Batido de cannabis y mango, refrescante y muy intenso

Algunos estudios realizados han encontrado que el mango es capaz de intensificar los efectos del cannabis debido a su gran contenido en mirceno

El cannabis y el mango se llevan estupendamente bien. Algunos estudios realizados han encontrado que el mango es capaz de intensificar los efectos del cannabis debido a su gran contenido en mirceno, un terpeno que precisamente también se encuentra en el cannabis. Se trata de un carbohidrato monoterpénico lineal que ayuda principalmente al CBD y al THC a traspasar la barrera hematoencefalica hasta 4 veces más rápido. Ésto hace que no sólo se potencien los efectos de estos cannabinoides, sino que también se prolonguen sus efectos.

Cuando se pretenda sacar partido de ésto, lo ideal es siempre consumir el mango unos 40-50 minutos antes que el cannabis. En primer lugar los terpenos de la fruta entrarán al torrente sanguíneo. Posteriormente al consumir cannabis, y aunque todavía no existe una explicación científica detallada, parece ser que sus terpenos se adhieren en el torrente sanguíneo a los terpenos del mango, lo que aumenta su duración e influencia en el sistema endocannabonoide. Otra opción es consumir ambos a la vez, que aunque no sería lo más apropiado, sí se notará. En nuestro post de hoy unimos cannabis y mango en un delicioso batido muy rápido y fácil de hacer.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 1 mango
  • 1 plátano
  • Medio litro de leche
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 gramos de cogollos

PREPARACIÓN

Los tricomas del cannabis no son hidrosolubles, es decir que no se disuelven en agua. Son liposolubles, es decir que se disuelven en grasas, aceites u otros solventes orgánicos. En este caso contamos con la leche, así que comenzamos haciendo una leche cannábica.

Para ello por en un cazo a hervir la leche. Cuando comience a hervir, baja el fuego al mínimo y añade los cogollos de cannabis triturados. Remueve de vez en cuando durante unos 35-45 minutos. Cuela para retirar la materia vegetal, deja enfriar un poco la leche cannábica y pásala a la nevera.

Mientras el cannabis se infusiona en la leche, te dará tiempo a preparar la fruta. Aunque puedes hacerlo en el momento de hacer el batido, te aconsejamos que cortes las piezas en trozos pequeños y las metas en el congelador hasta el momento de usarlas. El batido saldrá más cremoso y por supuesto más frío.

Cuando la leche cannábica y la fruta estén bien fríos, tan sólo nos queda añadir todos los ingredientes en un vaso de batidora y batir muy bien. El mango es una fruta muy fibrosa que cuesta licuar perfectamente. Puedes añadir más leche en cualquier momento si ves que el batido queda muy espeso, dependerá del tamaño de las frutas.

Dos gramos de cannabis ingerido es una dosis más que considerable, así que por muy que esté, no bebas más de 1/4 parte hasta haber esperado un tiempo prudencial. Hasta pasada una hora es probable que no se aprecien los efectos del cannabis. No conviene abusar sin conocer qué efectos nos proporcionará. En este caso los excesos pueden llegar a ser muy desagradables.

Más Artículos
Estudio: el cannabis viable para combatir el dolor por cáncer aún reduciendo opioides
>