El cannabis en Nepal, capital del cannabis en los 70

Foto: Youtube

Nepal es un país situado entre China e India. Famoso por albergar algunas de las cimas más altas del planeta, entre ellas el Everest . En total cuenta con ocho ochomiles o montañas superiores a 8000 metros de altitud, del total de 14 que existen. Aunque actualmente el cannabis es ilegal, sigue siendo un país con una cultura cannábica muy extendida.

Desde una perspectiva religiosa, se pueden ver a los sadhus (devotos de Shiva) fumando cannabis en las instalaciones del templo. Una vez al año en el mes de febrero, los hindúes celebran Maha Shivaratri donde se fuma cannabis como una costumbre tácita entre los jóvenes.

También el movimiento hippie en los 60 y 70, congregó en Nepal y especialmente su capital Katmandú, a miles de jóvenes buscando paz espiritual y sobretodo cannabis. Esta ciudad llegó a conocerse como la capital mundial del cannabis. En el año 1973 y después de mucha presión del gobierno estadounidense, terminó ilegalizándose la hierba como sucedió en muchos otros países

Una parte de la Plaza Durbar de Katmandú recibe el nombre de Freak Street en referencia a aquella era Hippie tan interesante, y donde era tan fácil comprar cannabis de gran calidad a muy bajo precio.  Hoy en día aún se pueden obtener en pequeñas cantidades si saben dónde ir, aunque en general no merece la pena arriesgarse.

En cuanto a la planta, se puede ver cannabis creciendo alrededor de los valles de Katmandú a simple vista. Incluso a las orillas de la carretera de la circunvalación. Lejos de grandes ciudades las plantas se encuentran en todos lados. Especialmente son variedades sativas, aunque la influencia de la India hace que también existan híbridos estables en ciertas zonas.

Tras la cosecha, los campesinos se pasan horas frotando los cogollos con las manos para obtener las famosas charas. Éste es considerado por muchos el mejor hachís del mundo. Un solo gramo puede llegar a costar más de 20 euros en occidente, por lo que para muchos campesinos y llevados por la necesidad económica se dedican a producir charas. Ésta es también una costumbre extendida por diversas aldeas del Himalaya de la India.

Pese a como decimos ser una planta ilegal, al ser una especie nativa es complicado que las autoridades sigan el rastro de los productores. Además suelen variar las zonas de sus cultivos, llevándolos cada vez a zonas las altas para evitar las redadas. Son miles de familias de la región que sobreviven produciendo esta deliciosa extracción.

Las landrace más famosas

Entre algunas de las variedades landrace más famosas están Nepalese (Bart) (índica/sativa), Nepal Highlad de Annapurna, Nepal Highland de Chitwan y sativas locales de Baglung y Katmandú. En general y pese a dominar las sativas, en su mayoría tienen comportamientos de índica, contenidas y de floraciones más cortas que otras sativas más exóticas.

El ejemplo más claro es la Nepal Highland. Una 100% sativa de montaña que tiene un patrón de crecimiento que recuerda más a las índicas. Su tamaño es contenido y el espacio internodal no excesivo. Algunos fenotipos tienden a ramificar bien, pero otras tienen una estructura piramidal con un gran cogollo central. Y lo que más llama la atención, son las 8-9 semanas de floración y producción elevada para tratarse de una sativa landrace.

  • AGRADEZCO a aquel cultivador de la Isla de Mayorca que hace unos 7 años atras me envió unas Critical Mass x JoTaKe (SATIVA NEPALI de tonos azulados).
    Esa landrace la consiguió ALEX la mano negra, en uno de sus viajes…
    Voy por las F3.

  • Más Artículos
    Gibraltar también se apunta a la industria del cannabis medicinal
    >