Aprende a hacer un relajante jabón natural de cannabis

Cada vez son más las personas que usan cosméticos con cannabis. Contengan aceite de semillas, u extracto de cannabinoides, sus propiedades se han demostrado beneficiosas. Por un lado el aceite de semillas es un gran hidratante, tiene gran cantidad de ácidos Omega 3 y 6, vitaminas o minerales. Por otro, cannabinoides como el THC y CBD tienen propiedades calmantes, relajantes, cicatrizantes, descongestivas, desinfectantes y en general, curativas.

En nuestro post de hoy te enseñaremos a hacer un jabón natural de cannabis sin sosa caústica. Ésta es uno de los ingredientes de muchos jabones caseros. Es un producto que puede causar quemaduras durante la preparación del jabón. Se puede sustituir en cambio por algunas plantas como la saponaria, también conocida como planta del jabón o jaboneras.

Tiene un alto contenido en saponinas, un glucósido de triterpenoide que es soluble en agua y hace espuma como el jabón comercial. También posee un efecto limpiador. Para extraerlo de la planta, debemos hervirla e infusionarla unos 15 minutos. Además, el jabón nos quedaría líquido si no añadiésemos algún aceite vegetal. Se puede usar de oliva, de girasol, e incluso aceite usado. Y también optamos por la glicerina vegetal neutra, ya que es un producto que no es dañino.

Y también nos podemos aprovechar las las propiedades del Aloe Vera, muy fácil de encontrar. Posee un efecto reparador de las quemaduras gracias a sus propiedades antiinflamatorias, hidrata y suaviza la piel actuando como un excelente regenerador celular. Debido a su alta penetración es un potente cicatrizante. Y elimina las células muertas de la piel y favoreciendo la salud de los tejidos.

INGREDIENTES

  • 5 gramos de cogollos o 50 gramos de hojas de cannabis
  • 50 gramos de raíz de saponaria en polvo
  • 450 gramos de glicerina vegetal neutra
  • El gel de 2 o 3 hojas de aloe vera
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 litro de agua

PREPARACIÓN

Comenzamos como siempre integrando el cannabis en alguno de los ingredientes oleosos, en este caso el aceite. Ponlo en un cazo a fuego lento, añade el cannabis triturado y deja que se cocina unos 20-30 minutos. Cuela para retirar la materia vegetal, y reserva el aceite cannábico.

Por otro lado preparamos la glicerina. Puedes optar por derretirla al baño María, o en el microondas en cortos intervalos de 10-15 segundos. Y al mismo tiempo, pon el agua en un cazo a hervir. Cuando esté en ebullición, retira el cazo del fuego y añade la saponaria y el Aloe Vera. Tapa la olla y deja reposar 30-60 minutos.

A continuación cuela esta infusión, añade el aceite de oliva cannábico y por último la glicerina líquida. Mezcla todo muy bien y viértelo en un molde. Puedes usar una fuente para hacer una bloque grande de jabón que después podrás cortar, o pequeños moldes individuales.

Pasa el molde o los moldes al frigorífico durante el tiempo necesario hasta que se endurezca. Retíralo del molde y ya está listo para usar. Este jabón con THC o CBD puedes usarlo para lavar manos, cuerpo y pelo.

Más Artículos
Crema de cannabis y pimienta cayena para tratar dolores
>