California sigue gozando del turismo cannábico

El turismo del cannabis crece en California, el estado de Estados Unidos que más provecho cultural le saca al mercado del cannabis. Ahora, una empresa llamada Green Tours ofrece un recorrido de cuatro horas que incluye una visita a un dispensario que vende no solo hierba sino muchos comestibles como caramelos y chocolates por 89 dólares, pero además, también ofrece la posibilidad de fumar marihuana con estrellas.

Fue en 2016 que California aprobó el uso recreativo del cannabis. Ese mismo día, Gene Grozovskiy, hijo de un ruso de 58 años que por décadas ha sido guía turístico, acondicionó un bus y se puso a pasear a turistas en Los Ángeles, el mayor mercado del mundo y donde el aroma a hierba es algo ya cotidiano. Ho ha sido nada fácil para el bueno de Gene, que se vio envuelto en numerosas trabas legales y, sobre todo, impositivas.

“Al principio la industria del cannabis no nos aceptaba y la industria del turismo tampoco”, recuerda el empresario de 35 años. “Fue un año tocando puertas y batallando”, aseguró el emprendedor que, después de cerrar en rojo en 2018, proyecta sus primera ganancias para este año.  No está solo, otras compañías como Green Line Trips, Weedology, Dope Tours o Food High florecieron en pocos meses -tras la despenalización del consumo recreativo del cannabis, que entró en vigencia el 1 de enero de 2018- y ya comienzan a aparecer en las páginas turísticas.

Un recorrido de cuatro horas

El recorrido de Green Tours dura unas cuatro horas y cuesta 89 dólares. Incluye una visita a un dispensario que vende no solo hierba sino muchos comestibles como caramelos y chocolates, a una plantación que queda allí mismo y a una fábrica de pipas y artefactos de vidrio para el consumo de cannabis. También para en una casa para fumar. Cuesta 89 dólares.

Grozovskiy evitó tomar alguno de los muchos paseos que se ofrecen en Los Ángeles, como los que visitan supuestas casas de famosos. Quería algo original y ahora ofrece, por ejemplo, una sesión para fumar con el actor Tommy Chong, de “That’70’s Show”, que cuesta 179 dólares. En el futuro espera contar con otras celebridades como el rapero Snoop Dogg.

Subamos al bus de Gene. En el recorrido vamos a conocer al guía Ryan Lance que a bordo contará la historia del cannabis y cómo en Estados Unidos comenzó a ser usada como medicina y luego criminalizada, aunque su uso recreativo sea legal en 10 estados, incluido California, y en la capital Washington DC. Lance puntualiza en su relato los alcances de esta ley que, según expertos, ha llevado a una caída considerable de los arrestos relacionados a marihuana, que fueron millones en las últimas décadas.

Dispensario de cannabis, visita obligada

También iremos al dispensario de Scott B, quien explicará con una precisión a veces inentendible los tipos de planta que existen, si son hembra o macho, cómo se cruzan o el riesgo del polen, así como la luz y agua que requieren. También nos hablará sobre los impuestos, las estrictas pruebas que podrían llevar al descarte de millones de dólares en hierba, y hasta cómo algunas empresas emplean a niños de 5 años para probar la seguridad de sus envases.

Hay de todo en el circuito de Green Tours. También la posibilidad de fumar mucha mota, olvidarlo todo, y tener que comenzar de nuevo

Por Rama

Más Artículos
Alemania, parque de Berlín habilita zonas para ventas de drogas
>