Crema de cannabis y pimienta cayena para tratar dolores

En nuestro post de hoy te enseñaremos a hacer una crema para tratar dolores a base de cannabis, pimienta cayena, aceite de coco y flores secas de arnica

Macfoto

En nuestro post de hoy te enseñaremos a hacer una crema para tratar dolores a base de cannabis, pimienta cayena, aceite de coco y flores secas de árnica. Son ingredientes que puedes encontrar en cualquier herboristería, a excepción del cannabis, que preferiblemente optaremos por una variedad cultivada con métodos orgánicos.

La pimienta de cayena es una especie de pimienta roja, pequeña y picante con orígenes en el Sur y Centro de América, las Antillas y México. Uno de sus compuestos activos llamado capsaicina, además de proporcionarle su intenso picor es también un poderoso aliviador de dolores.

El Centro de Tratamientos de Cáncer de América elaboró un listado de 11 alimentos con propiedades que combaten el cáncer, y la pimienta de cayena está entre los mejores. Las razones es que una sola cucharadita aporta el 15 % de vitamina A recomendada al día (tratar infecciones, mantener las mucosas saludables…), y también hasta un 3% de vitamina E (un antioxidante potente)

Los pimientos de cayena también son una excelente fuente de vitamina C, que provee síntesis de colágeno para mantener la piel saludable, los vasos sanguíneos, los huesos y órganos, y ayuda a mejorar su inmunidad. Vitamina K mantiene una circulación de la sangre saludable. La cayena también es una buena fuente de vitamina B6, manganeso, niacina, riboflavina, magnesio y hierro, así como potasio, que ayuda a controlar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

INGREDIENTES

  • 5 gramos de cannabis
  • 100 ml de aceite de coco
  • 2 cucharada de pimienta de cayena (30 gramos)
  • 3 cucharadas de flores secas de árnica (45 gramos)

PREPARACIÓN

Como siempre, lo primero es integrar el cannabis a uno de los ingredientes, en este caso al aceite de coco. Derretimos en un bol al baño maría el aceite de coco junto con los cogollos bien triturados. Ésto facilitará la mejor disolución de los tricomas. Unos 20-30 minutos a 120º es suficiente tanto para integrar los cannabinoides al aceite de coco, como para descarboxilar el cannabis y volverlo psicoactivo.

A continuación añadimos la pimienta de cayena y las flores secas de árnica, volviendo a poner el bol al baño maría mientras vamos mezclando con movimientos envolventes y lentos. Otros 10 minutos será suficientes. Con nuestra mezcla aún caliente, colamos con un colador muy fino o un filtro de café para retirar la materia vegetal y quedarnos con una crema limpia y suave.

Y ya para terminar, deja que coja consistencia por sí mismo. Un temperatura fría ayudará a que el aceite de coco se solidifique y adquiera una textura de pomada. Después ya puedes usarlo en cualquier parte del cuerpo, evitando las mucosas por el extremo picor de la cayena. Se recomienda aplicar siempre en forma de masajes para reducir la rigidez y el dolor.

Más información  relacionada aquí.

Más Artículos
Estudio: la mayoría de profesionales de la salud apoyan cannabis medicinal
>