EEUU, marihuana a un centavo para profesores de Denver en huelga

La solidaridad de la mano del cannabis vuelve a verse en Estados Unidos. Como en enero pasado, cuando dispensarios de California decidieron regalar marihuana a los funcionarios afectados por el cierre del gobierno decretado por el presidente Donald Trump, ante la negativa del congreso de proveerle 5.000 millones de dólares para levantar un muro fronterizo que divida a la máxima potencia de México.

Ahora, un dispensario de Denver vende 3,5 gramos de marihuana a 1 centavo a los maestros en huelga en Denver. Las autoridades del dispensario decidieron hacer solidaridad con la venta de marihuana recreativa ya que el impuesto por su comercialización no se utiliza para ayudar a los docentes.

Todo comenzó cuando los maestros de las escuelas públicas de Denver, en el estado de Colorado, se unieron a una huelga en reclamo de que mejoren sus salarios. Entonces, el dispensario Kind Love, en Glendale, una pequeña ciudad de Denver, indicó que toda aquella persona que presente una identificación válida de las Escuelas Públicas de Denver (DPS, por sus siglas en inglés) podrá adquirir 3,5 gramos de marihuana recreativa por un centavo de dólar.

Matt LaBrier, dueño del establecimiento, había implementado antes una iniciativa similar para beneficio de los veteranos de las fuerzas armadas, pues las leyes vigentes prohíben regalar la marihuana.

En declaraciones a la publicación local Westword, LaBrier explicó que se decidió a incluir a los maestros al ver a cientos de ellos este último lunes protestando por mejores salarios frente a una escuela secundaria en el norte de Denver.

La huelga es muy fuerte, al punto que, según la Asociación de Maestros de Salones de Clases de Denver (DCTA), casi 3.800 de los 4.500 miembros del sindicato participan hoy del segundo día de huelga contra DPS. Y claro, es mucho más sencillo esperar una resolución con marihuana encima.

Son aproximadamente 92.000 los alumnos que están afectados por la huelga iniciada el lunes por miles de maestros de las escuelas públicas de Denver, que se retiraron de las negociaciones salariales que sostenían desde hace año y medio con las autoridades educativas, porque no lograron llegar a acuerdos.

La decisión de LaBrier, según dijo, se basa en que los maestros no reciben beneficio directo alguno por el impuesto a la venta de marihuana, a pesar de que Denver colecta más fondos por este concepto que cualquier otro lugar en Colorado.

El dinero del cannabis llega a la enseñanza por ley

Por ley, el dinero generado por el impuesto a la venta de marihuana recreativa se puede usar para construcción o rehabilitación de edificios escolares, así como para programas de prevención de uso de drogas, programas anti-bullying y alfabetización en la temprana infancia, pero no para maestros.

Luego de la aprobación de la Enmienda 64 en noviembre de 2012 y antes de que esa ley entrase en vigor en enero de 2014 se esperaba que unos 40 millones de dólares al año se destinasen a salarios de docentes en Colorado.

Pero la Asociación de Educación de Colorado (CEA) se opuso a ese uso de los fondos provenientes de la venta de marihuana, por lo que la propuesta inicial no se implementó y las leyes cambiaron.

LaBrier afirmó que “varios maestros” ya visitaron su dispensario y sostuvo que quiere ayudarlos, como mismo los restaurantes ofrecen comidas gratis a empleados públicos durante los cierres del Gobierno federal.

Según las primeras indicaciones, unos 2.100 de los 4.300 maestros de DPS acataron la huelga, la primera que realiza este sector en 25 años.

Por Rama

0 Compartir
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
EEUU, en Georgia ya es legal producir cannabis medicinal