California, se perderían millones sin marihuana medicinal

San Diego, EEUU -Los cuatro procuradores federales en California confirmaron hoy la orden a más de 1,000 distribuidores de marihuana con fines terapéuticos de suspender operaciones para diciembre o enfrentarán sanciones.

La venta de marihuana con fines médicos en California se traduce en unos $1,300 millones anuales, y aporta al estado hasta $105 millones en impuestos de ventas cada año, según vendedores en el anonimato.

California vende la droga con fines terapéuticos con base en una ley estatal aprobada en 1995 -la primera de su tipo en el país- pero ahora los procuradores advirtieron que la legislación estatal contradice las leyes federales.

Según los procuradores, entre ellos la fiscal para la frontera de California con México, Laura Duffy, cuando se trata de confrontar una legislación estatal con una federal, prevalece ésta última.

La ley de “consumo compasivo de la marihuana” de California buscaba proporcionar legalmente la droga solo a enfermos terminales con síntomas insoportables.

Sin embargo ahora basta una receta de un médico con licencia estatal, que considere que cualquier paciente requiere de marihuana para aliviar males tan comunes como la migraña, el insomnio, la tensión nerviosa o la gastritis.

Según más de 1,000 “dispensarios” o distribuidores de marihuana medicinal, en el estado habría unos 400 mil pacientes que consumen cotidianamente la droga, pero muchos otros están fuera de registro.

California fue el primer estado en aprobar una ley de consumo “compasivo” de la marihuana y el año pasado intentó aprobar una ley para ser el primero en autorizar su consumo libre.

Los impulsores de la fallida Proposición 19 de 2010 intentan llevar su propuesta nuevamente a elecciones en 2012.

 

Fuente LaOpinion

0 Compartir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
México, Vicente Fox, un expresidente convertido en lobbista cannábico