nacional y provincial”, aseguró la cartera que conduce Patricia Bullrich en un comunicado. Así fue que se concedió la primera habilitación de un espacio destinado al estudio e investigación del uso medicinal del cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, como se establece en la ley 27.350 sancionada en 2017, pero que se cumple con extrema burocracia.

De esta manera, Jujuy se convertirá este año en la primera provincia del país en cultivar legalmente cannabis para uso medicinal, lo que marcará “un hito” y tendrá un sistema “seguro en términos de prevención”, afirmó Gastón Morales.

Plan piloto en El Pongo

El proyecto de plan piloto se asentará sobre una superficie de 5 a 15 hectáreas de la finca El Pongo, en tierras del Estado, y ayudará a lograr “certidumbre científica respecto de la adaptación de la planta a las condiciones del suelo, agua, aire y clima del lugar”. Estiman que el proyecto piloto estará finalizado en junio y que “recién allí estarán en condiciones de elaborar, con datos técnicos certeros y concretos, un plan de cultivo industrial para una escala mucho mayor, de 500 hectáreas en los próximos cinco años”, indicó Morales.

El cultivo que en agosto se vendió como “el más grande del mundo” se realizará a campo abierto, y las semillas llegarán a fines de este mes para empezar el proceso de germinación, que se calcula “durará aproximadamente dos meses, por lo que se transplantará al predio a partir del tercero”, adelantó el empresario. De avanzar con la producción y la industrialización, la empresa jujeña calcula que empezará a producir aceite de cannabis “entre agosto y noviembre de este año”.

Por Rama

1 259 vistas
Provincia de Jujuy

Días atrás dábamos cuenta del acuerdo firmado entre la norteña (y humilde) provincia argentina de Jujuy y la empresa Player’s Network para hacer realidad el cultivo “más grande del mundo”, una aventura que, sostenemos, sólo será creíble cuando sea verdad. La iniciativa, firmada por el propio gobernador provincial, el controvertido Gerardo Morales, y en la que participará como subsidiaria la firma Green Leaf Farms Jujuy, habla de un sembradío de 14.000 hectáreas en una granja histórica con un siglo de antigüedad y muy cerca de la caliente frontera con Bolivia.

La Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación (por recortes presupuestarios del presidente Mauricio Macri Argentina carece de un ministerio de sanidad) firmó este jueves otro acuerdo con la provincia de Morales para la implementación del programa provincial de cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. Es esa mini cartera del gobierno la autoridad de aplicación de la Ley Nacional Nº 27.350, por lo tanto tiene a su cargo autorizar la implementación del proyecto jujeño de cultivo de cannabis medicinal.

El convenio habilita el cultivo en la finca El Pongo a través de la recientemente creada Cannabis Avatãra Sociedad del Estado (CANNAVA S.E.) y con el acompañamiento y monitoreo de Salud de la Nación, el INTA y el Ministerio de Seguridad de la Nación. El destino de la producción serán las miles de familias que integran el registro de beneficiarios de una ley que, hasta el momento, sólo representa una burla para esos niños que precisan del aceite.

La estrategia del caracol, recurso burocrático de un país que habilita la dosificación de cannabis a los pacientes al mismo tiempo que persigue cultivadores se encuentra ahora con un nuevo escollo: obtener con celeridad los permisos para la importación de semillas y así dar inicio a la etapa 1 del proyecto, consistente en un plan de cultivo piloto para verificar la adaptación genética de diferentes cepas de cannabis a los predios seleccionados.

Aceites elaborados en la provincia de Jujuy

Luego de eso se podrá contar con las flores y biomasa de cannabis para continuar con la fase de industrialización y poner en marcha el proceso de evaluación médica en hospitales públicos de Jujuy y el resto del país, con aceites elaborados en la provincia para determinar el tipo de derivado de cannabis útil para el tratamiento de epilepsia refractaria, atento a que la marihuana y su uso medicinal requiere de un estricto criterio clínico para su correcta aplicación.

En este contexto, el Estado, principal garante de la salud pública, posibilitará la utilización de derivados medicinales de cannabis adecuados para cada patología, con las garantías propias del mercado legal y las múltiples posibilidades de conjugar los distintos componentes de la planta en sus extractos o aceites. Hasta el momento, sólo están permitidos del consumo los pacientes con epilepsia refractaria.

El objetivo de Jujuy es complementar la mirada que en materia de salud realiza Nación y, a mediano plazo, hacer posible el uso de cannabis medicinal en otras patologías y afecciones sobre la base de los resultados científicos que arroje el programa provincial. Pero, como dijimos, el proyecto por ahora sigue siendo un objetivo borroso.

Fuente Rama

0 540 vistas

En Argentina es ilegal cultivar, incluso, una persona puede ir presa por el sólo hecho de portar un gramo de marihuana. Además, existe una ley votada en 2017 que el Estado no cumple y las familias con usuarios terapéuticos tienen que presentar recursos de amparo en la Justicia para no discontinuar los tratamientos. Sin embargo, una provincia olvidada por todos y con un gobernador por demás controvertido promete crear “el cultivo más grande del mundo”, una iniciativa que desde el vamos parece onírica.

Se trata de Jujuy, un feudo de poco más de 700.000 habitantes, gobernado por el radical Gerardo Morales, un aliado del presidente Mauricio Macri que mantiene presa a una activista social llamada Milagro Sala hace casi tres años, a pesar de que la mujer no tiene condena.

Lo que suena como un verdadero milagro es que este terruño, paraíso de la prohibición, donde los cultivadores son perseguidos y encarcelados, albergue una plantación de 14.000 hectáreas en una granja histórica con un siglo de antigüedad y muy cerca de la caliente frontera con Bolivia.

Sin embargo, así lo confirmaron el martes el propio Morales y Mark Bradley, CEO de Player’s Network, la empresa que junto con su subsidiaria Green Leaf Farms Jujuy se harían cargo de la plantación que comenzaría en enero de 2019. Si, ya mismo.

“Esta nueva Joint venture será el mayor proyecto legal de cultivo de cannabis en el mundo”, aseguró Bradley. El acuerdo garantiza la provisión de agua dulce alimentada por dos ríos con una fuente de provisión de energía eléctrica moderna. “La tierra que se ha asignado para la Joint Venture es casi 1.000 veces mayor que la mayor granja legal de cannabis en los Estados Unidos”, agregaron.

“Vemos en el desarrollo de la producción y la industrialización del cannabis con fines medicinales no sólo la posibilidad de cumplir con la ley y permitir que miles de personas accedan legalmente a los productos de cannabis medicinal, sino también la posibilidad de cambiar la matriz productiva de la provincia de Jujuy, la creación de centenares de puestos de trabajo y la transferencia de conocimientos y tecnología”, comentó el gobernador de Jujuy. “Este proyecto es uno de los mayores desafíos profesionales de mi carrera. Mi objetivo es curar el mundo a través de los aceites de cannabis y promover la prosperidad a través de la creación de oportunidades económicas tanto para la gente de Argentina, los accionistas de Player’s Network como también para nuestros socios internacionales”, concluyó Bradley.

Cabe recordar que en agosto pasado, el gobierno de Jujuy firmó un decreto para hacer realidad otro cultivo de apenas tres hectáreas que sería trabajado en conjunto con el laboratorio chileno Knop y contaba con el apoyo del ministerio de Salud argentino y el Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA). Aunque de ese cultivo aún no se tienen noticias.

En aquella oportunidad, Soraya Chisu, mamá de Katrina, una niña con encefalopatía crónica no evolutiva y epilepsia refractaria dijo al periódico La Nación (uno de los mayores defensores de Morales) que el acuerdo no es lo que los padres pidieron con la sanción de la ley y pidió que “por lo menos no nos metan presos si no nos van a dar el aceite, que nos dejen cultivar”.

Por Rama

0 140 vistas

Para terminar con la violencia del cártel en México, el ex presidente Vicente Fox cree que todas las drogas deberían ser legalizadas, lo que él llama “toda la enchilada”.

No haga que Vicente Fox comience con Donald Trump y Jeff Sessions. Oh, ¿por qué no?

“Simplemente no me gustan esos dos tipos”, dice durante una entrevista telefónica desde su base de operaciones en el pueblo de San Cristóbal, en el estado de Guanajuato, a unas cuatro horas al noroeste de Ciudad de México. “No creo que Estados Unidos deba estar en manos de esos dos tipos. Las elecciones de mitad de período de noviembre son una gran oportunidad para que el pueblo de Estados Unidos evite que Trump haga locuras, para detenerlo a través de un Congreso liberal fuerte, un Congreso que mira hacia el futuro, no esta cegada posición de Trump mirando al pasado . Él quiere un gobierno muy fuerte que controle las fronteras y decida el destino de la sociedad y las personas. Tus ciudadanos nunca deberían aceptar eso. Los Estados Unidos son la vanguardia, el líder en el pensamiento desarrollado, en la libertad de elección, en la unidad de propósito. Este tipo debería ser expulsado “.

Vicente Fox anunciando la Cumbre Mundial de Canna México del 30 al 31 de mayo.

La Cumbre Mundial de Canna México, la conferencia internacional de cannabis que la compañía de Fox presentará en el Centro Fox del 30 al 31 de mayo en San Cristóbal, se encuentra a solo semanas de distancia. Esta es la razón principal de la llamada telefónica para hacer correr la voz a la industria de los EE. UU.

“Va a ser un evento global con personas de Israel, Europa, América del Sur, México, Estados Unidos y Canadá”, explica el ex presidente mexicano. “Todo el propósito es impulsar el proceso de legalización. El uso médico ha sido aprobado, pero todavía tenemos que ver la regulación. Tenemos que dar el paso para avanzar hacia la legalización total que incluye el uso recreativo responsable. Vamos a tener de 1,500-2,000 personas aquí. Va a ser un evento de gran impacto “.

Pero en la misma oración, critica el plan de su gobierno de no permitir la producción local y el procesamiento del cannabis medicinal, que califica de “absolutamente estúpido”. ¿Cómo se puede abrir una industria que generará ingresos y empleos, y no se permite que produzca en México? Estamos luchando contra eso “.

FOX: “La guerra contra las drogas es inútil. No ha producido los beneficios que el presidente Nixon imaginó hace 60 años “.

El 19 de junio de 2017, el Congreso de México legalizó el cannabis medicinal , pero al igual que muchos estados de los EE. UU., Solo permite productos que contengan menos del 1% de THC. Como a los agricultores mexicanos no se les permite cultivarlo, se debe importar cannabis con bajo contenido de THC . Varios meses después, en agosto, HempMeds se convirtió en la primera compañía extranjera en vender aceite de CBD a México.

” Va a estar en el mercado”, dice Fox. “El comercio minorista estará aquí, pero no la producción. Eso está mal del lado de las autoridades mexicanas. Pero el resto está abierto de par en par “.

Fox se refiere a las perspectivas tanto de la legalización general del cannabis en México como de la prohibición de otras drogas ilegales. “Un paso que ya hemos tomado, que es médico”, señala. “Ahora tenemos que avanzar hacia el uso recreativo. Hemos sido testigos en el resto del mundo de que funciona y funciona bien. Hoy vemos mucha sangre en las calles de México debido a los criminales. Es un cambio profundo en la política. No se puede ir con piezas, ahí es donde las autoridades están equivocadas. Tenemos que tomar toda la enchilada “.

Vicente Fox en su oficina de Centro Fox en San Cristóbal, México.

La violencia y el caos causados ​​por los cárteles de la droga son una gran preocupación para el ex presidente. “Cuando era presidente (2000-2006), históricamente teníamos la tasa de criminalidad más baja de México”, recuerda Fox. “¡Hoy, la tasa de criminalidad ha subido un 400%! La legalización es una estrategia que resultará en un beneficio colateral muy importante de la reducción de la violencia, el crimen y los homicidios en México. Con ese argumento, hemos podido vender al público que esta puede ser la mejor solución para algo que no hemos podido resolver. La Guerra contra las drogas ha estado creciendo y creciendo no solo aquí, sino en el mundo. Es inútil. No ha producido los beneficios que el presidente Nixon imaginó hace 60 años. Eso no funcionó. Entonces, tenemos que encontrar una nueva solución, no solo usando esta planta para uso médico y para resolver muchos problemas de salud que muchas personas tienen,”

  FOX: “El mercado en México no es tan amplio ni significativo. El problema es el enorme y enorme mercado de consumo de drogas en los Estados Unidos “.

En 2017, 25,340 personas fueron asesinadas en México , principalmente por la violencia del cártel de drogas. Se espera que esa cifra exceda 30,000 este año. ¿La legalización pondría a los cárteles fuera del negocio? “No de inmediato, y no necesariamente”, dice Fox. “Pero sin duda, será muy útil. Les quitará mucho del dinero que disfrutan hoy “.

Ladrillos de marihuana prensada confiscados de un cártel en México.

Además, señala que “todo el dinero de los cárteles mexicanos se recauda en los Estados Unidos”. El mercado en México no es tan amplio o significativo. El problema es el enorme y gigantesco mercado de consumo de drogas en los Estados Unidos. La opinión pública está confundida pensando que los mexicanos están invadiendo el mercado, pero los mexicanos son quienes distribuyen las drogas. Las drogas hoy se producen en el sur de Colombia, Venezuela, Ecuador y Bolivia. México es solo el lugar de tránsito. Las drogas llegan a México para llegar al mercado estadounidense. Sin embargo, aquí en México nos estamos matando tratando de evitar que las drogas lleguen al mercado estadounidense “.

Fox dice que la legalización, como lo que sucedió con la marihuana en nueve estados de EE. UU., “Es el camino a seguir. Este cambio de política traería muchas cosas nuevas positivas, como convertirse en una industria, trabajos, pagar impuestos, crear empresarios y mejorar los ingresos de los agricultores. Al mismo tiempo, es un gran éxito contra los cárteles criminales “. También se muestra a favor de que los” delincuentes que trafican con Estados Unidos tengan la oportunidad de participar en un negocio legal abierto y como una forma de programa de equidad.

“Los dos mejores ejemplos de legalización son Holanda y Portugal“, continúa Fox. “Realmente vendieron todo el paquete: legalización total de todos los medicamentos para todos los usos. Esto deja la responsabilidad de consumir a la persona, el consumidor. El estado no podrá evitar que las personas caigan en esta trampa. Todos somos creados libres y debemos hacernos responsables de ejercer esa libertad “.

FOX: “Que alguien tenga un poco de humo de marihuana”. ¡Dejen que lo hagan!

Otro país en el Hemisferio Occidental que ha modificado radicalmente su política de cannabis es Uruguay , que Fox dice es “un paso adelante de México”. Uruguay legalizó la marihuana en 2013 y comenzó a vender a los residentes registrados a través de las farmacias el año pasado. “No es un mercado abierto total aún, no es esta filosofía de ética y comportamiento moral lo que estoy impulsando, la nueva industria, sino que está un paso más allá de lo que es México. Creo que a Uruguay le va bien, se está implementando una solución”.

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador es a favor de la legalización de la marihuana

Eso es lo más importante para Fox: resolver la crisis en México. Esto dependerá en gran medida de quién sea elegido presidente el 1 de julio. Andrés Manuel López Obrador , candidato del partido izquierdista de cinco años MORENA (Movimiento Nacional de Regeneración), favorece la legalización de la marihuana. Los otros dos candidatos de los partidos principales: José Antonio Meade Kuribreña(del partido gobernante PRI, el Partido Revolucionario Institucional) y Ricardo Anaya Cortés (como Fox, del PAN, el Partido de Acción Nacional de centroderecha), no.

“Si se trata de un gobierno conservador, tomará un poco más de tiempo”, dice Fox. “O podría ser un gobierno liberal respetuoso de la libertad de elección. Depende de la elección, pero tarde o temprano México buscará toda la enchilada. Estoy absolutamente seguro, y ya estoy presionando para una legalización total de todas las drogas. Mire el increible problema que Estados Unidos está teniendo con los opiáceos ahora. ¿Qué pasa con una planta como la marihuana? No es malvada Tenemos que pensar de manera diferente. Los seres humanos no responden a las prohibiciones. Respondemos a la información y lo que es bueno para nuestra salud. Los gobiernos nunca lo detendrán “.

 FOX: “Los seres humanos no responden a las prohibiciones. Respondemos a la información y lo que es bueno para nuestra salud. Los gobiernos nunca lo detendrán “.

La entrevista concluye con una pregunta sobre el consumo de cannabis de Fox. ¿Fuma mota ?

“No, no lo he intentado, porque no tengo ganas”, responde Fox. “He intentado muchas cosas, pero no esa. Mi posición se basa en la razón, la ciencia y el humanismo. En eso es en lo que creo. No necesito tomar el producto para cambiar mis convicciones. Entonces, mis creencias son esas. Es por eso que estoy asociado a este movimiento.”

“Y también creo más importante en la paz y la armonía. La paz y la armonía es tal vez el valor más alto que los seres humanos podemos tener. Perseguir eso es mi propósito. Que alguien tenga un poco de humo de marihuana. Dejen que lo hagan! Podría hacerlo más tranquilo, podría traer armonía consigo mismo. Esos veteranos que regresan de la guerra se vieron afectados psicológicamente, y luego tienen eso. ¿Yo? Tengo un tequila Cuando estoy en una conferencia, tengo un tequila antes de hablar. Se me pongo muy agradable y suave. Me abre la mente”.

Regístrese para la Cumbre Mundial de Canna México aquí .

Por Steve Bloom
Editor en jefe de Freedom Leaf, editor de CelebStoner.com, y coautor de “Pot Culture” y “Reefer Movie Madness”. También es un ex editor de High Times.

0 195 vistas

Esta semana se reunieron en Chile y durante el 3º Seminario Internacional del Cannabis Medicinal en Santiago, decenas de científicos que aseguraron que el uso de cannabis medicinal es “seguro, eficaz y de escasos efectos adversos”. También aseguraron los investigadores que sigue pesando sobre el cannabis “el mito de la adicción” que “sigue sin estar comprobado”, dijo a la Agencia EFE Gisela Kuester, directora de la Fundación Daya.

En Chile, el uso de cannabis medicinal esta legalizado desde el 2015 y ya se cultiva y se distribuye a pacientes en el país. De hecho el año pasado se cosecho una plantación de 6.000 plantas y se distribuyeron sus cogollos a más de 4.00 pacientes con cáncer, epilepsia y dolor crónico.

En el encuentro internacional de cannabis medicinal acudieron investigadores científicos españoles, norteamericanos, colombianos, argentinos, uruguayos, bolivianos y por supuesto chilenos. Todos los profesionales reunidos estuvieron de acuerdo en facilitar el acceso a estos cultivos y a sus productos derivados.

“Debería existir la opción de adquirir fármacos a un precio justo y accesible, a un precio ético, o contar con agrupaciones de cultivadores regulados, con experiencia, para satisfacer así una demanda”, dijo Gisela Kuester que en la actualidad es la máxima eminencia en Chile de la investigación con esta planta además de dirigir la Fundación Daya.

La Fundación Daya en la actualidad esta realizando el primer ensayo clínico con cannabis en Sudamérica con el fin de saber la eficacia de la sustancia contra el dolor oncológico de 200 pacientes chilenos.

Otro “gran reto” según dijo a EFE el científico español Manuel Guzmán será investigar si el cannabis además de ayudar con el dolor producido por la terrible enfermedad, es capaz también de ayudar a frenar la progresión del cáncer. Otro aspecto sobre el cannabis que explicó Guzmán es que los cannabinoides del cannabis pueden usarse como neuroprotectores, ya que encajan en los receptores de las células “como una llave que se introduce en una cerradura” e imitan su comportamiento para ayudarlas a funcionar.

Más de 200.000 pacientes utilizan el cannabis medicinal en Chile, país de latinoamericano, que consume más consume cannabis recreativo y con una ley que ampara el cultivo de la planta para “su consumo personal”.

1 452 vistas

Incluso si Canadá legaliza el cannabis el 1 de julio de 2018, como se ha anunciado hace poco, todavía hay que responder a una serie de cuestiones. ¿Serán altos los impuestos, qué dirán los países vecinos, cuál será la edad mínima y quién lo va a vender? Las respuestas se pueden encontrar aquí.

El gobierno presenta el calendario de la legalización

Hasta enero de este año, aún no estaba claro si el grupo de trabajo designado por el primer ministro Trudeau conseguiría presentar un plan específico para la planeada legalización del cannabis en la primavera de 2017, como se había anunciado. Tampoco estaba claro si el comité nombrado podría despejar las dudas de los estados individuales y las autoridades sanitarias, que parecían subestimar los planes del gobierno liberal. Pero a mediados de abril, se habían puesto de acuerdo en los puntos principales y los habían presentado durante una conferencia de prensa del gobierno. La fecha prevista para la entrada en vigor de la ley es el 1 de julio de 2018. El día siguiente a la Fiesta Nacional de Canadá, se permitirá a las personas mayores de 18 años estar en posesión de hasta 30 gramos de cannabis secado.

Se permitirán cuatro plantas por hogar. El procesamiento de los cogollos en productos alimenticios para uso personal también se va a legalizar. Las plantas no deben superar los 100cm de altura.

Aquellos que exporten cannabis, o se lo suministran o compartan con menores, pueden ser condenados a una pena privativa de libertad de hasta 14 años.

Los menores a los que se encuentre en posesión de menos de cinco gramos de cannabis tendrán antecedentes penales, pero no serán juzgados.

Las provincias individuales regularán los detalles relacionados con el cultivo, dispensación y venta de cannabis. En principio, la edad mínima es de 18 años, pero esta podría elevarse a 21 en algunas provincias debido a las diferentes leyes relativas a la venta de alcohol. En algunas provincias, el alcohol sólo se permite una vez que una persona ha alcanzado la edad de 21, por lo que la edad mínima para el cannabis en esas provincias es probable que sea equivalente a la del alcohol.

Los delitos de tráfico cometidos por primera vez (lo que se conoce como delitos por conducir bajo la influencia del cannabis) se castigarán con una multa de hasta C$ 1000 y hasta un año de prohibición de conducir. El límite superior para la conducción es de 2,5 nanogramos por ml en sangre completa (Alemania realiza las mediciones en el suero sanguíneo, lo que resulta en un valor más alto). Hay que llevar a cabo más investigaciones en este ámbito.

Los turistas también podrán consumir cannabis legalmente. A los turistas, al igual que a los locales, se les permitirá tener hasta 30 gramos de cogollos de cannabis en su poder, mientras que la importación y la exportación seguirán estando estrictamente prohibidas, incluso en el caso del cannabis medicinal.

La publicidad del cannabis podrá informar, debería advertir contra posibles efectos secundarios y lesiones, y no debería “centrarse en el estilo de vida”.

Todos los demás detalles, como impuestos, empaquetado, regulaciones detalladas para las extracciones y el hachís, así como el número de tiendas, su distancia de los colegios, y cualquier otra cuestión relacionada con los detalles se resolverá durante el próximo año.

No obstante, parece que el mayor problema es la Convención Única de la ONU sobre Estupefacientes, que básicamente prohíbe el cannabis, excepto para uso medicinal. Trudeau había anunciado que encontraría una manera viable de permitir que Canadá aprobara la ley propuesta sin violar los tratados internacionales, especialmente la Convención que haría que cualquier tipo de legalización resultase problemática. Incluso después de la conferencia de prensa en Ottawa, todavía no está claro qué estrategia se va a seguir al respecto.

El miedo a ganar tiempo

Asimismo, los medios de comunicación canadienses actualmente informan de que el calendario de Trudeau podría ser demasiado optimista, porque se dice que todavía tienen que debatirse algunos puntos básicos del plan propuesto. Después de la primera lectura del proyecto de ley, los diputados de forma individual pueden proponer la enmienda de cláusulas y párrafos individuales. El senador conservador Bob Runciman comentaba a los periodistas que “no se sorprendería si hubiera por lo menos una enmienda a la edad mínima”. Además, parece que actualmente no es políticamente factible una amnistía para las personas que han sido condenadas por delitos de cannabis.

“La oposición puede demorar la ley prevista, pero no poner en peligro la fecha límite del 1 de julio de 2018”, explicó el profesor Steven Hoffman de la Facultad de Derecho de la Universidad de Ottawa a marijuana.com. “La oposición tiene muchas oportunidades para retrasar un proyecto de ley. Por ejemplo, puede insistir en un estudio adicional llevado a cabo por el comité apropiado, solicitar extensiones o invitar a testigos adicionales, para retrasar el calendario”.

ONU – ¡No hay problema!

Antes de la legalización en 2013, Uruguay sencillamente había rebatido las advertencias de la ONU con argumentos de concisos, por lo que este pequeño país fue muy criticado a nivel internacional y recibió graves amenazas por parte de la ONU. Pero al final, a pesar de que el cannabis es legal, Uruguay ha podido seguir siendo firmante de la Convención, y el comisionado uruguayo en temas relacionados con las drogas ahora da la bienvenida a las delegaciones alemanas para compartir experiencias.

Bolivia ya había demostrado cómo resolver el problema con la Convención Única de la ONU, en 2013, con la relegalización de las hojas de coca. En 2009, el Presidente Evo Morales solicitó que la ONU modificase e introdujese una enmienda a la Convención Única de las Naciones Unidas de 1961. El objetivo de la enmienda propuesta era levantar la prohibición, que no se basa en la evidencia científica, de masticar hojas de coca, manteniendo al mismo tiempo el sistema global de monitoreo de coca y la prohibición de convertirlas en cocaína. Después de que la comunidad internacional no lograse aprobar la moción con una mayoría de votos a finales de 2011, Bolivia rescindió brevemente el tratado con la ONU hace seis años, para reanudarlo bajo la condición de que se pueda permitir el cultivo, el comercio y el consumo de hojas de coca en su propio territorio. El 11 de enero de 2013, Bolivia fue readmitida como parte del tratado, sin renunciar a su requisito relativo a la situación de las hojas de coca. Las cosas también podrían ir por el mismo camino para los asuntos relacionados con el cannabis en Canadá.

by Micha