NEWS

EEUU, tragedia en Kansas: un usuario de marihuana medicinal muere después de una redada policial

4 agosto, 2019, 20:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Jennifer Hess, su esposo Homer Wilson y sus dos hijos estaban ocupándose de sus propios asuntos la noche del jueves 23 de mayo en su casa de Eureka, Kansas, cuando la policía llamó a la puerta. Lo que sucedió después cambiaría sus vidas para siempre.

Los oficiales dijeron que “alguien había reportado gritos provenientes de mi casa, que no hubieron, y fui a cerrar la puerta. En ese momento, forzaron la puerta para abrirla. Dos de ellos entraron a la casa y me pidieron que saliera ”, le dice Hess a Freedom Leaf.

El 14 de junio en Facebook , escribió: «Dijeron que estaban consiguiendo una orden de registro, alegando que habían visto parafernalia de drogas en la casa».

La policía registró la casa y encontró «293 gramos» de cannabis, «todo para uso personal». Hess y Wilson tenían condiciones médicas y usaban marihuana para ese propósito, dijo. «Inventaron una razón para venir a mi puerta, probablemente porque no había nadie con quien asociarnos para hacer una compra controlada».

Wilson y Hess arrestados por los siguientes cargos

• distribuir marihuana 25-450 gramos

• posesión de parafernalia con la intención de fabricar / plantar / cultivar una sustancia controlada

• posesión de opiáceos, opio, narcóticos o ciertos estimulantes

• sin sello de drogas para marihuana o sustancia controlada

• dos cargos de poner el peligro a un niño, situación de imprudencia temeraria para el niño (menos de 18 años)

• posesión de marihuana

• uso / posesión con la intención de usar parafernalia de drogas en el cuerpo humano

Fueron arrestados y llevados a la cárcel del condado de Greenwood. Sus hijos, Ashton, de 15 años, y Holden, de 11, fueron puestos bajo custodia protectora. La fianza se fijó en $ 50,000 cada uno.

HomerWilson2
Homer Wilson, mientras estaba en la cárcel del condado de Greenwood de Kansas

Herido en la cárcel, Homer Wilson muere en el hospital

La historia, sin embargo, se pone mucho peor. El viernes 7 de junio, según un comunicado de prensa del sheriff del condado de Greenwood, Heath Samuels, según lo informado por la emisora de radio KVOE  de Emporia, «Los Servicios Médicos de Emergencia del Condado de Greenwood y Rescate Eureka respondieron a una llamada que decía que un recluso estaba experimentando ‘problemas médicos'». «Antes de la llegada de EMS a la escena, los ayudantes del sheriff comenzaron a administrar RCP antes de que el recluso, identificado como Homer M. Wilson Jr. de Eureka, fuera llevado al Hospital del Condado de Greenwood en ambulancia. La Oficina del Sheriff informa que Wilson fue declarado muerto. Debido a que se trata de una muerte bajo custodia, la investigación de la causa será llevada a cabo por la Oficina de Investigación de Kansas (Kansas Bureau of Investigation, KBI)».

Hess le cuenta a Freedom Leaf sobre Wilson, que tenía 35 años: “Tenía prolapso de la válvula mitral (una afección cardíaca), hipertensión, trastorno bipolar y TDAH, y también algunos problemas con su oído. No estaba a punto de morir antes de que entráramos. Tomaba varios medicamentos, principalmente para la presión sanguínea y con litio «.

JENNIFER HESS: «Estábamos usando absolutamente (cannabis) médicamente».

Hess, de 39 años, sufre de depresión severa, ansiedad general, ansiedad social, TDAH y fibromialgia. «Estábamos usando absolutamente (cannabis) médicamente», dijo.

En Facebook, Hess explicó: «El 7 de junio, estaba a punto de salir y fui llevada a la sala de entrevistas. El Sheriff y un agente de la KBI me informaron de que mi marido había tenido una emergencia médica y que no sobrevivió. Procedieron a hacerme preguntas sobre su salud y sus hábitos, luego me dejaron en la sala de interrogatorios durante unos 30 minutos. Ahora, estoy separada de mis hijos y no puedo estar con ellos durante este tiempo difícil, y enfrentándome a serias acusaciones completamente sola. Me gustaría saber qué es lo que nos hace tan peligrosos para la sociedad que mi marido merecía perder la vida».

La causa de la muerte de Wilson sigue siendo desconocida. «Me dijeron que el informe tardaría unos 90 días desde el momento de la muerte», dice ella. «Tendré que solicitarlo al tribunal de distrito».

La carga legal ahora recae sobre Jennifer Hess

Los hijos de Hess fueron colocados con una familia por una organización local sin fines de lucro a quien se subcontrata la custodia. «S t. Francis es una organización religiosa», dice. «Ellos manejan este tipo de situaciones y van a tratar de reintegrarlos en los hogares. Pero estoy viendo que se será hasta diciembre, lo más pronto posible, por lo que me han dicho. Es mucho tiempo con mis hijos que no puedo recuperar. Los veo una vez a la semana, bajo supervisión».

Mientras tanto, Hess se somete a un tratamiento ordenado por la corte para el trastorno por uso de sustancias, que no tiene y por el que tiene que pagar, e irá a la corte para luchar contra la larga lista de cargos penales. Sobre el cargo de cultivo, ella relata: “Fue porque tenía una carpa de cultivo, que no estaba completamente ensamblada y nunca había sido utilizada, y no tenía intención de usarla para ese propósito en el estado de Kansas. Pero aparentemente pensaron que eso era suficiente para considerarlo cultivo «.

En Kansas, según NORML , la posesión de 25-450 gramos de cannabis es un delito grave que enfrenta a penas de 46-83 meses en prisión y una multa máxima de $ 300,000. El cultivo también es un delito grave, aunque en el caso de Hess no se encontraron plantas. La posesión de parafernalia es un delito menor. Kansas no permite que los residentes usen marihuana medicinal.

JENNIFER HESS: “Ahora, estoy separada de mis hijos y no puedo estar con ellos durante este momento difícil, y enfrentándome sola a cargos serios . Me gustaría saber qué nos hace tan peligrosos para la sociedad para que mi esposo mereciera perder la vida «.

Uno de los cargos de posesión es por lo que la policía sospecha que es metanfetamina, un cargo que Hess niega rotundamente. “No hago metanfetamina. No tenía metanfetamina. Hubo una prueba de orina y folículo mía y otra prueba de folículo de mi esposo, y ninguno de los dos dio positivo por metanfetamina. La metanfetamina es un problema real en esta comunidad. Uno pensaría que podrían preocuparse por personas que realmente fabrican y hacen metanfetamina ”.

Hess no puede pagar su propio abogado, por lo que le han asignado un abogado designado por el tribunal, Chris Pate. No devolvió los mensajes telefónicos o de correo electrónico que dejó Freedom Leaf.

Hess sostiene que la búsqueda original fue una violación de los derechos de la Cuarta Enmienda. “Por lo que a mí respecta, estaban entrando ilegalmente. Cuando entraron a empujones, estaban entrando por la fuerza.»

«Soy el tipo de persona que quiere una sencilla  vida doméstica», sostiene. “Luego, estos matones con botas se abrieron paso en mi casa, secuestraron a mis hijos, me quitaron la libertad y mataron a mi esposo. Cuando se trata de injusticia, no soy de los que mantienen la boca cerrada.»

DougMcVay3 150x150 Por Doug McVay

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular