LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
El cannabis desde la perspectiva de la medicina tradicional india, Ayurveda

El cannabis desde la perspectiva de la medicina tradicional india, Ayurveda

0 198 vistas

El cannabis crece asilvestrado en el Himalaya, en la India desde el este de Cachemira hasta Assam en el oeste, pero también en Irán y en Asia Central y Occidental. Con el nombre latín “Cannabis indica”, posteriormente “Cannabis sativa”, se ha demostrado que el cannabis crece y creció además de tener una utilización tradicional en la India. El cannabis se cultiva hoy principalmente en las regiones tropicales y subtropicales de la India.

En los textos médicos tradicionales de la India, el cannabis se mencionó por primera vez hace unos miles de años en Atharva veda, y los textos ayurvédicos tradicionales no mencionan esta planta hasta la Edad Media. Los nombres ayurvédicos de cannabis son “vijaya” – (el que conquista) y “siddhi” (fuerza fina), “logro”. Ayurveda distingue entre tres partes terapéuticas de la planta. Tienen una acción ligeramente diferente en el cuerpo y tienen distintos nombres. “Bhang” es el nombre de las hojas de las plantas masculinas y femeninas, y en algunas regiones de la India el nombre también se usa para las flores de la planta masculina. El nombre “ganja” se da a los picos florales o cogollos de la planta femenina. Charas es el nombre de resina de la planta, que se extrae naturalmente de las hojas, tallos y frutos de las plantas. Éstas crecen en las montañas entre 2000 y 3000 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, existe cierta confusión acerca de los nombres en la India: en la zona meridional y occidental de este país, la diferencia de significado entre los nombres “bhang” y “ganja” casi ha desaparecido. El nombre “ganja” se utiliza para denotar la planta de cannabis en su conjunto, incluidas las hojas. El nombre “bhang” en algunas regiones es una bebida hecha de cannabis.

En la Farmacopea de la India, todas las partes de la planta están etiquetadas como poco narcóticas (la sustancia más poderosa está en la resina de la planta hembra). Pero diferentes partes de la planta también pueden estimular la digestión, actuar como analgésicos, estimulantes del sistema nervioso, pueden tener acciones sedantes, espasmolíticas y diuréticas. La planta es, según el Ayurveda, la energía principal (virya), el calentamiento y su uso a largo plazo seca el cuerpo. Con un uso moderado, primero funciona como un estimulante del sistema nervioso y un poderoso afrodisíaco y luego su efecto es calmante. El uso habitual y prolongado de cannabis provoca un desequilibrio de las tres fuerzas fisiológicas principales en el cuerpo (como lo reconoce el Ayurveda): vata, pitta y kapha- y como resultado de este desequilibrio se puede sufrir indigestión, melancolía, impotencia sexual y debilitamiento crónico.

En el Ayurveda el “bhang” se utiliza para tratar la presión sanguínea alta (esta terapia es generalmente de duración limitada, ya que la presión arterial alta es corregido por otras medidas ayurvédicas). Algunos luchadores de las artes marciales en el norte de la India, toman “bhang” con una pasta de almendras, pistachos, pimienta negra, azafrán, pétalos de rosa, etc. Todo esto se mezcla con leche de vaca fresca para asegurar la concentración a largo plazo durante la práctica agotadora todo el día y para ayudar al cuerpo (ya que su arte exige que el cuerpo sea lo más pesado posible ) para absorber grandes cantidades de alimentos sin perder su poder digestivo.

El jugo fresco de hojas (bhang) también se usa para tratar la caspa como una medida preventiva contra los parásitos en el cabello, también contra infecciones bacterianas e infecciones de oído.

El jugo también es un diurético y, por lo tanto, se utiliza en el tratamiento de la inflamación de la vejiga y los cálculos renales. El polvo seco de la hoja se aplica a las heridas frescas para estimular la cicatrización.

Se usa una cataplasma de hojas frescas trituradas en la piel en casos de las diferentes infecciones de la piel, erupciones cutáneas, neuralgia, por ejemplo erisepelas, herpes zoster, varicela, eczema, etc., con el fin de reducir el dolor y el picor.

En combinación con otras hierbas

En combinación con otras hierbas, el “bhang” se puede usar contra la diarrea; para este fin, se suele combinar con la nuez moscada. Con hierbas digestivas como el comino, el eneldo o el anís, el “bhang” puede ser excelente para estimular el apetito y la digestión. Con hierbas afrodisíacas y alimentos como almendras, nueces, semillas de sésamo o azafrán, se convierte en un excelente afrodisíaco. Cuando las hojas o bhang por otro lado, se mezclan con el tabaco, la planta disminuye el apetito y actúa como un anti-afrodisiaco. En estos casos las acciones de la planta del cannabis son modificadas por otras hierbas en la mezcla.

El narcótico más potente se encuentra está en la resina de la planta, charas, y se usa en Ayurveda en fuertes condiciones psiquiátricas, en condiciones maníacas, a veces también (uso a corto plazo) en insomnio crónico, fases de tuberculosis y tumores malignos. También se aplica a los casos de enfermedad crónica debilitante, tos seca y tos ferina, y en los pacientes con cáncer de pulmón, los médicos ayurvédicos prefieren el cannabis al opio porque el cannabis (en comparación con el opio) no causa náuseas ni pérdida de apetito, estreñimiento o dolor de cabeza.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 157 vistas
La liberación del cannabis en México va tomando forma gracias a un motor inmóvil que crece por contagio: el entusiasmo de empresarios y emprendedores.

0 43 vistas
¡Otra gran cita con Assonabis Talks! De marcado sabor internacional y con activistas por los derechos humanos más importantes del panorama actual

0 183 vistas
Hace apenas unas horas, dábamos cuenta de un mega cultivo que tendría lugar en la provincia de San Juan, a unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires

0 110 vistas
Tanto la Cámara de Representantes como el Senado aprobaron la Ley Agrícola de 2018 que legaliza el cáñamo o hemp en todo el país