Algunos beneficios del cannabis en la salud de las mujeres

A lo largo de la historia el cannabis ha sido empleado como medicina por civilizaciones de prácticamente todo el mundo

A lo largo de la historia el cannabis ha sido empleado como medicina por civilizaciones de prácticamente todo el mundo. En nuestro post de hoy os contamos alguno de los usos más frecuentes del cannabis medicinal entre las mujeres.

Reduce la fatiga crónica:

las mujeres suelen ser más propensas a sufrir síndrome de fatiga crónica que los hombres, de 2 a 4 veces más según algunos estudios. No se trata de una fatiga de cansancio, sino que es un trastorno complejo que se caracteriza por una fatiga extrema que no atribuye a ninguna enfermedad preexistente y limita la capacidad para hacer las tareas más cotidianas. En India y algunas regiones del Himalaya se empleaba para mejorar la resistencia y proporcionar alivio de la fatiga crónica.

Alivia los dolores menstruales:

en la segunda mitad del siglo XIX el cannabis era común como medicamento y se encontraba en prácticamente cualquier farmacia. La reina Victoria de Inglaterra, por ejemplo, usaba tinturas de cannabis índica para aliviar sus dolores menstruales por recomendación de su médico Russel Reynolds, quien afirmaba que “cuando es puro y se administra en dosis seguras, es uno de los medicamentos más valiosos que poseemos”. En las antiguas culturas chinas ya se empleaba para tratar trastornos menstruales.

Reduce los dolores del parto:

el cannabis también sirvió a mujeres de muchas culturas de todo el mundo durante el parto y el embarazo, aunque a día de hoy es algo muy controvertido. El periodista Joe Dolce menciona en Brave New Weed: adventures into the uncharted world of cannabis que en la era neolítica las mujeres ingerían, bebían o se aplicaban cannabis para aliviar los dolores del parto y en general llevar mejor el embarazo. Las mismas evidencias se encuentran en culturas de China, Egipto o India, entre algunas de las más antiguas.

Alivia los dolores de cabeza:

las mujeres según algunos estudios, tienen 3 veces más predisposición que los hombres a sufrir migrañas. El Dr. Ethan Russo, neurólogo e investigador médico, menciona en alguna de sus obras que el cannabis se usaba comúnmente para trata dolores de cabeza en muchas culturas antiguas como la india, la china, la egipcia, la asiria, la griega, la romana o la islámica entre otras. Y se siguió empleando hasta casi la mitad del siglo XX, hasta que fue reemplazada por la medicina moderna.

Combate la depresión:

Las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir una depresión que los hombres, según indican algunos estudios. Según Robert Clarke y Mark Merlin, dos de los autores e investigadores más importantes sobre el cannabis, en la medicina ayurvédica de la India el cannabis se usaba para promover la felicidad. El farmacéutico británico Walter Ernest Dixon, a finales del siglo XIX, afirmó que el cannabis fumado es interesantes para tratar ataques de depresión, fatiga mental, dolor de cabeza y agotamiento”.

Estimula el apetito y controla el peso:

Las mujeres son más propensas a sufrir trastornos alimentarios. Un estudio liderado por la doctora Catherine Preston, de la Universidad de York, ha determinado una explicación neurológica que explica esta disparidad entre hombres y mujeres, y que fue publicado en la revista científica Cerebral Cortex“Resulta que el sector femenino es más propenso que el masculino a experimentar la actividad cerebral relacionada con la percepción negativa del cuerpo”. El cannabis además de estimular el apetito, ayuda en el control del peso. De hecho hay constancia de que hace miles de años ya se usaba con este propósito.

Más Artículos
Albania
Consumo de cannabis crudo o fresco, otra grata sorpresa para la salud
>