Buscar

corea del norte - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

4 569 vistas

El Gobierno de Corea del Norte esta animando a su población rural a plantar cannabis, ya que con esta planta se puede producir combustible para utilizarse en sus naves militares, informa Radio Free Asia.

Aunque las fuentes oficiales dicen que el cultivo, en masa de cáñamo, es para producir aceite de sus semillas que es de muy alta calidad, dijo una fuente:

“El propósito de plantar es para obtener el aceite que puede aprovecharlos como combustible para drones (aviones no tripulados) para la guerra”, dijo “ se sabe que puede ser utilizado mezclando el aceite de cannabis con el aceite de linaza y usar en el lugar de combustible para aviones no tripulados” añade.

Medios de comunicación chinos han informado que gasolineras de Pyongyang se han cerrado y el precio de la gasolina se había duplicado. Esta situación se ha producido por la ejecución de las sanciones de la comunidad internacional al negar retirar las pruebas nucleares.

Cultivos de soja están siendo reemplazados desde el mes de Marzo por cultivos de cannabis en la provincia de Yanggang. “La orden de plantar 33 metros cuadrados de cannabis se le dio a cada miembro de la Alianza de Mujeres de Corea del Norte”, dijo la fuente.

El cannabis es una planta de la que se puede extraer o crear un combustible que puede ser utilizado como diésel para motores y en Corea del Norte parece ser una planta nada inusual.

0 1.622 vistas

Los turistas chinos que viajan a la vecina Corea del Norte están comprando bolsas de cannabis en cantidades masivas, fuentes del Estado revelan.

Dado que el cultivo de cannabis es completamente legal en el feudo de Kim Jong la yeoksam (como se le conoce localmente)se vende, yse ha convertido en una forma fácil para que los agricultores pobres ganen dinero decente.

Y la ciudad fronteriza de Rason – en la zona económica especial de Corea del Norte – se ha convertido en el epicentro de un comercio que ve como se vende el cannabis por tan poco como $ 6 por kilo, informa The Sun .

“La gente en Rason compran grandes cantidades de brotes de yeoksam a los residentes y pagan 30 yuanes ($ 5.85) por kilogramo,” dijo una fuente de RFA’s Korean Service. Genera un buen beneficio a los chinos.

Rason es un puerto en la parte noreste de la provincia de Hamgyong de Corea del Norte que limita con China y Rusia.

Los visitantes deben obtener un visado especial para entrar en la zona con funcionarios asignados por las autoridades del gobierno central de la capital Pyongyang.

En la China comunista, la posesión, venta y transporte de cannabis con fines recreativos o medicinales es ilegal y castigado con dureza.

Corea del Norte ha estado cultivando marihuana legalmente desde principios de la década de 1980 y se clasifica como un cultivo de semillas oleaginosas.

“[El ex líder] Kim Il Sung animó ampliamente el cultivo del yeoksam para resolver la escasez de aceite de cocina en la década de 1980”, dijo la fuente.

Algunas personas todavía lo cultivan para aceite de cocina, pero la mayoría yeoksam crece silvestre a partir de semillas de plantas cultivadas previamente.

“Funcionarios de aduanas de Rason no dudan de la psicoactividad de yeoksam seco, pero lo tratan como plantas silvestres generales y permiten que china tome todo lo que pueda, sin restricciones”, revelo la fuente.

Los norcoreanos han utilizado previamente la marihuana como forraje para los conejos y mantienen que algunos conejitos se sienten muy felices.

Ahora quese han dado cuenta de que se trata de un cultivo altamente rentable los residentes luchan entre sí por la posesión de la misma.

“La gente de Corea del Norte nunca pensaron que el yeoksam les podría traer dinero hasta ahora”, dijo la fuente.

“Crece al aire libre y se puede ver por todas partes en Corea del Norte.”

1 1.056 vistas

Con frecuencia, en la República Popular Democrática de Corea (comúnmente conocida como Corea del Norte) surgen informaciones sobre que el cannabis es legal y está aceptado a nivel social, además de encontrarse ampliamente disponible. El país permanece herméticamente cerrado al exterior, aunque, ocasionalmente, los desertores o los visitantes filtran informes, que difieren en cuanto hasta qué punto es realmente aceptable el consumo de cannabis.

Historia del cannabis en Corea del Norte

El cannabis lleva milenios creciendo tanto dentro, como alrededor de la península de Corea, y el comercio intrarregional activo ha garantizado que los conocimientos sobre cómo utilizarlo pasaran de una generación a otra en la antigua China, Corea y Japón. Se cree que la península de Corea ha estado habitada por homínidos hace más de 500.000 años. Los primeros ejemplos de cerámica datan de cerca del 8000 AEC (antes de la era común), y se cree que la agricultura sedentaria empezó, aproximadamente, en el año 6000 AEC.

Los restos arqueológicos de la era moderna norcoreana son escasos. Los hallazgos realizados en las proximidades de China y Japón, que datan de 5500-4000 AEC y 4000-2500 AEC, respectivamente, indican que el uso en Corea debía haberse establecido ya a estas alturas (se cree que el cáñamo originalmente llegó a Japón a través de Corea). Se cree que los restos encontrados en la región central de Corea de una industria textil y de impresiones en cerámica, probablemente realizadas con cuerda de cáñamo, se remontan al 5000 AEC, pero aún se carece de pruebas concluyentes de ese período.

En el norte de Corea, se halló un trozo de hilo de cáñamo hilvanado en una aguja, en 1979, que se cree que data del 4000-2000 AEC, del Período prehistórico Chulmun (Jeulmun). Se cree que el grupo étnico Ye-Maek, que habitaba la costa este de la península de Corea durante los últimos siglos previos a la EC, cultivaba cáñamo y gusanos de seda. Cerca de Pyongyang, se descubrió (c. 100 EC) que the Painted Basket Tomb (la tumba de mimbre pintada) contenía fragmentos de tejidos de cáñamo y de seda amarilla. El fuerte terrenal de P’ungnap cerca de Seúl (c 1 -. 475 EC) ha proporcionado pruebas de fibras de cáñamo en “sepulturas y lugares de residencia selectivos, lo que probablemente refleja a los individuos más ricos”.

012-250x167
Una bolsa de plástico llena de una sustancia que se parece mucho al cannabis, comprada en el mercado local de Rason (© The Bohemian Blog

En 1998, se realizaron excavaciones en una tumba del siglo XVI, de un hombre de 30 años de edad, en Andong, Corea del Sur. Dentro de la tumba, había un par de sandalias tejidas a mano con corteza de cáñamo y, trágicamente, el cabello de su afligida viuda embarazada, que también dejó una carta escrita a mano. Es probable que siguiese existiendo una industria del cáñamo activa a lo largo de los tiempos antiguos hasta un pasado muy reciente. Antes de la Segunda Guerra Mundial y de la división resultante en Corea del Norte y Corea del Sur, la región mantuvo un comercio activo de cáñamo con Japón, que se encuentra a tan sólo 50 km de la costa de Corea del Sur, en su punto más cercano, la pequeña isla de Tsushima. Después de la Segunda Guerra Mundial, la industria del cáñamo fue prohibida en Japón, y no se produjo más comercio.

Uso cultural del cannabis en Corea del Norte

Los primeros usos que se le dieron al cannabis en Corea fueron probablemente como cultivo de alimentos y fibras. La importancia de la cosecha para las primeras civilizaciones agrícolas es esencial, y como resultado, la adoración de deidades que supuestamente favorecían la cosecha fue universal en todo este período y en todo el mundo. El diosa china Magu también fue, tradicionalmente, venerada en Corea, donde era conocida como Mago. Magu se ha asociado a lo largo del tiempo con la planta del cáñamo, al tomar su nombre de la palabra china para el cannabis, ma, y la palabra gu, que significa muchacha o doncella.

021-250x167
Smoking joints at a restaurant in Rason (© The Bohemian Blog)

El arte coreano de la fabricación de papel, que comenzó en torno al 150 AEC, poco después de su invención en China, utilizaba restos de cáñamo y fibras de una planta local similar llamado ramio para hacer las primeras formas de papel, llamado maji (de nuevo, aparece la raíz china ma). Mientras que la fibra de cáñamo fue reemplazada, gradualmente, por la de morera a lo largo de los siglos debido a la relativa facilidad de procesamiento de esta última, no hay duda de que ocupaba un nicho cultural, importante y duradero. La importancia del papel para la cultura Budista coreana emergente (con el fin de crear obras de arte y pergaminos con oraciones), que comenzó a desarrollarse en torno a 372 AEC, también implica que los materiales utilizados para fabricar el papel se consideraban sumamente importantes por su propio derecho.

En la era moderna, abundan los informes del consumo de cannabis por parte de soldados estadounidenses estacionados alrededor de la zona desmilitarizada (DMZ) entre Corea del Norte y Corea del Sur, durante la Guerra de Corea (1950-1953). Al parecer, los soldados simplemente recogían el cannabis que crecía silvestre y lo llevaban de vuelta a sus tiendas para secarlo y fumarlo. Incluso hoy, se cita con frecuencia el ejemplo de los miembros agotados ​​de las fuerzas armadas de Corea del Norte que consumían cannabis con el fin de relajarse.

Hoy en día, el uso de cannabis parece estar extendido en Corea del Norte. La conclusión extraída a partir de los pocos informes actuales sobre el consumo de cannabis en Corea del Norte, que han surgido durante los últimos años (por ejemplo, la cuenta, interesante y muy citada, de The Bohemian Blog sobre un recorrido por la ciudad norteña de Rason), parece que el cannabis se utiliza como sustituto del tabaco, e incluso puede ser visto más amablemente que el tabaco por las autoridades de Corea del Norte. El tabaco de buena calidad es caro y difícil de conseguir en Corea del Norte, aunque las falsificaciones baratas y los productos de mala calidad inferior se encuentran ampliamente disponibles en el mercado negro. Los productos de tabaco más baratos suelen estar adulterados con sustancias químicas y materiales vegetales distintos del tabaco, y muchos prefieren el cannabis. Aunque los cigarrillos baratos son mucho más baratos que las marcas de lujo, según los informes, son más caros que el cannabis, que puede comprarse por sacos enteros en los mercados locales.

El cannabis es más popular entre las clases trabajadoras, y suele utilizarse como relajante en general, después de un día agotador de trabajo manual. Se ha informado de que el método típico de consumo de cannabis en Corea del Norte son los porros, que se pueden liar con cualquier tipo de papel que se tenga a mano, incluyendo periódicos y páginas de revistas. De hecho, se informa que, sobre todo, el diario Rodong Sinmun es apreciado para este propósito. Los visitantes informan que, de gira por ciudades de Corea del Norte, el aroma de la combustión de cannabis es un recordatorio frecuente de la ubicuidad de su consumo. Se ha informado de que el cannabis es conocido a nivel local en Corea del Norte como ip tambae(que se podría traducir como “hoja de tabaco”) o yoksam. También se conoce eufemísticamente como la “planta especial”.

La confusión que rodea a “ip tambae”

En un artículo titulado “Mythbusters: uncovering the truth about North Korea” (“Cazadores de Mitos: descubriendo la verdad sobre Corea del Norte), en el periódico de gran formato del Reino Unido, The Guardian, se afirmaba que ip tambae, de hecho, no era cannabis, sino una mezcla de hierbas locales utilizadas como sustituto del tabaco. También se afirmaba que “los expertos coinciden en que el cannabis es raro y, sin duda, ilegal en Corea del Norte”. El artículo, al parecer, surgió como respuesta a los visitantes de cuentas, como The Bohemian Blog, que publicó más tarde un seguimiento.

032-250x188
Cannabis growing in a private garden in North Korea (© Solfar)

Los “expertos” a los que, con tanta confianza, citan pueden haber pretendido ser expertos en Corea del Norte, si es que puede haber algún verdadero experto en un país tan poco estudiado por los forasteros, pero no hay absolutamente nada que indique que sean expertos en cannabis. El experto en cuestión es un hombre llamado Matthew Reichel, que ha viajado a Corea del Norte en más de treinta ocasiones como director del Proyecto Pyongyang, una empresa social centrada en la promoción de iniciativas de construcción. Se cita la siguiente afirmación de Reichel, “Se parece un poco si no has fumado mucha hierba”, pero “si fumas esas cosas, te va a oler raro y no te producirá un subidón”.

Reconocen el hecho de que el cáñamo industrial se cultiva en toda Corea del Norte, pero afirman que contiene “sólo una fracción del THC encontrado en el cannabis regular”. También afirman que los agricultores pueden cultivar sus propias provisiones pero que “la droga, desde luego, no podría fumarse en público”.

Sin duda, el cannabis que crece silvestre en Corea del Norte es, probablemente, bajo en cannabinoides, pero insistir en que no puede causar intoxicación y en que no es la sustancia conocida como ip tambae parece un poco presuntuoso. Dado el tono autoritario del artículo, se podría esperar que The Guardian proporcionase los resultados de las pruebas de laboratorio que confirmen que ip tambae no contiene cannabis (¡y demuestren que todo el cáñamo que crece silvestre en Corea del Norte contiene un 1% de THC o menos!). Sin embargo, no lo han hecho, y en su lugar se basan en el testimonio de “expertos” laicos, lo que parece muy dudoso. De hecho, parece posible que los relatos de los visitantes sean precisos, y que se esté intentando limitar los daños, lo que resulta en la mala información que se les da a los medios de comunicación.

Nos hacemos muchas ilusiones con respecto al cáñamo industrial. El contenido en THC del cáñamo industrial se mantiene en gran parte bajo a través de la cría selectiva, cuando se le deja crecer sin restricciones en la naturaleza, este contenido varía y puede, en algunos especímenes ser suficiente para causar intoxicación. Hay informes de trabajadores polacos que, durante el período previo a la Segunda Guerra Mundial, se intoxicaron cuando cosechaban los campos de cáñamo. Algunos “visitantes” no oficiales a los campos de cáñamo del Reino Unido también han informado que se han encontrado especímenes que producen cantidades de resina notablemente mayores.

De este modo, afirmar que el cáñamo no puede causar intoxicación muestra la ignorancia de lo que, en realidad, es el cáñamo, que es la forma del cannabis naturalizada para latitudes más al norte (40-65°) que, por lo general, contienen concentraciones más bajas de cannabinoides (pero no inexistentes) que sus homólogos del sur. Corea del Norte se encuentra cerca del paralelo 40, lo suficientemente al sur como para que se produzca de forma natural una cierta producción de cannabinoides. Los límites jurídicos modernos para el contenido de THC son conceptos sociales, no se conocían antes de finales del siglo XX.

El cultivo de cannabis en Corea del Norte

Según los informes disponibles, el cannabis crece silvestre en Corea del Norte, y se encuentra omnipresente por todo el país. También se informa de que muchas personas cultivan algunas plantas en sus jardines o huertos, el cultivo a gran escala puede existir hasta cierto punto, aunque no hay pruebas que lo documenten. Sokeel Park, el líder de la ONG Liberty de Corea del Norte con sede en California, ha afirmado que el cannabis se ha vendido fuera del país como una forma de aumentar los ingresos procedentes del extranjero (sin duda destinados al fondo de sobornos secreto de la familia Kim, que también está relacionada con la producción de metanfetamina en laboratorio).

041-250x167
There is a vast class divide in North Korea, with ostentatious displays of wealth in cities such as Pyongyang but widespread poverty elsewhere (© Sanjeev Kumar)

Los visitantes de Corea del Norte describen como las plantas de cannabis crecen abundantemente a los lados de la carretera, en los jardines, y a lo largo de las vías del tren. De hecho, se informa de que el cannabis se cultiva, deliberadamente, a lo largo de las vías del tren porque sus raíces largas ayudan a estabilizar el suelo.

Un miembro de un popular foro de Internet, Reddit, contaba en una publicación informal a base de preguntas y respuestas que viajaba a Corea del Norte cada año, y que había sido testigo de las prácticas locales de cultivo de cannabis, cuando visitaba a unos amigos. Afirmaba que es raro verlo creciendo abundantemente en la naturaleza, pero que el cultivo a pequeña escala y el consumo personal eran habituales.

El cáñamo industrial en Corea del Norte

Corea del Norte tiene una industria activa dedicada al cultivo de cáñamo. De hecho, de acuerdo con un artículo reciente, Corea del Norte tenía, en ese momento, el área más grande del mundo dedicada al cultivo, con 19.000 hectáreas de plantaciones de cáñamo. China, desde hace años el mayor productor del mundo, en aquel momento, al parecer sólo tenía 16.500 Ha dedicadas al cultivo.

En 2004, se informó de que Corea del Norte había producido 12.800 toneladas métricas (TM) de cáñamo, convirtiéndose en el tercer productor más importante del mundo después de China (38,000 MT) y España (15,000 MT). En otros lugares, se informó de que Corea del Norte tenía 13.000 hectáreas dedicadas al cultivo en 2004, mientras que China tenía 65.000 Ha. Si fuera este el caso, se podría sugerir que la cosecha de cáñamo de Corea del Norte es casi dos veces tan productiva como la de China, siendo el primer promedio de casi una tonelada métrica por hectárea (0,99 TM / Ha) y el último un poco más de la mitad (0,58 TM / Ha).

El cáñamo se produce en la mayoría de las regiones de Corea del Norte, y los ejes de la industria se encuentran situados en Ryanggang, en Hamgyong del Sur y Hamgyong de Norte, y en Pyongan del Norte. Éstas son las cuatro provincias más septentrionales y las cuatro que comparten frontera con China. Curiosamente, el gobierno de Corea del Norte en 2008provocó un gran malestar entre la población (entre un sinnúmero de otras cosas) al incautar por la fuerza los sacos de cáñamo de los agricultores en Pyongan del Norte, y exigir un impuesto de tres sacos de cáñamo por persona a las familias de esta región. Este ejemplo sirve para ilustrar lo importante que el cáñamo sigue siendo para las masas empobrecidas de la fortaleza hermética que es Corea del Norte.

En agosto de 2008, Andong Hemp Textile Company de Corea del Sur y Saebyŏl General Trading Company de Corea del Norte se fusionaron para convertirse en Pyongyang Andong Hemp Textiles, la primera empresa de negocios conjunta de norte y su, que se abre en la capital de Corea del Norte, desde la división posterior a la Guerra de Corea en Norte y Sur. La nueva compañía se vio seriamente afectada en virtud de prohibiciones comerciales promovidas por Corea del Sur en 2010. Ahora las prohibiciones se han levantado, pero el comercio aún no ha llegado a los niveles mantenidos antes de la prohibición.

Las políticasagrícolasde cáñamoa principios dela erasocialista

En un movimiento similar al Gran Salto Adelante de Mao (durante el cual se impusieron métodos de cultivo colectivizados por la fuerza a la población rural, con resultados catastróficos), el primer presidente de Corea del Norte, Kim II Sung impuso cosechas intercaladas de diversos cultivos entre 1957 y 1960, entre las que se incluía el cáñamo, las judías y las patatas, con el fin de aumentar la productividad.

051-250x166
Cigarettes are expensive and hard to obtain in North Korea; the working classes may smoke cannabis as it is a cheaper alternative (© Dominique B)

En 1959, Kim II Sung, viajó a la provincia de Hamgyong del Norte, en el extremo norte del país, como parte de una iniciativa para evaluar y desarrollar las industrias locales, en un esfuerzo por lograr la autosuficiencia local. Aunque fuertemente industrializada, la provincia era, y es, en gran medida, inadecuada para la agricultura de cultivo debido a su terreno montañoso y temporada de cultivo corta. Sin embargo, Kim ordenó a la provincia establecer cultivos tolerantes al frío como el cáñamo, la remolacha azucarera, el tabaco, el lino y el sésamo silvestre, y convertir las laderas en terrenos dedicados a la ganadería.

En la Conferencia Changsong de 1962, Kim II Sung exigió que se estableciera una fábrica de aceite vegetal en cada condado, donde se prensaría aceite a partir de las judías, semillas de cáñamo, semillas de sésamo y maíz. Llegó a afirmar que cada condado debería cultivar, por lo menos, de 300 a 400 hectáreas de cáñamo y lino, y que había que abrir una fábrica textil en cada condado. Sus constantes exhortaciones para aumentar la productividad llevaron a intentos descuidados, y precipitados, para alcanzar las metas establecidas, que contrastaban fuertemente con las técnicas tradicionales más sostenibles, pero menos productivas.

Mientras que las consecuencias de estas políticas rurales en Corea del Norte no fueron tan graves, ni tan inmediatas, como las experimentadas en China (y la entrada en vigencia de estas políticas tal vez no fue tan brutal), bajo su hijo y sucesor Kim Jong-Il a mediados de los años 1990, el desastre medioambiental y la hambruna golpearon al país debido a una combinación de mal tiempo, suelos agotados y laderas despejadas (así como el desvío corrupto e irresponsable de los recursos). Se cree que hasta 2,5 millones de personas murieron de hambre como consecuencia directa.

Legislación, arrestos y condenas relativas al cannabis en Corea del Norte

No parece que haya ninguna legislación específica del cannabis en Corea del Norte. Por otra parte, si bien el país ha sido un miembro de las Naciones Unidas desde 1991 y ha ratificado los principales tratados, incluyendo la Convención Única de Estupefacientes y la Convención sobre Sustancias Psicotrópicas, al parecer no se ha legislado para ajustarse a las exigencias del tratado, al menos no en lo que respecta al cannabis.

La legislación relativa a las drogas en Corea del Norte es, generalmente, muy estricta, aunque parece que las autoridades no consideran las drogas a base de plantas, como el cannabis y el opio, con la misma aprobación reservada para las sintéticas, drogas sumamente adictivas como la metanfetamina y la heroína (aunque algunos informes recientes sugieren que la producción de metanfetamina se ha disparado hasta el punto en que su uso se ha extendido y es aceptado socialmente).

Corea del Norte mantiene el uso de la pena de muerte para los delitos más graves, y según la base de datos Death Penalty Worldwide de la Universidad de Cornell, se realizan ejecuciones rutinariamente y en secreto, y se produjeron, por lo menos, setenta en el año 2013. Se ha informado, recientemente, de que el código penal se ha modificado para incluir la pena capital para el consumo y el tráfico de drogas. Se desconoce cuántos de los ejecutados han sido acusados ​​de delitos relacionados con las drogas. Aunque al parecer no se dispone, ni existe, una legislación específica, se cree que se ha llegado a aplicar la pena capital en casos de posesión de drogas.

Comprar y consumir cannabis en Corea del Norte

06-250x168
Large quantities of industrial hemp are grown in the mountainous northern provinces bordering China (© Frühtau)

Los viajes a Corea del Norte están muy restringidos. Normalmente, se exige a los visitantes que formen parte de un grupo oficial de turismo (que es tal vez la forma más segura de actuar) y los guías turísticos locales suelen ser reacios a abordar el tema de la “planta especial”, quizás debido a la advertencia o directrices oficiales, ya que parece que las autoridades son conscientes de la situación tabú del cannabis en otros lugares. En una nación que depende en gran medida de los sobornos para “engrasar las ruedas” de la economía local, los guías turísticos pueden estar abiertos a proporcionar información más relevante si se les ofrece una recompensa adecuada.

Si tienes suficiente buena suerte (o tal vez mala) como para visitar Corea del Norte, las posibilidades de acceder a los mercados infames donde se puede comprar cannabis cultivado localmente son mucho mayores si se va acompañado por un funcionario de alto rango, que puede abrir puertas normalmente cerradas del todo al turista medio.

Si se consigue acceder al cannabis, cultivado localmente, en el mercado, uno puede llegar a pagar el equivalente de unos 0,50 € por una bolsa llena de cogollos y hojas con semillas. Por supuesto, la potencia deja mucho que desear si uno está acostumbrado a los híbridos comerciales muy potentes, pero muchos informes sugieren que la fragancia, el sabor y la calidad general es más que aceptable.

Mis agradecimientos a The Bohemian Blog por proporcionar un excelente reportaje, de primera mano, sobre la situación en Corea del Norte. Por Seshata

0 1.528 vistas

9965131046_afb25686c0_bCorea del Norte.- Para todas las libertades que Corea del Norte carece, tiene una que la mayoría de los países occidentales no disfrutan: al parecer, se puede comprar y fumar marihuana legalmente.

Como informó el  Vicepresidente a principios de este año, la marihuana, o “tambae ip” (“hoja de tabaco”) se cultiva abiertamente en los arcenes de las carreteras y se fuma en las calles de Pyongyang.  En Corea del Norte, la marihuana, al parecer, es legal y no tiene restricciones, ni para el uso médico, al igual que algunas partes de los EE.UU. tienen.

Pero, de acuerdo con Vicepresidente , los turistas que van de viaje a Corea del Norte no llegan a probar la cosecha local, ya que las guías turísticas de Corea del Norte son lo suficientemente inteligentes acerca de la cultura occidental para evitar esas investigaciones.

Sin embargo, el escritor  Darmon Richter recientemente escribió acerca de su experiencia con la compra y uso de la marihuana norcoreana a principios de este año. En Corea del Norte, la marihuana es aparentemente disfrutada por la clase trabajadora del país por sus efectos medicinales y también es vista como una manera de relajarse y descansar.

Richter escribe acerca de cómo, con la ayuda de un oficial de inteligencia de Corea del Norte, entró en un mercado de alimentos, donde los lugareños compran pero que a los visitantes no se les permite ver.  Richter:

Zapatos, juguetes, maquillaje, encendedores, herramientas de bricolaje de alrededor de 40 años de edad, ropa, uniformes militares (que se me prohibió su compra), especias, chocolates, refrescos, fideos secos, licores, cervezas embotelladas y todo un pasillo lleno de montones de tabaco seco, recogidos a mano.

Estábamos pasando por delante de los vendedores de tabaco cuando vimos otro puesto delante, una pila de montones de yerba verde en lugar de la materia vegetal de color marrón. Resultó ser exactamente lo que primero sospechábamos: una verdadera montaña de marihuana.

En el nombre de la investigación científica, se consideró necesario comprar un poco de … y las viejecitas que vendían estaban dispuestas a cargar con las bolsas de plástico llenas, cobrando aproximadamente 0,50 libras cada una.

Después de comprar la marihuana, Richter compró papel de fumar a un vendedor de tabaco y de partida ” se enrolló y encendió uno de gran tamaño” en el centro del mercado.

9965198093_c1a300f039_b“Sin embargo, antes de ir pensando que Pyongyang es la siguiente Amsterdam, hay que señalar que la marihuana en Corea del Norte no es muy fuerte”, agrega Richter. “Este es el cannabis que ha crecido de forma natural en los campos de aquí. Aunque el sabor es todo lo que hay, hay que tomar más porros bien llenos antes de que uno comience a sentir algo parecido al efecto típico de un cultivo Occidental. Dicho esto, a precios similares algunos podrían no considerar esto como un problema. ”

Informe completo de Richter

 

4 13.077 vistas

north-korea-13En Corea del Norte, el uso de drogas ilícitas por lo general tiene como resultado un castigo muy estricto. Por ejemplo, en el 2010, una fuente dijo a NKRadio.org que el gobierno había comenzado a poner letreros que decían “todos los usuarios de drogas se enfrentarán a un pelotón de fusilamiento en caso de ser atrapados” tras los brotes de uso de metanfetamina en el país.

Sin embargo, esa actitud tan represiva al parecer no se extiende a todas las drogas, en particular, a la marihuana que es por una parte aceptada en el país.

Benjamin R. Young ha echado un vistazo a la relación del país con la marihuana para NKNews.org :

No hay ningún tabú por fumar marihuana en el país – muchos norcoreanos saben de la existencia de la marihuana y la han fumado. En Corea del Norte, la marihuana se conoce con el nombre de tambae ip y se sabe que es especialmente popular entre los jóvenes soldados en el ejército de Corea del Norte “hoja de tabaco.” – En lugar de adictos al alquitrán y la nicotina como sus contemporáneos en Occidente, aquí fraternizan sin temor a represalias con grandes “fumadas” durante el tiempo de inactividad militar.

A pesar de que el gobierno no hace campaña contra el uso de la marihuana (o el opio) y de su prevalencia entre la gente común. De todas formas todos los amantes de esta planta que piensen en darse una vuelta y reservar un “porro tour” de muestreo después de leer esto es probable que se decepcione. Si un turista occidental pide a su guía dónde está el mejor lugar para obtener la “planta especial”, como eufemísticamente se le refiere, la guía lo más probable es que evite la pregunta. Probablemente ellos están lo suficientemente bien educados en las actitudes legales de Occidente hacia la ejercito-de-corea-del-norte-con-kalashnikovmarihuana y no sientes la necesidad de promover todo lo que pueda sacar más prensa negativa. Por otra parte, les traes una botella de Hennessy (cognac), y podrían estar más dispuestos a ayudarte.

La marihuana está fácilmente disponible en el mercado negro, y hay plantas de marihuana silvestre en muchas áreas . Los periódicos se utiliza como papel de fumar, con fotos del líder supremo y su familia que cuidadosamente se evita.

Extraída de Business Insider

0 499 vistas
Macfoto

China se suma a los países asiáticos de Corea del Sur y Japón, advirtiendo a sus ciudadanos chinos en Canadá, sobre el consumo de cannabis. Todo posteriormente a que el país del norte de América legalizase el uso lúdico para las personas mayores de edad.

Según una declaración publicada en la web de su consulado en la ciudad canadiense de Toronto, recuerda a sus ciudadanos en su jurisdicción que deberían evitar el consumo de cannabis para no perturbar su salud física y mental.

Desde el día diecisiete de este mismo mes de Octubre Canadá ha legalizado el comercio y producción de cannabis para uso recreativo por parte de las personas mayores de edad.

Países asiáticos como Japón y Corea del Sur todavía fueron más lejos que China y prohibieron totalmente su uso. Las dos naciones previnieron a sus conciudadanos de un posible procesamiento si consumen cannabis en Canadá y aunque en este país sea legal.

En estos casos y por parte de la Corea del Sur, fue su embajada en Otawa donde un comunicado de aduanas alertaba de que podrían ser procesados a su llegada al país, si se descubría este consumo de marihuana.

Por otra parte, fue el consulado de Japón en la isla canadiense de Vancouver el que alertaba a los ciudadanos nipones que se mantuviesen alejados de este consumo.

Ahora es China, en clave de advertencia, quien a través también de otro consulado en Toronto avisa de los posibles efectos negativos contra la salud del consumidor de la “hierba”.

En estos países asiáticos, pese a que la planta de cannabis siempre estuvo presente además de tener un protagonismo especial en su propia historia, tienen unas leyes muy restrictivas sobre la planta. Ahora, y con estos comunicados advirtiendo y prohibiendo el uso de cannabis canadiense, vuelven a dejar muy claro el punto de vista de estos gobiernos en esta cuestión.

Rusia por otro lado, también mostró su malestar por la medida legalizadora canadiense en un comunicado de su embajada.

1 481 vistas
Macfoto

Corea del Sur prohíbe a sus ciudadanos fumar cannabis hasta en el extranjero, aunque sean turistas en un país donde es legal su consumo, como próximamente Canadá o en estados nortemaericanos como el de California.

Fumar marihuana para uso recreativo será legal en Canadá a partir del 17 de octubre, Corea del Sur ha emitido una estricta advertencia avisando a sus ciudadanos que no fumen o consuman.

Según leíamos en Quartz, el Departamento de Aduanas de Corea de Sur emitió una severa advertencia:  “El hecho de que los ciudadanos coreanos fumen cannabis en Canadá o en cualquier otro lugar sigue siendo ilegal, y esa persona puede enfrentarse a un caso criminal cuando regrese a casa “.

Todavía no se sabe cómo el correspondiente departamento de Corea del Sur supervisará las acciones de sus ciudadanos en Canadá u otros países como Estados Unidos para enjuiciarlos penalmente, especialmente en el país de acogida. Incluso si se fuma marihuana en estos países, podría castigarse si se detectan ingredientes en varias pruebas posteriores en Corea del Sur.

De acuerdo con la ley en Corea del Sur, el acto de fumar, la posesión, transporte, trafico o almacenamiento de marihuana estará sujeto a prisión hasta cinco años o una pena de 50 millones de wons, el acto de conciliación está sujeto a prisión de un año. También hay una prohibición de entrada al país por delitos por marihuana en el Artículo 11 de la Ley de Control de Inmigración. Proporcionar a cannabis a menores, fumar o ingerir cannabis también está sujeto a un período de prisión orgánica de un año o más.

La aduana surcoreana tiene autoridad para aumentar los controles en los equipajes que lleguen desde Canadá y, de hecho, planea hacerlo bajo la sospecha de un aumento en el tráfico de marihuana.

Durante el período de enero a julio de este año, las aduanas coreanas incautaron 18 kg de cannabis, un aumento de un 365% con respecto al año anterior. El año pasado, cerca de 300,000 turistas surcoreanos visitaron Canadá y las autoridades temieron que trajesen marihuana a casa.

0 65 vistas

A pesar de la postura negativa del gobierno de Corea del Sur sobre la marihuana, un legislador está trabajando para aprobar un proyecto de ley que legalizaría el uso médico, y señalando a farmacéuticas extranjeras que desarrollan terapias basadas en el cannabis.

Shin Chang-hyun del gobernante Partido Democrático de Corea del Sur dijo que las estrictas leyes contra el cannabis están produciendo efectos adversos en Corea, incluida la criminalización de personas que adquirieron extracto de cáñamo u otros productos de cannabis para aliviar los síntomas de cáncer u otras enfermedades.

“La ley prohíbe estrictamente la venta y compra de cannabis, que condujo a un caso reciente de una madre detenida y sentenciada en el tribunal por comprar extracto de cannabis en el extranjero para tratar a su hijo con cáncer cerebral”, dijo el representante Shin después de presentar la revisión Proyecto de ley a la Asamblea Nacional.

El principal ingrediente del extracto de cáñamo es el cannabidiol (CBD), que no tiene efectos pisocativos, agregó Shin, y señaló que se había probado en ensayos clínicos de EEUU, Canadá y Alemania su eficacia en enfermedades neurológicas y cerebrales como metástasis cerebrales, autismo, y demencia.

Aunque Corea del Sur tiene una posición dura contra el cannabis y se ha forjado una reputación de ser un país “libre de drogas”, el número de celebridades  y personas que usan la marihuana para uso recreativo y médico está creciendo.

“El movimiento para legalizar la marihuana medicinal en América del Norte y muchos países de Europa y la legalización de la marihuana recreativa en ocho estados de EEUU, incluida California, que tiene la mayor comunidad coreana, nos llevan a creer que el contrabando de marihuana de América del Norte y Europa aumentará continuamente “, dijo el KCS en un comunicado.

Con la creciente tolerancia hacia la sustancia a base de hierbas, las compañías farmacéuticas y los inversores están aprovechando la oportunidad de crear y beneficiarse de nuevos productos de cannabis.

Existe un interés creciente por los usos terapéuticos del cannabis entre investigadores y proveedores de la salud gracias a la seguridad del cannabis medicinal. La marihuana ha demostrado que podría, con muy poco riesgo, suprimir los vómitos y las náuseas al tiempo que proporciona alivio del dolor para las personas con dolor crónico.

2 1.751 vistas

Se da por hecho que la votación saldrá adelante gracias a la mayoría parlamentaria del partido oficialista Frente Amplio.

La ley establece la creación de un ente estatal regulador que se encargará de emitir licencias y controlar la producción y la distribución de la droga.

Los consumidores previamente registrados podrán comprar marihuana en farmacias especialmente habilitadas, hasta un máximo de 40 gramos por mes, o cultivar en casa hasta seis plantas que produzcan no más de 480 gramos por cosecha.

Es la primera vez que un país legaliza hasta este punto la ‘maría’, aunque en otros su consumo está parcialmente legalizado y en muchos se reconoce el uso terapéutico y medicinal.

Desde Países Bajos, un país símbolo para los amantes del consumo lúdico de marihuana, hasta los Estados de Washington y Colorado, en EEUU, hay países en los que consumir cannabis es legal o, al menos, no se persigue. Esa última aproximación legal es la que impera en España, donde el consumo privado y a pequeña escala se tolera (no así la venta). Otros países en Europa, como Francia o los nórdicos, prohiben tajantemente el cannabis.

Sin embargo, en muchos países donde no es legal el autoconsumo no supone una prioridad para las fuerzas de seguridad.

Leyes sobre el consumo de cannabis en el mundo

Repaso a la legislación sobre el consumo de cannabis.

EEUU

En EEUU, el estado de Washington (que no el Distrito de Columbia, donde está la capital) y el de Colorado han aprobado una ley por la que se permite el consumo individual de cannabis. Sin embargo, t…

Uruguay

Uruguay es el primer país donde la producción, distribución y consumo de la marihuana estará regulado más allá del uso médico.

Holanda

Holanda tiene una larga tradición en la despenalización del consumo de marihuana en pequeñas proporciones, pero la venta está circunscrita a locales o clubes de consumidores que no están permitidos en…

Francia

El país no diferencia legalmente entre drogas duras y blandas y tiene una de las legislaciones más duras en Europa. La venta y el consumo se consideran infracciones penales, pero el pequeño consumo se…

Suecia

El país no diferencia legalmente entre drogas duras y blandas y tiene una de las legislaciones más duras en Europa. La venta y el consumo se consideran infracciones penales y se castigan con hasta 3…

Finlandia

El país no diferencia legalmente entre drogas duras y blandas y tiene una de las legislaciones más duras en Europa. La venta y el consumo se consideran infracciones penales que pueden acarrear hasta d…

España

En España, salvo tráfico o consumo en lugares públicos, el cannabis está tolerado en pequeñas dosis y no se persigue el cultivo para el autoconsumo. Sin embargo, eso puede estar a punto de cambiar si…

Portugal

Portugal prevé sanciones administrativas medias o bajas para consumidores privados, pero existe tolerancia respecto al consumo a pequeña escala.

Alemania

El pequeño consumo no está perseguido, pero sí la venta y la posesión.

Bélgica

Se permite el consumo en adultos, hasta tres gramos.

Dinamarca

El cannabis es ilegal en todas sus formas y conllevan multas o penas de cárcel de hasta dos años.

Australia

Dos estados, los de la Australia Meridional y el de la capital, han despenalizado el consumo de cannabis. En el resto del país, no es legal pero no se persigue.

Chile

Es ilegal, también el autocultivo, aunque se ha despenalizado el consumo privado. Las actividades relacionadas con el cannabis pueden castigarse con penas de cárcel

Bolivia

Completamente ilegal.

Paraguay

Ilegal.

Rusia

El consumo, venta o distribución es ilegal

China

El país tiene prohibido el cannabis en todas sus formas.

Marruecos

El país se plantea legalizar la marihuana… pero para fines médicos, algo que es una realidad en decenas de países del mundo

Corea del Norte

O bien no hay ley que lo prohiba, o bien no se aplica. La información es confusa, pero numerosas fuentes, internas y externas, apuntan a que el reducto comunista no persigue el consumo del cannabis.

Afganistán

El país es uno de los principales productores de cannabis del mundo (también de opio). Desde la invasión aliada, el cannabis afgano se vende en muchos países del mundo, incluido el propio Afganistán, …

Arabia Saudí

El cannabis está prohibido en todas sus formas y cualquier actividad relacionada está penada con desde seis meses de cárcel.

Siria

El cannabis está prohibido y cualquier actividad relacionada puede conllevar hasta cadena perpetua.

Brasil

El cannabis está prohibido, pero el consumo se tolera. Pueden imponerse la obligación de seguir un curso de concienciación o trabajos sociales a aquellos que consuman, y con penas de hasta 15 años por…

Sudáfrica

El cannabis es ilegal en el país, pero las autoridades de Pretoria se plantean ahora impulsar la legalización del consumo a pequeña escala.

Malawi

Malawi es uno de los mayores productores de cannabis del mundo, pero el consumo para uso recreativo en el país está prohibido y las redadas son frecuentes.

Mexico

No se persigue el consumo privado, pero sí se castiga con multas o penas de prisión la producción o distribución.

Fuente Huffingtonpost

0 399 vistas

campo-cañamo-300x225Mexico.– Por Emilio Godoy .El cultivo del cáñamo índico (Cannabis sativa), del cual se obtienen el hachís y la marihuana, puede ser una opción para uso medicinal, alimenticio e industrial, como el textil, que atraiga importantes inversiones y desarrollo en México si se legaliza y regula su cultivo y comercialización, plantean especialistas.

“Es una alternativa de gran producción agrícola, pues crece en todos lados y los usos actuales y potenciales representan una oportunidad innegable y muy atractiva para el desarrollo económico”, dijo a IPS el cineasta y fotógrafo Julio Zenil, uno de los promotores más activos en México a favor de la regulación de la marihuana, conocida popularmente como “mota”.

Zenil, quien a fines de la década pasada importó ropa hecha con tela elaborada a partir del cáñamo, escribió junto a Jorge Hernández y Leopoldo Rivera el libro “La mota. Compendio actualizado de la mariguana en México”, que según sus autores trata de “desmitificar una planta cuyo problema principal es la histeria y manipulación mediática que se padece ante su presencia en nuestra sociedad”.

Este tipo de planta, presente en casi todo el mundo, crece en alrededor de un año y puede alcanzar una altura de siete metros, sin necesidad de agroquímicos y con capacidad de capturar grandes volúmenes de carbono. La corteza del tallo desarrolla muchas fibras, pero solo una pequeñísima cantidad de resina.

También se aclara que el tallo no es psicoactivo y la fibra es más larga, más fuerte, más absorbente y más aislante que la del algodón. Sus usos abarcan el alimento, el forraje, los cosméticos, los aceites, los textiles, el papel, la fabricación de cuerdas y los biocombustibles.

En cuanto a su semilla, se indica que es muy nutritiva, contiene una gran cantidad de ácidos grasos, rica en vitaminas y una buena fuente de fibra dietética.

El esquema antidrogas mexicano está lleno de contradicciones. La Ley General de Salud permite en México la tenencia de cinco gramos de esa hierba para consumo personal, pero está prohibida su producción, distribución y venta.

La legislación de México impide también toda actividad ligada a la producción y transformación del cáñamo industrial, pese a que acuerdos que mantiene con otros países, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, vigente desde 1994 con Canadá y Estados Unidos, y el firmado con la Unión Europea, permiten el intercambio de varios de sus derivados.

La Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, la Convención de las Naciones Unidas Contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas, de 1988, y el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971 no restringen la producción de cáñamo industrial, pero sí censuran la siembra, producción y comercio del cannabis como droga.

Algunos países también la vetan al confundirla con la marihuana, que se procesa de la planta femenina del cannabis.

El cultivo “tiene una arista económica a la que hay que ponerle atención. Tenemos que ver cómo lo regulamos”, señaló a IPS el economista Pedro Aspe, quien fue secretario (ministro) de Hacienda del gobierno del conservador Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

El uso del cáñamo se remonta a hace 8.000 años en la antigua China, donde se lo utilizaba para producir papel, aunque también hay señales de su existencia en otras partes del mundo. Los conquistadores españoles introdujeron la planta en el siglo XVI y 200 años después impulsaron su siembra como fuente de materia prima.

El gobierno mexicano aplicó en 1920 la primera censura al cultivo y comercio de la marihuana, antes incluso que la Ley del Impuesto a la Marihuana de Estados Unidos, que marcó el inicio del prohibicionismo de esa variedad de cáñamo.

La siembra ilegal de marihuana se concentra en estados del oeste y el sur de México, producción destinada al lucrativo mercado estadounidense.

El cáñamo es uno de los más versátiles y fuertes productos agrícolas y es utilizado en más de 2.500 productos y subproductos.

La firma The Latin America Hemp Trading y la campaña para el Año Internacional de las Fibras Naturales en 2009 midieron el mercado mundial de cáñamo para fibra en más de 90.000 toneladas anuales, de las cuales China es responsable de producir 50 por ciento, la Unión Europea de 25 por ciento y el resto se lo reparten Canadá, Chile, Corea del Sur y Australia, entre otros.

El rendimiento óptimo de la fibra de cáñamo rebasa las dos toneladas por hectárea, mientras que el promedio es de 650 kilogramos. Entretanto, el rendimiento promedio de semilla se sitúa en una tonelada por hectárea, según datos revelados para el Año Internacional, promocionado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En México se tolera la importación de semillas, cáñamo en bruto, textiles, hilos y para la elaboración de cuerdas.

Desde 2007 se han presentado al menos ocho iniciativas en el Congreso legislativo mexicano y parlamentos estaduales para despenalizar la marihuana, de las cuales al menos tres plantean el aprovechamiento industrial de la variedad.

Esas iniciativas concuerdan en que permitir y regular el cultivo legal del cáñamo representaría una opción de desarrollo para miles de productores rurales y estimularía la incursión en nuevas industrias, como papeleras, textiles, de alimentos, médicas, cosméticas o de la construcción, entre otras posibles.

En caso de permitirse en México la siembra de marihuana, uno de los interesados en invertir en su producción rápidamente es el empresario Guillermo Torreslanda.

“Tenemos que legislarlo. Se podría ir copiando lo que se ha hecho en otros sitios y adecuarlo a nuestras condiciones. Se podría pensar en esquemas de producción, con apoyos agrícolas y financiamiento”, expuso ante IPS el empresario agrícola.

Torreslanda sugiere esquemas de producción y distribución separados, para que no haya monopolios y se alimente la competencia.

“El caso de México es paradójico. El comercio de productos de cáñamo es completamente regular, pero dado que es legalmente imposible sembrar u obtener ningún beneficio de la planta, es también imposible crear una industria normal del cáñamo”, señaló Zenil.

“En otros partes esto es un auténtico programa de sustitución de importaciones y lo están logrando”, subrayó Aspe.

Fuente Ipsnoticias

0 1.388 vistas
Foto: Wikipedia

La “Svalbard Global Seed Vault” y llamada “Bóveda del Día del Juicio Final”, instalación realizada en el archipiélago de Svalbard en Noruega. Se creó para que en el caso de algún tipo de apocalipsis en la tierra, las semillas de la gran mayoría de especies vegetales se pudiesen salvar.

El cannabis, en muchas de sus versiones, también estaría a salvo de este cataclismo o eso creen los científicos. Esta gran bóveda o bunker, realizado y escavado en roca solida y reforzada por concreto, sería el deposito donde estarían a buen recaudado unas 4.000 especies de plantas, alrededor de 850.000 semillas, por ahora.

Semillas de cannabis bajo una mole de roca helada

La instalación situada a 1.300 kilómetros del Circulo Polar, en unas islas pertenecientes a Noruega y con una temperatura natural de 18 grados bajo cero, parece el lugar perfecto para que estas semillas de cannabis también puedan permanecer a salvo en el tiempo.

Las semillas de cannabis que allí se guardan y cuidan como un tesoro de la humanidad, al igual que las de otras especies, se han acumulado en unos cuarenta depósitos. Estas simientes, publicaba Marijuana.com han sido proporcionadas por organismos científicos de países como Polonia, Noruega, Corea del Norte,Suecia, Francia, Holanda, Austria, Alemania y algunos más hasta llegar a diecisiete de ellos. Ocho de estas variedades estarían consideradas como cáñamo y las otras serían reconocidas como marihuana.

Bancos de semillas son bienvenidos

“Todos los bancos de genes del mundo son bienvenidos a hacer uso de la Bóveda Global de Semillas de Svalbard”, se lee en la web de la organización, “siempre que estén de acuerdo con los principios de operación y cumplan con los requisitos”

Cada banco de genes proporcionaría semillas aún poseyendo las que proporcionó, y solo ese banco de genes específico podría eliminar sus propias semillas particulares.

Así que ya se sabe, si algún banco de semillas de cannabis quiere que sus variedades estén más que seguras, la opción anti-guerra nuclear de la “Bóveda del Día del Juicio Final”, parece ser más segura que cualquier otra opción por ahora.

Existe un vídeo muy informativo sobre este gran bunker qe quiere ser la “arca de Noé” de las semillas.

0 1.777 vistas

Arabia Saudita y Malasia son los peores ejemplos

En 2015, Arabia Saudita llevó a cabo, una vez más, ejecuciones de presos condenados por delitos relacionados con el cannabis. La mayoría de los condenados a muerte fueron declarados culpables de delitos de drogas; muchos son extranjeros que habían sido admitidos como trabajadores invitados en el emirato. Mientras que en 2014, se había ejecutado a más de 90 personas (ni siquiera Amnistía Internacional dispone de cifras más precisas), a mediados de diciembre de 2015, esta cifra ya ascendía a 161 personas.

Sin embargo, Arabia Saudí no es el único país de Asia en condenar a pena de muerte a los que comenten delitos relacionados con el cannabis. Aparte del emirato, donde la blasfemia y la brujería también son delitos que conllevan la horca, Malasia es uno de los pocos países del mundo en los que el cannabis se sigue castigando con la muerte. Mientras que en Arabia Saudí se ha ejecutado a un traficante de cannabis hace poco, en mayo de 2015, en Malasia, según ENCOD, más de 50 personas que, presuntamente, habían traficado o pasado cannabis de contrabando han sido condenadas a muerte desde 2009. En total, hay más de 600 personas en el corredor de la muerte en Malasia. Aunque la nación insular no haya colgado a nadie a causa del cannabis u otras drogas desde 2009, la posesión de más de 200 gramos de la planta prohibida sigue dando lugar a la imposición de la pena de muerte. Recientemente Abdul Hafiz Abdul Latip, de 26 años de edad, fue condenado a la horca por posesión de un kilo de cannabis. Shahrul Izani es también uno de los muchos condenados a muerte “Sólo por Cannabis”. Su última petición de indulto fue rechazada en octubre de 2015, y podría ser ahorcado en cualquier momento. La policía le sorprendió con 622 gramos de cannabis hace 13 años. Ahora tiene 34 años de edad, entonces tenía 19.

Aún cuando en muchos países hay presos condenados por delitos de cannabis en espera de ejecución, en la actualidad sólo Arabia Saudí sigue condenando a pena de muerte por delitos relacionados con el cannabis. No obstante, en el papel, la pena de muerte para los delitos de cannabis “más importantes” también existe en algunos estados de los EE.UU., Arabia Saudí, Malasia, Indonesia, Kuwait, Tailandia, Pakistán, Egipto, Siria, Yemen, Bangladesh, Cuba, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, India, Qatar, Corea del Norte, Irak, Sudán, Libia, Sri Lanka, Laos, Myanmar, Corea del Sur, Somalia y Brunei.

Se azota a causa del cannabis

Muchos países de la zona siguen aplicando la pena de muerte para el cannabis, pero ya no ejecutan a los condenados debido a las numerosas protestas internacionales. En su lugar, convierten la pena en una pena de prisión, como ocurrió en los Emiratos Árabes Unidos, donde en 2013, el joven ciudadano británico, de 23 años de edad, Nathaniel Lees fue condenado, inicialmente, a la horca, junto con un amigo de Siria. Tras las fuertes protestas internacionales, la sentencia fue conmutada por una pena de prisión de cuatro años. En Malasia, Arabia Saudita, Irán, Somalia o Singapur, los delincuentes de cannabis además sonazotados a veces durante su detención si las autoridades no quieren o no pueden ahorcarlos. Aún así, Irán, (donde el año pasado casi 400 personas fueron ejecutadas por tráfico de heroína, anfetaminas o cocaína), Pakistán, Tailandia, Vietnam o Camboya adoptan un enfoque “generoso” al imponer penas de prisión largas y castigo corporal a los traficantes de hachís o de marihuana. En estos países, donde el uso de hachís y otros opiáceos ha sido durante mucho tiempo tan común como el vino y la cerveza en nuestra cultura, en la realidad se hace, por lo menos, una ligera distinción entre el cannabis y las otras sustancias mucho más peligrosas. Hasta el momento, no se dispone de cifras oficiales de China, (que ejecuta anualmente a más personas por delitos de drogas que Irán), en relación con las ejecuciones estatales. Como tal, nadie en Occidente sabe si el país más grande de la tierra ejecuta a causa de las flores de cannabis o “simplemente” por otras sustancias.

En estos países, el cannabis y el hachís no se han prohibido como resultado de la evolución histórica. Más bien, las prohibiciones son el resultado de las influencias externas en la cultura local. Dicho esto, incluso si una ley no define el cannabis como mortal, los castigos en muchos países de Asia son ahora muy draconianos. Sin embargo, el cannabis y otras sustancias suelen encontrarse ampliamente disponibles y incluso se comercializan medio-abiertamente en lugares especializados en Teherán, en las fiestas tailandesas de luna llena en Koh Phangan, o en Pakistán. Esto plantea la pregunta: ¿por qué, en muchos de los países en los que el cannabis tiene una historia cultural original, de repente el cannabis está más prohibido que el alcohol, que en muchos de los países de la zona está prohibido por razones históricas o religiosas?

Estas muertes a causa del cannabis están en nuestras manos

La actual Guerra contra las Drogas, que fue provocada en primer lugar por Occidente hace 40 años, ha proporcionado un terreno fértil para la actitud totalitaria hacia el cannabis. El fenómeno “pena de muerte para las drogas” sólo ha existido desde Richard Nixon y, poco después, Ronald Reagan decidió erradicar el cannabis y cualquier sustancia ilegal usando armas en vez de investigándolas. A cualquier precio. No es ninguna casualidad que la DEA se crease en la época de Richard Nixon.

gavel_and_weed-600x402

En los lugares en los que gobiernan fanáticos religiosos, como en Somalia, Arabia Saudí o Irán, por ejemplo, la pena de muerte ha sido un medio adecuado para la prevención desde las épocas de Nixon y Regan. Otros países, como Sri Lanka, Malasia, Singapur o Tailandia tienen sistemas jurídicos modernos que, por desgracia, todavía contienen la pena de muerte. Una vez que un delito, aunque se trate sólo de contrabando o tráfico de cannabis, es considerado por la ley de un país un delito capital, la pena de muerte es el único paso lógico si un sistema jurídico permite esta forma de homicidio estatal. Sin embargo, hay que recordar que desde la década de 1970 y 80, muchos de estos países se han visto, efectivamente, obligados por los EE.UU. y sus socios a clasificar los delitos de cannabis y de otras drogas como delitos capitales. Como tales, han podido imponer las penas más severas. Es lo mismo que ocurre hoy en día en algunos estados de Estados Unidos, como Texas, donde teóricamente, cierto joven de nombre Jacob Lavoro podría acabar en la silla eléctrica por un par de galletas de hachís con un contenido de THC de 2,5 gramos. Los observadores esperan que la Corte, sin embargo, le condene a una pena de prisión de cinco años como reincidente.

Parece hipócrita, entonces, protestar sólo cuando un turístico europeo es víctima de estas prácticas, como cuando en 1987, Frank Förster parecía estar a pocos pasos de la horca en Malasia por posesión de 200 gramos de hachís. Desde Förster, ha habido muchos turistas occidentales que han escapado de la horca en el último segundo, gracias a la intervención de sus gobiernos en su nombre. Pero ¿qué pasa con las numerosas víctimas saudíes, de Malasia, Arabia, la India o de otros países que han sido ejecutadas a manos del Estado debido al cannabis? Por no hablar del número aún mayor de los que han sido, o serán, ejecutados a causa de otras sustancias, o los que durante muchos años han estado en el corredor de la muerte por delitos relacionados con el cannabis? Los políticos occidentales han aceptado, de forma tácita, tanto esto como los azotamientos, y muchas otras violaciónes de los derechos humanos que se han cometido en la Guerra contra las Drogas durante los últimos 40 años. Se consideran daños colaterales.

Si no hay víctima-¿no hay delito-no hay pena de muerte?

Sin embargo, la situación resulta especialmente extraña cuando se trata del cannabis, ya que no es mortal, a diferencia de muchas otras drogas. En lo que respecta al cannabis, los homicidas estatales no pueden ni siquiera esgrimir el “argumento asesino” y fundamentalista de su Antiguo Testamento – ojo por ojo.

En todo el continente americano, en Europa, Australia e incluso en algunos países africanos, muchos estados están considerando seriamente relajar la legislación del cannabis. Cada vez más países legalizan el cannabis, y no sólo para fines medicinales. Sin embargo, en la Península Arábiga y algunas partes de Asia, el tiempo parece haberse detenido. Las consecuencias negativas de la Guerra contra las Drogas siguen sin cuestionarse allí; en cambio, se definen como una máxima para la intervención del Estado.

prisoners_hands-600x435

Occidente tiene que actuar, en vez del silencio que se produce cada vez que se ejecuta a un traficante de drogas en Arabia Saudi. Siempre que se trata del importante tema de la libertad de expresión, como en el caso de los azotes que recibió Raif Badawi, los equipos de cámaras occidentales se pelean para informar de la historia. Sin embargo, otra decapitación debido al cannabis sólo se merece una breve mención en la BBC. A diferencia de Human Rights Watch, Amnistía Internacional tiene problemas para clasificar la “Guerra contra las drogas” como el motivo de numerosos violaciónes de los derechos humanos. Hace unos meses “AI” publicabaesta explicación, que sin embargo sólo enumera la pena de muerte por delitos de drogas, pero no la Guerra contra las Drogas como una razón de los citados abusos. En su carta abierta a las Naciones Unidas, Human Rights Watch se posiciona con mucho mayor claridad a este respecto y describe la Guerra contra las Drogas como la causa de muchas de las violaciónes de los derechos humanos cometidas por organismos estatales y estructuras corruptas. La organización de los derechos humanos concluye que sólo un cambio de dirección en la política de drogas internacional puede hacer que sea posible salvaguardar los derechos humanos en los países en cuestión.

Dinamarca ha sido el único país de la UE en responder hasta ahora, al retirar el apoyo danés al programa de lucha contra la droga de su gobierno a Irán debido a su naturaleza sangrienta. Por otro lado, las prácticas mortales como estas siempre se han financiado con los fondos de ayuda para el desarrollo. “Como indica la evaluación, las fondos de ayuda conducen a ejecuciones. Los esfuerzos están dando lugar a más presos y no estoy seguro de que este programa puede garantizar de forma adecuada el fortalecimiento de los derechos humanos en Irán”, explicaba mejor el ministro de Fomento danés Friis Bach para justificar la salida de su país en 2013.

ONGs como ENCOD han profundizado en el tema del cannabis y la pena de muerte, y están solicitando al gobierno de Malasia en esta petición que ponga fin, de inmediato, a la pena de muerte para los delitos de cannabis. Para Shahrul Izani, quien ha estado en el corredor de la muerte durante 12 años a causa de unos pocos cientos de gramos, cada firma cuenta; el gobierno de Malasia parece por lo menos dispuesto a reconsiderar la pena de muerte para los delitos de drogas. En Arabia Saudí, por el contrario, mientras que el Estado permita la ejecución por brujería y blasfemia, es probable que el cannabis siga acarreando la muerte de muchos delincuentes en 2016.

Por Micha

0 1.326 vistas

Raro sería que en The Interview, la nueva película de Seth Rogen y Evan Goldberg protagonizada por el primero junto a su BFF James Franco, no hubiera algún gag con porros o referencia al consumo de marihuana. En cualquier caso, por si los protagonistas de Superfumados no han encontrado sitio para un par de caladas durante las peripecias de un par de periodistas televisivos en Corea del Norte con la misión de asesinar a Kim Jong-un, Rogen quiere que el público del filme sí que disfrute de su trabajo desde la altura de una buena fumada. De hecho, ha decidido montarla él mismo.

Según ha anunciado Rogen por Twitter, está organizando un preestreno de The Interview en Denver donde los asistentes podrán fumar marihuana con él antes y durante la proyección con total libertad. “¡Hey, Denver! ¿Quieres cocerte conmigo y después ver mi nueva película The Interview?”. El actor aprovecha así la reciente legislación del estado de Colorado, que permite consumir cannabis fuera de lugares públicos; la proyección deberá ser privada —de ahí que las invitaciones deban conseguirse por email— y con restricción de edad para así cumplir la ley.

1 3.475 vistas

Un satélite chino localizó la plantación de cannabis más grande jamás vista en el país, así como decenas de senderos transfronterizos ilegales, informó la prensa estatal la semana pasada.

“En Jilin y en la región autónoma de Mongolia Interior (Inner Mongolia), se localizó un campo de marihuana que es el mayor registrado desde que se estableció el país” en referencia a la adquisición del Partido Comunista en 1949., informó el Servicio de Noticias de China,

La agencia de noticias no dio detalles sobre el tamaño del cultivo ni dijo lo que las autoridades hicieron en respuesta a su descubrimiento.

La encuesta también reveló vía satélite en todo el país decenas de pistas transfronterizas ilegales a lo largo de la frontera entre China y Corea del Norte y a lo largo de la frontera de la región occidental de Xinjiang, donde las autoridades están luchando contra los disturbios.

Xinjiang limita con Pakistán, Afganistán y los países de la ex república soviética de Asia Central, pero el servicio de noticias no dijo donde y en que parte determinada de la frontera se encontraron las pistas.

El gobierno dijo que los separatistas musulmanes en Xinjiang había recibido entrenamiento e inspiración de militantes de países vecinos como Pakistán y Afganistán.

Así como el campo de marihuana, el satélite encontró campos de amapolas de opio en partes de Heilongjiang, provincias de Hebei y en el Mongolia Interior, dijo la agencia de noticias.
“Estos resultados proporcionan un importante apoyo de información para la aplicación por parte del Ministerio de Seguridad Pública”, dijo. Fuente

4 17.157 vistas

Con el inicio del Mundial,de futbol  32 naciones van a la guerra en el campo de fútbol.

Aunque la única cosa que todos tienen en común es la necesidad de liberar la marihuana. La droga más popular en el mundo es consumida por los ciudadanos de los 32 de estos países en diversos grados. La comprensión de la política de cada país, estilo de vida y ambiente en general puede ser visto a través de la mirada de su cultura del cannabis.

La siguiente lista ofrece información sobre la política de la marihuana y la cultura del cannabis de cada nación que participa en la Copa del Mundo:

Confederación Asiática de Fútbol : En algunas partes de Asia (como Tailandia), el cannabis puede dar lugar a una pena de prisión prolongada y una historia de terror para el extranjero. Pero por extraño que parezca, algunos países cuentan con algunas de las políticas de marihuana más progresistas del mundo.

Australia

Australia: Australia tiene una cultura del cannabis  enorme y relativamente abierta, con una estimación del 66% de los ciudadanos de 22 años o más que  cada año consumen verde. Desde su anual Festival Nimbin (en la foto) a su Embajada HEMP (de verdad), dando signos de progresión hacia la marihuana difíciles de perder en Australia. Con su propia Copa Cannabis, titulado “MardiGrass”, los esfuerzos para el consumo médico en Australia y jurídicamente han repuntado en el último par de años.Aunque la marihuana es técnicamente aún “ilegal” en Australia, las autoridades en general, hacen la vista gorda ante el consumo, y en muchas ciudades, la planta está despenalizada.

Irán: Trabarse en público es legal y no sólo por las rocas. Lo creas o no, el cannabis es  normalmente conservador en la nación. Según los informes, las autoridades ignoran el consumo público, siempre y cuando usted esté actuando de manera razonable. Incluso si  te atrapan y multan por cannabis asciende a un mísero dólar por gramo  . El precio de Irán va de $ 2 – $ 5 por gramo tan bajo como cualquier otro en el mundo. El Hachís  también es una mercancía caliente en Oriente Medio, y se puede encontrar fácilmente en las calles.

Japón: En Japón, por el tráfico de este vegetal puedes ir a la cárcel durante 10 años y el resultado o multa  también puede llegar a 30 millones de yenes. No hace falta decir, que entrar a Japón con la marihuana es una misión suicida, ya que es uno de los peores lugares en este planeta para transportar cannabis.

Corea del Sur: Si bien las malas hierbas puede totalmente ser legales en Corea del Norte los surcoreanos están en el otro extremo. Como una de esas historias de terror que se ve en el cine  la DEA surcoreana puede encerrarte si te pillan fumando. Por otra parte, pueden examinar la orina o los folículos pilosos en cualquier momento a su propia discreción, y si te encuentran THC irás a la cárcel .

CONCACAF: Sin Jamaica (o la marihuana medicinal de Canadá) en el campo de este año, la fase de clasificación de la CONCACAF es menos rasta de lo habitual. Pero todavía luce un indiscutible de peso pesado del mundo de la marihuana: America

nos malezas

Estados Unidos: Ningún país tiene una relación más desconcertante, bipolar con las malas hierbas en la tierra de los libres y el hogar de los valientes. La marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal en los Estados Unidos a pesar de 22 estados con marihuana medicinal y dos estados con marihuana totalmente legal. Sólo en Estados Unidos se puede comprar legalmente un gramo de marihuana en Colorado y luego cruzar a Utah para ser encarcelado por esa mala hierba. Un enigma caminar con cannabis,  este país también cuenta con el orgullo de las mejores malezas y, por supuesto, los mayores snobs de malezas del mundo.

México: En México podría no ser técnicamente legal, pero es la más pequeña prioridad de las autoridades del país. Caminar por cualquier ciudad y preguntar por la mota, y le será fácil encontrarla. Recientemente, el Presidente de México, incluso ha declarado que la nación está mirando seriamente la legalización que está pasando en Estados Unidos …

Costa Rica: Costa Rica está demasiado ocupada admirando su naturaleza para preocuparse un poco del cannabis. La acogedora isla tiene muy altas tasas de su uso, y si bien la marihuana es técnicamente ilegal (pero despenalizada), la policía tolera y esencialmente ignora su uso.

Honduras: Hay aún menos que decir acerca de la olla de Honduras que de su equipo de fútbol. La marihuana es rotundamente ilegal y difícil de conseguir, sobre todo para ser un país del Caribe.

Confederación Africana de Fútbol:  Marruecos no se clasificó para la Copa Mundial, porque el país está demasiado ocupado produciendo la mayoría de hachís y cannabis de África. Muchas de estas naciones reciben su suministro de cannabis de Marruecos, al igual que muchos países europeos.

Marruecos

Argelia: Al igual que Honduras, no hay mucho hacer con Argelia, tanto en el campo de juego como con sus campos de marihuana. La tierra con destino (es el país más seco en toda África). Como es cierto para muchos países africanos (y toda Europa), de Argelia colocarse se presenta en forma de hachís desde Marruecos, potencia del cannabis en África.

Camerún: En 2002, el gobierno de Camerún supuestamente emitió una “solicitud oficial” para la producción y exportación de la marihuana medicinal. Por desgracia, nunca llegó a buen término. La capital de la droga discutible de África, Camerún está a ras con los campos de marihuana. El país envía con frecuencia cannabis a África Occidental y Europa.

Ghana: no se te ocurra tener marihuana en Ghana. La posesión, la importación y exportación, uso, o el cultivo de la marihuana te llevará por lo menos de 5 a 10 años en la cárcel. Todo esto es de acuerdo con los que controlan los estupefacientes del país sus leyes y la regulación, que, como en los Estados Unidos, todavía cuentan con el cannabis, la resina de cannabis, extractos y tinturas entre sus estupefacientes.

Costa de Marfil: El futbol salvó a Costa de Marfil de la guerra. Y la marihuana probablemente podría hacer lo mismo con su economía. Por desgracia, no hay mucho crecimiento en este país, donde las malas hierbas sigue siendo ilegales y no se producen altamente. Lo poco del cannabis cultivado aquí se conoce como hierba de la suciedad,  la importación de hachís llega desde Marruecos.

Nigeria: El órgano rector antidrogas del país, la Agencia Nacional de Control de Drogas de la Ley, es tristemente célebre por su intento de erradicación del cultivo. Quemas públicas e incursiones de a cultivos son la evidencia del intento de eliminar el cannabis en este país africano. Conocido como el centro de tráfico de narcóticos de África, Nigeria tiene una postura notoriamente difícil contra la marihuana.

CONMEBOL:  Desde la legalización del cannabis, Uruguay ha arrojado una sombra sobre toda la competencia en su continente y más allá. Con eso dicho, el país más ruidoso con el tema del cannabis sudamericano viene a ser Paraguay.Brasil

Brasil: El país anfitrión “tolera” la marihuana, en gran parte debido a que todo ha terminado. Desde los clubes nocturnos de Río a las favelas pobres, el cannabis se puede obtener con relativa facilidad en Brasil. Sin embargo va más ti que tu en busca de el. Además, los nativos han comenzado gestando y con la venta de una bebida alcoholica con “raíz cannabis” hecha a partir de los restos de las plantas.

Uruguay: la legalización del Uruguay no es una broma. Animado por el hombre del Año, el presidente José Mujica, en Uruguay es totalmente legal. Por tan sólo un dólar americano, usted puede comprar un gramo de marihuana uruguayo. Lamentablemente, sólo los uruguayos pueden comprar este marihuana, ya que tienes que ser un ciudadano inscrito en su programa para tener derecho a dicho cannabis. Con las ventas legales comenzando a finales de este año, aunque no para los turistas.

Argentina: Como ya lo verás, Argentina ha despenalizado y comenzado a considerar su propia legislación  desde que en Uruguay es legal. Si bien gran parte de la hierba de Argentina proviene de Paraguay el país tiene dos Copas de cannabis al año para los productores locales.

Chile: Al igual que Argentina, Chile también miró a Uruguay y anunció a finales del 2013 que sería el ejemplo a seguir. Por ahora, la marihuana es totalmente ilegal, a menos que (en virtud de una disposición impar), usted esté fumando en un lugar privado. Ésto significa esencialmente,que lo que haces  no dejes que nadie te vea.

Colombia: Conocido más por Pablo Escobar y su cocaína que el cannabis, la droga circula libremente y generalmente es ignorada por las autoridades de Colombia. Del mismo modo, la nación despenalizó la planta (junto con la cocaína) en 2012.

Ecuador: Una nación que tiene despenalizado hasta 10 gramos de marihuana o menos.También se le permite llevar dos jporritos para uso personal en cualquier momento. Encontrar cannabis aquí resulta bastante fácil, ya que está lleno de traficantes callejeros en toda ciudad importante de Ecuador. Con una amplia gama de calidades. Los precios van desde el extremo inferior de 10 dólares la onza a 300 dólares la onza por cheeba premium.

UEFA:  Con los holandeses a la cabeza, todo este grupo de naciones tiene (en su mayoría) las políticas progresistas y amistosas hacia el cannabis. Con muchas naciones con la despenalización y una potencia del cannabis en ascenso, España, estos países son los caballos oscuros en la cúspide de la progresión.

amsterdam

Países Bajos: El antepasado del cannabis y la reforma de drogas, Amsterdam ha tenido coffee shops que sirven a los ciudadanos y los turistas desde los años 70. Ahora, 105 de 443 municipios del país  tienen al menos un Coffee shop Sigue siendo la meca del cannabis, Holanda ha intentado acabar con sus talleres de cannabis con poco éxito. En el 2011, el país aprobó la regulación que cambiaba los famosos coffee shops en clubes privados, con la pertenencia a disposición sólo a los ciudadanos holandeses. Pero a pesar de esa ley, los coffee shops siguen floreciendo y se ve una afluencia de turismo durante todo el año. Del mismo modo, las malas hierbas se despenalizaron  para su uso personal, pero los viajeros extranjeros se enfrentan a la constante oposición por parte de algunos funcionarios del gobierno para la compra. Dicho todo esto, la preocupación de la nación se debe a sus problemas de tráfico de drogas, ya que pocos países de Europa hay  marihuana legal dentro y fuera de sus fronteras.

España: Al operar en un área gris extrema (despenalizado pero generalmente ignorado), la cultura del cannabis en España ha empezado a prosperar y evolucionar. Con una explosión de “Cannabis Social Clubs” en los últimos años, Barcelona se ha convertido en el Amsterdam del oeste. Aparte de conseguir maleza alta o hachís en estos clubes, los consumidores pueden ver eventos deportivos (como la Copa del Mundo), jugar al ping pong, o simplemente socializar. Del mismo modo, fumar marihuana en España está despenalizado. Mientras que la industria de España aún puede estar bajo tierra, tiene un cierto estilo que la distingue. Además, la feria de marihuana más grande la Spannabis Europe festival ocurre dos veces al año, una en Barcelona y otra en Málaga, ya que los productores de la nación, activistas y consumidores se unen para probar las variedades.

Bélgica: El vecino de Amsterdam, el belga normalmente prefiere sus cervezas a sus gustativas, pero la tenencia de hasta tres gramos y cultivar la planta se deja suavemente. Como era de esperar, es una zona con mucho tráfico entre los Países Bajos y el resto de Europa.

Bosnia y Herzegovina: El equipo de la Copa Mundial de la europea más seco, tanto figurativa como literalmente. tienes pocas  posibilidades de encontrar malezas en Bosnia y Herzegovina. Un grupo de Facebook dedicado a la legalización  en el país cuenta con un magro 11 me gustas. Sin embargo, el país esta en el centro del comercio del cannabis puesto avanzado al está en medio de muchas rutas, pero fumar marihuana sigue siendo ilegal y puede ponerte tras las rejas.

Croacia: Desde el 2013, este país de Europa del Este permite una pequeña posesión de marihuana, pero encarcela a la gente tres años por el cultivo y la venta Se espera que el país siga avanzando, pero por ahora, sigue siendo un lugar difícil para hacer algo más que un porro.

Inglaterra: El Reino Unido técnicamente establece que es ilegal que los residentes del Reino Unido posean cannabis en todas sus formas. El cannabis  fue degradado al peldaño peligroso de drogas controladas en el 2004 antes de que lo pusieran en un nivel superior en el 2009. Parece que las naciones del reino han decidido en contra de sanciones severas, sin embargo, a los delincuentes reincidentes de posesión se les detiene 28 días. Recientemente, los movimientos de legalización han cobrado nuevos bríos, y los activistas de la NORML del Reino Unido son conocidos por reunirse en los cafés locales para compartir el amor.

Francia: Es ilegal poseer, cultivar, vender o consumir marihuana en Francia. Pero las leyes aprobadas recientemente, en el 2013 hacia la legalización medicinal a partir de derivados del cannabis. El cannabis en Francia por lo general proviene de Amsterdam, mientras que el hachís viene de Marruecos a través de Marsella. La calidad varía, y se puede encontrar un poco de hachís de calidad muy bueno en el sur de Francia, si localizas a  las personas adecuadas.

Alemania: La posesión es ilegal, pero el consumo no lo es. Así pues, si usted puede conseguir un Joint alemán es mejor que lo enciendas, rápidamente. Esto se debe a que fumar marihuana es considerada auto-daño, que en Deutschland, no es un delito. Pero la verdadera postura es más evidente en la persecución de los delitos de posesión en Alemania, que por lo general resulta con cargos.

Grecia: tu pequeña playa paradisíaca del Mediterráneo podría ser arruinada si intenta rodar un porro en las rocosas costas marinas. Todo acerca del cannabis es ilegal en Grecia, y la posesión de grandes cantidades puede llevar a años de prisión. Parece que su gobierno estaba preparando una ley para despenalizar todas las drogas desde el 2011. Pero el país ha tenido que enfrentarse a realidades mas seria en los últimos años.

Italia: Quizás Zidane estaba molesto aon Materazzi y los Azzurri y se les permite poseer pequeñas cantidades de marihuana. Aunque no totalmente despenalizada, los pequeños cargos menores por pequeñas cantidades son de discutible castigo.

Portugal: Al igual que todas las drogas en Portugal, el cannabis está totalmente despenalizado, ya que el país tomó la norma de “vamos a curar a nuestros drogadictos, no ponerlos en la cárcel” enfoque en el 2001. Con discutible política de drogas más sensata en torno, Portugal es un paraíso para el porrero. enjuagarse en playas y clubes donde fluye el brote.

Rusia: Lo creas o no, pero la marihuana tiene su propio culto en Rusia, con su propio lenguaje. Anasha es ruso para la marihuana. No está claro exactamente cómo y dónde esta el cultivo de cannabis crece en interior, muy audaces los individuos pero sin duda existe. Sólo asegúrate de que en la billetera tienes dinero  en este país sus policías aceptan sobornos, pero le enviarán a la cárcel sin una “donación”. Y en Rusia, cinco gramos o más significa una pena de cárcel potencial de tres años a siete.

Suiza: Los suizos tienen una política neutral cuando se trata de fumar cannabis. Cualquier Sativa suiza con más de 1% de THC se califica como una droga, aunque el país despenalizó la posesión  de menos de 10 gramos, en septiembre del 2012. Por otra parte, 50.000 personas suizos supuestamente consumen con regularidad, ya que no temen a las multas generalmente débiles emitidas por la policía.

En total, más naciones en esta lista son generalmente abiertos al consumo de cannabis y parecen estar inclinándose hacia la progresión.  Por Barry Bard  Fuente Marijuana

4 4.348 vistas

2013_08_WorldWeed_1

Aunque se podría dar un numero muy alto a raíz de los cerca de doscientos países que hay en el mundo, la respuesta sorprende dos veces, la primera es que solo hay uno y la segunda es que éste es Corea del Norte.

Hace unos días el Huffington Post publica una infografía muy ilustrativa y fácil de visualizar sobre el panorama internacional y el uso de la marihuana ante la Ley

En el se puede ver y situar en el mapa a las diferentes naciones que tienen la marihuana medicinal como legal, en los que está discriminalizada y en los que es legal totalmente.

En este último dato, no sorprende que sea solo un único país (aunque Uruguay y los Estados norteamericanos de Colorado y Washington se sumaran a esta condición) donde es legal, lo que sorprende y no es una broma, es que sea la dictadura comunista de Corea del Norte. De hecho, en este país  fumar es una forma popular para los soldados y  trabajadores manuales para relajarse después de un largo día .

 

0 85 vistas

La sexta edición del informe State of Legal Marijuana de ArcView y BDS Analytics indica que el mercado mundial de cannabis para el 2022 tendrá un valor de $ 32.000 millones.

State of Legal Marijuana es una de las perspectivas más esperadas para la industria del cannabis. Este informe cubre el mercado mundial del cannabis, pero se centra principalmente en lugares donde la marihuana se ha legalizado recientemente, en los Estados Unidos y Canadá.

Los estadounidenses gastan más dinero en una hierba legal

Aunque el cannabis recreativo a nivel federal todavía es ilegal en los Estados Unidos, los estadounidenses gastan cantidades gigantescas en él. Un total de 34 estados de EE. UU. Legalizaron la marihuana medicinal, que en combinación con cientos de miles de usuarios médicos generó en 2018 un total de 11.000 millones de dólares en ingresos.

Canadá ocupó el segundo lugar porque los canadienses gastaron $ 1.300 millones en cannabis legal el año anterior. En el resto del mundo se gastaron alrededor de $ 600 millones, como se muestra en la tabla.

Los concentrados son cada vez más populares

Una de las cosas que distinguió BDS Analytics fue el cambio en el uso de concentrados de cannabis en 2016-2017. La venta de concentrados de marihuana aumentaron un 6% en 2017, pero el aumento real de su fuerte popularidad fue visible en 2018.

En cuanto a los métodos de consumo, los vaporizadores fueron ganadores absolutos en ambas categorías porque tenían la mayor cuota de mercado con una tasa de utilización del 39% y una tasa de crecimiento anual del 86%.

La perspectiva

La legalización de la marihuana continúa en toda América del Norte y Europa. Este año, muchos estados de los Estados Unidos, México y varios países latinos legalizaron la marihuana de alguna forma.

El Reino Unido legalizó la marihuana medicinal para los enfermos graves, y Alemania amplió el programa y la distribución a las farmacias. Hace más de un año, Polonia legalizó el cannabis medicinal y, durante unos días, los pacientes pueden comprarla en una farmacia con receta. El mercado de la marihuana también ha crecido en España, Italia y varios otros países europeos más pequeños.

Sin embargo, el mayor aumento del gasto en marihuana legal en Europa se producirá cuando Francia la legalice con fines médicos, según el estudio .

Fuera de Europa y América, varios países han comenzado a trabajar para la legalización de la marihuana. Este problema ha sido abordado recientemente por Tailandia, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Corea del Sur.

Georgia de facto legalizó la posesión de marihuana, de conformidad con la sentencia del Tribunal Constitucional en Georgia.

En Noruega, el gobierno creó un grupo cuya tarea consistía en la despenalización de las drogas destinadas al tratamiento compulsivo de los adictos, en lugar de imponerles una multa y encarcelarlos.

Esperamos que para fines de 2019 haya más países que hayan legalizado la marihuana con fines médicos o recreativos.

4 42.897 vistas

La longevidad de la relación entre los seres humanos y la marihuana ya es bastante común entre los aficionados al cannabis, los detalles precisos aún son relativamente desconocidos, especialmente para las generaciones más jóvenes de fumadores de hierba.

La historia de la marihuana es en realidad muy entretenida, por lo que si usted disfruta de los efectos calmantes de sentirse bien de esta planta increíble, definitivamente debe dejar a un lado unos minutos de su tiempo para conocer mejor a su organismo fotosintético favorito un poco mejor.

Para aquellos que son inseguros, o incluso estrictamente se oponen al consumo de marihuana para fines medicinales y recreativos, tal vez una mirada a través de toda la historia y todas las diferentes culturas y naciones que se beneficiaron en forma profunda del uso de esta planta ayudará a cambiar su mente, Porque todo el concepto de que el cannabis es una especie de una sustancia tortuosa es esencialmente completamente moderno, y completamente irrealizable por decir lo menos.

Las plantas de cannabis primero evolucionaron en Asia Central, particularmente en las regiones de Mongolia y Siberia de hoy.

La evidencia sugiere que el cannabis fue cultivado por los seres humanos durante 12.000 años , lo que lo convierte en uno de los cultivos más antiguos en toda la historia de la humanidad.

Marihuana mapa del mundo

Una vez que las primeras civilizaciones se establecieron, China fue el principal cultivador de la región y alrededor de 6000 aC muchas de sus numerosas provincias dependían en gran medida del comercio y la producción de cannabis.

Se necesitaban y usaban diferentes tipos de marihuana en la antigua China, y los primeros registros descubiertos del uso del cannabis con fines medicinales se remonta al 4000 aC

Las leyendas del pueblo chino representan al Emperador Shen Nung usando la marihuana como medicina en el año 2737 aC, para reuma, gota y otros similares.

Pero la dura evidencia de la existencia de Nungs es todavía escasa a día de hoy, por lo que todavía está algo confuso si él era una figura mítica o histórica.

Los restos de cannabis quemados fueron descubiertos en los montículos funerarios siberianos que datan alrededor del año 3000 aC y las tumbas sepulcrales de altos funcionarios habían momificado el cannabis psicoactivo en el área de Xinjiang de China, alrededor de 2500 AC

Aproximadamente al año 2000 aC, los agricultores costeros coreanos que estaban en contacto con los chinos, llevaron la planta a Corea, donde lentamente comenzó a extenderse por toda la nación.

Entre 2000 y 1000 AC, los coreanos fueron atacados frecuentemente por los arios (que eran un pueblo indo-iraní), y llevaron cannabis a la India, donde rápidamente se hizo ampliamente popular.

La siguiente parada de la marihuana fue la mudanza al Oriente Medio, donde fue transferida muy probablemente por los escitas, y en esa época ocuparon Rusia y Ucrania por muchos años, donde la planta también hizo su primera aparición.

Los grupos nómadas germánicos transportaron cannabis a Alemania y en última instancia a otros países de Europa central, y durante las invasiones anglosajonas del siglo V dC, fue llevado a las islas de Gran Bretaña.

También se han encontrado trazas de semillas de cannabis en los naufragios vikingos , que datan del siglo IX, y era muy común que las culturas que usaban regularmente el transporte marítimo para fabricar cuerdas robustas de cáñamo.

Desde Europa, durante los siguientes siglos, se extendió lentamente por África, y más tarde a América del Sur con los conquistadores en el siglo XVII.

La mayoría de estas culturas arcaicas han implementado el uso de la marihuana tanto para usos prácticos como médicos.

El cáñamo se utilizó para la creación de fibras, que luego se utilizaron para la tela, las cuerdas, redes de pesca y otros productos similares.

La primera pieza de papel (aproximadamente 500 aC), estaba hecha de fibras de cáñamo, y los antiguos chinos lo usaron para muchos tipos diferentes de tejidos desde el año 1000 aC. El algodón no se usó en China hasta aproximadamente el año 900 dC, lo que dejó al cáñamo como una planta para todas las cosas relacionadas con la tela.

Los romanos también confiaron en el cáñamo para la creación de la cuerda, cultivándolo sobre todo en Sicilia.

Al igual que sus antepasados ​​romanos, los italianos continuaron la tradición de la utilización de la cuerda, y las regiones principales del cultivo estaban alrededor de Venecia.

Los artesanos venecianos eran famosos por las magníficas telas que creaban a partir de cáñamo, casi igual a la delicada belleza de la seda.

Otro hecho interesante es que la industria del cáñamo en Italia estaba regulada con precisión, incluso tenían varias graduaciones para ayudar a determinar la calidad de las fibras, que variaban de región a región.

Es bastante evidente que todas estas viejas culturas y civilizaciones tenían una comprensión similar de cómo el cáñamo podría ser explotado para diversos usos prácticos, y se puede decir que esta fue la principal razón para el propósito del cannabis, pero también es evidente que muchas de estas culturas también lo utilizaron por razones medicinales y espirituales.

En China y Egipto se utilizó para el reumatismo, la gota, y se añadieron las semillas al vino para crear pociones que se utilizaron como anestésicos en cirugías y otras intervenciones médicas.

En la antigua Grecia era una cura común para los diferentes tipos de inflamación, y también para las tenias y otros parásitos.

Como se mencionó anteriormente, los ataques a los anglosajones por la Europa occidental durante el siglo V transportaron cannabis a las islas británicas.

Alrededor del 1500 dC, por orden del rey Enrique VIII, comenzó la mayor demanda de cáñamo en la historia de Inglaterra, para satisfacer el creciente requerimiento de una flota más grande.

Debido a que Inglaterra se convirtió en una potencia marítima tan fuerte tan rápidamente, los agricultores del país no podía producir suficiente cannabis, por lo que se dirigió a Rusia para la producción adicional de cáñamo.

Este acuerdo comercial era inmensamente valioso para los ingleses, que contaban con el suministro constante de cáñamo para construir y mantener la cuerda y el tejido para sus flotas comerciales y colonizadoras.

Al otro lado del mundo, una vez que los españoles trajeron la planta con ellos al Nuevo Mundo a comienzos del siglo XVI, poco a poco comenzó a extenderse por todo el continente.

Los ingleses lo llevaron con ellos a Jamestown en 1611, que era su primer establecimiento duradero en Norteamérica.

Se utilizó como una fuente importante de fibra, hasta el comienzo del siglo XX, cuando el algodón lo reemplazó como la principal cosecha para fibra.

Durante esta era sólo un pequeño número de patentes médicas incluyeron marihuana, en comparación directa con las que tenían cocaína y opio en ellas.

Durante la década de 1920 la fiebre del cannabis comenzó a tomar el control de los EE.UU.

Vintage cannabis grower

Fue el producto de varios factores, uno de los cuales fue la revolución mexicana que dio lugar a que un gran número de inmigrantes que disfrutaban del cannabis huyeran a América, y algunos historiadores creen que la prohibición tuvo un papel importante en la popularización de la marihuana.

Al principio, el consumo estaba reservado para los músicos de jazz emergentes y otros artistas en el mundo del espectáculo.

Las llamadas tetinas se abrieron a nivel nacional, y el uso de cannabis fue tolerado por las autoridades, porque había muy pocas quejas sobre las personas que lo disfrutaban.

Y por supuesto, todavía era completamente legal en ese momento.

La razón más importante para la criminalización de la marihuana fue el estereotipo racial, que desempeñó un papel importante en la comprensión del cannabis por la gente común, porque los inmigrantes mexicanos eran frecuentemente vistos como refugiados sin educación, quienes realmente no tenían nada que contribuir a la cultura occidental más avanzada .

El primer estado que prohibió el cannabis fue Utah en 1915, y en 1931 fue ilegal en 29 estados.

Ocho años después, en 1937, el cannabis fue colocado bajo la jurisdicción de la DEA, y con la ley del impuesto de la marihuana se criminalizó a escala nacional.

Historia de la ley de marihuana

En la década de 1950 el cannabis fue elogiado por la generación beat, y durante la Guerra de Vietnam se convirtió en un poderoso símbolo de la subcultura anti-gubernamental hippie, y definitivamente se formó la comprensión de que el cannabis no era una sustancia tan diabólica como el gobierno lo había retratado. Era un relajante que en última instancia reunía a la gente, y los hacía sentir más conectados entre sí.

El cannabis era una parte de la Farmacopea de Estados Unidos desde 1850 hasta 1942, y sus usos médicos más comúnmente eran para náuseas, reumatismo y dolores de parto.

En la década de 1930, la Oficina Federal de Estupefacientes de los Estados Unidos (una predecesora de la DEA) llevó a cabo una campaña que retrataba la marihuana como una droga intoxicante y fuertemente adictiva, capaz de convertir a una persona “normal” en un demonio de drogas en muy poco tiempo.

Avanzando hasta 1970, la Ley de Sustancias Controladas colocó el cannabis como un medicamento de la Lista 1, junto a la heroína y el LSD.

La mayoría de la marihuana provenía de México en ese momento, y en 1975 el gobierno mexicano acordó erradicar la mayor parte de las cosechas de México.

Las administraciones de “tolerancia cero” de Reagan y Bush crearon un cambio de la importación a cultivos domésticos, localizados principalmente en California y Hawai.

La siguiente fase de la historia del cannabis fue cuando Holanda lo despenalizó en 1976, lo que significó básicamente la posesión y venta autorizadas de hasta 30 gramos de marihuana.

El siguiente fue California, el primer estado donde el cannabis fue legalizado para uso medicinal en 1996, y Colorado fue el primer estado en permitir el uso recreativo en 2014.

En la actualidad, 24 países del mundo han despenalizado o legalizado el pote, siendo Uruguay el pionero absoluto, donde la producción, la venta, el transporte y el cultivo han sido completamente legalizados en 2013.

En este momento, Canadá es el siguiente en la lista para recibir la legalización completa de uso medicinal y recreativo y que será en el verano de 2018.

Menudo viaje.

Por Marco  

Fuente Greencamp