¿Cómo seleccionar una planta de cannabis?

No hay nada más gratificante para un cultivador que hacer una propia selección de plantas, y que alguna de ellas sea reconocida por otros cultivadores por su calidad.

Foto: Jesi

No hay nada más gratificante para un cultivador que hacer una propia selección de plantas, y que alguna de ellas sea reconocida por otros cultivadores por su calidad. Así comenzaron muchos de los llamados clones elite y que los cultivadores encargados de esas selecciones, siempre serán recordados. Critical Bilbo, Amnesia Cordobesa, Black Domina “barraquera”, UK Exodus Cheese, Gorilla Glue y una larga lista de clones reconocidos nacional e internacionalmente.

Seleccionar una planta podría ser tan sencillos como cultivar una misma variedad, cosechar las plantas y quedarse con aquella que más nos guste una vez hayamos probado todas. A fin de cuentas, los gustos de cada uno serán los que decidan. Lo que uno le puede resultan un gran sabor, a otro puede no resultarles tanto. O lo que para unos son unos efectos ideales, otros pueden preferir o una variedad más potente, o menos potente, o más relajante o más activa. En la variedad está el gusto.

Pero cuando se trata de seleccionar la mejor de las madres, hay varios aspectos que también deben ser valorados y tenidos muy en cuenta. Y de ellos os vamos a hablar en nuestro post de hoy, en los pasos que teóricamente se deben seguir para hacer una buena selección y poder presumir de ella allá donde vayamos.

CUESTIONES DE ESTADÍSTICA

Para empezar, debemos optar por una variedad que nos guste o le veamos algo especial. No tiene sentido hacer una selección de algún híbrido Skunk si no nos gusta el típico sabor almizclado de las Skunk. O un híbrido Haze si odiamos el sabor inciensado. O un híbrido Diesel si el sabor a combustible no va con nosotros. Puesto que será una planta que cultivaremos seguramente muy a menudo, ante todo debe cumplir una expectativa inicial.

Y por simple estadística, cuantas más semillas germinemos, mayores posibilidades tendremos de conseguir la mejor de las madres. Aunque también es verdad que nunca sabremos en qué paquete se esconde la “semilla entre un millón”. Puede que compremos un paquete de tres semillas y encontremos una mejor planta que comprando cinco paquetes de diez semillas.

RASGOS VISIBLES DURANTE EL CRECIMIENTO

Cuando partimos de un gran número de semillas, pronto podremos observar seguramente una gran diversidad de rasgos que aunque de manera leve, comiencen a marcar diferencias entre plantas. Por ejemplo su altura, su distancia internodal, el tamaño de sus hojas o incluso el olor que impregna los dedos al frotar un tallo. Deberíamos anotar en un libreta todas los rasgos importantes de cada una de las plantas.

En una selección, se trata de quedarse poco a poco con los mejores ejemplares. Así que todas aquellas plantas que desde un principio muestren algún tipo de problema, se deben eliminar para centrarnos en las restantes. Plantas de tallos gruesos son generalmente más productivas al tener más capacidad de asimilar nutrientes. Las plantas de internudos poco espaciados, tienden a producir cogollos más grandes y apretados.

La ramificación de una planta suele ser un indicativo da plantas productivas. También nos fijaremos cuando hagamos los trasplantes en el desarrollo de las raíces, algo que puede indicarnos alguna planta con más vigor que otras.

RASGOS VISIBLES DURANTE LA FLORACIÓN

Una vez las plantas comienzan a florecer, comenzarán a verse más diferencias. Desde un aroma más sutil hasta el más intenso. La estructura floral, el ratio flor/hoja o el estiramiento que se produce durante la fase de transición, también deberíamos valorarlo. La velocidad en iniciar la floración también suele ser indicativo de plantas que se cosechan más rápido. Uno de los rasgos más importantes es la producción de tricomas.

Por supuesto, cualquier planta que muestre algún síntoma de hermafroditismo o debilidad no nos interesa. Rasgos como la resistencia y producción, son también muy importantes.Queremos una planta estable y fuerte que nos dure muchos años.

RASGOS VISIBLES DURANTE LA FLORACIÓN

Una vez hayamos cosechado, secado y tengamos la hierba con un mínimo de curado, llegará la decisión final. Aroma, sabor, potencia y efectos, serán los rasgos más importantes y decisivos que nos hagan decidirnos por una planta, por otra o por varias si llegan a ser algo diferentes entre sí. Para ello nunca está de más compartir con amigos la experiencia, tal vez nos ayuden a tomar la decisión final.

Más Artículos
Guía para reconocer problemas en cultivos de interior
>