El cannabis va a la conquista del toro de Wall Street

Muchos recuerdan la historia de Ferdinando, el feroz toro que sucumbía ante los encantos de una flor, para convertirse en el más sensible de los seres. La animación, que tuvo una remake en 2017, podría repetirse en 2019, aunque en un sentido más metafórico. El famoso toro de Wall Stret, ese que acecha a una indefensa pero valiente niña, también de bronce, en la populosa esquina de Broadway Avenue y Whitehall Street, cederá ante otra flor, la de cannabis.

En Wall Street, el centro bursátil más importante del mundo occidental se vive una verdadera euforia por la marihuana. Y todo tiene que ver con Canadá. Desde que los vecinos han aprobado el consumo de esta planta con fines recreativos, son varias las compañías que han iniciado o anunciado planes para saltar a la bolsa estadounidense.

En la Bolsa de Toronto ya existen docenas de compañías vinculadas al negocio de la marihuana que han tenido su debut en los últimos meses. Sin embargo, los expertos se decantan por un desplazamiento hacia el sur. Mientras que en Canadá la mayoría de firmas del sector están especializadas en el uso recreativo de la planta, en EEUU existe una mayor diversificación de actividades que, en muchos casos, no supone ni el manejo directo del cáñamo. Eso significa un terreno de juego más amplios, en el que quepan más jugadores.

Uno de esos ejemplos es Pax Labs. La compañía no produce ni toca la marihuana, sino que se dedica a la fabricación y venta de vaporizadores. Además, acaba de fichar a un nuevo director ejecutivo con 15 años de experiencia en el sector consumo. El mismo que hace una semana anunció que está planeando “una ronda de financiación en 2019 antes de un potencial debut bursátil” para llegar al campo con unas finanzas más saneadas.

Otro caso es el de KushCo, que se dedica al negocio de embalajes para distintos productos de cáñamo. Se dedican al cannabis, aunque ninguno de sus empleados toque alguna vez un cogollo. Suficiente como para poder esquivar las leyes federales que impiden que las compañías dedicadas al comercio de la planta puedan cotizar en mercados oficiales. Esta empresa ya tiene hecho medio camino, ya que sus acciones vienen negociando desde antes en operaciones OTC, siglas que en inglés designan la negociación entre particulares fuera de mercados regulados.

Cotizar en el Nasdaq o NYSE

El consejero delegado de la firma, Nick Kovacevich, dijo que la compañía ha estado trabajando “en los últimos meses” para cotizar en el Nasdaq o el NYSE “en la primera mitad de 2019”.

El interés no se limita a los Estados Unidos. Un particular éxodo podría estar llegando desde Israel, cuyas compañías de consumo y tecnología tienen un amplio historial de exitosas colocaciones iniciales de acciones en la Bolsa de Nueva York, gracias también a los acuerdos económicos suscritos entre Washington y Tel Aviv.

El impulso para el debut para compañías como InterCure, dedicada a la siembra, cosecha y exportación de cannabis con fines medicinales, ha llegado desde las propias autoridades israelíes. El parlamento del país mediterráneo acaba de aprobar una ley que permite esta actividad de exportación que promete engordar sustancialmente el negocio de esta y otras compañías del sector. Aunque la norma todavía debe ser ratificada, todo apunta a favor de la venta de cáñamo a terceros países.

Otras compañías especializadas en la gestión de datos sobre la industria como Headset, BDS Analytics y Frontier Financial Group se colocan como firmes candidatas a un próximo estreno bursátil, según diferentes analistas.

Por Rama

0 Compartir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
EEUU, Flying Dog se asocia con Green Leaf Medical para crear cerveza con cannabis