Buscar

fast - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 930 vistas

Las variedades Fast Version, como se puede intuir, son plantas de floración rápida. Hace unos años las presentó Sweet Seeds como gran novedad, y desde entonces son una gran alternativa para conseguir las cosechas más tempranas. También son perfectas para climas húmedos o lluviosos, ya que suelen madurar mucho antes de finales del verano o principios del otoño. ¿Pero realmente qué son y cómo se desarrollan?

Empezamos hablando de las variedades fotodependientes y las variedades autoflorecientes. Las fotodependientes, son las de siempre, plantas que dependen de un fotoperíodo para completar sus ciclos. Crecen cuando los días crecen a lo largo de los meses de primavera, y florecen cuando los días decrecen, a lo largo del verano. A partir del solsticio de verano, la cantidad de horas de luz diurna comienza a disminuir y las plantas reciben la señal que les indica que deben florecer antes de la llegada del otoño y con él, el mal tiempo.

Las variedades autoflorecientes en cambio, no dependen de fotoperíodo. Crecen aproximadamente unas 3-5 semanas, e independientemente de la cantidad de luz que reciben, comienzan a florecer. Las autoflorecientes más rápidas, pueden terminar en unas 8 semanas desde la germinación. Este tipo de variedades descienden en su mayoría de la Ruderalis, una genética originaria de las zonas frías de Rusia. En estas condiciones climáticas extremas, han evolucionado para completar los ciclos muy rápido.

Las variedades Fast Version, son el resultado de combinar una variedad fotodependiente y una variedad autofloreciente. La primera generación de este cruce, no contiene el gen autofloreciente, pero sí se pudo apreciar como el resultado era variedades fotodependientes de floración super rápida. Es sólo en las siguientes generaciones donde realmente comienza a aparecer el gen autofloreciente, ya que es un gen recesivo y no dominante.

En la segunda generación, cuando se combinan dos híbrido fotodependiente x autofloreciente es ya cuando se comienza a expresar el gen autofloreciente. Pero también cabe destacar que no todos los ejemplares se muestran 100% autoflorecientes, sino que aproximadamente el 25% es autofloreciente, el 25% es fotodependiente, y el 50% heredan el rasgo de floración rápida.  Las siguientes generaciones, muestran ya una mayor cantidad de ejemplares autoflorecientes hasta que se finalmente se consigue fijar el gen autofloreciente.

Lo que más llama la atención de las variedades fast version, además de su vigor híbrido, es que crecen como cualquier variedad fotodependiente, llegando a alcanzar un gran tamaño, además de producciones enormes y de gran potencia. Pero con respecto a la versión normal, terminan de florecer de 7 a 20 días antes, incluso menos dependiendo de la variedad. Y a diferencia de las autoflorecientes, se pueden sacar esquejes o conservar una planta madre.

0 1.057 vistas

Gorilla Glue Auto es la nueva variedad de Fast Buds Seeds, una versión autofloreciente feminizada de la famosa Gorilla Glue#4, ganadora en 2014 de varios premios al mejor híbrido en las High Times de California y Michigan. Se trata de una genética creada accidentalmente cuando su creador Joesy Whales estaba cultivando algunas Chem Sistes y una de ellas produjo algunas flores macho que terminó polinizando una hembra Sour Dub.

Las pocas semillas cosechadas las conservó durante años hasta que decidió cultivarlas, de las que una destacó sobre todas, la número #4 de la que hereda parte de su nombre. El nombre de glue o pegamento en español, hace referencia a la cantidad de resina que llegan a producir sus cogollos, un diamante en bruto para cualquier amante de las extracciones, además una potencia algo inusual ya que en pruebas realizadas ha llegado a alcanzar un 24% de THC.

En un evento californiano los breeders de Fastbuds consiguen el clon Gorilla Glue Auto que deciden investigar para más tarde incorporarlo a su catálogo, primero en versión feminizada y ahora también en versión autofloreciente gracias a la combinación con una ruderalis se consigue mantener todo el encanto de la madre original, concentrado en una planta de pequeño tamaño que hará que su cultivo en cualquier espacio por reducido que sea, siempre sea sinónimo de discreción y éxito garantizado.

Como toda variedad autofloreciente se puede cultivar en cualquier época del año siempre que se garantice un mínimo de horas de sol y una temperatura apropiada, aunque los mejores rendimientos siempre consiguen cultivando durante los meses de primavera y principios de verano, cuando los días son los más largos y soleados de todo el año. En este tipo de genética que comienza a florecer independientemente del tamaño de la planta pasadas unas 4 semanas desde la germinación, conviene conseguir las plantas más grandes antes de que comience esta fase.

Partir de entrada con un gran contenedor de unos 11 litros y un sustrato muy enriquecido es también la mejor opción para lograr los ejemplares más altos, ya que los trasplantes suelen frenar el crecimiento de las plantas unos valiosos días. Con las mejores condiciones podremos tener plantas de aproximadamente un metro de altura y unos rendimientos que podrán superar los 200 gramos por planta, con cogollos extremadamente resinosos, compactos y con muy poca hoja que hará del manicurado una tarea de pocos minutos.

En interior es perfecta para cultivar con una densidad de unas 9 plantas por m2 en macetas de 7-9 litros. Al no depender de fotoperíodos, cuanta más cantidad de horas de luz aportemos mayores serán los rendimientos, por lo que un fotoperíodo constante de 18/6 o 20/4 (luz/oscuridad) es la mejor opción para conseguir los mayores rendimientos, entre 400 y 600 gramos por m2 dependiendo del medio de cultivo y sistema de iluminación, en tan sólo 8-9 semanas.

El sabor es fiel al de su madre Gorilla Glue#4, quien haya tenido la oportunidad de probar la original o alguno de sus híbridos encontrará todas las similitudes, con toques muy fuertes y marcados a pino con aromas cítricos, afrutados y ligeros matices químicos y Diesel. El efecto es potente, equilibrado, agradable, alegre, positivo y con un final relajante, perfecta para disfrutar a cualquier hora del día y dejar fluir la imaginación y el buen humor.

0 717 vistas

Sinceramente Sweet Seeds nos ha sorprendido con esta Cream Mandarine F1 y es que pocas veces nos encontramos con un nombre que se ajuste tanto a la realidad como el de esta planta y su sabor. Aunque tampoco es menos cierto que si por algo se caracteriza este banco de semillas es por el gran sabor de sus variedades, no hemos probado ninguna que no nos haya gustado, y entre todas, ésta sin duda se mete directamente entre las mejores del catálogo en esta característica.

F1 no hace referencia a los coches de carrera Fórmula Uno, aunque bien lo pudiera parecer. Tampoco tiene nada que ver con la nomenclatura genética, donde un F1 se resume rápido como un cruce de dos variedades puras y no relacionadas entre si como Pakistán x Colombia, por ejemplo. F1 viene de Fast Version o versión rápida, un giro de vuelta más con la intención de conseguir variedades de floración cada vez más rápidas sin que ellos signifique renunciar a un gran sabor y potencia.

Estas variedades son el resultado de un cruce de una variedad autofloreciente y una variedad fotodependiente, en la que han conseguido justo lo contrario que uno esperaría al principio de la historia, ya que éste fue el proceso que dio lugar a las autoflorecientes. De un cruce así se consiguen semillas autoflorecientes y semillas que florecerán siguiendo el fotoperíodo. Estas autoflorecientes se vuelven a cruzar con autoflorecientes y al cabo de generaciones se obtienen plantas con el gen autofloreciente fijado. Para las F1 se han ido seleccionado las descendencias que no eran autoflorecientes, pero en cambio resultaron ser de floración más corta, de modo que son variedades que al depender de las horas de luz pueden crecer durante meses y adquirir un gran tamaño, y a la hora de la floración heredan la rapidez de las autos.

Nos cuentan que la Cream Mandarine F1 es un cruce de Cream Mandarine Auto y un híbrido de NYC Diesel, y es que ciertamente se pueden apreciar los toques dulces, cremosos y cítricos, y los toques ácidos y naranja más intensos gracias a reforzar su sabor con la New York City Diesel.

Es una planta que se desarrolla a gran velocidad y enseguida pedirá un trasplante si comenzamos con macetas de pequeño tamaño, no conviene retener su crecimiento y mejor darle un buen espacio para las raíces cuando antes. Si la dejamos crecer a lo alto llegará a alcanzar una altura importante, es muy buena opción hacer una poca apical  en crecimiento y forzar la ramificación, muy propensa además a largas ramas que se erguirán buscando el sol formando una gran bola redonda.

En cuanto notan el cambio de fotoperíodo empieza el show, cerrando puntas antes que ninguna y mostrando las primeras floras en un tiempo récord. Los cogollos prácticamente se puede apreciar como engordan día a día y se van expandiendo hasta rellenar los espacios entre nudos, impidiendo ver el tallo central. También muy pronto comenzará a desprender los aromas que hacen honor a su nombre gracias a una notable concentración de tricomas llenos de deliciosos terpenos. Cuenta 49 días y 49 noches desde el cambio de fotoperíodo y no esperes más para cosechar. Los cultivadores de exterior quedarán igual de sorprendidos y como se descuiden, la cosecha le llegará de improviso a primeros de septiembre con las tijeras romas del año pasado y el secadero sin acondicionar.

Cabe destacar que hacia finales de floración, los cogollos se irán endureciendo hasta formar una piedra compacta envuelta en resina con muy poca cantidad de hoja, y algunos ejemplares pueden adquirir unos espectaculares y ligeros colores tonos lavanda y rojizos que le dan un punto más delicioso. La producción está muy bien para ser una variedad tan rápida e incluso superará las expectativas iniciales.

Como siempre, las apariencias no se fuman y hasta que se enciende un canuto de Cream Mandarine F1 todo lo dicho hasta ahora puede caer en saco roto. Pero no defrauda, y la primera calada es como comerse un helado o caramelo de mandarina, muy cremoso, muy dulce y con un sabor muy marcado y que no hará dudar a nadie si se le pide que le defina su sabor principal.

La potencia tampoco desmerece sus otros aspectos, con unos efectos muy equilibrados desde el inicio y perfectos para cualquier hora del día o de la noche, evitar los ojos rojos o una sonrisa de oreja a oreja es imposible y en cuanto dejes de sentir esa sensación, querrás volver a repetir. A nosotros mismos nos acaba de pasar. Terminamos con una adivinanza: sabe a mandarina, huele a mandarina y es F1. Qué es?

2 765 vistas

Rapidez, producción, calidad y mucha resina, eso es lo que te va a deparar esta variedad de Sweet Seeds
Fast Bud 1 de Sweet Seeds, estamos ante una de esas variedades que enganchan a cualquier cultivador gracias a la gran cantidad de buenas características que nos trae esta cepa.

A su gran velocidad y rapidez en su floración, Fast Bud 1, produce una cosecha muy abundante y con unos cogollos muy cargados de resina. Su olor dulzón nos recuerda a las golosinas, su sabor es fresco afrutado, aunque, una de sus mayores características sigue siendo la velocidad de su floración. En su cultivo exterior, la planta es muy resistente y prueba de ellos son sus frutos pretos y resinosos aupados en ramas muy resistentes. Su cultivo de interior, y por lo tanto controlando sus horas de luz, nos sorprende con su alta producción y con la fortaleza de sus cogollos en comparación con otras variedades que necesitan de más tiempo.

Su post consumo es bastante poderoso teniendo su alto contenido en THC. Fast Bud 1 es una variedad muy demandada en el mercado gracias a los muy buenos comentarios entre los cultivadores y también gracias a su más que aceptable cantidad de flores en tan poco espacio de tiempo.

Ficha

Semillas de marihuana feminizada autofloreciente  Fast Bud 1 de Sweet Seeds
Variedad autofloreciente de última generación. Con muy buena producción y grandes cogollos cargados de abundante y aromática resina. Estas plantas alcanzan una altura entre 40 y 90 cm. Potente efecto y aromas dulces con tonalidades exóticas procedentes de su herencia Diesel. Autofloreciente de Sweet Seeds con mas rápida floración.
 
Variedad: SWS23
Autofloreciente 100%
Producción Interior: 450 – 500g/m2
Producción Exterior: 20 – 70g/planta
Cosecha Interior/Exterior: 7 ½ semanas después de la germinación
Altura: 40 – 90 cm

Comprar Fast Bud 1 de Sweet Seeds

1 5.436 vistas

Las variedades de Sweet Seeds son muy homogéneas y de gran calidad, Sweet Skunk F1 es de Fast Versión, es decir, cruzadas una sola vez con genética de cannabis con floración automática

Estamos ante una variedad que te va a sorprender muy gratamente, hablamos de una cepa de la colección Fast Versión de Sweet Seeds. Esta colección está ganando muchísimos adeptos gracias a su facilidad en su cultivo y algo muy importante y que todos buscamos, gran productora de cogollos grandes, espesos, compactos y recubiertos de resina.

Sweet Skunk F1 Fast Versión es una variedad, que produce el típico olor y sabor a Cheese como su predecesora Sweet Cheese. Es una variedad muy rápida también hasta llegar a su recolección, aproximadamente ocho semanas, y con un considerable alto contenido en THC.

Como nos tiene acostumbrados el banco de semillas Sweet Seeds, la variedad es muy homogénea y todos los plantones resultantes de la obertura de las simientes son perfectamente similares, dando pie a elegir para su plantación cualquiera de las plantas.

Las variedades Fast Versión de Sweet Seeds se cruzaron tan solo una vez con la genética de marihuana automática o autofloreciente, con la misión de acortar los tiempos de floración y salvaguardando la mayoría de las características de las clásicas variedades utilizadas para su creación.

Sweet Skunk F1 Fast Version es una cepa muy, muy interesante y para tenerla en cuenta en nuestro próximo cultivo

Ficha Técnica

Sweet Skunk F1 Fast Version, cruce entre Sweet Skunk Auto y Early Skunk. El resultado es un hibrido F1 de floración muy rapida. Posee un aroma especiado y dulde. Su producción se caracteriza por ser muy abundante con grandes cogollos y mucha resina.

Indica/Sativa: 65%/35%

Prod. Interior: 400-550 g/m2

Prod. Exterior: 350-600 g/planta

Floración Interior: 6-7 semanas

Cosecha Exterior: finales de agosto, principios de septiembre

Genética: Sweet Cheese X Automática 3ra generación

CBD: mediano

THC: mediano

Comprar Sweet Skunk F1 Fast Version de Sweet Seeds

 

1 4.554 vistas

PrintEl conocido banco de semillas, Sweet Seeds, nos propone para este año otra “versión” de sus variedades, las F1 Fast Versión. Estas semillas nos cuentan desde Sweet Seeds,  no son variedades autoflorecientes, son semillas feminizadas con una floración ultra-rápida. Por lo tanto, la propuesta de este prestigioso banco de semillas es interesante, estaríamos hablando de variedades con toda la calidad que producen las femenizadas y le aplicarían la ventaja de las autoflorecientes, es decir, su corta vida.

Las F1 Fast Version son versiones no autoflorecientes pero de floración ultra-rápida de algunas de las genéticas más apreciadas del catalogo de Sweet Seeds. Estas nuevas genéticas son hibridos F1, entre clones élite de sus genéticas no autoflorecientes y sus mejores cepas seleccionadas de genéticas autoflorecientes de tercera generación. Las genéticas autoflorecientes aportan al híbrido F1 una gran aceleración y maduración, estando las plantas listas para cosecharse en cultivos de interior tan solo 6 o 7 semanas después del cambio del fotoperiodo a 12 horas de luz y 12 de oscuridad, en cultivos de exterior las plantas adelantan el tiempo de cosecha 1 o 2 semanas con respecto a las versiones originales.

Debido a su rápida floración estas variedades son muy apropiadas para el cultivo en zonas húmedas especialmente sensibles a los ataques de hongos, ya que consiguen anticipar su cosecha a las más virulentas botritis (moho gris) que diezman los cogollos de indicas de más larga duración.

f1Las variedades F1 Fast Version que nos propone Sweet Seeds son la muy conocidas Green Poison, Cream Caramel, Sweet Special y Sweet Cheese.

Conociendo el trabajo de Sweet Seeds, estamos seguros que éstas nuevas variedades cumplirán con las expectativas generadas.

 

0 44 vistas

La candidata presidencial demócrata para las elecciones del 2020, Kamala Harris, se pronuncia claramente a favor de la legalización federal en una entrevista radiofónica. Aunque, no es la primera vez que lo hace.

Fue este lunes en el programa de radio The Breakfast Club. La senadora que se postula para ser la candidata demócrata a las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos dijo que inhaló.

“Yo tengo. Y yo inhalé ”, dijo riendo. “Fue hace mucho tiempo, pero sí. Acabo de dar la noticia “.

La “fumada” fue en sus tiempos universitarios, la senadora dijo que se fumó un porro “Creo que da mucha alegría a la gente, y necesitamos más alegría”.

A la pregunta de que escuchaba cuando inhalaba cannabis, la senadora contestó: “Oh, sí, sin duda Snoop. Tupac seguro “, dijo Kamala Harris.

Con ascendencia jamaicana

La senadora cuya familia es de Jamaica también dijo claramente: “Creo que debemos legalizar la marihuana”.

Con esta medida reguladora, habrían muchas mas investigaciones y estudios con el cannabis, esto “ya es una razón importante por la que se debe legalizar “ remarcando el impacto en los cerebros que aún se están desarrollando. Por lo tanto , más investigación es imprescindible.

“Debemos tomarnos este tema en serio”.”Creo que necesitamos investigar eso porque creo que no conocemos completamente las consecuencias” añadió la senadora.

“Aunque estoy absolutamente a favor de legalizar el cannabis. Hay que hacerlo. “Hemos llevado a prisión de una forma a tantos hombres jóvenes particularmente de color, que no se ha tenido el mismo nivel en otros hombres jóvenes”, dijo Harris. “Tendremos que lidiar con esto además de lidiar con el hecho de que no todas las sustancias son iguales, cuando estamos hablando de marihuana”.

Entrevista en la emisora de radio

0 4.671 vistas
Foto: Macfoto

El cultivador novel o principiante a menudo comete ciertos errores por falta de experiencia que podrían ser subsanables muy fácilmente.

Contar con una mala genética

Aunque 10 euros por una semilla pueda parecer en principio mucho dinero, tengamos en cuenta que más dinero supondrá cultivar durante 3 meses semillas de las que desconocemos su procedencia. También hay semillas de gran calidad por debajo de los 3 euros y de bancos de reconocido prestigio. El gasto de un cultivo en interior es elevado, y no es precisamente en semillas donde se irá la mayor parte de la inversión. Una vez cosechemos, tengamos la hierba en botes y estemos disfrutando el primer porro, poco nos importará lo que nos hayan costado las semillas.

Usar un sustrato de mala calidad

El sustrato será el soporte para las plantas durante todo el cultivo. Que contenga más o menos cantidades de nutrientes irá en las preferencias de cada cultivador. Hay quienes prefieren un sustrato ligero y recurrir a abonos líquidos, y hay quien prefiere un sustrato enriquecido y olvidarse de abonos durante varias semanas. Sea uno u otro, lo más importante es que tenga una buena textura. Ha de ser esponjoso y aireado, para permitir una buena retención de líquidos y al mismo tiempo una buena oxigenación de las raíces. Y por supuesto, libre de malas hierbas, plagas, hongos o patógenos.

No usar la iluminación adecuada

Sin una iluminación apropiada, el cultivo será un gasto innecesario de dinero, pues son resultados serán siempre nefastos. En la actualidad contamos con varias alternativas, desde las clásicas lámparas de vapor de sodio, hasta las nuevas lámparas LEC y paneles LED. Éstos últimos se caracterizan por la baja emisión de calor, lo que permite cultivar en cualquier época del año. Escojas la iluminación que escojas, será una de las principales inversiones que tengas que hacer, pero recuerda conseguirás amortizarla en pocas cosechas.

No regular el pH del agua de riego

Es posiblemente el error más común del cultivador principiante, el creer que las plantas de cannabis sólo necesitan agua, cuando la afirmación sería que necesitan agua con un pH regulado. A lo largo del cultivo, la mayoría de problemas de nutrientes que se puedan presentar, son debidos a una asimilación de los mismos por un pH inadecuado. Literalmente, las plantas dejan de asimilar nutrientes aún estando disponibles en el sustrato, lo que deriva en carencias que lógicamente no se solucionan abonando más.

Falta de ventilación

El cannabis es una especie que consume grandes cantidades de CO2. Mientras en interior tienen cantidades ilimitadas, en interior no es así y llegan a agotar rápidamente el disponible en poco tiempo. Contar con un buen sistema de ventilación que de manera continua o intermitente renueve el aire del interior es muy importante para un desarrollo saludable de las plantas. También es interesante un ventilador orientado a las puntas de las plantas. Fortalecerá los tallos en un inicio, evitará quemaduras producidas por las lámparas y en gran medida también evitará la aparición de hongos.

Mala configuración del espacio de cultivo

Un espacio de cultivo debe ser cómodo y funcional. El aire caliente generado por los equipos eléctricos se concentrará en la parte alta del cultivo. Es ahí donde se debe colocar la extracción. La intracción, en el lado opuesto y siempre en una zona baja. El ventilador siempre orientado hacia las puntas de las plantas que es donde se concentra más temperatura. La iluminación ni demasiado cerca ni demasiado lejos. Las plantas más altas siempre en los laterales, las más bajas, siempre bajo la lámpara…

Instalación eléctrica poco segura

La electricidad y la humedad o el agua no son amigos. Y en un cultivo interior es inevitable contar con aparatos eléctricos, una humedad ambiental media/alta, y agua que daremos en los riegos a las plantas. Siempre se debe contar con cualquier posible contratiempo y prevenirlo. El cableado, siempre lo mantendremos recogido y nunca por el suelo, ya que una caída accidental de la regadera es suficiente para armar un buen follón. Lo mismo cuando pulvericemos cualquier producto, siempre manteniendo las distancias con lámparas, extractores, ventiladores y cualquier otro componente eléctrico.

No respetar el fotoperíodo

Cuando se empieza un cultivo por primera vez, lo que más se desea es cosechar. Y éso lleva a cometer todo tipo de imprudencias, como no respetar los fotoperíodos y especialmente el de floración. Visitando las plantas mientras duermen esperando ver algún cogollo engordando, sacamos fotos con el flash de la cámara… Todo ésto supone un gran estrés para las plantas, que reaccionan de varias maneras. La peor de ellas, es la producción de flores masculinas que pueden fecundar los cogollos y llenarlos de semillas.

Fases de crecimiento muy largas

También es común pensar que las plantas se quedarán pequeñas al pasarlas a floración, cuando lo normal es que una planta de 30cm a la que se le cambia el fotoperiodo, mínimo doble su altura. Éso como mínimo, porque hay muchas otras que llegan a multiplicar por cinco su tamaño. Y una planta de 30 cm que quintuplicle su altura puede ser un serio problema en un espacio limitado en todas sus dimensiones.

Macetas excesivamente grandes

En interior lo común es usar macetas que en exterior se considerarían pequeñas. Es lógico por otro lado ya que las plantas crecerán menos. Pero también depende de la técnica de cultivo empleada, se deben optar por grandes o muy pequeñas. Para hacernos una idea, lo ideal serían unos 100 litros de sustrato por cada m2 de cultivo. Y las opciones son múltiples, desde 100 macetas de 1 litro para un cultivo en SOG, hasta 16 macetas de 7 litros para un cultivo convencional o 5 macetas de 20 litros para un cultivo en SCROG.

0 1.395 vistas

Alguna vez nos llegan mensajes de cultivadores que nos preguntan si es posible reproducir plantas autoflorecientes mediante esquejes o clones. La respuesta es sencilla: DEPENTE. Pero vamos a explicar los motivos para que el que tenga dudas, las pueda comprender.

Para empezar, hablemos un poco de las autoflorecientes. Es común llamarles Ruderalis a las autoflorecientes, pero ésto no es del todo correcto. De por sí, la Ruderalis es una especie sin mucho interés ya que produce cantidades muy bajas de cannabinoides, en especial de THC. En el mundillo cannábico, se comenzó a hablar de ella a raíz de una foto publicada en el catálogo de The Seed Bank de Nevil Schoenmakers del año 1987, donde se podía ver una planta Ruderalis al borde de una autopista en Hungría.

La característica más especial en cambio, es que a diferencia de variedades de cannabis índica y sativa, no depende de fotoperíodos para completar sus ciclos ya que ha conseguido adaptarsea las duras condiciones del norte de Europa y Rusia. No fue hasta 20 años después cuando comenzó el boom de las autoflorecientes, cuando diversos bancos de semillas comenzaron a trabajar con genética Ruderalis, combinándolas con índicas o sativas hasta conseguir fijar el gen autofloreciente tras varias generaciones.

Lejos quedan las primeras autoflorecientes que hace 10 años comenzaron a verse. Eran plantas muy pequeñas, que rara vez solían superar los 50cm de altura. Lógicamente, los rendimientos eran acordes a su tamaño, bastante pobres. Y la calidad de la cosecha también era bastante inferior a lo que estábamos acostumbrados. Hoy en día, las autos han sufrido una gran evolución, no es difícil con la planta adecuada, conseguir superar los 150-200cm de altura y rendimientos superiores a los 300-400 gramos.

Las autoflorecientes tienen todas un comportamiento similar. Crecen aproximadamente de 3 a 6 semanas, e independientemente de la cantidad de luz que reciban comienzan a florecer. En total, las más rápidas se pueden cosechar en unas 8 semanas desde la fecha de germinación. Las más sativas pueden llegar a los 100 días. Éste comportamiento autofloreciente es lo que las hace totalmente diferentes a las variedades fotodependientes, con sus contras y sus pros.

Por ejemplo son una gran opción para muchos cultivadores, ya en exterior no es necesario esperar a la cosecha de temporada. Es posible cosechar autoflorecientes en junio mientras esperamos la cosecha de final del verano sin la despensa vacía. También al tener un período de crecimiento tan corto, por lo general son plantas muy discretas, ideales para terrazas, balcones, guerrillas o pequeños jardines.

Por otro lado, las contras son precisamente el corto período de floración, durante el cual no garantizamos a la planta unas condiciones óptimas, se puede quedar muy pequeña antes del cambio automático de fase. Ésto llevará a producciones muy pobres. Otra contra, es que una autofloreciente nunca será una buena planta donante de esquejes. Aunque se suele decir que es porque los esquejes no enraízan, el motivo es otro completamente distinto.

Un clon o esqueje es una copia idéntica de la planta a la que pertenece. Tendrá el mismo sabor, aromas, potencia, período de floración´… y lo más importante en el caso que tratamos hoy, tendrá la misma edad sexual. Es decir que si una autofloreciente de que tenga 3 semanas, le cortamos una rama para intentar enraizarla, esa rama tendrá exactamente 3 semanas. Pensemos que en variedades fotodependientes hay plantas con décadas de vida.

Por ello, si la planta comienza a florecer a la cuarta semana, el esqueje que hemos sacado en la tercera semana también comenzará a florecer. En ese momento con el esqueje concentrando las energías en el inicio de la floración, tiene complicado dividirlas para al mismo tiempo, generar raíces. Y sin raíces el esqueje terminará muriendo. Recordemos que ni aún con el aporte de horas extras de luz conseguiremos revertir la floración.

Periodos de crecimiento más largos

En autoflorecientes con períodos de crecimiento más largos, de 6 semanas, sí es posible que los esquejes enraícen ya que contarán al menos con 2-3 semanas por delante. Lo que sí, es que apenas tendrán días por delante para alcanzar un tamaño medianamente decente. Lo que pueden llegar a producir estos esquejes, siempre será menos de lo que produciría ésa misma rama no la hubiésemos sacado de la planta.

Otra mención merecen las llamadas variedades fast version. Se trata del cruce entre una variedad fotodependiente y una variedad autofloreciente. La primera generación de semillas, no contiene todavía el gen autofloreciente. Son genéticas fotodependientes pero de floración muy rápida herencia de la autofloreciente. Pese a ello, hemos comprobado con muchas de ellas que es complicado mantener una madre por estar en un constante período de prefloración que tampoco se puede revertir.

0 293 vistas

El sistema de salud en Argentina es un laberinto ineludible, con teléfonos oficiales que nunca son atendidos por nadie y, cuando atienden, la desidia de los funcionarios que muchas veces responden con fastidio y mal humor las consultas de gente en situación de vulnerabilidad, por la necesidad de una atención médica. En ese lodazal ha metido el Estado argentino al cannabis medicinal y los niños que lo necesitan como el agua. El autocultivo es, en este contexto, una solución no sólo económica, sino también aliviadora. Aunque, en caso de ser descubierto, otra vez será la baba de este Estado caracol el que complique las cosas.

La justicia de la provincia de Salta, a 1000 kilómetros de Argentina, acaba de ordenar a la madre de un niño de siete años que padece cuadriplejia espástica, parálisis cerebral y epilepsia que lo inscriba en el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta del Cannabis para que se le provea el aceite de forma gratuita. Mientras tanto, la obra social deberá cubrir la adquisición el medicamento.

La justicia hizo lugar al recurso de amparo presentado por la madre del niño, única herramienta eficaz para cientos de personas a las que la ley aprobada en marzo de 2017 las abandonó a la buena de dios o, mejor dicho, de la planta. Así, la Obra Social de los Pretoleros (OSPE) deberá transitoriamente cubrirle la provisión del aceite, proveerle un asistente terapéutico, dos frascos de 100 milímetros de aceite de Charlotte por mes y una silla de ruedas postural.

Según el fallo, dicha cobertura se mantendrá “siempre y cuando la actora comunique mensualmente al juzgado los avances en el procedimiento de admisión en el referido Programa” y cesará una vez que quede firme la decisión de admitir o denegar al paciente.

La Ley 27.350 regula la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta cannabis y sus derivados. Además crea el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal y garantiza el acceso gratuito a los pacientes que se inscriban en el Registro de pacientes. En este escenario, el Tribunal puntualizó que la amparista “pretende que se le provea el aceite de cannabis de forma gratuita”, pero sin intentar ingresar al Programa Nacional.

“Esta situación reflejaría que el Programa aún no se encuentra completamente operativo, por lo que la incorporación de un paciente -sobre todo el interior del país como es la situación de S.- demandará un tiempo, que atento a las particularidades del caso, debe procurarse evitar”, añadieron los vocales.

Luego de analizar la causa, los camaristas advirtieron que la “vía adecuada para que en un supuesto como el presente se provea aceite de cannabis gratuitamente es el ingreso al programa especialmente creado al efecto”. Los magistrados concluyeron que a fin de evitar un “período de desamparo que podría resultar perjudicial en la salud del menor”, la obra social demandada deberá cubrir la adquisición el medicamento por fuera del Programa. O sea, tapar el hueco burocrático que deja una norma que fue votada a mano alzada pero que hoy ve como esas mismas manos son lavadas entre sí por los legisladores que se olvidaron completamente del tema.

1 554 vistas

Sweet Seeds es uno de los bancos de semillas feminizadas de España más famosos. Desde su aparición en el año 2006, ha acumulado más de 100 premios con sus variedades. Además destacan 3 premios al mejor banco de semillas en la Expocannabis 2007, Spannabis 2008 y Spannabis Sur 2013. Además de semillas feminizadas fotodependientes y autoflorecientes, destacan las variedades Fast Version, siendo el primer banco de semillas en ofrecerlas.

En nuestro post de hoy hablamos de lo que a nuestro juicio es el TOP 10 de las variedades Sweet Seeds:

Cream Caramel: es la variedad más premiada de Sweet Seeds con hasta 25 premios logrados. Se trata de un híbrido con un 90% de dominancia índica que combina Blue Black x Maple Leaf Indica x White Rhino. Si algo destaca de esta variedad es un sabor es dulce y acaramelado como de golosinas, con un fondo de matices terrosos. Los efectos son ideales para consumidores que busquen un buen relajante y antidepresivo natural.

S.A.D. Sweet Afgani Delicious S1: se trata de uno de sus primeros trabajos y que casi 15 años después, sigue siendo una de las preferidas. Es una autopolinización de un clon elite Black Domina de Sensi Seeds seleccionada en el año 1998. Su cogollos son muy compactos y extremadamente resinosos, de buena índica. El sabor y aroma es dulce, intenso y almizclado. Un garantía de éxito tanto en cultivos de interior como de exterior.

Green Poison: 10 premios acumula esta joya de Sweet Seeds. Su genética sigue siendo un misterio, aunque se puede intuir un claro toque a Skunk/Afghani. Se trata de un híbrido principalmente índica y una de las variedades más productivas de este banco. Además es muy rápida, en unas 7 semanas de floración está lista para cosechar. Su aroma y sabor es muy intenso, dulce y afrutado, con unos efectos principalmente físicos.

Black Jack: otros 10 premios son los que hasta la fecha ha conseguido esta variedad. Se trata de un híbrido índica/sativa resultado de la combinación del mismo clon elite usado para desarrollar la S.A.D., y una selección de Jack Herer de Sensi Seeds. Es una variedad de gran vigor, perfecta para el cultivo en interior. En exterior cuando cuenta con el suficiente espacio, se puede convertir en un gran árbol de 3 metros de altura.

Jack 47: cuando se combinan dos variedades de la talla de Jack Herer y AK47, el resultado es una superplanta. Se trata de un híbrido con dominancia sativa, de gran crecimiento y que produce unos resinosos cogollos de gran tamaño y sabor dulce y fresco, con toques alimonados e inciensados. Los efectos son potentes y principalmente cerebrales. Se adapta perfectamente tanto a cultivos de interior como de exterior.

Cream 47: esta es una variedad ganadora de 4 prestigiosos premios. Se trata de un híbrido índica/sativa que combina la campeona Cream Caramel con un clon elite AK47 de Serious Seeds. El resultado es una planta muy vigorosa, de tallos y ramas gruesas y fuertes. Sus cogollos son grandes y densos, siempre cargados de abundante resina. Durante la floración puede adquirir tonalidades azules, moradas y rojizas.

Moham Ram: se trata de un homenaje de Sweet Seeds al profesor H.Y. Mohan Ram, científico y botánico Hindú que durante años ha estudiado la inversión del sexo en plantas de cannabis. Para el desarrollo de esta ganadora de 8 premios, se combinó la dulce S.A.D. con una White Widow. Posee una dominancia índica del 85%, es muy fácil de cultivar y sus resinosos cogollos de sabor muy dulce, fresco, floral, afrutado y almizclado, con unos efectos muy relajantes.

Sweet Cheese: esta ganadora de 3 premios, es el resultado de la combinación de Cheese y la dulce Black Jack. Produce unas enormes apicales rodeadas de gran cantidad de cogollos periféricos de muy buen tamaño y gran cantidad de resina. Cuenta con una gran sabor que tonos a queso añejo y picantes. Su efecto es fuerte y permanece muy duradero, con un inicio claramente cerebral que desemboca en sensaciones más relajantes de su herencia índica.

Ice Cool: 6 premios ha conseguido ganar esta variedad con genes NY City Diesel. Es una planta de gran potencia y producción, con un crecimiento típico de índica y unos efectos eufóricos de sativa. Sus cogollos son muy resinosos y compactos, con un sabor delicioso a frutas exóticas. Posee un 60% de dominancia sativa y es muy fácil de cultivar tanto en interior como en exterior, apropiada para todo tipo de cultivador.

Sweet Tai: se trata de un híbrido con un 70% de dominancia sativa cruce de Super Tai y Early Skunk que ha conseguido 7 premios y menciones. Posee un agradable sabor y aroma de sativa Thai muy penetrante y especiado, muy típico de muchas exóticas variedades asiáticas. Early Skunk recorta considerablemente el tiempo de floración, además de aportar más densidad y resina a los cogollos. Es una variedad de efecto muy estimulante y cerebral.

0 1.271 vistas

Estamos ya a finales de agosto y las plantas de cannabis en exterior están en pleno espectáculo floral. Las variedades de floración más rápida, conocidas algunas como fast version, incluso estarán en sus últimos días antes de la cosecha. Lo normal en variedades normales, es que finalicen la floración pasado mediados de septiembre y hasta noviembre-diciembre en el caso de algunas sativas.

Es a partir de ahora donde nos jugamos el todo, cualquier fallo puede llevar al traste meses de intensos cuidados. Y los fallos pueden venir de cualquier lado. Sean hongos o plagas típicas de estas fechas, sean problemas por excesos o carencias de nutrientes, sea por un mal lavado de raíces, sea por cosechar muy tarde o muy temprano… pero analicemos los puntos más importantes para que la cosecha siempre sea la mejor.

MÁXIMA ATENCIÓN A LAS ORUGAS

En estas fechas se debe prestar una máxima atención a las peligrosas orugas. A lo largo de la primavera y el verano, cientos de mariposas diurnas y nocturnas habrán revoloteado entre nuestras plantas. Si no hemos usado preventivos, puede que alguna haya depositado sus huevos en alguna hoja o tallo de la planta. De estos huevos nacen unas larvas que pronto comienzan a alimentarse de las hojas. Y ahora, buscando refugio se introducen en el interior de los cogollos.

Una vez dentro de la flor, seccionan el tallo central por el que van extrayendo la savia de la planta. Sus excrementos, favorecen la aparición del hongo botrytis, que desde el interior del cogollo lo va devorando hacia el exterior. Suele ser habitual encontrarse un cogollo ligeramente afectado por este hongo, y al abrirlo encontrarnos una oruga y el cogollo literalmente podrido e inservible. Y es posible que si se revisan más cogollos vemos que están igual.

Por ello es siempre muy importante comenzar a usar preventivos desde que la planta es joven. Estos productos siempre son más efectivos contra huevos y larvas, que contra gusanos adultos. Tampoco es mala idea al menos una vez a la semana revisar algún cogollos, abriéndolo con los dedos y comprobando que su interior está como tiene que estar.

CUIDADO CON LOS HONGOS Y OTRAS PLAGAS

Además de las orugas y la botrytis que causan en los cogollos, no nos podemos olvidar de otras plagas y hongos. Araña roja, mosca blanca, pulgón, cochinilla… oídio, fusarium, la propia botrytis… son siempre una amenaza, pero a estas alturas más. A ello se une que usar insecticidas o fungicidas con las plantas en floración es siempre un problema. Lo ideal, es usar preventivos durante todo el crecimiento y las primeras fases de floración. Y revisar semanalmente las plantas intentando detectar cualquier pequeño ataque de plagas u hongos.

A partir de ahora las temperaturas nocturnas comienzan a disminuir, mientras que las diurnas apenas sufren variación y son siempre altas. Ésta diferencia, además de una mayor humedad ambiental, son caldo de cultivo de todo tipo de hongo. Cuidado especialmente con el oídio, que reconoceremos fácilmente como un polvillo blanco/grisáceo sobre las hojas, y la botrytis en los cogollos.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN

En floración, las plantas de cannabis requieren los mismos nutrientes que en crecimiento, pero en diferentes cantidades. Entre los macroelementos que más consumen, se encuentran el fósforo y el potasio. La gran mayoría de potenciadores de floración no dejan de ser una combinación de estos dos elementos y en grandes porcentajes. Son los típicos PK. Otros aportan otros elementos como proteínas, carbohidratos, vitaminas…

Siempre en su justa medida, nunca está de más recurrir a ellos para aumentar la cosecha. A estas alturas es tan mala una carencia de nutrientes que un exceso. De una manera nuestros cogollos no serán tan grandes y compactos, de la otra puede que nos veamos en la obligación de realizar un lavado de raíces, muy contraproducente a estas alturas del cultivo. Guíate siempre por las recomendaciones del fabricante.

LAVADO DE RAÍCES PRE-COSECHA

Cuando la cosecha se acerque, es decir que falten unos 7-10 días, es el momento de hacer un buen lavado de raíces. Con ellos pretendemos eliminar por el drenaje de la maceta todos los nutrientes del sustrato, dejándolo inerte. Con ello, forzamos a la planta a que continúe alimentándose de las reservas almacenadas en las hojas. Así conseguiremos una hierba más suave y con mejor sabor, ya que la masa vegetal habrá perdido cantidad de nitrógeno y potasio principalmente, los que hacen que la hierba rasque o chisporrotee al fumarla.

Para hacer un buen lavado de raíces, la regla que siempre se ha empleado es la de usar el triple de agua que el volumen de la maceta. Para una maceta de 20 litros, usaremos 60 de agua. Para una maceta de 50 litros, 150 de agua. Comenzamos regando lentamente, dejando que el sustrato se vaya empapando al completo. Y pasado un rato, empezamos a regar abundantemente. Veremos que la primera agua del drenaje tiene un color oscuro. La última será transparente o casi transparente.

El agua es un bien que no debemos desperdiciar. Con esta regla del triple de agua que el volumen de las macetas, el que tenga un gran número de plantas puede llegar a usar miles de litros de agua. Para ello la mejor solución es usar un Flush, muchas marcas de fabricantes lo comercializan. Este aditivo disuelve las sales, por lo que tras un pequeño riego con agua y este producto, un riego abundante eliminará todas las sales de nutrientes con un mínimo gasto de agua.

LLEGÓ EL MOMENTO DE LA COSECHA

Y día a día, vemos como la cosecha está cada vez más cerca, el momento de recoger los frutos de meses de cuidados. Cosechar en el momento justo es la clave para obtener los mejores cogollos. Para ello hay que ser paciente para cosechar en el momento de máxima concentración de THC. Puede llegar a haber mucha diferencia a cosechar antes o después de lo debido. Conocer el momento óptimo no es una tarea fácil, y mucho menos a simple vista. Guiarse por el color de los pistilos o pelitos es algo orientativo, pero nunca determinante.

Debemos fijarnos en el color de los tricomas, esas pequeñas glándulas resinosas que cubren los cogollos. Éstos en un principio son de color blanco, después cambian a un color lechoso, y por último son de color ámbar o miel. El momento justo de cosechar es cuando la mayoría son de color lechoso, unos pocos transparentes, y alguno ámbar. Y ésto sólo lo sabremos usando un microscopio de mínimo 50-60 aumentos. No son muy caros y merece la pena tener siempre uno a mano a la hora de cosechar.

0 188 vistas

Ya en marzo de 2017, se informó que Woody Harrelson, un hempster de origen natural, había dejado de fumar marihuana. En julio, bailó alrededor de la pregunta con Stephen Colbert, pero en octubre admitió a Jimmy Kimmel que su canna-fast comenzó en marzo de 2016.

Actualizado : Ahora, gracias a Willie Nelson , Harrelson está inhalando de nuevo . El 8 de mayo, en The Ellen Show , explicó:

                          “Renuncié, pero luego me encontré con este muchacho llamado Willie. Nunca se sintió cómodo conmigo al dejarlo. Simplemente lo molestó. Finalmente, me pasa el vaporizador después de ganar un bote grande, estamos jugando al póquer. Simplemente lo arrebaté y salí bien. Lo probé y me dijo: “Bienvenido a casa, hijo”.  Ahora, estoy de vuelta en la mezcla “.

El 10 de julio, Stephen Colbert le preguntó a Harrelson en The Late Show  si había dejado de soplar. El actor fue cauteloso, admitiendo a medias que era cierto, pero de nuevo tal vez no (indica en el 5:56 en el clip de arriba).

Colbert: entiendo que ya no fumes marihuana. ¿Es esto cierto?

Harrleson:

               “No fumo menos (aplausos). Lo hice, dejé de fumar … esta mañana. Lo recogeré después de esto. No, de hecho renuncié”.

Colbert: ¿Entonces ya no fumas marihuana?

Harrelson:

               “No tienes que fumar un brownie, amigo. ¿Sabes lo que digo?”

Luego, el 20 de octubre, Harrelson le dijo a Jimmy Kimmel que ha pasado “un año y medio” desde que dejó de consumir cannabis. Lo llamó “un experimento” y bromeó: “He fumado lo suficiente como para llenar este teatro”.  Nelson apareció en la conversación:

  ‘Eso fue difícil de romper. Al principio no quería que él supiera y luego pensé: “Willie, renuncié”.

Una de las celebridades originales de hoy en día que adora la legalización del cáñamo, Harrelson finalmente amplió su defensa a todos los usos de la marihuana.

Interpreta a Tobias Beckett en Solo: A Stars Wars Story , que llegará a los cines el 25 de mayo.

0 1.033 vistas

Dinafem Seeds, uno de los bancos de semillas español más famosos, acaba de presentar una nueva variedad. Se trata de Quick Critical+, que como su nombre indica, es la versión de floración más rápida de su más que famosa Critical+, el buque insignia de Dinafem.

Para el desarrollo de esta variedad, se combinó la mejor de las madres Critical con una Auto Critical + 2.0. Como hemos comentado en un post hace unos días sobre las variedades fast version, éstas consisten en el cruce de una variedad fotodependiente y otra variedad autofloreciente. Dado que el gen autofloreciente es recesivo, es en las siguientes generaciones donde se consigue fijar y toda la descendencia se muestra autofloreciente. Pero de este primer cruce, se obtienen variedades que no son autoflorecientes, pero sí muestran una floración super rápida.

Con respecto a su madre Critical +, es una planta que conserva el mismo encanto. Su sabor, aromas, crecimiento vertiginoso, producción, potencia… pero el período de floración se reduce en 1-2 semanas. Ésto la hace ideal para cualquier clima, incluso los de veranos más cortos donde las primeras lluvias se presentan a finales de septiembre o principios de octubre. En este sentido, Quick Critical + ya llevará semanas en el secadero.

También como la Critical +, referente en cuanto a variedades fáciles de cultivar, Quick Critical + es la planta perfecta para cualquier cultivador principiante. Apenas precisa cuidados para crecer con gran fuerza y vigor desde el primer momento. También es una variedad muy resistente a plagas y hongos, como decimos, perfecta para cualquier clima.

Pese a su dominancia índica, tiene un aspecto de híbrido sativa dominante. Sus hojas son grandes y de afilados peciolos, con internudos medios. La estructura abierta, favorece la penetración de la luz en sus cogollos, además de proporcionar una buena ventilación que minimiza el ataque de los hongos. En exterior, germinando en las primeras semanas de la primavera, puede alcanzar fácilmente los 2,5 metros de altura, lo que se traduce en rendimientos cercanos a los 1,2 kilos por planta.

Lo mejor de esta variedad es su rapidez de floración. En exterior se cosecha a mediados de septiembre, mucho antes de que las primeras lluvias hagan acto de presencia. En interior, desde el cambio de fotoperíodo, tarda unos 42-49 días en poder cosecharse. Como buen híbrido Skunk, los olores son muy fuertes y penetrantes, por lo que usar un filtro antiolor es más que recomendable para evitarse posibles problemas.

Quick Critical + posee un intenso sabor y aroma a Skunk, muy refrescante gracias a los claros toques a limón. También es una planta que sus cogollos cargados de resina son auténtico filón para todo amante de las extracciones. La potencia es muy elevada. Con niveles de THC pueden alcanzar hasta un 20%, produce un fuerte efecto físico, relajante y calmante. Es una variedad apta tanto para uso recreativo como medicinal.

CARACTERÍSTICAS DE QUICK CRITICAL +

  • Genética Critical + x Critical + 2.0 Auto
  • 75% Indica – 25% Sativa
  • Floración en interior 42-49 días
  • Producción en interior hasta 600 gramos por m2
  • Cosecha en exterior mediados de septiembre
  • Producción en exterior hasta 1250 gramos por planta
  • Altura en exterior hasta 2,5 m
  • THC 16-20%
  • CBD 0,1%

0 329 vistas

La industria del cannabis está creciendo, lo que puede significar una mala noticia para la industria cervecera, dijo Vivien Azer de Cowen, una firma de inversión.

“Vemos la interacción con el alcohol como la más obvia para nosotros, ya que pensamos en estos productos como lubricantes sociales sustitutos”, dijo a CNBC Azer, director general y analista senior de investigación en Cowen.

“Las tasas de consumo compulsivo, por ejemplo, son significativamente más bajas en los estados donde los adultos tienen acceso al cannabis para adultos”, dijo Azer, que se especializa en los sectores de bebidas, tabaco y cannabis, a ” Fast Money ” . El viernes pasado fue el “4/20, “o el día no oficial que se celebra el consumo de marihuana.

Pero no es solo el 20 de abril cuando las personas consumen cannabis. Las existencias de marihuana se han disparado en el último año. Las acciones de Aurora Cannabis, un productor canadiense de cannabis medicinal, han aumentado casi un 240% en los últimos 12 meses. Cronos Group también subió casi un 240% en el mismo período. Y el stock de la compañía de marihuana medicinal Canopy Growth ha ganado más del 200% en el último año.

La industria total de cannabis de Estados Unidos vale en torno a los $ 50.000 millones en este momento y alcanzará los $ 75.000 millones para el 2030, dijo Azer.

“Es solo que gran parte está pasando por el mercado negro en este momento”, dijo.

La buena noticia, dijo, es que “la industria está ganando mucha tracción en términos de obtener apoyo de los consumidores”.

Según una encuesta de Gallup de octubre de 2017 , el 64% de los adultos estadounidenses están a favor de legalizar el consumo de cannabis para mayores de edad: el nivel más alto de apoyo en cinco décadas.

Azer dijo que su empresa se mantiene alcista con respecto al cannabis y que es cautelosa con las existencias de cerveza, ya que sospecha que la tendencia continuará.

“Alrededor del 80% de los consumidores informan de algún tipo de reducción en el consumo de alcohol cuando también están consumiendo cannabis”, dijo Azer.

Las principales acciones de cannabis que espera superar son Canopy Growth, la compañía farmacéutica MedReleaf y Kush Bottles, un mayorista médico.

0 428 vistas

Cream Cookies es la nueva variedad autofloreciente de Fast Buds, banco de semillas especializado en este tipo de genéticas. Esta variedad con dominancia índica es a su vez una versión de la legendaria Girl Scout Cookies de este mismo banco, con un toque más cremoso. También produce unas cosechas excesivas en manos de cualquier cultivador, además de que la rapidez en completar su ciclo es increíble.

Como cualquier otra variedad autofloreciente, cuando mejor se comporta es cuando se cultiva a lo largo de la primavera y el verano, cuando cuenta con los días más largos y soleados del año lo que influye en un mejor crecimiento y un mayor rendimiento. También se recomienda no hacer trasplantes, ya que éstos suponen un estrés que frena su crecimiento unos días. Contar con una gran maceta desde el principio ayudará a conseguir las plantas más altas, que también serán las más productivas.

Desde la germinación, Cream Cookies alcanza la madurez completa en unas 8 – 11 semanas desde la germinación dependiendo del fenotipo. Su tamaño medio es de unos 90 cm, compacta, de internudos cortos y gruesas ramas que se llenarán de enormes cogollos que se cubrirán de brillantes cristales de resina. Por su tamaño es la planta perfecta para los que busquen variedades discretas para cultivar en terrazas o balcones.

Además de su gran producción, es una autofloreciente que se caracteriza por su excepcional sabor, muy cremoso, con notas a tierra, a madera y pinceladas picantes. También se pueden apreciar toques cítricos, a hierbas e incluso queso. Se podría definir como una galleta biscotti sumergida en un café y crema fresca, totalmente diferente a lo que se haya podido probar.

Los efectos son potentes, muy relajantes y capaz de nockear el cerebro de cualquier consumidor por experimentado que sea por su alta concentración en THC y muy poco CBD. En dosis bajas, es ideal para disfrutar a cualquier hora del día y mantener un gran grado de actividad.

CARACTERÍSTICAS DE CREAM COOKIES

  • Autofloreciente índica dominante
  • Genética Girl Scout Cookies x Ruderalis
  • Cosecha en 8-11 semanas desde la germinación
  • Producción muy elevada
  • Altura de 60 a 90 cm
  • THC muy alto
  • CBD bajo

0 82 vistas

Hay un problema de diversidad en la industria del cannabis. Muchos ya han experimentado esa falta de diversidad en otras industrias, por lo que esta historia no es nueva. Pero, ¿por qué es esto tan importante ahora? La gente de color, las mujeres y las comunidades LGBTQ lo han decidido sobre la industria del cannabis: “No otra vez, esta vez no. Vamos a cambiar esta narrativa “.

Como una mujer negra de ascendencia Afro-Latina, no me arrepiento de entrar en una habitación y buscar el color primero. Estoy buscando rostros familiares, reflejos de mí misma, una simpatía y un gesto de bienvenida que diga: “Te reconozco”. Durante demasiado tiempo, ya sea en mi vida profesional o personal, los blancos me han ignorado o pasado por alto, así que asentir me deja saber que no estoy sola. También busco mujeres y representación de la comunidad LGBTQ. Sí, llevo un recuento porque deliberadamente quiero saber quién está en la sala. Lo mismo es cierto cuando asisto a conferencias. Quiero ver quiénes son los oradores y si reflejan nuestras comunidades.

Un artículo de Fast Company en 2015 declaró que los millennials ven la diversidad como experiencias combinadas, culturas y perspectivas. Estoy de acuerdo. Nuestras diversas culturas y antecedentes sin duda aportan una riqueza única a la mesa. Dicho esto, es nuestra responsabilidad responsabilizar a las personas y las empresas cuando existe un desequilibrio. Ser diverso es un negocio inteligente; solo mira anuncios de televisión y anuncios impresos y digitales. La sociedad ha forzado a las grandes empresas a la diversidad y a la inclusión, lo que en última instancia beneficia a los consumidores y al alcance global de las empresas.

De los 3,000 dispensarios en los Estados Unidos, menos de tres docenas (1%) son de propiedad negra.

Muchos me han preguntado por qué trabajo para Women Grow. La respuesta simple es que vi dónde podría hacer la diferencia. Junto con nuestra CEO, Kristina Garcia (anteriormente  Neoushoff), y nuestros increíbles líderes del mercado, estamos comprometidos a ver un cambio en la industria del cannabis. Este año, hemos reunido a los equipos más diversos de liderazgo en el mercado y en la sede central desde nuestro inicio en 2014. Todavía tenemos trabajo por hacer, pero creo que llegaremos allí como un equipo. Nunca es demasiado tarde para cambiar. Esto no se aplica solo a las mujeres de color, sino a un entorno empresarial más inclusivo en general.

Recientemente, Women Grow se asoció con New Frontier Data en su primera encuesta sobre diversidad en la industria del cannabis . Es FUBU (para nosotros, por nosotros). Espero que se tome el tiempo para revisar esta importante investigación en womengrow.com .

 

Sobre Gia Morón

Gia Morón es directora de comunicaciones de Women Grow. También tiene su propia agencia de relaciones públicas, GVM Communications.

1 328 vistas

La República Democrática del Congo, la segunda nación más grande de África por extensión, es conocida por el comercio nefasto de cobre, coltán, cobalto, estaño y otros minerales. Pero ahora, decenas de miles de congoleños han puesto sus miras en un tipo diferente de recurso: el cannabis. Las Naciones Unidas estiman que África produce 10.500 toneladas métricas de cannabis, una cuarta parte de toda la marihuana en el mundo. Decenas de millones de africanos usan el cannabis, siendo aproximadamente la cuarta parte de todos los usuarios de marihuana en el mundo. En el Congo, algunos expertos creen, que se podría producir más cannabis que casi en cualquier otra nación africana excepto Sudáfrica.

El cultivo de marihuana es ilegal en el Congo, aunque es difícil determinar el momento exacto en que estalló la popularidad del cultivo. La investigación de una profesora de la Universidad de California en Berkeley, Ann Laudati, y que visitó el país sugiere que el 60 por ciento de los agricultores en partes de la provincia congoleña de Kivu del este (y el 90 por ciento en algunos lugares) cultivan al menos algo de cannabis. “Todos, menos los sacerdotes”, es cómo un sacerdote de una aldea congoleña describió la prevalencia del cultivo de marihuana a Laudati.

“Es como la fiebre del oro en Estados Unidos en el siglo XIX”, dice Laudati sobre la emoción de algunos que han puesto sus esperanzas en cultivar cannabis.

No es sorprendente, ya que la planta del cannabis es resistente, puede producir cosechas múltiples al año, seis meses después de su siembra, dice Laudati. Y necesita poco trabajo más allá de la cosecha y el secado. Ofrece a los hombres la oportunidad de quedarse en casa en lugar de irse a las minas, manteniendo juntas a las familias. Y a diferencia de los minerales, que son difíciles de obtener y de suministro limitado, el cannabis es un recurso renovable. “Mucha gente fuma, porque les da fuerza de trabajo”, dice el usuario y cultivador congoleño, Koti“Y muchas más personas lo están usando que en el pasado”.

Pero si bien el cultivo de cannabis se produce sin los temores físicos que acompañan a la minería, conlleva su propia cuota de riesgos, envuelto en política desde el otro lado del Atlántico. Décadas de presión estadounidense e internacional son una razón clave por la cual el cultivo de cannabis es ilegal en el Congo. En 1961, EEUU Votó a favor de la Convención Única de Naciones Unidas sobre Estupefacientes, que agregó a la marihuana a la lista de drogas prohibidas internacionalmente. La forma de resolver el “problema” de las drogas en Estados Unidos fue pellizcando la oferta mundial, o al menos así fue.

Los agricultores no pueden recibir ayuda internacional para cultivar una cosecha ilegal. También los deja vulnerables al hostigamiento de funcionarios de policía corruptos, una amenaza que las personas que cultivan conocen muy bien.

Bien escondido

Los cultivos de cannabis están escondidos lejos de cualquier camino o senda y su crecimiento depende de las lluvias.

Los cultivos y su cosecha, dos veces al año, se venden a los comerciantes que vienen a sus campos para recolectar. Si llueve poco, las cosechas de cannabis son más pequeñas. Pero cuando llueve bien, la cosecha se puede multiplicar por cuatro produciendo varios miles de dolares al año. “Utilizo ese dinero para pagar los aranceles escolares de mis hijos”, dice Koti, y agrega que en su aldea en la provincia de Kivu del Sur, “muchos niños estudian por medio del dinero del cannabis”.

Las familias de los cultivadores de cannabis como Koti comen dos o tres veces al día, donde solo comían una vez trabajando en la mina. Los cultivadores solo necesitan semillas. Koti estima que entre el 40 y el 50 por ciento de las familias de su aldea ahora cultivan cannabis en lugar de extraer mineral o cultivar otros cultivos. Una vez cosechada y empacada, la planta se distribuye y utiliza medicinalmente en todo el Congo. Los pescadores y los cazadores la fuman para pasar el tiempo, a los mineros les alivian los dolores, y los rastafaris la consumen en la bulliciosa capital del Congo, Kinshasa. Hombres y mujeres congoleños lo cambian por comida, ropa, paneles solares.

Kinshasa, la capital del Congo

Pero la sanción del cannabis en el Congo es respaldada por los Estados Unidos en un momento en que muchos estados norteamericanos están despenalizando la droga en su país. En Afganistán, EEUU ha financiado programas de “medios de vida alternativos” para alejar a los agricultores afganos del cannabis. Y en 2005, EEUU vetó un intento internacional de “reprogramar” el cannabis como una sustancia menos peligrosa, una medida que podría haber abierto las puertas a la desregulación.

En los países africanos el cultivo de cannabis es común. Los perdedores de la guerra contra las drogas en África sus agricultores. Koti relata que cuando tenía “5 o 6 años” fue cuando vio por primera vez a alguien portar hojas de cannabis. La curiosidad le despertó, “les pregunté a mis padres, ‘¿Qué era esa hoja?’, dice Koti, “me dijeron que no tuviera nada que ver con eso”.

Debido a que el cannabis es ilegal, “gran parte del dinero que obtenemos lo usamos para sobornos: soldados, policía”, dice. Hace unos años, Koti dice que la policía lo rastreó hasta el campo donde cultivó su cannabis. Asaltaron el pequeño cobertizo donde guardaba su cosecha y lo llevaron a una comisaría encarcelándolo hasta que pagó un soborno de 100.000 francos (96 dólares) para salir. También le confiscaron la mitad de su cosecha. El año pasado, su vecino perdió toda su cosecha ante los soldados congoleses.

Plantación de cannabis Congo
Un futuro más verde

Eso podría cambiar, argumentan los expertos. Si las naciones occidentales como Estados Unidos reclasificaran el cannabis como un narcótico menos problemático, el cultivo podría despenalizarse. El cultivo de marihuana en países como el Congo podría prosperar como lo ha hecho en los EEUU donde se fabrican productos de cannabis que van desde telas, carteras y bolsos hasta champús, aceites y lociones. Cerca de 40 naciones africanas que cultivan cannabis podrían beneficiarse de manera similar. La legalización ya está en el horizonte en Sudáfrica , donde una reciente decisión judicial permitirá el uso recreativo en residencias privadas a partir de 2019.

“En Sudáfrica, definitivamente, cada vez se normaliza más”, dice Dave Martin, fundador de Bulungula Incubator, una organización de desarrollo rural centrada en la agricultura. “Ya no es un tabú”. En la región oriental de Transkei en Sudáfrica, miles de agricultores cultivan cannabis en campos abiertos. Para los consumidores, un cubo de 5 litros de cannabis, aproximadamente un kilo, cuesta casi $ 40. Aunque incluso en Sudáfrica, el cannabis sigue siendo ilegal sobre el papel, y generalmente los intermediarios (comerciantes y vendedores) obtienen ganancias. Mientras tanto, los agricultores pagan el precio.

“Ha habido problemas con los que viajan en helicópteros o aviones y que intentan destruir las cosechas”, dice Martin, sobre los programas gubernamentales de rociado de herbicidas que causan estragos en los pequeños agricultores de cannabis. “Y no son los tipos de la clase media los que van a prisión. Son los pobres y pasan semanas o meses en la cárcel “.

Martin imagina un futuro en el que África algún día podría abastecer de cannabis incluso a Europa y América. Ligero para el transporte, el cannabis podría, si se permitiera el libre comercio, transformar las vidas de muchos agricultores africanos, argumenta. “Si pudieras simplemente ponerlo en un avión y enviarlo, sería una gran fuente de ingresos para los agricultores en África, que podrían estar cultivando a 10 veces más el precio del que están obteniendo ahora”, dice.

Si el Congo legalizara la marihuana, dice Koti, se reduciría el estigma que rodea a la planta, haciendo que más personas la usasen. Además, si el cannabis fuera legal, el gobierno del Congo podría gravarlo, ayudando a diversificar el presupuesto nacional del Congo, que sigue dependiendo peligrosamente del precio de los minerales.

Todavía en el Congo, los legisladores no han hecho ningún intento serio de legalizar la cosecha, y las autoridades congoleñas se benefician de su ilegalidad confiscando las cosechas de los cultivadores como Koti y manteniendo su interesado status quo. Y la legalización, si no se implementa estratégicamente, podría terminar reforzando las desigualdades existentes. “Cuando se convierta en legal, la pregunta es, ¿quién va a ganar el dinero?”, Dice Martin. “¿Simplemente reforzamos los patrones existentes, o lo usamos como una herramienta para impulsar el comercio a las personas que realmente lo necesitan?”

Los gobiernos deberían legalizar el cannabis por fases, dice Martin, primero otorgando licencias solo a productores rurales pequeños como Koti para darles una ventaja antes de que compañías más grandes como las que han comenzado a conquistar el mercado de malas hierbas en los últimos años se pongan al día. De lo contrario, advierte, el mercado podría verse dominado por compañías cuyos propietarios tienen capital para invertir en una producción importante y que los agricultores rurales pobres no pueden igualar.

Mientras tanto, pequeños agricultores como Koti dicen que no tienen más remedio que asumir los riesgos que conlleva el cultivo de la hierba. “Incluso si los arrestan de vez en cuando, cultivar cannabis es bueno porque genera dinero”, dice. Y a diferencia de la minería, señala, el oro verde del Congo “no te matará”.