Conozca al “intendente hippie” que autorizó el cultivo de cannabis en Argentina

Hace algunas semanas contábamos en La Marihuana la historia de Villa Ciudad Parque, el pequeño pueblo de las sierras argentinas donde se autorizó el cultivo de cannabis para fines medicinales.

Avicanna
Foto: Jesi

Hace algunas semanas contábamos en La Marihuana la historia de Villa Ciudad Parque, el pequeño pueblo de las sierras argentinas donde se autorizó el cultivo de cannabis para fines medicinales.

La municipalidad autorizó el cultivo comunitario de cannabis “con fines medicinales, terapéuticos, y de investigación científica”, según una resolución firmada y publicada por Pablo Riveros, también conocido como “el intendente hippie”.

Los derivados a base de cannabis fueron incorporados al sistema de salud comunal de Villa Ciudad Parque, un municipio en el que viven 3.500 habitantes.

En esa localidad unas 15 familias utilizan a diario el cannabis medicinal, según informó el propio Riveros.

“Pongo como ejemplo el caso de un chico con epilepsia que pasó de 14 o 15 convulsiones por día antes usar aceite de cannabis a tener cinco o seis después”; señaló el alcalde a la agencia estatal Télam al dar cuenta de esta iniciativa.

El jefe comunal consideró que en torno a esta medida existe, en primer lugar, una cuestión de salud pública.

PERFIL PARTICULAR

Riveros recibe su apodo de su perfil relajado y alegre, el mismo con el que respondió las preguntas del Diario Popular.

De raíz peronista, el Intendente de la localidad cordobesa de Villa Ciudad Parque autorizó el cultivo de cannabis con fines medicinales y para recuperar la economía local basada exclusivamente en el turismo, devastada “por el liberalismo de Macri” y la pandemia

El intendente Riveros, conocido como “el intendente hippie”, autorizó el cultivo de cannabis con fines terapéuticos, previa autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y tecnología Médica (ANMAT).

Riveros justificó su decisión en la necesidad de reactivar la actividad productiva de su pueblo.

“La economía de acá está muy vinculada al turismo, casi en un 100 por ciento. Después de atravesar cuatro años de neoliberalismo con el Gobierno de Macri, tuvimos que generar un sistema muy grande de contención”, explicó .

“Además, el decadente flujo turístico tampoco estaba activo todos los días del año, por eso muchos pobladores hacían trabajos informales para sobrevivir, y la pandemia complicó la situación”, cerró el cuadro de situación que debía revertir.

Por ello, el jefe comunal, un hombre descontracturado, que usa rastas y ropa informal, pensó una solución acorde con sus convicciones: “El cultivo de cannabis podría repuntar la economía del lugar” sostuvo y dijo que esa actividad se desarrollará “entre sectores privados o asociativos, generando (demanda de) mano de obra”.

Beneficios de aceite cannábico

En declaraciones a RT (Russia Today), Riveros explicó que conoce los beneficios del aceite cannábico (hecho en base a marihuana) porque su madre, que padece una enfermedad mental, es tratada con esa medicina alternativa.

Por ello, sostuvo el jefe comunal, su autorización del cultivo se encara con “una perspectiva de salud pública” y afirmó que cuenta con el apoyo de los médicos de la zona.

Frente a las críticas y prejuicios que genera el cultivo de marihuana, Riveros sostuvo que “tiene que ver con la falta de información” y destacó la importancia de informar bien y no criminalizar la actividad.

“El cannabis medicinal tiene legitimidad científica y nosotros (la intendencia cordobesa de Villa Ciudad Parque) le damos legitimidad científica”.

La ordenanza de la municipalidad establece exenciones de tasas industriales y comerciales a los laboratorios que se trasladen a Villa Ciudad del Parque para desarrollar productos derivados del cannabis, siempre que cuenten con la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

El Gobierno reglamentó de manera parcial en septiembre 2017 la ley 27.350, más conocida como ley de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, que había sido sancionada por el Senado seis meses antes.

La legislación prevé “un Programa nacional para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales actuará en el ámbito de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud”.

Más Artículos
Megalabs acerca el cannabidiol a Latinoamérica
>