Dos policías de Toronto sufren alucinaciones tras ingerir cannabis

Durante este pasado fin de semana, dos agentes de la policía de Toronto, Canadá, habrían consumido comestibles de marihuana estando de servicio. Los efectos se les complicaron, y tras sufrir una serie de alucinaciones decidieron pedir ayuda a sus propios compañeros. Al llegar al lugar, los encontraron en el coche patrulla en un claro estado de estar bajo los efectos del cannabis y los suspendieron inmediatamente.

Además ambos agentes están siendo investigados por la Unidad de Estándares Profesionales de las Fuerzas de Seguridad por este grave incidente estando de servicio, según explicó Mark Pugash, portavoz del Servicio de Policía de Toronto.

Según noticias de CBC News, los oficiales que trabajan en 13º División, estaban de servicio cerca de la estación de Eglinton Avenue West y Allen Road, cuando presuntamente ingirieron comestibles de marihuana. Fuentes policiales confirmaron que tras sufrir alucinaciones, decidieron llamar a un oficial solicitando ayuda. Tras ser encontrados en el interior del coche patrulla, los llevaron a un hospital cercano donde fueron tratados.

Curiosamente, también durante el fin de semana, la policía de Toronto llevó a cabo una redada en la Clínica Comunitaria de Cannabis, un dispensario de cannabis situado en St. Clair Avenue West, cerca de Dufferin Street. Según fuentes de CBC News, los comestibles de cannabis que los oficiales habrían ingerido se cree que provienen de este dispensario. Aunque no está aún claro si los dos agentes participaron en la redada durante el fin de semana.

Uno de los policías en cuestión es Vittorio Dominelli. Aún no se ha confirmado la identidad de segundo agente y compañero de Dominelli. De momento no se han presentado cargos penales contra los dos agentes, estando a la espera del resultado de la investigación por parte de la Unidad de Estándares Profesionales de la Fuerza de Seguridad. Ésta unidad está obligada a investigar las denuncias de mala conducta según la Ley de Servicios Policiales de Ontario. Esta rama es responsable de supervisar las prácticas, la conducta, la apariencia, la ética y la integridad de la policía.

Lo que parece claro, es que volverán a consumir cannabis estando de servicio. Y que la próxima vez que lo hagan, ya sabrán que la marihuana ingerida puede ser peligrosa. Hasta pasadas 1-2 horas es común que no haga efecto, por lo que es probable que se hayan pegado un atracón sin en un principio percibir los efectos. Después se les habría complicado hasta tal punto de ver alucinaciones.

Más Artículos
Argentina vuelve a marchar
>