Buscar

caricom - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 101 vistas

Pide que se  eliminen de los registros algunos de los delitos relacionados con la marihuana

La reclasificación de un medicamento peligroso a una sustancia controlada y la legalización de la marihuana ha sido recomendada por la Comisión Regional de Marihuana de la Comunidad del Caribe (CARICOM).

Publicado este domingo, el informe de la comisión discutió las potenciales implicaciones económicas, legales y sociales, así como las aplicaciones de salud del uso de la planta.

“La comisión es unánime en su opinión de que, en última instancia, la política legal hacia la marihuana debe ser informada -no por enfoques punitivos- sino por razones de salud pública desde una perspectiva de derechos humanos, justicia social y desarrollo“, afirmó el informe.

“Un enfoque demasiado limitado a la reforma de la ley, incluyendo uno que se centra solo en la marihuana medicinal, sería contraproducente y contrario a los objetivos del desarrollo del Caribe … un enfoque equilibrado que cumpla con los principales objetivos de justicia social, derechos de salud pública y seguridad ciudadana de la región sería una opción híbrida o mixta “.

Si bien el informe sugirió una prohibición de la sustancia en lugares públicos, también exigió la despenalización de la marihuana y sugirió que las personas con delitos relacionados y pasados con la marihuana ​​deberían borrarse de sus expedientes.

El informe alentó a los gobiernos a permitir que los pequeños agricultores y pequeñas empresas sean incluidos en la producción y el suministro de la cadena con los controles adecuados.

También mantuvo la prohibición de la sustancia a menores, con la excepción de cuando se usa con fines medicinales.

La comisión también destacó las razones por las cuales la continua prohibición de la marihuana excluía a la región de CARICOM de una ganancia económica sustancial.

Entre los ejemplos se encontraba la perspectiva de una industria turística ampliada, aprovechada por una industria controlada de marihuana.

El informe también señaló que, si bien la comisión reconoce que la marihuana tiene algunas propiedades psicotrópicas, se siente cómodo con el apoyo sustancial a la sustancia por la investigación científica existente.

“En general, después de evaluar los datos científicos … la comisión opina que los beneficios médicos comprobados del cannabis / marihuana en varias áreas superan los riesgos”, dijo el informe.

0 85 vistas

Los jefes de Caricom considerarán terminar ya con la prohibición del cannabis en la reunión d esta semana, del 4 al 6 de julio, en la bahía de Montego, Jamaica.

En un articulo publicado en el Jamaica Gleaner, se dice que desmantelar totalmente la prohibición de la marihuana en todos los estados miembros del Caricom es una recomendación clave contenida en el informe de la Comisión Regional Caricom de Cannabis 2018.

Si bien la comisión solicitó la prohibición del consumo de marihuana y otros usos en todos los espacios públicos, argumentó que se debería introducir un marco estrictamente regulado para el cannabis, similar al del alcohol y el tabaco.

El informe declaró: “La comisión es unánime en su opinión de que la actual clasificación de cannabis / marihuana como ‘droga peligrosa’ sin ‘valor’ o narcótico debería cambiarse a una clasificación de cannabis legal como ‘sustancia controlada'”.

En elJamaica Gleaner se puede leer que los miembros de la comisión han argumentado que los más jovenes deben protegerse de los posibles efectos adversos del cannabis.

Como tal, la comisión pidió que se mantuviese la prohibición del consumo de cannabis por parte de niños y jóvenes, dentro de un límite de edad apropiado, excepto por razones médicas.

La comisión también recomendó programas de tratamiento y diversión en lugar de enjuiciamiento o criminalización de los menores de edad que usan marihuana.

0 57 vistas

La Comunidad del Caribe (Caricom), pidió la creación de una mayor investigación que ajuste y flexibilice el consumo de cannabis para fines religiosos, lúdicos, medicinales dijeron los medios periodísticos.

En el medio digital Guayanachronicle leíamos como se pedía por parte de la Secretaría de CARICOM  un enfoque más coherente en la región con el tema cannabis.

También se destaca a la comisión que agrupó a investigadores, médicos, jurístas, especialistas en temas sociales, representantes de la comunidad religiosa y a grupos de los colectivos más jóvenes.

El grupo de especialistas contestó de esa manera a la solicitud de los Jefes de Gobierno de la organización caribeña quienes habían solicitado investigaciones para permitir o no un mayor uso del cannabis en sus respectivas naciones.

Se recordó que que este estudio se había solicitado en el 2015 por territorios asociados como Barbados, Guyana, Saint Kitts y Nevis, Suriname, Antigua y Barbuda, Belice, Mancomunidad de las Bahamas, Montserrat, San Vicente y las Granadinas y aclaró.

La comisión comprobó la información y los datos recopilados relacionados con leyes que regulan su consumo y que clasifican el cannabis, además de estudiar los hallazgos relacionados con las investigaciones sobre el uso terapeutico o medicinal de la conocida planta, así como su posible impacto económico y social en la población y sus implicaciones socio políticas para la región del Caribe.

Los países pertenecientes al Caricom han aprobado recientemente las reformas legales para esta cuestión, se podía leer en el servicio de información jamaiquino JIS.

SE dijo que por ahora el grupo no ha realizado las recomendaciones que crearían las condiciones legales y administrativas que tendrían que aplicarse en el caso de que se llegase a una nueva reclasificación que legalizase el uso religioso, lúdico y medicinal y médico del cannabis.

0 378 vistas

 

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom) participaron este martes en la ceremonia de apertura de su 35 cumbre anual, que se celebra en Antigua y Barbuda, país que presidirá la organización regional durante el próximo semestre.

La cumbre comienza con varias cuestiones como telón de fondo, entre ellas la reciente queja de Barbados de una “vergonzosa” falta de apoyo entre sus socios en la disputa que mantiene con EE.UU. por las multimillonarias subvenciones del país norteamericano a la producción de ron en sus territorios de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses.

El asunto que más atención atrae del exterior son los intentos de algunos de los países miembros de avanzar en la regulación del consumo de marihuana, especialmente Jamaica, que está tramitando una ley para dejar de perseguir su posesión en pequeñas cantidades.

El debate lo azuzó la semana pasada el secretario de Estado adjunto para la lucha antinarcóticos de EE.UU., William Brownfield, cuando se quejó de que esos avances estuvieran teniendo lugar sin consultar con Washington.

El primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony, insistió la semana pasada en defender que la despenalización de la marihuana no se puede hacer país por país en una región formada en su mayoría por pequeñas islas en desarrollo, sino que debería consensuarse y aplicarse de forma coordinada.

Esta visión es compartida por el presidente saliente de Caricom y primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, quien hoy defendió en su discurso durante la ceremonia de apertura -transmitida por la web de Caricom- que esta cuestión debe “afrontarse desde una actitud madura”.

Fuente Elespectador

 

0 93 vistas
Foto: St. Lucia News

El Movimiento de Cannabis de Santa Lucía pide la legalización de la marihuana y una amnistía inmediata para cualquier persona con una condena por un delito de cannabis que no sea violento.

El Movimiento, que durante años ha estado defendiendo la despenalización del cannabis, dijo que no debería haber ningún encarcelamiento por delito de cannabis, solo multas además de eliminar los antecedentes penales por cannabis .

El  grupo pro-ganja celebró una conferencia de prensa esta semana explicando sus propuestas y afirmando que aunque hay muchos aspectos positivos con la legalización del cannabis, también hay ciertos problemas de salud pública que deben ser reconocidos y abordados.

“Con la legalización, se pueden implementar programas de educación y salud para tratar posibles problemas a fin de proteger a los más vulnerables. Propondríamos que se desarrolle un programa nacional de educación sobre el cannabis, destinado a retrasar el uso hasta los 18 años y consolidar todas las reglamentaciones públicas sobre el tabaco y el cannabis “, escribió el Movimiento en un comunicado la semana pasada

Santa Lucía sigue la estela de los países del Caribe o Caricom

El Movimiento, como muchas naciones del Caricom,  quiere eliminar el cannabis de la Ley y retirarlo de la reglamentación, ya que permitirá que la iniciativa del cáñamo industrial, iniciada en 1998, avance y lleve a cabo ensayos de investigación sobre el cáñamo para desarrollar cultivos que podrían introducirse en la agricultura del pequeño país.

“La intención es utilizar al máximo la mayor parte posible de la materia prima derivada de la planta del cannabis, para potenciar una serie de industrias potenciales: cuidados corporales de alta gama, ropa, alimentos y medicinas, por nombrar algunas”, señaló el Movimiento. .

Según el Movimiento, muchos países están reformando rápidamente sus leyes sobre cannabis después de décadas de “guerra contra las drogas” que han sido un fracaso total y que han destruido vidas de personas en todas partes desperdiciando miles de millones de dólares en sistemas de justicia penales en todo el mundo.

“El marco legal que existe actualmente, esta muy por debajo de lo que debe ser, ya que muchos ciudadanos de Santa Lucía consumen cannabis a diario, independientemente de la ley. La intención de crear un Marco Regulador Mejorado es minimizar el daño asociado con el consumo, la posesión, el cultivo y el tráfico de cannabis; mientras se maximiza los beneficios potenciales de la planta, en términos de salud y economía “, dijo el Movimiento.

“Esperamos que la legalización engendre una nueva revolución agrícola, creando empleos, reduciendo el crimen, mejorando la salud de nuestra gente, mientras reducimos nuestra factura de importación de alimentos”, afirmó el Movimiento que entonó que hay varias razones para que Santa Lucía legalice el cannabis. uno de los más importantes es el beneficio económico que traerá.

“Ya estamos muy involucrados con los cocos, el aceite de coco, el cacao y otros cultivos cultivados localmente que pueden ayudar a crear y aumentar la abrumadora gama de productos finos de cannabis que potencialmente están a nuestro alcance por explorar. El cáñamo puede ayudar a restablecer las industrias del coco y el cacao que han estado en declive durante años y les da a estos agricultores la capacidad de ganarse la vida dignamente por estos cultivos una vez más “, explicó el Movimiento.

También afirman que, aparte de la multitud de productos de cáñamo que se pueden producir, la ganja producida orgánicamente y al aire libre puede abastecer el ya lucrativo mercado recreativo local, que se estima en unos EC $ 50,000,000 por año.

“Además, nuestra economía turística, ya establecida y en desarrollo, se puede potenciar aún más proporcionando productos de cáñamo y ganja en entornos seguros y protegidos. Y medicinalmente, la ganja puede producirse para la exportación, así como para la sanación local, pudiendo ser la base de una nueva y vibrante industria del turismo de bienestar.”

“Los agricultores de marihuana que una vez fueron considerados delincuentes ahora serán aceptados como agricultores respetados y gente de negocios que contribuyen a la economía local. Ya no se criminalizará y encarcelará a nuestros jóvenes más productivos por su participación en un nicho de mercado que fue criminalizado por todas las razones equivocadas “, señaló el Movimiento.

0 108 vistas

La jefa de la comisión de marihuana del gobierno de Antigua  y Barbuda ha dicho que despenalizarla aún tendrá una penalización para los usuarios que infrinjan la ley.

Samantha Marshall estableció las reglas básicas propuestas para su despenalización cuando contestó sobre una pregunta de cannabis hace unos días.

Ella les dijo a los reunidos en el edificio del parlamento que los usuarios que piensan que la despenalización significa el uso libre están equivocados.

“Mucha gente piensa que la despenalización simplemente significaba que no sería penalizado por su uso. La despenalización, tal como lo entendemos nosotros, es que no tendrás un cargo penal, pero por supuesto recibirás una sanción”, dijo Marhsall.

También dijo que se determinará el coste de la multa.

El comité de la marihuana acordó no fumar en lugares públicos ni que la gente deba tener cannabis en un lugar público.

“El uso de esa sustancia debe ser en el hogar privado”, dijo Marshall a los reunidos para las consultas.

Rastafaris podrán usar marihuana y se podrá cultivar tres plantas

Antigua planea despenalizar hasta 10 gramos de marihuana este año.

Los rastafaris podrán usar la hierba como parte de su religión y las personas podrán cultivar “al menos tres plantas” para uso personal por hogar.

El gobierno también va a establecer un comité para el uso de cannabis médico y asociarse con la UWI “para descubrir qué beneficios adicionales podría proporcionar a nuestra gente”.

El comité también propone un “consejo nacional” para tratar el tema del cultivo de cannabis.

“Y para que el consejo considere a quién se le debe otorgar licencias para cultivar marihuana”, dijo Marshall y agregó que las ONG también formarán parte del consejo.

Aintigua y Barbuda pertenecen a la Comunidad del Caribe Caricom

0 69 vistas

Castries, Santa Lucía, (CMC) – El gobierno de Santa Lucía dice que está planeando una serie de reuniones en el ayuntamiento para discutir la despenalización de la marihuana.

El ministro de Seguridad Nacional Hermangild Francis dijo que es importante que la discusión tenga lugar , además de explorar las propiedades y el uso de cáñamo.

Las discusiones se llevarán a cabo en los 17 distritos electorales de la isla y, el ex comisionado de Policía en funciones, Francis, dijo que se había reunido con diversas partes interesadas, incluidos los médicos Dr. Marcus Day, el Dr. Stephen King, y Paul Francis de la Iyanola Advancement of Rastafarian and Nyabinghi Tabernacle .

“Hemos tenido un debate muy abierto y franco sobre el camino a seguir. Hemos acordado volver a reunirnos para designar un comité responsable para las reuniones en el ayuntamiento y en los 17 distritos electorales de la isla, donde se darán a conocer toda la información necesaria “, agregó Francis.

Dijo que también tiene la intención de reunirse con sus colegas del gabinete, Lenard Montoute, el Ministro de justicia social y equidad y la de Salud, María Issac.

Dijo que las discusiones con el fiscal general se centraron en la legislación para revisar con la intención de evaluar la manera de modificar la Ley de Drogas.

En junio, la Comunidad del Caribe (CARICOM) con sede en Guyana anunció el inicio de la conversación formal regional en torno a la marihuana.

En julio de 2014, los líderes de la CARICOM habían encargado al Secretario General de la CARICOM, Irwin La Rocque, establecer la Comisión de la marihuana, que, entre otras cosas, “examinará los factores sociales, económicos, de salud y las cuestiones legales que rodean los diversos aspectos del uso de la marihuana en el Caribe y su implicaciones, haciendo recomendaciones a la Conferencia “.

En el cumplimiento de su mandato, la Comisión acogió la primera consulta nacional en San Vicente y las Granadinas sobre el tema.

El CARICOM dijo que las discusiones también se llevarán a cabo con los grupos con intereses especiales, tales como los investigadores, profesionales médicos, incluyendo la medicina alternativa; defensores de los usos medicinales de la marihuana y otros, y representantes del Consejo Nacional de Drogas, así como organizaciones basadas en la fe y organizaciones no gubernamentales.

La Comisión está encabezada por la profesora Rose-Marie-Antoine de Bell, Decana de la Facultad de Derecho en el campus de San Agustín de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI).

0 725 vistas

En un principio todos los países miraban de reojo lo que estaba sucediendo en los Estados Unidos con el tema de la marihuana. Ninguna nación hablaba sobre el tema, pero parece ser, que muchas de ellas estaban esperando a que el país vecino abriese la boca para posteriormente tomar el mismo camino y ponerse en las primeras posiciones de salida en esta prometedora industria.. La tarta económica del cannabis legalizado es más que muy grande y, frases o slogans como “el oro verde” solo hacen que despertar a los grandes visionarios económicos de los países que reputan estas afirmaciones.

California, seguida de más de 25 estados norteamericanos, abrió el camino y puso el foco para que las demás naciones observasen como se pasa de criminalizar a las personas por consumir marihuana, a ponerlas en las primeras posiciones de la lista para conseguir licencias de negocios relacionados, como ocurre en la ciudad californiana de Oakland con los ex-presos por delitos relacionados con la hierba sin sangre. Este brutal cambio de mentalidad y de actuar por parte de los mandatarios norteamericanos, ha hecho que el resto del mundo comience a ver bajo la misma perspectiva todo lo relacionado con la marihuana medicinal, recreativa o con cáñamo; el Cannabis Sativa.

La gran carrera americana

Mientras, en los Estados Unidos cada vez son más los estados que legalizan su uso medicinal, presentan votaciones para legalizar el uso recreativo en otros estados y comienza a renacer con una enorme fuerza la industria allí llamada del hemp (cáñamo). Más al Norte, sus vecinos canadienses les adelantan por la derecha a gran velocidad y, después de tener la marihuana legalizada para cuestiones médicas, legalizan su uso recreativo en todo el país y potencian su ya gran industria del cáñamo canadiense.

A todo esto, Uruguay legaliza su uso lúdico y se pone a vender la marihuana en las farmacias, permite los clubes de cannabis y también a sus ciudadanos tener su cultivo casero. La Comunidad del Caribe o CARICOM, que agrupa a varias naciones del la zona caribeña, sin falta también se ponen de acuerdo para que sus pequeños estados puedan legislar sobre esta cuestión medicinal y, ya han comenzado con la faena. Jamaica por ejemplo quiere crear una industria turística ejemplar del cannabis medicinal.

420-1200x800México, no puede cerrar los ojos a lo que esta ocurriendo justo al cruzar su frontera del norte y encamina su legislación sobre marihuana medicinal, la cuestión recreativa se quedará a la espera de acontecimientos en su vecino de arriba y el sector del cáñamo también comienza a despegar. A ver quien opina que no seguirá por el mismo camino que sus vecinos, muchos dólares e industria en juego.

Las naciones centroamericanas como Guatemala, Ecuador o Costa Rica no están a la espera, ya han entablado reuniones en esa dirección y han comenzado a crear sus foros para determinar como continuar con esa política expansiva del cannabis medicinal. Sobre el otro uso, el recreativo, están a la expectativa de lo que hagan sus vecinos de la región.

Colombia, legaliza el uso terapéutico del cannabis, es generosa con el consumo lúdico por parte de sus ciudadanos y encuentra en el cultivo del cáñamo una prometedora industria.

Más al Sur, pero todavía en América, naciones como Chile afianzan esa nueva industria del cannabis medicinal y al tener un alto consumo recreativo por parte de sus ciudadanos, las autoridades optan por tener una mirada y unas leyes muy similares a la de naciones como la europea España, donde el cultivo casero y para consumo personal también crea una industria definida. Argentina con un modelo muy similar al de Chile, también está haciendo los deberes en cuestiones medicinales y, en asuntos de consumo y cultivo particular, se aprecia similitud con el camino emprendido por los chilenos.

Todo un continente, de norte a sur, a la carrera de la industria de un planta que, si quitásemos el alcohol y el tabaco, no sé si encontraríamos otro producto recreativo tan consumido. Y, lo más llamativo de este enorme y posible filón económico, es que por haber estado denostado hasta estos días, prácticamente no tiene creado su tejido industrial.

Cada estudio o investigación realizada afianza más la creación de esta nueva industria.

Hace unas semanas llegaba a la red los resultados de la primera encuesta realizada a los consumidores de cannabis medicinal en Israel y el resultado fue espectacularmente bueno entre sus usuarios. Una inmensa gran mayoría reportaba que los resultados como medicamento para sus distintas dolencias había sido muy bueno. Los investigadores que realizaron el estudio dijeron que era difícil encontrar otro medicamento que hubiese tenido tan buenos resultados entre su usuarios.

Israel que lleva ya unos años especializado en la investigación médica con el cannabis a pasado a ser un actor principal en este campo y con su industria especializada en I+D. Las inversiones y centros específicos en este campo que se están realizando en el país mediterráneo son simplemente los cimientos de la gran industria que se avecina allí.

marihuana-por-el-mundo-cannabis-en-australia-parte-i-6684_xlMás lejos, en Australia y Nueva Zelanda, no quieren quedarse en el pelotón de cola, y ya están germinando las semillas de su industria por esos lares del Pacifico.

Los países como España, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Italia, Alemania, Dinamarca, Bélgica y más… también están, a su forma, creando el germen de sus industrias y a tenor, de los resultados de las investigaciones que están apareciendo.

La industria de la salud tiene un nuevo actor, el cannabis, que acaba de llegar con una fuerza inusitada y que parece arrasar con cualquier meta anteriormente implantada. El Dr. Willian Courtney, prestigioso médico especialista norteamericano, hace unos meses en una entrevista decía que si la planta se descubriese en estos tiempos en el Amazonas, posiblemente sería el descubrimiento en botánica del siglo. Es increíblemente beneficiosa para nuestro sistema endocannabinoide, que es el encargado por velar que funcione todo en nuestro cuerpo perfectamente.

Es más, se atrevía a decir y asegurar que es la mano del hombre es la que hace que esta planta sea psicoactiva y por lo tanto de recreo. La planta es su estado natural no embriaga o “coloca”, solo la mano del hombre cuando la calienta es cuando su versión ácida del cannabinoide Tetrahidrocannabinol (THCA) se convierte a THC psicoactivo. Por lo tanto, este vegetal como él lo considera, si queremos beneficiarnos de todo su espectacular beneficio, deberíamos consumirlo crudo o en jugo. Es de esa forma como nos agenciaríamos de los cientos de beneficios de sus moléculas y sin efectos secundarios, con la combustión o calentamiento se pierden una gran cantidad de otros beneficios. Por lo tanto, una posible industria alimenticia de su consumo en fresco también está llamando a la puerta.

Que decir de otra gran industria alimenticia creada a partir de sus semillas de cáñamo, son una fuente espectacular de buena salud. Encasilladas en la actualidad como un súper alimento, estos pequeños cañamones parecen ser la únicas semillas de la naturaleza que contienen la combinación perfecta de los ácidos grasos Omega 3 y 6, además de contener los 9 aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita y que difícilmente otro producto natural nos puede proporcionar.

Ya sabemos, que las semillas en este caso de marihuana, también están creando otra gran industria y que países como España, después de desbancar a Holanda, son ya una potencia mundial.

Pero a esa gran industria alrededor del cannabis que se está formando se le une también su aspecto “milagroso”, me explico. No soy ni seré el único que ha leído sobre esas moléculas químicas llamadas cannabinoides que son capaces de hacer que se suiciden las células cancerosas de nuestro cuerpo, en este caso THC. Otra prueba de ello es que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU desde el 2003  tiene patentados la propiedad intelectual del cannabidiol o CBD, un cannabinoide que no es psicoactivo. Amén del tratamiento con cannabis para atenuar los efectos de la quimioterapia, nauseas, mareos, apetito, depresión, malestar, etc.

Ya he comentado en artículos anteriores que la industria a la sombra del cáñamo o hemp es brutal en su crecimiento gracias a las cientos de aplicaciones que tiene este planta para la industria textil, combustible, materias primas, alimentación, medicina e importantísima, porque su cultivo es capaz de descontaminar las tierras cultivadas y los alrededores del medio ambiente donde se cultiva.

La planta del pasado, de la actualidad y del futuro de llama cannabis sativa

cannabis-en-china-como-es-ahora-y-como-era-antes-8066_xlAlgún incrédulo dirá, “si y ¿esto no se sabía antes?”. Pues claro que se sabía, tres mil años antes de Cristo el emperador chino experto en medicina, Shen-Nung ya estudió la planta y la puso en lo más alto por importancia en el primer libro que se conoce de medicina. Su aspecto como material utilizable por el hombre y por poner un ejemplo en el tiempo, pondríamos a las cuerdas y velas de las carabelas de Colón en el descubrimiento de América y que las cuales estaban fabricadas con las fibras de esta planta.
Para las investigaciones en su aspecto médico y corroboradas por la ciencia deberemos acercarnos a esta fechas contemporáneas, ya que su prohibición hace más de ochenta años prácticamente dejo sin estudios modernos sobre la planta. Aunque, sabemos que en la antigüedad la utilizaban los egipcios, judíos, hindúes, escitas, chinos y más… por ejemplo para combatir los dolores.

El bienestar que produce la planta a una mayoría de personas también ha sido la ciencia la encargada en la actualidad de explicarlo científicamente, y es que el consumo de la planta produce en nuestro cerebro la activación del receptor nervioso CB1 causante de la segregación o creación de las endorfinas, una de ellas la serotonina, la que hace que nos sintamos felices. Uno de esos efectos secundarios singular por el consumo de marihuana es esa sensación de felicidad, y ésta solo se ha podido demostrar científicamente en la actualidad, aunque siempre se ha conocido desde la antigüedad o prehistoria.

La carrera por estar en esta industria ya ha comenzado y cada vez son y serán más participantes
Por eso y por mucho más, la carrera de los países por destacarse o estar en el pelotón de cabeza en esta nueva y prometedora industria es y va a ser dura. Todos van a querer tener su parte y más aún todos aquellos que tiene una gran cantidad de consumidores en cualquiera de sus ámbitos dentro de sus fronteras.
Ninguna nación va a querer que su vecino les adelante a gran velocidad y pierdan posiciones en esta carrera, por eso, en vez de levantar el pie del acelerador en estos temas, lo que estamos viendo es un apretón de este pedal.   Por Mac

0 230 vistas
La ex primera ministra de Trinidad y Tobago Kamla Persad-Bissessar (centro) con los co-fundadores de C420 Natallee Stephenson y Colin Stephenson

El 28 de setiembre, tres semanas después de unas ásperas y sumamente reñidas elecciones generales, la ONG C420 por la reforma de la ley acerca del cannabis en Trinidad y Tobago, amenazó con demandar al Ministerio de Salud del país.

Colin Stephenson, director y co-fundador de C420, dijo que el Ministerio falló en dar a conocer que existen leyes acerca de la posesión legal de marihuana en Trinidad y Tobago, en hacer regulaciones controlando el uso de la marihuana, y en explorar otros usos de la planta aparte del de ser fumada.

De acuerdo con ciertas enmiendas realizadas en secciones de la Ley de Drogas Peligrosas del año 2000, el Ministro de Salud puede conceder licencias para cultivar, importar, exportar, vender y distribuir marihuana, así como también establecer regulaciones para “el uso, compra, venta o posesión de cualquier droga peligrosa para fines médicos o científicos”.

Con miles de casos relacionados con la marihuana obstruyendo el sistema judicial del país – según el abogado penal Wayne Sturge, tres cuartos de los casos en los tribunales de Trinidad y Tobago involucran posesión de marihuana – el poner en marcha esta sección de la ley podría aliviar esta carga, así como también establecer las bases para el uso regulado de la marihuana como medicina.

En mayo del año 2012, C420 solicitó al Ministerio de Salud una licencia especial para importar semillas de cannabis y cultivar la planta, y en diciembre de ese mismo año, recibió una respuesta de parte del director médico diciendo que tal licencia era competencia del ministro. C420 también solicitó en varias oportunidades la autorización para el uso de marihuana medicinal, en nombre de individuos que padecían enfermedades.

Stephenson manifestó que en abril del 2015, la primer ministro habia ordenado al exministro de Salud, el Dr. Fuad Khan, que se reuniera con el grupo, pero ese encuentro nunca se concretó. Algunas declaraciones realizadas a los medios por parte del Dr. Khan acerca de las acciones legales llevadas a cabo por C420, sugieren que el ministro no estaba al tanto de las enmiendas realizadas al Acta de Drogas Peligrosas, a pesar de que fueron hechas durante el primer mandato de su partido político (1995 – 2001).

La legislación actualizada también fue misteriosamente ignorada por las legiones de abogados, quienes ganaron honorarios astronómicos defendiendo clientes a los cuales se les cobró de acuerdo a la Ley de Drogas Peligrosas. Desde que esta ley entró en vigor hace 15 años, no fue utilizada ni una vez como defensa en los miles de casos relacionados con la posesión de marihuana que han estado saturando el sistema judicial del país. .

Al comienzo del período judicial del 2013, el presidente del Tribunal Supremo, Ivor Archie, reclamó la despenalización de la marihuana y volvió a recalcar la ridiculez de “encarcelar personas por dos cigarrillos de marihuana ” en la ceremonia de este año.

David Robinson, asesor de justicia criminal de la Crown Prosecution Service, también reclamó la despenalización de la marihuana, y sugirió que la policía multe a la gente en vez de arrestarla.

“Los tribunales están muy saturados, sobrecargados de trabajo”, según explicó Robinson al diario local Newsday. “No existe otra solución lógica… El tribunal es un lugar increíblemente costoso y que precisa mucho tiempo para resolver un litigio. O bien dices que quieres hacerte cargo de todo y formas enormes tribunales por los que debes pagar, o limitas los casos que llegan a ellos”.

Desde que la despenalización de la hierba entró en vigor en Jamaica el 15 de abirl, muchas personas en el Caribe han estado esperando que CARICOM, el bloque regional económico al que pertenece la República de Trinidad y Tobago, solicite la legalización de forma generalizada.

Esto se debe sólo a razones económicas, resaltó el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, en una reunión de los jefes de gobierno del CARICOM en 2013..

Pero el nuevo primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley,ha manifestado que mientras ahora la cuestión puede ser «de moda», no es una prioridad de su gobierno. En el presupuesto nacional de este año, presentado el 5 de octubre, la seguridad nacional volvió a recibir la asignación de fondos más grande. El ministro de Seguridad Nacional exige «tolerancia cero» con el crimen, ya que el índice de asesinatos sigue aumentando y las agresiones ofensivas a nuestras mujeres revelan un grave trastorno social.

Mientras tanto, los arrestos relacionados con la marihuana siguen avanzando rápidamente yse destruyen campos que valenmillones. Asimismo, hay personas con acusaciones relativas a la marihuana que son encarceladas junto con presos violentos y, a menudo, con enfermos mentales, en cárceles donde las terribles condiciones se convirtieron no hace mucho en el foco de atención, luego de que se produjera una fuga de la cárcel durante el día en la capital del país. Los prisioneros implicados en la fuga habían estado esperando juicio en la prisión Remand Yard, donde a menudo muchos presos pasan meses o años esperando la libertad bajo fianza o una fecha de juicio. En esta prisión, hay hasta 15 hombres encarcelados en una pequeña celda con un cubo utilizado como inodoro.

Como socióloga, activista y líder del Colectivo Caribeño a favor de la Justicia, un nuevo partido político que hizo campaña durante las elecciones generales recientes por una plataforma verde centrada en la legislación del cannabis (cáñamo y marihuana) y una transformación radical de la economía para abordar las injusticias medioambientales y sociales, durante los últimos diez años, he escrito sobre los efectos devastadores que la guerra de Estados Unidos contra las drogas (lo que la revista Rolling Stone llama un fracaso de billones de dólares) ha tenido sobre mis compatriotas, especialmente jóvenes negros y pobres.

El reconocido abogado lord Anthony Gifford, presidente de la Coalición para la reforma de la Ley sobre la marihuana en Jamaica, está de acuerdo con que la legislación también es una cuestión sobre derechos humanos. “La ley criminal está concebida para intervenir cuando las personas se hacen daño entre ellas”,dice Gifford. “No se debería utilizar cuando la gente usa sustancias que están a su disposición, que no perjudican cuando se usan de manera responsable y que no perjudican a los demás. Conceptualmente, cualquier persona debería tener derecho de hacer cualquier cosa que no dañe al resto”.

C420 ha decidido no tomar acción legal y dar una oportunidad al nuevo gobierno de Trinidad y Tobago para abordar la cuestión. Desde entonces, C420 ha solicitado una reunión con el actual ministro de Salud, y, de acuerdo con la Ley sobre libertad de información, le han presentado una solicitud para descubrir si el ministro de Salud ha emitido licencias para obtener cannabis durante los últimos 15 años.

Si la administración de Rowley decide redactar la legislación y descriminalizar la marihuana, tal como permite la ley, tendría un gran impacto sobre la gran industria de narcotráfico del país, el sobrecargado sistema judicial y el complicado sistema sanitario.

Con uno de los índices de cáncer, hipertensión y diabetes más elevados de la región, los hospitales y centros de salud de Trinidad y Tobago están en crisis. Si se conceden licencias de cannabis, el país puede empezar a beneficiarse legalmente y abiertamente de los beneficios médicos positivos de la marihuana, tal como sucede en Canadá, Israel, Portugal, Uruguay y 23 estados de Estados Unidos. Los pacientes que sufren de epilepsia, diabetes, cáncer, esclerosis múltiple, síndrome del intestino irritable y otras enfermedades podrán cultivar su propia medicina.

Preparado o no, el nuevo gobierno de la República de Trinidad y Tobago debe actuar rápidamente para separar la marihuana del verdadero y peligroso tráfico ilegal de drogas y permitir a las personas que la utilizan como medicina, utilizarla sin ser encarceladas.

2 74 vistas

 

En la cumbre semestral de Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y que concluyó en Antigua este fin de semana, los líderes acordaron establecer una comisión para revisar las políticas de marihuana en la región con el fin de evaluar la necesidad de reformas en las leyes de marihuana .

El comunicado emitido al término de la reunión declaró que “los Jefes de Gobierno acordaron establecer una Comisión Regional de la marihuana para llevar a cabo una investigación rigurosa en los aspectos sociales, económicos, de salud y en las cuestiones legales que rodean el consumo de marihuana en la Región, además de asesorar la conveniencia de mantener un cambio en la clasificación actual de medicamentos de la marihuana, con lo que el fármaco sería más accesible para una gama de usuarios “.

El Primer Ministro Ralph Gonsalves de San Vicente y las Granadinas – fue determinante para que entrase el tema en la agenda durante su presidencia del CARICOM – espera que la comisión estudie las reformas que tienen lugar en todo el mundo con las políticas de la marihuana, incluyendo Jamaica, los Estados Unidos, Suecia y Uruguay. “Me parece contraproducente ignorar el potencial de una industria con respecto a la marihuana medicinal y continuar gastando fondos de la policía, la seguridad nacional y los recursos judiciales contra las personas que consumen una cantidad minúscula de marihuana en la privacidad de sus hogares”, dijo el Primer Ministro Gonsalves.

“Es muy bueno que los gobiernos del Caribe están finalmente empujando hacia adelante con este diálogo”, dijo Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la Drug Policy Alliance. “Con tanto ímpetu para la reforma en América del Norte y del Sur, es de crucial importancia que el Caribe no pueda quedarse al margen.”

En los últimos años, el debate y la voluntad política para la reforma de la política de drogas ha cobrado un impulso global sin precedentes. En el 2011, Kofi Annan, George Shultz, Paul Volcker y Richard Branson se unieron a los ex presidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), César Gaviria (Colombia) y Ernesto Zedillo (México) y otros distinguidos miembros de la Comisión Global de Políticas de Drogas en decir que había llegado la hora de “romper el tabú” y en explorar alternativas a la fallida guerra contra las drogas – y “alentar la experimentación de gobiernos con modelos de regulación legal de las drogas”, especialmente marihuana.

El año pasado, Uruguay siguió los pasos de Colorado y el estado de Washington y se convirtió en el primer país de regular legalmente la marihuana con fines recreativos. En junio, la Comisión de África Occidental sobre Drogas , iniciada por el ex Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y presidida por el ex presidente nigeriano Olusegun Obasango, pidió la despenalización de drogas y tratar el consumo de drogas como un problema de salud. Esto fue seguido por un anuncio hecho por el Ministro de Justicia de Jamaica que decía que el Gabinete de Jamaica había aprobado una propuesta para despenalizar la tenencia de hasta dos onzas de marihuana y su despenalización por consumo con fines religiosos, científicos y médicos. 

 

 

1 219 vistas

Marc Bean dijo ante el Parlamento local que tanto su familia como él mismo han consumido esa sustancia por su efecto medicinal

El líder de la oposición de Bermudas, Marc Bean, está en el centro de una polémica en su país tras reconocer públicamente que dio a su hija, cuando tan solo tenía tres años de edad, té de marihuana para tratarle un problema de asma.

El portavoz de la Coalición para la Protección de la Niñez de Bermudas, Sheelagh Cooper, dijo hoy al conocer la información que se quedaba sin palabras para valorar la decisión de Bean y que además de tratarse de una conducta ilegal es muy cuestionable que un té con infusión de marihuana pueda tener algún beneficio para la salud de un niño.

Bean dijo durante una intervención ante el Parlamento local en la que se trataba el posible cambio de la legislación sobre el consumo de marihuana en Bermudas que tanto su familia como él mismo han consumido esa sustancia por su supuesto efecto medicinal.

Pidió por ello la legalización del consumo de la marihuana con fines medicinales y destacó que esa medida traería un efecto positivo para la economía local.

El primer ministro del país al frente de la Alianza de Una Bermudas, Michael Dunkley, dejó claro en el Parlamento por su parte que el Gobierno no tiene intención alguna de avanzar en la legalización del consumo de la marihuana.

“Es erróneo dar paso a una actitud social más permisiva sin considerar las consecuencias sociales, económicas y de salud”, señaló el jefe del Ejecutivo.

Bean dijo para justificar su punto de vista que su propia experiencia le ha llevado a concluir que la marihuana tiene beneficios medicinales.

Reconoció que en cuanto tuvo oportunidad dio té de marihuana a su hija -hoy una mujer de 20 años- para tratar el asma que sufría, una enfermedad que, aseguró, no volvió a sufrir desde que le proporcionó esa sustancia.

Además, resaltó que el té de marihuana ayuda a tratar el insomnio de su padre.

El asunto de la marihuana ya saltó a la actualidad de Barbados hace meses cuando la exministra de Salud Patricia Gordon-Pamplin autorizó el uso de aceite de esa sustancia para tratar a un paciente de cáncer terminal, que según dijo después agradeció recibir ese tratamiento en sus últimos días de vida.

En el área del Caribe gana cada día actualidad la despenalización de la marihuana para uso medicinal, asunto que será tratado por los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) el próximo julio en la reunión anual de la organización que se celebrará en Antigua.

0 431 vistas

El gobierno de Michelle Bachelet estudia retirar el cannabis del listado de drogas duras y proponer la despenalización para uso medicinal. En la región, hay distintas iniciativas. La legislación de Uruguay sigue siendo blanco de críticas

Mientras que la región mira con especial atención el experimento uruguayo de regular la producción, distribución y venta de la marihuana, Chile avanza en su propia legislación. Esta semana, el flamante gobierno de Michelle Bachelet anunció su intención de tomar una política más flexible con respecto al consumo de cannabis. “No es una droga dura”, justificó la nueva ministra de Salud, Helia Molina. El decreto con la exclusión del listado de drogas consideradas peligrosas espera la firma de la presidente y su posterior publicación en el diario oficial, pero el asunto ya está prácticamente cerrado.

Resulta paradójico que haya sido la gestión anterior de Bachelet la que definió que la marihuana fuera añadida, en 2008, a la lista de sustancias calificadas de alta toxicidad y de generar un alto nivel de dependencia. Ahora, hasta se ha dejado la puerta abierta para el debate sobre la despenalización, en principio, para el uso terapéutico, según se desprende del programa para los primeros 100 días de gobierno que presentó la mandataria durante la campaña electoral. En el país, ya está permitido el consumo personal, pero el cultivo y la venta están penados por la ley y no faltan las voces que claman por su legalización.

Uruguay, ¿el ejemplo a seguir en América Latina?                                                          

En diciembre del año pasado, el Congreso uruguayo aprobó la iniciativa -impulsada por el gobierno de José Mujica- para legalizar la cadena de producción y distribución de la marihuana. El mandatario había explicado que el resto de las políticas de lucha contra el narcotráfico no habían funcionado y que era momento de pensar una nueva estrategia. La reglamentación de la ley está prevista para el 10 de abril, pero ya se sabe que la planta se cultivará en un predio de las Fuerzas Armadas, que se darán 10 gramos por persona y que la producción la hará el Estado, aunque estará abierta a privados y al autocultivo limitado.

La decisión de Mujica fue duramente cuestionada al interior y fuera de Uruguay. El senador del Partido Nacional Jorge Larrañaga fue una de las voces disonantes. Precandidato a las elecciones presidenciales, prometió que, si es elegido en octubre, derogará la ley de la marihuana. “No planten nada”, advirtió. Desde la ONU también hubo críticas. El presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), Raymond Yans, aclaró que la nueva legislación uruguaya viola tratados internacionales firmados por el país, además de alertar que no es una droga “inocua”.

0010465309

  • Ecuador y Colombia prestan atención al modelo uruguayo

Aunque la legalización de la marihuana en Ecuador y Colombia todavía parece improbable, sus respectivos gobiernos han manifestado su interés en la iniciativa de Uruguay. “Vamos a monitorear cómo se van desarrollando las diferentes fases de aplicación del proyecto”, afirmó el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (Consep) ecuatoriano, Rodrigo Vélez. “Creemos que puede aplicarse en Ecuador, si bien tenemos una realidad diferente por nuestra ubicación geográfica cercana a los países productores de coca y cocaína”, añadió el funcionario.

En Colombia, uno de los mayores productores de droga de la región, el porte mínimo -un gramo de cocaína y 20 gramos de marihuana- está despenalizado desde 2012. El presidente Juan Manuel Santos coincidió con Mujica en que la actual lucha antidrogas fracasó a nivel global. “Infortunadamente para nosotros, éste es un problema de seguridad nacional. Y si nosotros bajamos la guardia, inmediatamente nuestros enemigos se van a fortalecer”, aclaró. Por lo tanto, dejó en claro que, antes de arriesgarse a una legalización, esperará ver los resultados concretos en Uruguay.

  • Bolivia, Brasil y México, cautelosos respecto de la discusión

En ninguno de los tres países hay iniciativas avanzadas, pero sí está instalado el debate. En Bolivia, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, sostuvo en una reciente entrevista que el país “está obligado” a discutir una normativa sobre el consumo de marihuana. “Ni despenalización ni legalización de fondo, sino sobre el uso de ciertos estupefacientes, estamos hablando por ejemplo del tema de la marihuana”, explicó el funcionario. Pero, por el momento, no es una cuestión prioritaria. El gobierno de Evo Morales reclama desde hace años que la hoja de coca deje de ser considerada una droga.

En Brasil, la presidente Dilma Rousseff se ha mostrado contraria a una legalización de la marihuana y probablemente no plantee siquiera una opinión, dado que 2014 es un año electoral. Pero en febrero, la Cámara alta entró en el debate de la regularización del uso recreativo, medicinal e industrial del cannabis después de que más de 20.000 personas impulsaran una iniciativa popular a través de internet. El senador Cristovam Buarque, del Partido Democrático Laborista (PDT), presentó finalmente el texto del proyecto, que prevé el registro de clubes de cultivadores y la emisión de licencias para la venta.

México enfrenta un escenario delicado. En un país donde la guerra contra las drogas dejó 70.000 muertos en menos de 10 años, hablar de legalización es controversial. En cambio, sí hay iniciativas para la despenalización impulsadas desde el oficialista PRI hasta el opositor PRD. “No es lo mismo despenalizar que legalizar. Despenalizar implica un beneficio para quien consume, no para el que trafica”, explicaba el año pasado el subsecretario de Gobernación, Roberto Campa. “Las prohibiciones al extremo lo único que producen es más violencia”, agregó el presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra.

  • La posición indefinida de la Argentina, Paraguay y Venezuela

En la Argentina, la penalización de la posesión de drogas para uso personal con la privación de la libertad fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia. La legislación uruguaya también tuvo su impacto y el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el padre Juan Carlos Molina, aseguró que se debe debatir al respecto. Y hace poco, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, se manifestó a favor de despenalizar la producción y comercialización de marihuana, aunque la presidente Cristina Kirchner no hizo ningún gesto en ese sentido.

0010811616

 Por su parte, el mandatario paraguayo, Horacio Cartes, no ha dado señales de querer despenalizar ni legalizar la marihuana, pero sí dijo que sería “implacable” en la lucha antidrogas. En lo que respecta a Venezuela, país que desde hace un mes y medio se encuentra sumergido en una ola de protestas opositoras y donde el poder político tambalea ante la crisis económica, el gobierno de Nicolás Maduro optó por el silencio y dejó en claro que el debate no está dentro de sus prioridades.

  • El Caribe, en fase de exploración

Jamaica, país simbólico del consumo de cannabis, se plantea despenalizar este año la marihuana, según anunció en febrero el ministro de ciencia, Tecnología, Energía y Minería y representante del Gobierno en la Cámara baja, Phillip Paulwell. “Jamaica no puede permitirse quedarse atrás respecto a otros países”, justificó el funcionario. De acuerdo con Paulwell, una medida de estas características supondrá un beneficio económico, social y cultural para todo el país.La prensa especula con que la cuna del músico Bob Marley se convierta en un circuito turístico con marihuana legal.

Por otro lado, la Secretaría General de la Comunidad del Caribe (Caricom), tras realizar investigaciones exploratorias desde septiembre, sugirió a sus 15 miembros explotar las propiedades medicinales del cannabis y beneficiarse así de su gran potencial económico. “La región podría explorar cualquier beneficio comercial de un potencial industrial de miles de millones de dólares, que incluye la investigación y el desarrollo, así como la fabricación de productos de la marihuana médica”, señalaron desde la secretaría. Estas recomendaciones no son vinculantes, pero son claves para las decisiones del bloque.

0010532890

  • Estados Unidos: los casos de Colorado y Washigton

El 1° de enero de este añolos estados de Washington y Colorado fueron los primeros en instalar los llamados “coffee shops”, al estilo de los holandeses, donde los consumidores de marihuana pueden adquirir hasta 28 gramos de cannabis de forma legal. California y Oregon están estudiando medidas de legalización similares. A nivel nacional, el gobierno de los Estados Unidos se ha mostrado receptivo a los estudios preliminares sobre el uso medicinalde la marihuana, aunque la legalización es algo a lo que Barack Obama se ha opuesto, ya que considera que eso no solucionará el problema de fondo.

Fuente Infobae

0 805 vistas

Quince países caribeños, asociados en la organización CARICOM, votaron por unanimidad el lunes pasado denunciar al Reino Unido, Francia, Holanda y otros países europeos (entre los que no sabemos todavía sí está España, pero es muy posible) para exigir reparaciones por las décadas de esclavitud a las que sometieron a sus habitantes.

Lo que pretenden es llegar a un acuerdo con Europa para obtener reparaciones económicas y una disculpa formal, además de la cancelación de la deuda. En caso de no llegar a un acuerdo acudirían a los tribunales internacionales.

La denuncia está siendo gestionada por la firma británica Leigh Day, que se dedica a la defensa de los derechos humanos desde el punto de vista legal.

Y entre otras cosas también se exige un plan de repatriación (a África) de los Rastafaris y la despenalización del consumo de marihuana. No se sabe muy bien a que países de África concretamente quieren volver, pero sinceramente apostaría que en pocos de ellos estarán mejor las cosas que en algunos de los países denunciantes. No obstante están en su derecho.

No sería la primera vez que se perdona deuda por esta causa, ya que en 2010 Francia hizo lo propio con Haití hasta una suma de 56 millones de euros.

Es significativo que Estados Unidos no haya sido denunciado. Quizá porque la mayoría de esclavos norteamericanos no procedía del Caribe sinó de África. Pero no deja de ser sorprendente que el mayor estado esclavista de la historia se haya librado de la primera denuncia colectiva.

Los países que han acordado interponerla son: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belize, Dominica, Granada, Guyana, Haiti, Jamaica, Montserrat, Santa Lucia, St. Kitts y Nevis, San Vicente y Granadinas, Surinam, y Trinidad y Tobago.

Fuente Labrujulaverde

0 427 vistas

La despenalización de la marihuana será un tema central en la reunión de la Comunidad del Caribe (Caricom) este lunes en San Vicente y Granadinas.

El primer ministro de San Vicente y Granadinas, y presidente de turno de Caricom, Ralph Gonsalves, fue el promotor de que el asunto de la despenalización de la marihuana se trate en el encuentro, mediante una carta enviada el pasado septiembre a la Secretaría General de Caricom.

El tema ya fue objeto de debate en una cumbre de Caricom celebrada en Trinidad y Tobago en septiembre de 2013, en la que Gonsalves pidió que se tuviera en cuenta el ejemplo de la legalización de la marihuana con fines médicos o la despenalización de su consumo con fines recreativos en ciertos estados de Estados Unidos.

Uruguay se convirtió en diciembre pasado en el primer país en el mundo en regular el mercado del cannabis y sus derivados, en una iniciativa considerada un experimento por las autoridades y que busca enfrentar el narcotráfico en una región donde las políticas represivas se revelaron y condujeron a baños de sangre y a acrecentar el poder de las mafias.

En Estados Unidos 21 de los 50 estados del país, además de la capital, Washington D.C., permiten con diversos grados el uso de la marihuana con fines médicos. El primer estado en autorizarlo fue California en 1996.

La discusión sobre la despenalización de la marihuana ha ganado fuerza en el Caribe en los últimos meses, en especial desde que Jamaica -uno de los países más identificados con esta planta en todo el mundo- anunciara que planea despenalizar el consumo privado durante este año.

Phillip Paulwell, ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería de Jamaica, dijo en febrero pasado que su país no puede quedarse rezagado respecto a las naciones más avanzadas en el asunto de la marihuana.

Jamaica dispone desde diciembre de 2013 de una compañía de marihuana medicinal, MediCanja, que investiga y desarrolla productos a partir del cannabidiol (CBD), compuesto medicinal no psicoactivo de la marihuana.

En su momento, una encuesta divulgada reveló que el 86 % de los jamaicanos apoyaba la autorización del consumo de marihuana con fines medicinales y utilizada para combatir problemas de salud como insomnio, vómitos y ciertos tipos de cáncer.

El algunos países del Caribe las autoridades locales ya permiten la posesión de marihuana para consumo personal de hasta 14 gramos, aunque el cultivo y venta está prohibido, y son varios los miembros de Caricom que han expresado su deseo de abrir la mano en esta materia.

Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

Fuente CNNMexico

2 1.118 vistas

El Gobierno de Jamaica, uno de los lugares del planeta que más se identifican con la marihuana, planea despenalizar el consumo privado de esa planta durante este año, mientras avanza en su legalización con fines medicinales.

Así lo anunció el ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería y representante del Gobierno en la Cámara de Representantes de Jamaica, Phillip Paulwell, en un comunicado en el que detalló que la despenalización “ocurrirá este año”, porque la isla “no puede permitirse quedarse atrás respecto a otros países” en esta materia.

Paulwell reiteró que la regulación del consumo de esta planta, apoyada por el Grupo de Trabajo para la Investigación del Cannabis Comercial y Medicinal (CCMRT, por su sigla en inglés), supondrá un beneficio económico, social y cultural para todo el país.

Además, aclaró que la despenalización no significa la legalización de la marihuana, sino que únicamente establece que el consumo en pequeñas cantidades dejará de estar considerado un delito y no estará castigado con penas de responsabilidad penal, aunque pueda conllevar alguna multa administrativa.

Al igual que está ocurriendo en otros lugares del mundo, son ya varias las islas del Caribe -entre ellas Puerto Rico, Santa Lucía o San Vicente y Granadinas- que han comenzado a legislar a favor de la despenalización de la marihuana.

Según los Gobiernos de estas islas, la despenalización ayudaría a reducir gastos policiales, judiciales y de prisiones, al tiempo que la regulación de su venta podría aumentar los ingresos por impuestos.

Puerto Rico está cada vez más cerca de despenalizar la tenencia de marihuana en pequeñas cantidades y la legalización de su consumo para fines medicinales, después de que los correspondientes proyectos legislativos hayan ido sumando importantes apoyos en las últimas semanas.

El promotor del proyecto de ley para despenalizar el consumo personal de marihuana en Puerto Rico, Miguel Pereira, espera que la Cámara de Representantes refrende el próximo mes un texto que establece que la tenencia de hasta 14 gramos de esa sustancia no tenga carácter delictivo.

Incluso, el primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves, ha propuesto a su homóloga de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, que, en su calidad de presidenta de la Comunidad del Caribe (Caricom), impulse un debate sobre la despenalización o legalización de la venta y consumo de marihuana, tanto con fines medicinales como recreativos.

Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

En EEUU y otros países

Los estados de Washington y Colorado legalizaron recientemente el consumo recreativo de cáñamo, mientras que otros 18, así como el Distrito de Columbia, permiten su venta por motivos medicinales o han despenalizado la tenencia en pequeñas cantidades.

Igualmente han hecho países como Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Egipto, Holanda, México, Portugal y Uruguay.

Fuente Sipse

0 2.803 vistas

Caribe.- En la mayoría de países caribeños se tolera la posesión de marihuana (hasta 14 gramos) para consumo personal, en Jamaica desde hace un siglo

Una carta del primer ministro de San Vicente y Las Granadinas a la secretaría general de la Comunidad del Caribe (Caricom) ha abierto el debate público acerca de si conviene o no legalizar el uso del cannabis con fines médicos en la región y hacer de su producción una pujante industria que contribuya a reflotar las deprimidas economías de las 15 naciones que conforman el bloque.

“Ya es hora de que Caricom aborde este asunto a nivel regional, de una manera sensible, enfocada, y no histérica”, escribió Ralph Gonsalves en su carta del septiembre pasado.

Las Antillas: San Kits y Nevis, que se oponen a la idea, con la misma fuerza con que Jamaica la celebra. La secretaría de la Caricom decidió, por lo tanto, trabajar en un reporte sobre los beneficios y perjuicios que traería consigo la medida, para presentarlo en febrero próximo a la consideración de los jefes de estado y de gobierno del grupo.

El primer ministro Gonsalves (economista de formación, líder del Partido Laborista de Unidad y en el cargo desde 2001) se ha esmerado en aclarar que no aboga por la “descriminalización de la hierba”, sino porque se abra una discusión razonable en torno a qué ocurrirá en el Caribe cuando otros tomen la delantera.

El científico jamaiquino Henry Lowe es popular en el mundo académico por hallar facultades médicas en las plantas: 2006, descubrió que la “bola de musgo”, un tipo de pequeña bromelia jamaicana, tiene propiedades antitumorales.

“Jamaica tiene un claro papel de liderazgo en la marihuana médica, estoy pidiendo al Gobierno que le dé una mirada a este asunto, la gente podría venir a Jamaica para recibir tratamiento médico, a hacer turismo de salud, porque esto ha estado en nuestra tradición, en nuestra cultura”, argumenta el científico.

El cultivo, la venta y el consumo de cannabis está legalmente prohibido en el Caribe (en Jamaica lo está desde hace un siglo la posesión de pequeñas cantidades) pero para el consumo personal, hasta 14 gramos, es tolerada por las autoridades de la mayoría de países.

La fuman los turistas que participan en los marihuana tours (rutas del cannabis) en Kingston por 50 dólares y la beben en infusión las señoras de San Vicente, para mitigar el asma y los dolores de la artritis.

El primer ministro de San Kits y Nevis, el médico Denzil Douglas, opina por el contrario, que la marihuana es un enemigo peligroso para la salud de los ciudadanos y ha jurado que en su país nunca será legalizada. El uso de marihuana puede desencadenar enfermedades mentales, puede traer la locura y para siempre arruinar la vida de aquellos a quienes destruye.

Bandera CARICOMEl 16 de septiembre pasado, los guardacostas estadounidenses incautaron 3 mil kilogramos de hierba en dos botes con bandera jamaicana que navegaban cerca de las costas de Florida.

Kamla Persad-Bissessar, primera ministra trinitaria y presidenta temporal de la Comunidad del Caribe ha encargado a la secretaría general del bloque la misión de contrastar todos los puntos de vista y de elaborar un reporte sobre los beneficios y perjuicios que podría acarrear la despenalización del cannabis, fundamentalmente para usos médicos.

Fuente ElGolfo

0 441 vistas

Una carta del primer ministro de San Vicente y las Granadinas a la secretaría general de la Comunidad del Caribe (Caricom) ha abierto el debate público acerca de si conviene o no despenalizar el uso del cannabis con fines médicos en la región y hacer de su producción una pujante industria que contribuya a reflotar las deprimidas economías de las 15 naciones que conforman el bloque. “Ya es hora de que Caricom aborde este asunto a nivel regional, de una manera sensible, enfocada, y no histérica”, escribió Ralph Gonsalves en su carta del septiembre pasado. El tema divide a las Antillas: San Kits y Nevis se opone a la idea, con la misma fuerza con que Jamaica la celebra. La secretaría de la Caricom ha decidido, por lo tanto, trabajar en un reporte sobre los beneficios y perjuicios que traería consigo la medida, para presentarlo en febrero próximo a la consideración de los jefes de Estado y de Gobierno del grupo. Y después, decidir.

El primer ministro Gonsalves -economista de formación, líder del Partido Laborista de Unidad y en el cargo desde 2001- se ha esmerado en aclarar que no aboga por la “descriminalización de la ganja”, sino por que se abra una discusión razonable en torno a qué ocurrirá en el Caribe cuando otros tomen la delantera. “Mientras más esperemos para considerar seriamente este asunto, más rezagados estaremos en la inevitable legitimación global de la marihuana médica. Al final, nuestro Caribe consumirá los productos médicos, cosméticos y demás derivados de la mariguana legalmente cultivada y producida en Estados Unidos”, advierte Gonsalves en su correspondencia dirigida a la presidenta pro tempore de Caricom y primera ministra Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar.

Y ya las Antillas arrastran una larga historia de rezagos, sostiene Gonsalves. La Comunidad del Caribe está integrada por 15 Estados -la mayoría de ellos, insulares—que producen los mismos bienes y servicios –azúcar, plátanos, turismo- y con desarrollos económicos modestos, pero desiguales. El PIB per cápita de Bahamas, la nación más rica del bloque, fue de 21.985 dólares en 2010. El de Haití, la nación más pobre, golpeada en enero de ese mismo año por un terremoto del que no logra recuperarse, fue de 671 dólares, de acuerdo a las cifras más optimistas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En la mayoría de países caribeños se tolera la posesión de marihuana (hasta 14 gramos) para consumo personal

El científico jamaiquino Henry Lowe es popular en el mundo académico por hallar facultades médicas en las plantas: 2006, descubrió que la “bola de musgo”, un tipo de pequeña bromelia jamaicana, tiene propiedades antitumorales; y en la década de los 80 participó en el desarrollo de un medicamento derivado del cannabis para tratar el glaucoma. En su país es también un defensor del desarrollo del potencial médico y económico de la marihuana. “Jamaica tiene un claro papel de liderazgo en la marihuana médica, y estoy pidiendo al Gobierno –incluyendo a la oposición parlamentaria—que le dé una mirada a este asunto, para que podamos seguir adelante y hacer lo que tenemos que hacer. Porque (el cannabis) tiene un potencial real”, ha dicho Lowe a la prensa local, a fines de agosto. “La gente podría venir a Jamaica para recibir tratamiento médico, a hacer turismo de salud, porque esto ha estado en nuestra tradición, en nuestra cultura”, argumenta el científico.

El cultivo, la venta y el consumo de cannabis está legalmente prohibido en el Caribe –en Jamaica lo está desde hace un siglo– pero la posesión de pequeñas cantidades –para el consumo personal –hasta 14 gramos— es tolerada por las autoridades de la mayoría de países. La fuman los turistas que participan en pot tours (rutas del cannabis) en Kingston por 50 dólares y la beben en infusión las señoras de San Vicente, para mitigar el asma y los dolores de la artritis.

El primer ministro de San Kits y Nevis, el médico Denzil Douglas, opina, por el contrario, que la marihuana es un enemigo peligroso para la salud de los ciudadanos y ha jurado que en su país nunca será legalizada. “Quiero recordarles que el cultivo y venta de marihuana es ilegal, que es peligroso y el Gobierno se ha comprometido a erradicar toda la marihuana que se cultiva en este, su amado país”, dijo el 7 de septiembre a las Tropas de Defensa de San Kits y Nevis asignadas a la erradicación de cultivos. “Y no sólo es ilegal. El uso de marihuana puede desencadenar enfermedades mentales, puede traer la locura y para siempre arruinar la vida de aquellos a quienes destruye. Todos lo han visto con varias personas aquí, en nuestra Federación”, advirtió a los soldados. Buena parte de la marihuana que se cultiva ilegalmente en el Caribe va a parar a Estados Unidos. El 16 de septiembre pasado, los guardacostas estadounidenses incautaron 3.000 kilos de hierba en dos botes con bandera jamaicana que navegaban cerca de las costas de Florida.

descarga (58)Kamla Persad-Bissessar (foto), primera ministra trinitaria, y presidenta temporal de la Comunidad del Caribe ha encargado a la secretaría general del bloque la misión de contrastar todos los puntos de vista y de elaborar un reporte sobre los beneficios y perjuicios que podría acarrear la despenalización del cannabis, fundamentalmente para usos médicos. “Varios Estados en los Estados Unidos han legalizado el uso de la marihuana. Pero la Secretaría de la Caricom tiene la tarea de hacer más investigación. El Consejo Nacional de Estupefacientes ha pedido que prepare un documento. Tendremos muchas más consultas y en febrero del próximo año, la investigación será presentada por el equipo (a los jefes de Estado y de Gobierno), informó la primera ministra este 19 de septiembre. Las recomendaciones de la secretaría del bloque será fundamental para futuras decisiones.

Fuente Diario

0 416 vistas

Caribe.-Puerto Rico a la cabeza.

Las pequeñas economías del Caribe comienzan a plantearse la legalización, o al menos despenalización, del consumo y tenencia de marihuana, con Puerto Rico a la cabeza de todas ellas, ya que la semana próxima se iniciará su estudio en el Senado estatal.

En cuestión de unas semanas en Puerto Rico se ha generado un encendido debate sobre la pretendida despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de cannabis, así como de la legalización de su venta y consumo con fines medicinales.

Las tertulias radiofónicas y televisivas abordan estos días constantemente el asunto y cada vez son más las figuras locales de distintos ámbitos que reconocen abiertamente haber consumido marihuana y piden una flexibilización de la legislación.

“Dejémonos de hipocresías”, decía esta semana Miguel Pereira, el senador del partido gobernante en Puerto Rico que ha presentado la propuesta de despenalizar la tenencia de una onza (28 gramos) de una planta que se cree que en la isla podría ser más consumida incluso que el tabaco.

Desde el ámbito universitario y empresarial han surgido también voces apoyando la iniciativa, con el argumento de que la penalización de su consumo ha destrozado la carrera estudiantil y profesional de miles de jóvenes.

El próximo martes se celebrarán las primeras vistas públicas en el Senado boricua para escuchar a las partes interesadas y comenzar así a estudiar esta propuesta de enmendar la ley vigente, que establece penas de hasta 5.000 dólares de multa y tres años de prisión para quien, “a sabiendas o intencionalmente, posea alguna sustancia controlada”.

Pereira, el impulsor de la iniciativa, ha sido fiscal federal por doce años, jefe de la Policía de Puerto Rico y secretario de prisiones, entre otras responsabilidades en el ámbito público.

Además de Puerto Rico, muchas otras economías insulares del Caribe sopesan la posibilidad de flexibilizar la legislación relativa al cannabis, tanto para reducir gastos policiales, judiciales y de prisiones, como para aumentar los ingresos que se podrían obtener por impuestos si se vende dentro de la legalidad.

Así, Santa Lucía lleva tiempo trabajando en ello, al igual que Jamaica, uno de los principales proveedores de marihuana del Caribe, donde incluso se ofrece a los turistas visitas guiadas a plantaciones ilegales.

Allí aumenta la presión sobre la primera ministra, Portia Simpson Miller, para que regule lo que podría ser una gran fuente de ingresos por impuestos y turismo, y ayudaría a reducir la corrupción policial y los gastos asociados a perseguir penalmente su venta y consumo.

El reputado doctor jamaicano Henry Lowe, uno de los pioneros en investigar las aplicaciones medicinales de esta planta, aseguró esta semana al diario “Jamaica Gleaner” que el Gobierno de su país debe estudiar seriamente los beneficios que puede tener la producción y venta de todo lo relacionado con la marihuana, incluidos productos cosméticos y farmacéuticos.

Incluso, el primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves, ha propuesto a su homóloga de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, que, en su calidad de presidenta de la Comunidad del Caribe (Caricom), impulse un debate sobre la legalización de la venta y consumo de marihuana con fines medicinales.

“Creo que ya es hora de que Caricom aborde a nivel regional este asunto de una manera sensible, centrada y sin histerismos”, apunta Gonsalves es una carta hecha pública esta semana.

En ella añade que “es cierto que su mal uso, y la consecuente penalización de su cultivo, posesión y suministro han tenido un impacto en la salud, riqueza y seguridad de nuestros pueblos”, añade el mandatario.

Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

caribbeanbankfreeEsta organización de integración regional incluso podría iniciar los trabajos preparatorios con tiempo suficiente para incluir este asunto en la agenda de la cumbre prevista para febrero de 2014, según Gonsalves.

En EE. UU., los estados Colorado y Washington ya permiten el consumo de marihuana entre mayores de 21 años, y otros 18 estados y Washington DC lo han legalizado si es con fines terapéuticos o lo han despenalizado si el consumo es en pequeñas cantidades.

Igualmente han hecho países como Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Egipto, Holanda, México, Portugal y Uruguay.

Fuente ListinDiario