El cáñamo es un buen material aislante para la construcción, el porqué

Ladrillos o material aislante, el cáñamo es un material de construcción. A este material natural se le atribuyen propiedades particularmente sostenibles y aislantes.

En forma de ladrillos o material aislante, el cáñamo es un material de construcción. A este material natural se le atribuyen propiedades particularmente sostenibles y aislantes.

El cáñamo podría contribuir significativamente a la reducción de CO2 en el sector de la construcción. La fibra de cáñamo es versátil y puede usarse para baldosas, ladrillos o lana aislante.

El cáñamo se convierte en un material de construcción cuando se procesa en el llamado hormigón de cáñamo. No solo, sino en una mezcla de cáñamo, ésta contiene  piedra caliza  y agua. Luego, este hormigón de cáñamo se vierte en moldes y, se puede hacer losas de ladrillo o suelo fácilmente y gracias a que este material de construcción pesa la sexta parte del peso del hormigón convencional. También este material es incombustible y un excelente abastecimiento de calor. Mientras la conductividad térmica de una loseta convencional es de alrededor de 0.5, la de cáñamo tiene un valor de 0.07.

Además de la conductividad térmica, también es muy importante el tema de humedad para el producto de cáñamo natural. Como  material aislante, el  cáñamo absorbe el agua del aire y, por lo tanto, regula la humedad en el interior. Esta propiedad tiene un efecto positivo en los habitantes y negativamente en el moho. El crecimiento de moho es muy raro en edificios con aislamiento de cáñamo. Este aislamiento ecológico nos ahorraría energía alrededor de un 70%.

El cáñamo es el  material de construcción del futuro: “Una clara ventaja del cáñamo es la sostenibilidad de la materia prima. Esto va desde el cultivo hasta el reciclaje “. A medida que crece, la planta de cáñamo recoge pesticidas del suelo y lo desintoxica. El cáñamo actúa así como una especie de filtro para suelos muy utilizados”, dice Mike Mészáros, gerente de la empresa del sector austriaca, Hanftopia. También, a la hora de la demolición no crea residuos peligrosos y puede incluso reutilizarse, continua.

El experto en cáñamo enfatiza otra ventaja: “A los insectos no les gusta el olor de la planta de cáñamo. Como resultado, los materiales de cáñamo son resistentes a los insectos “. Incluso los roedores evitan el cáñamo y, por lo tanto, no anidan en paredes hechas de ladrillos de cáñamo.

Las variedades fibrosas son particularmente adecuadas para la industria textil y de la construcción. El cáñamo produce mucha materia prima en muy poco tiempo. Una plantación de cáñamo se puede cosechar en pocos meses Además de los ladrillos, las fibras también se pueden usar para producir paneles aislantes, algodón, lana y cuerdas.

Menos CO2 a través de hormigón de cáñamo

Los materiales de construcción de cáñamo son los llamados materiales negativos al carbono. A medida que la materia prima crece, esta absorbe más CO2 de la atmósfera de lo que se libera en su aplicación y producción. El uso del cáñamo como material de construcción ahorra activamente CO2.

El bajo peso del hormigón de cáñamo también reduce el consumo de energía. Para la producción de hormigón de cáñamo no se necesitan altas temperaturas, lo que ahorra energía adicional. La mayoría de las empresas aún dependen del aislamiento convencional y los materiales de construcción. Sin embargo  , el cáñamo podría ser un gran apoyo para la transición energética en el sector de la  construcción .

  • Más Artículos
    EEUU, el ejército podría cambiar de telas sintéticas por cáñamo
    >