NEWS

2021, cáñamo en Europa y la defensa de su cultivo

20 septiembre, 2021, 15:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El cáñamo en Europa se define como “una planta de Cannabis sativa L. – o cualquier parte de la planta – en la que la concentración de tetrahidrocannabinol (THC) es menor que el nivel máximo regulado”. El cáñamo no se debe confundir con el cannabis “para uso recreativo”, comúnmente conocido como “marihuana”, variedad de cannabis con niveles altos de THC, 

En la actualidad y aunque esta en revisión el cáñamo en Europa, es la Política Agrícola Común la responsable del establecimiento del nivel máximo de THC permitido para el cultivo de la planta en el campo. También hoy en día, muchos países de la Unión Europea siguen prohibiendo o tienen regulaciones poco claras sobre el uso y la comercialización de sus flores, ya que están consideradas “incorrectamente como narcóticas”, incluso si el nivel de THC está por debajo de los umbrales establecidos en la regulación del cáñamo en Europa.

Para que sea un cultivo rentable, los agricultores europeos deben poder maximizar sus ingresos mediante la utilización de toda la planta, especialmente las flores y las hojas. Por eso, la Asociación Europea del Cáñamo Industrial (EIHA) defiende lo que llaman un enfoque de “planta completa”, es decir utilización y comercio de todas las partes inclusive las flores.

Los transformadores de cáñamo en Europa obtienen el 90% de su materia prima dentro del continente, dice EIHA . Más de la mitad de las flores y hojas que se comercializan en el territorio europeo se utilizan para la producción de complementos alimenticios e incluyendo los extractos de cannabidiol o CBD.

En caso de textiles y debido a los precios relativamente altos de las materias primas, la falta de suministro de fibra y la escasez de instalaciones de fabricación, su producción es limitada. Existió anteriormente un enorme mercado de consumidores de fibras de cáñamo hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Para hacernos una idea, en los años treinta del siglo XX, el cultivo sembrado de cáñamo de Rusia era de casi 700.000 hectáreas, y esta superficie cubría el 40% de las necesidades de cáñamo en el continente. Para hacernos una idea, en esos tiempos y solo en Italia y la antigua Yugoslavia, existían 100.000 hectáreas en cada uno. Actualmente, en toda la Unión Europea apenas existen cultivos por 50.000 hectáreas. Francia es el mayor productor y le sigue Italia y Holanda.

Aunque en Europa no se ha desbloqueado todo el potencial del cáñamo, esta industria crece muy rápidamente. Entre el año 2013 y el 2018, se aumentó un 70% en el número de hectáreas dedicadas al cultivo de cáñamo en Europa. Desde el año 1993, la cifra de hectáreas cultivadas habría aumentado un 614%.

La Asociación Europea del Cáñamo Industrial (EIHA) vela por los intereses del colectivo

Cáñamo en Europa

La Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA) es quien representa los intereses comunes de los agricultores, productores y comerciantes que trabajan con fibras, agramizas, semillas, hojas y cannabinoides. Su principal tarea es servir, proteger y representar al sector del cáñamo en Europa y colaborar en la elaboración de políticas internacionales. La EIHA abarca los diferentes ámbitos de aplicación del cáñamo y su uso: materiales de construcción, textiles, cosméticos, piensos, alimentos y suplementos, etc.

“El cáñamo se ha beneficiado mucho de esta coyuntura y ha aprovechado sus características innovadoras. Con sus múltiples aplicaciones para el textil, la construcción, la alimentación y el bienestar. El cáñamo es capaz de ofrecer un modelo de negocio sostenible y resistente que sería un ejemplo para todo el sector agrícola.

Para fomentar la transparencia en el mercado del cáñamo y favorecer su desarrollo, EIHA, ha realizado una encuesta sobre el sector europeo del cáñamo, evaluando sus principales datos agrícolas. Los resultados se presentan en este documento: esperamos que esto despierte la curiosidad de las partes interesadas, así como el interés de la comunidad agroalimentaria en general.

Una nueva revolución agrícola está llamando a nuestra puerta y el sector del cáñamo está más que muy preparado para acogerla. Esperamos que la UE siga las tendencias del mercado y cambios normativos que atraigan las inversiones necesarias para aumentar la producción y el consumo de cáñamo, necesarios para aumentar la producción y la comercialización de productos de cáñamo”. Dice en comunicado Daniel Kruse, Presidente de la EIHA

Eiha
Plantas de cáñamo

Defensa del cáñamo en Europa por parte de la EIHA

La Política Agrícola Común (PAC) está siendo consultada por el Parlamento Europeo y es una oportunidad importante para presionar por el aumento del contenido de THC (tetrahidrocannabinol) de las variedades permitidas en Europa. La EIHA ha estado trabajando con los eurodiputados para aumentar los niveles de THC del 0,2% al 0,3%.

Según, la propuesta original de la Comisión Europea para la PAC, las variedades permitidas deben plantarse a partir de semillas de un contenido inferior al 0,2% de THC. EIHA trabaja para que el nivel sea del 0,3% como en EEUU, Canadá y otros países.

Ya desde 1976 a 1999 se permitió plantar semillas de concentración de 0.3% de THC y ese limite para el cáñamo industrial se utilizaba a nivel internacional. Luego se bajó del 0,3% al 0,2% como posible medida para evitar el cultivo de marihuana en cultivos de cáñamo industrial. Nunca se presentó evidencia alguna que respaldase la efectividad de esta medida.

Ese límite bajo de THC (0,2%) en toda Europa restringe considerablemente la elección de variedades para los agricultores europeos. Por tal motivo, la industria europea del cáñamo está en desventaja competitiva con el resto del mundo donde los límites se sitúan desde el 0,3% hasta el 1,0%.

Un límite más alto facilitará el crecimiento de la industria europea del cáñamo con grandes beneficios económicos y ambientales. Hoy en día, con el 0,2″% de THC se pueden elegir entre 60 variedades, con un 0,3% serían sobre 500 variedades las disponibles; permitiendo variedades mas resistentes, con menos enfermedades y más robustas en la producción de fibras y con más rápido crecimiento.

Un mayor límite de THC permitido producirá mayor diversidad fitogenética (PDG). De hecho, las plantas de cáñamo que se utilizan hoy en Europa son el resultado de un largo proceso de cruces que socava la herencia genética y, por tanto, la fuerza de las plantas. Tener nuevas variedades proporcionará una mayor diversidad genética del cultivo de cáñamo europeo, en definitiva, mas calidad y mayor producción.

Por todas estas razones, la EIHA acogió el voto AGRI Comisión del 2 de abril de 2019, el apoyo a la solicitud EIHA para restaurar el antiguo límite de 0,3% . El 23 de Octubre de 2020, el Parlamento de la Unión Europea aprobó aumentar el THC permitido para el cáñamo industrial del 0,2% al 0,3%, medida que aún está por implantar.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular