Descubre todo lo que puedes hacer con los restos de la cosecha

No es raro el cultivador que llega a acumular gran cantidad de restos de la cosecha. Y por restos nos referimos a hojas de la manicura...

No es raro el cultivador que llega a acumular gran cantidad de restos de la cosecha. Y por restos nos referimos a hojas de la manicura que en ocasiones tienen una buena cantidad de resina, y también esos cogollos más bajos o de zonas internas que por falta de luz se han quedado diminutos  y aireados. Normalmente todo ésto se guarda esperando hacer algo con ellas, pero el tiempo pasa, una nueva cosecha llega y los restos se unen a los que ya teníamos. En nuestro post de hoy te daremos algunas opciones para aprovecharlos al máximo.

HACHÍS

Es la opción más común. No cabe duda de que el rendimiento será muy inferior a una extracción en la que se usan cogollos, pero aún así podemos llegar a sorprendernos con la cantidad y calidad que obtendremos. La extracción puede hacer en seco, con agua y hielo (conocido como Ice-O-Lator) o BHO. Ésta última sería la que aprovecharía al máximo los restos.

COSMÉTICA

Es también una opción muy interesante para el aprovechamiento de los restos de la cosecha. Desde jabones, a sales de baño o bálsamos labiales. El cannabis tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antioxidantes y antibacterianas, entre otras. Serán muy interesantes para tratar desde herpes, a psoriasis, acné o labios agrietados de una manera natural y económica.

COMESTIBLES

La cocina cannábica es uno de los métodos de consumo más saludables. Es fácil y económico, ya que simplemente podemos añadir los restos en una cazuela con leche, aceite de oliva o mantequilla y hacer una cannabutter, aceite cannábico o leche cannábica, que son la base de la cocina con cannabis. Prácticamente podremos añadirlos a cualquier receta, tanto platos fríos como calientes, entrantes, postres, batidos, infusiones…

TINTURA

Una tintura es una maceración de una planta con principios medicinales en alcohol. Éste actúa como solvente, disolviendo los cannabinoides. Añade los restos de la manicura descarboxilada en una botella o garrafa, añade alcohol etílico o éter y durante un mes agita todos los días un minuto. Guárdalo siempre en un lugar oscuro. Después cuela para retirar la materia vegetal y deja que se evapore el alcohol para conseguir una reducción.

UNGÜENTOS

Los ungüentos o pomadas de cannabis tienen siglos de historia. Su uso era el mismo que le podemos dar a nuestros restos de la cosecha, que es el de aliviar dolores musculares y articulares. También se ha mostrado eficaz para el tratamiento de quemaduras de hasta segundo grado, ciertos tipos de eczemas, acné, psoriasis y hongos. Un ungüento se diferencia de una crema en que no lleva agua. Su base puede ser parafina o cera de abeja.

Más Artículos
Argentinos crean un álbum de cromos cannábico
>