Canadá abre tiendas para vender cannabis

La legalización del pasado 17 de octubre ha revolucionado a la sociedad canadiense y al largo tendal de interesados que se extiende desde México hasta Argentina. Sin embargo, hasta ahora, los canadienses la solicitaban al portal de la empresa de distribución del gobierno.

Hace algunos días abrieron sus puertas las primeras tiendas minoristas de marihuana para uso recreativo en Ontario, el mayor mercado del país. La noticia provocó que se formaran largas filas de clientes en las tiendas de la ciudad, seis meses después de su legalización.

En diciembre se celebró un sorteo para conceder licencias para abrir tiendas de marihuana, pero apenas 10 de los ganadores llegaron a tiempo para el gran día. Según fuentes de la industria, hay más de 2.000 peticiones para abrir tiendas en Ontario, pero la provincia con una población de 14 millones permitió que apenas 25 comenzaran su actividad.

En Toronto, decenas de personas acamparon toda la noche fuera de la única tienda de la ciudad, Hunny Pot Cannabis Co., mientras que en la capital de Canadá, Ottawa, un cliente, vestido con una parka y una gorra, dijo que esperó dos horas bajo el intenso frío para ser el primero de la fila en el comercio Fire and Flower.

“Esta es la apertura del mercado minorista en Ontario, que es el más grande de Canadá, por lo cual tenemos muchas esperanzas para nuestra tienda insignia aquí en la provincia”, dijo a la AFP Trevor Fencott, director ejecutivo de Fire and Flower. “Esperamos fuertes ventas hoy”, dijo Fencott mientras veía a clientes acudir a su local de Byward Market, en el centro de Ottawa.

El empresario, que tiene otras nueve tiendas en Alberta y Saskatchewan, se asoció con un contador local y un antiguo vendedor para ingresar al mercado de Ontario.

En octubre pasado, Canadá se convirtió en el segundo país después de Uruguay (2013) y en la primera economía del G7, en legalizar el uso recreativo del cannabis. En los últimos seis meses, un mosaico de tiendas en línea y otras en espacios físicos se han desplegado en todo el país, a medida que cada provincia desarrollaba su propio marco de venta de cannabis al por menor.

Combate a las clandestinas

Para las autoridades de Toronto no todo es color verde y han declarado que continuarán tomando medidas contra las tiendas de marihuana ilegales que operan en la ciudad.

Según Don Peat, un portavoz de la oficina del alcalde John Tory, ahora se está aplicando la ley contra las tiendas ilegales de cannabis. Se estima que hay 28 de ellas que operan actualmente en Toronto, en comparación con las mas de 90 tiendas que abrieron hace 18 meses.

Mark Sraga, el director de Servicios de Investigación para Licencias y Normas Municipales, dijo que su equipo planea cerrar varias tiendas ilegales que se niegan a cumplir con la ley. Algunas de las tiendas han reabierto incluso después de que los oficiales de cumplimiento de la ley las hubiesen cerrado de manera oficial.

Peat explicó que entre el 17 de octubre de 2018 y el 1 de abril de 2019, cuando se abrieron las primeras tiendas legales en Ontario, se presentaron 19 cargos bajo la Ley de Delitos Provinciales contra operadores de tiendas de marihuana ilegales. Señaló que aquellos a quienes se les haya abierto un procedimiento judicial ya no serán elegibles para solicitar licencias minoristas legales de cannabis.

  • Más Artículos
    Assonabis Club presenta: ¡420 Street Art !
    >