Aprende a diferenciar una planta femenina de una masculina

El sexo de una semilla de cannabis se define durante la fecundación, donde las células sexuales masculina y femenina o gametos se unen para formar el cigoto

Macfoto

El sexo de una semilla de cannabis se define durante la fecundación, donde las células sexuales masculina y femenina o gametos se unen para formar el cigoto. Éste se desarrolla en el interior de la semilla y se convierte en un embrión que al germinar, dará origen a la planta adulta. Existe la creencia que a lo largo de los primeros días de vida de una planta, determinadas condiciones hace que ésta se decante por macho o hembra. Pero no deja de ser una creencia. Si fuese así, no existirían las semillas feminizadas. Simplemente controlando ésas condiciones, se podrían conseguir todo hembras. Cualquiera que haya cultivado semillas regulares, sabe que ésto es imposible.

Cosa bien distinta es que durante la fecundación, el cigoto se incline por el sexo masculino o femenino dependiendo de las condiciones. El cannabis al fin y al cabo ha evolucionado adaptándose a prácticamente cualquier clima del planeta. Ésto hace que en determinadas circunstancias tengan más posibilidades de perpetuar la especie con un mayor número de ratio de machos o hembras. Pero una vez la semilla se ha formado ya tendrá su sexo definido. Y su sexo sólo lo podemos descubrir cuando cultivamos esa semilla.

Salvo que se cultiven semillas feminizadas, es parte del juego encontrarse con algún macho. Y cuánto antes lo detectemos, mejor. En la fase de crecimiento no supondrá ningún problema, pero sí en floración, cuando el polen de sus flores transportado por el viento pueda recorrer varios kilómetros, fecundando cualquier planta que se encuentre en su camino. Y encontrarse semillas en los cogollos no es nada agradable por el trabajo que supone retirarlas para no estropear el sabor de la hierba al fumarla. También una detección temprana servirá para no pasar semanas cultivando una planta de que después debemos retirar. Y además puede llegar a dar tiempo a sustituir esa planta por otra.

Una planta nunca mostrará el sexo hasta que alcance la edad sexual adulta. Ésto no sucederá hasta pasadas las cuatro semanas de vida. Pero en ocasiones, no muestran su sexo hasta mucho después. Algunas incluso sólo lo muestran una vez comience la fase de floración. Así pasadas estas cuatro semanas, es hora de hacer revisiones al menos una vez a la semana intentando localizar lo que se conoce con el nombre de preflores. Éstas comienzan a aparecer en los nudos superiores de cada rama.

¿CÓMO SON LAS PREFLORES FEMENINAS?

Las plantas de cannabis hembra producen unas preflores en forma de gota de agua y de cuya punta salen dos pelitos blancos y lagos. Una vez comienza la fase de floración, los cálices se agrupan unos sobre otros formando los cogollos. Y cada cáliz puede dar lugar a una semilla si es fecundado.

¿CÓMO SON LAS PREFLORES MASCULINAS?

Las plantas masculinas producen preflores en forma de pica de la baraja francesa. Puede producir una en cada nudo, o varias formando racimos. Éstas cuando maduran abren y liberan a los pocos días una gran cantidad de polen de un color amarillento que como decimos, puede recorrer varios kilómetros de distancia.

Más Artículos
acodo_aereo
El acodo aéreo, una alternativa a los esquejes
>