NEWS

¿Cuándo está mi planta lista para cosechar?

25 noviembre, 2020, 8:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El cultivo de marihuana requiere paciencia. Paciencia durante el germinado de las semillas. Paciencia durante la fase de crecimiento. Y paciencia para cosechar en el momento exacto. Saber cuándo está mi planta lista para cosechar en un primer cultivo no es sencillo. Pero con la experiencia que adquiere el cultivador a lo largo del tiempo, lo será mucho más. En nuestro post de hoy te daremos algunos consejos para que consigas cosechar correctamente tus plantas, sea en interior o exterior.

¿Cuándo está mi planta lista para cosechar?

De entrada podemos mencionar que las fechas o períodos de floración que proporcionan los bancos de semillas, son siempre orientativos. Estos pueden variar ligeramente debido a la latitud del cultivo. O también a causa de algún fenotipo más rápido o más tardío dentro de la misma variedad. Es decir que la misma planta se podría cosechar antes en el sur de España que en el norte. O en un paquete de semillas de la misma variedad, unas pueden cosecharse antes que otras.

Partiendo de esto y a no ser que se cultive un esqueje del que conocemos la fecha exacta de corte, lo más importante como decimos es paciencia para cosechar en el momento justo. Y éste es exactamente cuando la concentración de THCA es la máxima. El THCA es un cannabinoide precursor del THC. Principalmente se encuentra en los tricomas de los cogollos, aunque realmente toda la planta contiene cannabinoides. Hojas y tallos incluidos, aunque en concentraciones muchísimo más bajas.

Así que la única manera fiable de saber cuándo está mi planta lista para cosechar, es observando los tricomas. Estos pasan por varias fases que van indicando su grado de maduración. Y debido a su diminuto tamaño, no es posible observarlos de otro modo que no sea con un microscopio. No es un artículo muy caro dado todo lo que nos ayudará en el momento clave del cultivo. Guiarse por el color de los pistilos o pelitos puede llevar a confusión, ya que estos se pueden «tostar» por varios motivos que nada tienen que ver con la maduración del cogollo.

Los tricomas nunca mienten

Como decíamos, observando los tricomas nunca nos podremos equivocar. Estos pasan por tres fases que indican el grado de maduración. Desde que se comienzan a formar en la planta, su color es transparente, como diminutas gotas de agua traslúcida. Cuando la cosecha se acerca, se vuelven de un color blanquecino o lechoso. Y finalmente cambian a un color dorado o ámbar, que ya indica que la fecha de corte se ha pasado.

No conviene cosechar la planta cuando son de color transparente o la mayoría son transparentes. La planta en este caso no habrá desarrollado aún todo el THCA que debería, y la potencia puede ser escasa. Y tampoco conviene cosechar cuando los tricomas en su mayoría son de color ámbar, ya que el THCA comenzaría a degradarse y los efectos pueden no ser los deseados, ya que en general los cogollos se vuelven más narcóticos y menos potentes.

El momento ideal para saber cuándo está mi planta lista para cosechar, es cuando la mayoría de tricomas están de color lechoso. Este cambio de color no se da en todos los tricomas al mismo tiempo. Ni siquiera en todos los cogollos de la planta al mismo tiempo. Algunos estarán todavía traslúcidos, otros ya de color ámbar… Pero es importante que la gran mayoría sí estén de color blanquecino. Será cuando más THCA contengan los cogollos y por lo tanto, más THC contendrán cuando los fumaremos.

Cosechar la planta entera o por partes

Los cogollos de las zonas altas, siempre maduran un poco antes que los de las zonas bajas e interiores. Cuando cosechamos una planta entera y los cogollos superiores nos parecen más potentes que los inferiores, o que incluso sus efectos sean levemente diferentes, puede deberse simplemente a que los inferiores todavía no hayan madurado correctamente. Lógicamente también puede influir en la cantidad de tricomas que tengan los superiores con respecto a los inferiores.

En cierto modo, muchos cultivadores prefieren cosechar toda la planta al mismo tiempo. Estas variaciones tanto en potencia como en efectos pueden ser aprovechados dependiendo de la ocasión en la que quieran disfrutar. Un cogollo cosechado ligeramente antes de tiempo, suele tener unos efectos más «espídicos». Y un cogollo cosechado después de su punto óptimo, tiene unos efectos más calmados o narcóticos debido a su mayor concentración en CBN, cannabinoide resultante de la degradación den THC.

En cambio otros muchos cultivadores prefieren cosechar únicamente las zonas donde los cogollos hayan alcanzado su óptima maduración. Entre los cogollos superiores, y los inferiores e interiores, puede haber varios días de diferencia con respecto a su maduración. Se debe principalmente a la calidad de luz que reciben. En cuanto se cosechan y despejan las zonas superiores, la luz solar o artificial hará que todos los demás vayan madurando más rápidamente.

 

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular