Analizamos a fondo el nuevo vaporizador DaVinci IQ2

El vaporizador DaVinci IQ2 es el nuevo dispositivo portátil que nos presenta este fabricante. En sí, se trata de una evolución del DaVinci IQ mejorado

Macfoto

El vaporizador DaVinci IQ2 es el nuevo dispositivo portátil que nos presenta este fabricante. En sí, se trata de una evolución del DaVinci IQ, en lo que se mejora todo lo que se podría mejorar. En principio no es su sustituto ya que ambos modelos convivirán, aunque se previsible que a corto plazo y por la poca diferencia de precio entre ambos, la gente se inclinará por el nuevo IQ2 por una serie de motivos de los que hablaremos.

Si el IQ está dentro de los 10 mejores vaporizadores portátiles del mercado, incluso nos atreveríamos a situarlo entre los 5 mejores, el nuevo DaVinci IQ2 no será menos. Tiene todo lo que destaca del IQ, como su moderno diseño, pequeño tamaño y máxima discreción cuando se vaporiza en cualquier lugar. Su acabado es en acero cepillado en lugar del acero pulido del IQ, una sensible diferencia que lo hace más cómodo y suave al tacto, además de menos sensible a los inevitables rayazos.

Se mantiene su pequeño tamaño de apenas 4,5×9,2×2,5 cm y se reduce su peso unos 10 gramos (pesa 159 gramos tan sólo). La batería de litio de tipo 18650 es intercambiable y su autonomía es de aproximadamente 60 minutos en un uso continuo. El tiempo de carga completo es de unas 6 horas, no excesivamente rápido pero algo bastante sensato si lo comparamos con otros vaporizadores.

PARA HIERBAS Y CONCENTRADOS

Una de las grandes diferencias respecto al IQ, es que el IQ2 vaporiza hierbas y extractos como rosin, ceras o BHO. Incluye un accesorio que consiste en una pequeña cápsula con una almohadilla extraible en la que se puede alojar el concentrado que queramos. Esta cápsula al mismo tiempo funciona como un reductor de carga para hierba si le quitamos la almohadilla, permitiendo hacer pequeñas vaporizaciones sin que ello afecte a la calidad del vapor.

La cámara de llenado aloja hasta 0,5 gramos de hierba, mientras que con la cápsula se reduce a 0,2 gramos. Algo que gustará a todos, es la facilidad de acceso y llenado de la cámara. Se encuentra alojada en la parte baja, buscando así la mayor ruta posible para el vapor. La forma cóncava o de embudo permite llenar cómodamente la cámara sin que se nos caiga nada de hierba.

Del IQ hereda los ya famosos componentes de zirconia, un material más resistente al desgaste que la cerámica y que también tiene la capacidad de alcanzar temperaturas de hasta 2.400ºC. No es magnético y tiene conductividad térmica muy baja. No es extraño que en ocasiones a la zirconia se le llame “el acero de cerámica“, ya que tiene las propiedades de la cerámica y la dureza del acero.

También mantiene el sistema de Perla de zirconia en la tapa de cierra de la cámara de llenado. Su función es la de devolver el calor nuevamente dentro del horno, dando como resultado un vaporizado de las hierbas más eficaz. Se puede ajustar para reducir un poco el tamaño del horno, pero nuestra sugerencia es optar por la cápsula reductora.

Una novedad en el DaVinci IQ2 es el flujo de aire ajustable. La tapa inferior del vaporizador incluye una ruedecilla que controla mediante cuatro niveles el flujo de aire. Se puede girar para dejar al descubierto de uno a cuatro pequeños agujeros que aumentarán y disminuirán la cantidad de aire que entra en el dispositivo. Esto es importante para el tipo de vapor que se pretenda obtener. Un aumento del flujo de aire hará que el aire pase más rápido por el horno, lo que dará como resultado un vapor más frío y menos denso. Cerrar el los orificios reduce el flujo de aire y el resultado es un vapor más espeso y caliente.

Con respecto a las boquillas, son también iguales a las del IQ. Por comodidad y discreción, la plana es sin duda la mejor. Viene instalada en el vaporizador, no sobresale nada y se adapta muy bien al contorno de los labios. La boquilla alta proporciona un vapor más fresco, pero en cambio se pierde un poco de portabilidad pues le añade 1cm a la longitud total de vaporizador. Ambas también están fabricadas en zirconia.

INTERFAZ

El IQ2 presenta la misma pantalla LED el IQ original. En sí tampoco es una pantalla, sino una serie de LEDS individuales que indicarán los niveles de temperatura y varias configuraciones. Posee un modo silencioso que se puede activar presionando el botón de encendido junto con la flecha hacia abajo una vez para atenuar los LED y subir o bajar su intensidad.

Posee varios también modos heredados del IQ, pero algo modificados y ajustados. Algunos de ellos son modos son prestablecidos, aunque desde un dispositivo móvil y gracias a la conexión bluetooth y una app gratuita se pueden modificar a gusto del usuario. Sin duda cada uno de ellos suponen una experiencia diferente y será el consumidor el que debe decidir cual usar en cada ocasión o cual se adapta más a sus gustos.

  • Interesting post. Vaping has been on the rise but so are the ramifications of it. What happened to good ol’ fashioned smoking or even using edibles? and what do you think of microdosing?

  • Más Artículos
    Nuevo vaporizador portátil Crafty+ de Storz&Bickel
    >