Australia, un cultivador evita la cárcel por la mala calidad de su cannabis

Un horticultor de Balingup, pequeña ciudad en el suroeste de Australia Occidental cultivó más de 50 plantas de cannabis en un huerto frutal .Evitó ir a la cárcel por la mala calidad de su producción.

Al juzgado del distrito de Bunbury le dijeron que Giumelli, de 37 años, estaba “experimentando” después de investigar por internet cómo cultivar cannabis. Giumelli consumía y compartía con sus amigos, no vendía.

El abogado de Giumelli describió el tema como “ligeramente irónico”argumentando que la razón por la que tenía tantas plantas era porque no era capaz de sacar de un cultivo “material consumible”.

Giumelli fue sentenciado hace unos días cuando se declaró culpable de cultivar y poseer cannabis para suministrar a otra persona.

Después de que registrasen la granja de Balingup la policía descubrió 50 plantas, entre matas maduras y plántulas. También se le encontró en casa unos 300 gramos aproximadamente de material vegetal “infumable”

Durante el registro, Giumelli dijo a la policía que consideraba cultivar “marihuana medicinal”, sobre 170 gramos al año y planeaba compartir con sus compañeros.

Su abogado, Twistie Venning, dijo que Giumelli era un consumidor social de cannabis desde joven y, aunque tuvo períodos de abstinencia, recurrió al consumo diario el año pasado después de una ruptura con su pareja.

El Sr. Venning dijo que el uso de Giumelli “se intensificó” y que gastaba hasta $ 400 por semana ya que usaba más de 28 gr.

Dijo que después de que le resultara difícil adquirir o financiar su hábito, Giumelli decidió tratar de cultivar por sí mismo, aunque su intención era “no producir más de seis onzas”.

“Si hubiera podido cultivar plantas de cannabis hasta el punto de que floreciesen y se desarrollasen los cogollos, no habría tenido 54 plantas, no habría tenido 10 plantas maduras”, dijo Venning.

Evita la cárcel por la mala calidad de la marihuana

“Es un poco irónico que él sea un agricultor entrenado, pero en realidad no logró obtener material utilizable del cultivo del cannabis”. De hecho infumable.

El juez Laurence Levy dijo que le “importaba” aceptar que la gran mayoría del cannabis no era “lo que los consumidores de marihuana denominan” utilizable “.

“Es utilizable, se puede usar de muchas formas, pero todos sabemos que el material de los cogollos es la parte buscada de la planta”, dijo.

El juez Levy dijo que si bien el cannabis no era una droga inofensiva, había fuertes factores mitigantes en el caso de Giumelli, incluido su “remordimiento veraz” y su compromiso de rehabilitarse.

Giumelli fue sentenciado a 12 meses de cárcel aunque suspendida la sentencia sujetándose a supervisión y requisitos del programa.

Más Artículos
EEUU, tragedia en Kansas: un usuario de marihuana medicinal muere después de una redada policial
>