EEUU, Florida nombra a una directora de cannabis

El currículum vitae de Holly Bell consta de tres páginas en las que la palabra ‘cannabis’ aparece sólo dos veces. Sin embargo, Nikki Fried, la comisionada de Agricultura del sureño estado de Florida, en Estados Unidos, la ha nombrado directora de cannabis, en medio de un contexto que vuelve a ser auspicioso para los destinos de la planta.

Los ojos están puestos en el estado donde viven Mickey Mouse y sus amigos. Con una ley que abre el uso medicinal de la marihuana, votada hace dos años, ahora el gobernador Ron DeSantis ha dado señales de que buscará, por fin, allanar el camino para su desarrollo óptimo.

Pero se trata de Estados Unidos y el mercado siempre corre por delante. La firma Knox Medical, empresa de Wynwood especializada en marihuana para fines medicinales, no está decidida a esperar y ha abierto su primer dispensario en el condado de Miami-Dade y planea ampliarse en la región este año y en 2020.

Una banquera como directora

Ahora, la consultora y banquera de Nashville, Holly Bell,  será la primera directora de cannabis del estado. La noticia es una ‘sagrada campana’ de aliento para las compañías interesadas en instalarse en la bota del sur estadounidense, pero lo es mucho más para la propia Bell, quien embolsará un salario de unos 110.000 dólares al año.

Bell trabajó mucho para ayudar a la industria del cáñamo y el cannabis y ahora tendrá la tarea de supervisar la participación del departamento en el programa estatal de marihuana medicinal, dirigir la elaboración de normas para comestibles y ser una defensora de pacientes, dijo Fried en una conferencia de prensa en la que anunció su decisión.

“Es mucho lo que está en juego en nuestro Estado para hacer esto bien”, dijo Fried. “El conocimiento y la comprensión de Holly sobre la gestión de programas y nuevas empresas y la experiencia de reunir a personas para implementar una visión la convierte en una opción audaz y brillante para construir el futuro de la cannabis en el estado de Florida”, agregó.

La nueva directora, que creció en una granja y tiene familia en Florida, contribuyó con 500 dólares a la campaña de Fried en octubre. “Mi papel en Florida será comprender las necesidades, encontrar soluciones y seguir avanzando junto con la visión de la comisionada”, dijo la elegida.

Cuando se le preguntó cuál es su primera prioridad, dijo que “hacer mucha investigación”.

Algunos floridanos que trabajan en la industria del cannabis expresaron su decepción el miércoles y dijeron que Bell tiene poca experiencia para el cargo. Sin embargo, recientemente trabajó en Denver, donde pasó dos meses escribiendo contenido educativo para Safe Harbor Program, una compañía de servicios financieros que conecta negocios de cannabis con bancos en Colorado.

Lu postulación de Bell fue una de las pocas presentadas para el cargo en una oferta de trabajo que nunca se incluyó en el sitio web del departamento, sino que se alojó en el sitio web del equipo de transición de Fried.

Conocidos defensores como aspirantes

Entre los aspirantes al cargo se encontraban algunos de los defensores más conocidos de la industria del cannabis medicinal.

Algunos de esos candidatos, incluido Bill Monroe, promovieron la idea de crear el cargo en una reunión privada con Fried en Orlando, después de su elección.

“Ella dijo que iba a trabajar de la mano con nosotros… luego va y elige a alguien de fuera del estado”, dijo Monroe, quien una vez dirigió las operaciones en 3 Boys Farm y ahora sirve como asesor de centros de tratamiento en todo el estado.

Por su parte, el grupo de defensa de la marihuana con sede en Miami Beach, Florida for Care, publicó una declaración elogiosa, diciendo que Bell era la elección perfecta para la oficina de Fried. Eric Stevens, el director gerente del grupo, había solicitado el puesto.

Por Rama

Más Artículos
El naciente interés de Asia por el cannabis
>