NEWS

¿Qué busca Argentina con su proyecto de cannabis?

25 mayo, 2021, 21:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El proyecto de cannabis de Argentina al fin se develará en las próximas horas, ¿Qué lugar ocupará el país en el mercado internacional?

Restan unas pocas horas para que el Gobierno de Argentina devele el misterio de su esperado proyecto de fomento a la industria del cannabis medicinal.

Entre los pasillos del ministerio de Desarrollo Productivo, el que lleva el timón oficial en este asunto, reina el hermetismo y nadie quiere adelantar letra.

Sin embargo, las cartas de Argentina con relación al cannabis estarían ya echadas sobre la mesa.

Desde el presidente, Alberto Fernández, hasta el último de los funcionarios la idea es convertir a la marihuana en la soja del futuro, tal como publica iProfesional.

El lunes 24 de mayo, el ministerio de Desarrollo Productivo dará a conocer el proyecto de ley con el que buscará impulsar y regular un negocio de 450 millones de dólares anuales.

Es todavía una industria nueva, y mirada con desconfianza en Argentina, uno de los países más reaccionarios de la región con relación al cannabis, y con una marcada influencia de la Iglesia en su sociedad.

Sin embargo, la crisis económica es mas fuerte y, de a poco, el cannabis comienza a ganar terreno e interesar a inversores locales e internacionales.

La causa, según dicen, es que el producto promete buena rentabilidad en el mediano plazo.

Es más, un informe oficial estima que puede llegar a mover 450 millones de dólares anuales a partir de la versatilidad de su uso.

Esto ya atrae la atención de pools de siembra; empresarios del sector gastronómico; laboratorios extranjeros y hasta de una importante multinacional de la alimentación.

No hablamos de un país cualquiera. Argentina tiene la octava porción de tierra más grande del mundo y tiene capacidad para producir alimentos para 400 millones de personas.

Se trata del cultivo del cannabis tanto para uso medicinal como industrial en Argentina, que ya ha sido bautizado como “la soja del futuro”.

Este nombre surgió por el interés que viene despertando entre inversores de diferentes orígenes.

En este sentido, en la mayoría de las provincias del país existen proyectos de este tipo a partir de un prometedor escenario de negocios con un fuerte potencial de crecimiento.

Argentina proyecto cannabis

Proyecto de cannabis en Argentina comienza en provincias

Es cierto que el Gobierno federal recién llega al tema y todavía anda en puntas de pie en una industria que no conoce, y que ha negado durante años.

Es por ello que los primeros desarrollos del país se vieron en pequeñas administraciones, pueblos primero, ciudades después y, por último, provincias.

Uno de esos casos es la provincia de Jujuy (norte), y su empresa estatal Cannava, creada por el gobernador Gerardo Morales, para el desarrollo de medicamentos a partir del cannabis. 

Allí, el mandatario provincial puso a su hijo a cargo de una firma que ya tiene plantaciones y piensa proveer de aceite de CBD tanto local como internacionalmente.

También hay emprendimientos públicos similares en Misiones (este) y San Juan (oeste).

O empresas mixtas, como la del gobierno de La Rioja (oeste) o la Municipalidad de San Pedro (en la provincia de Buenos Aires, este)). 

Y hasta desarrollos enteramente privados como los de la Droguería ABP o Pampa Hemp.

Frente a este contexto, el propio gobierno nacional sentará las bases para regular el futuro de esta “industria”.

Lo hará enviando al Congreso un proyecto de ley que pretende marcar las pautas para el desarrollo del cannabis medicinal e industrial.

El trabajo es interministerial, pero el capitán es sin dudas Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo.

El lunes 24 de mayo presentará el proyecto en el marco de una reunión convocada por el Consejo Económico y Social (CES) de Argentina.

En ese momento se conocerán en profundidad los lineamientos de la iniciativa de ley oficial que Kulfas viene trabajando desde hace, por lo menos, un año.

Los resultados de este proyecto en gran parte se basan en las conclusiones de una investigación realizada por el Consejo para el Cambio Estructural (CCE), que forma parte de la cartera productiva.

De acuerdo al estudio, el mercado del cannabis tiene un potencial de 450 millones de dólares, dinero que surge de comparar a la Argentina con Canadá donde esta industria alcanza un volumen de negocios de 876 millones anuales.

Claro que esa rentabilidad se iría incrementando en el mediano y largo plazo a partir del potencial de desarrollo que presenta.

Esto se debe a que la cadena de valor del cannabis abarca una amplia serie de procesos y actores que van desde el desarrollo de genética en semillas, fitosanitarios y equipamientos.

También por la producción agrícola, seguida de la cosecha, hasta la transformación de la biomasa según los usos que se le quiera dar, por ejemplo, medicinal, recreativo, industrial.

De hecho, el trabajo del CEE anticipa que “las oportunidades de expansión para esta industria no se limitan al mercado medicinal y recreacional”.

Asimismo, estima que el cannabis puede ser utilizado con fines industriales y en horticultura, para fabricar diversos derivados (fibras, cosméticos, papel, materiales para la construcción), así como alimentos, bebidas e infusiones.

Argentina proyecto cannabis
Matías Kulfas y Gerardo Morales

Más trabajo en Argentina gracias a proyecto de cannabis

Según confían en el Gobierno de Argentina, la industria del cannabis genera repercusiones indirectas no solo por la compra de insumos y bienes de capital para sus distintas etapas y segmentos.

“Sino también por la necesidad de contar con servicios de análisis y testeo para garantizar atributos de calidad, trazabilidad, composición y potencia (contenido de THC, principal componente psicoactivo) de la materia prima y derivados”.

“Incluyendo genéticas, perfiles de compuestos, detección de contaminantes y/o agroquímicos, y presencia de patógenos”, afirmaron.

El proyecto de ley de cannabis que impulsa el ministro Kulfas pretende dar un marco regulatorio que se conoce como “Desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial”.

Con el proyecto, el Gobierno quiere asegurar la normas para el cultivo, procesamiento, transporte, venta y utilización (incluyendo fines de investigación) con variedades producidas que tengan un bajo contenido de THC que no permita el consumo adulto o “recreativo”.

Esto último, tomando como ejemplos modelos de otros países más avanzados en la materia como Uruguay, Colombia o Canadá.

El propio Kulfas definió el alcance del proyecto de ley durante un reportaje radial en el cual aseguró que, la del cannabis, se trata de una industria en crecimiento y que promete una expansión muy fuerte a nivel internacional para Argentina.

“Además de estar ofreciendo soluciones medicinales a mucha gente que lo necesita y que hasta no hace mucho estaba en la ilegalidad significa desarrollar una nueva industria”, agregó el funcionario.

Para el ministro existen una gran cantidad de productos y subproductos medicinales e industriales vinculados a este sector.

De todos modos, advirtió que se trata de un negocio que requiere de una fuerte regulación “porque es un tipo de industria que tiene algunos aspectos que están legalizados y otros no, entonces requiere un control específico”.

Para Kulfas, es una industria que se puede llevar a una nueva escala productiva que va a generar mucho empleo y también exportaciones.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular