Dinamarca, Christiania deja de vender marihuana y hachís

Después de cinco días de redadas, los vendedores de hachís de Christiania dejan de reconstruir el mercado de venta.

Los stands que venden marihuana y productos relacionados en el enclave alternativo de Christiania en Copenhague se han vuelto cada vez más improvisados ​después de repetidas acciones policiales contra el mercado.

Después de cinco días consecutivos de redadas contra el mercado en la zona conocida como Pusher Street, los propietarios de los puestos están empezando a dejar de reconstruir sus puestos, según la policía.

Los puestos en Pusher Street comúnmente venden cannabis y productos relacionados y son regularmente visitados por la policía en Christiania, un área dentro de Copenhague originalmente establecida por ocupantes hippies en 1971.

Desde el final de la semana pasada, la policía ha incrementado sus esfuerzos en una campaña contra el mercado de la marihuana.

“Podemos afirmar que, cuando los viernes habían 33 puestos en pleno funcionamiento construidos con madera y madera contrachapada, ahora los stands son mucho más elementales Los que quedan están hechos de cajas de leche, y casi no hay ninguno “, dijo el subjefe superintendente Lars Ole-Karlsen, quien dirige la unidad especial encargada de los allanamientos.

La degradación del mercado no es necesariamente una señal de que los operadores se hayan rendido frente a la represión policial, agregó también Ole-Karlsen.

Algunos de los vendedores se intercambiaban de bicicletas de carga los martes, informa Ritzau.

“Nuestra esperanza es que reciban el mensaje. Cosas como bicicletas usadas para negocios sospechosos serán confiscadas “, dijo Ole-Karlsen.

Más Artículos
Legalización cannabis en Australia: mil millones y 250.000 empleos
>