Buscar

floracion - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 608 vistas
Macfoto

Llamamos prefloración a la fase de transición de crecimiento a floración. Suele ser una fase corta, generalmente de 1-2 semanas, aunque depende en gran medida de la variedad cultivada, además de ciertas condiciones de cultivo de las que hablaremos más adelante.

En esta fase, las plantas que todavía no hayan mostrado su sexo lo mostrarán. Por lo tanto en prefloración y especialmente cuando se cultivan semillas regulares, conviene no perder de vista ninguna planta para retirar en cuanto sea posible los machos para evitar polinizaciones accidentales.

LA PREFLORACIÓN EN EXTERIOR

En exterior, la prefloración comienza una vez comienzan a reducirse las horas de luz. Ésto sucede pasado el solsticio de verano que en el hemisferio Norte es sobre el 21 de Junio. Las plantas reciben la señal de que deben comenzar la floración antes de que la llegada del otoño, con la bajada de temperaturas y las lluvias puedan poner en riesgo la cosecha. En exterior la bajada de luz es gradual, por lo que la fase de prefloración es más larga que en interior.

LA PREFLORACIÓN EN INTERIOR

En interior la prefloración comienza cuando se cambia el fotoperíodo de crecimiento a floración. Normalmente en crecimiento se emplea un fotoperíodo de mínimo 18 horas de luz, mientras que en floración debe ser de máximo 12 horas de luz, ya que de lo contrario las plantas podrían no florecer. Este cambio tan brusco de horas de luz hace que la fase de prefloración sea más corta que en exterior.

En interior además existe una relación entre este cambio brusco de horas de luz con un crecimiento intenso. Es habitual que prácticamente todas las variedades experimenten en la fase de prefloración un fuerte estiramiento de en ocasiones varios centímetros al día. Algunas variedades, especialmente las sativas e híbridos sativa, pueden llegar a multiplicar x3 o x4 su tamaño en tan sólo 7-10 días.

FACTORES QUE RETRASAN O ACELERAN LA FLORACIÓN

Además de la reducción del fotoperíodo, hay otros factores que influyen en la duración de la fase de transición. Desde las condiciones climáticas, hasta abonos, plagas u hongos. Por ejemplo los abonos de crecimiento ricos en nitrógeno hacen que esta fase sea más larga.

Aditivos que contengan vitaminas o aminoácidos, además de abonos de floración ricos en fósforo y potasio generalmente la acortan. También los suplementos con alto contenido en giberelinas, generalmente extractos de algas, aumentan la distancia de los internudos.

Fotoperíodos de luz más cortos de las 12 horas precisas para que una planta florezca, también aceleran la floración. Ésto es muy típico en cultivos en interior. Y especialmente en variedades sativas para evitar el estiramiento excesivo que ya comentamos anteriormente.

 

0 704 vistas
Macfoto

Cultivar en exterior en ocasiones puede ser complicado. Las plantas se rigen por fotoperíodos, es decir la duración del día y de la noche, por lo que de manera natural van completando sus fases. Pero en determinadas zonas y dependiendo del clima, puede que las plantas tengan dificultades para terminar la floración. El final de verano y principios de otoño se necesita que sean secos y con la menor cantidad de lluvias posible, lo que en ocasiones es algo utópico.  La solución en estos casos, puede ser la floración forzada.

Esta técnica es algo que conocen muy bien los cultivadores de interior, ya que en cada cultivo la ponen en práctica. Escogen el mejor momento para forzar la floración y obligar a las plantas a detener su crecimiento para comenzar a producir cogollos. Simplemente jugando con los fotoperíodo se consigue ésto. Las plantas de cannabis cuando reciben más de 12 horas de luz, permanecen en fase de crecimiento. En el momento que reciben 12 horas o menos de luz, comienzan a florecer.

¿PARA QUÉ FORZAR LA FLORACIÓN?

Como ya hemos comentado, el principal motivo es el de adelantar la cosecha y evitar las lluvias de final del verano y principio de otoño, algo muy común en zonas del norte de Europa (incluído el norte de España), así como también la llegada de las bajadas drásticas de temperaturas. Este adelanto de la cosecha puede ser de unos pocos días o varias semanas, ya dependerá siempre de cuando el cultivador desee forzarla.

Otro de los motivos, es poder cosechar una planta en cualquier época si el clima lo permite. Podremos forzar la floración de una planta en mayo para cosechar en julio, cuando lo natural sería cosecharla en septiembre/octubre. Llega a ser muy útil disponer de unas cosechas escalonadas por varios motivos, como los tan de moda cogollos crudos por su contenido en THCA.

¿CÓMO FORZAR LA FLORACIÓN?

Pues es muy sencillo. Ya hemos dicho que reduciendo el fotoperíodo a 12 o menos horas de luz, la planta recibirá la señal de que esta reducción se debe a la próxima llegada del otoño, por lo que comenzará a florecer. En interior basta con controlar los fotoperíodos mediante un temporizador. En exterior no podemos apagar el sol, así que debemos buscar otras alternativas para que la planta reciba un mínimo de 12 horas de oscuridad total. Cualquier tipo de contaminación lumínica puede retrasar la floración, o incluso hacer que la planta no llegue a florecer.

Las opciones son varias, desde usar una gran caja de cartón o una lona, hasta meter las plantas en algún alpendre, bodega o el interior de nuestra casa. Lo importante además de garantizar las 12 horas de oscuridad total, es ser constante durante todos los días que dure la floración. Todos los días a la misma hora, se debe dar una oscuridad total a las plantas, y todos los días 12 horas después, se debe exponer las plantas a la mayor cantidad de horas de sol posibles.

Existiría una excepción, que sería si el fotoperíodo exterior ya fuese el de floración. Aproximadamente un mes después de la entrada del verano, las plantas comienzan a florecer ya que han detectado que el otoño se aproxima. Si a nuestra planta a la que hemos estado forzando la floración le faltase 1 mes para cosechar, por ejemplo, no recibiría más de 12 horas de luz en exterior, por lo que seguiría floreciendo sin problemas y nos ahorraríamos todo un mes da tapar y destapar la planta.

0 1.317 vistas

Uno de los mayores peligros de las plantas de cannabis en floración es el hongo botrytis, también llamado moho gris. Es un hongo muy agresivo que sobretodo afecta a los cogollos. Y ambientes húmedos son caldo de cultivo para su propagación. En estas fechas son muy típicos sus ataques, sea por las lluvias frecuentes del inicio de primavera, sea por las noches de rocío y más frescas que hace unas semanas. Tampoco nos debemos olvidar de las orugas, que ahora se introducen en los cogollos donde se sienten protegidos. Una vez en su interior, seccionan el tallo de la planta y se alimenta principalmente de la savia. Sus excrementos favorecen la aparición de la botrytis.

CARACTERÍSTICAS Y DAÑOS

La botrytis es un hongo de un color grisáceo, de ahí su otro nombre de moho gris. Cuando se instala en una planta, produce la muerte celular de la zona a la que ataca. Cuando ataca a las hojas produce necrosis, secándola rápidamente y produciendo su muerte posterior. Cuando ataca a los tallos, éstos de vuelven de un color marrón, más frágiles y con una textura gelatinosa. Pero el mayor daño lo causa cuando ataca a los cogollos. Un cogollo afectado por botrytis, debe terminar en el cubo de la basura por el bien de nuestra salud.

En los cogollos es muy típico que tras el ataque de alguna oruga, la botrytis comience desde dentro a pudrir el cogollo. En muchas ocasiones cuando nos damos cuenta, es cuando ya se propaga a su exterior y es demasiado tarde. Podremos ver alguna zona de color grisácea/marrón, con una especie de telilla producida por la pudrición. Los cogollos más compactos son los más sensibles a este hongo, ya que al no haber ventilación en su interior, el exceso de agua y/o humedad favorece su aparición y propagación.

Los daños no sólo se producen en plantas vivas, tanto en exterior como en interior. Durante el proceso de secado y curado también puede atacar. En este sentido, conviene secar la hierba en lugares ligeramente ventilados y con una humedad relativa baja. Además, revisa todos los días los cogollos más grandes y compactos buscando cualquier síntoma de ataque. Y una vez metas los cogollos en un bote para el curado o conservación, vigila también que éstos no se humedezcan con el paso de los días. Es algo bastante común, ya que la humedad del interior del cogollo se traslade al exterior y pierdan su textura crujiente.

TRATAMIENTO

Es un hongo en ocasiones difícil de tratar, ya que como hemos comentado, en muchas ocasiones cuando nos damos cuenta de que está atacando una planta, ya es demasiado tarde. La mejor opción posible para combatirlo, es la prevención. Como siempre, la limpieza en un cultivo evitará males mayores. Retira las hojas muertas o dañadas y nunca dejes que se acumulen en el sustrato. También elimina de las cercanías de la plantas hierbas, maleza o cualquier planta susceptible de contagio.

Mejora todo lo posible la ventilación y sitúa siempre las plantas en zonas donde circule aire y alejadas de lugares sombríos y húmedos. Puede que en estos momentos ésto no sea posible, pero tenlo en cuenta para futuros cultivos.

En caso de ataques, la cosa se puede llegar a complicar. Olvídate de tratamientos caseros, ya que muchas veces no son eficaces y no vale la pena perder tiempo en comprobarlo. Uno de los productos más eficaces para tratarlo, es Botryprot de ProtEco. Está elaborado con una mezcla de nutrientes y extractos de microorganismos que detienen el desarrollo del hongo. Además estimula las defensas naturales de la planta. Actúa por contacto y es biodegradable, por lo que no afecta ni a las cogollos ni a sus tricomas.

1 1.213 vistas

La floración de nuestras plantas de cannabis avanza y la cosecha la vemos cada día más cerca. Habiendo hecho caso de buenos consejos o de la experiencia adquirida en cultivos pasados, seguramente tengamos unas plantas protegidas con preventivos. Así conseguiremos evitar o minimizar los posibles ataques de plagas y hongos, tan comunes y perjudiciales en estas fechas. Pero siempre se nos podrá escapar algo y no haber prevenido, entre otras cosas, las primeras lluvias tan comunes en esta época, como muchos cultivadores han podido comprobar estos días pasados.

Las lluvias en las últimas fases de floración llegan a ser muy perjudiciales. Los principales son dos. El primero es que los cogollos almacenen tanta agua de lluvia que el peso haga que las ramas puedan romperse. El segundo y peor, es que esta acumulación de agua favorezca la aparición del hongo botrytis. Las temperaturas de momento aún cálidas, hace que los ataques sean más virulentos si cabe.

No todas las variedades son tan sensibles a las lluvias. Generalmente las sativas se comportan mejor. Estas variedades son originarias de las zonas tropicales, por lo que han evolucionado para soportar mejor las inclemencias. Sus largas, delgadas y flexibles ramas, además de sus cogollos normalmente aireados, hace que se reduzcan los riesgos de hongos o rotura de alguna rama a consecuencia del peso que tienen que soportar los cogollos mojados.

Las índicas generalmente son las más propensas a hongos como la botritis, ya que sus cogollos en exceso compactos, no permiten una buena ventilación. No sólo son variedades a las que les afectan más las lluvias, sino que la humedad ambiente en general. Cualquier cultivador de zonas muy húmedas como las costeras, habrá podido comprobar en primera persona lo complicado que es cosechar a veces variedades como la Critical.

Contra las lluvias poco podemos hacer, salvo prevenir dentro de lo posible. Lo más sencillo, es todos los días ojear la previsión del tiempo. No dejes para la mañana si dan lluvia, lo que puedes cosechar hoy. Si vemos que nos toca cosechar dentro de una semana y dan lluvias, pues adelántate y cosecha ésta. Ten en cuenta que una vez que llueva, se debe esperar a cosechar a que los cogollos estén bien secos de agua.

Después de una lluvia fuerte, para favorecer que los cogollos pierdan rápidamente el agua de su interior y también las hojas la de su superficie, moveremos ligeramente la planta entera o rama a rama. Nos mojaremos posiblemente nosotros mismo, pero todo sea por que algún buen cogollo termine afectado por el moho.

Pero nada mejor para proteger a nuestras plantas de la lluvia que montar una cubierta. Puede ser bastante fácil, necesitaremos unos listones de madera o metal, y una buena cantidad de plástico transparente, además de una buena cantidad de paciencia y maña. De nada nos servirá una estructura endeble que a la mínima racha de viento nos arranque el plástico y cause algún daño a la planta. No se trata de que sea una cubierta permanente (o sí), si no un pequeño arreglo para proteger las plantas en cuanto vemos alguna nube fea o dan previsión de lluvias.

Y para terminar, no nos debemos olvidar de los preventivos como Botryprot, BioFungi… son productos ecológicos que protegerán los cogollos contra la temida botritis o moho gris. Merece la pena usarlos y no que algún que otro cogollo termine en la basura por culpa de las lluvias o de la humedad.

0 1.225 vistas

Quién más y quién menos ya tendrá sus plantas en fase de floración. Puede que algunas no hayan comenzado, pero no demorarán muchos días más. En cambio otros ya podrán ver en sus plantas como se van formando pequeños cogollos. En este momento, el cannabis requiere grandes dosis de abonos, especialmente lo que son ricos en fósforo y potasio. Junto al nitrógeno, son los conocidos como macronutrientes. Son los 3 elementos que más demandan las plantas durante su cultivo. Pero no se pueden considerar más importantes que los nutrientes secundarios o los micronutrientes. Todos y cada uno de ellos cumplen una función, y la escasez de uno puede afectar a la asimilación de otros.

LAS FUNCIONES DEL NITRÓGENO

El nitrógeno es esencial para el crecimiento de las plantas, ya que regula la capacidad para fabricar proteínas. Además es el responsable del desarrollo de hojas y tallos.  En la fase de floración, la demanda de nitrógeno es mucho menos, por lo que no suele ser muy común las carencias de este nutriente en esta fase. Si fuese necesario, se puede añadir alguna dosis de abono de crecimiento en cualquier momento de la fase de floración. Un exceso de nitrógeno en cambio, hace que los cogollos tengan peor sabor, el típico toque a clorofila en ocasiones tan desagradable.

LAS FUNCIONES DEL FÓSFORO

El fósforo por su parte, además de imprescindible para la floración, también es muy demandado en algunas fases de crecimiento, especialmente en la germinación o esquejado. El fósforo es vital para que la planta pueda realizar la fotosíntesis. Además juega un papel fundamental en los procesos de combustión de las células y en la transferencia de energía solar a compuestos químicos. También es un ladrillo con el que las plantas construyen paredes celulares y está relacionado directamente con el ADN y todo tipo de proteínas y enzimas.

La carencia de fósforo durante la fase de floración, causa un retraso en la misma. Los cogollos también son más pequeño y aireados. Además las plantas con carencias de este nutriente son más débiles y propensas a sufrir ataques de plagas y hongos. Ante una carencia, debemos usar un fertilizante rico en fósforo. Principalmente sería un abono para floración, un potenciador de floración, o algún mononutriente de fósforo.

LAS FUNCIONES DEL POTASIO

El potasio es esencial para que la planta pueda extraer el agua y los nutrientes del suelo, para después asimilarlos mediante un proceso de osmosis. Interviene directamente en la fotosíntesis favoreciendo la síntesis de los hidratos de carbono, proteínas y aminoácidos. También fomenta la producción de azúcares y almidones y es fundamental en la división celular. Además aumenta la resistencia de las plantas frente a sequías y ataques externos, a la vez que refuerza sus tejidos.

La carencia de potasio en floración provoca que la temperatura interna de hojas de dispare. Por otro lado, las proteínas de las células se llegan a quemar o degradar, haciendo que las plantas sean más propensas al ataque de enfermedades, plagas y hongos. Es más común en plantas cultivadas en macetas, o en suelos y agua de riego con una salinidad alta. Ante una carencia de potasio, se debe usar también un abono de floración, un potenciador de floración o un mononutriente de potasio.

0 1.739 vistas
Macfoto

Los cultivadores de exterior, van como poco a poco se aproxima la fase de floración. Las horas de sol que las plantas reciben, comienzan a disminuir, recibiendo la señal de que es la hora de la fructificación, antes de que la llegada del mal tiempo pueda poner en peligro la cosecha. Aquí os dejamos los 9 consejos más importantes para conseguir los mejores rendimientos.

VIGILA LA CONTAMINACIÓN LUMÍNICA

La contaminación lumínica se define como la emisión de un flujo luminoso procedente de una fuente artificial nocturna puede afectar a las actividades biológicas de las plantas. Principalmente la contaminación lumínica es causada por las farolas o cualquier otra iluminación exterior en jardines, balcones o terrazas. Si su intensidad es alta, puede hacer que las plantas no florezcan o retrasen el inicio de la floración.

NO REALICES TRASPLANTES NI PODAS

A estas alturas las podas son innecesarias y se deben evitar. Ya no hay tiempo para que las plantas se sobrepongan de una poda, además de que pueden llegar a causar un estrés. Los trasplantes tampoco benefician, ya que una vez la planta comienza a florecer, disminuye notablemente el desarrollo radicular.

NO TE OLVIDES DE LOS ABONOS DE FLORACIÓN

Las demandas nutricionales de las plantas en floración son muy elevadas. De todos los nutrientes necesarios para las plantas, en esta fase los más importantes son el fósforo y el potasio. No prives a tus plantas de estos elementos tan necesarios si quieres conseguir los cogollos más grandes, densos y resinosos.

NI TAMPOCO DE LOS POTENCIADORES DE FLORACIÓN

Los fertilizantes base, sólo incluyen cantidades de fósforo y potasio en cantidades necesarias para una floración sin carencias. Pero como lo que busca el cultivador es siempre un mayor rendimiento, los potenciadores de floración garantizan unas dosis extra que las plantas agradecerán engordando explosivamente los cogollos. No en vano también a este tipo de aditivos se les suele llamar también “revientacogollos”.

ANTICÍPATE Y USA TUTORES O SOPORTES

Muchas plantas en floración y con el peso de los cogollos, tienden a doblar sus ramas. Si a ésto se le unen fuertes rachas de viento o algún posible aguacero, es posible que se rompan y terminen en el suelo. El mejor momento para entutorar las ramas es antes de que comience la floración, ya que nos evitaremos manipular los cogollos aún en formación y prácticamente sin resina.

EVITA MOJAR LAS PARTES LOS COGOLLOS

Lo que menos agradecen los cogollos es la humedad. No es momento de usar abonos foliares o fitosanitarios pulverizados directamente sobre las flores, salvo que sea estrictamente necesario. Incluso después de alguna lluvia eventual lluvia en estos meses, agita suavemente la planta y sus cogollos para eliminar la mayor cantidad de agua de su interior.

HAZ REVISIONES PERIÓDICAS

Para evitarse sustos innecesarios por el ataque de plagas u hongos, las revisiones periódicas son obligadas. Una o dos veces por semana, revisa bien toda la planta, desde los tallos a los cogollos y pasando por las hojas. Es la mejor manera de detectar posibles primeros ataques y dado el caso, tomar las medidas oportunas. Lo que hoy puede ser unos pocos insectos fáciles de eliminar, mañana puede ser una gran plaga difícil de tratar. Y si tienes que usar algún tipo de insecticida o fungicida, siempre que sean orgánicos en lugar de químicos.

EL NECESARIO LAVADO DE RAÍCES

El lavado de raíces antes de la cosecha, sirve para eliminar del sustrato los excesos de nutrientes hasta dejarlo prácticamente inerte. 10 o 15 días antes de cosechar, haz un buen lavado. Para ello se usa el triple de agua que capacidad tenga la maceta, es decir en para una maceta de 10 litros, usaremos 30 litros de agua. Ésto obligará a la planta a consumir los nutrientes almacenados en las hojas, lo que después repercute en un mejor sabor de los cogollos al contener la materia vegetal menos restos de estos nutrientes.

PACIENCIA PARA COSECHAR

Conviene siempre tener paciencia a la hora de cosechar. Podemos pasar de conseguir unos cogollos super potentes, a simplemente potentes por unos días. La manera más fiable para saber el punto óptimo de maduración de una planta, es observando los tricomas. Cuando éstos tengan un color lechoso y alguno comience a adquirir tonos ámbar, será el momento en el que el THC alcance su máximo potencial. Nunca está de más adquirir un pequeño microscopio para observar estos pequeños detalles.

0 639 vistas

Hace unos días, el 21 para ser exactos, ha tenido lugar el solsticio de verano. Éste es el día del año con mayor cantidad de horas de sol y menor cantidad de horas de noche. A partir de ahora, los días comienzan a ser más cortos y las noches más largas. Y es ahora cuando las plantas de cannabis fotodependientes inician la fase de prefloración.

La prefloración es por lo tanto, el período de transición entre la fase vegetativa o de crecimiento, y la fase de floración o fructificación. Hasta pasado mediados del mes de Julio o entrado Agosto, las plantas no entrarán en floración. Que se produzca antes o después, depende de la genética, condiciones ambientales e incluso la nutrición.

En este corto período, las plantas continúan creciendo, por lo que es un buen momento para realizar un último transplante a una maceta de mayor capacidad. Las raíces agradecerán más espacio para su desarrollo. Y si además usamos un sustrato muy rico en nutrientes, el crecimiento en estas semanas será imnejorable.

También a partir de ahora, las plantas que todavía no han sexado comenzarán a hacerlo. En el caso de cultivar semillas regulares, es hora de prestar mucha atención. Detectar y eliminar las plantas macho es fundamental para conseguir una cosecha sinsemilla. Y aunque un poco tarde, siempre se pueden sustituir por algunos esquejes femeninos o semillas feminizadas. Todavía tienen tiempo para crecer en muy buenas condiciones antes de comenzar a florecer. No serán las plantas más altas y productivas, pero mejor éso que nada.

Aprender a diferenciar el sexo de las plantas, es por lo tanto muy importante. Y cuando antes lo hagamos mejor, ya que evitará que malgastemos nuestro tiempo y nuestro dinero. Tiempo regando y cuidando una planta que si resulta macho tendremos que cortar y tirar. Y dinero en abonos y aditivos para finalmente tener que deshacernos de ésa o ésas plantas si resultan ser machos.

Las preflores aparecen en los nudos, que son el nacimiento de las ramas, y justo detrás de las espítulas, unos pequeños apéndices laminares formados en la base del pecíolo de  hojas y tallos. Las preflores de plantas hembra están formadas por un pequeño cáliz en forma de lágrima de color verde del que salen dos pelillos blancos en forma de “V”. También pueden ser de otros colores, dependiendo de la genética. Las preflores de plantas masculinas son redondas y forman con el tiempo  pequeños racimos.

También ahora empezamos la época de usar estimuladores de floración. Como el propio nombre indica, son aditivos que favorecen la floración. Con ellos se consiguen un mayor número de brotes florales, que serán futuros cogollos. Uno de los más famosos y efectivos es el Delta9 de Cannabiogen. Quien lo haya probado, conocerá el espectacular aumento de la cosecha.

Para terminar, no nos podemos olvidar de ir sustituyendo los fertilizantes ricos en nitrógeno e indicados para el crecimiento de las plantas de cannabis, por los fertilizantes de floración ricos en fósforo y potasio. El fósforo es un nutriente que juega un papel fundamental en los procesos de construcción de las células y en la transferencia de energía solar a compuestos químicos en la planta. El potasio es imprescindible para que la planta pueda extraer agua y nutrientes del suelo, asimilándola mediante un proceso de osmosis, además de fomenta la producción de azúcares y almidones.

0 938 vistas

Las variedades Fast Version, como se puede intuir, son plantas de floración rápida. Hace unos años las presentó Sweet Seeds como gran novedad, y desde entonces son una gran alternativa para conseguir las cosechas más tempranas. También son perfectas para climas húmedos o lluviosos, ya que suelen madurar mucho antes de finales del verano o principios del otoño. ¿Pero realmente qué son y cómo se desarrollan?

Empezamos hablando de las variedades fotodependientes y las variedades autoflorecientes. Las fotodependientes, son las de siempre, plantas que dependen de un fotoperíodo para completar sus ciclos. Crecen cuando los días crecen a lo largo de los meses de primavera, y florecen cuando los días decrecen, a lo largo del verano. A partir del solsticio de verano, la cantidad de horas de luz diurna comienza a disminuir y las plantas reciben la señal que les indica que deben florecer antes de la llegada del otoño y con él, el mal tiempo.

Las variedades autoflorecientes en cambio, no dependen de fotoperíodo. Crecen aproximadamente unas 3-5 semanas, e independientemente de la cantidad de luz que reciben, comienzan a florecer. Las autoflorecientes más rápidas, pueden terminar en unas 8 semanas desde la germinación. Este tipo de variedades descienden en su mayoría de la Ruderalis, una genética originaria de las zonas frías de Rusia. En estas condiciones climáticas extremas, han evolucionado para completar los ciclos muy rápido.

Las variedades Fast Version, son el resultado de combinar una variedad fotodependiente y una variedad autofloreciente. La primera generación de este cruce, no contiene el gen autofloreciente, pero sí se pudo apreciar como el resultado era variedades fotodependientes de floración super rápida. Es sólo en las siguientes generaciones donde realmente comienza a aparecer el gen autofloreciente, ya que es un gen recesivo y no dominante.

En la segunda generación, cuando se combinan dos híbrido fotodependiente x autofloreciente es ya cuando se comienza a expresar el gen autofloreciente. Pero también cabe destacar que no todos los ejemplares se muestran 100% autoflorecientes, sino que aproximadamente el 25% es autofloreciente, el 25% es fotodependiente, y el 50% heredan el rasgo de floración rápida.  Las siguientes generaciones, muestran ya una mayor cantidad de ejemplares autoflorecientes hasta que se finalmente se consigue fijar el gen autofloreciente.

Lo que más llama la atención de las variedades fast version, además de su vigor híbrido, es que crecen como cualquier variedad fotodependiente, llegando a alcanzar un gran tamaño, además de producciones enormes y de gran potencia. Pero con respecto a la versión normal, terminan de florecer de 7 a 20 días antes, incluso menos dependiendo de la variedad. Y a diferencia de las autoflorecientes, se pueden sacar esquejes o conservar una planta madre.

0 880 vistas
MacFoto

Ayer día 21 de Junio fue el solsticio de verano en el hemisferio norte, el día en el que el Sol alcanza su posición más elevada en el cielo y tiene lugar el mayor período de luz de día más largo de todo el año. Hasta ahora la duración de las horas de día han venido aumentando desde el solsticio de invierno, y a partir de ahora y minuto a minuto, las horas de día comenzarán a decrecer y las horas de noche a aumentar. Las plantas fotodependientes como el cannabis, esta variación en las horas de luz/oscuridad o lo que comúnmente llamamos fotoperíodo, es la señal necesaria para poner en marcha el mecanismo para comenzar la floración, percibiendo que la siguiente estación será el otoño y deben darse prisa por finalizar su ciclo antes de la llegada del invierno.

El cambio de crecimiento a floración no se produce al instante, existe un periodo entre media conocido como prefloración, un corto espacio de tiempo de unos 10-20 días según la variedad (semanas incluso en las genéticas más sativas y de largas floraciones), donde se producen diversos cambios hormonales en la planta que visualmente podremos ir apreciando. Las plantas que a estas alturas aún no han sexado, durante estos días ya comenzarán a dejar ver sus preflores en los todos los nudos de la planta. La punta apical y de todas las ramas, podremos ver como las nuevas hojas se van cerrando y envolviendo las yemas en lugar de crecer más abiertas como hasta ahora. Y las plantas también suelen experimentar un importante crecimiento en estos pocos días antes de comenzar realmente la floración y ya empecemos a ver pequeños cogollos formándose.

Son estas fechas las indicadas para comenzar a usar estimuladores de floración, productos que favorecen la aparición de brotes florales que se convertirán en futuros cogollos. Algunos como el más que famoso Delta9 de Cannabiogen es el momento apropiado para aplicar la primera dosis foliar. Los potenciadores de floración los dejaremos de momento para más adelante, siempre hablando de potenciadores a base de macronutrientes esenciales como los típicos PK de fósforo y potasio, los dos elementos más empleados por las plantas en la producción de flores. En este aspecto, siempre nos debemos guiar por el fabricante y usarlo según sus indicaciones, no querremos a estas alturas del cultivo sufrir cualquier sobrefertilización que sin duda afectará al rendimiento final.

Y como siempre, observar y prevenir. Son fechas de máxima actividad para las plagas. Araña roja, mosca blanca, pulgón o trips, siempre son una amenaza. También es el momento apropiado para combatir los gusanos, terror de los cultivadores en floración pues no tienen piedad con los cogollos, introduciéndose en su interior, devorándolos y dejarlos inservibles a causa de sus excrementos, caldo de cultivo del hongo botrytis. Mariposas y polillas encuentras en tallos y hojas de las plantas el mejor lugar para hacer sus puestas de huevos, que una vez eclosionan comenzarán las larvas a devorar primero las hojas. El Bacillus Thuriengiensis es un producto 100% ecológico que actúa por ingestión y 100% eficaz contra las larvas. Su uso regular, aparte de no tener ningún tipo de consecuencia negativa para la planta, la protegerá en todo momento de estos molestos visitantes.

Estos 10-15 o 20 días que faltan para que las plantas comiences a mostrar los primeros y peludos cogollos son vitales, toda la buena atención que les prestemos a las plantas, ellas nos lo agradecerán con generosas cosechas.

1 1.831 vistas

En el hemisferio norte ya casi hemos llegado a las fechas límite para comenzar un cultivo en exterior ya que en un mes aproximadamente comenzará la fase de floración. Si se parte de semilla a estas alturas, se conseguirán plantas pequeñas ya que el fotoperíodo natural las forzará a florecer a las 4-5 semanas. Si se parte de esquejes, se podrán conseguir plantas de un tamaño algo mayor. El que vaya tarde aún está a tiempo de tener unas cosechas decentes, pero que ya no se lo piense ni espere más.

Todas las tareas de cultivo a las que nos dedicaremos en las próximas 4-5 semanas serán básicamente las de suministrar a la planta todo lo necesario para que lleguen a la fase de floración en el mejor estado, tanto en tamaño como el salud. Estamos en el mes del último trasplante, siempre con un sustrato muy enriquecido. Las raíces agradecerán nuevo espacio para expandirse y los nuevos nutrientes harán que las plantas den un último empujón.

El uso de abonos si se usa un buen sustrato y trasplante puede llegar a ser prescindible, aunque estimuladores de crecimiento, complejos radiculares y todo otro tipo de aditivo que potencie desde la salud de las plantas, como su propia resistencia a plagas es siempre interesante.  Las plantas saludables son menos propensas a sufrir cualquier ataque.

Tampoco nunca se deben olvidar los preventivos contra plagas, estas fechas son de máxima actividad para la mosca blanca, trips, pulgón, mariposas, araña roja, saltamontes… y siempre mejor prevenir que curar. El aceite de neem es el más famoso insecticida natural y 100% ecológico. Elimina eficazmente algunas plagas e impide que otras se instalen en la planta. También el jabón de potasio o potásico ayuda en el control de insectos y algunos hongos de hoja como oídio.

El bacillus thuringiensis por su parte es eficaz contra las larvas de mariposas y polillas. Actúa por ingestión, por lo que es interesante usarlo regularmente desde las últimas semanas de crecimiento, cuando los huevos eclosionan y las pequeñas larvas comienzan a comer las hojas y con ellas las bacterias del bacillus. Contra plagas orugas es menos eficaz por tener un sistema digestivo más desarrollado, por lo que no conviene dejar que las larvas consigan llegar a orugas.

Si a estas alturas la altura de las plantas ya es un problema, con un mes más de crecimiento al final será un problemón. Son fechas de las últimas podas ya que se cuenta con el tiempo suficiente para que las plantas se repongan y ramifiquen. También para realizar cualquier tipo de dobla o guiado que igualmente servirá para promover el crecimiento horizontal y reducir el vertical.

Y `por último y algo importantísimo, es vigilar y prevenir la contaminación lumínica. De momento las farolas y otro alumbrado nocturno no afecta al cultivo, pero si las plantas reciben durante el fotoperíodo oscuro luz con una intensidad determinada, pueden no florecer o retrasar la floración. El método más sencillo para saber si la contaminación lumínica nos puede afectar, es de noche intentar leer las letras de un periódico o revista. Si somos capaces, debemos tomar alguna medida, como cambiar las plantas de ubicación o instalar una malla de sombreado.

Si todo marcha bien, en 4, 5 o 6 semanas dependiendo de la variedad, las plantas comenzarán a florecer y empezará la fase decisiva.

0 852 vistas

Las variedades fast version, early version o de floración rápida cada vez son más habituales y son cada vez más los bancos que se interesan por desarrollar nuevas versiones de variedades que su gran característica es su período de floración, mucho más rápido que la variedad original y siempre intentando que se hereden sus mejores características. Marmalate Early Version de Delicious Seeds es un claro ejemplo, una versión de la famosa Marmalate de este mismo banco, y que se cosecha en apenas 6 semanas de floración.

Para su desarrollo, el equipo de trabajo de Delicious Seeds partieron de los fenotipos más rápidos de Marmalete, consiguiendo reducir los tiempos de floración en casi 2 semanas. Marmalate es una de las plantas que más premios y copas acumula de este banco de semillas. Se trata de una variedad con gran predominancia índica donde se unen dos genéticas de la talla de Critical Mass y Lavender, leyendas holandesas  que ya forman parte de las mejores variedades.

Critical Mass es un híbrido Skunk/Afghani desarrollado por Mr.Nice Seeds, y en este caso Delicious Seeds contó con la famosa Critical Bilbo, una muy buena selección que destaca por su rapidez de floración, producción, potencia y sabor. Lavender por su parte se desarrolló en Soma Seeds y se trata de un polihíbrido de Super Skunk, Big Skunk Korean, Afghni y Hawaiian, también usada ya en otros grandes trabajos de este banco como Caramelo o Cheese Candy.

Marmalete Early Version hereda los mejores rasgos de estas dos genéticas, en crecimiento podemos esperar una planta vigoroso, con gran resistencia a hongos y plagas, e incluso a las manos más inexpertas. Crece con una estructura típica de abeto, con internudos cortos, y ramas contenidas y fuertes que se llenarán de cogollos muy compactos y resinosos. El período de floración es muy corto y se cosecha a principios de septiembre con rendimientos entre los 400 y 600 gramos por planta.

En interior es perfecta para el cultivo en SOG por la facilidad en concentrar la producción en largas y espedas apicales, con rendimientos que pueden llegar a los 500 gramos en tan sólo 40-45 días. Los olores cuentan con gran influencia Skunk, lo que casi obliga a usar un filtro de carbón u otro sistema antiolor para evitarse cualquier problema. Y como su madre Marmalate, también los cogollos adquieren unos precioso tonos lavanda y púrpuras, más pronunciados en exterior con temperaturas suaves.

Los aromas muy penetrantes e intensos, y el sabor también fiel a su madre, con toques muy dulces a uva , golosinas, vainilla y madera tropical. Los efectos son muy estimulantes, cerebrales y positivos, con una bajada lenta a sensaciones más relajantes que la hacen ideal para disfrutar a cualquier hora del día. Tiene además grandes propiedades como cannabis medicinal por sus altos efectos analgésicos para tratar dolores musculares y articulares.

0 720 vistas

Primera Dama es una variedad de cannabis 100% sativa y uno de los buques insignia de Original Delicattesen, banco de semillas español que se caracteriza por la gran calidad y exclusividad de su catálogo, compuesto tan sólo por un puñado de genéticas a cada cual más espectacular, siempre centrados en la preservación de la genética landrace original de todo el mundo.

También conocida como First Lady, se trata de un gran y lento trabajo de crianza y estabilización partiendo de una sativa pura mexicana que en los años 60 y 70 del siglo XX se empleó para hacer los primeros cruces en la costa Este de EEUU, famosa por su trascendencia, increíbles propiedades genéticas y sus potentes efectos, además de un espectacular y delicado sabor.

Primera Dama es una típica sativa de crecimiento amplio y vigoroso, muy fácil de cultivar, y que cuenta con un período de floración muy corto, ideal para su cultivo en cualquier zona geográfica. No hay excusa incluso para los cultivadores de los climas de veranos más cortos con finales lluviosos. También la hacen perfecta para interiores, donde pocas veces se puede tratar con sativas tan rápidas y domesticables.

Tiene una estructura elegante, con internudos espaciados y ramas largas y flexibles que ayudarán a soportar el peso de las densas flores, muy compactas y cubiertas por una gruesa capa de aterciopelada resina. En cualquier tipo de extracción de tricomas en una fuera de serie, con unos rendimientos que en nada envidian a las mejores índicas hashplant.

Primera Dama es una variedad de crecimiento muy vigoroso y rápido, con internudos largos y ramas flexibles que ayudarán a soportar el peso de los cogollos, muy compactos y cubiertos por una gruesa capa de resina. El período de floración es muy corto y estarás cosechando unos 600-700 gramos por planta entre finales de septiembre y principios de octubre, unas 9-10 semanas en interior.

Si la altura es un problema, como es el caso de cultivos en interior, se adapta a cualquier tipo de técnica como Scrog, Supercroping o Main-Lining, ya que ramifica fuertemente cuando se realizan podas o guiados. Contando con una buena madre que se adapte bien al cultivo en interiores, los cultivos en SOG siempre son una de las mejores opciones, además de espectacular.

Los rendimientos son elevados, teniendo en cuenta su genética 100% sativa y su rapidez de floración, con unos 600-700 gramos por planta en exterior, y de 400 a 450 gramos por m2 en interior, siempre pudiendo superarlos con unos buenos cuidados. No es una variedad caprichosa y a los cultivadores más experimentados no les costará conseguir mayores rendimientos.

El sabor es único, muy dulce, con claros toques de madera de pino, mentolados y a especias, una delicia hasta para el paladar más sibarita y exigente. Los efectos son muy positivos, eufóricos y alegres, de buena sativa. Durante más de dos horas te mantendrá en lo más alto, con una bajada lenta a un estado inicial sin apenas ningún tipo de efecto narcótico, para disfrutar exclusivamente durante el día o cuando no se tenga pensado dormir en las siguientes horas.

0 248 vistas

Asegura una floración óptima de sus plantas con Plagron Terra Bloom
Fertilizante completo para la fase de floración

Cultivar nunca ha sido tan fácil! Plagron Terra Bloom es un nutriente a base de minerales altamente concentrado, que se utiliza en la etapa de floración de la planta.

¿Sabías que? Con este abono líquido se asegura una fertilización óptima durante la floración y que además apoya y promueve la formación de flores. Terra Bloom es adecuado para todo tipo de mezclas de tierra y se puede usar en conjunto con todos los fertilizantes líquidos y aditivos. Terra Bloom pertenece al tipo de cultivo 100% Terra. ¿Te gustan los resultados rápidos, fáciles y buenos? Elija productos 100% TERRA de Plagron. Estos sustratos y nutrientes básicos le ofrecen una gran flexibilidad para que pueda cultivar a su propio criterio. Usted reconocerá los productos 100% TERRA con la etiqueta roja.

unnamed-15Beneficios de Terra Bloom:
– Sus plantas pueden absorber directamente
– Garantiza óptima floración y fructificación
– Se puede utilizar en todos los sistemas de riego
Ver el vídeo del producto aquí

Ve a la página Plagron.com para obtener más información acerca de Terra Bloom, 100% Terra y otros tipos de cultivo Plagron.

 

1 974 vistas

A pesar de la prohibición en la Antigua Unión Soviética, las mujeres rusas en la década de 1930 consumieron cannabis mezclado con grasa de cordero, o nasha , la noche de bodas “para reducir el dolor de la desfloración.”  Las mujeres soviéticas en su noche de bodas esperarían menos cunnilingus (sexo oral) y, después de impregnarse sus partes, esperarían la gran embestida de la madre Rusia.

Las mujeres rusas también emplean la marihuana para reducir sus vaginas con “un ungüento hecho mediante la mezcla de hachís con el tabaco”, por lo que el mundo de los adobos en la vagina estaba obviamente prosperando en esa zona.

Un tónico de cannabis llamado guckand también fue utilizado no sólo como un afrodisíaco, sino también como un anestésico para los niños que les cortaban la piel de sus partes bajas cuando eran circuncidados.

Mientras tanto, los hombres en Serbia eran conocidos por consumir una “ papilla feliz afrodisíaca” que se hacía a partir de hachís, mantequilla de almendras, pétalos de flores y hojas, especias, y la raíz de piretro Anacyclus.

Además de utilizar la marihuana o los preparados cannabicos para incrementar el placer o para evitar los dolores en el sexo, también se sabe que más antiguo todavía, en la época medieval, las mujeres utilizaban una mezcla de marihuana con grasas para frotarse los pechos allá por el siglo XI. De acuerdo con los remedios herbarios medievales, las mujeres con los senos hinchados eran instruidas para combinar el cannabis y unas grasas y posteriormente frotarse los pechos haciendo dispersar el hinchazón. El mismo adobo también lo utilizaron las alemanas y austriacas en sus pechos en el siglo XIX.

El cannabis con sus muchos ungüentos y tónicos, siempre se ha utilizado en la historia por los hombres y mujeres para calmar dolores y dolencias y para ampliar el placer sexual.

2 509 vistas

Revienta cogollos con los orgánicos compuestos de fósforo y potasio presentes en Green Sensation de Plagron.
Green Sensation contiene cuatro productos en un solo bote. Usando este booster, no necesitas comprar más productos como el estimulador de la floración, PK 13-14 o enzimas, ya que todops estos ya encuentras en el Green Sensation. También puedes bajar el uso de nutrientes básicos con un 50% usando Green Sensation. ¡Pruébalo tú mismo y experimenta los beneficios de Green Sensation!

Green Sensation es un potente estimulador que garantiza altos rendimientos. Este estimulador ha sido desarrollado especialmente para utilizar durante las últimas cuatro a seis semanas de la floración. Su sofisticada composición proporciona todos los nutrientes que la planta necesita. Green Sensation promueve una abundante floración y formación de frutos, una estructura celular sólida y el mejor sabor.

Los beneficios de Green Sensation:

-Mejora los resultados.
-Mejora del sabor por una mayor formación de azúcares.
-Puede ser utilizado en cualquier tipo de sustrato.

Para los mejores resultados combina Green Sensation con Sugar Royal.

¿Tienes alguna duda? servicedesk@plagron.com
Para más información sobre Green Sensation y otros productos, Plagron.

1 972 vistas

Cultivadores de cannabis a veces tienen problemas con la grandeza o altura de sus plantas. Es más, muchos de ellos sufren porque lo que quieren es que su “jardín” pase desapercibido ante la mirada de vecinos, viandantes, posibles ladronzuelos y también de la autoridad competente. También tienen un problema similar en los cultivos de interior donde el espacio es muy importante y a veces demasiada ramificación o altura puede ser el problema.

Cuantas veces los cultivadores han tenido que doblar las ramas de sus plantas para que éstas no sobresalgan y queden expuestas a la vista de posibles miradas indiscretas y, dando pie a ser localizadas con sus posibles problemas. Pues bien, existe una fácil y sencilla solución para este problema que nos llega de la mano de PRO-XL y se llama “Stop Grow”.

Este revolucionario e innovador producto puede controlar el crecimiento de las plantas de cannabis sin dañarlas y así ser nosotros mismos los que dirigimos y controlamos esa altura de sus ramas que a veces puede llegar a ser un problema. Stop Grow es un producto que además de regular y poder paralizar el crecimiento de la planta, estimula su floración.

Hablamos de un producto sencillo y generoso que nos puede ayudar a adelantar la floración de la planta con el simple gesto de pulverizarlo en una disolución sobre ella. Con esa sencillez pondremos fin a ese exceso de crecimiento a la vez que estamos estimulando su floración. Producto ideal para cuando estamos cultivando en espacios limitados.

Stop Grow PRO-XL2Este fitorregulador vegetal de PRO-XL contiene hormonas vegetales o fitohormonas (compuestos orgánicos sintetizados) que funcionan deteniendo el crecimiento de las raíces y ramas de las plantas.

Su utilización es muy sencilla, se debe pulverizar sobre la planta la mezcla de agua con Stop Grow (30ml/5L) y esta disolución no debe tocar las raíces de la planta para evitar posibles daños. Este proceso deberemos repetirlo durante cuatro días para tener un óptimo resultado.

Así que ya sabes, si quieres tener el control de la altura y cuando florecen tus plantas Stop Grow de PRO-XL es la solución.

Forma de empleo
-Agitar muy bien el contenido del envase antes de su uso.
-0,6 ml por litro de agua.
-Pulverizar ligeramente todas las hojas de la planta.
-Repetir la operación a los 4-5 días.
-Evitar mojar el sustrato con la mezcla, ya que podría dañar las raíces.

Composición
Hormonas vegetales reguladoras del crecimiento

1 1.029 vistas

Bud Ignitor es una nueva fórmula líquida a base del exitoso Bud Blood (sangre de cogollo) y una variante para floración del VHO (Very High Output) el cuál hace desarrollar a las plantas distancias internodales más cortas, dando lugar a un cogollo central extraordinario desde la punta hasta la base. También acelera el proceso de formación de flores iniciales, viendose claramente una respuesta más rápida al cambiar los tiempos del fotoperiodo para floración.

La finalidad de este producto es desarrollar cogollos más abundantes y rápidos en madurar, lo cual nos permitirá también hacer más cosechas en el mismo periodo de tiempo. ANÁLISIS GARANTIZADO: Fosforo (P2O5) 2% Potasio soluble (K2O) 4% Instrucciones de uso: Use 2 ml por litro de agua durante las primeras 2 semanas de floración.

  • Usar las primeras dos semanas de floración, 2ml/l
    • Aprieta los internudos.
    • Más flores.
    • Más crecimiento vertical.
  • Tu puedes elegir usar Bud Ignitor en la primera semana.
    • Esto depende de la cantidad de tiempo que tienes para cultivar.
  • Contiene:
    • Elementos altamente solubles.
    • Extracto de algas fraccionado.
  • Este producto es más completo y remplaza a Bud Blood.
  • Siguiente generación de potenciadores de cogollo.
  • Se usa en la zona de raíces.
  • Se puede usar la primera semana de floración o dependiendo de las necesidades las dos primeras semanas.
  • NO usar en spray foliar.

1 2.849 vistas

Este programa abarca toda la primera fase de la floración de las plantas hasta el engorde de los cogollos. Cómo hacer la fertilización de las plantas para un correcto desarrollo de los cogollos en la primera fase de la floración, momento en que las plantas pegan un increíble estirón de crecimiento y forman la estructura de sus flores.
Muestra de la poda de hojas y ramas bajas, aunque a destiempo. Las podas siempre se hacen por motivos concretos y no indiscriminadamente por que una hoja tape a un cogollo. Se busca un fin que es ventilar y eliminar las partes inservibles que quiten energía a la parte alta de la planta. Detallamos el proceso paso a paso.