Aprende a hacer yogur cannábico casero en pocos pasos

El yogur es un preparado lácteo de origen turco, aunque algunas fuentes sealan también su origen en los Balcanes, Bulgaria o Asia Central.

Foto: captura youtube

El yogur es un preparado lácteo de origen turco, aunque algunas fuentes le dan también su origen en los Balcanes, Bulgaria o Asia Central. Su nombre deriva del término iaurt. Se cree que incluso es anterior al comienzo de la agricultura, cuando pueblos nómadas transportaban la leche fresca en sacos generalmente de piel de cabra. Con el calor y el propio contacto con la piel del saco, se propiciaba la multiplicación de bacterias que conseguían fermentar la leche. Ésta se volvía una masa semisólida y coagulada.

Como es habitual en nuestro blog, tratamos de adaptar fáciles recetas añadiéndoles cannabis. Es una manera muy saludable de consumirlo y cada vez son más las personas que optan por ello. Además ayudará a variar de las típicas galletas o bizcochos con cannabis.

INGREDIENTES

  • 2,5 gramos de cannabis
  • 500ml de leche entera
  • 50grs de yogur natural

PREPARACIÓN

Realmente la preparación es muy sencilla. Lo primero es integrar como siempre el cannabis. Para ellos usaremos la leche, que pondremos en un cazo a hervir la leche y el cannabis triturado, siempre removiendo para que no se nos salga. Unos 20-30 minutos es suficiente.

Retiramos del fuego, colamos para eliminar la materia vegetal y dejamos que la temperatura descienda a unos 45ºC. Si no dispones de un termómetro de cocina, puedes introducir un dedo en la leche cannábica. Si eres capaz de aguantarlo dentro más de 10 segundos, será la temperatura perfecta.

A continuación vertemos el yogur en un cuenco, y poco a poco vamos añadiendo la leche ya templada, revomiendo bien para que se integren los ingredientes y que no quede ningún grumo, aunque tampoco sería muy relevante.

Pasa ahora en yogur aún líquido a un termo o recipiente de vidrio con tapa. Para terminar, envuelve cada recipiente con un paño de cocina o toalla y ponlos en el lugar más cálido de tu casa. Pasadas unas 12 horas, ya tendremos listo nuestro yogur y debemos conservarlo en la nevera.

También puedes añadirle durante la preparación azúcar, frutas, chocolate, vainilla… un yogur acepta muchos sabores, sólo se trata de los gustos personales de cada persona. Éso si, tómalo siempre bien frío.

Más Artículos
¿Sabías que el cannabis crudo es un alimento de los más saludable?
>