NEWS

Acuaponía: la combinación del cultivo de plantas y cría de peces

20 junio, 2022, 12:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Dentro de la hidroponía o cultivo hidropónico, existe la denominada acuaponía. Es un sistema de cultivo que se emplea exitosamente para el cultivo de diferentes especies vegetales. ¿Pero es posible el cultivo en acuaponía de cannabis?

Qué es la acuaponía

La acuaponía es un interesante sistema de cultivo, que en ocasiones se refieren a él como un subsistema hidropónico o derivación de la hidroponía.

En él se combina la acuicultura o cría de peces, cangrejos de río y cualquier otra especie acuática, con la hidroponía o el cultivo de plantas en agua en un sistema cerrado.

Las plantas por un lado las plantas se alimentan de los productos de deshecho frecuentes en un acuario, principalmente compuestos por los excrementos de los peces, restos de comida…

Y por otro los peces cuentan con agua que les permite vivir cómodamente por la ausencia principalmente de amoniaco (muy tóxico), nitritos, nitratos y en menor medida fosfatos..

Aunque la acuaponía tiene siglos de antigüedad, no está claro dónde y cuando se originó. Los aztecas por ejemplo cultivaron las conocidas como chinampas, una especie de balsas flotantes o islas agrícolas donde crecían verduras y flores.

En el Antiguo Egipto también se empleó a lo largo del río Nilo. Y en Tailandia y el sur de China también se usaron para cultivar arroz en combinación con peces que vivían en semilibertad en los arrozales, como carpas, anguilas o el misgurno asiático, en lo que se conoce como acuaponía temprana.

El acuario

Comenzamos primero hablando un poco de la acuarofilia. Aunque de todos modos, para iniciarse en la acuicultura se precisan unos conocimientos mínimos de acuariofilia.

Tengamos en cuenta que los peces son seres vivos que sufren cuando se encuentran en un mal entorno. Y su entorno es el agua.

acuaponia1

Los excrementos de los peces se componen principalmente de amoniaco. Se trata de un elemento que es muy tóxico para ellos.

Es por ello que un acuario con peces por muy pequeño o grande que sea, precisa un filtro con material biológico donde se lleva a cabo el llamado ciclo del nitrógeno.

En este caso, el filtro será el sustrato de las plantas. La arlita o arcilla expandida, es un material inerte que por su porosidad tiene una gran capacidad de albergar bacterias.

En primer lugar, las bacterias nitrosomas que se fijan en la arlita transforman el amoniaco, como decimos muy tóxico, en nitritos. Los nitritos también son tóxico para los peces, pero no tanto.

En segundo lugar, las bacterias nitrobacter también fijadas en el acuario transforman los nitritos en nitratos, menos tóxicos y que se pueden mantener controlados con cambios de agua.

Estas bacterias aunque se pueden introducir artificialmente, no es necesario ya que aparecen en cuanto detecten primero amoniaco, y posteriormente nitritos.

De su presencia y buen asentamiento, dependerá la salud de los peces. Repetimos que son seres vivos que en un ambiente inapropiado sufren y mueren.

Aunque independientemente de esto, las plantas consumen cualquier tipo de nitrógeno, sea amoniacal, como nitritos o nitratos.

Por otro lado tenemos fosfatos, que en un acuario siempre aparecen principalmente por la mala calidad del agua, por la comida de los peces o por la descomposición de plantas en su interior que no se retiran.

No se trata de un elemento perjudicial para los peces siempre que no superen unas cifras muy elevadas. Para las plantas en cambio, es un nutriente esencial que consumen en grandes cantidades.

Y por último, el potasio, que generalmente en un acuario es inexistente y que no es perjudicial. En acuarios plantados es un elemento que se debe aportar pues no habrá ninguna fuente que genere potasio.

En cuanto a los peces, se suelen emplear peces de gran resistencia a fluctuaciones del pH, además de que adquieran un gran tamaño. Cuanto más grandes, lógicamente más grandes serán sus excrementos.

acuaponia

Y como no, especies de agua de fría, pues los peces tropicales requieren una temperatura del agua elevada, superiores a los 26º.

Especies como Goldenfish o peces Koi son los preferidos por los amantes de estos cultivos. Además son peces realmente bellos y activos.

Las plantas

Las plantas por otro lado, se pueden mantener en un depósito separado, en el mismo depósito (en este caso acuario), o en el mismo depósito con una rejilla superior que separe a peces de plantas.

La opción más común es la de emplear por un lado un acuario para los peces, y por otro un sistema hidropónico de recirculación que funcionará como filtro biológico. Tan protagonista será uno como el otro.

El agua que se extraerá directamente del acuario mediante una bomba. E irá a parar al sistema de riego del hidropónico, sea con aspersores, goteros, etc.

Las raíces de las plantas en este sistema de recirculación, dispondrán de una solución cargada en mayor parte de nitratos, pero también nitritos, amoniaco y fosfatos.

Una vez el agua complete el ciclo en el sistema hidropónico, retornará al acuario con un menor contenido en todos estos nutrientes mediante otra bomba.

Gracias a esto, los niveles de elementos tóxicos en el acuario se mantendrán en unos niveles apropiados para la vida de los peces. Pero obviamente también dependerá de la cantidad de peces y de plantas.

En principio, ya no necesitarán cambios de agua para reducir los nitratos, elemento que en niveles elevados es tóxico. Las raíces habrán asimilado gran parte de ellos.

Cabe destacar que en la acuaponía como ya comentamos, existen niveles bajos de potasio. Se puede usar nitrato potásico para compensarlo.

Las plantas no tendrán problemas para asimilarlo, pero los peces insistimos en que son seres vivos y su salud debe prevalecer por encima del de las plantas.

Nunca se debe usar un abono sin asegurarse de que no contiene elementos tóxicos para los peces como amoniaco o metales pesados, por ejemplo.

Conclusión

Aunque muchas especies vegetales se pueden cultivar exitosamente en acuaponía, para cultivar cannabis se requieren bastantes conocimientos.

Mientras el nitrógeno y el fósforo estarán disponibles para el desarrollo de las plantas, otro nutrientes tan esencial como el potasio estará ausente, por lo que debe aportarse de alguna fuente que no sea perjudicial para los peces.

Lo mismo ocurrirá con otros nutrientes como el hierro, el calcio o el magnesio, aunque en cierto modo esto se puede compensar con la incorporación de alguna roca natural y compatible con los peces, ya que no todas lo son.

Empresa canadiense de cannabis usó desechos de pescado para su cultivo en acuaponía

Acuoponia
Acuaponía

La compañía canadiense de Nueva Escocia, Aqualitas Inc., con licencia para de cultivo de cannabis otorgado por Health Canada, produjo cannabis en una antigua fábrica de papel.

Aqualitas, es una compañía de la provincia de Nueva Escocia que tiene autorización para cultivar marihuana, como Breathing Green Solutions Inc. y a THC Dispensaries Inc.

La empresa acondicionó un antiguo almacén de 40,000 pies cuadrados a 70,000 pies cuadrados (de 4.000 a 6.500 metros cuadrados.) e instaló la seguridad necesaria.

También dijo que la legalización creó una presión adicional para producir, aunque las startups de cannabis se encuentran en la posición única al tener un mercado en espera. “Es solo cuestión de asegurarnos de que tenga un producto que resuene a los consumidores su alta calidad”, dijo.

La CEO Gillis espera que el proceso de cultivo de su empresa los distinga de sus competidores, ya que es la única compañía local que usa el sistema de cultivo de acuaponía. Sus plantas crecerán sin tierra, suspendidas en agua, utilizando el desecho líquido de pescado koi importado de Japón como fertilizante.

La compañía desarrolló su tecnología en laboratorios de las universidades Acadia y Dalhousie. Un profesor adjunto de biología en Acadia trabaja como asesor del cultivo de acuaponía e investigación de la compañía.

Gillis dijo que los peces aseguran que el agua sea rica en nutrientes permitiendo mayores rendimientos. También son más baratos de mantener que lo sería adquirir fertilizantes. Gillis dijo que el proceso utilizará un 90 por ciento menos de agua que otros métodos de cultivo.

“Se tendrá la certeza de que la entrega de nutrientes con la tecnología hidropónica será muy beneficiosa, ya que es un proceso totalmente natural y ambientalmente sostenible”, dijo. En cuanto a las industrias locales de cerveza artesanal y vino, Gillis espera que los ciudadanos de Nueva Escocia también se inclinen por el cannabis local.

“También nos gusta decir que volvimos a nuestras raíces de la pesca y la agricultura en la tierra de Nueva Escocia, pero lo hemos modernizado. Y creemos que esta tecnología no solo tendrá grandes oportunidades para un producto de calidad en el mercado del cannabis, también a largo plazo para la seguridad alimentaria”.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular