Buscar

puerto rico - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 226 vistas

La isla de Puerto Rico, estado agregado de Estados Unidos, es uno de los países donde avanza el desarrollo del cannabis de uso medicinal. Ahora, iniciará estudios para medir su efectividad.

El estudio es desarrollado por el centro FDI Clinical Research y es dirigida por el catedrático del Recinto de Ciencias Médicas y principal investigador, el doctor Jose Rodriguez – Orengo.

Rodríguez – Orengo informó que el estudio se está realizando con 16 voluntarios, la mitad de los cuales está utilizando el medicamento y el resto placebo.

La fórmula utilizada para estas pruebas es una combinación de los cannabinoides THC (tetrahidrocannabinol) y CBD (cannabidol) desarrollada en Canadá, donde se han hecho estudios en animales y el cual ha sido útil en estos estudios preclínicos, según consigna La Calle TV. Se busca además verificar se esa proporción de THC-CBD es útil también en este estudio.

Algunos estudios mostraron que los fármacos elaborados con extractos de cannabis pueden ayudar a pacientes con afecciones graves, incluso mejor que los opiáceos que se han venido utilizando. Incluso, un estudio de 2015 encontró que las náuseas y los vómitos de personas con quimioterapia desaparecieron o se redujeron significativamente en el 47% de los casos que les fueron administrados cannabinoides, proporción que se redujo a 20% entre los que consumieron un placebo.

Otro estudio con 600 pacientes encontró que una forma sintética de THC previno mejor las náuseas y los vómitos que los medicamentos normalmente utilizados.

Esclerosis múltiple

  • Un estudio de 2014 estableció que un extracto de cannabis administrado oralmente ayudó a disminuir los dolores ocasionados por los espasmos musculares, así como las sensaciones de ardor, hormigueo y entumecimiento que sufren las personas con esclerosis múltiple.
  • Sin embargo, no se han realizado suficientes estudios para determinar si fumar marihuana ayuda a los pacientes con síntomas de esclerosis múltiple.

Cáncer

  • Una investigación con 36 pacientes con cáncer encontró que el consumo de 10 miligramos de un compuesto de THC produce alivios similares que si se administraran 60 miligramos de codeína de opio.
  • Otro estudio estableció que el Sativex, un spray bucal a base de marihuana, produjo efectos calmantes en pacientes con dolor que no habían sido ayudados con drogas opioides.
  • Sobre la marihuana fumada, no hay estudios concluyentes que permitan recomendarla para aliviar el dolor de los pacientes con cáncer.

Nervios

  • Un estudio en 23 pacientes con dolor neuropático, causado por el daño de los nervios después de un trauma, encontró que las personas que fumaron marihuana sintieron menos dolor y durmieron mejor.
  • Otro estudio de 2013 con 39 personas con dolor neuropático, que no habían recibido otros tratamientos, estableció que se sintieron aliviadas al consumir cannabis vaporizado.

Epilepsia

  • Una investigación con 137 personas epilépticas, desde niños pequeños hasta adultos, que no habían recibido ayuda de tratamientos anteriores, halló que el consumo de una dosis diaria de extracto de cannabis redujo el número de ataques en un 54% en un periodo de 12 semanas.

Sin embargo, no se sabe qué tanto influyó el efecto placebo, porque no se utilizó un grupo de control.

Por Rama

0 127 vistas

El cannabis medicinal, legal en Puerto Rico, continúa su irrefrenable carrera de expansión y beneficia a los usuarios recreativos, al punto que la propia policía de la isla que es un estado agregado a Estados Unidos ha decidido ablandarse en la persecución a todo aquel que tuviera en su poder, para consumo propio, una onza (28,35 gramos) o menos de cannabis y/o cualquiera de sus derivados o parafernalia.

“Los gobiernos municipales tienen cada vez menos recursos. Hay situaciones mucho más graves que la posesión de un cigarrillo de marihuana. Por eso, la Policía Municipal tiene que dedicarse a asuntos más serios y no a cosas irrelevantes”, explicó el presidente de la Legislatura de San Juan de Puerto Rico, Marco Antonio Rigau. 

Pero, claro, la expansión genera demanda y como el número de pacientes que usan cannabis medicinal para manejar sus dolores y afecciones sigue en aumento, a la par, se produce la apertura de nuevos establecimientos de cannabis que además traen nuevas ofertas de empleo a miles de puertorriqueños.

“La industria se está moviendo a paso acelerado. A poco menos de dos semanas de haber comenzado el 2019 ya tenemos nuestros próximos cursos del mes de enero casi vendidos. Los ciudadanos se están educando y mientras más se educan más seguros se sienten de los beneficios de la planta y eso genera mayor interés en las certificaciones”, explicó el presidente de Puerto Rico Legal Marihuana –PRLM-, Goodwin Aldarondo.

Apertura de 250 establecimientos relacionados con el cannabis

El hombre explicó que se estima que en los próximos seis meses comenzarán a operar 250 nuevos establecimientos. Esto ha provocado un aumento en la demanda por las certificaciones o cursos que requiere el Departamento de Salud a toda persona que interesa trabajar en la Industria de Cannabis Medicinal.

Según adelantó, los cursos comenzarán este 26 y 27 de enero y se extenderán por los próximos cuatro meses alrededor de la isla. Los mismos abarcarán temas relacionados al aspecto médico, legal, científico e histórico a nivel mundial del cannabis medicinal. También se les capacitará acerca de los métodos de cultivo, la preservación del producto, su empaque y el equipo necesario, así como la trayectoria económica del cannabis y los retos que enfrenta la industria por la temperatura, el costo de vida y la población de Puerto Rico. 

Los talleres de capacitación, que garantiza otra expansión -tal vez la más importante-, la de las conciencias, se estarán ofreciendo en San Juan, Mayagüez, Ponce, Arecibo y Fajardo y tienen una duración de entre tres y seis horas, dependiendo del curso. El Reglamento 9038 establece que los cursos de licencia ocupacional y técnico de dispensario tienen como requisito una duración de seis horas y los cursos de las buenas prácticas agrícolas y de manufactura dos horas.

3000 empleos directos y 5.000 indirectos

Las autoridades boricuas estiman que la apertura de los nuevos establecimientos, que comenzarán a operar en los próximos meses, generarán 3.000 empleos directos y 5.000 indirectos. Cada taller será dictado por expertos y profesionales en el campo de la medicina, leyes y regulaciones y el derecho.

“Estamos más que satisfechos con el avance que la industria mostró el pasado año. Las tendencias y las expectativas para este 2019 están enmarcadas en la salud de los pacientes y el desarrollo económico de Puerto Rico, por eso estoy seguro que el cannabis seguirá ganando terreno”, concluyó Goodwin Aldarondo.

Por Rama

0 77 vistas

Se sabe que la isla de Puerto Rico, estado agregado a Estados Unidos,  ya es legal la marihuana para fines medicinales. Así lo hacen saber los aproximadamente 1.100 personas que en poco tiempo recibieron certificación para tratarse con aceites y los cerca de 40.000 que lo usarían de hecho en todo el país. Incluso, la propia policía ha ablandado sus penas recientemente para quienes porten marihuana en el bolsillo.

La planta es la estrella de las tierras boricuas y ahora se ha enrolado con un clásico nacional: el coquito, una de las principales bebidas navideñas, un licor que se prepara con diferentes sabores y que este año adoptó uno muy singular.

“A pesar de que la Industria del Cannabis Medicinal cuenta con un sinnúmero de productos comestibles, tenemos que considerar que muchos de ellos no necesariamente se ajustan al paladar boricua”, explicó a través de un comunicado de prensa el presidente de Puerto Rico Legal Marihuana – PRLM, Goodwin Aldarondo. El hombre indicó que la mayoría de estas ideas de manufactura provienen de una industria americana, como por ejemplo ‘sugar cookies’, ‘rice crispy treats’ y ‘chocolate chips’ por mencionar algunos. “Por eso la idea de crear una receta de coquito de cannabis al gusto puertorriqueño”, añadió.

 “Vamos a continuar creando delicias con el cannabis para que todos los pacientes puedan probar diferentes productos y variar los sabores para que no se ‘aburran’ de la manufactura tradicional”, indicó el licenciado Aldarondo al adelantar que en enero presentará una nueva creación.

Además de la flor, este coquito requiere casi los mismos ingredientes del coquito regular; leche de coco, leche condensada, crema de coco, leche evaporada, agua, canela, clavos y vainilla.

El experto en la industria del cannabis medicinal creó un video en el canal de PRLM en Youtube en el cual muestra paso a paso como se prepara esta bebida cultural que ha trascendido de generación en generación. 

Una de las personas que de seguro chocó en navidad su copa de coquito cannábico con otra fue Annabell Almeida, presidenta de Caribbean Holistic Group empresa que produce varias líneas de productos infundidos con cannabis medicinal y además opera un dispensario. La mujer, presente desde hace algunos años en el mercado, conoció los valores del cannabis por una desgracia. 

“La enfermedad de mi mamá y de mi papá me hizo sensible al dolor ajeno. La muerte tiene una cara, y es la misma en todo el mundo; y yo la reconozco. Yo vi cómo sufrieron. Hay cosas que cambian tu vida, y eso marcó mi vida. Un sufrimiento como un padecimiento de cáncer no tiene limites. El sufrimiento es para el paciente y para quienes lo cuidan”, dijo a NotiCel. “Sabía que esto es medicina, y que funciona. Y es lo que quería hacer”.

Bebidas infundidas de cannabis

Y si de bebidas se trata, la mujer cuenta con la licencia exclusiva para fabricar Keef Cola en Puerto Rico. Se trata de un refresco que viene en variedad de sabores, como china, uva y blueberry, a través del cual los pacientes reciben los beneficios medicinales del cannabis. Estas bebidas que han sido galardonadas con el primer lugar de High Times Cannabis Cup como el mejor comestible de 2015, y en Puerto Rico son manufacturadas únicamente por su empresa.

Esta bebida está formulada con una amplia concentración de tricomas, altos niveles de THC y otros cannabinoides que agilizan la sensación positiva de efectos medicinales. A diferencia de otros comestibles que demoran hasta dos horas en alcanzar los efectos deseados, los pacientes que usan Keef Cola pueden sentir los efectos en 15 minutos, explicó Annabell.

Además de esta bebida, en Caribbean Holistic Group también cuenta con VitaCanna, una bebida que otorga grandes efectos terapéuticos de manera rápida y de amplia duración. Ambos productos contienen aceite de cannabis 100% puro, con los terpenos naturales de la planta. Lo que resulta en un medicamento de calidad para beneficio de los pacientes.

Por Rama

0 99 vistas
Foto: Crónicas

Annabell Almeida, es la artífice de Caribbean Holistic Group, una empresa que tiene líneas de productos infundidos con cannabis medicinal.

Annabell Almeida trabajó 5 años como analista de inversiones en la banca. Al acabar la carrera universitaria tenía un buen puesto de trabajo y muy bien remunerado. Pero posteriormente, murió su padre y luego su madre marcando su vida.

Cuando los padres de Annabell Almeida cayeron enfermos y el sufrimiento se apoderó de ellos, Annabell conoció el poder medicinal del cannabis. Esto hizo que reafirmase su rol de empresaria y que se dedicase al control y la ayuda de la lucha contra el dolor. Y eso lo ofrecía el cannabis medicinal.

Cuando Puerto Rico se unió a los territorios que han legalizado el cannabis medicinal, Almeida se embarcó en una inversión y creación de su empresa Caribbean Holistic Group, con sede en Toa Alta.

“La enfermedad de mis padres me hizo sensible al dolor ajeno. La muerte tiene una cara, y es la misma en todo el mundo; y yo la reconozco. Yo vi su sufrimiento. Hay cosas que te cambian, y eso marcó mi vida. Un sufrimiento como un padecimiento de cáncer no tiene limites. El sufrimiento es para el paciente y para quienes lo cuidan”, dijo a NotiCel. “Sabía que esto era medicina, y funcionaba. Y es lo que quería hacer”.

Keef Cola y VitaCanna

Su compañía se dedica a la producción, gracias a una licencia en exclusiva, de Keef Cola en la isla portorriqueña. Esta bebida con diferentes sabores de frutas, lleva incorporado en forma de infusión, el cannabis. Esta colección infundida ya fue galardonada en la High Times Cannabis Cup con el primer puesto en la sección de mejor comestible en 2015.

Con estas bebidas infundidas con THC, podemos sentir sus efectos en unos quince minutos. Ademas del tetrahidrocannabinol, en la Keef Cola también se pueden encontrar terpenos y otros cannabinoides.

A diferencia de otros comestibles que demoran hasta dos horas en alcanzar los efectos deseados, los pacientes que usan Keef Cola pueden sentir los efectos en 15 minutos, explicó. Esta bebida está formulada con una amplia concentración de tricomas, altos niveles de THC y otros cannabinoides que agilizan la sensación positiva de sus efectos medicinales.

Otra bebida producida por la empresaria y en la también podemos encontrar los beneficios terapéuticos de la planta es VitaCanna. Las dos bebidas contienen cannabis infundido y los pacientes pueden recibir su medicina de una forma muy efectiva

1 415 vistas

El registro de beneficiarios que acceden al cannabis medicinal en la isla de Puerto Rico supera las 7.000 personas y se siguen sumando. Sin embargo, el uso lúdico sigue penado en el territorio no incorporado de Estados Unidos que apenas conoce el delito.

Hace algunos días las autoridades liberaron a la única persona que estaba presa por fumar cannabis. Se trata de Jeremy Ruiz Tomassini, de 24 años, que llevaba recluido un año y tres meses en la cárcel Guerrero de Aguadilla, condenado a cuatro años de prisión por fumar marihuana en cercanías a una escuela y pasarle un cigarrillo a otro joven. El hombre recuperó la libertad un domingo cuando el gobernador de la isla, Alejandro García Padilla, le concedió un indulto condicionado.

Como era de esperarse, el encarcelamiento de Ruiz encendió todo tipo de protestas por parte de quienes argumentaban que la pena era desproporcionada y que arruinaría la vida del joven. Ahora, la decisión de dejarlo en libertad fue bien recibida por los defensores del consumo de la planta en la isla, ya que posibilitará, según ellos, reavivar el debate sobre su despenalización. La propia liberación de Ruiz es una victoria en ese sentido.

“¡Enhorabuena! Esto es algo que tenía que pasar hace tiempo. Nos movemos poco, tímidamente, pero es un movimiento en la dirección correcta”, afirmó a la agencia Efe Rafael Torruella, director de la campaña Descriminalizacion.org, que favorece la despenalización del consumo de la marihuana en Puerto Rico.

El candidato a la gobernador por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), el profesor Rafael Bernabe, festejó la liberación de Ruiz, y reclamó que se continúe el proceso para legalizar el consumo de esta planta “y despenalizar el resto de las sustancias controladas”. 

“Ir preso por la mera posesión de marihuana es un acto inhumano e indignante, más aún en un país en crisis económica, que prefiere encarcelar a jóvenes en vez de concentrarse en la educación y prevención del uso problemático de sustancias”, añadió.

Indulto a preso por marihuana

Pero no todas fueron voces de aliento para Ruiz, sino que también hubo una amplia parte de la población de la isla que no recibió con buenos ojos el indulto, criticando que se reste importancia a los delitos de consumo de drogas. Incluso, lo acusan de haber sido detenido por tratar de venderle marihuana a un niño en una escuela.

La liberación firmada por García Padilla llega en medio del inicio de los trámites legislativos para despenalizar la tenencia de marihuana en pequeñas cantidades y su consumo con fines medicinales en la isla, algo que desahogaría a una Policía local saturada y supondría una reducción de gastos judiciales y penales.

El Senado local ya aprobó el proyecto que buscaba despenalizar el consumo personal de marihuana en Puerto Rico y establecía que la tenencia de hasta 14 gramos de esa sustancia no tuviera carácter delictivo. Sin embargo, el texto lleva más de un año estancado en la Cámara de Representantes. Según fuentes oficiales, se calcula que hay al menos 200.000 consumidores habituales de marihuana de los 3,6 millones de habitantes que tiene la isla.

Por Rama

0 91 vistas

“Los gobiernos municipales tienen cada vez menos recursos. Hay situaciones mucho más graves que la posesión de un cigarrillo de marihuana. Por eso, la Policía Municipal tiene que dedicarse a asuntos más serios y no a cosas irrelevantes”. Así explicó el presidente de la Legislatura de San Juan de Puerto Rico, Marco Antonio Rigau, un proyecto de ordenanza presentado en ese Parlamento para ablandar la persecución a todo aquel que tuviera en su poder, para consumo propio, una onza (28,35 gramos) o menos de cannabis y/o cualquiera de sus derivados o parafernalia.

“La venta no está cubierta”, se apuró en aclarar el funcionario.

En palabras técnicas, el proyecto indica que la Policía municipal refiera a la estatal en todo caso en el que una persona posea la cantidad mencionada, y siempre que no exista venta.

“Este municipio tomará las medidas de política pública necesarias, dentro de los poderes conferidos, para distanciarnos de políticas obsoletas reconocidas así internacionalmente, como las que todavía existen con relación al uso de sustancias controladas. Promoviendo la despenalización de ciertas drogas como el cannabis (tendencia de gran éxito mundial), y siendo responsables en la manera de evaluar e implantar las necesarias para Puerto Rico, en este caso en San Juan”, agregó Rigau.

Antes de ser presentada, la iniciativa fue consultada con los integrantes de la minoría novoprogresista y del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) representados en la Legislatura Municipal. Cabe recordar que en la isla, un Estado libre asociado a Estados Unidos, es legal el cannabis medicinal pero hay que tramitar un permiso, mientras que el uso lúdico, así como el cultivo en casa, están prohibidos.

El legislador también explicó que la medida aplicaría a todos los residentes de San Juan por igual, sin importar si cuentan con la certificación médica para consumo medicinal expedida por el Departamento de Salud (DS). En ese sentido, resaltó que el proceso de certificación favorece el acceso a casi cualquier persona que lo solicita, si cuenta con el dinero para hacer el trámite.

“Aquí lo que pasa es el que puede ir y pagar $100, no sé cuánto es, lo certifican. Entonces, aquí hay una doble vara. El que va a un dispensario y dice yo estoy deprimido, pues… le firman un certificado médico que lo autorizan a comprar marihuana, o cannabis, o unas galletitas o lo que sea, ese ya no está deprimido”, manifestó Rigau.

Todo muy lindo, ahora, ¿Qué piensa la policía?

El comisionado de la Policía, José Luis Caldero fue citado a la legislatura de San Juan a dar su punto de vista, y ha sorprendido a todos, ya que expresó su apoyo incondicional a la medida precisamente por el efecto positivo que tendría en sus recursos.

El oficial, quien asistió a junto a representantes del Departamento de Salud de San Juan y la Oficina de Asuntos Legales del Municipio, incluso dijo que hay que despenalizar el cannabis en San Juan y que Puerto Rico no puede quedar atrás.

“No es que se le están quitando recursos a la policía, es que la policía va a poner sus recursos en cosas más importantes. Cada vez que tenemos a nuestros compañeros citados [a un tribunal], ese compañero pierde ese día. O sea que puede estar en otras funciones de prevención en San Juan”, declaró Caldero López.

Por Rama

1 81 vistas

La cantidad de pacientes que se inscriben en el Estado para usar terapéuticamente el aceite de cannabis crece a diario en la isla de Puerto Rico, al punto que esperan alcanzar la marca de 7.000 para antes de fin de mes. Sin embargo, el parlamento acaba de ignorar un proyecto de ley que busca equiparar la situación de los pacientes cannábicos al resto de los desempleados a la hora de solicitar trabajo.

Las señales del Estado boricua hacia el cannabis son contradictorias. Por un lado, la Junta Reglamentadora responde que sí a la petición de los Miembros de la Industria de Canabbis Medicinal (MICaM) para postergar el pago reglamentario de 20 dólares que se le pide a los pacientes para la obtención de su licencia. Según el licenciado Jose Aleczer Rivera, presidente del MICaM, “esta iniciativa ha logrado triplicar semanalmente la certificación de pacientes de 500 a 1.500, se estima que alrededor de 7.000 pacientes al finalizar esta moratoria el 30 de noviembre se hayan acogido a la misma, lo que significaría un incremento de 200%”.

“A nombre de los pacientes de Cannabis, especialmente los de limitados recursos, entendemos que la extensión permanente de esta moratoria ayudara a estos pacientes con condiciones graves a poder beneficiarse de estos recursos que el gobierno les brinda con alternativas eficientes y económicas para disfrutar de acceso a sus medicamentos”, agregó.

Por el otro, el proyecto de ley que buscaba prohibir la discriminación contra los pacientes de cannabis medicinal que son empleados o que buscan empleo, no fue incluido entre las medidas llevadas a votación al cierre de la sesión legislativa, por tercer ciclo consecutivo.

La medida, radicada el 21 de agosto de 2017, solo tuvo una vista pública en abril de este año. El Departamento de Salud, el del Trabajo y la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (AMSSCA) apoyaron la iniciativa, que quedó trabada en la comisión de lo Jurídico. En medio de la polémica, se conoció el caso de una persona participante del programa de cannabis medicinal que había recibido una oferta verbal de empleo en un banco del país. La persona aceptó la oferta, que debía entonces convertirse en formal, pero una vez que dijo que era participante del programa debido a cierta condición de salud, la plaza nunca se formalizó.

Puerto Rico y la protección a usuarios medicinales

“Puerto Rico necesita que la Legislatura haga un movimiento con respecto a la protección de los pacientes trabajadores que utilizan cannabis medicinal”, apuntó Ingrid Schmidt, presidenta de la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico (PRMCA, en inglés), al tiempo que denunció un trato “punitivo” a los pacientes empleados tanto en el ámbito público como en el privado.

“Te das cuenta de que hay todavía muchísima desinformación y que, definitivamente, es un tema donde hay que legislar y hay que proveerles una protección a nuestros pacientes”, apuntó la presidenta de la Asociación.

Una conocida puerta podría abrirse en la isla, en sintonía con lo que ocurre en muchas de las naciones que coquetean con la legalización del cannabis. El gobierno federal ha dado luz verde a los Estados y jurisdicciones para que establezcan sus propios marcos legales en la materia, tanto medicinal como recreativo.

Por Rama

1 107 vistas

Manuel Laboy Rivera, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) de Puerto Rico, ha informado este lunes que este país fue presentado ante unos 14.000 líderes mundiales pertenecientes a la industria del cannabis medicinal, como destino de inversión para el desarrollo de esta nueva industria en la isla.

Esta iniciativa se produjo durante la convención Marijuana Business Conference & Expo celebrado este fin de semana en Las Vegas, Nevada. Se trata del foro más importante del cannabis medicinal en los Estados Unidos.

A través de la Puerto Rico Medical Cannabis Association (PRMCA), Laboy Rivera ha declarado que respaldan la misión comercial de presentar a Puerto Rico como destino para la inversión y el mercado internacional idóneo del cannabis medicinal. “La industria del cannabis medicinal sobrevivió el huracán María. Esto coloca a esta industria en una posición privilegiada”, ha sentenciado.

“También este esfuerzo ha servido para demostrar que Puerto Rico está de pie, fortalecido y listo para desarrollar esta industria. Del mismo modo es una oportunidad de crecimiento económico para el país, generará empleos, y brindará una alternativa médica a pacientes que necesitan alivio a sus enfermedades crónicas”.

Manuel Laboy Rivera añadió que durante el foro también se ha conseguido recaudar fondos que irán a parar a ayudar en el pago de los pacientes registrados en el Programa del Cannabis Medicinal en Puerto Rico. Y a su vez, para que los nuevos pacientes del Programa puedan conseguir cannabis medicinal libre de costo.

Este proyecto es apoyado por personalidades como Montel Williams, un paciente de esclerosis múltiple y conocido por ser ganador de un Emmy. A través de su compañía  LenitivLabs, ha conseguido establecer una alianza con la PRMCA para la recaudación de estos fondos.

“Esta industria contempla un ecosistema que involucra la manufactura, el cultivo, laboratorios, dispensarios y también la educación. Tras el paso del huracán María nos enfrentamos a retos para poder conservar los cultivos y mantener la distribución. Y es sumamente importante y necesario llevar el mensaje de que Puerto Rico ha tomado las medidas para proteger la industria. También estamos haciendo todo lo necesario para continuar desarrollándola con los más altos niveles de calidad y competitividad”.

Ingrid Schmidt, presidenta de la PRMCA por su parte añadió que “tenemos el ecosistema listo para continuar con la producción del cannabis medicinal para suplir la demanda local y hacer alianzas con empresarios internacionales. El objetivo son nuevas inversiones para Puerto Rico. Esta industria tiene muchas oportunidades de continuar creciendo, desarrollar nuevos negocios relacionados a esta actividad, y convertirse en una significativa fuente de empleos para el País”. 

Según estimaciones de este organismo, la industria del cannábica en Puerto Rico ha generado durante su corto trayecto más de 35 millones de dólares y más de 1.000 empleos directos e indirectos. Y según informes del Departamento de Salud, cerca de 12.000 pacientes registrados en el Programa de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, reciben tratamiento con cannabis medicinal contra epilepsias, Parkinson, esclerosis múltiple, desorden de ansiedad, fibromialgia, artritis y cáncer entre otras.

0 149 vistas

Los datos económicos del ejecutivo puertorriqueño dicen que el sector del cannabis médico generaría anualmente unos 100 millones de dólares.

Puerto Rico ancla su futuro en el cultivo de cannabis con fines terapéuticos para luchar contra la actual crisis económica publica la Associated Press.

Las autoridades del país han legalizado, ya hace dos años, el uso medicinal de la marihuana, y el mes de Julio pasado ratificaron la medida que fijaba el marco legal para la nueva industria. El Departamento de Hacienda de Puerto Rico asegura que esta industria médica del cannabis generaría anualmente unos 100 millones de dólares, por la venta y los impuestos, ayudando así a mitigar el desempleo, que en la actualidad se sitúa en el 12%.

La isla afronta grandes recortes en el presupuesto debido a su deuda pública cifrada en más de 70.000 millones de dólares y una población que merma debido a que los jóvenes emigran a Estados Unidos buscando nuevas oportunidades.

“Es la única alternativa viable que tenemos”

“Mucha gente estaba esperando esta ley. Es la única alternativa viable que tenemos disponible para resolver la situación económica”, dice Goodwin Aldarondo, presidente de la consultora Puerto Rico Legal Marijuana.

El cannabis con fines medicinales ya es legal en 29 estados norteamericanos, aunque Puerto Rico, que es un estado libre asociado, tiene algunas ventajas: sus tasas impositivas a esta industria son más bajas y no está sujeta a una ley federal que prohíbe a los inversionistas que se deduzcan los gastos en la declaración de renta producidos por esas operaciones.

Algunos expertos dicen que el cannabis para uso médico difícilmente representará  una gran bonanza económica para Puerto Rico y opinan que su economía si se beneficiaría mucho más, si se legalizase su consumo recreativo, porque “contra más restrictiva sea la ley, menor va a ser el impacto económico”.

En Colorado, donde existe un mercado de cannabis lúdico mucho más grande, el estado ha recaudado 200 millones de dólares en impuestos de las ganancias del pasado año, según Clinton Saloga, investigador asociado al Marijuana Policy Group de Colorado.

0 71 vistas

Por abrumadora mayoría del Senado puertoriqueño en la votación de este fin de semana, se aprueba la Ley del cannabis Medicinal que regularía la industria de la marihuana medicinal en la isla de Puerto Rico. La Ley aprobada autorizaría el consumo vaporizado de flores o cogollos a los pacientes que se les diagnostique enfermedades terminales o cuando otras alternativas no dieron resultados positivos.

“El saldo neto de esta gestión es un proyecto bastante completo pero no perfecto. Nuestra legislación, y así lo expresó el representante (de Colorado) Daniel Pabón (dijo en vista pública), que esta ley es una ley completa y de avanzada que ubicará a Puerto Rico en una zona muy importante en el desarrollo científico y de salud. Le pido a todos los compañeros que favorezcan esta medida con su voto,” dijo el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

El 10 por ciento de lo que se recaude en este concepto del cannabis iría destinado al Hospital de Trauma del Centro Médico de Río Piedras y la mitad de lo recaudado por multas se destinarían al presupuesto operacional de la Universidad de Puerto Rico. También, la ley incluiría al cannabis medicinal como una sustancia prohibida para conducir bajo sus efectos.

Rivera Schatz dijo que “el potencial que tiene el cannabis medicinal es incuestionable y habrá gente que se quiera aprovechar de este Proyecto para hacer dinero…pero si nosotros no aprobamos un proyecto que siga abriendo el camino pues entonces aquellos que quieren reconocer el poder del cannabis medicinal pero no quieren votar a favor son los primeros obstáculos que tenemos que vencer… Esto es un Proyecto de Puerto Rico para ubicarnos en los tiempos modernos.”

La ley provee de un marco regulatorio que permite tratar ciertas condiciones médicas con el cannabis o sus derivados. El dolor crónico, la ansiedad, la fribromialgia, artritis o el cáncer serían las principales condiciones médicas que se presentan en Puerto Rico y siendo el 69% del total de los pacientes.  El cannabis medicinal solo se recomendará cuando exista una evaluación médica al paciente que haya sido acordada por un médico autorizado por el Cuerpo Asesor Médico. Gano encadar estas concesiones.

0 166 vistas

La importancia del cannabis medicinal en la economía de Puerto Rico empezó a ser importante el pasado 30 de diciembre, cuando se comenzó a proveer a las personas autorizadas.

El sector de la marihuana medicinal en Puerto Rico empujará la economía. En los próximos meses se abrirán docenas de dispensarios medicinales y se crearan miles de puestos de trabajo en la isla.

Goodwin Aldarondo, presidente de Puerto Rico Legal Marijuana, -entidad que asesora en asuntos legales sobre la marihuana medicinal- dijo a la agencia Efe que en unos pocos años se pasará de los actuales tres dispensarios medicinales a mas de una cincuentena.

El cannabis medicinal será muy importante para la economía de Puerto Rico que lleva una secada en una grave crisis. Según dijo Aldarondo, los tres dispensarios de cannabis medicinal son insuficientes para la gran cantidad de demanda por parte de los pacientes y, lógicamente en las próximas fechas se deben ampliar las licencias para este tipo de comercios especializados.

En la actualidad, los tres comercios están situados en las localidades de Bayamón, Toa Baja y la Barceloneta y son insuficientes para cumplir con las necesidades de la isla caribeña.

El proceso para hacer posible que el cannabis medicinal llegue a los pacientes puertorriqueños involucra a muchos participantes que van desde los que la cultivan, manufacturan o distribuyen hasta los facultativos especializados.

Todo hace pensar que en un futuro temprano se crearán miles de puestos de trabajo que contribuirán a la economía de Puerto Rico. En la actualidad, ya existen 23 empresas relacionadas con sus respectivas licencias y que ya han creado cientos de empleos. Estas compañías darán servicio a las más de 2000 personas que se han registrado para y tener acceso al cannabis medicinal.

El ex Gobernador García Padilla, en julio del 2016, propició la aprobación del Regalamento del Uso, Posesión, cultivo, Manufactura, Producción e Investigación de la marihuana medicinal. Algunas estimaciones hablan de unos ingresos de esta industria cercanos a los 50 millones mensuales de dólares en cinco años.

Uno de los motivos de autorizar las leyes sobre el cannabis médico por parte del anterior Gobierno de la isla fue hacer crecer, vía impuestos, a esta industria emergente que contribuiría a ayudar con la situación económica de Puerto Rico.

1 160 vistas

El cannabis medicinal está oficialmente disponible para lsu venta en Puerto Rico después de que dos dispensarios abrieran el viernes, casi dos años después que los legisladores de la isla aprobasen la regulación para esta industria, informó la Associated Press. Esos dos dispensarios, sin embargo, son los únicos que actualmente operan en el territorio y proporcionarán acceso a cerca de 2.000 pacientes registrados.

La ley, promulgada en el 2015 a través de una orden ejecutiva por el gobernador saliente, Alejandro García Padilla, permite utilizar el cannabis medicinal en píldoras, cremas, gotas orales, inhaladores, vaporizadores y parches. Los pacientes que sufren de enfermedades crónicas, como la enfermedad de Alzheimer, la artritis, la fibromialgia y la esclerosis múltiple son elegibles para el programa médico con la planta.  Alejandro García Padilla se trasladó a aplicar la ley mediante la orden ejecutiva porque la legislación se estaba estancada dos años en la Casa de Representantes de Puerto Rico.

De acuerdo con un el Costa Rica Star, 23 empresas han sido legitimadas para cultivar, procesar, transportar y vender cannabis. Carmen Serrano, socia directora de  NextGen Pharma , abrió un dispensario en San Juan, siendo un día histórico para el despliegue de la industria del cannabis en Puerto Rico”.

“Hoy en día se ve el cumplimiento de una promesa en favor del derecho de miles de pacientes en Puerto Rico a una mejor calidad de vida”, dijo en el Costa Rica Star.

0 147 vistas

¿Se aprobará el uso de marihuana recreativa en Puerto Rico?

El Partido Popular Democrático puertorriqueño agrega un nuevo proyecto, la legalización de la marihuana recreaiva para adultos.

Falta tan solo una semana para que se celebren las elecciones en Puerto Rico y el PPD propone una medida legalizadora con el cannabis en una sesión extraordinaria.

Leíamos en la web del periódico Metro Puerto Rico, que el portavoz alterno de la minoría de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez  , reprochaba algunos de los proyectos que se incluyeron en la Sesión Extraordinaria.

“El caso de permitir que una persona ande con una onza de marihuana por ahí me causa mucha preocupación” dijo Méndez. Muchos ciudadanos creen que la economía mejoraría bastante en la isla. En la actualidad, Puerto Rico esta pasando una crisis económica que ya dura unos años estando en la actualidad bajo el mando de una junta de control fiscal.

La legalización del uso de cannabis para adultos podría ser una gran ayuda económica. Los resultados economicos en los estados norteamericanos donde se puso en marcha la medida legalizadora así lo demuestran.

Esta semana podíamos leer como el estado de Washington había vendido marihuana legal por valor de mas de 140 millones solo en el mes de Octubre pasado. Esas mismas ventas han supuesto, en el mismo mes para las arcas del estado, un valor de 25,6 millones de dólares  en impuestos.

0 731 vistas

Mayra Maldonado, Directora de la Oficina de Sustancias Controladas y Cannabis Medicinal de Puerto Rico dijo que hasta el momento existían 122 facultativos médicos que ya habían sido certificados para poder recomendar marihuana medicinal. De hecho. 134 personas ya habían pedido la tarjeta de identificación que les autoriza a consumir cannabis para tratamiento de ciertas enfermedades que sufren

El cannabis medicinal podrá ser utilizado por los ciudadanos que padezcan estos problemas de salud debilitantes y que estén recogidas en el Reglamento Para el Uso, Posesión, Cultivo, Manufactura, Producción, Dispensación, Distribución e Investigación del Cannabis Medicinal.

Ana Ríus Armendariz, la secretaría de Salud informó de “la iniciación del proceso para el registro de aquellas pacientes que estén interesados en utilizar la marihuana medicinal para combatir sus problemas de salud”

También dijo que “el cannabis medicinal se podrá utilizar como parte o como complemento del tratamiento para atender las condiciones de salud establecidas en el Reglamento 8766”.

Recordó que múltiples investigaciones y estudios clínicos habían evidenciado los beneficios que tiene la marihuana medicinal en la prescripción de múltiples condiciones de salud, entre las que se destaca la efectividad en el tratamiento del dolor y las náuseas que padecían pacientes con diabetes, cáncer, esclerosis múltiple y VIH.

Para cumplir con las condiciones establecidas para poder registrarse y solicitar acceso a la marihuana medicinal se debían presentar por escrito las recomendaciones de un médico certificado en cannabis medicinal. Posteriormente con la recomendación del doctor se podría pedir y obtener la tarjeta de identificación que daría acceso a su uso.

El permiso o tarjeta de identificación tendrá un vigencia de un año desde su expedición y su renovación será anual con otra recomendación de un facultativo médico autorizado. También hay que destacar que la adquisición de cannabis podrá ser de hasta un mes y su consumo deberá ser o bien en el propio domicilio o en espacios habilitados y autorizados. Las opciones autorizadas para dicho uso medicinal será en pastillas, inhaladores, gotas orales, supositorios, parches, pomadas y geles o productos comestibles.

0 174 vistas

En Academic Sciences Puerto Rico (ASPR) han hecho hincapié en la importancia de ampliar el conocimiento de las funciones de cannabis medicinal para tratar síntomas crónicos de enfermedades y para la salud, mientras se promueve el los registros para adquirir y utilizar la planta en la isla. La distribución de licencias y la regulación por parte del Departamento de Salud para el acceso legal al cannabis medicinal tendrá lugar a partir del 15 de noviembre.

Para el proceso de registro, que se explico el miércoles  durante la conferencia Technology & Research Trust  en Puerto Rico Sciencie, en el antiguo Penitenciario Oso Blanco en Río Piedras, requiere una tarjeta de identificación (ID) y rellenar un formulario de precalificación, además de proporcionar evidencia médica de condición crónica en el historial de salud y un documento notarial con el fin de obtener la certificación que permita la compra y uso de cannabis medicinal. Una vez que se certifica al paciente, un especialista de la red de Cannabis Doctors Puerto Rico puede tratar al paciente.

“Hay estudios que dicen que no se puede consumir ni mucho, ni poco cannabis, ya que no sería tan eficaz hay que llegar a un término medio”, dijo el ex secretario de Salud de Puerto Rico, Johnny Rullán“A través de nuestra red, Cannabis Doctors Puerto Rico, nos sentaremos con el registro de salud del paciente y le haremos preguntas para evaluar la efectividad de la fórmula dada al paciente y ver si se trata de su síntoma o no para poder mejorar la aplicación en el futuro “, añadió. La red del Cannabis Médico de Puerto Rico tiene más de 200 médicos certificados que tratarán a los pacientes con un historial médico aprobado y un examen físico para comprobar si están afectados por tales condiciones y síntomas como el dolor crónico, la anorexia, ansiedad / trastorno de estrés, espasmos musculares persistentes, caquexia, migraña, enfermedad de Alzheimer (AD), la esclerosis lateral amiotrófica (ALS), hepatitis C, enfermedad de Crohn, el cáncer, la artritis, la fibromialgia, la epilepsia, lupus, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple, entre otras dolencias que se califican para el consumo de cannabis medicinal.

aspr“Vamos a trabajar con pruebas y seguimientos a los pacientes para ver como les encaja. Tenemos que respetar esta planta y trabajar con ella “, dijo el especialista en medicina familiar Jaime Claudio“Uno de nuestros objetivos es que el paciente comience con una dosis terapéutica pequeña y poco a poco hacer uso de ella con el fin de evitar los efectos secundarios adversos y así para maximizar los efectos terapéuticos”, ha apuntado.

Contrariamente a la marihuana obtenida ilegalmente, un especialista de cannabis certificado se la prescribirá a los pacientes con una fórmula basada en sus síntomas y con una mezcla de 1 miligramo (mg) a 5 mg del principal componente psicoactivo, el tetrahidrocannabinol (THC) y el anti-inflamatorio cannabidiol (CBD), que combatirá la desorientación común yla lentitud experimentada cuando se fuma cannabis, controlando así la sensación de estar “colocado”.

Los reglamentos se constituiran por el Departamento de Salud incluyendo que la planta debe ser cultivada en suelo puertorriqueño y seguida desde su cultivo hasta su llegada a los dispensarios.

El cannabis sólo puede ser consumido utilizando un vaporizador, un dispositivo que extrae los ingredientes terapéuticos a una temperatura más baja que quemándolo. Las tinturas, una forma concentrada de cannabis en una solución en alcohol que se pueden tomar bajo la lengua o mezclada en agua u otras bebidas, también pueden ser prescritas.

Los pacientes mayores de 21 años pueden sufrir efectos secundarios tales como taquicardia, ansiedad y somnolencia en dosis graduales.

Jaime Claudio y Johnny Rullan
Jaime Claudio y Johnny Rullan

Cannabis Doctors Puerto Rico estima un costo mensual, en efectivo, de $ 600 a $ 1.500 para el cannabis medicinal, con un promedio de $ 1,000 al mes para los pacientes con enfermedades crónicas. Rullán también señaló que los médicos tratarán con “compasión” aquellos pacientes que tengan dificultades para pagar el cannabis debido a la actual falta de cobertura del plan de salud o costo subsidiario de asistencia directa y por la aprobación de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA).

“Lo más importante para lAcademic Sciences Puerto Rico es que estos 200 médicos de la red mantienen y dan al Gobierno una base de datos confiable que indica cuál es la dosis adecuada para cada síntoma o condición, y pueden proporcionar información que puede eliminar todos esos costosos medicamentos que no están siendo utilizados por el paciente”, dijo Rullán sobre la continuación de la investigación con el cannabis para reducir los costos médicos a los pacientes y la dependencia adicional de ástos para la salud.

“No solamente se debe trabajar con la planta de cannabis y sus estimulantes, podemos aumentar la eficacia de nuestros cannabinoides internos con el yoga y la relajación …”, dijo Claudio

0 122 vistas

Puerto Rico anunció la aprobación del nuevo reglamento 8766, autorizado el mes julio por el Departamento de Estado local, y que flexibiliza los requisitos iniciales para el cultivo, manufactura, dispensarios, transporte y laboratorios de cannabis para desarrollar esta industria con fines medicinales.

El primer paso que posible esto se dio gracias a  la aprobación del Reglamento para el Uso, Posesión, Cultivo, Manufactura, Producción, Fabricación, Dispensación e Investigación de la Marihuana Medicinal que entró en vigor el pasado mes de enero.

Además, la nueva regulación permitirá a un paciente no residente en Puerto Rico la obtención y consumo de marihuana medicinal si cumple con los requisitos, como una tarjeta válida de consumo de un estado; además de la aprobación de su médico certificando la condición médica del paciente, y autorizando el cannabis medicinal en el caso de ser estadounidense. Si el paciente no es de Estados Unidos debe presentar su historial médico demostrando que sufre de alguna enfermedad que puede ser tratada con cannabis y obteniendo una recomendación de un médico de Puerto Rico.

“Es un paso importante para mejorar la salud de los ciudadanos de la isla, sumado a que su prescripción se compatibilizará  con los miles de pacientes que vienen a recibir tratamiento médico a Puerto Rico, donde esperamos replicar experiencias como la del estado de Colorado (EE.UU.), en donde el consumo de marihuana con fines medicinales, ha influido de manera crucial en la calidad de vida y en su crecimiento económico”, dijo Alberto Bacó Bagué, Secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio.

Las enfermedades o síntomas que se pueden tratar con marihuana medicinal es muy amplia. Se incluyen el cáncer, Parkinson, alzhéimer, VIH, esclerosis, enfermedad de Crohn, fibromialgia, artritis, ansiedad, epilepsia, anorexia, migrañas, lesiones en el cordón espinal, la hepatitis C y otras condiciones con síntomas como caquexia, dolor crónico, náuseas severas y espasmos musculares persistentes. Eso sí, solo se permitirá el uso del cannabis producido en forma de pastillas, gotas orales, inhaladores, tópicos, ungüentos, cremas y vaporización.

0 80 vistas

La nueva normativa que permite el consumo de marihuana con fines medicinales en Puerto Rico abre las puertas a un negocio con potencial para generar ingresos de 50 millones de dólares mensuales para la isla, inmersa en una profunda crisis económica.

El presidente de la organización sin fines de lucro Puerto Rico Legal Marijuana, el abogado Goodwin Aldarondo, dijo hoy en entrevista con Efe que en medio de una crisis como la que sufre la isla desde hace cerca de una década los cambios que flexibilizan el reglamento para la marihuana con fines medicinales suponen una gran oportunidad.

“En el plazo de tres años las ventas en Puerto Rico relacionadas con la marihuana medicinal pueden alcanzar los 50 millones mensuales”, aseguró la cabeza visible de una organización que se ha destacado por trabajar en favor de que esta sustancia sea de uso legal en la isla con fines terapéuticos.

El nuevo reglamento 8766, aprobado el pasado 8 de julio por el Departamento de Estado local, fue el último paso para el desarrollo de la marihuana con fines medicinales gracias a la flexibilización de los requisitos iniciales para la venta, concesión de licencias de transporte, almacenaje y distribución de la sustancia.

El primer paso para hacer posible el desarrollo de este potencial negocio se dio con la aprobación del Reglamento para el Uso, Posesión, Cultivo, Manufactura, Producción, Fabricación, Dispensación e Investigación de la Marihuana Medicinal que entró en vigor el pasado 28 de enero.

“La iniciativa abre nuevas oportunidades en el área del turismo médico”, sostuvo Aldarondo, cuya organización provee orientación a todo el que tenga en mente la puesta en marcha de proyectos relacionados con la marihuana medicinal en la isla.

Dijo que en un momento de graves problemas de liquidez para el Ejecutivo que encabeza Alejandro García Padilla, el desarrollo de esta industria puede contribuir con muchos millones de dólares en impuestos a las arcas públicas. Las nuevas regulaciones permiten a un paciente no residente en Puerto Rico obtener y consumir cannabis medicinal si cumple con ciertas condiciones.

Si proviene de Estados Unidos, del que Puerto Rico es un Estado Libre Asociado, el paciente debe poseer una tarjeta válida de consumo de un estado que autorice el cannabis medicinal.

La enfermedad a tratar debe ser una de las reconocidas por el reglamento local para ser atendidas con marihuana, lo que incluye cáncer, alzheimer y parkinson, a lo que se suma que el paciente cuente con una recomendación de un médico de Puerto Rico.

La lista de enfermedades que se pueden tratar con marihuana medicinal en la isla incluye el VIH, esclerosis, enfermedad de Crohn, fibromialgia, artritis, ansiedad, epilepsia, Parkinson, anorexia, migrañas, lesiones en el cordón espinal, la hepatitis C y otras condiciones con síntomas como caquexia, dolor crónico, náuseas severas y espasmos musculares persistentes.

Si el paciente no procede de Estados Unidos debe presentar evidencia de su historial médico que demuestre que sufre la enfermedad y obtener la recomendación de un médico de Puerto Rico.

Aldarondo puso como ejemplo el estado de Colorado (EE.UU.), donde el consumo de marihuana con fines medicinales está permitido desde 2000, lo que según dijo ha contribuido en gran manera al crecimiento de la economía local.

La introducción de normativa para el consumo de marihuana con fines medicinales surgió a iniciativa del Ejecutivo liderado por Alejandro García Padilla, que enfrenta una crisis de económica y de liquidez sin precedentes, lo que aboca al Gobierno a la búsqueda de nuevas vías de recaudación.

El Ejecutivo espera elevar sus ingresos a través del cobro de impuestos por la concesión de licencias profesionales y las ganancias de las empresas, al tiempo que planea cobrar impuestos en en todas las etapas de la cadena de valor.

0 105 vistas

Sanders comenzó su discurso hablando español pero debido a que no es lo suficientemente bueno para dar un discurso entero, dio la mayor parte de su charla en Inglés.

Aunque supo lo suficiente en español para responder a la pregunta de un asistente.

Después del discurso de Sanders, una persona del público preguntó al candidato sobre su postura sobre la marihuana.
“¿Legalizaría la marihuana?”, Preguntó uno los asistentes, en español en vez de en Inglés.

Sanders respondió rápidamente: “Si.”

Después de su única palabra en español dejando clara su postura en pro de la legalización de la marihuana siguió con otra broma sobre sus conocimientos de español.

“Ves,” dijo, “mi español es lo suficientemente bueno para saber esa palabra”.

Sanders pasó a explicar algunas de sus razones por la que quiere legalizar la marihuana. Dijo que hay demasiadas personas en los EE.UU. que tienen antecedentes penales por delitos no violentos, relacionados con la marihuana, haciendo que sea más difícil para esas personas conseguir trabajo, dijo.

No es la primera vez que Sanders habla a favor de la legalización de la marihuana.

De hecho, ha estado constantemente abierto acerca de sus ideas con respecto a la marihuana.

En un mitin en Michigan hace un par de meses atrás, admitió que él había intentado fumar marihuana antes.

“Y lo que me produjo fue toser mucho, fue mi respuesta”, dijo.

“Aunque tengo entendido que otras personas han tenido experiencias diferentes.”

Y hacia finales del 2015, se juntó con el rapero Killer Mike para grabar una serie de vídeos. En uno de ellos, el dúo hablaba de la guerra contra las drogas.

En ese vídeo, Sanders dijo que hay una necesidad urgente de cambiar la guerra de los EE.UU. contra las drogas, sobre todo cuando se trata de la marihuana.

“La Ley federal de Sustancias Controladas dice que la marihuana es la mismo que la heroína”, ha indicado en el vídeo.

“Por supuesto, es una locura. Todo el mundo sabe que es una locura “.

A medida que la marihuana es legal en varios estados, se está convirtiendo en un tema político candente.

A principios del año, el presidente Obama dijo que no se centraría en el cambio de las leyes de marihuana durante su último año en el cargo. Y en abril, la DEA emitió una nota diciendo que considera reclasificar la marihuana.