Buscar

raices - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 921 vistas

Hoy os hablaremos de una poda muy poco convencional. Nos referimos a la poda de raíces. Es un arma eficaz en determinados casos, como pueden ser daños causados por hongos de raíz, exceso de fertilizantes o mantenimiento de plantas madre. Tengamos que cuenta siempre que la salud de una planta parte de unas raíces saludables.

Todo cultivador que tenga alguna planta madre, habrá podido comprobar que llega un momento en que no cuenta con tanto vigor. Ésto es algo normal, ya que una planta en una maceta durante meses cuenta con un sistema radicular hiper-desarrollado que ni se oxigena  ni asimila nutrientes como debería. La solución fácil sería hacer un trasplante a una maceta de mayor tamaño, pero en ocasiones ésto no es posible por el espacio disponible. Además que llegará un momento en que nos vuelva a suceder lo mismo.

También en casos de sobrefertilización severa, las raíces se queman y mueren. Una raíz muerta, además de lógicamente cumplir su función, es caldo de cultivo de hongos patógenos. Además ocupan espacio e impiden que otras raíces ocupen su espacio. Los excesos de sales causan un problema similar, ya que se acumulan en la parte baja del sustrato y causa la muerte de parte del sistema radicular de la planta.

Los hongos y plagas de raíz también son muy comunes. Desde botritis o pythium, a mosca del sustrato. Sea por un sustrato contaminado con algún hongo u enfermedad, por materia orgánica en descomposición que atrae patógenos, o plagas que encuentran el mejor ecosistema para instalarse. Las raíces en estos casos sufren grandes daños, quedan debilitades y disminuyen su poder de absorción de nutrientes. Además existe el riesgo a que terminen con la muerte de la planta.

En todos estos casos, una solución es hacer una poda de raíz. En principio, esta poda se le puede hacer a cualquier planta en maceta. Lógicamente cuanto más grande sea la planta y la maceta, más complicado será realizar una poda por el peso y movilidad.

MATERIAL NECESARIO

  • Un cuchillo grande. Los que tienen el filo en forma de sierra serán la mejor opción.
  • Un buen sustrato

PASO A PASO

Lo primero, es esperar a que el sustrato esté bastante deshidratado. El momento que tocaría el riego, sería el mejor momento. Si el sustrato no está compacto, el cepellón se nos deshará en las manos.

Sacamos con cuidado la planta de la maceta, tirando del tallo ligeramente. Si no la extraes con facilidad, puede que sea que las raíces se hayan agarrado a la maceta.

Una vez la planta fuera de la maceta, sitúala en un lugar cómodo para proceder a realizar la poda. Usa un plástico, ya que después es fácil recoger la tierra y raíces sobrantes y tirarlas si el problema fuese de hongos.

Con el cuchillo, vamos cortando de arriba hacia abajo toda la circunferencia o los cuatro lados del cepellón. Con la base del cepellón haz lo mismo. Se trata de reducir el tamaño del cepellón en aproximadamente un 25-30%.

Rellenamos la maceta con un buen drenaje, una capa de sustrato nuevo y situamos la planta para finalmente terminar rellenado los laterales. Golpea con la mano los laterales de la maceta para no dejar bolsas de aire entre el sustrato.

Para terminar, sólo nos quedará regar con algún producto estimulador de raíces para fomentar el desarrollo de nuevas raíces, y enzimas que destruirán restos de raíces muertas y evitará que en caso de ataque de patógenos, nos vuelva a suceder.

0 735 vistas

No hay discusión posible en que una planta con unas raíces fuertes y sanas, equivale a unas plantas fuertes y sanas. Pese a ser la zona de la planta más importante, es a la que menos importancia se le suele dar ya que no está a la vista. Hoy os traemos una sencilla receta que hará que las raíces de tus plantas se desarrollen más rápido. Tampoco es algo novedoso, ya que hace muchísimos años que se emplea. Nos referimos al caldo de lentejas.

Antes de continuar, os hablaremos de las auxinas. Éstas son un grupo de fitohormonas que actúan como reguladoras del crecimiento vegetal, provocando la elongación de las células. Las auxinas se sintetizan en las zonas meristemáticas del ápice de los tallos y se desplazan desde allí hacia otras zonas de la planta. Son varias las auxinas que existen en el tejido vegetal, siendo la más relevante el ácido indolacético (AIA) en cantidad y actividad.

Las auxinas son muy empleadas en agricultura para todo tipo de actividades de crecimiento, tanto de hojas jóvenes, como de raíces en especial las adventicias, plántulas y semillas en desarrollo. Su aplicación es común en la propagación asexual como la reproducción por esquejes, para la sujeción y crecimiento de los frutos, e incluso puede actuar como herbicida natural por sus compuestos 2,4-D, 3,5,6-TPA y Picloram si se utilizan en altas dosis.

Muchos de los geles enraizantes del mercado emplean auxinas en sus formulaciones desde hace muchos años. Un caso muy famoso ha sido el del Clonex, prohibido durante una temporada por la UE al considerar que las fitohormonas eran un producto fitonanitario y como tal, necesitaba un registro especial. Una vez solucionado el registro, podemos ver de nuevo este conocido gel enraizante a la venta.

Lentejas beneficiosas para nuestro cultivo

Una alternativa para añadir a nuestras plantas una buena dosis de estas auxinas tan beneficiosas, es como decíamos con lentejas. En concreto son varias la legumbres que podríamos emplear, pero la mayoría de cultivadores coincidimos en que son las lentejas las más efectivas. Para ello, sólo necesitamos lógicamente lentejas, un recipiente preferiblemente de vidrio, un poco de agua y la paciencia necesaria para esperar a que germinen. Es en ése momento cuando en las células se produce una explosión de auxinas que aprovecharemos para hacer nuestro caldo de fitohormonas.

Así que en una fuente de cristal, echamos unos 100 gramos de lentejas y añadimos un poco agua. No conviene ni cubrirlas totalmente, ni que las lentejas estén muy amontonadas. Tapa con un film transparente y ponlo en un lugar preferiblemente oscuro y templado, como si fuesen semillas de cannabis.

Una vez la gran mayoría de ellas estén germinadas, las pasamos junto con el agua que conserven a un baso de batidora. Y las batimos hasta conseguir una pasta homogénea. A continuación añade 2 litros de agua y varias gotas de zumo de limón. El pH del caldo debe ser de 5.5, así que poco a poco y comprobando con un medidor, añade la cantidad de zumo de limón necesario.

Nos queda colar para conservar todas las sustancias nutritivas y las auxinas que tanto nos interesan. Y ya tenemos nuestro caldo potenciador de raíces listo para usar. Puedes añadir 100-200ml de este preparado por cada litro de agua de riego, teniendo en cuenta que no sustituye a ningún fertilizante.

0 1.620 vistas

Las raíces son la zona más importante de las plantas, el primer órgano embrionario que se desarrolla durante la germinación de la semilla y la que soporta toda la estructura aérea una vez la planta se ha desarrollado. Por ser una zona oculta, el cultivador no le suele prestar demasiada atención, cuando la gran mayoría de problemas a lo largo del cultivo están relacionados con el estado de las raíces.

Las raíces son las encargadas de la absorción de agua y nutrientes del suelo, trasportándolas hasta las hojas donde por acción de la fotosíntesos, se transforman en compuestos orgánicos. Cuanto más espacio tengan las raíces para desarrollarse, más altura y envergadura alcanzará la planta. Es fácil comprobar que cuando cultivamos directamente en el suelo o en contenedores de gran tamaño, donde las raíces tienen espacios ilimitados para desarrollarse, podemos conseguir auténticos árboles.

Raíces sanas, siempre será una garantía de plantas sanas. Para ello lo primero que debemos hacer, es usar un sustrato de calidad. Un buen sustrato debe estar perfectamente compostado y estirilizado. Ésto garantizará que la materia orgánica que contenga esté perfectamente descompuesto y que esté libre de cualquier tipo de hongo, plaga, enfermedades patógenas o incluso que no incluya semillas de otras plantas, algo muy común en los sustratos de mala calidad. También debe contar con material que retenga humedad y aporte esponjosidad, como perlita o fibra de coco. Las raíces en un sustrato compacto tienen dificultad para desarrollarse, además de que siempre es más complicado regar cuando toque hacerlo.

Que un sustrato contenga más o menos cantidad de nutrientes, llega a ser indiferente. Si tenemos un sustrato muy enriquecido, éste garantizará que las plantas tengan nutrientes disponibles para un crecimiento óptimo durante varias semanas. Si usamos un sustrato ligero, tendremos que usar abonos antes que con uno completo. ¿Mejor o peor? Ni lo uno ni lo otro, siempre va a depender del gusto del cultivador.

Además del sustrato, podremos favorecer un buen desarrollo de las raíces con una serie de productos como son las enzimas, las micorrizas, las trichodermas o los estimuladores radiculares. Te contamos qué son y para que se usan cada uno de ellos:

  • Las enzimas son moléculas de naturaleza proteica que catalizan reacciones químicas. Se encargan de descomponer la materia orgánica del suelo y en concreto las raíces muertas, tranformándolas en nutrientes y azucares de rápida asimilación por parte de las raíces. Con ésto, se evita que sean caldo de cultivo de hongos patógenos. También favorece el desarrollo de hongos y bacterias beneficiosas que liberan azúcares naturales en el medio, tras procesar esta materia orgánica.
  • Las micorrizas por su parte es un hongo beneficioso. Más del 90% de árboles y plantas que crecen en el exterior cuentan con micorrizas de forma natural en sus sistema radicular. Se trata de la simbiosis entre un hongo y una raíz, en la que ambos obtienen beneficios. La raíz recibe del hongo agua y nutrientes, y el hongo recibe de la planta hidratos de carbono y vitaminas que por si sólo no es capaz de procesar. Aporta una gran resistencia frente a ataques de otros hongos patógenos y en condiciones de sequía.
  • Trichodermas harzianum es otro hongo beneficioso. Posee unos metabolitos muy eficaces para combatir enfermedades fúngicas en las plantas sin dañarlas y sin perjudicar el medio ambiente. Pueden ayudar a incrementar la producción entre un 10% y un 15%, ya que aumenta la captación de agua y nutrientes del suelo. Las trichodermas forman un escudo alrededor de las raíces que las protege contra otros hongos como pythium, rhizoctonia, fusarium, sclerotinia o phytophthora.
  • Los estimuladores de raíces como su propio nombre sugiere, estimula el desarrollo de nuevas raíces. Además sirven para recuperar raíces dañadas y acelera el crecimiento de las plantas, evitando situaciones de estrés. En su composición se suelen encontrar hormonas del crecimiento, aminoácidos, vitaminas y nutrientes en específicos en bajas dosis.

Además de todo ésto, es fundamental mantener durante el cultivo unos buenos hábitos de riego. El cannabis es una planta que consume grandes cantidades de agua, pero que tampoco le gustan los excesos. Se debe regar cuando la planta lo necesite, encharcando bien todo el sustrato para evitar que quede alguna zona seca. Y no volveremos a regar hasta que los dos primeros cm del sustrato se hayan secado por completo. También es interesante cuando se cultiva en macetas, regar hasta que comience a salir agua por el drenaje, ya que arrastrará sales residuales que se acumulan con el uso de abonos.

 

0 1.023 vistas

Casi todas las partes de la planta del cannabis se usan para distintos cometidos, sus raíces no parecen ser menos.

Desde hace miles de años las raíces del cannabis se han estado utilizando para propósitos medicinales. En la revista Cannabis and Cannabinoid Research se publicó no hacen muchas semanas un nuevo estudio sobre ellas.

Hace 2.000 años un naturista romano, Plinio el Viejo, decía que con un concentrado liquido de la raíz se podían tratar afecciones, la gota y la rigidez en las articulaciones. Quince siglos más tarde, el doctor francés Rabelais y el médico alemán Leonhart Fuchs también lo afirmaban. En 1640, el botánico inglés John Parkinson y en el siglo XVII el polaco Szymon Syrenski, también afirmaron que las raíces de cannabis funcionaban para tal menester. En el siglo XII en Persia, uno de sus filósofos más conocidos, Ibn Sina decía que las raíces de esta planta ayudaban a “disminuir la fiebre”, recomendación que también se encuentra en Argentina y en la farmacopea china Pen Ts`ao Ching que relataba como el jugo de estas raíces era beneficioso para ayudar con la hemorragia posparto.

Hace cuatrocientos años, botánicos y médicos de todo el mundo aplicaban estas raíces para una gran gama de afecciones como la artritis, quemaduras de la piel, problemas de estomago, infecciones, ulceras, llagas y enfermedades de transmisión sexual. También un botánico alemán del siglo XVII en la zona de Indonesia preparó una formula comestible con la raíz para tratar la gonorrea.

No se han sido podido probar todavía muchas de estas afirmaciones gracias a su estatus ilegal en la gran mayoría de naciones, pero si, su tratamiento para la inflamación. El Dr. Nicholas Culpeper escribió “la decocción de la raíz alivia las inflamaciones de la cabeza o cualquier otra parte” en Culbaper’s Complete Herbal de 1653.

Los autores del nuevo estudio para Cannabis and Cannabinoid Research , dijeron que “hay varios compuestos en la raíz de cannabis con potencial actividad antiinflamatoria”. En las raíces, no aparecen cannabinoides como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

En otros estudios realizados con estas raíces, los autores enumeraron posibles aplicaciones médicas para los componentes de la raíz como efectos antiinflamatorios, antifebriles y analgésicos. “Los datos disponibles actuales sobre la farmacología de los componentes de la raíz de cannabis brindan un apoyo significativo a las afirmaciones históricas y etnobotánicas de eficacia clínica. Esto sugiere la necesidad de reexaminar las preparaciones de raíces enteras en condiciones inflamatorias y malignas empleando técnicas científicas modernas”, añadieron.

El Dr. Russo, uno de los autores del nuevo estudio, cuenta varias formas tradicionales de extraer el jugo, como hirviendo las raíces en agua, mezclando el jugo de raíz molido en aceite o mantequilla y aplicando el jugo de raíz por vía tópica,  también existe una forma que mezcla la raíz pulverizada en vino.

0 353 vistas

Power Roots de Plagron es un estimulador de raíces muy potente y de composición totalmente orgánica. Al añadir Power Roots las plantas desarrollan rápidamente un sistema radicular muy sano y poderoso; el cual permite que los nutrientes puedan ser absorbidos directa y fácilmente por la planta. Gracias a la composición perfectamente equilibrada de Power Roots, las plantas desarrollarán una defensa óptima contra el estrés.

2 11.906 vistas

El libro, Tao de Bruce Lee cuenta que Lee llegaba a un combate y empezaba a repartir porros, aunque su consumo personal favorito era el de comer hachís y brownies. También mordía la raíz del cannabis que creía que ayudaba a sus músculos para estar más relajados y fluidos en sus luchas.

En el momento de su muerte, la autopsia reveló una cantidad de hachís en el estómago, un verdadero consumidor hasta su final. Algunas personas les gustaría argumentar que el hachís de alguna forma fue la razón de su muerte, pero en realidad esto no es cierto y no tiene sustento en absoluto.

Bruce Lee murió de un edema cerebral, dijo la autopsia, como una fuerte reacción por tomar fármacos para el dolor de cabeza. Sabiendo que el propio Bruce Lee ´consumía el cannabis fresco esto podría darle una nueva perspectiva al hombre con los puños de hierro

El final de los días de Bruce Lee “El Dragón”

020-bruce-lee-theredlistEl 10 de mayo 1973 Bruce Lee estaba trabajando en los Golden Harvest studio’s. Estaba allí trabajando en su nueva película “Enter the Dragon”.Durante un descanso, Bruce fue al baño, pasaron 20 minutos y no regresaba, un amigo fue a buscarlo y lo encontró de rodillas en el suelo y Bruce le dijo que se le habían caído las lentes de contacto y estaba buscándolas. De vuelta al estudio Bruce se mareó, estaba enfermo y su cuerpo empezó a temblar sustancialmente.

De inmediato, se llamó a su propio médico de cabecera el doctor Langford del Hospital Bautista que lo llevaron al hospital.  Tenía fiebre alta, estaba inconsciente y no respondía a nada. Se le hizo un chequeo y se le encontró una inflamación en el cerebro dándole Manitol para disminuir el hinchazón. También se le encontraron una pequeña cantidad de hachís de su estómago.

Al día siguiente, el Dr.Langford preguntó si consumía drogas , admitiendo que consumía hachís del Nepal y que había masticado hachís el día antes de caer inconsciente. El doctor Bruce Langford le advirtió sobre el peligro de las drogas de Katmandú (Nepal). Explicó que son muy peligrosas cuando son puras. Luego le advirtió a Bruce que si seguía con el consumo de esa sustancia probablemente le costaría la vida.

Dos semanas después, el 25 de mayo viajó a los EE.UU. para que lo examinase el doctor Karpland. Bruce pesaba 57kg, aunque el doctor Karpland le dijo que estaba en perfecto estado de salud. El neurólogo doctor Reisbord examinó también a Bruce concluyendo que sufría de convulsiones, pero de causa desconocida y se le recetó Dilantin. La conclusión final del Dr. Reisbord también encontró a Bruce en buen estado de salud.

raymond-show-bruce-lee
Raymond Chow y Bruce Lee

El viernes 20 de julio Bruce tenía una cita en casa con Raymond Chow a las 14:00 hrs. Iban a trabajar en los guiones de la película “Game of Death”. Bruce y Raymond posteriormente fueron al apartamento de Betty Ting Pei para pedirle que desempeñase un papel en la película “Game of Death”. A las 19:30 hrs de la tarde Bruce se quejó de tener un dolor de cabeza. Betty le dio uno de sus propios analgésicos (Equagesic), que le había prescrito su médico. Bruce fue a tumbarse un rato en su cama y unos 10 minutos después, Raymond Chow dejó el apartamento para encontrarse con George Lazenby en el Hotel Miramar.

A las 21:00 hrs Raymond llamó a Betty para averiguar dónde estaban y preguntar por qué no estaban en la reunión del hotel. Betty explicó que ella había tratado de despertar a Bruce por lo menos dos veces, pero no le había respondido y Raymond fue al apartamento. Parecía que Bruce estaba durmiendo pacíficamente y tampoco pudo despertar a Bruce.

brucePreocupado Raymond decidió llamar al médico de Betty Ting Pei, el Dr. Eugene Chu. El Dr. después de 10 minutos tampoco pudo despertar a Bruce y llamó a una ambulancia para llevarlo al hospital. Los médicos intentaron de todo, pero por desgracia no pudieron salvar la vida de Bruce. A las 23:00 hrs Raymond Chow dio la terrible noticia a la prensa.

La autopsia sobre sobre la causa de la muerte de Bruce Lee en el 3 de septiembre encontró una pequeña cantidad de cannabis en su estómago. El 17 de septiembre Linda, su mujer, confirmó que Bruce tomaba cannabis de vez en cuando pero Bruce no mostraba ningún signo de efectos secundarios.

La autopsia dio el veredicto final de la investigación el 24 de septiembre. La muerte de Bruce Lee fue una coincidencia de circunstancias desafortunadas.
1. Lo más probable es que fuese hiper sensible a los ingredientes del Equagesic, Doloxene y Dilantin los analgésicos que utilizaba como medicamentos. El Doloxene lo usaba por sus lesiones en la espalda durante su formación en 1970.
2. Bruce tenía un nivel extremadamente bajo de grasa corporal, sólo el 1%!
3. A pesar de su alta capacitación intensa siempre estaba bajo alta presión Bruce, quería hacer todo el mismo. Era un perfeccionista, actor, director, autor guión y coreógrafo, todo al mismo tiempo.
4. La drástica pérdida de peso de Bruce de 70 a 60 kilos.
5. Las personas que habían visto a Bruce en las últimas semanas de su vida confirmaron que parecía poco saludable. Estaba terriblemente delgado, parecía confundido, era olvidadizo, tenía ataques de ira, era paranoico y estaba muy deprimido.

La muerte del “Dragón” y según su autopsia fue la combinación de fármacos para el dolor de cabeza y que le produjeron un edema cerebral.

0 14.232 vistas

La mayoría de los cultivadores prestan poca atención a las raíces de las plantas de cannabis más allá de asegurarse de que estén sanas y que reciben agua, nutrientes, oxígeno y drenaje, antes de deshacerse de ellas durante la cosecha. Sin embargo, las raíces se llevan utilizando en la medicina popular desde hace milenios, y contienen varios compuestos que pueden tener valor medicinal.

El uso de las raíces del cannabis como medicina en la historia

A lo largo de la historia, se ha documentado de manera amplia el uso de la raíz del cannabis como medicina. La muy citada Gran Enciclopedia China del Emperador Shennong de las hierbas y plantas medicinales, Shennong Pên Ts’ao ching, que data de alrededor del 2700 a. C, menciona que la raíz del cannabis se secaba y se molía para formar la base de una pasta utilizada para reducir el dolor causado por la rotura de huesos o por la cirugía. También se machacaba para extraer el zumo fresco, o se hervía para hacer una decocción, y de esta manera se utilizaba como diurético, como antihemorrágico para detener la hemorragia post-parto (así como otras formas de sangrado), para facilitar los partos complicados, y para reducir el dolor y la hinchazón producidos por contusiones y raspaduras.

El historiador romano Plinio el Viejo escribió en su Naturalis Historia, en torno al año 79 EC que la raíz del cannabis podía hervirse en agua para hacer un preparado que aliviaba los calambres de los músculos, la gota y el dolor agudo. También afirmaba que la raíz cruda podía aplicarse directamente sobre las quemaduras para reducir el dolor y la formación de ampollas, pero había que cambiarla con frecuencia para evitar que se resecase. El médico romano Dioscórides también atestiguó el uso de cataplasmas o emplastos a base de raíces de cannabis hervidas para tratar la inflamación, la gota y los “esguinces”. El escritor y médico griego Oribasio relató como también se podía aplicar la raíz “seca” a las erupciones de la piel, tales como quistes subcutáneos, cuando se mezcla en cantidades iguales con guano de paloma, aunque parece ser que ninguna otra fuente afirma lo mismo.

El médico Inglés William Salmon escribió a principios del siglo XVIII que la raíz del cannabis se podía mezclar con la flor de la cebada y aplicarse en una cataplasma para tratar la ciática y el dolor articular de la pelvis. Desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XX, losmédicos americanos solían recomendar las decocciones de raíz de cáñamo para tratar la inflamación, la incontinencia y las enfermedades venéreas.

El uso actual y anecdótico de las raíces del cannabis

21-250x166
Como esta compresa de col picada, la raíz de cáñamo cruda y machacada se utilizaba en la medicina tradicional para tratar las quemaduras, las enfermedades de la piel y los cortes (© Smoobs)

Se sabe que el uso tradicional de la raíz del cannabis ha persistido por lo menos hasta la década de 1960 en Argentina, donde se utiliza para aliviar la fiebre, la disentería y los problemas gástricos y para mejorar la salud y el bienestar general. También hay un té de raíz de cáñamo, conocido como ma cha que se sigue consumiendo en Corea, aunque no está del todo claro cuales son sus supuestos beneficios medicinales.

Hoy en día, muchos cultivadores, además de los dispensarios y los pacientes de EE.UU, utilizan preparados elaborados con las raíces del cannabis para proporcionar un alivio subjetivo a una serie de dolencias. Algunas cervezas caseras fabricadas con “té” de raíz de cannabis, por lo general se elaboran cociendo a fuego lento la raíz seca y en polvo (a menudo con corteza de canela, anís, u otros compuestos aromáticos) en una cazuela de barro durante doce horas o más antes de colarla y beberla. Si la mezcla se vuelve a hervir después de filtrarla, se puede reducir hasta conseguir una extracción pegajosa, del color del alquitrán, que puede formar la base de las tinturas o linimentos. Otros hierven a fuego lento las raíces en aceite y agua, para después separar el aceite residual de la materia vegetal y del agua, y lo utilizan como base para medicamentos tópicos.

Algunos utilizan la raíces en su forma seca, en polvo, para hacer cataplasmas secas que pueden ayudar a aliviar y curar quemaduras, cortes y problemas de la piel, como la dermatitis. Incluso existe un informe sobre el uso de raíz seca, en polvo, para “extraer” el veneno del aguijón de un escorpión. Esta afirmación puede tener cierta validez, ya que el zumo de cannabis fresco aparentemente se utilizaba para este propósito en la antigua China.

Se tiene constancia de que varios dispensarios almacenan preparados elaborados con las raíces del cáñamo y del cannabis. Uno de los proveedores más conocidos de estos productos es una compañía conocida como Hemp-EaZe, que se especializa en preparados de raíz de cáñamo tópicos. Su gama incluye lociones para el cuerpo, pomadas, bálsamos labiales, aceite de masaje, e incluso un espray para los animales domésticos. La compañía afirma que sus productos, que se mezclan con otros aceites medicinales como la consuelda, lavanda, salvia y bardana, son eficaces en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades, entre las que se incluye la psoriasis, el eczema, la artritis, el dolor articular y la fibromialgia.

Los cannabinoides de las raíces

Existen pruebas que sugieren que las raíces del cannabis contienen cierta cantidad de cannabinoides (en particular de CDB), y que la concentración depende de la variedad, además de verse afectada en cierta medida por los factores ambientales. Al parecer, en la actualidad existen diversos puntos de venta en los EE.UU. que trabajan sobre esta base y que venden raíz de cannabis “activado” en polvo, presumiblemente, por sus altas concentraciones de CDB. Sin embargo, parece que la concentración de CDB en la raíz del cannabis es muy baja, y es dudoso que tuviera ninguna eficacia médica a tales niveles.

Un estudio canadiense publicado en 2012 analizó el cáñamo Finola y constató que las flores contenían CBDA (el precursor ácido del CDB) en una concentración de, aproximadamente, el 2,4%, mientras que las hojas, los tallos y las raíces contenían 0,5%, 0,04% y 0,004% respectivamente. Las diversas partes también contenían el precursor del CBDA, una sustancia conocida como hexanoil-CoA, en concentraciones del 15,5%, 4,0%, 2,2% y 1,5%, respectivamente. Parece ser que no se dispone de estudios sobre las variedades de alto contenido en THC, pero es probable que las raíces también presentaran concentraciones mucho más bajas que las flores y las hojas.

Otras sustancias de interés médico en las raíces del cannabis

3-250x187
Hemp-EaZe vende una amplia gama de productos elaborados a partir de la raíz del cáñamo, entre los que se incluyen aceite de masaje, loción para el cuerpo y gel de baño (© Hemp-Eaze)

Aunque las raíces se componen principalmente de azúcares y lípidos, se han aislado bajos niveles de terpenos, alcaloides y otros compuestos. En 1971, se determinó que el extracto de etanol de las raíces del cáñamo contenía los terpenos friedelina, cetonas triterpénicas pentacíclicas, y epifriedelanol. Por un lado, se cree que lafriedelina tiene efectos hepatoprotectores (protección del hígado) y antioxidantes. Por otro, se ha demostrado que el epifriedelanol tiene efectos antitumorales, y además se cree que varias cetonas triterpénicas pentacíclicas causan la apoptosis en las células cancerosas, además de reducir la inflamación, el dolor y las infecciones bacterianas, y de poseer propiedades diuréticas e inmunomoduladoras.

Además de los terpenoides, se han identificado varios alcaloides en las raíces del cannabis que pueden tener valor medicinal. Ambos alcaloides, piperidina y pirrolidina, se han encontrado tanto en las raíces, como en los tallos, semillas, polen y hojas. Estos alcaloides pueden ser altamente tóxicos en dosis altas, pero se ha descubierto que proporcionan diversos beneficios médicos en dosis más pequeñas. La piperidina se utiliza como “piedra angular” química para diversos productos farmacéuticos, en particular para la medicina psiquiátrica, como la paroxetina y el haloperidol. La pirrolidina también se utiliza como piedra angular o elemento constitutivo de una clase de medicamentos estimulantes conocidos como familia racetam.

Asimismo, se ha observado que las raíces del cannabis contienen colina y atropina en pequeñas cantidades. La colina es un nutriente dietético esencial que es el precursor de la acetilcolina, un neurotransmisor predominante, y se cree que resulta fundamental para mantener las membranas celulares sanas. Se cree que las mujeres posmenopáusicas son extremadamente propensas a sufrir deficiencias de colina, lo que significa que el té a base de raíz de cáñamo, consumido por vía oral, podría proporcionar beneficios importantes. La atropina es conocida como un medio para dilatar la pupila y relajar los músculos de los ojos, pero también tiene propiedades broncodilatadoras, y se utiliza para aumentar la frecuencia cardíaca durante la reanimación médica.

Las raíces del cannabis y la determinación del sexo

Parece ser que las raíces el cannabis crecen de manera diferente según su género, y que un conjunto complejo de interacciones genéticas determina uno u otro género. Un estudio sobre las variedades de cáñamo en Rusia demostró que si las plantas jóvenes de cannabis se cortaran por encima de la raíz, se procesaran como esquejes y después se mantuvieran en una solución de nutrientes aireada, cortando todas las raíces nuevas tan pronto como apareciesen, el 80-90% del esquejes se convertirían en plantas macho. Si se permite que las raíces se regeneren, el 80-90% de los esquejes se desarrollaría como hembras.

Los investigadores también trataron a los esquejes enraizados con 6-bencilaminopurina, una citoquinina sintética (hormonas vegetales que facilitan la citocinesis o división celular) que se sabe está implicada en la división y la diferenciación celular, así como en el crecimiento y desarrollo general. Los esquejes tratados desarrollaron en el 80% plantas femeninas. Esto sugiere claramente que la producción de citoquinina en las raíces juega un papel importante en la determinación del sexo del cannabis.

Asegurarse de que las raíces están sanas

4-250x187
Se encuentran disponibles varias macetas para las técnicas de poda de raíces, que estimulan la formación de bolas de raíz más densas (© Wikimedia Commons)

Si se cultiva con la perspectiva de utilizar las raíces posteriormente, es preferible utilizar técnicas hidropónicas y aeropónicas, ya que permiten una mayor precisión a la hora de administrar los nutrientes, permiten al cultivador que inspeccione regularmente el progreso y los signos de mala salud, y garantizan que las raíces estén limpias y sin tierra. Los criadores de plantas han desarrollado sistemas especializados para maximizar la salud y el crecimiento de la raíz. La técnica más conocida consiste en la poda de raíces en los sistemas aeropónicos para estimular un crecimiento denso dentro de un volumen específico.

La poda de raíces al aire (air-pruning of roots) se refiere a la mortandad natural de las raíces cuando se exponen a una humedad baja y al aire. Se encuentran disponibles varias macetas y bandejas con los lados perforados, que permiten que esto ocurra de manera eficaz. A medida que las raíces mueren, la planta regenera continuamente nuevas raíces, y la propia bola de raíces se vuelve espesa y densa. Es preferible podar al aire que permitir que las raíces se den con los lados de macetas y sigan creciendo alrededor del interior del contenedor, lo que hace que las raíces se retuerzan y estrangulen presentando una reducción en la absorción de nutrientes. Además de garantizar la buena salud de las propias raíces, la poda al aire también mejora la salud general de la planta y la producción final.

Mantener las raíces alimentadas con un sistema pulverizador o uno de goteo es generalmente recomendable. Algunos cultivadores cambiarán las bombas entre 2 y 8 veces al día (cada vez con mayor frecuencia a medida que la masa de raíces aumenta de tamaño), permitiendo que el medio las seque ligeramente entre las tomas. Durante el período vegetativo, que por supuesto es el período que experimenta el más amplio crecimiento de la raíz, hay que suministrar a las raíces directamente una solución de nutrientes ligera para la fase vegetativa y un producto para estimular las raíces. Asegúrate de proporcionar el flujo de aire adecuado a la parte exterior de las macetas o bandejas, para que las raíces se expongan al máximo aire fresco y se sequen rápidamente. Para conseguirlo, una buena idea es dirigir un ventilador o ventiladores hacia las raíces para aumentar el flujo de aire.

Cómo hacer tu propio bálsamo de raíz de cannabis

5-250x166
Los compuestos aromáticos, tales como el anís, la canela y el clavo, se pueden añadir a los bálsamos o al té de raíz de cannabis para mejorar la fragancia, el sabor o la efectividad médica (© Green678)

Cualquiera que tenga la suerte de poder cultivar cannabis también puede aprovecharse de los beneficios potenciales de las raíces del cannabis. Con un poco de esfuerzo y perseverancia, y algo de ensayo y error, es incluso posible seleccionar diferentes variedades para utilizarlas solas o en combinación, con el fin de elaborar bálsamos y ungüentos con diferentes grados de potencia y posibles usos.

Por regla general, las raíces del cannabis se secan antes de ser transformadas en bálsamo. Entonces, la masa de raíz seca se divide en pequeños trozos, o se muele en polvo con un mortero o una licuadora. Una vez que la raíz seca se descompone en un polvo áspero, se añade a una cazuela de cocción lenta junto con el aceite y el agua, y se calienta suavemente durante un máximo de 12 horas, permitiendo que los compuestos volátiles (incluidos los terpenoides y, posiblemente, incluso los cannabinoides) se disuelvan en el aceite. Añadir agua evita que la mezcla se seque y que el aceite “fría” las raíces. La mezcla se debe comprobar cada hora, más o menos, y si es necesario hay que añadir más agua fresca.

Una vez que la etapa de calentamiento se completa, el líquido se filtra y la pulpa de la raíz residual se separa y, o bien se desecha o se congela (para ser procesada por segunda vez si se considera necesario). El líquido se coloca en un congelador, y después de algún tiempo, el agua se congela mientras que los aceites volátiles subirán a la superficie y se podrán raspar limpiamente. A esta temperatura, los aceites por lo general tienen una consistencia semisólida y cerosa. A temperatura ambiente, serán mucho más líquidos, y deben tener una apariencia suave, translúcida.

Una vez que el aceite se ha separado del hielo, puede ser recalentado y se puede añadir cera de abejas para lograr una consistencia menos acuosa, más fácil de untar a temperatura ambiente. Probar y equivocarse es la mejor manera de establecer la consistencia deseada. En este momento, se pueden añadir aceites esenciales aromáticos a la mezcla para mejorar la fragancia o para mejorar las propiedades medicinales, como bergamota para el herpes labial y la psoriasis, manzanilla para el eczema, la dermatitis y la inflamación, neroli para las cicatrices y las estrías, o pimienta negra para los dolores musculares, los calambres y la artritis.

Los posibles riesgos del uso de las raíces del cannabis

6-250x188
Aunque el té de raíz de cannabis puede contener compuestos tóxicos, se producen en concentraciones muy bajas y se cree que apenas suponen un riesgo para la salud (© Dejahthoris)

Mientras que las raíces del cannabis sin duda poseen diferentes propiedades medicinales útiles e importantes, es importante señalar que en altas dosis puede causar hepatotoxicidad, debido a la presencia de los alcaloides pirrolidina y piperidina. También se ha informado de que el contenido de alcaloides puede irritar la mucosa del estómago. Por lo tanto, el consumo oral de té de raíz de cáñamo es potencialmente más arriesgado que la aplicación tópica. La pirrolidina y la piperidina también pueden actuar como irritantes de la piel, de las membranas mucosas y de los pulmones. Es poco probable que los compuestos están presentes en concentraciones suficientemente altas como para presentar un riesgo serio, pero se debe tener cuidado de evitar el uso prolongado o muy frecuente.

Sin duda, la extracción de raíz de cáñamo no debe consumirse sin diluir. Como infusión de té, el consumo de ligero a moderado a largo plazo no debe representar ningún riesgo grave, y como tópico, cualquier reacción debería aparecer rápidamente y su uso puede interrumpirse sin efectos nocivos conocidos a largo plazo.

Nuestro conocimiento sobre las propiedades de las raíces del cannabis está todavía dando sus primeros pasos, y a medida que la industria se desarrolla, es probable que se descubran aún más usos para ella. Por Seshata  Fuente Sensi Seeds

1 1.252 vistas

Estimula el crecimiento de las raíces y aumenta la resistencia

Power Roots es un estimulador orgánico de las raíces. Este producto se utiliza durante la fase de crecimiento y las primeras semanas de la floración. Power Roots estimula el crecimiento de las raíces y proporciona a la planta más resistencia. Actúa rápida y económicamente, y es absorbido por la planta casi inmediatamente. Power Roots contribuye al desarrollo de plantas vigorosas.

 Desarrollo rápido y vigoroso de las raíces.

 Rápida recuperación después del trasplante.

 Favorece el crecimiento.

 Aumenta la vitalidad.

 Mejora la absorción de nutrientes.

 Mejora la estructura del suelo.

 Idóneo para todo tipo de sistemas de riego.

Uso y dosificación

Añadir como máximo 1 ml de Power Roots por 1 litro de agua (1:1000).

Utiliza esta solución en cada riego, hasta la tercera semana de la floración inclusive.

Envase

Botellas/garrafas de 100 ml, 250 ml, 500 ml, 1 y 5 litros.

Consejos de Plagron

 Al utilizar Power Roots se disminuye el riesgo de abonar en exceso.

 Utiliza Power Roots para aumentar la resistencia de la planta.

Comprar Power Roots de Plagron

0 7.057 vistas

Una máquina de enraizamiento hace que sea mucho más fácil enraizar los esquejes pero, hacer el proceso de forma manual tampoco es tan difícil. Todo lo que tienes que hacer es cortar los esquejes (generalmente entre 15 y 20 centímetros o entre 6 y 8 pulgadas) de las plantas sanas. Asegúrate de cortar la mayor parte de hojas dejando intactas las hojas de la parte superior. Sumerge cada esqueje en gel o polvo de enraizamiento y luego colócalo en una mezcla de siembra, suelo estéril, lana de roca o cubos de oasis. La temperatura ideal es en torno a los 22-24º C (72-75º F). Las raíces deberían empezar a aparecer en 8-12 días. Si no se están enraizando podrías intentar enraizarlos en agua.

Para mantener la esterilidad incrementa el oxígeno en el agua y promueve el enraizamiento creando una solución de una parte de peróxido de hidrógeno (3%) con 5 partes de agua. Al principio, provee a los esquejes con 10 W de fluorescente blanco y frío por metro cuadrado. Asegúrate de que los clones están en un lugar con un 65% de humedad o más. Puedes mantener la humedad adecuada con una cúpula o una cubierta, pero recuerda quitar las cubiertas después de 5 o 6 días. Trata de mantenerlos, aún, en condiciones de alta humedad incluso después de haber retirado las cubiertas.

Una vez que hayan pasado 5 días añade un poco de fórmula fertilizante de floración al 25% de concentración. A continuación, incrementa la intensidad de la luz a 20 W por metro cuadrado. Durante los siguientes días incrementa la potencia de los nutrientes mediante la adición de alguna fórmula de crecimiento. Deberías ser capaz de ver las raíces en dos semanas desde que comenzaste.

Algunas variedades tardarán menos tiempo y echarán raíces más fácilmente que otras variedades.

Las algas pueden llevar a tapar los clones que están creciendo en el agua. Esto evitará que los clones crezcan de forma adecuada, para evitarlo intenta utilizar recipientes opacos, de color oscuro, para almacenar el agua ya que impedirán el crecimiento de las algas.

¿Es posible sacar esquejes de una planta que está floreciendo? ¿y de una planta madura?

Todas las plantas que están floreciendo, incluidas las maduras, pueden ser clonadas. Si es factible, usa un esqueje de una zona sombría de forma que el cogollo no esté tan desarrollado como aquellos a los que le da el sol. Los tallos que son leñosos deberían evitarse a la hora de escoger clones. Esto es porque los tallos más duros hacen que sea más complicado para los clones echar raíces. Los restos de flores deberían ser eliminados a conciencia pero debes dejar hojas verdes en el esqueje. Emplaza el esqueje en cualquier medio que hayas decidido usar y mantén la luz durante el tiempo que permanezca ahí. El esqueje comenzará a echar raíces y el nuevo crecimiento en la parte superior será vegetativo en lugar de solo flores.

Fuente IloveGrowingmarijuana

3 688 vistas

Klona GeL es un producto especialmente formulado en forma de gel para estimular el crecimiento de las raíces en los esquejes y transplantes que se realicen.

Dentro de su composición podemos encontrar vitaminas y nutrientes esenciales en el desarrollo del sistemas radicular de nuestras plantas. KlonaGeL contiene en su formulación fitohormonas (citoquininas y giberelinas) como precursores hormonales y vitaminas que hacen de este producto un fabuloso enraizante. Este producto es 100% orgánico y esta certificado por CAAE como producto utilizable en Agricultura ecológica. Dentro de los productos para esquejes AGROBETA KlonaGel es una alternativa orgánica, eficiente y que confiere, gracias a su formulación, todos los nutrientes esenciales y hormonas naturales que son necesarios para el proceso de enraizado de los esquejes. Producto único en el mercado.

COMPOSICION GARANTIZADA

Hormonas naturales …………………………… 0.10 % p/p

Vitaminas (B1+B2+ Ácido Fólico) ………….. 1.00 % p/p

Nitrógeno Total …………………………………. 0.23 % p/p

Nitrogéno Ureico ……………………………….. 0.20 % p/p

Nitrógeno Amoniacal ………………………….. 0.13 % p/p

P2O5 soluble en agua …………………………. 1.10 % p/p

K2O soluble en agua …………………………… 4.40 % p/p

pH ………………………………………………….. 7-8

 

DOSIS E INSTRUCCIONES DE USO

Una vez cortado el esqueje introducir aproximadamente1 cmen el gel y llevarlo al medio de cultivo escogido. AGROBETA KlonaGel puede ser utilizarse en cualquiera de los sustratos que existen en el mercado. Almacenamiento Guardar el producto en el envase original, al abrigo de la luz, a temperatura ambiente.

Mas información Green Devil Distribuciones

 

0 446 vistas

El alma de cada planta se encuentra en las raíces. Son muchas las personas que descuidan este aspecto y optan por centrarse en los aspectos visuales de sus plantas. Humboldt Roots es un estimulante orgánico concentrado que ensancha las zonas de la raíz.

Un gran rendimiento está directamente relacionado con el metabolismo de una planta, lo cual a su vez está directamente relacionado con la capacidad que posee la planta para absorber los nutrientes y los abonos de las zonas de la raíz. Humboldt Roots ensancha las zonas de la raíz generando unos rendimientos mayores y mas sabrosos.

Disponibles en formatos de 50, 125, 250 y 500 ml.

4 10.757 vistas

Uno de los factores más importantes para el cultivo de marihuana, sobre todo en exterior, es el sistema de raíces. Un sistema de raíces bien desarrollado garantiza una planta grande y fuerte, y más resistente a las enfermedades y los insectos. Como la planta de cannabis tiene un sistema de raíces grande, puede absorber más nutrientes, lo que beneficia la calidad y cantidad de la cosecha. Claro que no siempre le damos la oportunidad de desarrollar de buena forma sus raíces.

Luego de germinar nuestras semillas las pasaremos a tierra. Tanto si las pasamos a tierra madre como a maceteros o contenedores, lo haremos a un sustrato sin enriquecer, es decir, sin nutrientes añadidos. La plantita en esta etapa necesita desarrollar un pequeño sistema de raíces para poder tomar su alimento de la tierra. Los suplementos nutricionales son para una etapa posterior del desarrollo de la planta. En el caso de que elijamos pasar las semillas a maceteros, lo ideal es que este tenga una altura mínima de unos 15 centímetros. Esta altura es necesaria para que la planta pueda desarrollar una raíz principal larga, lo que al final incidirá en el tamaño de nuestra amiga. En un macetero demasiado pequeño la raíz principal no tendrá espacio para desarrollarse de manera óptima, lo que influirá negativamente en el crecimiento.

Aunque la planta de cannabis puede lograr un sistema de raíces grande, estas no son muy fuertes. De hecho cuando se encuentran con obstáculos o están en un sustrato muy duro o compacto, su crecimiento se estanca. Es por esto que una tierra ligera y esponjosa es ideal, sobre todo en las primeras semanas. Un sustrato muy aconsejable para las primeras semanas es Tierra de Hojas mezclada con Perlita. Esta última favorece la aireación del sustrato, lo que produce que el sistema de raíces crezca más rápido y el agua se absorba de mejor manera. La perlita es recomendable para las diferentes etapas de nuestras plantas, pues un buen drenaje y una buena aireación de la tierra es muy beneficioso para ellas.

Fuente MarihuanaLoca

0 2.560 vistas

Asturias. Internet y una docena de tiendas de la región facilitan los útiles para practicar un cultivo que los jueces permiten «si es para autoconsumo»

Dedicarle todos los días un rato al cultivo de la marihuana en casa o echarse a la calle para encontrar a un camello que facilite la sustancia ya elaborada. Cada año van a más los asturianos que se decantan por la primera de estas opciones. Cuentan con el peso de la ley de su parte. «Comprar y vender ‘maría’ en la calle es un delito, pero desde los años 90, la jurisprudencia permite plantarla en tu casa si es para uso personal», explica el abogado José Ramón Nistal.

La explicación está cargada de matices. El artículo 368 del Código Penal prevé multas de entre tres y nueve años para quienes «ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico o, de otro modo, promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas». Sin embargo, en este asunto «los jueces han ido por delante de la ley y se han mostrado más flexibles», expone Nistal, que ha intervenido en decenas de casos en Asturias. Los togados, «sobre todo los de primera instancia, están habituados a encontrarse con delincuentes todos los días, y perciben que hace falta algo más que fumar ‘porros’ para serlo».

El razonamiento dominante en la judicatura es que ese artículo del Código Penal se redactó para la protección de un bien común: la salud pública. Es una esfera en la que no entrarían por tanto actos tan individuales «como cultivar plantas en tu casa para consumo propio», indica el jurista.

Esta lógica está alterando el consumo de drogas ilegales. El ‘porro’ de hachís (generalmente marroquí) sigue siendo el rey, pero el aperturismo judicial está posibilitando que la ‘maría’ crezca de puertas para adentro. De ello dan fe la docena de tiendas asturianas dedicadas a proveer de semillas, fertilizantes, focos o ventiladores destinados al cultivo de las distintas variedades que hay de la especie ‘cannabis sativa’. No están solas: en internet proliferan los comercios que procuran los mismos útiles a través de envíos postales.

De nuevo, un requiebro legal ampara a estos establecimientos: aunque comerciar con plantas se considera narcotráfico, hacerlo con semillas es legal. El motivo es que el grano necesita del cultivo para desarrollar el tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia que la Convención Única de Estupefacientes de la ONU incluyó en 1961 en su lista de drogas.

400 socios agrupados

En el Principado, el movimiento de consumidores de marihuana cuenta desde hace una década con su propia organización (la Asociación de Estudios del Cannabis de Asturias), que suma ya «unos 400 adscritos»

Seguir leyendo ElComercioDigital

0 642 vistas
Macfoto

Cultivar cannabis es muy sencillo. Es una planta muy resistente que sobrevive en prácticamente cualquier clima. Nos encontramos variedades autóctonas en zonas tan dispares como la alta montaña, el trópico e incluso en latitudes frías como Siberia en el caso de las Ruderalis. Tampoco es una especie que requiera grandes cuidados, aunque nosotros se los damos para que ella nos recompensé con grandes cosechas.

Pero en ocasiones, el cultivador puede cometer una serie de errores involuntarios que hará de lo que es una tarea sencilla, una vida de llena de penurias para la pobre planta. Os contamos a continuación los 10 errores más comunes que pueden terminar con tu planta muerta.

USANDO UN SUSTRATO DE MALA CALIDAD: nunca nos cansaremos de repetirlo, nunca se debe escatimar a la hora de conseguir un buen sustrato. Éste, principalmente ha de ser muy esponjoso, que permita una buena aireación de las raíces y evite encharcamientos. Un mal sustrato puede traer consigo desde plagas hasta hongos o enfermedades.

REGANDO EN EXCESO: el cannabis es una especie que consume grandes cantidades de agua, pero no le gusta los encharcamientos constantes. Un error muy común en los principiantes, es regar sobre mojado. Riega hasta empapar bien todo el sustrato, y no vuelvas a regar hasta que haya consumido gran parte de ese riego.

REGANDO POCO: en el extremo opuesto al anterior, otro error común es regar una planta en muy pequeñas cantidades, usando medios vasitos agua. Corremos el riesgo de que si nos despistamos la planta se quede sin agua, se deshidrate y se muera. Como ya hemos dicho, los riegos deben ser abundantes, que toda la masa radicular tenga acceso al riego.

USANDO ABONOS NO APROPIADOS: sean abonos líquidos para añadir al riego, o sólidos para usar en la mezcla del sustrato, asegúrate de que se trata de un abono apropiado para esta planta. Los típicos abonos de plantas ornamentales suelen ser muy nitrogenados, por lo que será muy sencillo sobrefertilizar las plantas aún usando dosis bajas y matarlas.

ABONANDO EN EXCESO: también es muy común tener prisa porque la planta crezca rápido. Ésto nos lleva a usar más abonos de los que la planta puede asimilar. El resultado será una sobrefertilización que puede terminar matando la planta. Guíate por las dosis que recomienda el fabricante, comenzando siempre por menos de lo recomendado.

ABONANDO POCO: la falta de nutrientes causa deficiencias. La falta de uno sólo y dependiendo de cual sea, puede crear una reacción en cadena y afectar a la asimilación de otros. La planta comenzará a mostrar dificultades para desarrollarse, sus hojas adquirirán un color amarillento, en ocasiones mostrarán quemaduras y finalmente caerán. Si la carencia es severa, terminará muriendo.

FALTA DE VENTILACIÓN: en interior, las plantas de cannabis consumen grandes cantidades de CO2. Es necesario entonces renovarlo casi continuamente. Además el calor que generan los sistemas de iluminación suben la temperatura del interior en ocasiones a lo que se considera por encima del límite. Las plantas en estas circunstancias corren siempre peligro.

POR DESAJUSTES DEL PH: la gran mayoría de problemas de asimilación de nutrientes están relacionados con un desajuste del pH. Los nutrientes tal vez abunden en el sustrato, pero la planta no es capaz de absorberlos por estar lejos del rango óptimo de asimilación. El pH debería estar en torno a 6.0-6.5, un rango que permite a la planta disponer de todos los elementos que precise y cuando los precisa.

EXCESO DE CONFIANZA: existen varios tipos de cultivadores, entre ellos los confiados. Éstos siempre suelen detectar los problemas demasiado tarde, cuando en ocasiones una plaga o un hongo ya han infestado la planta. Realizar revisiones periódicas nos servirá para detectar cualquier posible fallo, bien sea algún ataque de plagas u hongos, carencias o sobrefertilizaciones.

EXCESO DE CELO: o exceso de cuidados, lo que nos lleva a estar tan encima de las plantas esperando a que así crezcan más deprisa. Este tipo de cultivadores no suelen ser capaces de estarse quietos y realizan podas, guiados o trasplantes a destiempo, interrumpen el fotoperíodo nocturno esperando encontrarse a las plantas creciendo… El resultado entre otros, es la muerte de la planta.

0 64 vistas

Una pieza fundamental en el cultivo de cannabis son las macetas. Actualmente el mercado nos ofrece muchos modelos, en diferentes materiales y diversos colores. Desde las típicas redondas o cuadradas de plástico que son las más usadas, a las de material geotextil o de alveolos. De éstas últimas os vamos a hablar hoy, ya que cada vez cuentan con más adeptos. Pese a ser lógicamente más caras, merece la pena por todo lo que explicaremos a continuación.

Aunque hoy en día son varios los fabricantes que las comercializan, el primero de todos fue Air-Pot. Siendo todas bastante similares, las Air-Pot se han ido perfeccionando año a año y ya cuentan con su sexta generación, siempre buscando el mayor desarrollo de las plantas. Lo más característico de cualquier de ellas, son los alveolos laterales con forma de conos, y su fondo de rejilla. También el formato, ya que vienen desmontadas y no ocupan nada a la hora de almacenarlas. Son muy fáciles también de montar, el lateral es una plancha plana que se pliega en forma de tubo sobre la base de rejilla y se sujeta con dos fijaciones incluidas.

Para entender su funcionamiento, pensemos en las macetas de siempre. Cuando las raíces de las plantas alcanzan un lateral o el fondo, se encuentran con una barrera que las hace seguir desarrollándose hacia otro lado. Ésto causa una deformación, además de que en poco tiempo agotarán el espacio disponible del sustrato y tocará hacer un trasplante a una maceta mayor para que no sufran riesgo de asfixia.

Las macetas de alveolos en cambio, hacen justo lo contrario. Primero la raíz crecerá hacia el fondo de la maceta. Al atravesar la rejilla, el aire la deshidratará y secará. Ésto fuerza el desarrollo de raíces secundarias, que crecerán lateralmente. Cuando estas raíces lleguen a cada alveolo no tendrán problemas en perforarlos por el pequeño orificio de su extremo. Pero cuando las raíces abandonan el sustrato y entran en contacto con el aire y la luz, sucederá lo mismo. El aire y el sol las deshidratarán y quemarán, lo que producirá de nuevo un mayor desarrollo de raíces secundarias en sentido siempre lateral, que son en definitivas las que más poder de asimilación de nutrientes poseen. Ésto se conoce con el nombre de “air prunning” o poda aérea y como vemos, se produce de manera natural.

Los orificios de los alveolos permiten una mayor aireación y drenaje

Pero ésto no es todo, ya que los orificios de los alveolos permiten una mayor aireación y drenaje del sustrato. Ésto permite que las bacterias beneficiosas liberen más nutrientes, que la planta agradecerá con un crecimiento mayor. Y pese a su color negro, nada apropiado para exteriores soleados, las macetas de alveolos gracias a esta mejor ventilación, no tendrán problemas en los climas de más sol y calor.

Todo ésto hace que las plantas alcancen una altura mucho mayor que en cualquier otra maceta del mismo tamaño, lo que supone un gran ahorro en sustrato, abonos y espacio sobretodo en cultivos de interior donde es posible usar macetas de alveolos de 3 litros con la misma eficacia que una típica maceta de lateral plano de 5 o 7 litros. Además son 100% reutilizables una vez se haya cosecha. Como siempre, os recomendamos probarlas y después que cada uno saque sus propias conclusiones.

0 355 vistas
Macfoto

Hace algunos meses Uruguay estaba en boca de todos, o más precisamente uno de sus equipos de fútbol más emblemáticos, Peñarol. Un empleado del club encontró entre los cimientos mismos del estadio un plantín de marihuana creciendo libre, al sol. Su existencia duró lo mismo que la novedad, y fue arrancado de cuajo. El caso generó conmoción en buena parte de la sociedad y, en otra, recordó a las mejores épocas del cultivo guerrilla en los macetones públicos de Paris. 

Ahora, las raíces de la libertad volvieron a encontrar la luz en el centro de la ciudad de San José de Mayo, capital del departamento de San José, lindero con Montevideo y Colonia. La aparición fue, más precisamente, en los canteros de la plaza principal, llamada “33 Orientales”. 

Inocentes e insolentes plántulas y plantines de cannabis que irrumpieron en el ágora pueblerino y enseguida se hicieron virales gracias a YouTube. La confirmación del hallazgo corrió por cuenta del portal San José Ahora, que registró que en el lugar habían indicios de la existencia de otras plantas de marihuana que fueron arrancadas, y alguna pequeña planta que luego fue extraída más tarde.

Los canteros fueron arreglados por el Garden Club de San José, coordinados por el Gobierno Departamental, meses antes del descubrimiento. pero la integrante del club María Graciela Antognazza , quien estuvo encargada del proyecto, dijo a San José Ahora que no fueron ellos quienes pusieron las plantas cuando hicieron los arreglos. Y por si hacía falta aclarar, enfatizaron que que quien puso las semillas en el cantero no tenía la autorización correspondiente.

Gobierno de Uruguay provoca pérdidas al narcotráfico por legalización

La noticia, por más insólita que parezca, es síntoma de algo que está ocurriendo en términos de normalización de la planta. En ese sentido, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) informó que con la implementación de la ley de regulación de la marihuana de 2013, el Gobierno de Uruguay provocó pérdidas al narcotráfico de 22 millones de dólares

“Se estima que el volumen de dinero que ha dejado de ser canalizado a través del mercado ilegal desde la instrumentación de la política pública supera los 22.000.000 de dólares”, indica el IRCCA en el quinto informe sobre el estado de situación del mercado regulado del cannabis al 30 de noviembre de 2018.

La ley de regulación del cannabis, aprobada en 2013 bajo el Gobierno de José Mujica (2010-2015), estableció tres vías legales para que los particulares puedan obtener marihuana recreativa, con fines no médicos: cultivo en casa, clubes de membresía o de membresía y a través de farmacias registradas. Tras la aprobación de la norma, el entonces presidente dijo que se trataba de la “regulación” de algo que ya existía frente a las narices de los ciudadanos, “en una esquina, en las puertas de los liceos (escuelas)”.

La normativa, agregó, fue creada con la intención de “arrebatarle el mercado a la clandestinidad e identificar un mercado a la luz del día”. Y al parecer lo está logrando.

Por Rama

0 2.992 vistas
Foto: Macfoto

El cultivador novel o principiante a menudo comete ciertos errores por falta de experiencia que podrían ser subsanables muy fácilmente.

Contar con una mala genética

Aunque 10 euros por una semilla pueda parecer en principio mucho dinero, tengamos en cuenta que más dinero supondrá cultivar durante 3 meses semillas de las que desconocemos su procedencia. También hay semillas de gran calidad por debajo de los 3 euros y de bancos de reconocido prestigio. El gasto de un cultivo en interior es elevado, y no es precisamente en semillas donde se irá la mayor parte de la inversión. Una vez cosechemos, tengamos la hierba en botes y estemos disfrutando el primer porro, poco nos importará lo que nos hayan costado las semillas.

Usar un sustrato de mala calidad

El sustrato será el soporte para las plantas durante todo el cultivo. Que contenga más o menos cantidades de nutrientes irá en las preferencias de cada cultivador. Hay quienes prefieren un sustrato ligero y recurrir a abonos líquidos, y hay quien prefiere un sustrato enriquecido y olvidarse de abonos durante varias semanas. Sea uno u otro, lo más importante es que tenga una buena textura. Ha de ser esponjoso y aireado, para permitir una buena retención de líquidos y al mismo tiempo una buena oxigenación de las raíces. Y por supuesto, libre de malas hierbas, plagas, hongos o patógenos.

No usar la iluminación adecuada

Sin una iluminación apropiada, el cultivo será un gasto innecesario de dinero, pues son resultados serán siempre nefastos. En la actualidad contamos con varias alternativas, desde las clásicas lámparas de vapor de sodio, hasta las nuevas lámparas LEC y paneles LED. Éstos últimos se caracterizan por la baja emisión de calor, lo que permite cultivar en cualquier época del año. Escojas la iluminación que escojas, será una de las principales inversiones que tengas que hacer, pero recuerda conseguirás amortizarla en pocas cosechas.

No regular el pH del agua de riego

Es posiblemente el error más común del cultivador principiante, el creer que las plantas de cannabis sólo necesitan agua, cuando la afirmación sería que necesitan agua con un pH regulado. A lo largo del cultivo, la mayoría de problemas de nutrientes que se puedan presentar, son debidos a una asimilación de los mismos por un pH inadecuado. Literalmente, las plantas dejan de asimilar nutrientes aún estando disponibles en el sustrato, lo que deriva en carencias que lógicamente no se solucionan abonando más.

Falta de ventilación

El cannabis es una especie que consume grandes cantidades de CO2. Mientras en interior tienen cantidades ilimitadas, en interior no es así y llegan a agotar rápidamente el disponible en poco tiempo. Contar con un buen sistema de ventilación que de manera continua o intermitente renueve el aire del interior es muy importante para un desarrollo saludable de las plantas. También es interesante un ventilador orientado a las puntas de las plantas. Fortalecerá los tallos en un inicio, evitará quemaduras producidas por las lámparas y en gran medida también evitará la aparición de hongos.

Mala configuración del espacio de cultivo

Un espacio de cultivo debe ser cómodo y funcional. El aire caliente generado por los equipos eléctricos se concentrará en la parte alta del cultivo. Es ahí donde se debe colocar la extracción. La intracción, en el lado opuesto y siempre en una zona baja. El ventilador siempre orientado hacia las puntas de las plantas que es donde se concentra más temperatura. La iluminación ni demasiado cerca ni demasiado lejos. Las plantas más altas siempre en los laterales, las más bajas, siempre bajo la lámpara…

Instalación eléctrica poco segura

La electricidad y la humedad o el agua no son amigos. Y en un cultivo interior es inevitable contar con aparatos eléctricos, una humedad ambiental media/alta, y agua que daremos en los riegos a las plantas. Siempre se debe contar con cualquier posible contratiempo y prevenirlo. El cableado, siempre lo mantendremos recogido y nunca por el suelo, ya que una caída accidental de la regadera es suficiente para armar un buen follón. Lo mismo cuando pulvericemos cualquier producto, siempre manteniendo las distancias con lámparas, extractores, ventiladores y cualquier otro componente eléctrico.

No respetar el fotoperíodo

Cuando se empieza un cultivo por primera vez, lo que más se desea es cosechar. Y éso lleva a cometer todo tipo de imprudencias, como no respetar los fotoperíodos y especialmente el de floración. Visitando las plantas mientras duermen esperando ver algún cogollo engordando, sacamos fotos con el flash de la cámara… Todo ésto supone un gran estrés para las plantas, que reaccionan de varias maneras. La peor de ellas, es la producción de flores masculinas que pueden fecundar los cogollos y llenarlos de semillas.

Fases de crecimiento muy largas

También es común pensar que las plantas se quedarán pequeñas al pasarlas a floración, cuando lo normal es que una planta de 30cm a la que se le cambia el fotoperiodo, mínimo doble su altura. Éso como mínimo, porque hay muchas otras que llegan a multiplicar por cinco su tamaño. Y una planta de 30 cm que quintuplicle su altura puede ser un serio problema en un espacio limitado en todas sus dimensiones.

Macetas excesivamente grandes

En interior lo común es usar macetas que en exterior se considerarían pequeñas. Es lógico por otro lado ya que las plantas crecerán menos. Pero también depende de la técnica de cultivo empleada, se deben optar por grandes o muy pequeñas. Para hacernos una idea, lo ideal serían unos 100 litros de sustrato por cada m2 de cultivo. Y las opciones son múltiples, desde 100 macetas de 1 litro para un cultivo en SOG, hasta 16 macetas de 7 litros para un cultivo convencional o 5 macetas de 20 litros para un cultivo en SCROG.

0 311 vistas
Macfoto

En el cultivo de cannabis uno de los aspectos más importantes es la nutrición. Además de abonos base, que son aquellos que contiene los nutrientes necesarios para que la planta crezca y florezca sin problema, nos podemos encontrar con una serie de suplementos y aditivos que en determinados momentos ofrecen una serie de beneficios que se verán traducidos en plantas más sanas, más grandes y más productivas. Uno de estos suplementos es del que os vamos a hablar hoy, las enzimas.

Las enzimas​ son moléculas de naturaleza proteica que juegan el papel de catalizar reacciones químicas. Al acelerar estas reacciones, se reduce la energía de activación requerida por el sustrato para reaccionar. Por poner un ejemplo, las enzimas tienen un papel fundamental en la digestión y descomposición de los alimentos que consumimos. Sin ellas, cualquier persona moriría ya que la absorción sería tan lenta de la comida sería sumamente lenta.

Las enzimas están formadas por proteínas. Además si es preciso están acompañadas por un grupo de moléculas. Y al mismo tiempo, las proteínas son biomoléculas formadas por cadenas lineales de aminoácidos. Nos las podemos imaginar como pequeños pero muy sofisticados ayudantes bioquímicos capaces de ayudar a otras moléculas a realizar sus tareas.

Existen miles de enzimas, y cada una tiene una función en un modelo “llave-cerradura”. Y es que cada enzima (en este caso la cerradura) sólo interaccionará con un determinado sustrato complementario (en este caso la llave). Por ejemplo nada tienen que ver las enzimas que intervienen en nuestra digestión, con las enzimas que se usan el la fabricación de cerveza, o las que nosotros usamos en el cultivo de cannabis.

BENEFICIOS DE LAS ENZIMAS

Los principales beneficios son dos, además de muchos más derivados de ellos. En primer lugar, es favorecer la disponibilidad de nutrientes más rápidamente. En segundo lugar, cierto grupo de enzimas llamadas celulasas, descomponen las raíces muertas de las plantas, compuestas principalmente de celulosa.

La materia orgánica presente en el sustrato, necesita ser descompuesta para que las raíces de las plantas puedan asimilarlo. De ello se encargan los microorganismos del suelo, y en este caso las enzimas ayudan a que esta descomposición se produzca de manera más veloz.

Toda materia orgánica en descomposición es caldo de cultivo de patógenos, por ello conviene acelerar el proceso de descomposición al mínimo. Las raíces en continuo desarrollo, generan deshechos que gracias a las enzimas se convierten en nutrientes que la planta puede de nuevo asimilar.

Además, en este proceso de descomposición libera azúcares al medio, lo que favorece a su vez el desarrollo de hongos y bacterias beneficiosas. En gran parte proceden de la descomposición de pectina, que se encuentra en las paredes celulares de estas raíces muertas.

Y con un sustrato con mínimo de materia orgánica y raíces muertas, las raíces tendrán más espacio para su desarrollo, lo que se traduce en plantas más saludables, con mayores tasas de crecimiento y protegidas contra posibles daños causados por hongos típicos de raíz como la botrytis o fusarium.