NEWS

Qué es y cómo hacer hachís en casa paso a paso

9 septiembre, 2022, 16:53 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Si te interesa conocer qué es y cómo hacer hachís, encuentra aquí el procedimiento para hacer el concentrado perfecto desde tu casa.

Aunque un hachís de buena calidad puede ser difícil de encontrar, esto se ve compensado si consideramos las opciones que tienes para su elaboración. El día de hoy en La Marihuana te compartimos todo sobre este concentrado, y  por qué es uno de los productos más populares.

Continúa leyendo y descubre qué es y cómo hacer hachís casero con nuestra guía paso a paso. Aquí encontrarás el procedimiento para conseguir un producto de la mejor calidad posible. Además, al hacerlo por tu cuenta, también ahorrarás tiempo y dinero.

¿Qué es el hachís?

El hachís, al igual que la marihuana, se extrae de una planta conocida como cáñamo o cannabis sativa. En términos técnicos, es un compuesto formado por glándulas de resina comprimidas del cannabis llamadas tricomas. Estas se obtienen en los bordes exteriores de la planta, los cuales tienen una apariencia de pequeños cristales.

Cannabis sativa o cáñamo
Cannabis sativa o cáñamo, elemento principal para el proceso de cómo hacer hachís

Para su elaboración, la resina de marihuana se separa y es tratada para convertirse en una pasta, misma que luego es prensada en forma de bloques para su venta. La extracción de resina de la planta de cannabis se obtiene secando y enfriando la planta. 

Estos bloques de pasta son utilizados para la elaboración de tabaco o también pueden ser fumados a través de vaporizadores. El hachís, en su forma final, tiene un aspecto de polvo de una tonalidad café y también es consumido en algunos alimentos como pasteles o galletas.

El hachís, al que también se le conoce como hash, se considera más fuerte que la marihuana porque tiene una concentración mayor de THC. Sin embargo, en el mercado puedes encontrar hachís de mala calidad, porque en su elaboración se incluye tierra, aceite, estiércol o pelo de animal.

Cómo hacer hachís paso a paso

Para conseguir un bloque de hachís existen diversas técnicas, algunas más rústicas que otras. Por ejemplo, se puede hacer con un hash maker, un tambor mecánico o con utensilios que se encuentran en casa. Cualquiera de estas técnicas funciona y puede adaptarse a los materiales con los que cuentes.

En este blog abordaremos el cómo hacer hachís paso a paso, utilizando dos de los métodos de elaboración más fáciles para conseguir un desprendimiento de tricomas del material y con ellos hacer hachís de calidad.

Primer método de elaboración: Tamizado en seco

Necesitas:

  • 100 gramos de poda o restos de manicurado (es decir, cogollos pequeños y hojas)
  • Papel de horno o papel vegetal
  • Una tarjeta o cuña de plástico
  • Tamiz (filtro de seda)

Procedimiento de la elaboración de hachís:

  1. Para este proceso manual coloca la hoja de papel vegetal en el espacio en el que trabajarás con la extracción de hachís. Esta debe estar completamente limpia y tiene que estar cubierta por el papel.
  2. Después, utiliza tu tamiz y coloca tu cannabis sobre él en trozos más o menos grandes. Con tus manos, haz movimientos circulares por el tamiz, para que en el papel de horno o vegetal se junten todo los restos que vayan cayendo, los cuales se conocen como kief.
  3. Continúa hasta que acabes de tamizar los 100 gramos, pero toma en cuenta que solo obtendrás pequeñas cantidades, aproximadamente un 10% de kief.
  4. Finalmente, recolecta todo y compáctalo. Para juntarlo y empezar a conformar la pasta, utiliza la cuña o una tarjeta y forma un montoncito.

Nota: Puedes ir juntando más kief hasta que reúnas una cantidad más o menos grande, a la que le puedes dar formar. Presiona y crea tu bloque de hash casero hasta que adquiera el tamaño de tu gusto.

Kief
Kief

Segundo método de elaboración: Batido

Ingredientes y utensilios:

  • Restos de cosecha 
  • Una batidora
  • Un tamiz
  • El filtro de café
  • Agua fría
  • Cubos de hielo
  • Dos frascos de vidrio

Procedimiento para la fabricación de hachís:

  1. Coloca los restos de la cosecha en la batidora, añade agua y hielo solo hasta cubrir todo el producto. Bate todo por un minuto.
  2. Con ayuda del tamiz coloca la mezcla dentro del frasco y déjalo reposar. Para ver como los tricomas se separan de todo, y llegan al fondo del recipiente, deberás esperar una hora.
  3. Retira el agua del frasco, sin perder los tricomas que se encuentran en el fondo. Después de esto, llena con agua helada hasta ⅔ del recipiente y espera 5 minutos. Repite el procedimiento de retirar y llenar con esta cantidad de agua fría por lo menos más de 3 veces.
  4. En la última extracción de agua, retira lo más que puedas del frasco y luego en otro frasco utiliza el filtro de café para separar completamente el agua de lo que se encuentra en el fondo.
  5. Exprime el exceso de agua de los restos que se encuentran en el filtro y déjalos secar muy bien por un tiempo. Recuerda que solamente cuando esté seco podrás utilizarlo.

Cualquier parte de la planta contiene tricomas, incluyendo los cogollos, las hojas y los tallos. Por ello, aunque puedes utilizar cualquiera de estos, recuerda que para hacer hachís solo servirá el polvo que se desprenda de ellos.

Consejos para conseguir el mejor hachís casero

Las siguientes recomendaciones te ayudarán a que el procedimiento de cómo hacer hachís sea más sencillo y a que mantengas la calidad desde el momento de su creación hasta cuando lo fumes. 

  • Aprovecha los restos de cultivo utilizando las hojas y los cogollos más pequeños. 
  • Utiliza recipientes de silicona para almacenar tus bloques por periodos de máximo una semana. Esto evitará que el aire pase y deteriore tu hachís. 
  • Si lo quieres almacenar más tiempo se recomienda usar contenedores herméticos. Además de dividir los trozos, envuélvelos en papel vegetal y guardarlos en una bolsa de plástico. 
  • Si el almacenamiento es de más de un mes coloca tu hachís en un recipiente sellado al vacío para garantizar la conservación y evitar la condensación. 
  • Evita la formación de moho en tu hachís conservándolo a una temperatura inferior a 25.5°C. 
  • Recuerda que su almacenamiento debe ser en un lugar limpio, oscuro y seco.
  • Siempre utiliza recipientes de vidrio o cerámica herméticos para el almacenaje, el plástico podría provocar que tu hachís se descomponga rápidamente. 
  • Se recomienda sacar del frasco el hachís durante unos minutos y volverlo a poner en él después de unos minutos. Esto con el propósito de “airear” y conseguir un buen curtido. 

 

Como puedes ver el procedimiento de cómo hacer hachís es sencillo. Nosotros te recomendamos que pruebes estos dos métodos y determines con cuál de ellos obtienes hachís de alta calidad. Asimismo, te invitamos a continuar en La Marihuana, donde encontrarás recetas, artículos e información color verde.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular