Cosechando un gran cultivo de cáñamo por Hempflax

Hempflax es posiblemente el mayor productor de cáñamo del mundo. Para sus cosechas, la compañía holandesa se arma de la maquinaria más moderna

Hempflax es posiblemente el mayor productor de cáñamo del mundo. Para sus cosechas, la compañía holandesa se arma de la maquinaria más moderna

En este vídeo podemos ver como la moderna maquinaria para recolectar la planta hace su trabajo en un extenso campo de cáñamo. En este caso en Rumanía, es la recogida de la cosecha de un cultivo de la compañía, Hempflax, líder mundial en producción de cáñamo.

Líder mundial en producción de cáñamo

HempFlax fue fundada en 1993 por Ben Dronkers con el objetivo de devolver el antiguo cultivo del cáñamo a su antiguo esplendor. En el proceso, HempFlax ha crecido de 140 hectáreas de fibra de cáñamo industrial en 1994 a 2.500 hectáreas en 2017, y esperan cultivar no menos de 3.500 hectáreas en 2020.

Existe una gran demanda de productos profesionales de cáñamo de alta calidad. La sinergia entre las distintas ramas crea un entorno empresarial sostenible e innovador en el que HempFlax puede convertirse en el líder del mercado en el campo de la producción industrial de cáñamo.

El cultivo tiene lugar en los Países Bajos, Alemania y Rumania en sus fábricas situadas en Oude Pekela, Países Bajos y Alba Iulia, Rumania.

Misión y Visión de Hempflax

HempFlax es una empresa socialmente responsable y ética que retribuye al planeta ofreciendo a los consumidores productos de cáñamo natural a precios asequibles. Al estimular activamente el proceso de concienciación de los emprendedores en el mercado mundial, contribuyen a la sostenibilidad de su empresa. Adoptan la filosofía de la economía circular y hacen todo lo posible para cumplir con esta estrategia.

La planta de cáñamo en su conjunto tiene una gran cuota de mercado en términos de aplicaciones para soluciones sostenibles en la vida cotidiana. Esta solución orgánica multipropósito les lleva a la búsqueda para construir un planeta saludable para las generaciones venideras.

¿Cáñamo? si, gracias

Más Artículos
EEUU, las industrias del cáñamo ya pueden trabajar con los bancos
>