Buscar

quimioterapia - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

6 23.069 vistas

A través de un mecanismo que causa que las mitocondrias dejen de producir energía, el THC conduce a la muerte de células cancerígenas.

Hay muchos estudios nuevos sobre el cannabis y el cáncer. También es muy importante que la comunidad médica esté preparada para escuchar a los pacientes de cáncer que describen que sus síntomas se reducen con el uso de cannabis, y no solo los síntomas asociados. Los efectos secundarios de la quimioterapia.

Se han realizado varios estudios que apoyan informes no publicados para confirmar que el CBD y el THC (y otros cannabinoides, terpenos y flavonoides) juegan un papel esencial en la luchar contra el cáncer El THC ayuda al sistema inmunitario a encontrar células cancerosas y promueve la apoptosis (muerte celular cancerosa), mientras que el CBD ayuda a retrasar o incluso detener las metástasis.

Después de la publicación de datos preliminares, como en el estudio de 1975 de la Facultad de Medicina de Virginia , el gobierno de los EEUU terminó la financiación de la investigación del cáncer que duró 20 años.

El cannabis mata las células cancerosas

La razón de esto proviene del sistema endocannabinoide y los receptores CB1 y CB2. Estos receptores cannabinoides son activados por los fitocannabinoides presentes en el cannabis. Existe una teoría en varios estudios que la enfermedad se origina a partir de la deficiencia de endocannabinoides.

Los receptores CB1 se concentran en el sistema nervioso, incluido el cerebro; Los receptores CB2 se encuentran en todos los órganos internos y son parte del sistema inmune.

Cuando el THC se une a los receptores CB1 o CB2 (en una célula cancerosa), provoca un aumento en la producción de un lipido llamado ceramida y esta conduce a la muerte celular. Una célula sana no aumenta la ceramida en respuesta al THC, pero una célula enferma si lo hace.

Se puede ver en este vídeo cómo el THC mata las células cancerosas pero no afecta las células sanas. El vídeo es de un período de 20 horas que se reduce a menos de 30 segundos.

A medida que la ceramida crece, esto hace que las mitocondrias sean más fáciles de penetrar en el citocromo (una proteína celular que es importante para la producción de energía). El citocromo sale de las mitocondrias y la célula ya no es capaz de producir energía; en otras palabras, se destruye.

Empezamos a entender cómo funcionan estos mecanismos y cómo el cannabis puede matar el cáncer. Lo que sabemos con certeza es que el cannabis es un asesino inexcusable de las células cancerosas y no siempre afecta a las células sanas.

0 371 vistas

Un estudio pone de manifiesto que el CBD combinado con la quimioterapia han triplicado las tasas de supervivencia en ratones

Un nuevo estudio que se hace referencia la revista Forbes y que fue realizado en ratones con cáncer de panceras, utilizó una combinación en el tratamiento de CBD y la quimioterapia. El resultado de dicha investigación fue una supervivencia tres veces mayor en los ratones que utilizaron la combinación, que en los ratones que solo habían utilizado la quimioterapia. El estudio destaca el potencial para el tratamiento humano.

Se ha demostrado que el cannabidiol o CBD pude mejorar los efectos secundarios de la quimioterapia y estos últimos estudios justifican las pruebas en humanos, apoyándose en investigaciones anteriores en animales que ya demostraron las posibles propiedades anticancerigenas de este cannabinoide no piscoactivo.

                              “El cannabidiol ya está aprobado para su uso en clínicas [en el Reino Unido], lo que significa que podemos probarlo rápidamente en ensayos clínicos en humanos”, dijo el principal investigador del estudio, Marco Falasca de la Universidad Queen Mary de Londres.

El cáncer de páncreas es muy letal y según la  Sociedad Estadounidense del Cáncer , su tasa de supervivencia a un año es de solo el 20% y la de 5 años es de menos del 7%. La incidencia mas alta a nivel mundial de este cáncer es en los países desarrollados.

                            “La esperanza de vida para los pacientes con cáncer de páncreas apenas ha cambiado en los últimos 40 años porque hay muy pocos, y principalmente solo tratamientos paliativos, disponibles”, dijo el Dr. Falasca en un comunicado de prensa.

Los resultados de esta investigación vuelven a resaltar la importancia de continuar estudiando las aplicaciones de estos compuestos del cannabis. El potencial de estos cannabinoides CBD ponen de manifiesto que tantos años de prohibición del cannabis impidieron investigar con ellos, mermando así la posibilidad de ayudar a muchas personas con graves enfermedades.

1 143 vistas

El cannabis medicinal es eficaz en el tratamiento de las convulsiones y las náuseas inducidas por la quimioterapia en los niños, según un nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics .

Según su resumen, el objetivo del estudio fue “revisar sistemáticamente los informes publicados para identificar la base de evidencia de los cannabinoides como tratamiento médico en niños y adolescentes”. Los investigadores realizaron un metanálisis utilizando 22 estudios diferentes publicados en varios puntos de venta y realizados por investigadores de diversas instituciones y universidades. Esto incluyó cinco ensayos controlados aleatorios, cinco informes de casos, cinco revisiones retrospectivas de gráficos, cuatro ensayos abiertos, dos encuestas para padres y una serie de casos únicos. En total, estos estudios tuvieron casi 800 participantes.

“La evidencia del beneficio fue más fuerte para las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, con una evidencia creciente de beneficio para la epilepsia”, afirmaron los investigadores. Sin embargo, señalan que “en este momento, no hay pruebas suficientes para apoyar el uso de la espasticidad, el dolor neuropático, el trastorno de estrés postraumático y el síndrome de Tourette”.

“Los resultados en el mundo real de estos programas indican que los cannabinoides pueden desempeñar un papel en la atención pediátrica, particularmente en el tratamiento de las convulsiones potencialmente mortales, y que pueden hacerlo de una manera que a veces es más segura y más efectiva que los tratamientos convencionales.” Le dijo Paul Armentano, subdirector de NORML  a Healthline .

Para el estudio completo, puede hacer clic aquí .

0 1.015 vistas

Una nueva investigación confirma que los cannabinoides pueden ser eficaces para matar células leucémicas, particularmente en combinación con la quimioterapia. El estudio también encontró que los cannabinoides son más efectivos cuando se usan después del tratamiento con quimioterapia. También confirmó que los cannabinoides poseen propiedades anticancerígenas por sí mismos.

Una investigación realizada en St. George’s University de Londres y publicada en International Journal of Oncology ha demostrado que el cannabis puede ser eficaz en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer.

Los investigadores probaron si los tratamientos de quimioterapia existentes funcionaban eficazmente junto con los cannabinoides y, si el uso de los medicamentos en un orden diferente tenía un efecto. Lo que encontraron podría revolucionar el papel del cannabis medicinal en la sociedad.

El estudio, dirigido por el Dr. Wai Lu , “confirmó que los cannabinoides son eficaces en la muerte de células leucémicas, sobre todo cuando se utiliza en combinación con tratamientos de quimioterapia”.

Los investigadores encontraron que “Los fitocannabinoides poseen actividad anticancerígena cuando se utilizan solos, y un número de ellos también se ha demostrado que si se combinan favorablemente entre sí in vitro en las células de leucemia generan una actividad mejorada”.

Sin embargo, los cannabinoides no son suficientes por sí mismos para combatir plenamente las células de leucemia. Son más eficaces cuando se suministran después de una dosis inicial de quimioterapia:

“Los pares de cannabinoides más eficaces posteriormente se sinergizaron aún más cuando se combinaron con los agentes de la quimioterapia, y también fueron capaces de sensibilizar las células de leucemia a sus efectos citotóxicos”.

Los investigadores también encontraron que los cannabinoides son más eficaces cuando se utilizan después de una ronda inicial de quimioterapia, mejorando significativamente los resultados generales contra las células de cáncer de sangre.

También descubrieron que la combinación de cannabinoides con tratamientos de quimioterapia existentes tienen un mejor resultado que sólo con la quimioterapia, lo que significa que un nivel similar de efecto podría lograrse mediante el uso de una dosis más baja de quimioterapia.

La afirmación de St. George’s University de Londres es que si esto se tradujera a humanos, “esta dosis más bajas de quimioterapia significaría que los efectos secundarios de la quimioterapia podrían ser disminuidos”.

El Dr. Wai Liu dijo: “Hemos demostrado por primera vez que el orden en que se utilizan los cannabinoides y la quimioterapia es crucial para determinar la eficacia general de este tratamiento”.

El consumo de cannabis, sin embargo, no tendrá un efecto similar: “Estos extractos están altamente concentrados y purificados, por lo que fumar marihuana no tendrá un efecto similar”

“Pero los cannabinoides son una perspectiva muy emocionante en oncología, y estudios como el nuestro sirven para establecer las mejores formas en que se deben utilizar para maximizar un efecto terapéutico”.

Los cannabinoides son los productos químicos activos en el cannabis, conocidos más específicamente como fito-canabinoides. Cuando se extraen de la planta y se purifican, se ha demostrado que poseen propiedades anticancerígenas, especialmente en ciertos cánceres del cerebro.

¿Qué podría significar esto para la medicina? Saliendo de las conclusiones del estudio, es difícil imaginar un futuro sin que los cannabinoides sean centrales para nuestro sistema de salud. 4.584 personas murieron de leucemia solo en el Reino Unido en el 2015. Si tenemos el potencial de salvar sus vidas, ¿no es nuestro deber como sociedad compasiva reclasificar el cannabis para que se pueda hacer más investigación y se puedan salvar más personas?

0 733 vistas
Macfoto

Un nuevo estudio confirma que los cannabinoides presentes en el cannabis, pueden matar con éxito células de leucemia. También la combinación de estos productos químicos y el orden en que se les da es importante. Los resultados abren la puerta a tratamientos más efectivos.

Los cannabinoides, también conocidos como fitocannabinoides, actúan como receptores de cannabinoides en el cerebro. El más conocido de estos productos químicos, y uno de los más psicoactivos, es el tetrahidrocannabinol o THC

Se han identificado más de 100 cannabinoides con diferentes propiedades y perfiles químicos y sus potenciales efectos anticancerígenos están en el punto de mira.

Los estudios en animales de laboratorio han demostrado que ciertos cannabinoides inhiben el crecimiento del tumor promocionando la muerte celular y reduciendo su crecimiento, además de bloquear el desarrollo de los vasos sanguíneos que irrigan el tumor .

Por ejemplo, los cannabinoides delta-9-THC puede dañar o matar las células del cáncer de hígado. Del mismo modo, el cannabidiol (CBD)es eficaz contra estrógeno positivo y el estrógeno receptor negativo de células de cáncer de mama, sin dañar el tejido sano.

Otro número de cannabinoides también se ha demostrado que luchan con éxito contra la leucemia. La leucemia es un cáncer de la médula ósea y otros órganos que forman la sangre.

La investigación demuestra que algunos de estos cannabinoides, cuando se utilizan en combinación, se vuelven aún más potentes causando la muerte de las células cancerosas.

Un nuevo estudio, publicado recientemente en el International Journal of Oncology , exploró estas combinaciones en más profundidad. También observaron el uso potencial de los cannabinoides en conjunto con los existentes fármacos de  quimioterapia citarabina y vincristina.

Los investigadores fueron dirigidos por el Dr. Wai Liu en St George, Universidad de Londres. El equipo probó varias combinaciones de cannabinoides y medicamentos de quimioterapia para encontrar las sociedades más eficaces. También trataron de entender si es o no el orden en que los productos químicos se administran lo que haría la diferencia en las tasas de éxito.

Descubrieron que el cannabidiol y el THC, cuando se utiliza solo, mata a las células de leucemia. Sin embargo, cuando se utiliza en conjunción, su potencia mejoró significativamente; el todo es más que la suma de las partes.

También demostraron que una dosis inicial de quimioterapia seguida de cannabinoides mejoró los resultados globales contra las células de leucemia. La combinación de la quimioterapia con los cannabinoides siempre tuvo mejores resultados que la administración de quimioterapia sola o la combinación de cannabidiol y THC. Sin embargo, este aumento de potencia sólo se observó si los cannabinoides se administran después de la quimioterapia, y no al revés.

Utilizando los cannabinoides se podría potencialmente permitir a los médicos reducir la dosis de quimioterapia, manteniendo sus propiedades contra el cáncer.

” Hemos demostrado por primera vez que el orden en el que se utilizan los cannabinoides y la quimioterapia es crucial para determinar la eficacia global de este tratamiento. […] Los cannabinoides son una perspectiva muy interesante en oncología.” Dijo el Dr. Wai Liu

Los resultados son prometedores. Parece que el peso de la evidencia que apoya la eficacia de los cannabinoides contra las células cancerosas ha inclinado la balanza.

El Dr. Liu también señaló que, “Estos extractos son altamente concentrados y purificados, la marihuana fumada no tendría un efecto similar.”

0 195 vistas

El estado australiano de Nueva Gales del Sur (NSW) expandirá el estudio de cannabis medicinal para pacientes de quimioterapia a siete hospitales más del estado, dice el The Macleay Argus.

El Ministro de Salud, Brad Hazzard,  anunció la semana pasada que  los pacientes de varias ciudades podrán participar en el primer estudio del mundo para la prevención de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia usando una nueva generación de productos contra las náuseas junto con los derivados del cannabis.

Chris O’Brien de Lifehouse en Camperdown lidera el proceso de quimioterapia, que analiza cómo un producto de cannabis puede ayudar con estos síntomas donde los tratamientos habituales fallan. El ensayo también opera en el Servicio de Salud de Orange desde diciembre.

“NSW está llevando en el país el desarrollo de pruebas muy necesarias para el uso de cannabis medicinal, invirtiendo $ 21 millones en la investigación y reformas del pionero ensayo clínico”, dijo Hazzard.

“También nos hemos comprometido con $ 1 millón en este cultivo para la investigación que se asegurará cualquier industria doméstica del futuro sea de alta calidad y adaptada a las condiciones locales.

“Mientras tanto, estamos trabajando en estrecha colaboración con la Comunidad para que continúe apoyando a los médicos que deseen prescribir cannabis medicinal. Productos del cannabis han sido recientemente importados del extranjero con la esperanza de ayudar a algunos de nuestros pacientes más enfermos, eliminando una barrera importante para el acceso a cannabis medicinal “.

El profesor John Simes de la Clinical Trials Centre y director del National Health and Medical Research Council  (NHMRC), dijo: “Debido a la evidencia muy limitada en todo el mundo, no se sabe si los productos del cannabis pueden ser capaces de ayudar a estos pacientes en los que otros medicamentos no han funcionado – este estudio tiene como objetivo proporcionar una respuesta definitiva a esa pregunta “.

Las conclusiones y recomendaciones de Review of the Medicinal Cannabis Compassionate Use Scheme realizado por la científica e ingeniera jefe de Nueva Gales del Sur, la profesora Mary O’Kane, también se presentaron la semana pasada.

La Prof. O’Kane recomienda la disponibilidad del esquema para las personas con enfermedades terminales y señalando ahora la existencia de una vía para la prescripción legal más segura para pacientes no terminales.

0 238 vistas

Lauren Hew sabe que va a estar luchando contra el cáncer hasta que le gane.

La madre de dos hijos y de 32 años de edad, fue diagnosticada con sarcoma de Ewing en 2014. Después de un año y medio de remisión el cáncer volvió.

“Es desgarrador, pero la triste realidad es que esto no es algo que voy a superar. Es más ¿cuánto tiempo puedo seguir adelante”, dijo.

Sus dos hijos, Ava, 4, y Ashton, 3, saben muy poco de las intensas oleadas de episodios de náuseas y vómitos violentos de su madre que sufre durante y después de sus ciclos de quimioterapia.

1480940732436
Lauren Hew espera ayudar en un ensayo clínico NSW innovador de cannabis para los pacientes de quimioterapia. Foto: Louie Douvi

“Ellos saben que la mama está enferma y no tiene pelo, y que la mamá va a obtener la medicina pero no se utiliza la palabra cáncer en absoluto en casa. Son demasiado jóvenes y lo que sí sabemos es que es bastante aterrador,” dijo ella.

La señora Hew es estoica como ella se describe cómo cuando fue hospitalizada después de casi todas las sesiones de quimioterapia, vómitos de sangre con ataques tan violentos que le quemaban el esófago, y estando tan deshidratada se desmayó golpeándose la cabeza.

“Los efectos secundarios de la quimioterapia son horribles. La explicación no es ni de lejos lo malo que es” dijo.

“Miro a mi alrededor todo el mundo se desmorona a veces. No tiene sentido que este acostada y se desmorona también”

“Necesito que mis hijos me recuerden como una mamá feliz que hizo cosas con ellos y les llevó al parque y el zoo mientras estaba aquí, porque si las cosas empeoran, no voy a llegar a hacer eso con ellos”, dijo.

La profesora de la escuela primaria de Marsfield espera que se proyecte un ensayo clínico primero del mundo de cannabis medicinal para el tratamiento de pacientes con cáncer que tienen náuseas y vómitos causados por la quimioterapia.

El ensayo doble ciego controlado con placebo, aleatorizado pondrá a prueba si el cannabis en forma de una cápsula oral, un derivado de la planta, podría ser un tratamiento seguro y eficaz.

1480940732436-1
Ministra de Investigación Médica Pru Goward dijo una investigación rigurosa basada en la evidencia era la única manera de demostrar de manera definitiva si el cannabis podría ser segura y eficaz. Foto: Janie Barrett

El médico han comenzado a reclutar pacientes para la iniciativa pionera promovida por el gobierno australiano de Nueva Gales del Sur, que tiene por objeto inscribir a más de 300 pacientes que reciben quimioterapia y que no responden a la medicación contra las náuseas.

Unos 80 pacientes serán reclutados en la primera etapa del ensayo realizado por el Chris O’Brien Lifehouse, en colaboración con la Universidad de Sydney, el Royal Prince Alfred Hospital y otros importantes centros de cáncer de Nueva Gales del Sur.

Se inscribieron 250 pacientes adicionales en la etapa dos de todo el estado, aconsejados por el  Centro para la Investigación del Cannabis Medicinal e Innovación.

Las cápsulas de grado farmacéutico desarrollado por la empresa canadiense Tilray contienen dosis consistentes de cannabidiol (CBD) y minimiza la cantidad de delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) – el componente del cannabis que produce el efecto psicoactivo.

Había poco de investigación de alta calidad a nivel internacional sobre el papel de cannabis para tratar las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia, dijo el profesor adjunto Peter Grimison que es uno de los investigadores principales del estudio.

“Hemos recorrido un largo camino con medicamentos convencionales contra las náuseas, pero un tercio de los pacientes continúan sufriendo durante y después de la quimioterapia“, dijo el profesor asociado Grimison del Chris O’Brien Lifehouse.

“El papel de los medicamentos de cannabis en el alivio de las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia sigue siendo poco claro, y este estudio tiene como objetivo proporcionar una respuesta definitiva a esta pregunta”, dijo.

La Ministro de Investigación Médica Pru Goward dijo que un enfoque riguroso, basado en la evidencia con un grado farmacéutico [sustancia] era la única manera de demostrar de manera definitiva si el cannabis podría ser un tratamiento seguro y eficaz para estos pacientes.

“El ensayo tendrá un papel crítico en el desarrollo de una mejor comprensión de cómo los productos del cannabis pueden proporcionar alivio a los pacientes con cáncer”, dijo la Sra Goward.

“Es increíble pensar que la gente ha estado hablando de esto durante 30 años y sin embargo, no ha habido ninguna inversión real en investigarlo. Ha llegado a Nueva Gales del Sur para ser un líder mundial”, dijo la Sra Goward con la financiación de $ 21 de millones del gobierno estatal para reformas y ensayos clínicos de cannabis medicinal.

“Solo soy la esperanza de que esto hará que es la diferencia lo que muchas personas quieren. Es el momento de llegar al fondo del mismo,” dijo la Sra Goward.

“Estos pacientes a menudo pierden una cantidad fenomenal de peso a través de los vómitos y las náuseas. A menudo están muy, muy enfermas, y este es un momento en que realmente necesitan su fuerza.

“No me gusta la palabra valor, a menudo es usada en exceso pero no se puede negar que así la describen estos pacientes. Es tan esperanzador.”

La señora Hew está preparada para lo que digan los resultados del ensayo.

“Incluso si no funciona para mí”, dijo la señora Hew. “Será suficiente saber que era parte de la prueba y saber que podría funcionar a otra persona.”

“Es una oportunidad que, en estos momentos, no tengo.”

0 3.231 vistas

Muchos sabemos probablemente que la investigación y la evidencia anécdotica sugiere fuertemente la posibilidad de que la cannabis sativa tenga la capacidad de curar el cáncer. Es una poderosa súper fitonutriente y con cientos de sustancias curativas dentro de ella. De hecho, miles de personas cada año la utilizan sola o en combinación con otras modalidades naturales para la curación de diversos tipos de cáncer, además los estudios han encontrado una relación con la reducción del tumor y la apoptosis en la mama , pulmón , próstata , colon y una variedad de otro tipos de cáncer.

La experiencia con el cáncer es altamente personal, sin embargo, después de un diagnóstico, depende de la persona decidir qué curso de acción es el adecuado. Si se determina la terapia tradicional, la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía o una combinación de las tres como parte del protocolo, podría preguntarse si la terapia con cannabis también puede jugar un papel en su plan general. La respuesta es absolutamente sí.

La investigación muestra que la marihuana en diversas formas es un gran complemento para el alivio del sistema, así como la curación después de estos procedimientos bastante invasivos. Las terapias tradicionales contra el cáncer están diseñadas, por desgracia, no sólo para matar las células cancerosas, las células sanas también. La investigación también ha confirmado que un curso típico de la quimioterapia puede reducir significativamente la función general del sistema inmunológico. El cannabis no sólo puede aliviar los síntomas de los tratamientos convencionales, sino que también puede ser uno de los factores que pueden ayudar a restaurar el cuerpo de vuelta a tener una mejor salud.

¿Cuáles son los beneficios del cannabis durante la quimioterapia?

El hecho de que el cannabis puede ayudar con el alivio de los síntomas tradicionales de los pacientes con cáncer no es nada nuevo. De hecho, un reciente estudio realizado en Israel que siguió a 200 pacientes con cáncer y que fueron tratados tradicionalmente, encontró que el consumo de cannabis llevó a “mejoras significativas” en los síntomas generales, incluyendo los síntomas y efectos secundarios inmediatos de  la quimioterapia . De hecho, de acuerdo con la Sociedad Nacional del Cáncer (NCS) de EEUU, el cannabis puede ayudar a aliviar los siguientes síntomas de la quimioterapia:
-Las náuseas y vómitos
-La pérdida de apetito
-La fatiga
Picor y erupción
-El daño a los nervios y el dolor asociado con la neuropatía
-El dolor generalizado
-Los problemas de desequilibrio emocionales y del estado de ánimo, incluyendo la ansiedad y la depresión

La página web del NCS también menciona al dronabinol,  fármaco que ha sido aprobado por la FDA norteamericana para el tratamiento de “algunas condiciones.” Esta versión sintética de la marihuana, también conocida bajo el nombre del medicamento recetado Marinol , sin embargo, ha demostrado ser menos eficaz que la marihuana natural para el alivio de los síntomas. Esto tiene sentido, ya que toda la planta o su aceite que se destina para su consumo se forma en la naturaleza y no sólo contiene el THC y el CBD, también terpenos, fitonutrientes, antioxidantes y una gran cantidad de otras sustancias que trabajan de forma sinérgica para no sólo el alivio de los síntomas, sino también para ayudar con la salud en general y su equilibrio. El Marinol también se ha relacionado con ciertos efectos secundarios , especialmente los problemas neurológicos y, en algunos casos, con convulsiones.

Una pregunta que puede surgir si se está considerando el uso de cannabis mientras que también está recibiendo quimioterapia o radioterapia, es si su oncólogo desalienta su uso, ya que “puede interferir con el tratamiento.” Una vez más, se trata de una elección personal si se debe tomar este consejo o no. Sin embargo, hay que señalar que muchas personas usan marihuana tan sólo de esta manera, sin efectos secundarios negativos en su tratamiento. Además, muchos médicos en estados norteamericanos o países con marihuana medicinal legal lo recomiendan.

“Podría escribir seis recetas diferentes, todas las cuales pueden interactuar entre sí o con la quimioterapia que al paciente se le ha recetado”, el Dr. Donald Abrams, jefe de hematología y oncología en el Hospital General de San Francisco, dijo en un reciente artículo en la revista Newsweek O podría recomendar probar un medicamento.” ¿Cual es la medicina que un tal doctor Abrams preferiría recomendar? El Cannabis.

Pueden ayudar a restaurar la salud el cannabis después de la quimioterapia?

Tal vez el mayor impacto negativo de la quimioterapia es lo que hace a la salud general del cuerpo después de recibirla. La mayoría de los individuos que se someten a tratamiento experimentarán una reducción de la función del sistema inmunológico durante meses y a veces años. Un informe del 2016 publicado en la revista Breast Investigación del Cáncer encontró que la quimioterapia condujo a cambios a largo plazo en el sistema inmunológico, incluyendo menores niveles de linfocitos y células asesinas naturales (también conocidas como células NK, células K y células asesinas) que la media, sustancias del sistema inmunológico cuyo trabajo es destruir los patógenos como las células cancerosas .

Una parte sutil pero vital de nuestro sistema inmunológico es el sistema endocannabinoide, que ayuda al cuerpo a alcanzar la homeostasis y el equilibrio. Debido a los distintos factores de estrés que la mayoría de personas nos enfrentamos a diario, a la mayoría en general se le agota cuando se trata de este sistema. Después de que un individuo se somete a quimioterapia o radioterapia (o está con fármacos opioides temporalmente después de la cirugía), el sistema endocannabinoide puede verse seriamente comprometido. La terapia cannabinoide moderada y consistente puede ayudar a restaurar el sistema endocannabinoide después de la conmoción y el drenaje de la quimioterapia.

Quizás el mayor temor que existe para cualquier persona que haya tenido un diagnóstico de cáncer es la recurrencia . Una disminución en los endocannabinoides puede aumentar la producción de tumores de células de cáncer, de acuerdo con el juicio 2008 preclínico realizado con células de cáncer de colon por investigadores en el MD Anderson Cancer Center en Texas. Esta investigación similar es significativa porque indica que el tratamiento con cannabinoides podría tener un carácter preventivo del cáncer.

Además, los endocannabinoides se han demostrado que calman los marcadores del sistema inmunológico e inhiben la inflamación y las respuestas. La reducción de la inflamación es clave en el aumento de la buena salud en general y calmando el sistema permitiendo que otras terapias de estimulación inmunológica hagan su trabajo.

Por último, la planta de cannabis, en particular, está llena de fitonutrientes, antioxidantes, sustancias antiinflamatorias y neuroprotectores , que son todos de gran beneficio cuando se está trabajando en la recuperación de la salud después de la quimioterapia. Una forma de obtener estos beneficios (así como los beneficios para la salud asociados con el THC) sin la psicoactividad es el jugo de la hoja de marihuana cruda en sí, ya que los efectos psicoactivos del THC sólo son “activados” por medio de secado o el calor.

Los oncólogos están recibiendo con alivio los síntomas de cannabis medicinal

A medida que el uso de marihuana médica se vuelve más común, más médicos están descubriendo cómo el cannabis puede ser un complemento útil e integrador para sus prácticas. Esto incluye oncólogos, que están empezando a ver su efecto positivo sobre los síntomas asociados con la quimioterapia. De hecho, un estudio de Harvard hecho hace más de quince años encontró que el 44 por ciento de los oncólogos tradicionales aconseja el uso de marihuana para sus pacientes. Un estudio más reciente encontró que casi la mitad de los médicos encuestados apoyaron la legalización de la marihuana para uso médico. Dado el actual clima político en el tema, es seguro decir que los oncólogos más que nunca están abiertos al consumo de cannabis. Esta es una gran noticia, si se decide usar la marihuana para aliviar los síntomas y como estimulante del sistema inmune mientras que también se utilizan modalidades tradicionales como parte de su protocolo de cáncer.

0 202 vistas

Los cannabinoides pueden prevenir la diarrea inducida por la quimioterapia, lo que en algunos casos puede ser fatal, de acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Transnational Psychiatry.

El resumen del estudio comienza señalando que;

El fármaco antineoplastico 5-fluorouracil (5-FU) es un análogo de la pirimidina, que induce con frecuencia la diarrea potencialmente fatal y la mucositis. Los cannabinoides reducen la motilidad gastrointestinal y la secreción y podrían impedir los efectos adversos intestinales inducidos por 5-FU. Aquí, nos preguntamos si los cannabinoides podrían prevenir la diarrea y la mucositis inducida por 5-FU en la rata “.

Utilizando ratas y un agonista del receptor cannabinoide significado para imitar los efectos de los cannabinoides, los investigadores encontraron que “tiende a reducir la gravedad de la diarrea inducida por 5-FU y la mayor permanencia del bario del día 1 hasta el inicio del día 4 en los animales tratados con 5-FU. La mucositis inducida por 5-FU fue grave y no se contrarresta por [el agonista de los receptores cannabinoides]”.

Los investigadores concluyen afirmando que “la diarrea 5-FU-inducida, pero no la mucositis, se evitó en parte por [el agonista de los receptores cannabinoides] a una dosis baja. Los cannabinoides pueden ser útiles para prevenir la diarrea inducida por la quimioterapia.”

El estudio completo, realizado por investigadores de la Universidad La Sapienza de Roma y la Universidad “Roma Tre” , se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 2.278 vistas

El uso de la marihuana como tratamiento y cura potencial del cáncer se ha incrementado drásticamente  en los últimos años.

Hace años que muchas investigaciones han demostrado categóricamente los efectos antitumorales de la planta de marihuana. Los cannabinoides (básicamente cualquier clase de compuestos que incluyen cannabinol y los componentes energéticos de cannabis) activan los receptores cannabinoides en el cuerpo. Los endocannabinoides son producidos naturalmente por el cuerpo humano, éstos juegan un papel muy importante en un número de procesos dentro del cuerpo que proporcionan que el cuerpo este naturalmente en orden.

Actualmente, se reconocen tres tipos generales de cannabinoides: los cannabinoides herbarios o fitocannabinoides sintetizados naturalmente por la planta de cannabis; los cannabinoides endógenos, producidos por organismos animales y por el cuerpo humano (e.g., anandamidas.); y los cannabinoides sintéticos, compuestos similares generados en laboratorio.

Uno de los cannabinoides más conocidos es el THC (tetrahidrocannabinol), ingrediente psicoactivo de la marihuana. Sin embargo, la medicina institucional se ha interesado últimamente por otros cannabinoides menos renombrados, dotados de propiedades analgésicas únicas, que están siendo intensamente investigados.

Los 2 terapias aprobadas para las células del cáncer son la radiación y la quimioterapia, pero lo que algunas personas no se dan cuenta es que tienen otras opciones. Es tan importante, el dar a todos la oportunidad de entender que existen otras opciones. Todos tenemos el derecho a investigar y encontrar tratamientos alternativos y por suerte cada vez más personas están haciendo esto. Con un poco de investigación personal y conocer su propio cuerpo, es posible que sea capaz de encontrar el tratamiento que mejor se adapte a ti. Un número de personas han utilizado el tratamiento de aceite de cannabis para ayudar a manejar sus células cancerosas y hay muchas historias increíbles. Si usted ha hecho su propia investigación y ha llegado a la conclusión de que el aceite de cannabis es un tratamiento del que podría beneficiarse, usted puede comenzar aquí con una receta de aceite de cannabis. El Aceite de cáñamo de Rick Simpson es una opción muy popular, él es un activista pro marihuana medicinal que ha estado educando a la gente acerca de los potenciales curativos de productos Cannabicos durante muchos años. Se inspiró en su propia experiencia cuando se curó de un cáncer de piel metastático en 2003. A continuación se muestra un video sobre cómo hacer aceite de cáñamo Medicinal de Rick Simpson con seguridad.

INFORMACIÓN IMPORTANTE: Tenga mucho cuidado al hervir el disolvente y hacer la destilación , es extremadamente inflamable. Evite fumar, las chispas, y cocinas, o elementos calefactores. Poner un ventilador para soplar el humo lejos y asegurarse de que todo el proceso se ha configurado en un área bien ventilada, a menos que sea imprescindible, debe ser siempre en exteriores.

Esta es la pagina de Rick Simpson: www.phoenixtears.ca

Recuerden: Rick Simpson NO vende aceite de cannabis, si alguien intenta venderles aceite en su nombre, definitivamente sera alguien que no tenga nada que ver con el, el siempre hace hincapié en este dato, ya que muchos indeseados intentan hacer negocio del mal de otros de esta manera. La manera mas segura de hacer aceite de cannabis es haciendola usted mismo, o bien buscando la ayuda de alguien de su entorno que entienda sobre el tema. Ese es el regalo de Rick Simpson para la humanidad, la receta que le salvó la vida a el, y se la esta salvando a miles de personas alrededor del mundo.
Por favor, recuerde siempre consultar a un profesional y hacer su investigación antes de hacer cualquier cosa para asegurarse de que entiende totalmente cómo funciona todo. En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Vídeo  de aceite de Rick Simpson subtitulado

Estudio/Investigación.- Los éxitos siguen llegando, un nuevo estudio, que será publicado por el British Journal of Pharmacology , pero que ya ha publicado el National Institute of Health,  , revela que el cannabinoide CBD de la marihuana, no sólo es seguro,  también es muy eficaz en el tratamiento contra el dolor neuropático inducido por la quimioterapia. Este descubrimiento es muy revolucionario para la comunidad médica al ver a los científicos tan emocionados;

“Hasta la fecha no hay un medicamento o clase de droga que se consideraba eficaz para la revertir el dolor neuropático inducido por la quimioterapia (CIPN).”

Abstracto (en inglés)

PROPÓSITO:

El paclitaxel (PAC) está asociado con un dolor neuropático inducido por la quimioterapia (CIPN) estado que puede conducir a la interrupción del tratamiento en pacientes con cáncer de mama en fase tardía, incluso en la ausencia de terapias alternativas. De hecho, hasta la fecha no hay un fármaco o clase de fármaco que se considere eficaz para la reversión de la CIPN. Recientemente hemos informado de que la administración crónica del cannabinoide no psicoactivo y no tóxico, el cannabidiol (CBD) impide la aparición de la PAC en un modelo de ratón inducido por sensibilidad térmica y mecánica de la CIPN. En esta investigación, hemos tratado de descubrir las vías a través del cual el CBD inhibe el CIPN y para determinar si el cannabinoide tenía efectos nocivos imprevistos en función del sistema nervioso o en la eficacia de laquimioterapia.

MÉTODO:

La capacidad de tratamiento previo del CDB aguda para prevenir la sensibilidad mecánica PAC inducida se evaluó mediante pruebas de filamento Von Frey. El efecto del CBD en un lugar acondicionado y automoldeado, un aprendizaje condicionado y de la tarea de memoria, fue determinante para determinar si el cannabinoide produce efectos negativos del sistema nervioso central. La interacción potencial positivo o negativo de la CDB y el PAC sobre la viabilidad celular de cáncer de mama se determinó utilizando el ensayo de MTT y el índice de combinación (IC).

CONCLUSIONES:

Nuestros datos sugieren que el CBD es protector contra la neurotoxicidad inducida por el PAC y que este efecto es mediado en parte por el sistema de receptor de 5-TH1A. Además, el tratamiento CBD carecía de otros efectos del sistema nervioso tales como recompensa acondicionada o deterioro cognitivo. El CDB también no atenua la eficacia de la PAC en la inhibición de la viabilidad celular del cáncer de mama. Tomados en conjunto, el tratamiento adyuvante con CDB durante el tratamiento PAC quimioterapia puede ser seguro y eficaz en la prevención o atenuación de la CIPN.

Fuente Marijuana

Riddle Landon de 3 años de edad, fue diagnosticado con leucemia. Bajo órdenes de los médicos, su madre Sierra Riddle comenzó con el tratamiento para su hijo pequeño: quimioterapia agresiva y radiación.

Pero mientras aún vivía en en estado norteamericano de Utah, Sierra veía que su pequeño hijo enfermaba violentamente con la quimioterapia, Landon sufrió daños en los nervios en las piernas, náuseas que llevaban a decenas de vómitos diarios, dolor intenso y una vez estuvo 25 días sin comer después del tratamiento , según la CNN.

“Durante todo el día, por lo general, se trataba morfina líquida, Ativan, Promethexane”, dijo  Sierra dijo a la CNN en julio . “Y realmente no parecía estar ayudandole.”

Sintiendo que su familia “no tenía nada que perder” miró hacia el tratamiento de marihuana medicinal.  Se mudó con su familia a Colorado Springs, Colorado para beneficiarse de las leyes de cannabis marihuana del estado y empezó a tratar a Landon con líquidos tanto de cannabidiol o CBD, y el tetrahidrocannabinol, también conocido como THC.

“En las cuatro semanas pudimos ver la mejora”, dijo Sierra a KRDO .

Los usuarios de marihuana medicinal han dicho que el THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana que se asocia con la sensación de “colocón”, también puede ser un analgésico eficaz, así como inhibidor  de la sensación de náuseas .

La investigación por parte de un par de científicos en el California Pacific Medical Center en San Francisco sugirió que el CDB, el compuesto no tóxico y no psicoactivo encontrado en la planta de cannabis, en realidad podría atajar le metástasis en muchos tipos de cáncer agresivo .

Sierra cambió la quimioterapia para el tratamiento con cannabis y vio que su hijo volvió a ser enérgico y su cáncer entró en remisión. Su decisión de usar la marihuana medicinal como tratamiento para el cáncer de su hijo ha levantado algunas cejas en la comunidad médica tradicional, tanto es así, que un médico de Colorado informó a Sierra de Servicios Humanos por rechazar la quimioterapia para Landon.

“No sólo están obligando a hacer algo en contra de mi voluntad, como padre, sino que me están obligando a enfermar a mi hijo,” dijo Riddle a CBS4 .

El cáncer infantil sigue siendo la causa principal de muerte por enfermedad entre los niños de los Estados Unidos, de acuerdo con el Hospital de Niños de Colorado . En una declaración a CBS4 , dijeron que el 25 por ciento de los cánceres infantiles son de leucemia linfoblástica aguda. La tasa de supervivencia para estos pacientes tratados en el Grupo de Oncología de los niños es más del 90 por ciento y se alcanza a los dos a tres años de tratamiento con quimioterapia.

Riddle dice que no importa lo que la gente piense acerca de sus decisiones, la pura y simple verdad es que la marihuana ha ayudado a su hijo .

“Tan pronto como empezamos a tomar el aceite de cannabis, sus plaquetas se pusieron al nivel de una persona sana y [los médicos] no pueden entender por qué”, dijo Riddle a CNN .

Como extraño que pueda parecer, la familia Riddle no está sola con la elección de tratamientos con marihuana medicinal para niños con una enfermedad grave. En el 2012, con 7 años de edad, Mykayla Comstock de Oregon , fue diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda, fue noticia también por el uso de la marihuana medicinal para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia.

La familia de Charlotte Figi , de seis años de edad,  fue objeto de un documental de la CNN a principios de este año por el uso de marihuana por su hija para ayudar a tratar los ataques debilitantes que se derivan de su rara forma de epilepsia.

Fuente y video en Huffingtonpost

 

El cáncer es una enfermedad que de por sí produce una cantidad significativa de dolor en el cuerpo. Uno de los tratamientos más utilizados para combatirlo, la quimioterapia, no está exento de molestias para el paciente. Este tratamiento acarrea algunos efectos secundarios como las constantes náuseas, vómitos, mareos, agotamiento, insomnio, pérdida del apetito, entre otros trastornos, que afectan notablemente la calidad del vida del paciente.

Una de las medicinas alternativas más alentadas en estos casos, tanto por la comunidad médica como por los pacientes, es el uso de marihuana medicinal para paliar las náuseas y otros efectos como glaucoma y depresión. Veamos los usos de la marihuana para los efectos de la quimioterapia.

Cómo funciona la marihuana medicinal

Dentro de las propiedades del cannabis, se encuentra que uno de sus componentes llamado delta-9- tetrahydrocannabinol (THC) logra conectar unos receptores neuronales especifícos en el cerebro, generando un efecto relajante en el cuerpo y proveyendo alivio a sensaciones dolorosas e incómodas como náuseas y algunos tipos de dolor.

El efecto medicinal de la marihuana

Cuando los efectos secundarios de la quimioterapia se vuelven crónicos en un tratamiento prolongado, la calidad de vida y bienestar del paciente son gravemente afectados. A veces incluso los efectos del tratamiento son muy debilitantes para el organismo.

El consumo de marihuana medicinal ayuda a aliviar estos síntomas exitosamente. Permite que el paciente se sienta lo suficientemente fuerte para seguir tolerando el tratamiento de quimioterapia, proporciona alivio de moderado a extremo al los síntomas, ayuda a descansar y con los posibles efectos en neuropatías periféricas (nervios dañados por la quimioterapia).

Los médicos son quienes recetan las órdenes de marihuana medicinal para cada caso.

Si el paciente no desea inhalar humo, existen otros modos de consumir la marihuana medicinal: en algunos países, donde la marihuana medicinal es aceptaba, se pueden conseguir cápsulas o comprimidos realizados a partir del cannabis. De otro modo es posible preparar té de cannabis, refresco de cannabis, utilizar un vaporizador o consumirlo en productos de panadería.

La marihuana medicinal es, si dudas, una de las alternativas exitosas para el alivio de los síntomas de la quimioterapia, junto con los aportes de la medicina china, el reiki y de la medicina herbal.

Fuente OtraMedicina

El cáncer es una enfermedad que de por sí produce una cantidad significativa de dolor en el cuerpo. Uno de los tratamientos más utilizados para combatirlo, la quimioterapia, no está exento de molestias para el paciente. Este tratamiento acarrea algunos efectos secundarios como las constantes náuseas, vómitos, mareos, agotamiento, insomnio, pérdida del apetito, entre otros trastornos, que afectan notablemente la calidad del vida del paciente.

Una de las medicinas alternativas más alentadas en estos casos, tanto por la comunidad médica como por los pacientes, es el uso de marihuana medicinal para paliar las náuseas y otros efectos como glaucoma y depresión. Veamos los usos de la marihuana para los efectos de la quimioterapia.

Cómo funciona la marihuana medicinal

Dentro de las propiedades del cannabis, se encuentra que uno de sus componentes llamado delta-9- tetrahydrocannabinol (THC) logra conectar unos receptores neuronales especifícos en el cerebro, generando un efecto relajante en el cuerpo y proveyendo alivio a sensaciones dolorosas e incómodas como náuseas y algunos tipos de dolor.

El efecto medicinal de la marihuana

Cuando los efectos secundarios de la quimioterapia se vuelven crónicos en un tratamiento prolongado, la calidad de vida y bienestar del paciente son gravemente afectados. A veces incluso los efectos del tratamiento son muy debilitantes para el organismo.

El consumo de marihuana medicinal ayuda a aliviar estos síntomas exitosamente. Permite que el paciente se sienta lo suficientemente fuerte para seguir tolerando el tratamiento de quimioterapia, proporciona alivio de moderado a extremo al los síntomas, ayuda a descansar y con los posibles efectos en neuropatías periféricas (nervios dañados por la quimioterapia).

Los médicos son quienes recetan las órdenes de marihuana medicinal para cada caso.

bedrocan-flos-300x199Si el paciente no desea inhalar humo, existen otros modos de consumir la marihuana medicinal: en algunos países, donde la marihuana medicinal es aceptaba, se pueden conseguir cápsulas o comprimidos realizados a partir del cannabis. De otro modo es posible preparar té de cannabis, refresco de cannabis, utilizar un vaporizador o consumirlo en productos de panadería.

La marihuana medicinal es, si dudas, una de las alternativas exitosas para el alivio de los síntomas de la quimioterapia, junto con los aportes de la medicina china, el reiki y de la medicina herbal.

 

Fuente OtraMedicina

0 1.656 vistas

Los autores concluyen diciendo que el cannabis “añadido a la terapia antiemética estándar fue bien tolerado y proporciona una mejor protección” contra las náuseas y los vómitos tardíos.

Varias instituciones científicas españolas han participado en un pequeño estudio aleatorio, doble ciego, ensayo clínico controlado con placebo con un extracto de cannabis (Sativex) en el tratamiento de las náuseas y los vómitos causados por diferentes formas de quimioterapia. El Sativex contiene parecidas cantidades de THC (dronabinol) y CBD (cannabidiol). Los pacientes con náuseas a pesar de la profilaxis con tratamiento antiemético estándar fueron asignados al azar al grupo cannabis o al placebo durante 5 días posteriores a la quimioterapia, añadido al tratamiento estándar antiemético. El criterio de valoración para el análisis de eficacia preliminar fue la proporción de enfermos que presentaron respuesta completa o parcial.

Siete pacientes fueron asignados al azar al Sativex y nueve al placebo. Un paciente del grupo cannabis fue retirado del estudio debido a los efectos adversos. En el grupo que recibió cannabis una mayor proporción de enfermos experimentaron una respuesta completa durante el período de observación global (71’4 por ciento) en comparación con el grupo placebo (22’2 por ciento). La incidencia de efectos adversos fue mayor en el grupo Sativex (86 por ciento vs 67). No presentaron efectos secundarios graves. La dosis media diaria fue de 4’8 aerosoles en ambos grupos (que corresponde a 12 mg de THC para el grupo de cannabis). Los autores concluyen diciendo que el cannabis “añadido a la terapia antiemética estándar fue bien tolerado y proporciona una mejor protección” contra las náuseas y los vómitos tardíos.

(Fuente: Duran M, Pérez E, Abanades S, Vidal X, Saura C, Majem M, Arriola E, Rabanal M, Pastor A, Farré M, Rams N, Laporte JR, Capellà D. Preliminary efficacy and safety of an oromucosal standardized cannabis extract in chemotherapy-induced nausea and vomiting. Br J Clin Pharmacol 2010;70(5):656-63.)

Fuente CannabisMed

0 292 vistas

Los resultados de un nuevo estudio demuestran que las cápsulas de THC (dronabinol) ayudan a reducir las náuseas y los vómitos tardíos de la quimioterapia para el cáncer. El ensayo se presentó el 16 de mayo en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology) celebrada en Orlando, EE.UU. Se empleó Marinol, THC sintético elaborado por Solvay Pharmaceuticals, y fue realizado entre otros por investigadores del Bethesda Memorial Hospital de Boynton Beach, Florida, el Compassionate Cancer Care de Fountain Valley, California, y el Duke University Medical Center de Durham, Carolina del Norte.

El estudio sugiere, así mismo, que agregar una pequeña dosis de THC (2?5 mg) al tratamiento estándar preventivo antiemético ayuda a aliviar las náuseas y los vómitos agudos del día de la quimioterapia. Concluye afirmando que continuar con un tratamiento de THC entre los días 2 y 5 posteriores a la misma, sólo o en combinación con ondansetrón (medicamento de uso común contra éstos síntomas), es más eficaz para reducir las náuseas y los vómitos que el placebo, y semejante al ondansetrón solo. Los síntomas que ocurren al día siguiente a la quimioterapia son considerados como náuseas y vómitos agudos. Las náuseas tardías serían las que se presentan pasadas las primeras 24 horas del tratamiento con quimioterapia y a veces son el resultado de la baja dosificación empleada en el manejo de la sintomatología aguda.

Se incluyó en el estudio, a doble ciego con grupo paralelo control con placebo y de cinco días de duración, 64 sujetos que habían recibido quimioterapia con capacidad emetógena de moderada a intensa. Entre los días 2 y 5 fueron agrupados de forma aleatoria según el medicamento a evaluar: (1) THC; (2) ondansetrón; (3) una combinación de THC y ondansetrón, y (4) placebo. Todos los grupos recibieron una terapia estándar antiemética previa a las sesiones de quimioterapia consistente en dexametasona (un corticoide) y ondansetrón.

En el día 1 se observó una respuesta total al tratamiento antiemético en el 79 por ciento de los sujetos que ecibieron ?5 mg de THC añadidos al tratamiento estándar, comparado con el 40 por ciento a los que se les administró sólo terapia estándar antiemética. Entre los días 2 y 5 la eficacia del THC era semejante a la del ondansetrón. Ambos tratamientos fueron considerablemente más eficaces en combatir las náuseas y los vómitos que el placebo.

“A pesar de la aparición de nuevos tratamientos quimioterápicos y antieméticos desde que fuera aprobado el Marinol en 1985, aun quedan pacientes no controlados que continúan sufriendo nauseas y vómitos”, dijo el presidente de Solvay Pharmaceuticals el Dr. Harold H. Shlevin.

(Fuente: Medical News Today del 16 de mayo de 2005)

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento

0 179 vistas

Los países asiáticos, más concretamente los del sureste, consideran por primera vez las fuertes ganancias que podrían tener el cannabis y a tenor de como la industria legal crece y se propaga por el mundo.

Las naciones asiáticas están reconsiderando su postura sobre la marihuana. La creciente aceptación comercial y los beneficios económicos prometidos de la legalización han provocado una ola de liberalización que ha hecho que un número creciente de países industrializados permita el uso de la planta con fines médicos y recreativos.

De sustancia ilícita a un producto emergente

Las proyecciones de crecimiento de miles de millones de dólares han hecho que los legisladores en el sureste de Asia giren su mirada hacia la planta. Tailandia se convertirá en el primer país de la región en permitir el uso médico de la marihuana. El país seguirá manteniendo las sanciones por uso recreativo, los analistas consideran que la inversión en la marihuana medicinal es un precursor de una mayor liberalización.

Los estudios científicos respaldan los beneficios medicinales de la planta y su rápida comercialización corporativa han provocado un nuevo debate. Tailandia, tiene una larga historia de consumo de marihuana en la medicina tradicional. El uso médico entrará en vigencia a fines de este año y se estima que tendrá un valor de $ 5.000 millones para 2024. Los pacientes con epilepsia resistente al fármaco, cáncer y otras afecciones podrán acceder a medicamentos de cannabis bajo la nueva ley tailandesa.

Malasia y Filipinas también se apunta a esta tendencia mundial

El Gobierno de Malasia está revisando sus leyes sobre el uso de cannabis medicinal. La coalición de mentalidad reformista de Malasia pretende rebajar los delitos y los parlamentarios planean presentar un proyecto de ley para legalizar la marihuana medicinal.

Los legisladores en Filipinas también están debatiendo una ley para permitir la marihuana medicinal, medida respaldada por el presidente Rodrigo Duterte. El presidente pareció admitir que usó la sustancia él mismo en una función oficial el mes pasado, pero luego afirmó que estaba bromeando.

Y Singapur

Hay pequeñas señales de cambio en el abotonado Singapur. A pesar de mantener una postura inquebrantable de tolerancia cero hacia el uso de drogas, el año pasado se anunció una investigación sobre el potencial terapéutico de los cannabinoides, los compuestos químicos naturales en las plantas de marihuana.

Singapur no está por ahora por el uso de la planta en forma cruda, pero la investigación en curso señala cierta apertura para llevar al mercado compuestos de cannabis no psicoactivos. “Se están investigando los usos médicos de la marihuana. Pero la forma en que la gente usa la droga no es científica “, dijo K Shanmugam, ministro de asuntos internos y de derecho de Singapur.

Las investigaciones y estudios encuentran evidencias para tratamientos

Los estudios de cannabis medicinal realizados en los Estados Unidos y el Reino Unido encontraron evidencia de su uso como tratamiento para el dolor crónico en adultos, náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia, y para aliviar las contracciones musculares asociadas con la esclerosis múltiple. También se ha encontrado que reduce las convulsiones en personas con trastornos de epilepsia infantiles raros.

Ja Lee, analista de inteligencia de CB Insights, un equipo de investigación privado, cree que el aumento de la terapéutica basada en el cannabis en los Estados Unidos y Canadá podría anunciar un cambio de actitud global hacia el cannabis como una industria legítima.

“El mayor desafío tanto para los empresarios como para los defensores del cannabis medicinal en Asia puede ser la incertidumbre que rodea a la legalización, que afecta la legitimidad de toda su industria”, dijo Lee al medio Asia Times. “Convencer a la opinión pública en general sobre los casos de uso terapéutico del cannabis seguirá siendo un desafío”. “Sin embargo, países como Tailandia y Corea del Sur están avanzando hacia la legalización del cannabis medicinal, que será un gran momento donde se puede realizar una investigación científica más rigurosa”.

Corea del Sur sigue la estela

La asamblea nacional de Corea del Sur votó a favor de legalizar el cannabis medicinal en noviembre, en otro hito importante para la industria emergente.

“La legalización ciertamente tendrá un impacto en cómo el público ve el cannabis como una sustancia, facilitando el cambio de una sustancia ilegal a un medicamento asociado con el tratamiento de trastornos”.

Lee espera que la marihuana medicinal sea totalmente legal en los Estados Unidos dentro de los próximos 10 a 15 años. A medida que la legalización encuentra una aceptación general en Occidente, más países en Asia avanzarán hacia la aprobación del cannabis medicinal.

Según la consultora de negocios estadounidense Grand View Research, el mercado mundial de cannabis medicinal alcanzará los 55.800 millones de dólares para 2025, lo que representa un tercio del mercado de marihuana legal en general, y se proyecta que tendrá un valor de US $ 146.400 millones para el mismo año. Se espera que el mercado mundial de cannabis industrial, o cáñamo, alcance los 10,6 mil millones de dólares en 2025.

“Es un momento muy emocionante ahora mismo en este sector, y la industria se está moviendo a la velocidad de la luz”, dijo Glenn Davies a Asia Times, cofundador de la empresa de biotecnología industrial CannAcubed. La producción de esta compañía se encuentran en Yunnan, China, pero su sede mundial se encuentra en Singapur atrayendo la atención al país.

“Elegimos Singapur porque creemos que el país representa una plataforma de clase mundial para desarrollar nuestro negocio”, dijo Davies a Asia Times. “Singapur es un líder mundial en el campo de la biotecnología y esperamos ser parte de eso”. “Tenemos algo extremadamente único y una escalabilidad insuperable, que es increíblemente emocionante. Somos pioneros en el mercado de cannabis de Asia y estamos muy orgullosos de ello”, dice.

0 154 vistas

En la capital de Bielorrusia, Minsk, el grupo “Legalize Belarus (Bielorrusia Legalización)” presentó hace unos días una colección de camisetas con estampaciones o dibujos originales de “Dioses y marihuana”. En las imágenes estampadas se pueden ver a la cristiana Virgen María y a otros dioses de la mitología eslava como Perun, Yarila, Mokosh o Dazhbog, con cannabis en sus brazos.

La historia de esta nación dice que el cannabis ha estado presente durante mucho tiempo en la cultura bielorrusa y es una parte integral de la misma: “Los antiguos bielorrusos utilizaron activamente esta planta, reflejándose en la deificación de la imagen del cannabis”.

El objetivo principal de esta colección de camisetas es llamar la atención sobre la despenalización del cannabis en este país del este europeo. País en el que hay más de 12 mil personas en la cárcel por temas relacionados con el cannabis.

En Bielorrusia se puede ir a prisión hasta 29 años, no solo por vender, sino también por consumir o simplemente por posesión. De hecho, este verano pasado, las madres de hijos que se encuentran en la cárcel por este motivo se manifestaron exigiendo su liberación.

La colección se presentó en Diciembre y ya la tildan de escandalosa algunos retrogrados. Aunque los mismos activistas no consideran esto como un insulto, sino más bien como la popularización del cannabis tanto con el cristianismo como con el paganismo.

La colección consta de cinco camisetas:

Madre de Dios

Un lugar especial en la colección está ocupado por la Virgen María,  madre de Dios que sostiene un puñado de ramas de cannabis. Este es el punto culminante de la colección, reflejando la santidad y la divinidad de las plantas del género cannabis.

El Dios Perun

Perun es el dios en la mitología eslava del fuego celestial, tal vez la principal deidad del antiguo panteón bielorruso. Generalmente representado como un hombre fuerte y majestuoso que lanza rayos al lugar donde es necesario prender fuego, a un porro.

El Dios Mokosh

Mokosh, Diosa de las mujeres en la mitología eslava, su patrona, su bruja, además de tutora de las tareas femeninas, principalmente el hilado de fibras de cannabis. En la tradición de Bielorrusia, su imagen está asociada a la harina de cannabis. La Diosa del matrimonio y el parto. ¡El poder de las mujeres!

El Dios Yarilo o Yarila

Dios eslavo que representa la primavera, la juventud y los placeres carnales. Esta representado en la camiseta encontrando el cáncer y recuerda comenzar a someterse a la quimioterapia perdiendo su cabello. Yarilo es representado con un bong en sus manos, muy probablemente, luchando de esta forma contra la falta de apetito, un efecto secundario de la quimioterapia.

El Dios Dazhbog

Dazhdbog es el dios eslavo de la luz del sol y la fertilidad, patrón y mentor de Grover. La generosidad de la cosecha depende directamente de el. Literalmente, Dazhdbog es el dios que da. Los bielorrusos siempre han querido embaucar a este importante dios.

Aquí vídeo en bielorruso sobre la noticia de la presentación de la colección de motivos cannabicos en la televisión del país.