Colombia, de cultivar arándanos a cultivar cannabis

Colombia lo tiene todo para ser la tierra prometida. Su verano eterno hace a las tierras del café un lugar fértil para todo tipo de cultivos, desde arándanos a cannabis. Esa fue precisamente la transformación que transitó una empresa familiar a la que un viaje a Canadá le cambió todos los planes.

Seducidos por la gran posición que ganó el arándano en el mercado internacional de la fruta, Paola y Andrés Castañeda comenzaron a producirlo, allá por el año 2015. No estaban errados. En ese momento, los arándanos, considerados como una de las ‘súper frutas del siglo XXI’, se hicieron famosos gracias a sus grandes propiedades nutricionales y antioxidantes, dentro del boom de una alimentación saludable, que conquistó y se expandió en mercados como el del Reino Unido, y de allí hacia el mundo. Luego, con el avance de los estudios mundiales también se descubrió que esta fruta era ideal para la salud cerebral y la disminución del alzhéimer, abriendo aún más el espectro del mercado. 

“Sondeamos las oportunidades y encontramos que tenía un alto potencial de crecimiento, así que utilizamos el mejor material vegetal traído directamente desde Oregon (Estados Unidos), y paralelamente iniciamos el proceso de acercamiento para la venta de arándanos, con uno de los principales mayoristas ubicado en Bogotá”, comentó Andrés Castañeda a la revista Portafolio de Colombia.

Durante 2016, estos especialistas en finanzas, que hasta ese momento habían estado en el sector petrolero, perfeccionaron el concepto del producto, se acercaron al mercado objetivo y comenzaron con las campañas de marketing, con el desarrollo de marca.

“Esta fase supuso también un acercamiento a pequeños productores, a través de la compra de sus productos, y el diseño de la estrategia logística. Nos convertimos en un punto de convergencia de muchos emprendimientos que no superaban una hectárea de área de cultivo y que estaban ubicados en la Sabana de Bogotá”, resaltó Andrés Castañeda. 

Cannabis medicinal mejora la calidad de vida

El horizonte de Paola y Andrés era prometedor, pero no más que el del cannabis. En un viaje que uno de los fundadores de la empresa hizo a Canadá, conoció los testimonios de pacientes que afirmaban haber tenido un mejoramiento en su calidad de vida al tratar diversas patologías con la marihuana. De allí nació la nueva de emprendimiento orientado hacia la producción de cannabis medicinal.

A eso le siguió el proceso para el licenciamiento del cultivo, que fue orientado por el experto Miguel Cervantes, quien aportó su experiencia de más de diez años en cannabis. Sumado al equipo técnico que han ido formando y su experiencia en la industria agrícola, avanzan con miras a un prometedor mercado nacional e internacional. 

Ya recibieron una primera propuesta por parte de una compañía canadiense, pero se dieron cuenta que no solo era inversión lo que estaban buscando, sino un aliado estratégico con quien pudieran desarrollar un proyecto real y capaz de ayudar a los pacientes que requieren un producto específico con altos estándares de calidad. Fue entonces cuando conocieron a los empresarios Camilo Villalba y Patricio Villalba, y se inició una nueva era para la compañía, buscando consolidar su proyecto y llevarlo a otro nivel. 

Objetivo Bolsa de Valores de Canadá

Con sus nuevos socios estructuran un negocio para llevar la empresa a la Bolsa de Valores de Canadá, junto al reconocido empresario publicitario Christian Toro (actual Chief Executive Officer de la compañía), abriendo con esto el mercado internacional, en una nación que para esa época se preparaba para darle legalidad incluso al consumo recreativo del cannabis.

Hoy, Blueberries S.A.S. -un nombre que parece pensado especialmente para los cultivadores Old School- está cerca de listarse en una de las bolsas más reconocidas de Norteamérica, que la convertiría en una empresa de cannabis medicinal con operaciones en Colombia con presencia en la Canadian Securities Exchange (CSE). “El mayor reto será cambiar la percepción del cannabis como sustancia psicoactiva, para que lo reconozcan más por sus extraordinarias propiedades medicinales”, finalizó Camilo Villalba.

Por Rama

Más Artículos
EEUU, empresa medicinal planea 5 nuevos dispensarios en Miami
>