EEUU, en Aspen excrementos humanos con cannabis colocan a perros de senderistas

Perros que comen excrementos de personas se “colocan”. Parece ser, que usuarios de cannabis que descargan en la naturaleza son los culpables de que perros se “coloquen “ con su deposiciones.

Perros que comen excrementos de personas se “colocan”. Parece ser, que usuarios de cannabis que descargan en la naturaleza (Aspen) son los culpables de que perros se “coloquen “ con sus deposiciones.

Según se hacía eco el periódico local The Aspen Times, el veterinario Scott Dolginow del Valley Emergency Pet de Basalt, esta encontrando semanalmente entre 3 y 10 perros que llegan intoxicados por cannabis.

Según la teoría de este veterinario, estas mascotas estarían ingiriendo excrementos de humanos que han consumido cannabis. Las heces de éstos tendrían el suficiente THC para colocar a los animales. Estas “mierdas psicoactivas” o desechos fecales se estarían encontrando en senderos y campamentos por el estado de Colorado.

“De un 70% a 80% de las personas dicen que no tienen idea de dónde lo consiguieron sus perros, pero dicen que estaban en un sendero o acampando”, dijo. “No puedo creer que los dueños estén mintiendo”.

Veterinarios creen que los perros comen excrementos humanos dejados por los campistas y turistas que comieron o quemaron suficiente cannabis para hacer que los perros sientan los efectos psicoactivos

Rebecca Cole, paseaba con su perrito Marty por los senderos de Aspen y notó que actuaba de forma extraña: se tambaleaba, vomitaba, se orinaba y, en general, estaba raro.

Perro literalmente “colocado”

“Se estrelló; Tuve que llevarlo al veterinario “, dijo“Literalmente entré por la puerta y me dijeron que estaba colocado. … No lo podía creer porque no tengo nada en mi casa “.

Cole dijo que vio a Marty con un trozo de algo en la boca en el camino, pero no pensó en nada.

“La mayoría de los perros comen excrementos humanos si se les da la oportunidad”, dijo Dolginow.

Dolginow, que tiene otra clínica veterinaria cerca de una zona de acampar, dijo que hay demasiados casos de perros con síntomas de toxicidad de THC para no pensar en a opción de las heces humanas

“Es poco probable que muchas personas tiren comestibles infundidos de cannabis al sendero”, dijo“También tiene sentido desde el nivel de toxicidad que vemos”.

La toxicidad por marihuana es un concepto clínico amplio relacionado con la aparición de síntomas como ritmo cardíaco lento, midriasis, confusión, náuseas y, en algunos casos, incontinencia urinaria.

Los campistas deben usar los baños disponibles

En casos más severos, los perros reciben una sedación o están conectados a un goteo, dijo Dolginow. Los veterinarios y dueños de perros apelan a los campistas para que no se instalen cerca de las rutas turísticas y que utilicen los baños disponibles.

Este fenómeno ocurre en lugares como San Francisco, donde hay una gran población de personas sin hogar que defecan en los parques. A menudo, no hay mucho que los veterinarios puedan hacer y los dueños solo tienen que dejar que a sus perros le bajen los efectos.

En casos más severos, los perros son sedados o tratados con líquidos intravenosos, dijo Dolginow. Y añadió que cuando está de excursión en Hunter Creek (Aspen), se da cuenta de que hay heces humanas cerca del camino de forma regular.

Más Artículos
EE.UU. el estado de Oregon, dónde sobra el cannabis
>