Conoce el proyecto que busca regular la marihuana recreativa en Colombia

El mercado del cannabis medicinal está en auge en Colombia, tal como lo venimos contando en LaMarihuana.com

El mercado del cannabis medicinal está en auge en Colombia, tal como lo venimos contando en LaMarihuana.com

Su desarrollo en poco tiempo más puede desbancar de la lista de productos a una especialidad de la casa: las flores de corte.

Sin embargo, y al revés de lo que pasa en muchos sitios, donde el avance del CBD es en perjuicio del THC, el país sudamericano también tiene intenciones de uso regular del uso recreativo de la sagrada planta.

Es por eso que el diario local El Tiempo se pregunta: ¿Qué busca la propuesta para la marihuana regular en Colombia?

Un proyecto de ley llegó al Congreso impulsado por varios congresistas de diferentes partidos.

La tendencia viene del norte, dado que en diferentes partes de Estados Unidos y del mundo se ha llegado avanzando en la regulación de la marihuana con multas recreativas.

Un proyecto de ley presentado el pasado 20 de julio prometemos nuevamente el debate en el Congreso y en el país por la regulación de la marihuana con multas recreativas.

Alternativa a la guerra contra las drogas

La iniciativa fue radicada por un grupo de congresistas que han venido proponiendo alternativas a la lucha contra las drogas en el país y se espera que comience su trámite en las próximas semanas.

De acuerdo con el conocido, una de las principales motivaciones serían atacar el negocio del narcotráfico, el cual, según los autores del proyecto, “se mueve en Colombia más del cinco por ciento del PIB, lo que se traduce monetariamente en unos 45 billones de pesos “.

Esta regulación de la marihuana, según la propuesta, permitiría su uso únicamente a mayores de edad y “el 35 por ciento de las licencias para sembrarla determinadas licencias otorgadas de manera prioritaria (e incluso gratuita) a las víctimas de la guerra contra las drogas, como indígenas y campesinos “.

Para acceder a ella tendrá dos maneras: los llamados ‘cafeterías’ o clubes sin ánimo de lucro.

La iniciativa está suscrita por al menos 22 congresistas de la llamada ‘alianza interpartidista para la reforma a la política de drogas’, en la cual hay parlamentarios de partidos de oposición al Gobierno Nacional y de otros, como el Liberal y ‘la U’.

CONSENSO POLÍTICO

Días atrás, en un foro creado por la organización RECON, fundación colombiana que trabaja con comunidades vulnerables en proyectos de emprendimiento social, el expresidente Juan Manuel Santos fue explícito: “La regulación y el control es el camino”

Otro se los participantes, Andrés López, exdirector del Fondo Nacional de Estupefacientes, indicado que es importante desde las experiencias de otros países que ya han avanzado en la regulación y control qué ha funcionado bien y qué no, ya desde ese construir.

Asimismo, dijo que es la clave definir con qué drogas iniciar el proceso de regulación, teniendo en cuenta los mercados, mecanismos, motivaciones detrás de cada droga, costos, usos, población que consume, población que produce, entre otros factores.

“Es importante tener en cuenta el objetivo de la regulación, por ejemplo, incluir las poblaciones vulnerables involucradas con el cultivo de coca para la producción de cocaína. El uso medicinal está muy revaluado, pero pensar que puede existir un mercado para cubrir todas las familias involucradas que subsisten del cultivo de la coca, implica en pensar cómo se desarrolla un mercado que no nos devuelva el enfoque de salud pública, pues no se trata de producir productos que sean nocivos para la salud. Muy distinto sería trabajar con las partes no nocivas de la planta de coca o cannabis ”, específicamente.

Por su parte, la médica miembro de la Asociación Colombiana de Cannabis Medicinal, Paola Cubillos, se refirió frente a la premisa de la regulación conlleva al aumento del consumo.

No hay evidencia de aumento de consumidores

“El consumo no ha cambiado mucho. No se ha evidenciado el aumento de consumidores. El consumo continúa siendo alto, pero no ha aumentado la raíz de la regulación para el cannabis para uso adulto ”, dijo.

Otros temas abordados en el foro tuvieron que ver con los desafíos, desafíos y oportunidades para incorporar a los campesinos que siembran cultivos de uso ilícito en el marco de la regulación de drogas y el impacto que ha generado en temas de innovación social y construcción de paz .

“La dimensión que dejamos atrás en la política de drogas es a la población rural. Los desafíos se dividen en dos: reconocer y respetar los derechos de la comunidad campesina y trabajar en la desestigmatización de esta población. Está determinado que los territorios que siembran cultivos como coca en Colombia tienen el 90 por ciento de pobreza multidimensional. Es importante poder avanzar, por ejemplo, en un desarrollo sostenible con enfoque en estos cultivos ”, enfatizó Diego García-Devis, director de Política de Drogas en América Latina en Open Society Foundations

Andrés Santamaría, director de RECON, resumió como gran conclusión que en Colombia se debe hablar de mayor regulación y de otros tipos de droga, e invitar a ser más tolerantes como país para tener un debate y escuchar diferentes visiones.

“Estamos frente al fracaso de una guerra y tenemos que buscar alternativas innovadoras para resolverlo, pero debemos escucharnos con tolerancia, necesitamos una discusión más profunda con enfoque de derechos, salud pública y sostenibilidad”. 

Y Juan Manuel Galán concluyó: “La regulación es una carrera de resistencia, no de velocidad. Quemamos etapas importantes. Se ha establecido cierto consenso en la necesidad de una política pública con evidencia científica que ayude a personas con necesidades como salud y desarrollo, con enfoque de derechos ”.

Más Artículos
UruguAY
Uruguay analiza vender cannabis por fuera de las farmacias
>