Canadá, la nueva perla para el turismo cannábico

La legalización del cannabis de uso lúdico en Canadá ha disparado todo tipo de negocios, y de todos los tamaños. Otros, se han blanqueado, como es el caso de algunas compañías que ahora sí pueden organizar sin esconderse cenas de lujo, masajes y tours en los que los viajeros pueden probar el cannabis en todas sus formas.

Es así como los canadienses están convirtiendo al cannabis en un elemento de lujo con influencia en la gastronomía, la cultura y hasta el turismo, y eso está haciendo que el mundo entero voltee a ver al país como un destino turístico cada vez mas atractivo. La cadena de noticias CBC reportó que se espera que los canadienses gasten más de 5.000 millones de dólares en marihuana en 2019, así que este es un mercado con posibilidades infinitas, pero no solo son los canadienses quienes buscan cannabis, sino que viajeros del todo el mundo visitan el país con el único objetivo de probar este producto que sigue siendo ilegal en en lugar de donde vienen.

El turismo High End

En Canadá ya existen algunas compañías que están haciendo del cannabis un elemento fundamental del turismo “high end”, y han desarrollado una serie de “experiencias” de lujo en las que ofrecen a los viajeros la oportunidad de experimentar con cannabis en diferentes formas.

La mayoría de los turistas van directo a los dispensarios. Tal como ocurre en Holanda. Y que se apuren, antes que el desabastecimiento que ya afecta a algunos ciudadanos termine también con los cogollos para turistas. Aquellos que buscan opciones más exclusivas tienen alternativas que combinan el cannabis con el lujo, y que son para los entusiastas y conocedores que están dispuestos a invertir un poco más en sus vacaciones.

Compañías como Butiq Escapes, con sede en Victoria, Columbia Británica, tienen opciones que ofrecen “experiencias refinadas que no se alinean con la mentalidad del consumidor típico”. Esta empresa ofrece un tour en el que un guía acompaña a los viajeros en el aeropuerto y los lleva a acampar en las montañas, en donde pueden fumar un poco y disfrutar de una buena comida.

También te puede interesar:

Vice entrevistó a Ryan Clarke, de Butiq Escapes, quien dijo que querían “ser los primeros en ofrecer una experiencia más sofisticada, ya que ninguna otra agencia de viajes en el país parecía querer adentrarse en este mercado, pero no somos tímidos y amamos el cannabis, así que fue una buena opción”. Otras empresas ofrecen paquetes diseñados especialmente a la medida y necesidades de cada viajero, y ofrecen actividades como masajes con aceite de cáñamo, cenas infusionadas con cannabis y hasta bodas con tema de marihuana.

Además, a lo largo del país se están organizando tour privados creados especialmente para que los viajeros puedan fumar, comer o conocer más sobre la marihuana, y se espera que esto se convierta en una parte importante de la industria del turismo.

Una de esas personas que organiza cenas secretas de cannabis es el chef Travis Petersen. Lo hace en distintos lugares de Canadá su cuenta en Instagram, the_nomadcook, ya supera los 3.000 seguidores.

Más Artículos
Nueva Zelanda, 75% de los maoríes quieren legalizar el cannabis dice estudio
>