NEWS

Cómo pelar semillas de cannabis o cáñamo

diciembre 23, 2020, 8:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Cómo pelar semillas de cannabis o cáñamo es muy fácil si sigues nuestros consejos. Las semillas de cáñamo son idénticas que las semillas de marihuana o cannabis. Pertenecen a la misma planta, cannabis Sativa, pero no contienen cannabinoides, por lo que sus efectos no son en ningún caso psicoactivos. Son por lo tanto un alimento seguro. Y es más, están consideradas un superalimento por sus excelentes propiedades nutricionales.

PROPIEDADES DE LAS SEMILLAS DE CÁÑAMO Y CANNABIS

  • Son ricas en proteínas vegetales de fácil digestión. Además contienen todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano necesita.
  • Aportan ácidos grasos Omega 3 y 6 en un ratio perfecto, fundamentales para el organismo.
  • Destacan por su contenido en magnesio, un mineral imprescindible para la absorción del Calcio. El magnesio actúa como un relajante muscular y contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • También contienen un alto contenido en hierro. Por ello resultan un buen complemento en dietas vegetarianas y veganas.
  • Contienen vitamina E. Se trata de una vitamina antioxidante que protege nuestra piel de los efectos nocivos de los radicales libres, además del envejecimiento cutáneo prematuro.
  • Tienen un alto contenido en fibra que contribuye a regular el tránsito intestinal.

Preferiblemente, las semillas de cáñamo deben consumirse siempre peladas. Su cáscara es muy dura y difíciles de comer debido a sus cáscaras externas fibrosas. Una vez peladas pueden consumirse directamente o añadirse a yogures, cereales de desayuno, emplearlas para elaborar barritas energéticas, etc. O hacer una leche con ellas, algo sencillo de elaborar y cada vez más valorada por los deportistas por su combinación de proteínas, hierro, magnesio y vitamina E.

Para intentar que este suplemento de la dieta sea un poco más fácil de masticar, a veces se pelan las semillas. Puedes conseguir semillas peladas en las tiendas de alimentos especializadas, pero las semillas enteras suelen ser más baratas y más duraderas. Por lo tanto, es útil saber cómo pelar semillas de cáñamo o cannabis tú mismo.

COMO PELAR SEMILLAS DE CÁÑAMO

Lo primero es analizar las semillas para desechar las que no sirven. Para ello ponlas sobre un fondo blanco como un folio. Separa todas aquellas semillas pequeñas, dañadas, o de color pálido o verde.

Las semillas restantes, introdúcelas en un recipiente con agua. Remuévelas con las manos o con ayuda de una cuchara, y desecha todas aquellas que floten, pues estarán vacías o inmaduras.

El paso anterior además servirá para lavar el polvo o la suciedad. Viértelas en un colador para eliminar el agua y repite la operación para que queden bien limpias y desechar alguna que otra que se nos pasó.

Analizar las semillas sobre un fondo blanco y separar las semillas pequeñas o pálidas, las semillas inmaduras (una semilla inmadura se abrirá si se aprieta entre el índice y el pulgar), las de color verde o las dañadas.

Extiéndelas sobre una bandeja con papel de cocina absorbente para eliminar el agua. Cúbrelas con más papel absorbente para que queden completamente secas como al principio.

Coloca las semillas de cannabis sobre una mesa y espárcelas para que queden en una sola capa. Asegúrate de que queden relativamente cerca unas de otras.

Coloca la tabla de cocina sobre las semillas. Puedes usar algún utensilio para que las semillas no se escapen rodando y se mantengan bajo la tabla.

Golpea suavemente la tabla con el mazo de madera. Hazlo con paciencia y cada varios centímetros, para asegurarte de que se rompan las cáscaras de todas las semillas.

Pasa las semillas en un balde con agua y remueve con energía. Las semillas peladas se irán al fondo, mientras que las cáscaras flotarán en la superficie.

Retira las cáscaras vacías del agua hasta que no quede ninguna. Si algunas semillas aún tienen la cáscara, retíralas y repite el paso anterior.

COMO HACER LECHE DE CÁÑAMO

Este receta es muy rápida y como comentamos, llena de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Tan sólo necesitarás:

  • 1 taza de semillas de cáñamo sin cáscara
  • 5-6 tazas de agua

Con una licuadora, muele las semillas de cáñamo peladas con un poco de agua. También puedes usar un mortero aunque tardarás más tiempo. En este caso, emplea las semillas solas, sin agua, ya que será más sencillo.

Ajusta el espesor de la leche con más o menos agua según los gustos. Pasa la mezcla a un pequeño cazo y hierve la leche durante 2-3 minutos hasta conseguir una textura cremosa y suave.

En lugar de azúcar, os sugerimos endulzar con plátano, higos, dátiles, pasas o miel. Apenas tardarás dos minutos en conseguir una bebida ideal para empezar el día o consumir tras hacer deporte y recuperar la energía consumida.

La leche de cáñamo no tiene mucha vida útil muy alta debido a la ausencia de la esterilidad que garantiza un procesamiento industrial moderno. Por lo tanto debe consumirse lo antes posible, pues tan sólo durará 2-3 días.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular